Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

Amor entre señores [Libre][+18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Amor entre señores [Libre][+18]

Mensaje por Invitado el Vie Dic 08, 2017 7:55 pm

A tener en cuenta:
Necesito este tema para mi trama. Que sea +18 es un plus ;D Pero si, en este tema Gaius se está prostituyendo. Así que, quien acepte unirse, tenga presente que le pediré al cerrar el  tema que le gire al tuerto 10 gp por los servicios brindados.
Aclaracion: no es solo para personajes hombres! Si una dama quiere unirse es más que bienvenida. El titulo es solo un chiste interno mio XD

Lastimado, apestoso, andrajoso… todas esas eran formas habituales de ver al bandido de un solo ojo, pero en esta ocasión estaba especialmente desalineado.
Acababa de huir por su vida de las fauces de un sub humano y, después que lograra que la bestia le perdiera el rastro, había tenido que arrastrarse todo el camino hasta la primera cuidad en la que pudo parar.
Lejos de culminar sus problemas al llegar a la ciudadela, Gaius se enfrentó a un nuevo desafío y era conseguir pagar por hospedaje, alimento y una buena tina de agua caliente con un par de pastillas de jabón. Había intentado conseguir dinero manoteando bolsillos en la plaza, pero su hedor delataba rápidamente su presencia por lo que no pudo echarle guante ni a una sola moneda.
Hambriento y sin saber qué hacer, se dedicó a deambular por las calles esperando encontrar una iglesia en la que poder pedir limosna en la entrada, pero otro establecimiento se le presentó en su camino antes de que pudiera dar con una.
Era apenas un pequeño edificio de paredes marrones y ventanas cerradas a cal y canto. Tenía pequeñas guardas pintadas en los muros exteriores con simpáticos diseños geométricos, pero lo que lo señalaba como un local comercial era una farola de cristales rojos la cual colgaba sobre la entrada, el eterno marcador de que ese lugar no era otra cosa que un prostíbulo.
Gaius se quedó mirando esa farola un largo rato. Estaba reamente tan desesperado como para llegar a ese punto? El gruñido en su estómago contestó la pregunta, pero aun así el bandido se quedó en el lugar pensativo. Volvió a sopesar sus opciones; sin arma, sin dinero y sin otra pertenencia arriba que sus ropas realmente no tenía recursos con los que sobrevivir, solo esperar que alguien muy muy rico se apiadara mucho de él al verle moribundo a la entrada de un templo.
Suspiró, sabia que había las mismas chances de que eso pasara como que Naga en persona le invitara una cerveza. Así que dejó de darle vueltas al asunto y terminó por decidirse. “No se me da esto de pensar… no sé porque lo sigo intentando”.

Nadie vigilaba la entrada, así que el destartalado ladrón empujó con timidez la puerta y se dejó colar en el edificio.
Dentro, la penumbra gobernaba, al igual que un sinfín de murmullos y risas lejanas.
Lo primero que recibía al cliente era una gran sala circular repleta de almohadones y sillones, todos de gran calidad, donde damas y jovencitos se echaban sobre ellos, algunos hablando con sus futuros clientes y otros solamente posando provocativamente, mostrando sus cuerpos apenas vestidos sin ningún tipo de pudor.
Un músico tocaba la lira en un rincón, musicalizando la zona con una tonada suave y romántica, tapando también alguno de los gemidos que  se colaban desde la planta superior.

Pasando de todo contacto con las trabajadoras del local, el tuerto pidió hablar con el encargado del lugar, y fue recibido por una veterana madrona quien casi lo manda echar no bien verlo. Un par de lastimeras suplicas después, la mujer aceptó que el muchacho trabajara allí por un tiempo, pero cobrándole horriblemente caro todos los servicios que le burdel le brindara. Con la promesa de pagar con trabajo dentro del establecimiento, la mujer de cabello cobrizo y enrulado le permitió al ladrón darse un bien merecido baño, donde incluso las demás trabajadoras le ayudaron a asearse limpiando con especial esmero las zonas que sus futuros clientes  fueran a frecuentar.
Después de lavarlo y alimentarlo correctamente, a Gaius se le asignó una habitación en la segunda planta, donde se le indicó que debía esperar a sus futuros clientes. Una habitación pequeña con una enorme cama que ocupaba casi la totalidad de la habitación. Le habían despojado de todas sus prendas salvo de su parche por lo que el pudoroso bandido solo pudo echarse sobre el colchón y tapar sus vergüenzas con uno de los muchos almohadones desperdigados en la cama.

Suspiro y terminó de explorar con la mirada su habitación. Un pequeño tocador residía en la esquina junto a la puerta con una gran palangana de agua, algunos trapos para asearse, y una botella de vidrio verde oscuro tapada con un grueso tapón, cuyo contenido el bandido comenzaba a sospechar cual podría ser.  
Lamentó su mala suerte, pero intentó no desanimarse demasiado. Quizá no todo fuera malo… Quizá Naga le sonreiría al final de todo. Y con esa esperanza en el corazón, acomodó a esperar.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Amor entre señores [Libre][+18]

Mensaje por Eliwood el Dom Feb 18, 2018 6:40 pm

Tema cerrado. 10G a Gaius.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Ellight [4]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3455


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.