Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

Secuestrame — Privado Slider (Social)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Cassandra D'Angelo el Jue Feb 08, 2018 7:15 am

Había llegado el día.


Tras tanto alargar la espera desesperadamente, no había marcha atrás. Desde la mañana llevaba despierta temprano debido a que las asistentas tenían que arreglar mi cabello, ponerme el hermoso traje blanco y maquillarme. Si hubiese sido un día normal, generalmente hubiera querido vestirme sola y arreglarme con mi propio maquillaje. Pero no. Ese vestido —obviamente hecho por mí y para mí— era una jaula adornada entre hermosos telares.
Me levanté con pesadez, desperezandome al mismo tiempo que las sirvientas lo dejaban todo en orden para empezar a arreglarme. Antes de empezar, me tuve que lavar rápidamente mi cuerpo ya que anoche tuve mi tiempo para bañarme (y llorar) tranquilamente. Tras salir en toalla, me dirigí a mi habitación para ver a todas mis sirvientas impacientes. “No debería de llegar tan tarde, señorita Cassandra”, recriminó la más anciana. Hice caso omiso y me subí al taburete, dejando entonces la toalla caer y mostrando mi hermosa lencería. Empezaron a vestirme con mis indicaciones, mientras que me veía al espejo. El vestido era precioso, ¿Por qué tenía que desperdiciarlo con un hombre que apenas conocía?

Las sirvientas se fueron al fin, dejándome mi tiempo para arreglar mi cabello. Necesitaba estar sola, quería verme por última vez siendo una joven libre.
Mientras peinaba mi pelo rubio con un peine de púas, me miraba al espejo con seriedad. La brisa de la mañana entraba gentilmente, escuchando como las campanas de la iglesia anunciaban la boda. Deje el peine, apoyando mi cabeza sobre mi mano y el codo del brazo en el tocador.

¿Me dejara Sir Olsen seguir practicando magia? Quizá sea amable y simpático tal y como dicen. —Me tenía a mi misma para animarme. Pero nada. Tenía ganas de llorar, aunque aguante como pude para simplemente hundir mi cabeza entre mis brazos. De la rabia, apreté mis puños.— Qué injusto todo... ¿Por qué siempre yo...?

CRACK

Se escuchó un golpe muy fuerte, como si alguien hubiera saltado desde el tejado a mi Torreón. Levante mi cabeza, mirando por la ventana a la expectativa de saber que había pasado. Quería acercarme a la ventana pero tenía miedo de saber que sería una simple ilusión y estaba sola. Solo espere, agarrando el peine como modo de defensa.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Slider

Especialización :

Experiencia :

Gold :
668


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Slider el Jue Feb 08, 2018 9:57 am

Había llegado el momento de regresar en busca de Cala, muchos años habían pasado, pero no tanto para mi, tenia mas de cuatrocientos años y el hecho de que pasaran unos diez años no se me hacia demasiado tiempo, quizás bastante, pero no tantísimo, era extraño por que echaba de menos a la chica mas de lo que podía imaginar y a pesar de que estaba bastante frustrado, pero por otro lado también estaba deseando ver a la chica que había dejado años atrás con la promesa de que regresaría con Lissa, pero por desgracia solo podía cumplir la mitad de mi promesa, regresar yo.

Sabía donde vivía aquella chiquilla, recordaba que tenia una casa enorme, y sabía exactamente donde estaba su dormitorio, muchas veces cuando Lissa y yo nos quedábamos jugando con ella hasta por la noche aprovechábamos su ventanón para marcharnos, en vez de usar la puerta del Hall principal de la casa, como dragones salir volando se nos hacia mas cómodo y también nos sentíamos mas felices de esa manera.

Subí al torreón en mi forma de dragón con cuidado de que nadie me viera, no me apetecía llamar la atención, no era alguien que quisiera estar dando la nota por donde iba. Por que claro, no sabías cuando ibas a encontrarte con un caza-dragones.

Una vez desde el torreón salté a su terraza y miré dentro del ventanal, no era exactamente una terraza, era algo mas pequeño, pero aún así abrí la ventana y allí estaba ella, la pequeña Cala, pero ya no era tan pequeña, por un momento había olvidado que los humanos corrientes crecían en pocos años.

Abrí la ventana sin delicadeza alguna y sonreí ampliamente al verla detenida, pero desde el espejo podía ver su cara.

- ¡Tala! - dije alzando la voz - ¡He vuelto! - dije mientras colocaba los brazos en jarras.

Ahora estaba a punto de comenzar nuestra aventura, o eso esperaba, ella aseguraba que quería venir a vivir aventuras con nosotros.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
Cass

Especialización :

Experiencia :

Gold :
598


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Cassandra D'Angelo el Jue Feb 08, 2018 11:15 am

Dibujé una sonrisa que aclaró al fin las nubes en mi cabeza. Sentí una ráfaga de sensaciones en ese momento. Era Slider, mi amigo el “manakete” con el cual había compartido unos años en mi infancia. Fue él quien me inspiró a ser una mujer guerrera, alentándome que siguiera mis sueños. Él siempre era quien me salvaba de todas mis situaciones, incluso de mis tontos berrinches. Y ahora  Slider volvía a estar aquí justo cuando lo necesitaba. No quise pensar que había sido “Dios”, pero fuese el hecho que fuese el que nos hubiera unido… lo agradecía eternamente.

— ¡¡SLIDER!!

Me levanté de mi sillón de golpe y, agarrándome los bajos, salí corriendo unos pasos para abrazarle. Se había vuelto a equivocar con mi nombre —como siempre—, y sin embargo eso me alegró. Hacía tantísimos años que no escuchaba su voz que aunque fuese para confundirse al llamarme, no me importaba. ¡Diez años! ¡Diez SANTÍSIMOS años!
Le abrazaba con fuerza, apoyando mi cabeza entonces en su pecho. Me di cuenta en ese momento, mientras apretaba con fuerza por las tantas emociones que sentía, que había crecido bastante ya que antes le llegaba a las caderas apenas.
Las lágrimas deslizaron por mis mejillas, emocionada. Había ansiado tanto tiempo verle, pero…

— Slider, ¿dónde está Lisa? ¿Por qué no ha venido contigo? —Fue la primera pregunta que se me pasó por la mente en cuanto me acordé de porque él se marchó de mi lado. Me separé de él, leyendo sus ojos en ese momento. — ¿No…? ¿No la has encontrado? —Agaché la cabeza y sentí un fuerte pinchazo en el pecho. — ¿Tanto tiempo buscando y no la has encontrado? Tiene que estar por algún lugar, ¿y si la han secuestrado? ¿Y si se ha puesto a hibernar? Me dijisteis que los dragones podían hibernar mucho tiempo en un lugar que él amase, ¿y si esta hibernando? —Lanzaba preguntas para intentar ayudar a ese manakete, pero no hacían efecto. Enseguida cerré mi boca, negando con mi cabeza. — c]]Lo siento.[/b] —Fue lo único que me salió decirle.

¿A quién pretendía engañar? Estaba triste, muchísimo. Obviamente me alegraba que él estuviera conmigo porque le tenía mucho cariño —incluso prefería casarme con él antes que con Sir Olsen—, sin embargo que no estuviera Lisa me deprimía. ¡Ella fue mi primera amiga!
Miré hacía el gran tocador donde el espejo reflejó mi apariencia. Oh, claro, la boda. Me acababa de acordar al verme con ese hermoso traje blanco vestida.
Volví a mirar a Slider poniendo una mueca.

— No creo que pueda irme de casa como os prometí. Ahora… —Levanté mi mirada hacía Slider y agarré los bajo de la falda para mostrarle mejor el vestido que llevaba puesto. Estaba llorando, pero mi boca dibujaba una sonrisa de lástima. — Ahora voy a casarme, Slider. No podré hacer nada que mi marido no quiera. Lo siento…
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Slider

Especialización :

Experiencia :

Gold :
668


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Slider el Jue Feb 08, 2018 3:43 pm

Cuando llamé a la chica esta reaccionó casi gritando mi nombre… ¿Después de diez años se enfada porque me hubiese vuelto a equivocar con su nombre? Además, al menos seguía acordándome de ella, solo que no era bueno para recordar los nombres, pues para mí no eran importantes, lo eran las personas, los seres vivos, las personas con las que puedes formar una familia, amistades, etc. Lo demás no eran más que un conjunto que solo servían para saber que se dirigían a nosotros para hablar.

Tranquila – dije pero al ver que me abrazo y apoyo su cabeza en mi pecho sonreí levemente, ahora que me fijaba llevaba un vestido demasiado ostentoso – me alegra ver que estas bien y cuanto has crecido. – sonreí ampliamente.

Había desarrollado un generoso busto el cual dibujaba un canalillo en el cual me preguntaba si entraría mi nariz… ¿Por qué siempre pensaba en esas cosas cuando estaba delante de chicas que tenían pechos grandes?

Entonces tras aquellos pensamiento absurdos llegó la pregunta que me sacó la cabeza de tonterías y demás cosas, la pregunta acerca de mi antigua compañera, Lissa, una compañera con la que había compartido muchos momentos y que también había llegado a ser importante para Cala.

No he dado con ella – solté un suspiro – ni siquiera sé si la seguí adecuadamente, hubo un momento en el que perdí el rastro y su olor se desvaneció – expliqué a la rubia – quiero pensar que sigue viva y que simplemente he sido demasiado lento… – me encogí de hombros y la miré a los ojos.

Entonces fue cuando me contó que se iba a casar, con motivo llevaba ese vestido, pero también era mala suerte que justo ahora se fuese a casar… ¿Qué edad tenia ella? No llegaba a la veintena de eso estaba seguro, debía seguir siendo una adolescente y no debía tener ganas ni de casarse a juzgar por la cara degollado que tenía al verme.

Pues también es mala suerte – dije con cierta tristeza – Podría haber llegado un poco antes. – dije con cierta amargura.

¿Acaso ella estaba obligada a casarse? ¿Ella deseaba realmente casarse? No parecía ser así, pero tampoco podía llevarla conmigo sin más, además era posible que tampoco deseara venir conmigo.

¿Y tú deseas casarte? – pregunté alzando una ceja.

Me preguntaba la respuesta que obtendría de ella, pero de alguna forma esperaba una respuesta negativa ante aquella pregunta.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
Cass

Especialización :

Experiencia :

Gold :
598


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Cassandra D'Angelo el Jue Feb 08, 2018 6:39 pm

Bajé la cabeza llena de decepción. No había encontrado a Lisa por ningún lado ni aun siguiendo su rastro. ¿A caso su olfato de dragón se había atrofiado? Era imposible que no hubiese podido encontrarla porque, según él, Lisa tenía un olor muy característico. ¿Sería verdad que se había desvanecido para siempre? ¡Por supuesto que no! Seguro que ella se había cubierto su olor o se había escondido bien, pero no le pasaba nada. Pero, ¿la podría encontrar Slider a pesar de todo el caos que había en el mundo? ¿Y si… esos monstruos también se la habían llevado a ella?

Agaché mi cabeza, quedándome en silencio. Las lágrimas recorrían mis mejillas, quitando la capa de leve maquillaje en polvo que llevaba. Hubo un silencio donde Slider parecía pillar la situación, hasta que al final confesó que ya era demasiado tarde. Mi corazón se encogió, agarrando con fuerza mi vestido. “Deberías de haber llegado antes, idiota”, quise decir pero las palabras no salieron porque simplemente mi voz enmudeció ante su pregunta. Tragué saliva. ¿Qué debería de contestar? Me habían estado educando para responder un “sí” sin pensar, a pesar de eso yo no me sentía cómoda con este matrimonio.
Peleaba conmigo misma, internamente, para intentar saber qué tenía que contestar. ¿Podría contarle todo a Slider como si nada? ¿Y si lo había contratado Papá o Mamá para saber si tramaba algo? Aprendí a no fiarme de nadie gracias a Lisa, pero… No. Slider jamás me haría eso.

Inhalé aire y volví a los brazos de aquel manakete, escondiendo mi rostro en su hombro. Las lágrimas volvían a salir de mí por haber abierto ese cajón de tristeza en mi interior. Ese dolor demostraba que no quería acudir a aquel lugar.

N-No… Yo no quiero esto, Slider… —Murmuraba entre sollozos con la respiración entrecortada. — Pero mis padres me obligan y… y… —Mi voz enmudeció en cuanto clavé mi mirada en sus profundos ojos negros. Me volvía a sentir protegida estando a su lado, haciéndome feliz ese hecho. Lo abracé con más fuerza que antes, cerrando mis ojos mientras seguía apoyando mi cabeza en su hombro diestro. — Por favor, Slider, llévame contigo. Me prometiste que me llevarías en tu lomo volando de este mundo y me enseñarías otros mundos. Por favor te lo ruego, vayámonos juntos y sec--…

Toc, toc. Se escuchó la puerta alguien que tocaba. Hubo un silencio en la sala, callándome de golpe. Me puse completamente tensa en esos segundos de incertidumbre donde no sabía quién era. Hasta que se escuchó la voz de Sir Olsen, anunciando su llegada.

— Mi señorita D’Angelo. He venido a verla antes de la ceremonia. ¿Puedo verla?


Mis ojos se volvieron a clavar ante Slider de manera penetrante, como la primera vez que nuestras miradas hicieron contacto cuando iba a ser secuestrada. Era una sensación parecida la de hace unos años. ¿Volvería a salvarme otra vez?
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Slider

Especialización :

Experiencia :

Gold :
668


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Slider el Jue Feb 08, 2018 7:40 pm

Las palabras y especialmente la reacción de ella dejaban a las claras que solamente no es que no tuviese ganas algunas de casarse, si no que si pudiera saldría huyendo de allí en cuanto pudiese, pero realmente ella no podía hacer nada de eso, por que era su familia e intuía que no quería traicionar a su familia, como yo tampoco lo haría en caso de tener una, era una situación complicada. Eso era capaz de entenderlo.

Ella me confesó prácticamente llorando que no quería eso. Y se puso a llorar cuando se abrazó a mi y noté sus lagrimas en mis hombros era una situación dolorosa... ¿A quién le gustaba ver a una persona que querías de esa manera? A nadie, a no ser que fueras un morboso y te gustase hacer sufrir a los demás de alguna manera. Pero no. No era mi caso.

Me pidió que me la llevase de allí volando, como fuese, era algo que no podía negarle a Cala, ni a la pequeña Cala que había conocido ni a la que estaba conociendo ahora, a pesar de todo, aunque hubiese cambiado físicamente parecía que tenia la misma confianza con ella que cuando era pequeña, o al menos eso parecía que estaba ocurriendo, seguramente el hecho de que yo no hubiese cambiado nada le daba esa facilidad a ella.

Tranquila – la miré a los ojos – te llevaré conmi... – una voz interrumpió mis palabras.

Alguien abrió la puerta y encontró a Cala abrazándome, sus ojos entornándose y frunciendo el ceño me dieron a pensar que tal vez se trataba del prometido de mi bien querida amiga, el que le iba a arrancar su felicidad por petición de los padres de ella, quien todavía no entendía como obligaban a su hija a casarse con alguien que no queria.

¿Quién eres tú? – preguntó aquel hombre, molesto.

Yo soy Slider, caza-recompensas, manakete y pervertido... – me presenté – ¿Y tú? ¿Eres el supuesto futuro marudo de Tasa? – pregunté medio con aire chulesco.

De supuesto nada, soy su futuro esposo, no marudo, como tu dices... – dijo con aires de grandeza.

Me temo que tendrás que buscarte a otra – agarré la mano de la rubia – por que ella se viene conmigo. – sonreí desafiante.

Me preguntaba como reaccionaria el hombre, seguro que de malas maneras, pero no iba a hacer nada hasta que viese que pensaba hacer, si es que pensaba hacer algo o solamente se ponía a insultar o a quejarse.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
Cass

Especialización :

Experiencia :

Gold :
598


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Cassandra D'Angelo el Jue Feb 08, 2018 7:58 pm

La puerta se abrió para que pudiera ver a aquel alto hombre con su gran porte de elegancia. Su larga cabellera negra estaba recogida en una coleta blanca mientras que su elegante traje negro y blanco estaba impoluto. A decir verdad no era alguien de apariencia mala, todo lo contrario, sin embargo sentía que él y yo no encajábamos. Mientras que él era una persona tranquila que prefería estar centrado en su trabajo, a mí me fascinaban las aventuras y conocer el mundo que tanto había visto en libros ilustrados. No encajábamos para nada, no seríamos felices… y, aun así, teníamos que hacerlo. ¿O quizá no? Con Slider aquí sentía que todo podía cambiar.

Mi prometido vio lo que estaba pasando, malinterpretándolo todo rápidamente. Se proclamó mi marido aun sin habernos casados, mirando desafiantemente a Slider con esos ojos rojos. Agaché la cabeza, rendida, pero en ese instante Slider cogió de mi mano y tiró de mi muñeca para decir aquellas palabras que clavaron en mi corazón: “Me temo que tendrás que buscar a otra porque ella se viene conmigo”. De nuevo, él me quería salvar sin apenas conocerme ni saber nada de mí. Su porte heroico, su ancha espalda y su figura plantada con fuerza… era tan maravilloso verle de esa manera.

Obviamente no todo saldría como esperaba porque ese hombre desenvainó su espada sin despeinarse ni perder los nervios. Una sonrisa burlesca le apareció en su mirar.

Veo entonces que será una pelea entretenida, cazarrecompensas. Acepto entonces el reto: si ganas, podrás llevarte a la chica sin yo oponer resistencia; si pierdes, esa señorita será la nueva señora O’Connor. —Cual caballero con principios, se inclinó con el filo de la espada ladeada pegada a su pecho. Tras unos segundos, se puso en guardia. — En guardia, “manakete”.

No quise soltar a Slider. No iba a dejar que pelease contra Olsen porque sabía que él era un diestro guerrero entrenado por el mejor espadachín de toda Ostia. Era un hombre perspicaz, con la misma inteligencia y agilidad mental que podría tener mi padre en el combate; este es otro de los factores por los que mis padres lo eligieron.
Tiré del brazo de Slider, intentando llegar antes que su orgullo.

— ¡No le hagas caso, Slider, vámonos de a--…!
— ¡Calla, mujer! ¡No te entrometas en asuntos de hombres! —Gritó Olsen lleno de rabia. — Esto es entre él y yo. Tú deberías de apartarte y ver tu destino. —Sus palabras me hicieron sentirme nuevamente pequeña, soltando lentamente el brazo de Slider. La última mirada que le eché fue de confianza a él, dejando entonces que se enfrentase contra ese hombre. — Bien… —Murmuró el moreno. — Tranquila, querida esposa, esto no dudará mucho. Prometo que te olvidarás de él muy pronto. —La sonrisa que dibujó no me gustó para nada, más que nada porque fue tan tramposo de empezar cuando Slider tenía la guardia baja.
¡SLIDER, POR TU DERECHA! —Grité al ver como sus pies se movían con intención de hacer una finta y estocar por uno de sus flancos, en vez de ir de frente. — ¡CUIDADO!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Slider

Especialización :

Experiencia :

Gold :
668


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Slider el Vie Feb 09, 2018 7:32 am

La situación había cambiado de nostálgica y triste a tensa y emocionante, el tipo que se iba a casar con Masa me reto a un duelo, si yo ganaba podría llevármela conmigo de aventuras, si el ganaba se casaría con ella y yo debía desaparecer, estaba seguro de que alguien no se jugaba algo así si no tenia un as bajo la manga, yo no tenia un as bajo la manga, tenia dos, mis puños.

Cuando a punto estuvo de empezar el combate, la voz de la rubia me aviso de que el tipo me atacaba por mi derecha, casi de milagro pude esquivar el golpe, pero el filo de su espada me rozo el hombro haciendo que un fino hilo de sangre brotará de él pequeño corte, lo cual me hizo enfadar, no por la herida, si no por luchar de manera tan sucia.

Ahora si que estoy enfadado – dije entornando los ojos – da por perdida a Cassandra... – me crují los puños y le dirigí una mirada clara a Cassandra – Creo que tu habitación va a quedar bastante destrozada. – le advertí.

Corrí hacia el tipo que lanzo un estocada de arriba hacia abajo la cual esquive con facilidad, cuando estuve por su costado le lance una patada a esta zona y cuando se inclino un poco hacia ese lado golpeé con mi codo su nuca, haciéndole caer al suelo, este tipo no era muy fuerte, solamente tenia dotes con la espada, decian que era inteligente, era posible pero salvo aquel primer ataque, su segundo ataque había sido muy previsible, quizás se habia puesto nervioso.

Te voy a acariciar el hocico de tal forma que no vas a poder pronunciar ni tu nombre correctamente. – solté una carcajada.

El tipo se enfado y se abalanzo de nuevo hacia mi fingiendo una estocada hacia la derecha, pero cambiandola en el ultimo segundo para que fuera por la izquierda, en ese momento me acertó haciéndome un corte en el pecho, muy superficial, pero claro, al ser tan superficial, era mucho mas doloroso.

¡Aaaaah! – grité enfadado a la vez que soltaba mi puño derecho contra su cara, dándole de lleno en el mentón, haciéndole caer nuevamente al suelo – estas acabado. – dije con mis ojos ardientes de rabía.

Aprovechando que estaba tumbado, me senté sobre el a horcajadas y empece a darle bofetones con la mano abierta en toda la cara, mientras le sonreía de manera burlona.

Sir Gonzalo – le asesté un bofetón – sabes no puedes tratar a Rigoberta como si fuera un objeto. – otro bofetón.

Estuve así durante un par de minutos, dandole bofetones, había intentado jugar sucio y esa era mi particular manera de vengarme de esas cosas, no es que me hubiese pasado mucho, solamente le habia riduculizado un poquito, para que supiese que no podía enfrentarse a Slider el Manakete y que no le pasara nada.

Me acerqué a Cala con una sonrisa en los labios y tomé su mano cual caballero, aunque realmente no lo hice pensando en eso, simplemente me salio de esa manera, clavé mis ojos en los suyos.

¿Vamos entonces, Teodora? – dije sonriendo ampliamente, mostrando mis dientes.

Solo esperaba que le tipo aceptase su derrota con honor, de lo contrario tendría que darle otra buena ración de puño y seguramente le saltaria en esa ocasión todos los dientes para que dejase de decir tonterias.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
Cass

Especialización :

Experiencia :

Gold :
598


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Cassandra D'Angelo el Vie Feb 09, 2018 9:13 am

El primer golpe lo asestó Olsen, haciendo entonces un corte a Slider. La sonrisa del noble era altanera y con sorna hacia el manakete. Arrugó el ceño, queriendo contraatacar o simplemente tirarme a él para hacerle tiempo al pelirrosa y que atacar, pero algo me sorprendió: la rabia del manakete. La voz ronca de aquel muchacho lleno de ira me dejó helada, mirándole con miedo. Podía ver sus ojos arder. No pude contestar a sus disculpas porque se enzarzaron en una pelea donde el poder físico del manakete era superior a los hábiles movimientos de espada de Olsen. No me importaba que destrozasen mi cuarto porque esto dependía de mi destino, de lo que haría con mi vida. Aunque, un momento...

¿Por que dos hombres elegirían lo que yo quiero hacer? ¡Yo tenía que elegir! ¡Ya estaba harta de seguir obligaciones de las demás personas! Me daba igual lo que pensaran mis padres; me daba igual si esa era mi obligación. ERA MI VIDA Y SOLO MI VIDA.

Cuando Slider acabó con Olsen, me agarró de la mano con una sonrisa de oreja a oreja. Me había vuelto a salvar y a abrir mis ojos con esa luz que emanaba de su corazón. Gracias a él había descubierto que no era una mujer objeto; gracias a sus palabras mi autoestima había subido. Al fin me sentía libre.
Tome su mano con la misma mueca de felicidad y, agarrándole con fuerza, exclamé:

¡Secuestrame, Slider!

Y así fue. Arrastre a Slider por la ventana para salir los dos por ella en su forma dragón (la cual había visto solamente una vez en mi vida), hasta que una voz interrumpió la transformación.

Aún... —Antes de que pudiera predecir el movimiento de aquel noble resentido, lleno de magulladuras, la espada iba en dirección a la espalda de Slider mientras su dueño se lanzaba hacia a el— ¡AUN NO HEMOS ACABADO, ESTÚPIDO DRAGÓN!

Ahora era libre y podía decidir a quien defender... Y le defendí a él, mi salvador. Ahora sería yo quien le salvará.
La espada atravesó mi carne por el hombro, agarrando su filo en la mitad de esta mientras empujaba al portador. En ese momento el dolor era tan infernal que grite, pero conseguí que la espada no llegara atravesar el cuerpo del manakete. Le sonreí a ese noble con grandeza y chulería, tal y como él me hacía a mí.

¡¡ESTÁS LOCA!! —Fue la respuesta que exclamó aquel noble, soltando la espada mientras sus ojos estaban clavados en la mancha de sangre que se género en el hermoso vestido blanco.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Slider

Especialización :

Experiencia :

Gold :
668


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Slider el Vie Feb 09, 2018 11:19 am

Las palabras pronunciadas por Cala sonaron como música para mis oídos, simplemente por que dejaba claro que no quería estar con ese hombro ni contraer matrimonio con él, aunque sinceramente era algo que ya sabía porque ella misma y sus lágrimas me lo habían hecho saber un momento antes, era duro verse obligado a hacer algo que no quieres solo porque tu familia lo quiere así.

Será un honor ser tu secuestrador. – le dediqué una de mis amplias sonrisas.

Estaba a punto de transformarme en dragón para salir volando con ella de allí cuando la voz de aquel tipo irrumpió nuevamente… ¿Es que este tipo no sabía cuándo rendirse? ¿Acaso necesitaba que le diese otra paliza épica? En esta ocasión sería mucho más fácil debido a que ya estaba herido de antes.

En apenas unos segundos la situación se puso fea, Sala se interpuso entre la espalda de ese tipo y yo, la hoja de la espada atravesó su carne impidiendo que pudiese herirme, el tipo inmediatamente se asustó y retiro la espada para dejarla caer al suelo. Estaba muy asustado por herirla, pero yo me había enfadado muchísimo.

¿¡COMO TE ATREVES A HERIR A CASSANDRA!? – dije totalmente fuera de mi, notaba como la sangre hervía en mis venas.

Me acerqué al tipo corriendo y empecé a repartir varios puñetazos en su cara, si anteriormente solo le había golpeado la mejilla y como mucho podría tener un hinchazón me aseguré de que esta vez acabará con daños más severos, le golpeaba con tanta rabia que no me hacía daño a pesar de la cantidad de golpes que le estaba dando.

Cuando me calmé y miré al tipo a la cara pude ver que tenía los dos ojos morados, una ceja partida y la boca le sangraba bastante, por no decir los moratones que decía en distintos puntos de su cara. Al mirarme las manos pude ver que tenía también sangre, pero esa sangre no era mía, si no del tipo.

Nadie se mete con mi familia. – dije serio antes de darle nuevamente la espalda.

Me acerqué a donde Cala, me quité mi bufanda y le la lié al hombro para cortar la hemorragia luego la llevaríamos a algún sitio donde pudieran curarla bien, pero lo primero era salir de allí.

¿Estás bien? – le pregunté para saber si se encontraba muy mal.

Aunque no lo pareciese, si era alguien que se preocupaba por los demás y más aún si esa persona era alguien de mis seres queridos.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
Cass

Especialización :

Experiencia :

Gold :
598


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Cassandra D'Angelo el Dom Feb 11, 2018 3:40 pm

A notar la espada salir de mi piel, solté un grito de mi garganta. No sabía describir esa sensación de dolor intenso y punzante ya que jamás me había sentido de esta manera. Mi cuerpo cayó por la tensión, viendo con mis ojos borrosos como Slider empezaba a golpear al noble otra vez. Los gritos de dolor de Olsen eran desgarradores, pero la rabia del manakete era aun más aterrador. Mis ojos estaban empañados en lágrimas por la impotencia de no poder ayudarle en esos momentos, pero me sentía tan liberada y realizada que esperé. Gracias a mí, Slider estaba bien y no le había pasado nada. Sí, al fin había logrado defender a alguien y entender que es tener un amigo de verdad al que proteger. Al fin... era libre.

Cuando el manakete acabó de desfogarse con el noble, vino corriendo a mí y atendió mi herida. Me hizo un torniquete con su bufanda blanca, ayudándome a levantarme del suelo. Me senté en la cama con la espalda recta, cogiendo aliento. Había perdido demasiada sangre y me sentía mareada, con sudor fría, pero la sonrisa de mi amigo me reconfortaba. En cuanto me preguntó como estaba no sabía que contestar. Era la primera vez que sentía esta sensación entre dolor extremo y felicidad, pero por no querer preocuparle solamente le agarré de su mano diestra y asentí con mi cabeza.

Me recuperaré. Tranquilo. — Le dije con una suave voz. — Gracias por ayudarme, Slider, pero quizá te has pasado un poco. —Miré hacía Olsen el cual estaba inconsciente en el suelo con una cara adolorida. Volví a mirar al manakete.— Slider, por favor, llévame contigo. No quiero estar más aquí. Este sitio es una tortura y siempre estoy haciendo la misma rutina: despertar, desayunar, leer, más leer, estar sola y dormir con un libro en la mano. —Inhalé y solté un largo suspiro, sintiendo un dolor punzante en la zona donde la espada se clavó. Recuperé la compostura y le dije:— Slider, por favor, llévame contigo y encontremos a Lisa. No me quedaré a gusto hasta que la encuentre.

La puerta se abrió en ese momento, interrumpiendo mis palabras. La voz de una de mis sirvientas preguntaba por mí. La mujer se encontró la escena y dio un grito, desconcertada. Sin poder darle ninguna explicación, salió corriendo en busca de alguien. ¿Los guardias? ¿Más sirvientas? ¿Mis padres? Solo esperaba que no fueran las terceras personas porque no quería dar explicaciones de nada a nadie.
Abracé a Slider por su cuello y hundí mi cara en su hombro. Seguía sintiendo ese dolor, pero ahora no era momento de sentirme débil.

Slider, por favor, vayámonos ya. No podemos estar aquí. ¡Por favor!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Slider

Especialización :

Experiencia :

Gold :
668


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Slider el Dom Feb 11, 2018 6:24 pm

La situación habia cambiado, ahora ese ese tipo quien habia acabado mal parado, no era de extrañar, cuando alguien dañaba a un ser querido alguien tenia que pagar esa rabía desgarradora e interna que tenia en mi interior, no podía permitir que hubiese herido a Cala con un arma, en ocasiones era verdad que se hacia por accidente, pero delante de un ser querido nunca se debía usar un arma por que cabia la posibilidad de herir seriamente a esa persona. Eso me lo enseño mi padre humano una vez que mis hermanos se pelearon con palos.

Por otro lado sonreí aliviado cuando me dijo que se recuperaría, por lo que había visto la entrada era mas escandalosa que grave

Seguro que te recuperas enseguida. – le dediqué una amplia sonrisa.

Me pidió que la llevase con él, algo que tenia que hacer y que iba a hacer se pusiera quien se pusiera por delante. Era algo que no me quedaba ninguna duda, de hecho, ella misma había dicho que no se iba a quedar tranquila hasta que encontrásemos a Lissa, lo cual en esos pensamientos eramos idénticos. Mi principal meta era encontrar a Lissa, no había mas ideas en mi cabeza. Aunque en este momento era salir con Cala de allí.

En aquel momento se abrió la puerta de la habitación de la chica y lo que pude ver fue una sirvienta que salio escopeteada en cuanto vio al señor Olsen en el suelo con la cara inflada a golpes por mi parte.

Creo que es lo mejor que podemos hacer. – dije como respuesta a su petición de irnos.

Sin pensármelo demasiado la cargué en mis brazos y sali corriendo por la ventana, de un salto alcance el bien recortado césped del jardín de ella, pero para mi sorpresa cuando llegamos al cespede tras aquel salto, me encontré a los padres de ella en la entrada mirándome deforma desaprovadora.

Slider... – me dijo el padre de Cassandra – ¿Qué motivos tenias para golpear de la manera que me han dicho al señor Olsen? – dijo con los brazos a sus espaldas.

Pues que el señor Olsen haya clavado una espada en el hombro de su hija. – respondí con total seriedad, también tratando de ser respetuoso con el padre de Cala.

La cara del hombre como tal fue un verdadero poema. No tenía ni idea de lo que se le podía estar pasando por la cabeza al señor de dicha casa y de tremenda fortuna que ahora tenía delante de mi. Pero seguro que su visión del señor Olsen había empeorado bastante. O eso esperaba.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
Cass

Especialización :

Experiencia :

Gold :
598


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Cassandra D'Angelo el Dom Feb 11, 2018 6:45 pm

La sonrisa de Slider siempre me hacía sonreír más. Ese sentimiento de felicidad edra contagioso porque sabía que él era una persona que era feliz si los demás lo eran; esa manera de ser suya me encantaba. Es por eso que tenía que ser feliz por él, para hacerlo feliz. Era como la pescadilla que se mordía la cola porque él me quería hacer feliz y yo a él, como dos buenos amigos que éramos.

Al fin decidió que debíamos de marchar por lo que me cogió en bolandas y fue directo a la ventana para tirarse de cabeza. Me abracé a su cuello con fuerza, volviendo a esconder mi cabeza en su hombro y cerré los ojos. Sentí como nuestros cuerpos iban cayendo con esa sensación de libertad como si estuviéramos volando. Volando…
Caímos al jardín trasero, levantando la cabeza para coger aire. Estaba algo mareada por ese gran salto y tenía el corazón a mil, pero este se paró por completo al escuchar la voz de mi padre. Mis ojos clavaron ante el gran hombre de recta figura y larga cabellera rubia, mirando al manakete con mala cara. Antes de que pudiera decir nada, Slider ya contestó por mí. La cara de mi padre era indescriptible en cuanto vio mi hombro, pero él no fue quien reaccionó sino que fue mi madre.

¡Oh, por Santa Elimine! —Gritó mi madre apartando a mi madre. Corrió hacía a mí y me cogió el hombro con delicadeza. — ¿Se puede saber que ha pasado ahí arriba?
Slider ha venido a la boda porque le invité y cuando ha venido a mi cuarto a darme las felicitaciones, Sir Olsen enloqueció y le atacó. Entonces quise ponerme por en medio para explicarme las cosas y me clavó su espada, hablándome muy mal. —Se podría decir que había “decorado” la verdad con un poco de fantasía. En mi rostro se notaba la seriedad y el enfado. — No pienso casarme con el hombre que ha hecho daño a mis amigos y me ha tratado mal, padre. Quiero irme con Slider de aventuras.
— ¿¡QUÉ!? —Exclamó mi madre, horrorizada. Antes de que el hombre contestase a mi propuesta, esta le miró con rabia y dijo: — No, no, no y no. ¡No pienso dejar que te vayas a ninguna parte, señorita! ¿A caso no sabes que eres la futura heredera de la fortuna de nuestra casa? ¡No pu--…!
— Christine. —Mi padre interrumpió a mi madre. — ¿Por qué quieres irte, hija? Dame una razón convincente.

La mirada de mi padre, la cosa que más temía en este mundo. Me achanté y bajé la mirada, buscando una de mis razones que no fueran caprichos de una niña de mi edad. ¿Por mi afán de descubrir el mundo? ¿Por qué no quería casarme aun? ¿Por qué no me interesaba el dinero ni la herencia? No, había algo por encima de todo eso. Algo que siempre había querido ser desde que era una niña pequeña y que iba a demostrarle.

— Porque quiero ser una gran estratega tal y como tú lo eres, padre. Y para eso tengo que salir y explorar el mundo, vivir aventuras, cuidarme de mí misma y ser libre. Porque con esos factores puedo explotar lo que verdaderamente soy. Y…
—Mis ojos clavaron con intensidad a mi padre y, con la cabeza bien alta, dije: —Le debo un favor a Lisa y tengo que encontrarla. Por eso mismo, padre.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Slider

Especialización :

Experiencia :

Gold :
668


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Slider el Dom Feb 11, 2018 7:08 pm

La situación se había puesto rara de un momento a otro su madre arramblo con su padre plantándose delante de su hija y preocupándose por su hombro, vale que había sido herida pero no le iba a pasar nada malo, seguramente ahora que nos habían pillado al marcharnos la mandarían a curar nos marchásemos o no. Lo que estaba seguro es que el gesto del padre era de replantearse si iba a dejar que se casase con ese energúmeno volea espadas. No parecía el tipo de persona racional que actuaba cuando le dabas las explicaciones pertinentes, si no al revés.

La situación estaba tensa, especialmente cuando la madre negó rotundamente a Cala su petición de marcharse. Sabía que quien cortaba el bacalao en aquella familia era el padre y era quien tenia que dar el si a la petición de ella. Mi mirada fue automáticamente hacia el hombre cuando empezó a hablar y le pidió que le diese una explicación convincente de por que quería marcharse. Parecía no estar todo perdido: si Cala le daba una buena razón quizás podríamos marcharnos juntos.

Mi mirada a Cassandra fue clara, dándole a entender con mi mirada que tenia que pensar algo para que su padre entendiera que no era un capricho tonto, que era algo que necesitaba hacer por mi, por ella y también por Lissa.

No pudo ser mejor la explicación que dio, su señor padre había sido un reconocido estratega y no quedaba duda de que Cala había intentado ablandarle por ahí. Cosa que por lo que parecía en la mirada de su padre podía funcionar.

Cassandra... – dijo el padre – aún eres muy joven y no sé... – dijo con dudas.

No se preocupe señor Rodrigañez, yo me ocuparé de ella – dije con una amplia sonrisa – le aseguró que estará en buenas manos. – le mostró el pulgar en modo de confianza.

Por un momento había dudado de si era el dedo pulgar o el dedo corazón el que había que levantar, pero echándolo a suertes aposté por el dedo mas gordo de los dos. Por que ahora que lo recordaba en una ocasión le enseñé el dedo corazón a una persona y no se lo tomo precisamente bien, por lo que pensaba que era el pulgar el que debía ser el correcto.

Además, seguro que Lissa se alegra de volver a verla cuando la encontremos – dije seguro de mis palabras – así que si pueden curarla antes de marcharnos seria genial. – dije tratando de que la cosa se normalizará.

Slider... confió en ti, confió en que cuidaras de mi hija, por que de lo contrario te arrancaré los ojos y haré que te los comas. – dijo de una forma un tanto peligrosa.

Simplemente sonreí ampliamente y asentí con la cabeza, nunca había probado unos ojos, pero estaba seguro de que tenían que tener un tacto algo gelatinoso, seguro que no estaban tan mal, la única pega era que serían los míos si algo salía mal.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
Cass

Especialización :

Experiencia :

Gold :
598


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Cassandra D'Angelo el Dom Feb 11, 2018 7:26 pm

— ¿¿¡QUÉ!?? —Se volvió a escuchar el grito de la señora D’Angelo después de la respuesta afirmativa del señor D’Angelo. — ¿Vas a dejar que tu hija se vaya sin más? ¡Robert, no pienso permitir que dejes que Cassandra se vaya! ¿Sabes lo peligroso que esta el mundo ahora con esas aberraciones por ahí?

Lo sabía. Sabía que mi madre volvería a cortarme las alas después de haberme sincerado. Ella era muy sobreprotectora conmigo porque me criaba como a ella no pudieron: con cariño, amor y todos los lujos que quisiera. No me quejaba de que mi madre me quisiera y me protegiera tanto, pero yo no quería eso. Es mi vida, y si yo quiero salir al exterior para enfrentarme con esas abominaciones es lo que haría. No iba a dejar que nadie, por mucho que me quisiera, me impidiese nada.
Con un rostro enfadado, miré a mi madre con intensidad y exclamé:

¡Voy a irme quieras o no, madre! ¡Si no me dejas por las buenas, Slider me secuestrará por las malas y no volverás a saber nada de mí!
¡No me levantas la voz, señorita! —Replicó mi madre, queriendo levantarme la mano para soltarme un bofetón pero yo no me achanté como hacía normalmente sino que levanté la cara de manera desafiante. Antes de que mi madre me llegase a pegar, mi padre le agarró de la muñeca. — ¡ROBERT…!
— Christine, antes que reñir a tu hija deberías de llamar a la curandera y hacer que traten la herida de tu hija. —Dijo con seriedad, apretando la muñeca de su mujer. — No puedes impedir que nuestra hija se quede aquí para siempre porque tiene tu espíritu guerrero y mi determinación, querida. Ella es un pájaro: si la dejas enjaulada, morirá de pena. Dejémosla que se marche con Slider por un tiempo. Sé que él la cuidará; más le vale. —Papá miró a Slider con la anterior expresión de seriedad. Después volvió a mirarme a mí con una sonrisa, soltando a mi madre. Su mano acarició mi mejilla con ternura. En sus ojos notaba que estaba triste y preocupado, queriendo decirme que no, pero él entendía mi situación. — Mi pequeña, has crecido muy rápido…
Lo sé, papá. —Murmuré con suavidad, agarrando su mano para que siguiera en mi mejilla. — Pero siempre seré tu pequeña.
Espero que sí, mi amor. —Depositó un beso en mi frente. — Christine, llama a la sacerdotisa y a la sirvienta para que prepare una maleta a tu hija para marcharse. Y tú, Cassandra: quítate ese vestido y prepara tus cosas. Slider, tú quédate conmigo.

Sin decir nada, acepté su proposición. Sé que papá hablaría con Slider sobre la condición que tendría irme con él, pero no me negué a que lo hiciera porque mi padre apreciaba a Slider gracias a lo que hizo por mí hace unos años.
La última mirada fue hacía Slider, diciéndole con esta que me esperase aquí porque volvería enseguida. Entonces partí con mi madre, la cual estaba aun con ese humor serio y seco, sin saber que decirme. La seguí hacía dentro de la casa para así buscar a la sacerdotisa que me curaría la herida y después a la sirvienta para preparar mi maleta. Solo espero que para cuando hubiese preparado… Slider siguiese con ganas de “secuestrarme”.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Slider

Especialización :

Experiencia :

Gold :
668


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Slider el Dom Feb 11, 2018 7:39 pm

Todo parecía que se había puesto en nuestro favor, su padre parecía aprobar que su hija quisiera marcharse algo que me alegraba en demasía. No hacía falta que su padre me dijese nada más sabía a lo que me arriesgaba si su hija no volvía en las condiciones que esperaba posiblemente me acabaría atracando la cabeza y era algo que debía asumir si no quería regalarme e impedir que ella viniera conmigo. De todos modos yo también la protegería aunque no se lo hubiera prometido a su padre. La apreciaba demasiado en realidad.

Cuando vinieron las curanderas y las sirvientas y se llevaron a Cala con ella, su padre me agarró del hombro y empezó a caminar conmigo, cuando me dijo que la protegiera a toda costa, fuese como fuese y que por favor intentásemos mantenernos lejos de la zona donde estaban los emergentes y que procurásemos acercarnos a las ciudades pobladas por que en teoría era donde los emergentes no habían podido hacer nada.

Prometí que no estaríamos en zonas despobladas pero no podía asegurarlo, el encontrar a Lissa también conllevaba meterse en zonas que parecían deshabitadas o donde por los menos hubiesen estado emergentes, sobretodo para descartar que ella estuviese muerta o hubiese sido atacada por esos seres, era algo que me preocupaba bastante, por eso quería descartar cuantas mas posibilidades mejor. Aunque por mi cuenta ya había visitado varios lugares y los había descartado.

Señor McCaffe descuide – insistí negando con la cabeza – le prometo que a su hija no le pasará nada, la protegeré con mi vida si es necesario – dije colocando mi mano en su antebrazo – aunque espero que no sea necesario arriesgar mi vida. – bromeé.

Fuese como fuese, ya teníamos el visto bueno del padre, solo faltaba que curasen a Cala y poder marcharnos de allí... ¿A donde? El destino diría, pero tenia varios lugares en mente que la primera vez que me marcha no los había visitado y quizás era lo primero que debía haber hecho, por que quizás Lissa estaba mas cerca de lo que esperábamos.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
Cass

Especialización :

Experiencia :

Gold :
598


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Cassandra D'Angelo el Dom Feb 11, 2018 7:58 pm

Estuve en silencio todo el rato mientras que mi madre se puso a buscar a la sacerdotisa mientras me dejó en mi cuarto a servicio de la sirvienta que estaba haciendo mi malata de viaje. Sabía a mis adentros que mi madre estaba sufriendo por mí. Me sentía mala hija por hacer que ella se preocupase, pero si no lograba salir de aquí al final pasaría lo que papá había dicho: me moriría de pena.

En mi cuarto estaba sentada en la cama mientras indicaba a la sirvienta que ropajes (vestidos, trajes cómodos, mudas de cambio, etc), libros y demás quería echar en mi mochila. Por suerte, mientras habíamos estado hablando con mis padres, Sir Olsen había sido llevado a la habitación de invitados para que le tratara las heridas la sacerdotisa —la mujer que había ido a buscar mi madre—. No tenía ganas de hablar mucho, simplemente señalaba lo que quería o decía “esto sí” o “eso no”. Estaba preocupada por mamá, no quería dejarla con el malestar.

Al final llegaron las dos mujeres a la habitación, entrando por la puerta apresuradas. La sacerdotisa comenzó con su rezo y poco a poco sentía como mi hombro iba aliviando su dolor, cerrando mis ojos para experimentar esa calidez que cerraba la herida. Solamente se escuchaba a la maga blanca rezar por mí mientras que los sonidos de la magia hacían efecto en mi cuerpo. Era como un soplo de aire fresco para mi cuerpo.

— Ya puede mover el brazo, mi señora. —
Comentó la sacerdotisa, soltando un suspiro de alivio. Había usado una gran cantidad de poder hoy entre Olsen y yo.
— ¿Estas mejor, hija mía? —Mi madre se sentó a mi lado, quitándome entonces la bufanda que Slider me puso como torniquete para que la sangre no saliera en cantidad.
— Sí, madre. Ya me siento mejor. —Le respondí con una sonrisa más relajada porque no sentía ese dolor punzante en mi hombro.
— Me alegro, cielo.

Un incómodo silencio se hizo entre nosotras. Nuestras miradas chocaban al mismo tiempo que sonreíamos. No hicieron falta las palabras porque ella me abrazó con fuerza, apoyándome en su pecho. Me empezó a quitar el recogido que llevaba en mi cabello, dejando entonces este suelto. Pidió a la sirvienta el peine para entonces empezar a arreglar mi pelo, peinándolo con gentileza. No dijo nada hasta que acabó, guardando el peine en mi mochila de viaje que me entregó momento después de aquel hermoso acto.

— Por favor, hija mía, ten cuidado y mantendme informada mediante cartas.
—Su voz suave me hacía ver que ya había razonado lo que estaba pasando. Al escucharla decirme eso me dieron ganas de darle un abrazo. Ella se puso a llorar conmigo, besándome la cabeza. — Llegarás a ser lo que tú quieras y encontraréis a tu amiga, mi cielo. Hasta entonces, cuidarse los dos, ¿vale?
— Te lo prometo, mamá.

Tras ese largo rato estando con mi madre —alrededor de media hora entre todo lo que había pasado— volvimos al jardín donde me estaba esperando Slider. El dragón comiendo lo que habían preparado para la boda de este mediodía, la cual había sido cancelada. Yo me acerqué a Slider con una sonrisa, agarrando mi gran mochila de viaje. Al fondo pude ver a papá hablar con el padre de Sir Olsen —la única familia del noble— mientras los dos discutían acaloradamente. ¿Aun quedaban problemas que resolver?

— Hija mía, tú quédate aquí. Nosotros nos encargamos de esto. —Dijo mi madre y se fue hacía donde mi padre estaba discutiendo con aquel hombre y los otros pocos invitados; obviamente ellos sabían que había pasado porque parecía que se los había comunicado.
— Slider, creo que aun no nos podemos ir hasta que resuelva el asunto de la casa Olsen. —Le comenté al dragón, mirando la escena de soslayo. Entonces le devolví la bufanda sin decir nada más que una sonrisa. Cuando la cosa se comenzó a poner bastante peliaguda al fondo, comenté a Slider:— ¿Me acompañas? Voy a necesitar a mi mejor amigo para que me apoye en este momento.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Slider

Especialización :

Experiencia :

Gold :
668


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Slider el Lun Feb 12, 2018 6:15 am

Las cosas habían cambiado en cierto modo y para bien, la situación se había tranquilizado bastante en cuanto al tema de nervios. El padre de ella me ofreció un plato de pavo al horno que se había preparado para el banquete de bodas, el pavo estaba delicioso, tenia un sabor mas rico, era de las mejores cosas que había probado en bastante tiempo, también había que decir que hasta hace unos días me había alimentado robando barras de pan por que el dinero del ultimo trabajo que había conseguido lo agoté entre comida y  posadas.

Mmmmmm – saboreé mientras masticaba – que rico esta esto... – me chupé los dedos – como pueda me llevaré el pavo entero... – murmuré para mi mismo.

Podía escuchar voces de fondo, como una especie de discusión que incluso parecían pretender que fuese discreta, a mi la verdad es que no me importaba no era yo de los que se ponían a discutir sin razón de ser. Pero lo que tampoco iba a permitir es que me tocasen las narices de buenas a primeras.

Fue entonces cuando llegó caminando Cala, parecía que la habían curado bien pues parecía poder mover el hombro sin dificultad algo que me alegraba, aunque hubiese seguido herida la habría llevado conmigo hasta encontrar a alguien que pudiera curarla, pero de todos modos si estaba curada era algo que facilitaba mucho las cosas. Pues era obvio que en ocasiones tendríamos que meternos en zonas de difícil acceso o zonas que requerían cierta flexibilidad para acceder y con su hombro herido tendríamos que tomar el triple de precauciones.

Parece que estas como nueva – dije sonriente – eso es genial en realidad. – la miré a los ojos.

Ella me comentó que no nos podíamos ir hasta que se solucionase el asunto de la casa Olsen me comentó tras devolverme mi bufanda la cual sin darle demasiadas vueltas me lié al cuello como solía llevarla siempre, ya la limpiaría cuando llegara el momento, aunque realmente no había visto la mancha de sangre, era de suponer que alguien debía haberla limpiado, quizás con magia.

No te preocupes, estaré a tu lado. – le sonreí ampliamente.

Cuando nos acercamos a la zona donde estaba la discusión pudimos ver como los padres de Cala estaba molestos, frunciendo el ceño. Pues el hombre que hablaba lejos de ser amable y disculparse por el comportamiento de su hijo estaba llamando poco menos que ramera a la pobre Cala, y menciono algo de un ser desagradable y salvaje.

Creo que el ser desagradable y salvaje soy yo. – le susurré a Cala.

Realmente no me molestaba que me llamasen así, las personas que me conocían sabían que no era cierto, yo era un chico racional y me consideraba una buena persona que no hacia daño a nadie a no ser que intentasen hacérmelo a mi y que sobretodo fuese alguien que de verdad tuviese posibilidades de hacerlo y me obligase a defenderme. Por ejemplo contra un niño no iba a defenderme.

Su hijo es poco menos que un asesino. – dije dando un paso adelante.

Las caras de todos fue un poema, yo simplemente me coloqué frente al hombre a una distancia prudencial con los brazos en jarras, lo cual parecía no hacerle gracia al padre del cuyo hijo ya había tomado cuenta, dejándole claro a base de puñetazos que nadie dañaba a Cala.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
Cass

Especialización :

Experiencia :

Gold :
598


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Cassandra D'Angelo el Lun Feb 12, 2018 12:02 pm

Slider me prometió estar a mi lado, y con sus palabras tuve la fuerza de ir a ayudar a mis padres. No podía dejar este mal entendido y marcharme sin más porque entonces demostraría mi cobardía. Puede que estuviese deseando irme de este lugar y cumplir mis sueños, pero no podía dejar asuntos sin resolver porque esa no era mi manera de ser. Siempre me habían enseñado a dejarlo todo listo antes de partir. Por eso debía de explicar que es lo que de verdad había pasado con mis palabras: es lo que debía hacer si quería ser libre al fin.

Al ponerme al lado de mis padres pude escuchar mejor la discusión. Estaban enfadados por lo que había pasado en la habitación y por la aparición de Slider —el cual fue llamado como desagradable ser—. No dije nada por el momento porque no era mi turno, pero sí que estaba analizando la situación con detenimiento. ¿Cómo se atrevían a criticarnos cuando ellos fueron los que me obligaron a casarme con hombre? Todos los halagos que daban a su hijo me repudiaban hasta el punto de arrugar mi cara cuando escuché los suficientes.
Antes de que pudiera rebatir a los señores Olsen, Slider ya había querido dejar su aporte sin pelos en la lengua. En su momento le hubiera callado la boca por esas palabras tan soeces, pero ahora mismo lo que hice fue sonreírle para que supiera que estaba de su lado. Y no solo yo, sino que mi padre asintió con su cabeza y mi madre también le miró con aprobación. Éramos cuatro contra dos.

Los padres de Olsen arremetieron contra Slider, diciéndole a él lo mismo que el manakete. Antes de que se liara más, planté cara delante de ellos y dije:

Aquí el único asesino es su hijo, mis señores. He sido amenazada, insultada y apuñalada en mi propia casa simplemente por la ira. He querido explicarle a su hijo que mi amigo ha venido a desearme una buena boda y ha sido él quien lo atacó, así que siento decirles que no pienso casarme con su hijo y no lo haré nunca jamás.

— ¿Cómo te atreves tan siquiera a decir eso, señorita? Estáis perdiendo una buena oportunidad de alianza con nuestra casa, Sir D’Angelo. —Amenazó el hombre bajito de larga barba; me recordaba algo así como la figura de un enano pero un poco más alto.
— Sir Olsen, no soy yo quien se va a casar sino mi hija. Y ella no lo desea, nosotros no se lo vamos a impedir. —Acabó mi padre la discusión con aquel argumento irrefutable.
—Ngh… —La ira del hombre salió en forma de quejido.
— ¡Vayamonos de aquí, Fenrir! —Exclamó la mujer de la casa Olsen mirándonos con asco tanto a mi madre como a mí.
— Su hijo está descansando en la habitación de invitados y ha sido tratado por nuestra mejor sacerdotisa. Les acompañamos a recogerle. —Mi madre hizo una señal a mi padre para que también acompañara, pero esta después me miró para indicarme que esperase — Volveremos enseguida, mi cielo.

Tras retirarse los adultos, solté un largo suspiro. No estaba acostumbrada a hablar así ante personas tan autoritarias y con tanta presencia, por eso me ponía nerviosa como si fuera un remolino de emociones.
Al volver a ver que Slider estaba a mi lado me hizo sonreír. Saber que estaba junto a mí como en los viejos tiempos me hacía tener esa confianza en mí misma que él me enseñaba. Abracé su antebrazo derecho con una sonrisa amplia, diciendo:

¡Enseguida nos vamos! ¿Estas emocionado? ¡Porque yo sí! ¡Quiero ver muchos lugares como Etruria, Sacae, incluso las islas de Durban! ¡También podríamos ir al país vecino! —Decía con emoción. — ¿Qué es lo que tienes pensado para nuestra siguiente aventura? ¿Tienes ya un nuevo trabajo o algún lugar donde podamos conseguirlo? ¡Ponme al día de toooooodo!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Viento [2]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Slider

Especialización :

Experiencia :

Gold :
668


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Slider el Mar Feb 13, 2018 6:42 am

La situación con los señores Olsen parecía que se había "solucionado" de alguna manera, era algo que los padres de Cala se encargarían de dejar sentenciado, ella no se casaría con ese idiota abusador, egolatrá, violento y no estaba seguro de si llamarle asesino por que era cierto que había fallado, pero no habría dudado en matarme de haber podido, así que por el momento "presunto asesino" era cierto que no estaba en su mejor momento aquel hombre, desde el momento en que le acaricié toda el hocico con mis puños.

Solté un suspiro de cierto alivio cuando vi que ese tema estaba mas o menos subsanado y que como mucho en unas horas, exagerando, podríamos partir y quizás empezar la búsqueda de nuestra amiga y compañera.

En ese momento Cala me empezó a preguntar que haríamos en ese momento, lugares a los que podíamos visitar, lo que tenia pensado hacer, que le pusiera al día de todo, lo cierto es que mas allá de buscar a Lissa y buscar algún que otro vulgar ladronzuelo para conseguir la recompensa poco más había hecho, ciertamente.

¿Qué quieres que te diga? – reí levemente – No he pensado nada, soy mucho de improvisar. – me encogí de hombros mientras me rascaba la nuca.

Sabía que a lo mejor mi respuesta la decepcionaba, pero era la verdad, yo no era de planear nada, generalmente de eso se encargaba Lissa yo era alguien que me gustaba más lo que era el tema de la improvisación por que en muchas ocasiones planeando algo te ponías limites que no podías rebasar, pero con la improvisación las cosas podían salir bastante mejor.

¿Tú donde consideras que podríamos ir? – me quedé pensativo – He oído que no se donde hay un asentamientos de Manaketes, pero no debe ser cerca de aquí – negué con la cabeza – y tampoco estoy seguro de que Lissa este por allí. – solté un suspiro.

Lo cierto es que prefería que ella eligiese nuestro nuevo destino por el simple motivo de que era mi nueva compañera y no tenia intención de ser un insensible que todo lo que decía yo era lo único que valía. Aunque obviamente yo era el jefe. Aunque eso no se lo iba a decir a no ser que me lo preguntará.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Manakete

Cargo :
Cazarrecompensas

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
Cass

Especialización :

Experiencia :

Gold :
598


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Secuestrame — Privado Slider (Social)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.