Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Robin ID // The Vessel of a Dark Destiny

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Robin ID // The Vessel of a Dark Destiny

Mensaje por Robin el Mar Ene 09, 2018 2:21 am

Robin
Tactician
Hora de poner la cabeza en esto

Datos
Nombre: Robin

Edad: 26 años, aunque aparenta ser algunos más joven

Clase: Tactician

Especialización: Magia Elemental

Afiliación: Ylisse

Ocupación: Estratega, aunque no contratado aún

Personalidad
La mente de Robin se encuentra con fragmentos faltantes de lo que solía ser, pensar y sentir, así que te guiaré para no perderte en su laberinto. Empecemos por lo simple y superficial, este joven hombre es alguien muy tranquilo a simple vista, podrías lanzarle una bola de papel por la cabeza para molestarlo y al menos al inicio, no se lo tomará como ofensa ni estallará como un volcán. Eso viene acompañado de una amabilidad casi incondicional dependiendo de las circunstiancias en las que conozca a otra persona, así que básicamente es una persona fácil de llevar para conversar un rato de casi cualquier cosa. Esto sin embargo es apenas la primera capa, la única que no ha cambiado demasiado, pero a partir de aquí incluso él tiene ciertos problemas de vez en cuando, y es donde vemos sus emociones.

Robin no tiene prácticamente ningún problema cuando se trata de conocer a alguien, pero llegar a llamar a esa persona un "amigo", en verdad puede tomar tiempo y dedicación, puesto esa palabra no es una que se permita la libertad de expresar sin reparos sobre cualquiera, valorándola mucho. Y si realmente uno llega a ser su amigo, podrá ver un lado más sonriente del albino, donde a veces podría devolverte bromas y abrirse un poco más sobre lo que siente, sus incomodidades e incluso ser más severo contigo en caso de que crea que algo haces mal, o si vas por mal camino. Claro que a veces su lado más intelectual podría jugarle malas pasadas, poniéndose nervioso más fácilmente que otros al no lidiar con emociones muy intensas a menudo, pero puedes contar con que dará lo mejor de si para cuidar a sus amigos. De esa forma llegamos...¿eh?, ¿no hay más aquí?, oh vaya, parece que hay un problema con sus emociones en las categorías que involucran mejores amigos e incluso más allá de eso...no soy capaz de ver el problema en concreto, pero algo está bloqueando y distorsionando esa área de su mente...supongo que lo dejaremos para otra ocasión.

¡Bien en ese caso vayamos con sus cualidades!, Robin es alguien muy sagaz y avispado, no podrás engañarlo muy fácilmente mientras él esté brindándote su completa atención, o si ya te conoce algunas artimañas que hayas expuesto anteriormente, después de todo es alguien interesado por las tácticas, estrategias y formas de predecir y determinar el flujo de un enfrentamiento. Pero eso por supuesto no solo aplica para formaciones de batalla o habilidades de combate, sino también a entender lo que otro quiere decir entre líneas, aquello que se quiere expresar a veces incluso de una forma indirecta, comprender en si a otra persona de pies a cabeza, es algo que considera el factor fundamental. Como he dicho, es un estratega nato formado con talento tanto como con esfuerzo y diligencia, estudiando de libros y aprendiendo de experiencias reales.

A su vez es alguien que logra mantener un temple sereno y frío, después de todo como alguien avezado por la estrategia, perder la cabeza por cualquier cambio en los planes o situaciones inesperadas localizadas o de pequeñas magnitudes, son cosas que no debe permitir para lograr que cada uno de sus hombres regrese sano y salvo a casa. Por supuesto puede desesperarse si su plan comienza a caerse de a pedazos sin importar lo que haga para remediar la situación, pero tiende a resistir llegar a dichos límites gracias a su serenidad y concentración puestas en cada cosa que haga o no haga, cambie o no cambie en su estrategia.

Para finalizar, el problema que hay con su mentees básicamente amnesia debido a un fuerte golpe que se dio. Ya lo verás a continuación.

Historia del personaje
El destino a veces es muy agraciado y otras muy cruel, pero dependiendo de la persona siempre se puede otorgar un punto de vista distinto, otro razonamiento, pintarlo con un color inusual, etc, para verle ya sea lados positivos o negativos que a simple vista se escapan. Bueno, eso fue lo que Robin intentó en cierto momento...pero, vayamos por partes, primero lo primero, el chico nació en Plegia y no como cualquiera de sus habitantes...diría que su vida fue "privilegiada", pero tal vez esa interpretación, vista desde otra perspectiva, no era tan así.

Robin era el avatar perfecto creado para el ancestral dragón oscuro, Grima, simple y llanamente, ese era el destino con el que cargaba, con el que fue traído al mundo, y hacia el cual sería guiado por su despiadado padre, el Sacerdote Supremo de Plegia, camino que inició con el ritual de iniciación en la magia oscura cuando era pequeño, momento que gracias al cielo no recuerda por lo doloroso que fue. Pero como avatar que era, tuvo que pasar por ello así fuera a usar la magia a futuro o no; protocolo. Debido a eso, el joven fue entrenado y expuesto desde pequeño a todo tipo de pruebas de supervivencia, donde su intelecto debía evolucionar si o si con cada desafío superado si quería ser capaz de sortear el siguiente. Midiendo siempre sus capacidades físicas, la salud de su cuerpo y también de su estado mental, su potencial en combate el cual se decantó principalmente hacia la magia, básicamente Robin fue como un conejillo de indias en su infancia temprana, un experimento del que buscaban nada menos que la perfección. Así que podrás decir, el niño la pasó horrible, bien, para él lo horrible era que su destino fuera determinado desde su nacimiento...interesándose por la magia, no solo leía libros de dichos contenidos, también gustaba expandir sus horizontes en otros tipos de literatura, desarrollando una consciencia bastante madura para alguien que en ese entonces tenía 9 años. También se le había dicho que no era el único candidato para convertirse en Grima, después de todo no iban a apostar todo en un solo camino, en ese reino en verdad se jugaban todas las opciones con tal de lograrlo. Pero para una mejor educación y control en el desarrollo de cada candidato, no se le permitió a Robin en su caso al menos, interactuar con otros candidatos ya que era de los mejores por no decir el mejor en cuanto al cuerpo y aptitud mágica. Gracias a ello, al menos podía estar seguro de que ser una marioneta y encima del montón no era de su gusto, pero poco podía hacer si no era capaz de superar en poder a su, si se le podía llamar así, padre; por ende se acopló al plan. Cuando cumplió los 10 años, al demostrar ser una buena "marioneta", le permitían salir del castillo y pasearse por donde quisiera en el reino, siempre acompañado por escoltas y magos del culto al dragón oscuro, claro, pero al menos, era una pseudo-libertad que podía disfrutar. Y como no, el chico se las arreglaba para engañar a sus guardias y salir a sus anchas a recorrer los poblados que visitaban, no era tan tonto como para escapar del sitio, simplemente prefería moverse sin ojos encima, para conocer por su cuenta la vida fuera de ese mundo encerrado, hermosa vida que a pesar de las penurias, se negaba a detener su florecimiento.

Así fue como un día, su padre decidió dejar de ponerlo él mismo a prueba, y enviarlo a experiencias reales de combate a la edad de 13 años de Robin, donde esta vez lidiaría con enemigos reales no predeterminados...y para hacerle las cosas más pesadas, al chico le dio el rol de estratega en los ejércitos que mandara en asedios a los poblados cuyos impuestos...no estaban siendo pagados en fecha. Poco a poco la indiferencia de parte de Robin por el mundo y su supuesto destino fueron cambiando, y todo inició con esa noche donde tuvo lugar su primera misión, "presionar" un pueblo en las afueras de Plegia que él bien conocía al haberlo visitado más de una vez, el cual bastante pobre y con una mala situación económica debido a la profunda avaricia de su soberano, ya iban 2 meses que no entregaban el pago de impuestos, cayéndoles el "juicio" entonces.

Para bien de su salud mental, sus recuerdos de esa noche son borrosos, pero ver toda esa sangre y a la gente sufrir, gente a la que había agarrado cariño con la inocencia de un niño, simplemente le desbordó...ah si, esa fue la primera vez que vomitó en la vida. Desde ahí en más, las intenciones de su padre fueron reveladas, siendo un objetivo oculto el ver como se desarrollaba en mente y corazón el albino, para ver de moldearlo al ideal que debía cumplir la encarnación de Grima; y con ello, el odio hacia el reinado y ese monstruo que no merecía el apelativo de "padre", nació en Robin.

Rebelión, pequeñas manifestaciones de la misma brotaban de vez en cuando en el joven, ganándose severas reprimendas desde encierros prolongados en las mazmorras hasta castigos físicos imponentes, todo porque Robin se negaba a cumplir órdenes, a matar personas u animales siquiera, también a desaparecer de los campos de batalla y simplemente ser encontrado luego vagando por algún lugar cercano a la expedición, fuera donde fuera. Aquello último valió la pena de hecho, ofreciendo un fragmento de tranquilidad, aprendizaje y regocijo al chico, gracias a que podía ordenar sus pensamientos lejos del entorno que tanto empezaba a detestar cada día más.

Esto le llevó a arriesgarse un día, tiempo después luego de crecer un poco más y cumplir los 20 años, escapó de la guardia que le escoltaba en uno de sus paseos por pueblos cerca del límite del reino. Simplemente había crecido bastante en cuanto al manejo de su magia y estrategias de combate, lorgando sin demasiadas complicaciones escapar de unos cuantos soldados rasos y magos de baja categoría, venciéndolos con su ingenio.

Así inició su vida independiente, con verdadera libertad, pero para poder considerarse una plena y completa solo un objetivo restó, escapar de Plegia. Ya se había ahorrado el viaje hacia sus límites con la nación vecina de Ylisse, así que el tramo final lo hizo robando uno de los caballos de la escolta, y su estrepitoso andar le llevó a ese deseado límite por dejar atrás. Finalmente su vida iba a cambiar para siempre, él mismo exploraría el mundo como quisiera, y una vez cruzó esa línea, sintió retirarse un gran peso de encima, sus ojos iluminándose y sus esperanzas encendiéndose. Lástima que su nuevo inicio, sería casi literalmente "nuevo". Robin no era tan bueno andando a caballo, así que luego de un rato de lograr estabilidad en el andar del caballo mientras se adentraba poco a poco en Ylisse, se despistó debido a su emoción, saltando el caballo una roca en su camino y bueno, desestabilizando al inexperiente en equitación Robin quien terminó cayendo, rodando, y golpeando su cabeza fuertemente contra un árbol.

Lo suficiente para dañar básicamente toda su vida en recuerdos, solo restando su nombre y personalidad, y los conocimientos que su mente y cuerpo tanto entrenaron en tácticas, estrategia y magia.

Extras
-Robin mide 1,85 mts

-Gusta bastante de leer para pasar el rato, despejar su mente o distraerse simulando estrategias de batalla contra un enemigo ficticio, y por supuesto pasar rato con cualquier allegado es bienvenido.

-Posee la marca de Grima en su mano derecha, aunque al llevar guantes de cuero en ambas manos, está oculta.

-Comer comida deliciosa le inspira demasiado, además de que es lo mejor para recuperar energías luego de exprimir su cerebro en estrategias.

Prueba de rol
leyenda:
Robin Habla, Robin Piensa, Narración, otros colores son npcs.

Érase un día despejado irradiado en dorado gracias al gran astro regente del cielo, el Sol, brindando con su presencia no solo luz, sino también calidez a un pueblo en la zona sureste de Ylisse. Ya habían pasado 2 años desde que perdió sus memorias, ese "click" en su vida que le hizo despertar a la sombra de un gran árbol en medio de una pradera, en un nuevo capítulo de su vida, el cual nunca supo porqué fue que inició. "Robin", era de las pocas cosas que recordaba de si mismo, y aunque pasó mucho tiempo probando con leer libros, así como realizar diferentes ejercicios físicos o rutinas diarias, simplemente no daba con algo que despertara a sus neuronas responsables de antaños recuerdos, de la flojera, del sueño del cual se negaban a volver para iluminar el pasado de su vida.

Hoy sin embargo, sería un día para descansar de dichos intentos por recobrar su viejo ser, decantándose más hacia una buena lectura vespertina, ya que hace poco había almorzado y a decir verdad, no tenía muchas ganas de andar ejercitándose en el momento. Por ende salió de la habitación que alquiló en una posada para encaminarse hacia una modesta librería en la calle comercial del pueblo. A través de sus ojos se reflejaban las vidas de aquellos ciudadanos, disfrutando un día pacífico, algunos relajados, otros preocupados por los recientes eventos internacionales que ocurrían, tema que por supuesto llamaba la atención del albino, pero dejaría para otro momento. Y de esa manera simplemente se preguntaba, como en muchas ocasiones, qué habría sido de su vida, cómo habría sido su hogar o familia, y bajo que concepto acabó solo en medio de la nada.

-Bueno, supongo que no importa, de momento realmente debería despejar mi cabeza, sino voy a andar echando humo para cuando tenga un libro en mis manos y...no voy a poder disfrutarlo-

Pensando en que debía despejar su mente, se puso a prestar especial atención al camino que transitaba, encargándose de mantener su mente vacía y fresca tal cual podía recordar que le agradaba, esas sensaciones que alguna vez habría vivido repetidas veces, también formaban parte de aquello que podía recordar. Sin mucha demora entonces, arribó a la librería entrando por una puerta de madera, anunciándose gracias a un pequeño chirrido producido por la misma, y sin perder el tiempo fue al mostrador donde se encontraba sentada la recepcionista.

-¿Qué tal?, buenas tardes, me gustaría preguntar si ya volvió ese libro de fórmulas mágicas que vine a buscar la semana pasada-

Ante todo una actitud tranquila sin ningún cambio notable en su expresión, rozando la neutralidad, pero mostrando un tono respetuoso hacia la señora de tercera edad que allí vivía atendiendo su negocio. La misma se acomoda un poco los lentes antes de verle mejor, reconociendo su silueta.

-Oh si si si, lo devolvieron ayer de hecho, era el de tapa azul, ¿cierto?-

Responde con buenos ánimos la dueña de la librería quien al ver que podía complacer a un cliente, ponía la mejor energía en su actitud para que el mismo no se fuera solo con la compra del día, sino también con la certeza de que aquel lugar ofrecía un buen ambiente al cual retornar en búsqueda de mayor conocimiento.

-Así es, me gustaría comprarlo de hecho, ¿cuánto cuesta?-

Empezando a buscar en una pequeña bolsa dentro de su larga túnica violácea, empezaría contar la cantidad estimada de dinero según el nivel general de precios en libros en las pocas tiendas que disponían de ellos en aquel pueblo, tomando 50 gold.

-Serían 45 gold por favor-

Sonríe para si mismo al notar que no estuvo lejos de aquel número iluminado en su cabeza, sintiendo como nuevamente, todo aquello relacionado a sus cualidades mentales le brindaban esa sensación nostálgica de satisfacción, que vaya a saber de donde provenía. Una vez efectuada la compra, volvió directamente hacia su habitación en la posada, se encerró en el cuarto y se dispuso a sentarse en una silla.

-¡Q-que uwaah!-

Estrepitosa caída la que obtuvo el estratega al no preveer que su mortal y oculto enemigo, la silla de madera, estaba lo suficientemente vieja como para romperse si alguna vez se sentaba de lleno en ella sin ejercer precaución. Aceptando su derrota, permitiría gozar a la silla de su pequeña victoria, más no contaba con que su plan de apoyo era disfrutar del libro en su cama, emergiendo Robin victorioso y algo divertido por la pequeña "simulación" estratégica que se reproducía en su mente.

-Ganaste la batalla buena silla, pero yo he obtenido el triunfo de la guerra al final...ah bueno, creo que mejor me pongo a leer, dejando de lado las estrategias, quiero ver si puedo recordar bien los conceptos clave de la magia, y desde allí, ya podré trabajar en dominar algún otro tomo mágico con el cual expandir mi repertorio de habilidades para el combate-

Dejando detrás el pequeño infortunio que debería informar luego al dueño del recinto, empieza por abrir aquel libro de tapa azul oscuro, para sumergirse su mente en las profundidades del conocimiento mágico provistas por el mismo, cosa que seguro le llevaría la tarde entera.


Última edición por Robin. el Vie Ene 12, 2018 1:41 pm, editado 1 vez
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Tactician

Cargo :
Estratega (desempleado)

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de Trueno [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
18


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Robin ID // The Vessel of a Dark Destiny

Mensaje por Eliwood el Sáb Ene 13, 2018 12:34 pm

¡Ficha aprobada! ¡Bienvenido!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Llave maestra [1]
.
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1064


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.