Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

Cerca de nuestro destino... [Priv. Cassandra D' Angelo, Artemis]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cerca de nuestro destino... [Priv. Cassandra D' Angelo, Artemis]

Mensaje por Slider el Lun Mar 05, 2018 8:41 am

El viaje hacia Valentia había sido duro y complicado en ocasiones, en especial cuando sin darme cuenta al montar en uno de los caballos al revés, este se puso a dar vueltas sobre sí mismo confundido, casi tan confundido como yo a decir verdad, no era de extrañar, pero claro, al ver que Cala y el zorro compartían caballo estaba algo molesto, no sabía exactamente porque, pero tenía esa sensación en mi cuerpo. No era como si estuviese picado por algo que hubieran dicho o hecho, era una sensación un tanto extraña que sentía en mi estómago que hacía que no pudiera quitarles la mirada de encima.

Al margen de ese incidente, conseguimos llegar hasta Valentia, el continente al que decidimos dirigirnos Cala y yo para buscar a Lisa y Artemis para buscar al que parecía ser un buen amigo, lo que esperábamos era por fin tener suerte y dar con esas personas importantes para nosotros que estábamos buscando, no sabía realmente hasta qué punto era importante Lisa para Cala, pero tenía la intuición de que también venia conmigo por simplemente hacerme compañía, la encontrásemos o no, algo que agradecía, al menos las frustraciones se hacían más llevaderas con alguien como Cala a mi lado.

Según tenía entendido nos dirigíamos a Shindu un lugar donde según había comentado Artemis había muchos Laguz, con un poco de suerte era posible que Lisa estuviese allí en lugar de en el asentamiento de Manaketes y lo prefería… ¿Por qué? Muy simple, ahora me encontraba más cerca de Shindu que del asentamiento de Manaketes, por no decir que tampoco sabía dónde se encontraba ese asentamiento.

¿Falta mucho para llegar a Shindu? – pregunté impaciente, estaba ansioso por llegar de una vez.  

Además de la impaciencia por llegar y explorarla tenía hambre, hacia bastante rato que no comía y no podía permitirme gastar de las provisiones ya que no quedaban demasiadas y hasta que no repostáramos tendríamos que comerlas muy poco a poco lo suficiente para llegar a Shindu sin el estómago vacío, pero también si en el estómago lleno lo cual se hacía bastante complicado para alguien como yo, devoraba comer, siempre, todo y de todo.

Estaba prácticamente tumbado sobre el caballo con los ojos cerrados, el caballo cumplía con su parte y también me preguntaba por qué el caballo no se había hartado de mí, me tumbaba sobre el, me sentaba e incluso en alguna ocasión me había puesto de pie.

Floricarpio… ¿Cuánto falta? – insistí nuevamente, cambiandolé el nombre por enesima vez a Artemis.

El hambreme hacia ponerme charlatan y sobretodo repetitivo, estaba seguro de que en cuanto comiese algo se me pasaría la tontería que tenia encima, era la única forma de que ese estado mio actual cambiara.

Aclaración:
No estamos en Shindú aún, sino de camino, quien quiera meterse que esperé a que posteen Artemis y Cassandra, pls, en cualquier caso, si alguien no quiere que le roben el sitio que me mande un MP y pongo su nombre en el titulo del post ^^


Última edición por Slider el Jue Mar 15, 2018 8:44 pm, editado 1 vez
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
Cass

Especialización :

Experiencia :

Gold :
654


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cerca de nuestro destino... [Priv. Cassandra D' Angelo, Artemis]

Mensaje por Artemis el Mar Mar 06, 2018 1:45 am

El viaje de Elibe a Valentia había sido horrendo pese a que el tiempo en barco fue relativamente corto la cosa no mejoraba por el hecho de tener que subirse a un caballo. El zorro no lo diría pero tenía cierto conflicto con ellos…. bueno, más bien el problema radicaba que al ser un depredador tan grande los caballos normalmente intentaban tirarlo cada vez que intentaba subirse y no era para menos. Cuando iba de pasajero al animal no le quedaba otra que obedecer pero estaba seguro que aquel animal aprovecharía la primera oportunidad que se le presentara para darle una patada por ello aun si no era su intención se aferraba a la cintura de la chica aun que no lo bastante fuerte como para lastimarla.

- Recién salimos del puerto, joven Slider… es la primera vez que vengo pero si bien recuerdo las indicaciones de mi amigo deben faltar de uno a dos días dependiendo de la velocidad a la que avancemos. -

Comento el zorro sin tomarla importancia al cambio de nombre por encima vez pues ya se estaba acostumbrando a la personalidad de sus compañeros de viaje.

- Si están cansados podemos detenernos un poco a comer, en un lugar lleno de vegetación como este debe haber algunas buenas presas que pueda cazar. -

Comento el zorro posando su mentón en el hombro de la chica despreocupadamente, solía tener esas confianzas con los humanos pues a ellos no parecía molestarles, considerándole mas un perro que algo similar o ya siquiera cercano a ellos. Sus plateadas colas ondeaban al viento con aquel pelaje tan lustroso aun que este, por la humedad del nuevo ambiente se esponjo un tanto.

- Además debo acicalar mis colas adecuadamente, la humedad de este lugar va a arruinarlas. -

Artemis podría parecer remilgado pero la buena presentación era algo tan cotidiano para el que resultaba en algo ya casi tan esencial como respirar, después de todo la mascota real de altea debía permanecer siempre bello y elegante.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Pócima Metalizada
Escrito Mítico
Elixir [1]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1333


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cerca de nuestro destino... [Priv. Cassandra D' Angelo, Artemis]

Mensaje por Cassandra D'Angelo el Mar Mar 06, 2018 11:23 am

La temperatura estable y agradable que hacía en Valentia era envidiable a la que teníamos por Ostia. Estaba fascinada por todo lo que estaba viendo, desde un largo y ancho mar hasta tierras nuevas. Me sentía como un pequeño parajito que acababa de aprender a volar, pudiendo explorar todo un largo y ancho mundo. Mi misión seguía siendo hacer de support a Slider —tal y como le prometí cuando era un infante—, pero con tantísimas cosas nuevas delante de mí a veces olvidaba el porqué estaba trotando el mundo a lomos de mi caballo.

Tras un viaje corto en barco (alrededor de un día más o menos), acabamos por llegar a tierras de Valentia. Íbamos de camino a Sindhu, por un largo bosque frondoso, con las indicaciones de Artemis. En estos días con los dos hombres laguz me había dado cuenta que los dos eran como el día y la noche, teniendo que batallar con Slider por sus caprichos o negarme a darle la razón a Artemis cuando le echaba la bronca. Ya me había acostumbrado a la personalidad de aquellos dos hombres, aunque a veces me gustaría que pudiera contar con compañía femenina con la que poder congeniar mejor.

En nuestra travesía larga, Slider empezó a preguntarle a Artemis cuanto faltaba. Nos estábamos guiando gracias a sus indicaciones que le dieron. Al escuchar que aún quedaba un día me dio un pequeño bajón, poniendo una mueca triste con un largo suspiro. Quería llegar ya para saber cómo era la gran ciudad de Sindhu de la que tanto estaban hablando en el barco. Había oído maravillas de ella. ¿Sería verdad que era un paraíso con una hermosa reina? Me sonaba todo a cuentos de fantasía.

Estaría bien descansar si tenéis hambre, chicos. —Les dije a los dos laguz, mirando primero a Slider (a mi lado diestro) y después a Artemis (detrás de mí). — Podemos parar aquí y descansar bajo una copa de árbol mientras comemos. —Paré el caballo dando un tiró de las cuerdas que lo amarraban, esperando una contestación. — No hace falta que caces nada, Artemis. En el barco pude encontrar un mercader y pude comprar algo de carne, cecina y bebida. Podemos crear una fogata y ahí comer algo.

Era una chica bastante previsora a la que le daba tiempo a sacarse un as bajo la manga. Sabía que después del barco iba a pasar el tema de la comida, así que decidí buscar a algún vendedor ambulante por el navío. Cuando me separé de Artemis y Slider para encontrar uno, tuve suerte y me vendió más cosas a parte de la que había nombrado. Todo lo llevaba en mi mochila de viaje, amarrada a mi caballo.

Bajé de un salto del animal, esperando a que los dos laguzs también lo hicieran para poder entonces atar a los caballos.

Yo creo que aquí está bien que pasemos un rato, ¿no? Llevamos varias horas de viaje, quizá mejor bajemos a estirar las piernas y tantear el terreno. —Les recomendé a los dos semi-animales, sacando la comida que estaba en mi bolsa. — Slider, ¿podrías encender la fogata y atar a los caballos? Y tú, Artemis, mientras podrías tantear el terreno por si encuentras algo. Mientras, yo hago la comida, ¿vale?
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Slider

Especialización :

Experiencia :

Gold :
724


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cerca de nuestro destino... [Priv. Cassandra D' Angelo, Artemis]

Mensaje por Slider el Jue Mar 08, 2018 7:56 am

¿Quién no quiere parar a comer después de una larga y tortuosa travesía? El único lugar donde pude descansar mínimamente fue en el viaje a través del mar y los movimientos del transporte me mareaban de vez en cuando por suerte no fue demasiado, pero durante el tiempo en el barco no pude comer demasiado debido a mis leves mareos por el movimiento del barco a través del mar, ese vaivén por momentos me ponía fatal.

Asentí a ambos cuando dijeron de detenerse, Artemis tenía intención de ponerse a cazar, yo por mi parte no me importaba lo que hiciera solo quería comer, pero al parecer Cala se había traído suministros del barco, me parecía que era algo que había que agradecerle, ser tan previsora podía evitar que yo muriese por inanición, bueno, en realidad todos nosotros.

¡COMIDA! – Grité tirándome prácticamente del cabello al suelo – ¡Necesito comer! – me arrastré por el suelo hasta Cala.

Mi compañera me pidió que yo encendiera el fuego y atar a los caballos, mientras Artemis era mandando a darse un paseo, casi literalmente mientras ella cocinaba después de que yo encendiese el fuego, el mejor trabajo siempre era para el nuevo compañero, pero bueno, mientras pudiera comer pronto me daba igual.

No tardé en obedecer las órdenes de atar a los caballos junto a un árbol cercano y encender una fogata con unas ramas y hojas secas que había encontrado, el fuego estaba bastante vivo y con suerte la comida no tardaría mucho en hacerse, miré alrededor y no vi al Kitsune.

¿Dónde está Armando? – dije girando sobre mí mismo – Supongo que no tardará en volver – suspiré y me senté apoyando mi espalda contra el tronco de un árbol cercano a una fogata para cerrar los ojos mientras me acariciaba el vientre – pronto estarás lleno amigo mío, pronto. – una leve sonrisa se dibujó en mis labios.

Ya estaba el fuego encendido, esperaba que pronto el olor de la comida que preparase Cala llegase a mis fosas nasales y enseguida llevarme esa deliciosa comida, estaba seguro de que era deliciosa, llegase a mi estómago, hasta el momento todas las comidas preparada por la rubia eran deliciosas y seguro que esta no decepcionaba en absoluto.

Espero que Armando vuelva pronto – miré alzando una ceja a Cala – porque no me dejarás comer si él no ha llegado… ¿Verdad? – solté un suspiró.

Fingía que solo me preocupaba su ausencia por el tema de la comida, pero lo cierto es que tampoco quería que le pasara nada malo.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
Cass

Especialización :

Experiencia :

Gold :
654


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cerca de nuestro destino... [Priv. Cassandra D' Angelo, Artemis]

Mensaje por Artemis el Dom Mar 11, 2018 8:21 am

Al parecer la tarea más sencilla le había sido asignada aun que no entendía como no le pidieron al encender el fuego pues ningún esfuerzo le costaba encender alguna llama azul para comenzar a preparar la comida. No cuestiono nada de todas formas, a lo mejor la chica quería estar a solas con el dragón. Sin mayores contemplaciones comenzó a rondar el área para verificar que fuera seguro, restregándose contra algunos árboles para dejar "marcado" el territorio con su aroma y que animales como osos o similares no se acercaran… aun que desde el vamos, sabía que ninguno sería tan tonto para acercarse con un dragón cerca.

Su olfato no era tan bueno como en su forma laguz pero seguía siendo bastante decente por lo que, totalmente alerta investigo sin problemas los alrededores. Al final y cuando supuso que ya les había dado tiempo suficiente para charlar o hacer lo que sea que quisieran hacer, al parecer no había nadie en las cercanías de momento y el sitio era seguro para descansar.

- Todo en orden amigos míos. -

Declaro el zorro al regresar, sonriendo de forma animada y tomando asiento junto a ellos. De su bolso de viaje Artemis saco una bolsita de cuero un poco más pequeña la cual parecía contener galletas con forma de hueso, comenzando a comer unas cuantas.

- De todas maneras no estamos muy lejos de Sindhu aun que lo parezca. Francamente espero que encuentren a quien están buscando. -

Tenía tiempo viajando con ellos y mal que bien su compañía había sido bastante grata hasta ahora, aun que desgraciadamente sus caminos tendrían que separarse al llegar al reino de Sindhu tal como habían acordado.

- Y que piensan hacer después de que encuentren a su amiga? -

Pregunto con cierta curiosidad sin pretender ser intrusivo, mas sentía que sería agradable tener una conversación mientras esperaban a que la comida estuviese lista.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Pócima Metalizada
Escrito Mítico
Elixir [1]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1333


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cerca de nuestro destino... [Priv. Cassandra D' Angelo, Artemis]

Mensaje por Cassandra D'Angelo el Dom Mar 11, 2018 7:03 pm

Los gritos de Slider eran como los de un infante pidiendo atención. Su alegría contagiaba el ambiente, hacía que sonriera y me tranquilizara en cierta manera. Sabía que estábamos yendo por un buen camino ya que en el cielo habían aves que iban justo por donde caminábamos; en los libros que leía de supervivencia decían que las aves cuando estaban hambrientas iban a lugares donde habían personas para “coger prestado” su comida.
Tranquilamente, sacaba los trozos de carne que había comprado a aquel mercader con la poca verdura que les quedaba. Pensaba que por los alrededores podría haber algo de fruta que recolectar para el viaje, pero lo dejó para después de comer. Dejó que Slider siguiera divagando, sonriéndole en todo momento. Podía estar tranquila porque sabía que el kitsune nos cubría las espaldas, avisándonos si algo pasaba. Es por eso que andaba como si estuviera como en su casa sin preocuparse por ningún enemigo o emergido. Empezó a cocinar aquellos trozos de carne que ató en unos largos palos para clavarlos en el suelo alrededor de la fogata que encendió Slider.

No, Slider. Aquí no se come hasta que no venga Artemis. Es lo justo, ¿no? —Le dije al dragón, entrecerrando los ojos con mis brazos cruzados. Parecía una madre cuando regañaba a su hijo. — Anda, tranquilízate, que os he comprado a vosotros los dos trozos más grandes de carne de ternera que tenía el mercader. ¡Espero que me lo agradezcáis, que me costó un pastizal! —Renegó la rubia, alzando la cabeza con un orgullo típico maternal.

En cuanto el kitsune volvió, les había dado la vuelta a los trozos de carne para que se terminaran de hacer por el otro lado. En los días que llevábamos de viaje sabía el punto exacto que debía de dejar la carne para que los dos hombres del grupo se la comieran con una sonrisa en su rostro.
Seguía cocinando la carne, sentada delante de la fogata, y escuchó a Artemis hablar con esperanza sobre Sindhu. Dibujé una sonrisa amplia al saber que faltaba poco para que llegaran al reino esperado, mirando entonces a Slider para buscar su misma mueca de alegría. No le dio tiempo a contestar porque Artemis le bombardeo con una de las grandes preguntas que se había estado cuestionando ella esas noches de inmenso. ¿Qué harían después de encontrar a Lisa?

Pues… —Miré a Slider en busca de una respuesta, sin embargo su silencio le dejó vacía. Ella seguía los pasos del dragón, por eso tenía miedo a perderlo por Lisa. Se sentía inferior ante aquella laguz, pero no quiso expresarlo con palabras. — Yo siempre estaré al lado de Slider, supongo. Tengo que volverme fuerte para ser una gran estratega que pueda servir al reino de Lycia; quizá me uniré a la armada de Lord Eliwood o ayude a mis padres en el ejército. Como ves, no quiero ser una mujer débil y frágil, así que por ahora seré caza-recompensas con Slider. ¡Y si encontramos a nuestra líder, Lisa, mejor! —Expliqué con una sonrisa que tapaba mi incertidumbre y mis celos hacía esa dragona. Sí, estaba celosa de mi mejor amiga porque ella se llevaba la atención de Slider. Sin embargo, también tenía esa seguridad de que Slider estaría conmigo siempre por el juramento que hizo con mi padre, así que no tenía miedo de que me dejara tirada. — Tened, vuestras chuletas están hechas. Queman un poco. —Les entregué primero a Slider las dos suyas, y después a Artemis. Las dos mías aún tenían que cocinarse un poco más. — Y, por vuestra parte, ¿Qué pensáis hacer después de vuestros objetivos? O sea, Slider, tampoco sé que pretendes después de encontrar a Lisa, y no sé nada tampoco de ti, Arman--… ¡DIGO, ARTEMIS! —Enseguida me sobresalté. Casi le llamaba Armando por culpa del idiota "cambia-nombres".— Vamos a hablar un poco más sobre nosotros mientras descansamos. Será un buen ejercicio para conocernos mejor, así que... ¡Slider, di una pregunta tu para los dos cuando respondas a la mía!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Slider

Especialización :

Experiencia :

Gold :
724


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cerca de nuestro destino... [Priv. Cassandra D' Angelo, Artemis]

Mensaje por Slider el Mar Mar 13, 2018 7:55 am

El olor de las chuletas satisfacía mis fosas nasales, pero lo que deseaba era llenar mi estómago de ese alimento que se hacía poco a poco y que pronto estaría en mi estómago, aunque por supuesto disfrutaría del alimento teniéndolo en mi boca para después tragarlo deliciosamente hasta que llegase a mi estómago para quedarme satisfecho, pensándolo detenidamente la comida en si disfrutarla era complicado, solo era masticar y luego tragar no aportaba nada a nuestras vidas. Momentos en los que me ponía filosófico.

No tardo Cala demasiado en servirnos la comida tanto a mi como al Kitsune deje el plato a un lado y agarrando con mis manos desnudas notando el intenso calor de la carne recién hecha en mis manos con una sonrisa en los labios, a la cual empecé a comer con ganas con una sonrisa en los labios de forma despreocupada. Era posible que comer una cosa u otra no aportase nada diferente a mi vida, pero yo disfrutaba de esa comida tan rica que mi mejor amiga nos había preparado. Cala me salvaba de nuevo.

¡Que rico, Cala! – exclamé, tras comerme el primer filete mientras ya miraba el segundo con deseo.

No había escuchado nada de lo que hablaban mis pensamientos se habían ido a centrar en la comida que se estaba cocinando, pero se trataba de que íbamos a hacer en adelante, yo lo tenía bastante claro en realidad.

Procedí a responder a la pregunta de Cala, que íbamos a hacer una vez lográsemos nuestros objetivos… Nuestro objetivo aunque quedaba algo lejano por lo tanto no había decidido que hacer.

No lo sé, Cala – negué con la cabeza – supongo que si encontramos pronto a Lisa, el siguiente objetivo será ayudarte a convertirte en una gran estratega, no puedo devolverte a casa sin que logres tu objetivo. – le dediqué una amplia sonrisa, aunque tampoco estaba seguro de si quería devolverla después de ese objetivo.

Sin pensarlo demasiado devore el siguiente filete de un bocado masticándolo un poco para después tragarlo y posteriormente si quedarme algo mas pensativo, una pregunta para los dos… ¿Qué podía preguntarles que tuviese cierta importancia y pudiera ayudar a que nos conociésemos un poco más?

Mmmm – me rasqué la nuca – Cala… Armando… ¿Qué opináis cada uno de vosotros del otro? Es decir… Que opina Armando de Cala y de mí, Cala de Armando y de mí y luego yo opinaré sobre vosotros, en ese orden. – expliqué, prefería que ellos hablaran primero y así yo poder utilizar un lenguaje más apropiado, porque mi forma de expresarme a veces era algo brusca y mis palabras se podían malinterpretar.

Al menos la pelota ya no estaba sobre mi tejado y estaba sobre el de ellos, ahora faltaba por ver que decían.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
Cass

Especialización :

Experiencia :

Gold :
654


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cerca de nuestro destino... [Priv. Cassandra D' Angelo, Artemis]

Mensaje por Artemis el Jue Mar 15, 2018 8:17 pm

Artemis agradeció con un educado inclina mentó de cabeza en cuanto le entregaron la comida, apreciando el aroma de la chuletas recién hechas antes de comenzar a comer. Artemis era muy propio y educado hasta para comer pues en el entorno en el que usualmente se movía aquello era un requisito indispensable, comida dando pequeños mordiscos, masticando varias veces el alimento antes de pasarlo por su garganta. Ante el sabor de la carne, todas sus colas se menearon enérgicamente.

- Señorita Cassandra, es usted muy buena en esto. Afortunado el que se case con usted ~♪ -

Declaro el zorro animadamente, centrándose nuevamente en comer conforme los chicos respondían a sus preguntas. Mirase por donde lo hiciera era muy notorio que la jovencita sentía algo por el dragón, o esa era su impresión y por su parte el dragón no parecía corresponder precisamente aquel sentimiento. No dijo nada de todas maneras, limitándose a ser solo un observador de la situación.

- Yo regresare a casa, por supuesto, mis cachorros deben extrañarme mucho y ya que estoy no sería mala idea llevarles algunos regalos. Tendrá que ser algo pequeño, como golosinas o algo así pues ciertamente son muchos y no quiero que ninguno sienta que recibe menos atención de mi parte. Por supuesto después de atenderlos regresare al castillo y a partir de allí veré que se presenta -

Respondió a la pregunta aquel zorro meneando suavemente sus colas de un lado a otro, pensando unos momentos mientras masticaba para responder la pregunta del joven dragón.

- Pienso que ustedes son un par francamente encantador, a su manera cada uno. Estoy seguro que se convertirán en unos caza recompensas muy buenos algún día. -

Comento el zorro terminando su primera costilla, tomando la segunda con tranquilidad y comenzando a comer esa también. Miro de re ojo a sus acompañantes, curioso por saber lo que ese par opinaría de él.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Pócima Metalizada
Escrito Mítico
Elixir [1]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1333


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cerca de nuestro destino... [Priv. Cassandra D' Angelo, Artemis]

Mensaje por Cassandra D'Angelo el Vie Mar 16, 2018 8:02 pm

Al ver que los dos laguz disfrutaban de su comida, sonreí ampliamente. Estos días siempre me habían llenado de adulaciones en cada una de nuestras comidas, intentando hacer lo mejor posible con los pocos recursos que nos rodeaban. Comos siempre, Slider engulló su comida y me felicitó con emoción. Eso fue señal de que le encantó lo que le había preparado. Ese simple gesto me hizo formar una hermosa sonrisa en mi rostro. Detalles tan simples como estos eran los que me encantaban de mi mejor amigo.
Artemis, con su tono adulador y lleno de energía, me felicitó y me dijo algo que me dejó complemente sonrojada. ¿Afortunado quien se case conmigo? En ese instante miré a Slider, viendo como comía, pero entonces giré mi cabeza completamente sonrojada. ¡No podía pensar así del novio de mi mejor amiga!

Oh, calla, Artemis, eres todo un adulador. —Decía con orgullo, dándole un golpe amistoso en su espalda con una sonrisa altanera. En el fondo adoraba que me dijeran cosas bonitas porque eso hacía que mi moral subiera.

Slider me dejó sorprendido cuando dijo que me ayudaría a cumplir mi objetivo. No me esperaba que él dijera eso porque estaba muy centrado en buscar a Lisa. "Al fin y al cabo, una promesa es una promesa", me excusé a mi misma pensando que el orgullo de Slider era más grande que cualquier otra cosa. Yo le sonreí, asintiendo ante lo que dijo. Esperaba que cumpliese su promesa de ayudarme a volverme una buena estratega; aunque con su personalidad rebelde dudaba de que pudiera hacer mucho.
Después escuché como Artemis decía que debía de volver a su palacio con... ¿¡SUS CACHORROS?! ¿A CASO ERA PAPÁ? Mis ojos se iluminaron, soltando un suspiro lleno de ternura ante esa imagen tan familiar. Ahora me había quedado con las ganas de saber más, pero en cuanto Slider dijo que dijésemos que pensabamos sobre los demás no pude hablar. Primero habló Artemis, diciendo que eramos un par que encajaríamos bien. Mi mente volvió a hacerme pasar otro mal rato, dejando volar mi imaginación. Me sonrojé, tapándome mis mejillas con mis manos y girando mi cuerpo. "Controlate, Cassy. Lo ha dicho en plan amistad, lo ha dicho en plan amistaaaad...", me repetí a mi misma. Creo que se me estaba empezando a notar mucho que estos sentimientos ocultos no eran tan ocultos.

Ahora era mi turno. Miré primero a Artemis y comencé a decir:

Sobre Artemis pienso que es un laguz muy interesante, lindo y fiel. Ojalá poder seguir de viaje contigo y poder aprender más sobre el lugar de donde vienes. ¡Espero que nos invites a ir para conocer a tus cachorros y a la familia real! Si no molestamos, claro, ¡porque me será difícil despedirme de tí cuando lleguemos a Sindhu! —Le dije al kitsune, abrazándome a su cuello de forma cariñosa mientras pegaba mi mejilla a él. Me había caído tan bien que me daba pena saber que nuestros caminos se acabarían separando.— Y, sobre Slider... —Ahora debía de actuar muy bien para que no se me notase todo lo que verdaderamente pensaba— ¡Deberías de aprender de Artemis y hacerme caso cuando combatimos! Eres mi mejor amigo y te aprecio mucho, pero como compañero de peleas eres pésimo porque nunca haces caso de lo que te digo y eres demasiado impulsivo. ¡Y muy pervertido, además! —Me había acercado a él para pegarle un capón débil en su nuca, pero después también lo abracé. Me salió la vena tierna con él.— Pero te quiero mucho, que lo sepas. ¡No te cambiaría ni por el mejor compañero del mundo! Ni a ti ni a Lisa.

Y ahora le tocaba el turno a Slider. ¿Qué pensaría de nosotros?
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Slider

Especialización :

Experiencia :

Gold :
724


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cerca de nuestro destino... [Priv. Cassandra D' Angelo, Artemis]

Mensaje por Slider el Vie Mar 16, 2018 8:31 pm

Llegaba el turno de cada uno de nosotros para responder, primero de nada, Artemis hablo de sus cachorros… No tenía ni idea de que fuese padre… ¿Lo pasaría mal estando alejado de ellos? Yo hacía mucho que había perdido a mis padres y todavía los echaba de menos, estaba seguro de que sus pequeños cachorros también echaban de menos a su padre, era cierto que no había empezado llevándome demasiado bien con Artemis por celos y porque Cala le hacía mucho caso, pero se notaba que era un buen tipo. Ahora también tenía curiosidad acerca de sus cachorros… ¿Serian laguz también? ¿O quizás solo eran kistsunes? No tenía ni idea, de hecho apenas entendía de esos temas.

Vaya… ¿Entonces tienes bebes? – pregunté sonriente – Seguro que les echas de menos, creo que cuando yo los tenga no podré alejarme de ellos, tendría el instinto de protegerles constantemente – pero luego solté un suspiro – pero imagino que a veces el deber es el deber… – me encogí de hombros.

Cuando miré de reojo a Cala podía ver que estaba muy emocionada con la noticia de que Artemis fuese padre, seguro que estaba pensando en sus hijos, la conocía, le encantaba las cositas pequeñas y adorables, estaba seguro de que si viera una cucaracha bebe la arrullaría entre sus brazos y le daría mantitas y chocolatitos, bueno, quizás una cucaracha no, pero quizás un elefante sí.

Ahora llegaba el momento de opinar de nosotros, el primero en opinar fue Artemis que dijo que los dos éramos encantadores a nuestra manera, pero estaba seguro de que Cala era mas encantadora que yo, ella se merecía mas ese adjetivo que yo, yo podía ser loco, impulsivo, bruto, pero encantador… No estaba seguro de merecerlo.

Cala por su parte primero alabo al kitsune para luego abrazarse a su cuello y decir que le costaría mucho separarse de el en Shindu, cosa que aunque no lo quisiera reconocer también a mí, pero no podía demostrarlo, debía mostrarme fuerte y aceptar que a veces las personas se tienen que separar por sus quehaceres personales.

Lo primero que dijo Cala al hablar de mi fue medio regañarme dándome un pequeño capón diciendo que debería ser más como el kitsune y para luego abrazarme y decirme que de todos modos no me cambiaba por ningún compañero del mundo, aunque no le hiciera caso en los combates, lo cual me hizo sonrojarme y sonreír ampliamente. El que me hubiese dicho que me quería mucho, pues me hacía muy feliz.

Ahora llegaba el momento de hablar de mis dos compañeros, tanto de Artemis como de cala.

Bueno, debo decir que Armando tiene el rabo mas grande que he visto en mi vida… – dije para luego reaccionar taparme la boca y luego volver a hablar – me refiero a la cola de kitsune, la otra no se la he visto… y tampoco tengo intención de hacerlo. – aclaré de inmediato, por si acaso. – Aparte de eso, debo decir que ha sido muy amable todo el tiempo y que, a pesar de que no se llame Armando – le dediqué una sonrisa al zorro – pero sé que me perdona por mi mala memoria. Además, debo decir que tiene un poder que me impresiona, es muy poderoso y si no llegar a ser por el quizás Cala y yo quizás habriamos acabado muy mal. – me rasqué la nuca y le sonreí.

Luego miré a Cala y una sonrisa nació en mi rostro con total naturaleza, el solo hecho de pensar en ella me ponía de buen humor.

Cala, no hay palabras con las que describirte fielmente con todo lo que representas para mi – la miré a los ojos – te conozco desde que era una niña pequeña y ahora estas aquí con nosotros y eres incluso más madura que yo, sé que serás una gran estratega aunque yo te lo esté complicando mucho, solo quiero protegerte – la miré a los ojos – y prometo, que te ayudaré como me sea posible. Aunque no me dejes meter mi nariz ahí – señalé su escote – a ti también te quiero mucho Cala, eres mi protegida y sobre todo mi amiga y no permitiré que nada malo te pase y aquí te prometo delante de Armando que siempre me tendrás a tu lado. – aseguré, mirándola a los ojos y tomando su mano, clavando mis ojos en los de ella.

No sabía que más decir, simplemente me quedé mirando a Cala y Artemis alternativamente, para luego sonrojarme más y más y agachar la cabeza, para enterrar esta contra el suelo muerto de vergüenza por todo lo que había dicho, aunque todo era verdad.

¡DECID ALGO VOSOTROS! – grité casi rogando para que mis palabras dejasen de ser las ultimas que se habían mencionado.

Fuera como fuera, solo había sido sincero al cien por cien y tampoco estaba acostumbrado a contar todo lo que pensaba de mis compañeros.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
Cass

Especialización :

Experiencia :

Gold :
654


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cerca de nuestro destino... [Priv. Cassandra D' Angelo, Artemis]

Mensaje por Artemis el Dom Mar 18, 2018 12:49 am

Artemis se dejo abrazar por la chica tal como suele hacer con todas las personas, la verdad es que le encantaban las atenciones y que la jovencita le diera tantas hacia de aquel viaje con ellos especialmente placentero y agradable. Aun así, no pudo evitar reír enérgicamente ante las palabras de Slider y la vergüenza que le vino después, tal como había dicho, ambos le parecían encantadores a su manera.

- Oh, se puede decir que algunos de mis cachorros aun son de brazos pero son pocos en realidad. Y claro que les hecho de menos cada vez que salgo de Altea, a los 28 y los que lleguen. Son la mayoría cachorros humanos que quedaron huérfanos en lo que Altea se libraba de la plaga emergida y entre ellos hay una pequeña de mi especie que me encontré perdida en Ylisse así que la lleve conmigo también -

Comento el zorro alegremente mientras meneaba sus colas aun con ese alegre movimiento que iba de aquí para allá, suave pero constante.

- Por supuesto que no puedo llenar el castillo de críos, así que compre una mansión abandonada y la amueble para que funcionara como una casa hogar, aun así, los voy a visitar muy seguido y les llevo todo tipo de obsequios pues aun si no parece les quiero como si fueran míos. Son muy inquietos pero buenos niños a final de cuentas, hasta les contrate un maestro para que aprendan a leer y escribir y la clérigo de Naga que los cuida es cariñosa pero firme así que estoy tranquilo, se que están en buenas manos. -

Relato el zorro recordando con cariño a los niños que estaban bajo su protección y el cómo sus caritas se iluminaban cada vez que le veían llegar, en especial cuando traía regalos consigo.

- Respecto a mi rabo… pues… válgame, es una propuesta algo indecorosa pero ya que han sido tan buenos conmigo podría sacarlo de dudas -

Comento el zorro de forma picara, sacando su llamativo abanico de pavorreal para cubrirse la mitad del rostro. Le gustaba meterse un poco con el dragón pues siendo la personalidad de Artemis traviesa y picara como la de cualquier zorro disfrutaba de aquello sobradamente. Por supuesto, a unos ojos tan atentos a los detalles como lo eran los de Artemis, aunado a un excelente oído no le costó trabajo adivinar que la pobre jovencita estaba enamorada del dragón y, el susodicho por su parte no se daba ni enterado.

- Ojala tuviese a mi lado a una doncella con un don para la buena comida como lo es usted, mi bella Cassandra, pero ya ve, incluso alguien tan encantador como yo tiene problemas para encontrar el amor. -

Comento el zorro encogiéndose de hombros acompañando el gesto con una amplia sonrisa, por supuesto aquello lo hacía para "molestar" a los tortolos, que así le parecían aun que lo negaran con tanta avidez.

- Y créame, joven slider, me han puesto nombres peores así que si lo comparamos con "Flurflins" el llamarme "Armando" no es tan malo -

Finalizo el zorro retomando la tarea de terminar su comida, tan alegre y animado como siempre.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Pócima Metalizada
Escrito Mítico
Elixir [1]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1333


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cerca de nuestro destino... [Priv. Cassandra D' Angelo, Artemis]

Mensaje por Cassandra D'Angelo el Dom Mar 18, 2018 11:51 am

Mis ojos se iluminaron con alegría al imaginarme a esos veintiocho niños viviendo juntos bajo la tutela de aquel kistune. El buen corazón de Artemis me conmovía, haciendo incluso que lo demostrase apretando un poco más nuestro abrazo hasta soltarle. Le tuve algo de envidia sana debido a que yo también quería hacer algún buen acto en mi aventura, y aun no había ni empezado a ser lo que yo quería. Admiraba a aquel kistune porque, durante el viaje, nos había enseñado y dado tantos consejos en la lucha y en la supervivencia que sería difícil desprenderse de él. Entendía que con tanto cachorro y niño a su cargo tuviera que volver tarde o temprano, pero... era difícil pensar que dejaríamos un amigo atrás.

Woah, en serio, Artemis, cada vez me sorprendes más. —Dije desde lo más profundo de mi corazón. Junté mis manos con esa sonrisa amplia, ladeando mi cabeza.— Eres un hombre sorprendente. Espero poder visitar a tus cachorritos y ayudarte en lo que pueda con ellos. ¡Me encantaría visitar Altea un día de estos! Espero que vuelvas ha hacernos un tour a mi, a Slider y a Lisa. Estaré deseando visitar Altea una vez terminemos nuestra misión. —Fantaseaba en voz alta, mirando a Slider y a Artemis.

Una vez el kitsune hubo enseñado su orgullo por el cual Slider había reclamado de forma bastante pintoresca, haciéndole quedar como si le gustase "otra" cola, le tocó el turno al dragón. Yo había estado apartada, viendo como esos dos laguz interactuaban. Me gustaba verles hablar, enfrentarse de manera amistosa y halagarme. Eran como dos niños que se peleaban por la atención propia o de su madre. Yo los observaba mientras estaba comiendo, sonriente.

Las palabras de Slider me hicieron atragantarme con mi comida, tosiendo para expulsarla con la ayuda de algo de agua. Que me dijera algo tan tierno, dulce y sincero era lo que menos me esperaba. Yo sabía que tiraría a decirme cosas pervertidas ya que él era así de fresco, pero, salvo por querer meterse en mi escote, me hizo tan feliz. La sonrisa de mi rostro se ensanchó, sintiendo que los músculos no podían estirarse más. Tenía ganas de llorar, pero lo único que hice fue agarrar con fuerza la mano que me cogió. No dije nada en ningún momento porque me había dejado sin palabras. Intentaba comunicarme con él de manera visual, pero este cortó nuestra comunicación porque se tiró al suelo, suplicando que dijéramos algo. Al ver ese acto tan tímido e inocente de él, me hizo reír hasta llorar. No lloraba de la risa precisamente... sino de la felicidad.

Slider... —Lo llamé al mismo tiempo que me agachaba para ayudarle a levantarse. Me abracé a él una vez estuvo de pie y le susurré:— Gracias por estar siempre a mi lado. Eres el mejor protector, amigo y compañero que pudiera desear.

Después de este emotivo acto, Artemis nos dedicó unas palabras que nuevamente me hicieron abrazarle a él también. Ahora estábamos los tres pegados, yo en medio de ellos rodeando mi brazo izquierdo por los hombros de Slider y el brazo derecho en los hombros de Artemis. Los tenía a mi lado para demostrarles que me encantaba estar con ellos.

¡Sois los mejores los dos, chicos! —Exclamaba feliz, pernaneciendo así unos segundos más. Cuando les solté, volví a sentarme en el suelo para terminar mi comida.— Te vamos a echar de menos cuando nos despidamos de tí, Artemis, pero te prometo que exigiré a Slide ir hacía Altea si no encontramos a Lisa por este lugar; y si la encontramos, iremos a verte a ti y a tus bebés. —Di un mordisco a mi trozo de carne. Un momento en silencio me quede sonriendo ante lo dos laguz, terminando de comer.— Anda, chicos, vamos a terminar de comer y, después, retomaremos el viaje. Tenemos que llegar a Sindhu o a una zona segura antes de que anochezca.


Off:
Después de que Artemis rolee, haré un pequeño salto temporal de un día para hacer que hemos llegado a la entrada de Sindhu. Allí podremos seguir un poco más en la ciudad y después despedirnos de Artemis. (-llora porque no quiere despedirse de él-). ¿Qué os parece? Por ahora, Slider y Artemis rolead esta escena y en el siguiente post mio sabréis como haré el salto temporal.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Slider

Especialización :

Experiencia :

Gold :
724


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cerca de nuestro destino... [Priv. Cassandra D' Angelo, Artemis]

Mensaje por Slider el Dom Mar 18, 2018 6:32 pm

Finalmente mis dos compañeros de viaje decidieron hablar, la vergüenza que yo había pasado diciendo aquellas cosas era demasiado, especialmente porque las decía con sinceridad y mirar que la idea de sincerarnos frente a los demás había sido mía, pero lo cierto es que cuando llego mi turno de hacerlo me había arrepentido, no por nada, simplemente porque era vergonzoso para abrirme a los demás, no estaba acostumbrado a esas cosas y no me gustaba del todo tener que hacer eso pues mi aspecto de chico duro desaparecía o esa era la sensación que me daba, tampoco tenía claro si yo parecía un chico duro o no.

Cuando Cala dijo que cuando encontrásemos a Lisa iríamos a ver a los pequeños de Artemis asentí con la cabeza, no recordaba que a Lisa le gustaran mucho los niños, pero siendo tan pequeños seguro que no le resultaban desagradables, realmente le empezaban a molestar a esos de los quince dieciséis años cuando se mostraban pesados y que consideraban que todo era injusto, o eso me había explicado en alguna ocasión.

Si, si, iremos – asentí con la cabeza enérgicamente – y así podremos turnarnos para llevarte Cala – miré sus senos – deben pesar bastante cuando los llevas mucho rato. – bromeé.

No sabía si aquel comentario le haría gracia a Cala, pero a mi si, estaba seguro de que no era el único que se había fijado en los senos de Cala, aunque el kitsune no había hecho ningún comentario al respecto seguro que también se había fijado en ellos, pero claro, quizás si empezaba a hablar de los pechos de la rubia quizás se enfadaba conmigo, porque claro, no era un tema que la pudiera hacer sentir muy cómoda.

No hace falta que nos movamos de aquí. – negué con la cabeza y sonreí.

Sin pensarlo un momento me transforme en dragón y les rodee un momento con la cola pegándoles a mi cálido cuerpo escamoso dejando mi cola sobre el regazo de ellos con intención de arroparlos, les miré desde ahora mi alta posición y sonreí internamente.

No me importa que durmáis pegados a mi cuerpo, esta noche yo os protegeré a los dos. – dije dejando descansar mi cabeza sobre el suelo, cerca de la hoguera, disfrutando del calor que desprendía.

Era el momento de que avanzáramos pero esa noche podíamos quedarnos ahí, era un buen sitio y no creía que ningún animal peligroso se fuese a acercar primero por el fuego que teníamos encendido y segundo porque tampoco querrían hacer enfadar a un dragón y bueno, el kitsune también sabía defenderse.

Esa noche podíamos pasarla tranquilamente.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
Cass

Especialización :

Experiencia :

Gold :
654


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cerca de nuestro destino... [Priv. Cassandra D' Angelo, Artemis]

Mensaje por Artemis el Vie Mar 23, 2018 3:50 pm

No podía negar que estaba contento por las palabras de sus compañeros de viaje, tendría que asegurarse de que su estancia en Altea fuera placentera y aun si no podía meter gente al castillo podría procurarles una agradable estancia en una de las mejores posadas que ciudad Islote pudiese ofrecer.
 
- En Altea casi no hay laguz y si los hay usualmente prefieren alejarse de los humanos por lo que mis niños estarían mas que contentos de ver a un dragón de verdad por primera vez. Son inquietos pero muy buenos niños, les tengo dicho que no se pueden subir arriba de un laguz o acariciarlo sin su permiso pero son críos y puede que la emoción les gane así que te pediré un poco de paciencia si vas de visita. -
 
Comento Artemis terminando de comer y sacando un pañuelo de su bolso de viaje para limpiarse la boca y las manos de cualquier tipo de suciedad.
 
- También son muy despiertos así que estarán encantados también de conocerla a usted señorita Cassandra, suelen ser efusivos cuando una chica guapa va de visita. -
 
Entonces el joven dragón tomo su otra forma, repantigándose junto a ellos y arropándoles con su gran cola. Artemis sintió entonces una sensación agradable pero extraña ya que por lo general era él quien arropaba a la gente al dormir y difícilmente se encontraba con un "animal" más grande que el. Aun así, Artemis no se opuso y se limito a recargarse en el dragón, poniéndose cómodo.
 
- Por qué no?, rara vez puedo disfrutar del privilegio de tener a un dragón de almohada, hahahhaha -
 
Comento el zorro acomodando igualmente sus colas para que funcionasen como un colchón, permitiéndole dormir aun más cómodo.
 
- Si, si, no hay prisas, disfrutemos de nuestra estancia juntos pues les aseguro que les voy a extrañarles…. la excelente comida por sobre todo, pero ustedes también me agradan muchísimo. -
 
Era triste pensar que al día siguiente tendrían que despedirse pero cada cual tenía sus asuntos pendientes que atender y ellos también, aun así la promesa de reencontrarse mitigaba un poco aquellas ideas, mas aun a sabiendas de que, quizá, cuando fuesen de visita serian tres y no solo dos.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Pócima Metalizada
Escrito Mítico
Elixir [1]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1333


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cerca de nuestro destino... [Priv. Cassandra D' Angelo, Artemis]

Mensaje por Cassandra D'Angelo el Sáb Mar 31, 2018 5:47 pm

Con la idea de ir a Altea en cuanto recuperáramos a Lisa, solté un chillido de emoción infantil. Me había dispuesto a terminarme el trozo de carne enseguida porque no nos quedaba mucho de estadía en este lugar. En menos de unos minutos el tiempo cambió y las nubes aparecieron, dando la sensación de que las horas se habían pasado tan rápido que hasta parecía de noche. Yo ni me había dado cuenta porque me estaba contenta de saber que podría ir a visitar a Artemis. En cuanto Slider se dio cuenta de ello, propuso quedarnos a pasar aquí la noche y disfrutar unas horas más de la compañía del kitsune. El albino no se negó, incluso le pareció buena idea dormir refugiado al lado de un dragón. Yo, al principio, les miré algo mal, pero en cuanto vi el tiempo entendí porque dijo aquello. No podíamos partir hacía Sindhu con un tiempo tan malo, y menos ahora que no habíamos descansado mucho.

Está bien. Descansaremos aquí si insistís, pero mañana en la mañana debemos partir temprano si queremos llegar a Sindhu antes del anochecer. —Les comentaba a los dos laguz, dejando el hueso de carne en el suelo en cuanto lo acabé. Miré hacía Artemis al comentar que nos extrañaría. Sin dudarlo, me abracé a él por su cuello. — Nosotros también te vamos a extrañar a ti, Artemis. Pero en cuanto encontremos a Lisa, iremos a verte y nos quedaremos una temporada contigo y tus niños. Estaremos en contacto por cartas y así te contaremos como nos va en el viaje, ¿vale? Ya mañana lo comentamos antes de desperdirnos, ¿quieres?—Le comentaba al albino. Este método es lo que yo hacía con Lord Eliwood, marqués de Pherae y un buen amigo mío al que trataba como si fuera un padrino para mí.

Poco a poco, el tiempo se iba volviendo más y más gris. No era momento de estar hablando, sino más bien descansando para el mañana. Me acurruqué al lado de Artemis, pegando mi espalda en el fuerte pecho de aquel dragón que estaba tumbado. Miré primero al dragón y después a Artemis. Nos pasamos vario rato hablando, contándole sobre mi vida y también sobre cómo nos conocimos Slider y yo —cuando me salvó Slider la vida—. Pasaron unas horas entre anécdotas y más historias… hasta que al final caímos dormidos. Bueno, no fueron todos a la vez porque yo pequé la primera. Estaba bastante cansada de estar caminando todo el día, impaciente de saber que era lo que me depararía en Sindhu. Es por eso que acabé dormida con la cabeza apoyada en el hombro de Artemis y mi espalda pegada al cuerpo de Slider. Y así me quedaría hasta la mañana siguiente.

[ . . . ]

A la mañana siguiente desperté con el dulce cantar de los pájaros. Al estar entre el bosque y la maleza, enseguida me puse alerta. No me había desvelado como muchas otras noches me había pasado gracias a la seguridad de dormir con aquellos dos laguz pegados a mí. En cuanto reaccioné, pestañeé un par de veces y me puse en pie. Estiré mi cuerpo, bostezando. El fuego que había encendido Slider para cocinar y calentarnos esa noche ya estaba extinto. Miré hacía los dos laguz y sonreí. Ya era hora de ir despertándose para comer algo.

¡Chicoooos, arriba! Vamos, chicos, ya es hora de desayunar. —Vociferé, dándole toques al dragón en su panza para que despertara. También lo hice con el kitsune. Esperé a que ellos despertaran porque necesitaba la ayuda de Slider para encender el fuego y de Artemis para cocinar algo para llevarnos a la boca. Teníamos que comer y llenarnos de energía si queríamos terminar nuestro camino, ¿no?

Off:
Siento que Slider y yo hayamos tardado tanto en responder, pero es que nos fuimos de vacaciones y apenas acabamos de volver y tuvimos problemas familiares. Ahora sí, intentaremos estar más constantes. ¡Un beso!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Slider

Especialización :

Experiencia :

Gold :
724


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cerca de nuestro destino... [Priv. Cassandra D' Angelo, Artemis]

Mensaje por Slider el Mar Mayo 08, 2018 6:24 am

La noche había pasado rápida, DEMASIADO rápida, el manakete peli-rosado era la típica persona a la que la hora de irse a dormir no le gustaba demasiado, pero cuando enganchaba el sueño lo que no le gustaba era despertarse, algo muy típico en realidad, generalmente… ¿A quién le gustaba despertarse? A NADIE. Realmente era difícil considerar al dragón como alguien vago, alguien vago no habría recorrido tanto mundo solo por una amiga, pero es que también era terco como una mula y no se rendía y no iba a parar hasta encontrar a Lisa o que Lisa le encontrase a ellos.

Estaba remoloneando demasiado en su aún aspecto de dragón pero en cuanto escuchó la palabra desayuno se levantó corriendo recuperando su forma humana sin saber siquiera si Artemis seguía dormido apoyado contra él, de hecho ni se acordaba de que nadie hubiera estado durmiendo contra él.

¡DESAYUNO! – gritó emocionado.

Fue corriendo hasta donde la rubia y como estaba cerca de él cayo sobre ella dejando su cara entre los pechos de esta, lo siguiente que hizo Slider fue palpar con sus manos los pechos de la rubia y sonrió internamente, sabía perfectamente donde había metido la cara y lo que estaba tocando, por otro lado sabía que o bien Cala se estaba muriendo de vergüenza o bien estaba enfadándose demasiado. Por su propio bien esperaba que tuviera vergüenza.

Cuando apartó su cara de los pechos de Cassandra le dedicó una sonrisa y se incorporó, para tenderle una mano y que se incorporará.

¿Estás bien? – la miró, sonriente, esperando que no quisiera pegarle.

Miró de reojo a donde tenía que estar Artemis y recordó entonces que si, que el kitsune había dormido apoyado en su lomo en forma dragón, el batacazo que había tenido que pegar igual le había dolido bastante.

¡Armando! ¿Estás bien? – preguntó a cierta distancia.

Sabía que el zorro no era agresivo o al menos no lo aparentaba, pero no lo conocía tanto como para estar seguro de las apariencias, quizás las apariencias en el caso del “Garro” como le había apodado anteriormente, no engañaban pero no quería acercarse demasiado por si intentaba morderle o algo por el estilo.

Sorry:
Siento no haber respondido mucho antes, pensaba que no me tocaba a mi xD
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
Cass

Especialización :

Experiencia :

Gold :
654


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cerca de nuestro destino... [Priv. Cassandra D' Angelo, Artemis]

Mensaje por Artemis el Jue Ago 02, 2018 3:18 pm

Era extraño para el recargarse en una criatura más grande que él para dormir, mas por esta ocasión no estaría mal cambiar de lugares, el zorro se acomodo y durmió cómodamente esa noche, acomodando sus colas para estar aun más a gusto. Aun tenía tantas cosas que hacer y si bien le parecía triste despedirse de sus 2 acompañantes de viaje le consolaba que en se podrían ver en algún futuro no muy lejano. Artemis cayó en un profundo sueño y, al no ser tan glotón como el dragón la palabra "desayuno" no le hiso brincar de inmediato para ir al encuentro… estaba más acostumbrado que le llevasen el desayuno a la cama y alistar aun medio dormido no se dio cuenta que estaba a muchos kilómetros de su amado castillo…. hasta que dio de lleno contra el piso.

- Ehhh?, que?.... ahhh…. -

El zorro miro a todos lados bostezando, sobándose un poco la cabeza que se había golpeado al haberse levantado el dragón. Sin miramientos tomo la mano que le ofreció Slider, poniéndose de pie sin problemas.

- Tan bien como puedo estarlo joven Slider…. uff… vaya forma de levantarse…. -

Se quejo un poco al respecto pero Artemis no era un laguz agresivo ni de escasa paciencia por lo que se sacudió un poco, después hiso unos cuantos estiramientos acabando con un gran bostezo para terminar de despertarse.

- Entonces que tenemos para desayudar hoy?, aun que si me hubiese despertado antes podría haberle ayudado a encender el fuego. -

Comento acercándose a la chica meneando sus colas para poder ver qué era lo que comerían ese día, captando un aroma delicioso que le hiso agachar las orejas hacia atrás. Fue cuando el zorro noto que su pelaje y su cabellera estaba hacha un desastre, alejándose un poco de la joven para sacar un cepillo de su bolso de viaje y comenzar a acicalarse. El cepillo en cuestión estaba hacho de platino, oro y algunas incrustaciones de joyas preciosas con un dragón grabado en la parte posterior.

- Lamento que me vieran con un aspecto tan desaliñado e indecoroso, lo arreglo en un segundo -

Comento dando una rápida cepillada a todas sus colas quedando tan lustrosas y suaves como siempre al igual que el cabello de su cabeza. El zorro entonces guardo su ostentoso celillo y se piso de pie con aires orgullosos.

- Un verdadero caballero debe verse bien a todas horas después de todo. -

Comento abriendo sus colas en abanico para lucir sus recién cepillad colas, acomodándolas poco después para sentarse sobre ellas y estar cómodo, esperando pacientemente a que le sirviesen su ración.

off:
Lamento la demora, tenia muchisimo trabajo pero ya acabo todo y estoy de vuelta!!!, lamento de verdad lo mucho que me tarde ;__;
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Pócima Metalizada
Escrito Mítico
Elixir [1]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1333


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cerca de nuestro destino... [Priv. Cassandra D' Angelo, Artemis]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.