Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

La emboscada [Priv. Eugeo] (Campaña libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La emboscada [Priv. Eugeo] (Campaña libre)

Mensaje por Invitado el Jue Nov 05, 2015 6:29 am

Arvis recibió un informe de que en Isaach había una fuerza pequeña de emergidos haciendo las veces de bandidos y que había ciudadanos que no habían podido ser evacuados. La casa de los Velthomer y la casa de los Chalphy fueron elegidas para enviar tropas para hacer frente a la situación. Mi hermano, Arvis, seleccionó a un general de confianza. No sé qué habrán escogido los señores del otro ducado. La cuestión era que, en principio, Arvis no me dejaba ir, pero acabé convenciéndolo siempre y cuando no entrase en combate. Y, sinceramente, tenía intención de cumplir mi promesa. Quería averiguar la situación de los demás territorios.

Por desgracia, la situación no era precisamente la mejor de todas. En la mesa de guerra estaban los dos generales discutiendo sobre estrategias y yo, para aprender, también.  Hacíamos frente a muchísimos Emergidos y, aunque la situación era favorable para nosotros, el mejor plan de victoria implicaba abandonar un pueblo a su suerte. No podía aceptar eso y, como era de esperar, tuve un choque de opiniones con los dos generales. Lo peor era que entendía que era la mejor opción, pero… ¿podía permitirlo moralmente? Hay civiles allí esperando a ser salvados. No es justo abandonarlos para salvar a la mayoría.

Fue por ello que, durante la noche, me escapé del campamento y fui hacia aquel pueblo. No me lo planteé mucho. Era un pueblo montañoso, cerca de la zona desértica que, por cierto, me resultaba bastante bonita a pesar de no ser más que un desierto. En aquella zona encontré, como me temía, civiles. Les expliqué la situación y los ayudé a prepararse para abandonar el pueblo lo más rápido posible.

Pero era demasiado tarde. Los Emergidos llegaron para cuando la mitad ya había evacuado. No eran demasiados, pero sí que lo serían para mí. Dirigí al resto a un castillo abandonado que había para poder hacer frente a los Emergidos poco a poco con mi magia. Sin embargo, no sé hasta dónde llegaré con esto.

Me subí a una torre desde la cual podía ver el grueso de la tropa. Eran más de lo que esperaba… En condiciones normales podría llamar a las tropas con hechizos de fuego, pero ahora mismo he de usar mi energía para proteger a los civiles y aguantar hasta que venga la fuerza principal. Ya hablaría con mi hermano después… Aunque no me haga ninguna ilusión hacerlo.

Tomé el tomo con la mano izquierda y concentré la energía, sintiendo cómo el mismo fuego arde en mi interior. Como ya estaba más que acostumbrado, envié esta sensación de calor a mi mano derecha y la expulse. La bola de fuego se fue haciendo cada vez más grande hasta tener de diámetro el ancho de mi brazo. La expulsé y, tras caer en el suelo, expandí las llamas para hacer las veces de un pequeño muro para ganar tiempo.

Lo siguiente sería empezar a hacer arder a los Emergidos. Me refugié en la torre para evitar las flechas que iban cayendo.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La emboscada [Priv. Eugeo] (Campaña libre)

Mensaje por Eugeo el Jue Nov 05, 2015 2:19 pm

Un encargo llevó a Eugeo a lo que anteriormente fue conocido cómo el país de Isaach, actualmente controlado por Grannvale, en el borde oriental del continente. La zona dejó de ser segura desde que los emergidos empezaron a poblar las tierras circundantes, es por ello que contrataron sus servicios para hacer una entrega urgente en una población cercana al desierto. Se decía que esos seres oscuros merodeaban y atacaban a menudo a los viajantes de la zona que, en esta ocasión, no aparecieron para causarle problemas al joven mercenario. La carga llegó a su destinatario intacta y cumpliendo los tiempos estimados, por lo que tenía el resto del día para descansar del viaje.

Eugeo entró en la taberna de la población, no sin antes pasar por una pequeña capilla para cumplir sus deberes de devoto, el ambiente de la posada no podía ser más desalentador. Rumores y comentarios infundían desconcierto, dudaban de la seguridad de la villa ante un posible asalto de fuerzas emergentes. Las sospechas de los allí presentes fueron confirmadas cuando se dio la orden de evacuar el pueblo, hogares y locales fueron cerrados a conciencia a medida que los habitantes desalojaban, incluida la tasca en la que se encontraba.

Eugeo ayudó cargando el equipaje y víveres imprescindibles en los carruajes, sin lugar a dudas iba a quedarse en la población hasta que saliera el último convoy de evacuación, pero la operación quedó interrumpida a mitad de camino. Un grupo de emergidos alcanzó la villa, cortando la entrada y avanzando a través de las calles. Los emergidos empuñaban todo tipo de armas, arcos incluidos, los proyectiles empezaron a caer peligrosamente. Los que quedaron atrapados se vieron obligados a replegarse a una fortificación cercana para refugiarse .

El estado del castillo no podía proporcionar un aislamiento adecuado, Eugeo sabía perfectamente que no sería capaz de retenerlos a todos. Sin vías de escape a la vista la única solución aparente era la de encontrar alguna sala que se pudiera bloquear desde dentro y aguantar todo lo posible hasta que vinieran a auxiliarlos, una estrategia con muy poca posibilidad de éxito. Pero no estaba solo en esta batalla, pues una bola de fuego cayó bloqueando la entrada a los emergidos. - "Hay un conductor defendiendo el castillo, es una buena noticia, pues no soy el único capaz de hacerles frente." - Llegó rápidamente a esa conclusión, agradeciendo ese golpe de suerte.

Rápidamente subió las escaleras de la torre, pues las llamas que impedían el paso de los enemigos no iban a durar para siempre. Su intención era la de comunicarse con quien iba a ser su compañero para acordar un plan inicial y así coordinar sus acciones, aunque fuera mínimamente. - Joven mago. - llamó su atención mientras permanecía cerca de las escaleras. - Dejemos las presentaciones para más adelante, si le parece. Las llamas no van a durar eternamente.- añadió inmediatamente después. - el grupo es grande, pero trabajando juntos tenemos una posibilidad. - culminó, esperando la respuesta de su compañero.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Hero

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Esp. de bronce [2]
Vulnerary [2]
Esp. de bronce [1]
Blue Rose Sword [3]
.
.

Support :
Marth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
248


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La emboscada [Priv. Eugeo] (Campaña libre)

Mensaje por Invitado el Mar Nov 17, 2015 6:46 pm

Las llamas se iban apagando lentamente a medida que podía escuchar el sonido de las flechas salir disparadas de los arcos. Me cobijé en la torre, usándola de muro para hacer frente como podía a las flechas. Estaba muy nervioso, hasta el punto en que no podía disminuir los latidos de mi corazón. Me iba a mil por hora.

Cuando llegó un desconocido que se dirigió a mí, me sobresalté. ¿Qué hacía un civil aquí? ¿No se suponía que debía buscar un lugar donde evacuar? Pero, como bien ha dicho, las llamas no durarán para siempre. De hecho, ya se están apagando y los enemigos están pasando a través de ellas. Intenté tranquilizarme y explicar mi plan lo más rápido posible. Si había alguien más podía asegurarme de que los pueblerinos estén a salvo.

Recibido ―acepté su ayuda sin pensarlo demasiado―. Ahora mismo, lo importante es llevar a los civiles a un lugar donde se puedan encerrar. Nuestra misión va a ser retenerlos hasta que el ejército llegue. No sé cuánto tardará; hasta un segundo cuenta. Además, no sé cuánto durará la muralla de la torre. Pronto entrarán. Para entonces, tenemos que habernos asegurado de que los civiles estén a salvo, así que… ―me levanté con cuidado con las flechas y volví a hacer un muro de llamas para retener el paso―. Yo me quedaré aquí para ganar tiempo. Tú asegúrate de que estén a salvo. Si la estructura es la misma a la que estoy acostumbrado, debería ser posible encerrarse dentro de la sala del trono. ¡Te encargo su seguridad!

Esta vez, preparé un hechizo de fuego para atacar a los arqueros. Mi bola de fuego logró tumbar a dos arqueros, pero una flecha de ellos impactó en mi brazo izquierdo. Un gemido de dolor salió de mis labios a medida que intentaba calmarlo. Esto era la guerra a la que muchos otros se habían acostumbrado. Usé un poco de la tela de mi capa para evitar que saliese más sangre tras arrancarme la flecha. La calma que conseguí tras acostumbrarme al dolor no fue durarera: empecé a escuchar el sonido de las puertas de la muralla del castillo. Lo derrumbarían en breve. Espero que le haya dado tiempo a aquel joven a proteger a los demás. Y, de ser posible, que no se meta en esto. Aunque agradezco su ayuda, él también es un civil. Es el deber de los nobles y los militares proteger a los demás.


OFF:
SIENTO HABER TARDADO TANTO. ODIO LA UNI T_T (De hecho, este es mi primer hueco libre en poco más de una semana).
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La emboscada [Priv. Eugeo] (Campaña libre)

Mensaje por Eugeo el Lun Nov 23, 2015 2:53 pm

El piromántico expuso su idea mientras se resguardaba de la lluvia de flechas que, por el número, hizo que Eugeo se hiciera una idea mucho más pesimista del desequilibrio de fuerzas. Aunque defendieran una posición estratégica era cuestión de tiempo que acabaran por perder esa ventaja, en el momento en el que las puertas cayeran. Justo antes de que empezara a especular sobre las posibles vías de escape, su compañero indicó que el ejército aplacaría el ataque en algún momento. Además sabía de la existencia de una sala que podía bloquearse desde dentro, otra forma con la que ganar más tiempo y que aseguraría la seguridad de los aldeanos mientras el duo distraía a los emergidos. - "Por los datos que aporta debe estar relacionado de alguna forma con el gobierno o el ejército." - pensó brevemente, pero no había tiempo, ni siquiera para ofrecer al mago una respuesta verbal. Eugeo simplemente cerró los ojos, asintió con seguridad y bajó lo mas rápido que pudo por las escaleras de la torre.

Una vez allí reunió a los refugiados y comenzó a guiarlos hacia el centro del castillo. No sabía exactamente donde se encontraba la sala del trono, así que hizo uso de su intuición para orientarse y hallar su ubicación. Los grandes pasillos se quedaron estrechos cuando fueron transitados por la multitud en dirección a la espaciosa sala del trono. Tal y cómo dijo, era posible encerrarse dentro de la sala, por lo que el mercenario dio unas últimas instrucciones a los civiles. - Cerrad las puertas y mantened silencio, llamaré su atención para que no lleguen a este lugar. - Una vez asegurada su protección se dirigió a la entrada principal para retener su avance todo el tiempo que fuera posible mientras la ayuda llegaba. Deseaba ver allí al hechicero, antes de que las puertas finalmente cediesen y se viera sitiado dentro de la torre. Desenvainó su espada de camino mientras oraba a los dioses para obtener su protección durante la batalla.

Por su parte, los emergidos seguían haciendo presión en la primera línea defensiva de la fortificación. La madera que mantenía cerradas las puertas finalmente se astilló y dejo entreabierta la entrada. Se abrió lo suficiente cómo para que pudieran entrar de uno en uno, pero el madero seguía impidiendo una apertura completa. Los emergidos dejaron de hacer presión para permitir que uno de ellos atravesara la puerta y abriera al resto desde dentro. Una vez puso un pie al otro lado fue sorprendido por una serie de estocadas del mercenario, que esperaba escondido a un lado de la entrada. Intentó defenderse como pudo hasta que fue atravesado por la hoja de Eugeo.

Había hecho perder unos cuantos segundos a aquellos que esperaban inmóviles en el exterior. Comenzaron a empujar la puerta de nuevo, con la intención de romper del todo el bloqueo de las puertas. Cuando estás se abrieran de par en par solo quedaría retirarse y obstaculizar el avance en accesos menos amplios.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Hero

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Esp. de bronce [2]
Vulnerary [2]
Esp. de bronce [1]
Blue Rose Sword [3]
.
.

Support :
Marth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
248


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La emboscada [Priv. Eugeo] (Campaña libre)

Mensaje por Invitado el Mar Dic 01, 2015 7:34 pm

La situación estaba empeorando. Apenas podía mostrarme para expulsar más llamas porque los arqueros estaban listos para ensartarme nada más mostrarme. Fue por ello que tuve que bajar las escaleras con cuidado y eliminar a los emergidos que fueron entrando. Fue tremendamente complicado, pero poco a poco lo iba logrando. La ayuda del espadachín fue de agradecer a medida que iba incinerando los enemigos que se acercaban.

Pero dedujeron que esta estratagema no serviría y empezaron a escucharse más golpes en la puerta. Acabarían derrumbándola o rompiéndola. En cualquiera de los casos, ello provocaba mucho más peligro del que ya teníamos. Así que tuve que hacer un movimiento un tanto arriesgado pero que ― y aún no sé cómo― tuvo éxito.

Decidí crear una bola de fuego lo más grande que podía y la lancé al aire para después enviarla al suelo. Hizo de un nuevo muro y fue cuando averigüé que, si únicamente la enviaba hacia arriba, podría dar una señal al ejército para que viniese y que no tendría otra oportunidad salvo está. Fue por ello que lancé otra bola de fuego y la dirigí a los cielos. Fue un total de tres veces. Ello provocó un cansancio mental bastante grande y que dejase de crear fuego o, de lo contrario, perdería el conocimiento. La puerta seguía sonando y se escuchaba el sonido de la misma agrietarse. Iba a aguantar poco…

¡Tenemos que retirarnos! ¡Si derriban la puerta y los enfrentamos al aire libre, estamos perdidos! ¡Tenemos que llevarlos a un pasillo!

Dicho aquello, observé un poco el castillo. Debía haber partes del edificio que sirviesen. La cocina misma podría funcionar y, si bien era un poco peligroso usar mi magia en un sitio cerrado, creo que merece la pena intentarlo.

Dirijámoslos a la cocina ―señalé el edificio―. Está lo suficientemente lejos de la sala del trono y lo bastante cerca de los Emergidos. Además, si esta edificación sigue el modelo al que estoy acostumbrado, debería llevarnos a otras salas en caso de tener que retirarnos.

Corrí hasta la sala y, cuando llegué, decidí esconderme tras una mesa y concentrarme para aguantar lo que pudiese con la magia. Si lo racionaba bien, podría seguir combatiendo. Lo que no puedo hacer son movimientos llamativos como aquellas bolas de fuego a modo de aviso. De esta forma, el ejército se apresuraría en venir. O… eso espero. Si no ven a los Emergidos en el pueblo, confío en que los generales entenderán la señal como un mensaje de que están aquí.

Calma, Azel… Puedes hacer esto… ―intenté relajarme para prepararme para cuando los Emergidos viniesen.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La emboscada [Priv. Eugeo] (Campaña libre)

Mensaje por Eugeo el Jue Dic 03, 2015 8:51 am

Las visagras y el bloqueo crujían con cada embestida coordinada de los emergidos desde el otro lado, la puerta empezaba a ceder cada vez con más  rapidez, era cuestión de minutos o quizás menos. Con la ayuda del mago habían conseguido despejar la entrada de los pocos que atravesaron el portón semiabierto, pero cuando nada los impidiera entrar se verían superados numéricamente. Ninguno de los dos tenía objeción alguna en cederles terreno a los atacantes. - Esto se está poniendo peligroso. - Afirmó Eugeo con seriedad. - Sí, debemos retroceder y tomar un poco de aire. En este lugar no vamos a conseguir nada. - Asintió entonces a su compañero. - Espero que hayan visto vuestra señal. - No quiso añadir frases del tipo "o si no" o del estilo. La situación exigía no mostrar ni un atisbo de pesimismo. - Bueno, si estáis en lo correcto, seguro que lo han hecho.

El pelirrojo propuso atrincherarse en un edificio cercano que, según él, era la sala de fogones. Eugeo no tenía razón para dudar de su palabra e, independientemente, si no se trataba de la cocina seguía siendo un buen sitio en el que resguardarse. Siguió a su compañero hasta allí, cerrando la puerta detrás suya y colocando diverso mobiliario para atrancar la puerta por algún tiempo. La sala constaba de amplias mesas y diversos utensilios de cocina, además de un horno y varios espacios para brasas y fuegos. Desde una de las ventanas se podía ver la entrada principal, a punto de caer por la fuerza de los emergidos. Cómo era de esperarse, una puerta trasera, posiblemente conectaría con otras salas del castillo sin tener que salir al exterior.

Mientras su compañero se tomaba un descanso Eugeo fue acaparando la cubertería y vajilla cercana con intención de arrojarla por alguna de las ventanas. Era mucho más mortífero en combates cuerpo a cuerpo, pero combatirlos dentro de la cocina sería una mala decisión. - Bueno, intentaré ser útil con esto. - Comentó a su compañero, con una relativa tranquilidad. - Saldremos de ésta, ya lo vereis.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Hero

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Esp. de bronce [2]
Vulnerary [2]
Esp. de bronce [1]
Blue Rose Sword [3]
.
.

Support :
Marth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
248


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La emboscada [Priv. Eugeo] (Campaña libre)

Mensaje por Eliwood el Vie Ene 22, 2016 4:31 am

Tema cerrado. 30G a Eugeo.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
.
.
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
474


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La emboscada [Priv. Eugeo] (Campaña libre)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.