Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] Dreams of madness [Priv. Tar'Howl]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Dreams of madness [Priv. Tar'Howl]

Mensaje por Invitado el Jue Dic 14, 2017 12:26 am

El silencio era pesado y estruendoso a pesar de que esas cosas nunca se le deberían de atribuir al silencio (¿y desde hace cuando le importaba la lógica?), sentía que la consumía y la ahogaba. O quizás era el agua (¿el agua siempre se sintió así?) lo que la estaba arrastrando, lo que no la dejaba respirar. No sabia realmente la cabeza le daba vueltas y todo peligraba ser consumido por el olvido otra vez ¿era eso tan malo? No lo sabia, no quería saber pues solo quería que todo terminara.

Sentía como el agua llenaba sus pulmones y como algo la arrastraba hacia abajo. Bye bye, Chirin, tuviste una buena vida pero es tiempo de volver a empezar. Empezar de nuevo, otro eco y mas piezas rotas. No quería, le gustaba ser Chirin pero todo estaba oscuro y pesado y no quería siquiera intentar pelear.

Piezas rotas, nombres olvidados y una pequeña branded retozando en su propia cama.

Su corazón estaba acelerado, demasiado acelerado para ser normal, y su respiración era entrecortada. Como si no pudiera tomar el aire a su alrededor a pesar de que este abundaba. Se estaba ahogando en su propia mente, la catástrofe enviada por nada en particular como cualquier tormenta.

Despierta, despierta, despierta.

Y cuando Chirin peleó contra la corriente porque ese era su nombre y se lo habían dado ojos gentiles y una voz de ángeles por fin abrió los ojos. Lo único que pudo sentir fue pánico, todo se estaba rompiendo de nuevo y sentía como su propia mente se fracturaba, como las piezas se iban de entre sus dedos como arena en el agua.

Howl, Howl, Howl.

Se levantó tan rápido que el mundo le dio vueltas y cuando dio sus primeros pasos se sintió como cordero recién nacido. El pánico corría por sus venas mientras garras invisibles la tomaban de las piernas. Quería huir y correr, seguir siendo la fabricación que era, el eco de lo que alguna vez fue. Le gustaba ser Chirin, era fácil serlo y se lo querían arrebatar, manos defectuosas se lo querían quitar.

Todo se hizo un borrón de imágenes, estaba huyendo de algo (¿cuándo había tomado el báculo?) y sentía el frio calarle los pies, piedras intentar enterrarse en la piel desgastada y ramas golpeando sus rodillas. Estaba huyendo (¿de que?) y no encontraba ningún camino familiar o seguro (¿dónde estaba?), ni siquiera tenia las fuerzas para gritar (¿a quien quería llamar?).

Pronto su paso se desacelero cuando sintió sus músculos gritar contra su cabeza desenfrenada, la lucidez quería regresar a su cabeza pero esta se resistía, peleaba maniáticamente contra la lógica, contra la razón. Se aferraba a ese sentido de peligro, esa paranoia de que algo la iba a lastimar… ni siquiera recordaba porque estaba huyendo. ¿Cuál era su nombre? Levantó uno de sus brazos hacia su cabello y el familiar sonido del cascabel, ignorado antes por el pánico, cortó contra la locura.

Chirin, chirin, como la campana.

Chirin… Chirin… –se dijo a si misma mientras hacia sonar el cascabel, a su mente vinieron un par de ojos gentiles. –Howl… Tar’Howl… –susurró para el viento.

¿Dónde estaba? Acercó el báculo a su pecho y volteó a ver el cielo, una expresión complicada en su rostro. ¿Seguía dormida? ¿moriría? El trágico final de Chirin, muerta en un lugar extraño sin nadie que la quiera. –Despiértame si es que estoy dormida, –su voz se mantuvo en un volumen bajo como acostumbraba –no me gusta este sueño, no me gusta nada.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Dreams of madness [Priv. Tar'Howl]

Mensaje por Invitado el Jue Dic 14, 2017 7:50 pm

Manster, tierra inhóspita y prácticamente desolada, donde pocas civilizaciones quedaban realmente en pie. Un lugar donde la gente había huido por temor a caer, donde las personas habían dejado atrás toda su vida para huir e intentar sobrevivir a los emergidos, intentar seguir adelante, y no morir en el intento. A Howl no le gustaba dicho lugar, el país de Manster era demasiado hostil para el dragón, habiéndose visto envuelto en varias peleas contra emergidos en el transcurso de su viaje, defendiendo la caravana de posibles ataques. Era en momentos como este donde el  dragón se preguntaba cómo había llegado a donde estaba. Primero, aquel chico llamado Arekk le había sacado de su cueva y le había convencido para que retomara la vida nómada una vez más. Tras ello, el hombre había desaparecido sin dejar rastro, de un día para otro, ni él ni s transporte estaban y tanto Howl como Chirin habían sido abandonados a su suerte. Tras ello, había encontrado a un mago oscuro perdido en mitad de una tormenta, alguien perteneciente al ejercito donde técnicamente Vivian tanto Howl como Chirin, y le había ofrecido a Howl cobijo. Por supuesto el otro le había informado sobre la existencia de Chirin y este se ganó parte de la confianza de Howl al no mostrar indicios de que le importara que Howl cuidara de la branded y se negara a separarse de ella.

Así que ahora iban a partir en dirección a Manster si Howl había entendido bien el plan querían liberar el continente de los emergidos, no sabía porque, pero en vez de contar con el apoyo de un ejército completo un par de caravanas estaban atravesando las ruinas de la antigua gloria, ahora desolada y llena de silencio. Edificios destruidos, quemados, llamas, signos de guerra por todos lados incluso reconocibles por el laguz ciego, que había avanzando sentado en la caravana Junto a Chirin mientras escuchaba atentamente a su alrededor para ser el primero en notar cuando se acercaban por la maleza antes de que el resto de caballeros hiciera contacto visual.

Y así, tras un día lleno de batallas sin descanso, había llegado la hora de descansar, la noche había caído rápido y las temperaturas caían, ergo no se tardó en reunir leña para que Howl encendiera una hoguera, llamas blancas (Siendo esa la descripción que le había dado de su fuego los presentes) danzando junto a las personas que estaban poniendo sus sacos de dormir a su alrededor. Howl siguió su rutina normal, narrándole historias a la joven Chirin hasta que esta cayó profundamente dormida, hasta que su corazón comenzó a latir con parsimonia  su respiración apenas era audible, siguiendo un ritmo preestablecido y tranquilo. Howl se acostó en su propio saco de dormir, dejando que la respiración de su amiga le llevara a encontrar su propio descanso.

¿Cuándo se habían vuelto las cosas así? Howl había pasado de no tener a nadie a cuidar a la chica como si su vida dependiera de ello. Algo más que una simple amiga, sino más bien como una hermana, alguien que le comprendía mientras él hacia todo lo posible por comprenderla a ella.




El sonido que despertó al dragón fueron los caballos relinchando, y el grito de los guardias gritando la palabra “Emergidos”. Howl, se puso en pie con velocidad. -¡Chirin!- Gritó, queriendo asegurarse de que la Branded estaba perfectamente. -¿Chirin?- Preguntó, acercándose al saco de dormir contrario y palpando el espacio donde debería haber estado dormida. Pronto el sonido de espadas se hizo presente en el lugar, metal contra metal, el relinchar de los caballos, el acero golpeando armaduras y haciendo un sonido seco, como golpear unos platillos. Pronto el olor a Sangre. Su primer instinto fue querer transformarse, pero Chirin.

Tenía que encontrarla antes de que salieran heridos.

Howl comenzó a correr, no sabía bien donde, pero siguiendo el olor de Chirin, ese olor tan inconfundible único de aquella chica, quien olía como los humanos y los Laguz al mismo tiempo, quien tenía un olor dulce como la fruta. El corrió, tropezando con obstáculos, ignorando las ramas que golpeaban sus extremidades sin ningún tipo de clemencia.

Cuando escuchó el cascabel, Howl comenzó a correr con más velocidad, estuvo a punto de tropezar y no le importó. Escucho la voz de Chirin y simplemente avanzó, hasta que se encontró justo delante de ella, jadeando. –Chirin, no puedes desaparecer así, me tenías muy preocupado- Gritos, en la distancia. –Todo va a salir bien ¿Vale? Ya estas despierta, estoy contigo, todo va a salir bien-  Howl a tientas puso una mano en el hombro de la chica, para que le mirara a él, durante un instante. Solo para llamar su atención (lo pensó necesario, no podía verle el rostro para saber si su voz estaba funcionado) -Escúchame, eso era solo una pesadilla, pero necesitamos buscarte un escondite antes de que aparezcan los emergidos ¿me entiendes?- Se mordió el labio inferior, pensando –Dime si puedes ver algo que pueda servirnos de escondite, tengo que volver rápido a la caravana y traer a los heridos -
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Dreams of madness [Priv. Tar'Howl]

Mensaje por Invitado el Sáb Dic 16, 2017 1:04 am

Alguien se presentó frente a ella y le tomó un poco reconocerlo, sus ojos aun estaban perdidos y se preguntaba si realmente estaba durmiendo. Pero sus sueños se movían de forma diferente, jamás llegaría alguien a ver si se encontraba bien o hablarle con la ternura que nunca le mostró su madre. ¿Madre? Chirin no tenia madre y nunca tuvo y nunca tendrá. Parpadeó un par de veces, la voz de… Howl… llegando letárgicamente a sus oídos.

Una mano se posó sobre su hombro y su primer instinto fue dar un paso atrás, alarmada. Pero las manos no eran hostiles y no la querían llevar a ningún lado tenebroso así que a pesar de su tensión inicial pronto se relajó (aunque no soportó el contacto por mucho tiempo y se soltó de este en cuanto pudo).

Estaba despierta y su nombre era Chirin, las garras de la locura comenzaron a desaparecer, su agarre cada vez mas y mas débil. Su mente regresó a la lucidez, y se dio cuenta que a pesar de no estar dormida lo que sea que estaba ocurriendo no era muy diferente a una pesadilla.

Por esto es que quería regresar a la cueva en las montañas, no le gustaba nada viajar. Ni la persona con la que estaban viajando pero en general no le gustaban las personas.

Oh –fue lo único que dijo cuando escuchó los gritos de sus compañeros de caravana, los cuales siendo sinceros no le importaban demasiado. Pero Howl era una buena persona (no como ella) y a el si le importaba (por ella fuera los dejaba atrás como carnada pero que se le va a hacer). Su corazón se mantuvo sorprendentemente tranquilo, una prueba mas de lo poco que le importaban las cosas en su estado post-pesadilla. –Ruinas, mencionaron ruinas –y se mordió el comentario de cómo probablemente la mitad de la caravana estaba muerta, porque siendo realistas (y por la cantidad de llamados agonizantes, además de el índice de fatalidad que tenían los emergidos) el pronostico no se veía muy bien.

Escaneó el área donde se encontraban, no tenia la mas mínima idea de donde estaban pero se suponía que las ruinas tenían que estar cerca. Levantó la mirada a las estrellas y algo (que no era ella pero al mismo tiempo si) le dijo que si seguía esa particular estrella estaría caminando al norte y (si su instinto no estaba mal) caminar al norte era la mejor idea que tenía.

Tomó la mano de Howl a pesar de la bilis que el contacto físico generalmente le ocasionaba y lo jaló hacia el norte. –Por acá –su voz era determinada a pesar del escaso volumen con el que hablaba –…creo. –Pero bueno, un plan a medio hacer era mejor que ningún plan, con la otra mano se aferró al báculo con fuerza.

Y aquí la triste historia del final de Chirin y Howl,
muertos en medio del bosque sin nadie que los recuerde.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Dreams of madness [Priv. Tar'Howl]

Mensaje por Invitado el Vie Dic 22, 2017 8:01 pm

Howl estaba acostumbrado a decir cuando Chirin no se encontraba en un estado de óptimas condiciones, y oler como su cuerpo desprendía tristeza. A Howl no se le escapó como el cuerpo de Chirin se tensó cuando sus dedos hicieron contacto con sus hombros, retirando la mano cuando le fue posible y no haciendo ningún comentario al respecto, porque eso es lo que se le daba bien a Howl, pasar las cosas que le molestaban a Chirin por alto y no darle importancia para que Chirin no oliera a tristeza. Pero ahora, Howl podía decir lo tensa que la chica se encontraba, porque su corazón parecía que se fuera a salir de su pecho, su voz se quebraba ligeramente. Eso estaba mal, no le gustaba lo más mínimo.

Chirin no tardó en tomarle la mano a Howl, a pesar de que el dragón comprendía su aversión a todo lo que estaba relacionado con el contacto físico en general. El dragón se mordió el labio inferior ante el gesto mientras la chica le guiaba, intentando no romper la piel con sus colmillos pero sin poder evitar el gesto. Necesitaba algo, distraerse. La muerte y la pelea a su alrededor eran demasiado para Howl, el sonido de metal contra metal, los gritos de dolor, magos hablando el idioma antiguo para convocar las fuerzas de la naturaleza a su favor, clérigos rezando a los dioses. El olor a sangre, a carne quemada, a fuego se mezclaba con el de la naturaleza, y Howl solo tenía claro que tenía que poner en orden sus ideas  salvar a los que fueran posibles. Los humanos tenían vidas cortas, Howl no podía dejar que se las quitaran así como así, aunque fueran unos capullos.

Pero ahora no le era posible, porque había tanto ruido dentro de su cabeza, que ni siquiera estaba seguro de poder garantizar su seguridad o la de Chirin si no encontraban refugio.

Tal vez por eso no escucho el sonido de la flecha rompiendo el aire hasta que fue demasiado tarde.

Howl gritó, un grito profundo y desde lo más profundo de su pecho que no tenía nada de humano mientras caía al suelo, un dolor agudo en su hombro izquierdo. Olía a sangre, y notaba como su camisa se empezaba a humedecer y pegar a su piel. Howl apretó los dientes, abrazando su propio brazo contra su cuerpo. Lo notaba adormecido, no podía mover los dedos correctamente (¿O sí? Howl no era capaz de saberlo, no los notaba bien).

¿Estaba muerto? Respiró, esperó, expiro. Supuso que no, si estuviera muerto no sentiría su hombro ardiendo.

-Chirin, necesito que corras.- Sentenció, poniéndose en pie, como pudo, con la ayuda de un árbol. El grito/rugido debería haber bastado para que el arquero abandonase la postura de tiro y se tapase las orejas, les daría tiempo a correr antes de que les dispararan otra flecha. -Necesito que corras lo más rápido que puedas hasta encontrar las ruinas. Voy a seguir tus pisadas, di en voz alta cada obstáculo que pueda suponer un problema para mí, como si hay algún árbol en medio y hay que bordear.- Otra flecha se clavó en el árbol de sus proximidades. –Rápido, no hay tiempo-
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Dreams of madness [Priv. Tar'Howl]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.