Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Entrenamiento] Nunca falta un roto para un descocido [Priv. Semiramis]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] Nunca falta un roto para un descocido [Priv. Semiramis]

Mensaje por Dantalian el Mar Ene 02, 2018 11:40 pm

Iba con un poco mas de retraso del que tenía planeado pues francamente prefería no estar demasiado tiempo fuera de Senay a sabiendas de lo importante que era su trabajo en ese lugar al no contra los nefastos con muchos sitios a los cuales acudir en caso de sufrir algún accidente. Había dejado algunos remedios de emergencia pero francamente le preocupaba un tanto lo que su ausencia provocaría en el lugar; que el aterrador boticario dejase su puesto quizá daría pauta a que los nefastos encontrasen una oportunidad para regresar a sus malas mañas. El boticario avanzaba en su carromato lentamente, Lilith, su yegua negra con las patas y melena blancas se movía despacio y tranquilamente por lo que Dantalian no tenía que fijarse demasiado en el camino así que ocupaba ese tiempo de trayecto para leer algunos libros que consiguió en Senay. Por supuesto el trayecto era tranquilo y por lo inmerso que estaba en sus lecturas no atino al hecho de que un solitario tábano se acercaba a su montura…. El había bebido su propia formula que ocasionaba que su cuerpo despidiera un olor desagradable para los bichos por lo cual difícilmente los mosquitos u otras alimañas se le acercaban; desgraciadamente la yegua no contaba con dicha protección por lo que el malnacido bicho se poso en el lanco trasero de la yegua, cerca de la cola, para morderla y así succionarle sangre. Por supuesto, la mordida del bicho era dolorosa y al atrapar de improviso a la pobre yegua esta soltó un relincho sacudiéndose y Dantalian al darse cuenta se apresuro en matar al bicho con el libro. Sin embargo, antes de poder calmar al animal quien, adolorida, sacudía el carromato termino pateando con ambas patas traseras la base donde se encontraba su dueño apenas intentando levantarse para calmar a su compañera, ocasionando que la sacudida le hiciera perder el equilibrio cayendo a un costado.

El hombre de ojos impares esperaba darse un golpe seco contra el camino empedrado así que solo se limito a esperar el impacto cerrando los ojos como un acto reflejo…. pero curiosamente no dio de lleno contra el piso, si no con algo suave que le amortiguo la caída haciendo que esta no fuese en realidad seria para él. Algún buen samaritano que pasaba por allí sujeto a le yegua por las riendas y comenzó a tranquilizarla más al pobre boticario le tomo un poco de tiempo reaccionar, volviendo lentamente en sus 5 sentidos. Para cuando ya estaba mas lucido se comenzó a alzar un poco hasta quedar a gatas y al abrir sus ojos estos se encontraron con otros que le miraban desde abajo. Al parecer había sido una bellísima mujer quien involuntariamente amortiguo su caída y aun que normalmente Dantalian era un hombre cuyo rostro envidiaría cualquier jugador de póker siquiera él se podía quedar impasible ante la posición tan comprometedora en la que habían quedado ambos.

- Y-yo…. ahhhh… mghhhh… l-lo lam-mento… -

Expreso comenzando a quitársele de encima a la par que ladeaba sus ojos hacia otro lado y la piel ligeramente tostada de su rostro se teñía de un escandaloso color rojo cereza. Debajo de su capa, para quien tuviese el don de la observación se encontraba un libro que los conocedores identificarían como un tomo de magia negra, bien sujeto al torso de aquel hombre con correas de cuero y un seguro, casi como si temiera que se abriera por accidente. El boticario se reincorporo por fin, sintiendo su cabeza caliente y avergonzado como hacía muchos años no se sentía, intentando ofrecer sus disculpas al extender su mano hacia ella para ayudarla a levantarse.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Boticario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [2]
Tomo de ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
304


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Nunca falta un roto para un descocido [Priv. Semiramis]

Mensaje por Semiramis el Sáb Ene 13, 2018 9:21 pm

De todas formas ¿Qué hacía ella allí? Había ido por buscar a su maestro, a Marc, el inquisidor, pero en realidad nadie sabía si por su diabólica mente algún motivo secundario existía. Quizás pura curiosidad por conocer tierras nuevas, quizás simplemente quería aprovechar aquella especie de libertad parcial que había recibido al ser una mera espía de su país.

Porque claro ¿Quién mejor que una sucia marcada para hacer el papel de una traidora? Le pegaba, por completo, totalmente. Hermosas sonrisas, inocentes palabras y portes suaves, toques sensuales, quizás una que otra palabra con doble sentido y la ley dictaba que la mayoría de personas caían ante sus pies, aunque solo por seguir pecados capitales que al final los alejaba del sendero de la luz.

Avanzó por las calles de Daein con una extraña seguridad propia de alguien que conocía bien donde pisaba, aunque no fuese así y solamente reproduciese en automático algo que hacía mucho tiempo había aprendido hacer, había sido obligada a ello.

Sus ojos dorados, ligeramente rasgados, como los de un gato curioso o un dragón colérico, siguieron observando hacia el frente y la oscura capa que cubría su cabeza y con ella sus orejas, seguía correctamente puesta. ¡Todo perfecto!

Todo menos el pequeño descuido de alguien al caerse encima suya sin cuidado alguno. Estuvo tentada a invocar un hechizo, a gritar y maldecir antes de recordar lo obvio: era una dama, estaba obligada a comportarse como una, lo quisise o no. Así que no pudo hacer más que cerrar los ojos y caer de golpe al suelo. Pero cuando volvió a abrir los ojos, en sus facciones no pudo no reflejarse la sorpresa que sentía: un hombre de albinos cabellos, piel oscura y ojos verdes...

Ojos verdes... ¿Qué era ese nostálgico sentimiento?

¡Y estaba sonrojado! Pero que lindura de muchacho... Y ahí se dio cuenta también del problema: estaba encima suyo, sentía con claridad el frío suelo contra su espalda, y por si no bastara, su capucha había caído, dejando sus oscuros cabellos al descubierto, sus orejas puntiagudas claramente visibles. Pero no se inmutó, sonrió dulce y ladeó inocente su rostro hacia un costado.

Por favor, no se disculpe. Un descuido lo puede tener cualquiera —Sí, Luz era una buena inspiración para palabras de reconforte, debía de agradecerle la próxima vez que lo viese. Apoyó una mano en el suelo y se fue incorporando, hasta permanecer sentada. La falda a su alrededor casi que cubría sus pies y ahí lo vio con claridad: el tomo oscuro perteneciente al hombre.

Un mago oscuro... —Susurró— Que oportuno, se me cayó del cielo. Estaba buscando una tienda de tomos oscuros ¿Vio alguna cerca? —Finalmente se incorporó, sus manos pasaron a limpiar su vestido, con cuidado y calma antes de fijar en el otro su mirada, atenta.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Espía

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [2]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.
.

Support :
Luzrov

Especialización :

Experiencia :

Gold :
732


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Nunca falta un roto para un descocido [Priv. Semiramis]

Mensaje por Dantalian el Dom Ene 14, 2018 11:51 pm

Aquella mujer llamo si atención casi al instante, no solo por esos bellos ojos dorados si no que, además, poseía orejas anormalmente largas para los estándares humanos…. era seria algún tipo de semi-bestia como lo sería su jefe en Senay?, lo dudaba pues hasta ahora los que había conocido tenían rasgos animales como pelo en aéreas en las que los humanos no tenían, colas u alas; entonces… que tipo de criatura era aquella mujer?, la duda le rondaba la cabeza con insistencia pues como mínimo se trataría de una deformidad de nacimiento.

- Entiendo, le agradezco su indulgencia. -

Comento soltando un pequeño suspiro, intentando calmar el desbocado latir de su corazón. Se recordó a si mismo varias veces que estaba casado y aquella actitud hacia otra mujer era impropia, sujetando de forma inconsciente el afamado anillo de compromiso que, aun después de la muerte de su esposa, se negaba a quitarse pues en el aun tenía la esperanza de traerla de vuelta. El comentario que surgió nuevamente de los labios de aquella mujer le tomo por sorpresa, acomodando su capa para que el libro quedara oculto otra vez… Si ella podía reconocer el tomo de magia obscura quería decir que también los utilizaba por lo que imagino que trataba igualmente con otra usuario de magia negra.

- No hay tiendas que vendan explícitamente este tipo de libros con las notables excepciones de Plegia y Nohr… aun que bueno, llegue hace apenas unos días a Daein así que no podría afirmar que aquí tampoco haya tiendas de esa índole. -

Comento más tranquilo, recuperando esa inexpresividad en su rostro que resultaba tan característica en el, mirando a la chica con sus orbes de colores distintos. Aun así, sentía que debía compensarla por aquel mal trago de alguna manera así que después de pensárselo un poco continuo hablando.

- Si va a un lugar en concreto puedo llevarla en mi carro mato, voy de camino a Nevassa, igualmente hay tiendas de libros que venden este tipo de tomos en particular sin siquiera saberlo por lo que usualmente se encuentran a precios más bajos… podríamos pasar por una librería para ver si hay suerte. -

Dantalian no era muy afín a la compañía, de hecho siquiera acostumbraba a hacer presentaciones; si la otra persona no mostraba interés en saber su nombre era normal para el omitirlo, pasando como un completo desconocido cada que le daban la oportunidad de ello. Aun así, también era un hecho que solía ser un tanto más blando con las mujeres y los niños, aunado a que recientemente había caído encima de ella se sentía casi obligado a compensarla.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Boticario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [2]
Tomo de ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
304


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Nunca falta un roto para un descocido [Priv. Semiramis]

Mensaje por Semiramis el Sáb Feb 17, 2018 8:55 pm

¿Indulgente? Indulgente... ¿Indulgente? Indulgente era cuando confería un ataque de gracia para intentar que sus enemigos no sufriesen atrocidades. Indulgente era cuando dejaba pasar una bordería por mera cortesía falsa. Indulgente era... Era muy indulgente cuando perdonaba una vida.

Perdonar un despiste no estaba segura de que pudiese ser algo indulgente... Ladeó su cabeza, pero terminó sonriendo, inocente a pesar de no serlo, sonrió como siempre sonreía, totalmente misteriosa y calmada... Tan calmada que a veces hasta resultaba aterrador. Pero inevitablemente su mirada se fijó en el  hombre que tenía en frente. Cabello blanco y piel tostada, curiosa apariencia, totalmente lo puesto a ella... ¿Sería que provenía de tierras cálidas?

Pero no era su apariencia aquella que destacaba para ella, sino el anillo con el que jugueteaba... Ese era... ¿Un anillo de boda? ¡Oh! Así que tenía a una amada mujer que lo esperaba en casa, horneando pan caliente o exquisiteces... ¡Que suerte la suya! Pero ese tomo oscuro... ¿Qué pasaba con él? Un mago oscuro orgulloso de su poder no se entretendría en esconderlo, un mago oscuro sabría si una tienda de semejante calibre se encontrara en la ciudad en que fue a visitar.

Algo había de extraño en aquél hombre y eso, inevitablemente sonaba a juego para ella. Olía a misterio que resolver, aunque fuese solo para mantener en movimiento su mente. Aunque quizás... ¡Oh, bueno! ¿Pero qué se le iba a hacer a ese punto?

¡Oh, Nevassa! —Juntó ambas manos de golpe, causando un ligero resonar. Su mirada se iluminó—Tengo que encontrarme con cierta persona allí ~ Así que, con gusto os acompañaré un rato —¡Y no mentía! Ella realmente tenía que encontrarse con su amo allí, así que, era como matar a dos pájaros de un tiro. Inclinó ligeramente la cabeza ante él—Agradezco su amabilidad.

Era modesta, sabía lo que las personas solían desear escuchar o ver, o eso creía en realidad. Juntó ambas manos ante su regazo, avanzando hacia el otro unos pequeños pasos. Sus tacones resonaron al pisar el suelo firme— Puede llamarme Semiramis, es un honor conocerlo —Ladeó suavemente su cabeza hacia un costado, su oscuro y lacio cabello solo delineó más sus puntiagudas orejas— Y perdone mi atrevimiento... ¿Es usted un mago oscuro también? —¿Preguntar si estaba casado? No solía preguntar lo que consideraba obvio, aunque en aquella ocasión se estuviese engañando sola.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Espía

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [2]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.
.

Support :
Luzrov

Especialización :

Experiencia :

Gold :
732


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Nunca falta un roto para un descocido [Priv. Semiramis]

Mensaje por Dantalian el Vie Feb 23, 2018 11:23 am

Aun que ya estaba más tranquilo ciertamente no podía negar que aquella era una mujer hermosa con una piel tan blanca que casi podría ser transparente. Ella había aceptado su ofrecimiento pues al parecer también iba camino a Nevassa…. tendría su compañía un muy buen rato entonces por lo que era necesario hacerse a la idea.

- Dantalian, un placer…. -

Respondió a la presentación con un ligero inclina miento de cabeza, dándose la vuelta para ir a su carromato, subiendo primero para así poderla ayudar a subir al frente de este pues ciertamente la parte trasera estaba llena de vasijas y frascos, muchas llenas de contenido no muy grato.

- Lamento que tenga que ir al frente, no suelo llevar personas conmigo así que el interior del carromato está lleno de ingredientes y cosas que acabo de comprar. -

Explico el hombre de cabello cenizo agitando un poco las riendas para que su yegua comenzara su marcha. Ante su pregunta no supo muy bien que responder pues por su forma de preguntarlo imaginaba que ella también utilizaba fuerzas arcanas obscuras, sin embargo le avergonzaba admitir que, pese a todos sus años estudiando rituales de magia y cosas similares aun fuese incapaz de controlar aquel poder; no tenia forma de saberlo pues nadie se lo había explicado pero lo cierto era que el hombre de ojos impares era emocional y mentalmente débil por lo que el poder de sus tomos obscuros ofuscaban su cordura a una velocidad alarmante, casi como si un cordero abriera voluntariamente la reja de su corral para dejar entrar a los lobos.

- Podríamos decir que sí, pero prefiero no usar este poder si puedo evitarlo… -

No era una persona de muchas palabras y, gracias a la joven jinete de Wyvern que había conocido antes sabia que en Daein y circundantes la magia negra no era un anatema como en otros reinos, mas todas las correas con los que su tomo de magia obscura estaba sujeto a su torso bajo su capa era principalmente porque el mismo Dantalian le tenía miedo, preocupado de que aquel libro se llegase abrir por error y terminase lastimando a alguien inocente.

- Vamos a dejarlo en que no soy bueno con los conjuros…. -

El boticario soltó un pequeño suspiro, sabía que no era precisamente el mejor compañero de viaje pues se le dificultaba relacionarse correctamente con otras personas, a su manera sufría de un tipo de timidez, levantando muros a su alrededor de forma ya casi automática lo cual le dificultaba bastante la interacción con otros.

- Es usted algún tipo de laguz?, nunca había visto ese tipo de orejas en un humano... -

Tampoco es que fuese delicado o supiese bien como ablandar una pregunta como aquella por lo que solo se digno a sacar aquella duda de su sistema sin ser consciente si había tocado un tópico sensible o no. El rostro del hombre con ojos impares permanecía tranquilo, casi inexpresivo y aun si su atención la mayor parte del tiempo estaba en el camino miraba a su pasajera de soslayo de vez en vez.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Boticario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [2]
Tomo de ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
304


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Nunca falta un roto para un descocido [Priv. Semiramis]

Mensaje por Semiramis el Dom Abr 15, 2018 11:43 am

Sonrió con suavidad, encantada. Aceptó su ayuda cual dama inocente haría, su piel apoyada en la mano del otro para mantener el equilibrio y subir sobre el carromato. Procuró alisar su falda antes de sentarse, elegante casi por instinto. Había algo en ella extraño, sus movimientos no eran fingidos, así era y no intentaba esconderlo.

No se preocupe por ese detalle, prefiero estar aquí al frente —Le miró de reojo, dibujó una de sus mejores sonrisas inocentes— hablar con usted, ver el paisaje —Ladeó solo un poco su cabeza, desviando del todo su atención al otro. Así había crecido, había sido obligada a adoptar ciertos gestos como propios y no le disgustaba para nada a esas alturas ya.

Y aun así, durante un pequeño instante, observó hacia el frente, en dirección a la calle. Los árboles, las personas que ajenas a lo que estaban ellos hablando seguían con sus vidas. Pero, cuando parecieron fijarse en ella, fue que decidió cubrirse con la capucha, echar suavemente hacia atrás su cabello solo para poder ver mejor.

Y allí estaba, prefería no usar sus tomos porque le era complicado controlarla. Era curioso, debía de admitirlo, antes había conocido un lindo clérigo de la Iglesia de Santa Elimine que no sabía como usar sus tomos de luz, y ahora, algo totalmente opuesto: un joven mago oscuro que no sabía como manipular su magia. Luz y oscuridad. Contraposición, que interesante podía ser el mundo.

¿Si? En ese caso ¿quiere que lo ayude? A entrenar con usted, soy bastante buena en cuanto a magia oscura se refiere. Podría darle consejos, o ayudar a controlarla... Realmente no es tan complicado como puede aparentar —Propuso de golpe.

Se inclinó a un lado, hacia él, posando su mano sobre el asiento en el que iba, entre ambos, coqueta. Entrecerró suave sus ojos y esbozó una encantadora sonrisa. Pero, aquella repentina pregunta la sorprendió— ¿Oh? —Parpadeó, sus orejas se removieron casi como si supiesen que estaban hablando de ellas.

Volvió a su sitio, apoyó ambas manos en su regazo y enderezó la espalda, relajada— ¿Sabe de la existencia de los brandeds o marcados? —Realmente siempre había usando aquello como una excusa ¡Oh, pobre ella! Una marcada, un ser tan abominable, tan inocente, claro— Es lo que soy. Nací por la unión de un laguz con un ser humano... Somos seres odiados por humanos y laguz por igual —Y, repentinamente se dio cuenta de algo.

Levantó una mano hacia sus labios, volteó hacia Dantalian y lo observó con ojos bien abiertos— Oh, my, querido, no se lo dije. Lo siento —Realmente era un detalle de poco interés, pero era buena idea para poder hacer espectáculo, así de simple. Eran pocos aquellos capaces de aceptarla, bien lo sabía ella y no le importaba como tal.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Espía

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [2]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.
.

Support :
Luzrov

Especialización :

Experiencia :

Gold :
732


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Nunca falta un roto para un descocido [Priv. Semiramis]

Mensaje por Dantalian el Dom Abr 29, 2018 8:25 pm

- Marcados?, no, la verdad es que no…. -

Comento simplemente de buenas a primeras pues si bien hasta ahora había tratado con muchos tipos de personas y… bueno, no personas, la verdad es que era la primera vez que escuchaba un término como tal. Era más que probable que hubiese visto a más de un branded en Senay pues no eran pocos quienes solicitaban sus servicios en la ciudad bajo la montana pero si bien había visto una que otra marca jamás lo atribuyo a que fuese por otra razón que el gusto de ponerse un tatuaje. No era como que los propios branded de Senay lo mencionasen siquiera pues al ver que el "medico" no parecían importarle detalles así no lo veían necesario.

- Laguz y humano?... vaya… eso es… interesante cuanto menos -

No era desagrado el gesto ligero y fugaz que se color en su impasible rostro por unos segundos sino más bien un desconcierto genuino… entendía que los laguz parecían humanos y ciertamente compartían, biológicamente hablando, muchas similitudes pero nunca se imagino que fuesen reproductivamente compatibles, mas aun le daba cierto grado de curiosidad el entender como un humano habría tenido interés en intimar con una criatura que podría acercarse más a una bestia que a la propia especie humana. Dejando eso de lado, las mejillas del pobre boticario estaban teñidas de un escandaloso tono de carmín que resaltaba incluso en sus mejillas morenas por la cercanía que la joven parecía tener para con él; no podía evitarlo, aun si amaba a su esposa y en realidad no buscaba ninguna relación con otra mujer Dantalian seguía siendo un hombre por lo que el encanto natural y delicado de aquella mujer le alborotaba un poco el pulso.

- Ciertamente me serian de ayuda algunos consejos… pero no quisiera que acabase herida por mi falta de capacidad…. -

Y es que difícilmente, por más talento que tuviese para la magia, era hasta hace algunos años un humilde granjero y las prisas que se daba para buscar rituales o investigar otras cosas habían terminado en una desatención casi total al manejo de sus nuevas habilidades, provocando que estas se desbordaran y tomasen el control de su voluntad tan poco entrenada.

- Al menos para mí si es bastante complicado… -

Replico el boticario frunciendo ligeramente el entrecejo con frustración pues aun si era bueno para la investigación y la medicina no mágica, el manejo de la magia y más aun una tan poderosa como lo era la obscura no era algo que el supiese descubrir por su cuenta y hasta ahora nadie se había interesado en ayudarle, por otro lado y para ser justos a él nunca le intereso pedir ayuda en ello.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Boticario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [2]
Tomo de ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
304


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Nunca falta un roto para un descocido [Priv. Semiramis]

Mensaje por Semiramis el Vie Jul 13, 2018 8:06 pm

Oh, sí —Afirmó con un gesto de la cabeza. Juntó ambas manos sobre su regazo, apoyándolas en la oscura falda que portaba. Cerró los ojos con calma, casi como si estuviese rememorando.

Había pasado por tantos problemas para llegar donde había llegado. Tanta injusticia y maltrato, tanta crueldad y palabras hirientes. Probablemente de no haberse vuelto loca habría muerto de todas formas, así que era simple: o perdías tu humanidad, o simplemente dejabas que la muerte se llevara tu alma.

Ella se había decantado por la primera opción. Perder la humanidad no sonaba tan mal como perder su alma, seguiría viva, respirando, seguiría con los ojos bien abiertos, observando el mundo pasar ante ella. Los emergidos invadiendo, los humanos y los laguz luchando. Todos luchaban, luchaban, luchaban. Y ella sonreía, sonreía como si no estuviese relacionada a nada de todo aquello...

Pues claro, era una branded, una abominación y por eso había decidido perder su cordura—Normalmente los laguz pueden hacerse pasar por humanos... Aunque no todos... Los felinos mantienen sus rasgos animales... Las aves sus enormes alas... Pero los dragones... Los dragones son casi, completamente humanos cuando se les antoja —Rió entre dientes, levantando una mano para ocultar sus labios con la punta de los dedos—Nosotros, los marcados... Como nuestra raza lo dice, tenemos alguna marca en el cuerpo y los laguz nos odian más que los humanos... ¿Quizás porque logran sentir nuestra sangre sucia? —Bajó la mano.

Era como juntar agua y aceite. Como juntar un príncipe con un plebeyo. Como juntar la luna y el sol. Abominable...

Yo tengo esa marca y las orejas alargadas... Pero no puedo transformarme, en cambio, fui apta para la magia oscura —¡Oh! ¡Calma, calma, Semiramis! ¿Estabas contándole toda tu vida a un desconocido? Se encogió de hombros, restándole importancia mientras sonreía—Así que... —Volvió a acercarse.

Rozó el hombro de él con el suyo, apoyó una mano sobre su antebrazo y se pechó más, hasta que su pecho se pegara contra el brazo ajeno, cálido y cubierto por la oscura ropa que llevaba—No tema... Juego con la magia oscura desde que era niña... Quizás podamos llegar a hacer que la entienda... Que le resulte más fácil controlarla... —Susurró en bajo, casi como una mala idea susurrándole palabras de amor a su pecador—No saldré herida... —Aseguró antes de enderezarse—Y este es un buen lugar... Silencioso... Y alejado... —Miró a su alrededor, curiosa, atenta, divertida a partes iguales.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Espía

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [2]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.
.

Support :
Luzrov

Especialización :

Experiencia :

Gold :
732


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Nunca falta un roto para un descocido [Priv. Semiramis]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.