Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] An Act of Kindness [Priv. Killian, Shayera]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] An Act of Kindness [Priv. Killian, Shayera]

Mensaje por Yuri el Jue Nov 30, 2017 9:39 am

Llevaba días con los ánimos y la energía decaída. Cuanto más se internaba en los espesos bosques de Gallia, más notaba que su cuerpo no estaba aclimatado a la vida salvaje a la que había intentado acostumbrándose durante semanas, sin demasiado éxito. Había pasado mucha hambre porque no sabía cazar, e incluso las alimañas más simples eran más listas que él para huir y esconderse. El rastreo de presas era imposible para su ojo sin entrenar, y tardaba horas en pescar un mínimo pez en los ríos, a falta de material y habilidades. Al final, había recurrido a comer plantas y setas que conocía, frutos de los árboles y matorrales, y, a robar huevos de nidos a los que llegaba escalando árboles, que después se comía crudos. En general, se llevaba a la tripa todo aquello que podía. De vez en cuando, sorprendía una madriguera de ardillas a las que atacaba con fiereza para matarlas y callar su estómago rugiente con un poco de carne, pero esas situaciones eran escasas.

Si antes era una figura delgada, ahora Yuri se había quedado escueto como un palo. Apenas unas piernitas y un torso delgado del que sobresalía su cabello rubio hasta los hombros. Caminaba despacio, como si le costase incluso realizar una tarea tan sencilla. Hacía poco que había vomitado los pocos contenidos que había ingerido en unos arbustos bajos. Estaba revuelto, quizás porque se había tratado de llenar con unos champiñones de color brillante que después le habían dormido la lengua. Tampoco es lo pudiera pensar con claridad, pues sentía la cabeza embotada, como si estuviera viendo todo a través de una niebla espesa y constante. Sin embargo, cabezón como era él, no por algo tan tonto iba a detenerse en su camino. Pretendía llegar a alguna zona donde hubiera un refugio laguz para poder establecer allí su nueva vida. Hasta el momento, salvo algunos encontronazos puntuales, no había hallado tales asentamientos.

A través de la blanca nebulosa, divisó una charca de agua, apenas una cuenca en el suelo que se había llenado de lluvia en los días anteriores y cuya profundidad no debía ser más que medio metro. No obstante, a Yuri le pareció un bálsamo perfecto. Se dejó caer a su lado y metió la cabeza en el interior como un animal sediento que desea beber. Sorbió sonoramente varios tragos de agua, que poco hicieron por mitigar el ardor de su cuerpo y bajar la fiebre que hacía que su rostro estuviera rojo y con aspecto enfermizo. Cuando su estómago le comenzó a doler, dejó de beber y se tiró hacia atrás para descansar junto al remanso. Una de sus manos estaba metida en el charco, aliviando con su frialdad la alta temperatura del bailarín. La otra, sujetaba la espada robada que había llevado consigo desde que escapó de la caravana. Se negaba a dejarla atrás, por mucho que sus dedos estuvieran entumecidos y apenas tuviera el vigor necesario para alzarla y golpear algo.

- M-mierda… - dejó escapar por su maltratada garganta. La sentía hinchada y seca, y cada respiración le era un proceso doloroso. ¿Tan poco había durado en Gallia?, ¿Tan débil era su cuerpo que apenas podía sobrevivir a la vida salvaje de la nación felina? Sabía que no podría protegerse si llegaba algún enemigo. En ese instante, era una presa fácil tanto para las fieras como para los emergidos. Raro era que ninguno le hubiera encontrado hasta el momento, por el obvio rastro que había ido dejando tras de sí. Yuri era como una pobre criaturilla moribunda que se acerca al río a morir, aunque en su caso era una triste charca en medio del bosque. Sus ojos aguamarina, hinchados y repletos de lágrimas de impotencia, se alzaron hasta las grandes copas de los árboles. No podía desaparecer así, justo cuando alcanzaba su tan ansiada libertad. Entre quejidos, murmuró: M-madre, ayúdame… - Fue apenas una vocecita ronca en medio de la naturaleza. Nunca le pedía nada. Tenía demasiado orgullo como para admitir que necesitaba auxilio, pero se sentía tan enfermo y desamparado que alzó un ruego al cielo a la espera de que su querida madre pudiera escucharle allá donde estuviera, quizás al lado de la misma Diosa de Gallia, Ashera.
Afiliación :
- GALLIA -

Clase :
Dancer

Cargo :
Ex-esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
.
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
10


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] An Act of Kindness [Priv. Killian, Shayera]

Mensaje por Invitado el Lun Dic 04, 2017 2:16 pm

Kilian después de varios meses volvía a Gallia en busca de su amada tigresa, ya no podía esperar para verla, había pasado tanto tiempo sin sentir sus caricias ni sus besos que con cada nube que pasaba su corazón latía con cada vez más fuerza, la impaciencia que sentía el jinete era transferida hacia su wyvern que volaba a una velocidad tan alta que el rubio no podía mantener los ojos abiertos y se había hecho algunos cortes en el cara por el viento. -Vamos amigo, solo un poco más, ya casi estamos en Gallia, puedo sentirlo, ya casi estamos con Shaya.- El wyvern hizo un gran rugido que demostraba su emoción por volver a encontrarse con la tigresa también, pronto dejaron de ver la ciudad para entrar en el bosque quemado donde antes vivían los garza y luego de algunas horas entraron a los espesos bosques de Gallia. -¡Bien! Ahora solo queda encontrar a Shaya.- Todavía volaban muy rápido por lo que Kilian tosió hasta sacarse un insecto que se le había metido en la boca hasta la garganta. -¡PUAJ!-

Por suerte no se había encontrado con ningún grupo de emergido que lo viera, si había algunos grupos bastante grandes pero estaban concentrados en algunos sectores de Gallia. Antes de encontrar a Shayera no había visto ningún enemigo por bastante tiempo, ya en el reino laguz volaba más bajo y lento buscando a la tigresa con la vista, la encontró en una pradera cerca de un lago, los ojos de Kilian se iluminaro e hizo que Acfred se acercara hacia ella para cuando estaba cerca saltarle encima, la abrazó y rodaron un poco por el suelo, de inmediato el joven rubio empezó a reir fuertemente mientras le daba un gran beso en la mejilla a la laguz. -Te he extrañado mucho linda, no te das una idea... En mi viaje he encontrado muchas respuestas y creo que estoy más cerca de cumplir mi objetivo.- El rubio acariciaba la espalda de la tigresa mientras buscaba sus ojos para cruzar miradas y darle un rápido beso en los labios, un beso que había añorado por mucho tiempo, mientras tanto Acfred volaba al rededor de ellos asegurándose que no hubiera emergidos. -¿Cómo han estado las cosas aquí?-

Kilian y Shayera no tuvieron mucho tiempo para hablar antes de que Acfred empezara a soltar grandes ruidos muy parecidos a sollosos. -¿Qué sucede Acfred?- Dijo el jinete mientras se ponía de pie, el wyvern apuntaba en dirección al lago y por su desesperación parecía muy preocupado. -¿Emergidos?- Acfred negó con la cabeza. -¿Alguien herido?- El wyvern no respondió y empezó a volar para mostrarles la dirección a la que tenían que ir, Kilian volteó para mirar a Shayera con el ceño ligeramente fruncido. -Luego nos pondremos al día linda... Ahora vayamos con Acfred.- Le tendió la mano para que se levantara y luego empezó a correr hacia el río.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] An Act of Kindness [Priv. Killian, Shayera]

Mensaje por Invitado el Jue Dic 14, 2017 1:20 pm

Desde que Kilian la había dejado sola, habían pasado un gran numero de sucesos, sobretodo en Gallia, había intentado protegerlo, había atacado a todos los emergidos que se había encontrado, con ayuda o sin ayuda...y aun así no veía ningún resultado. Aquello comenzaba a frustrar a la tigresa...ningún reino se preocupaba por Gallia, no había visto movimientos en ayuda para Gallia por ninguna parte y todo eso preocupaba a la joven que todo lo que había hecho siempre era luchar y luchar sin parar...no sabía nada de sus padres, no sabía nada del rey, todo seguía igual de confuso que cuando había dejado el país para buscar ayuda pero la unica ayuda que había conseguido realmente...se había alejado de ella en su wyvern. Cada noche, cada mañana tenía que luchar por sobrevivir...ahora volvía a sentir lo que era sobrevivir en Gallia con los emergidos, lo que sentían sus compañeros laguz que no habían decidido dejar Gallia.

Echaba muchísimo de menos al jinete de wyvern, cada día se le hacía mucho mas largo que el anterior, esperaba su vuelta y cada día miraba el cielo en busca del rugido de Acfred, en busca de su amado que llegara montado en aquel wyvern al que ya también quería como a un amigo. Aquel día había mirado ya al cielo...pero como otros días solo había visto pájaros, comenzaba a impacientarse. Iba a ponerse a cazar cuando...escucho un aleteo cercano que le resultaba muy familiar, no le dio tiempo a volverse que sintió como alguien se le abalanzaba, aquello le sorprendió mucho parpadeando varias veces, ¿Que ocurría?

Después de la confusión pudo ver que era Kilian, una gran sonrisa se dibujo en su rostro entonces al verlo allí...en carne y hueso, sintiendo aquel gran beso que le propinaba en la mejilla por lo que ella empezó a ronronear abrazándolo mientras reía divertida y alegre. -Te he echado tanto de menos! No vuelvas a separarte de mi jamas! La próxima vez viajaré contigo, digas lo que digas. Asintió convencida devolviendo aquel beso a sus labios mirando fijamente a los ojos del chico. -Me alegro de que te haya ido bien...aquí todo sigue igual, los emergidos siguen...y no parece que estén disminuyendo en numero. Suspiro suavemente mientras acariciaba el rostro del rubio. -Que guapo estas... Mordió su labio un momento ronroneando hasta que escucho los sollozos del wyvern, que hizo que levantará bien sus orejas y se separara un poco para levantarse gracias al jinete olisqueando el ambiente. -Huelo algo...extraño, no es emergido...

La tigresa entonces acompaño al joven hasta el río donde se encontraron a un joven moribundo, en un principio la chica se sorprendió al verlo y se acerco, creyendo que era un laguz, pero al acercarse un poco sintió que su cuerpo se removía, el extraño olor se le hacía molesto y no era algo que se fuera al rato. -Es un estigmatizado...es hijo de un laguz y un humano. La chica asentía levemente sin poder acercarse demasiado mirando hacia otro lado molesta e irritada. -Grrr...lo siento yo...me siento rara...pero hay que ayudar a este chico...
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] An Act of Kindness [Priv. Killian, Shayera]

Mensaje por Yuri el Dom Ene 28, 2018 8:46 am

A través de ojos nublados por las lágrimas, pudo discernir una sombra oscura que se balanceaba en el aire. Aunque estuviera delirando, sabía lo que era esa bestia que se cernía sobre él. Había tenido un amo que adoraba los wyverns, y mantenía a decenas de ellos encerrados en sus mazmorras, ciegos a la luz del sol y alimentados con la carne suficiente para mantenerse grandes, pero no tanta como para que su fuerza fuera un problema. Una vez había visto cómo su antiguo señor les daba a sus enemigos de comer, aquellos demasiado estúpidos como para saber lo que les convenía. El espectáculo había sido tan atroz y repugnante, que el combativo Yuri se había vuelto manso y cumplidor, aterrado por la posibilidad de ser devorado por los hambrientos animales. Nunca más se había cruzado con uno de ellos, puesto que las zonas a las que la caravana le había llevado no solían dedicarse a la cría de wyverns. Estaba seguro de que en Gallia no era normal verlos, y, aun así, en su estado de confusión y cansancio, vio a la bestia como la que se encargaría de arrebatarle la vida.

- …N-no…- musitó en una voz pequeñita, que se le había quedado en la garganta hinchada. Quería moverse, pero no podía, su cuerpo se negaba a responder. Si hubiera hecho caso a Seimei, eso no le había sucedido. Orgulloso por naturaleza, ya no le quedaba nada salvo una pena y una frustración increíble porque su vida iba a terminar nada más empezar. Debería haber aceptado la caja de medicinas que le había ofrecido cuando se encontraron en Gallia. ¿Por qué había hecho algo así? No se acordaba. ¿Dónde estaba Seimei? Tampoco se acordaba. Sus recuerdos se entremezclaban como en un sueño paranoico. Le era difícil distinguir la realidad de sus propios mundos internos. Fuera como fuera, si el gato estuviera allí, sabría más de diez formas de ayudarle y de ponerle a salvo del peligro.

Estaba a punto de llamar e implorar la ayuda de su ex-tutor, producto del miedo y de la desesperación, cuando en su rango de visión apareció la tigresa. Todo a su alrededor eran simples manchas, borrones de pinta de colores verdes y marrones, pero Shayera se le apareció con total nitidez y detalle. Yuri se quedó con la boca abierta, jadeando por la fiebre que le hacía sudar y cansarse. Ashera había escuchado sus plegarias, y había enviado a su madre a ayudarle, de eso estaba seguro. No se planteó que en Gallia había cientos de hembras laguz tigre, y que era más que posible que ella no estuviera emparentada con él. Sin embargo, Yuri, con toda su fiereza y su mal comportamiento, era un soñador, un niño esperanzado de encontrar a su familia y su lugar en ese mundo tan cruel. Maltratado por los humanos, y rechazado por los laguz, ansiaba saber quién era él, dónde pertenecía.

En su momento de mayor debilidad, su madre había aparecido a ayudarle.

- M-madre… - exclamó, y sus ojos se llenaron de más lágrimas al verla. Se había prometido que, si alguna vez se reunía con ella, no lloraría, si no que le demostraría lo fuerte y capaz que era gracias a la libertad conseguida. No obstante, ahora que la tenía enfrente, no podía más que gimotear como un cachorro recién nacido. – Perdóname, madre, p-perdóname… - susurró. Sin duda le daría asco un hijo tan débil como él. – Lo he intentado, en serio que lo he intentado… - Intentar vivir como un laguz, comer como un laguz, dormir como un laguz, pero su cuerpo no estaba acostumbrado a tales actos. A vivir de forma salvaje, a comer carne cruda o fruta del bosque, o a dormir a la intemperie. Quizás todo era demasiado grande para un niño que acababa de salir de la esclavitud, y que no tenía apenas amigos o conocidos en el mundo que le pudieran enseñar. Con la vista fija en la tigresa, hasta parecía haberse olvidado de la presencia del wyvern. Tampoco notó al humano que la acompañaba, tan absorto en la presencia de la que creía su progenitora.
Afiliación :
- GALLIA -

Clase :
Dancer

Cargo :
Ex-esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
.
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
10


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] An Act of Kindness [Priv. Killian, Shayera]

Mensaje por Eliwood el Dom Feb 18, 2018 9:13 pm

Tema cerrado. 20G a Yuri.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3434


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] An Act of Kindness [Priv. Killian, Shayera]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.