Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] El Señor de las Moscas [Priv. Gaius]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] El Señor de las Moscas [Priv. Gaius]

Mensaje por Thoth el Mar Nov 21, 2017 1:38 pm

Desde que habían llegado a Senay, lo cierto es que no tuvo mucho tiempo para pasarlo con aquel enigmático ladrón que una vez hubo atrapado en Nohr. Lo había entrenado y había visto en el grandes cambios...había aprendido que no todo era robar y huir en aquella vida, que había cosas mucho mas grandes, que se podría trabajar de forma decente para conseguir lo que se quiere...que no era necesario el robar para conseguirlo. Había recibido varias notificaciones de el, ahora lo había dejado medio libre por Senay, aunque siempre había alguno de sus soldados alados vigilandolo por si se le ocurría traicionar a Senay, no le habían llegado informes de todas formas de ningún tipo de traición por su parte por lo que el halcón podría seguir ayudándolo.

La mejor forma de que demostrara su nueva valentía, su nueva dedicación por Senay, era llevarlo a una verdadera batalla contra emergidos. Allí podría verse perfectamente de que pasta estaba hecho, si de verdad había aprendido algo. Si de verdad quería lo mejor para Senay, se enfrentaría a los emergidos sin problemas y no huiría...de lo contrario, utilizaría el pantano al que viajarían para esconderse y huir, como había estado haciendo seguramente toda su vida. Fue así que decidió que avisaran al pelinaranja de un solo ojo de que viajaría con el rey y que lo ayudaría en todo lo que este le dijera.

¿El destino? No podía llevarlo desde un principio a una zona importante de Senay, no podía arriesgarse a perder una formación o un soldado en medio de una batalla importante, por eso fue que decidió llevarlo hasta la zona mas pobre de los alrededores del Pantano Reeve. Se encontraba en el suroeste del pantano, no se encontraba en la desembocadura, cosa que le hubiera dado algo de importancia...se encontraba en uno de los meandros del pantano, donde se acumulaba mas que en otras partes toda la podredumbre del pantano, todo lo apestoso acababa acumulándose en aquella zona, las pantanosas aguas de aquella zona expulsaban gases apestosos, que harían vomitar hasta al mas resistente de las personas, pero no era lo peor, las moscas y mosquitos invadían aquella zona, eran de los pocos animales que lograban sobrevivir en aquel lugar.

Aquella zona se llamaba Zemseria, aunque era mas conocido por el nombre de Nido de Moscas, de hecho los pocos que iban allí ya habían olvidado el verdadero nombre de su tierra. Pocas personas vivían allí, no había prácticamente nada que pudiera aprovecharse, no había nada...ni animales para cazar, ni plantas medicinales y los juncos que se encontraban allí eran difíciles de usar para crear ropajes, puesto que la mayoría o estaban infectados o bien era difícil quitarles el mal olor. Había pocos fuertes en aquella zona, todos ellos en decadencia y con pocos soldados. El Barón encargado de aquel lugar le había mandado una misiva...habían encontrado indicios de que los emergidos estarían pasando por aquella zona para dirigirse a otras zonas. -Esta vez quiero que me ayudes con algo...hemos venido a esta zona para ayudar a sus gentes...los emergidos pasan por aquí como si nada, nuestra misión será pararlos. Esperarían al anciano barón. El halcón por su parte se mantenía observando al otro joven sonriendo levemente. -Espero que hayas disfrutado de tu pequeña libertad...aun así, aun tienes que mostrarme muchas mas cosas...
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Hunter Hawk

Cargo :
Rey de Senay

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [7]
Elixir [3]
Pócima Ligera
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Sera
Azazel
Gaius

Especialización :

Experiencia :

Gold :
6589


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El Señor de las Moscas [Priv. Gaius]

Mensaje por Gaius el Miér Nov 22, 2017 2:14 am

Habían pasado varios días ya desde que empezara a formar parte de las fuerzas de Senay. Bah… “Fuerzas” No sabía muy bien cuál era su actual cargo, solo que le proporcionaban comida y abrigo, además de ropa nueva y fresca, de la que todavía se doblaba con suavidad.
El rey de estas tierras, un poderoso hombre halcón que lo había escoltado personalmente hasta allí, le había prometido que no le entregaría al negro reino de Nohr, si a cambio se mostraba servicial y cumplía servicio para esta nación.
Sin entender demasiado lo que significaba aquellas palabras el ladrón aceptó, ya que si bien los hombres pájaro le aterraban, en especial aquellos de plumas negras,  ser entregado al reino adorador del dragón negro significaba que perdería algo más que solo un ojo, y solo con eso en mente ya era capaz de controlar mejor su pavor. Además, la mayoría de estos sub humanos tenían las alas marrones con lindas motas blancas, por lo que no se le asemejaban tan rápidamente a un cuervo en una primera mirada.
Sus funciones se reducían a las de un soldado o guardia cualquiera, se pasaba todo el día dentro de las comunidades humanas caminando de lado a lado con su uniforme y haciendo fuerza interior para no robar los bolsillos que veía por doquier. Según había entendido, eso era “hacer la guardia” algo que el ladrón siempre creyó que se trataba de una tarea mucho más complicada y elaborada.
Dormía en los cuarteles, comía en los cuarteles, pero se pasaba el día entero cumpliendo recados y mandados para los hombres alados, los cuales eran todos superiores a él en rango y en “tipo de ciudadano” o eso comenzaba a entender el bandido.

Esa mañana en particular, cuando se presentó para que se le asignara la ruta de su “paseo” diario, se le indicó que volvería a oficiar de escolta, esta vez que nada menos que con el hombre halcón que lo había reclutado en persona.
Cuando se supo que escoltaría al rey en persona, el resto de los guardias en el lugar comenzaron a mirarle con envidia y recelo, y fue así como el parchado entendía que ser cercano al plumífero monarca. Todos los humanos en esa ciudad que habían llegado antes que él, habían llegado en peores condiciones que él, siendo cargados como esclavos e incluso forzados a trabajar en las minas en condiciones deplorables por mucho tiempo. Tras mucho tiempo de servidumbre y lealtad, a algunos se les permitía salir de aquel pozo de miserias y vivir en la superficie como un ciudadano oficial de Senay. La devoción en la mayoría de sus colegas de guardia hacia su patria era admirable, y todos le contaban al parcheado como habían tocado fondo en sus vidas y como en Senay habían visto la luz.
Estas palabras siempre hacían sentir incomodo al bandido, ya que nunca había tenido que experimentar tal miseria, dato que por lo general se callaba para no generar más celos sobre él de los deseables. Fanfarronear un poco en una taberna estaba bien, pero cuando el establecimiento entero te mira con ira.. eso nunca es bueno.

Partió sin hacer gran alarde hacia el punto pactado, escoltando al portentoso sub humano desde el palacio hasta el punto de encuentro junto con un grupo más de soldados, todos con una mirada especial en los ojos hacia su monarca al verlo pasar.
Por alguna razón que no llegaba a comprender, el monarca  le pedía que viajara a su lado dentro de la gran comitiva que humanos y sub humanos encabezaban hacia una zona no muy agraciada del reino: El pantano de Reeve. Aquel lugar olía  mal, pero su destino final olía peor que peor. Varios de los hombres e incluso los sub humanos tenían que respirar por la boca para poder soportar lo nauseabundo del aire, e incluso al bandido le pareció ver algunos ojos lagrimear por allí.
Gaius, quien ya había tenido que pasar largas temporadas viviendo en acueductos y cloacas, no parecía verse afectado demasiado por la pesadez en el aire. No es que no captara la diferencia, pero su cuerpo acostumbrado a tener que soportar condiciones peores se acostumbró al ambiente después de dos inaladas.
El monarca le habló luego que llegaran al lugar. Gaius caminaba a su izquierda en todo momento, e intentaba acordarse de las instrucciones de comportamiento que le habían enseñado sus colegas en las barracas. Nunca recordaba mantener la espalda recta, pero si viajar a la izquierda del señor y teniendo cuidado de no llamarlo sub humano o bestia o ninguno de los apodos que le conocía el inculto bandido.

-Mostrarle cosas?-

Preguntó incrédulo el bandido quien todavía no terminaba de comprender porque él, de entre todos los valientes y robustos soldados que tenía el poderoso halcón, era el que recibía un trato especial

-Si de sesgar emergidos se trata, es pan comido. He matado cientos de ellos! Miles! Unos cuantos más no serán problema. -

Dijo haciéndose ver ante el monarca y el resto de los guardias del lugar, intentando sonar convincente y que no se notara como el sudor le corría por le cien.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Trickster | Lord

Cargo :
Barón

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [1]
esp. de bronce [0]
espada de acero [4]
Báculo de Mend [4]
Esp.de plata [6]
.

Support :
Hanzo
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1550


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El Señor de las Moscas [Priv. Gaius]

Mensaje por Thoth el Miér Nov 22, 2017 1:31 pm

Para disciplinar aun mas al joven Gaius, Thoth decidió que su cambio sería algo diferente, le iba a empezar a asignar trabajos entre los guardias, todos eran informados de que aquel chico aun mantenía su estado de nefasto en Senay, por eso era muy vigilado, incluso en sus propias guardias, por eso fue que pudo reconocer que aquel chico empezaba a cambiar...no había hecho falta dejarlo en las minas, sabía bien que quizás eso en una persona como Gaius sería demasiado, después de todo solo era un ladronzuelo, podía cambiar sin necesidad de tener que dejarlo en las minas de Senay. Aun así estaría atento a todos los movimientos de aquel chico, fueran sospechosos o no. Si veía cualquier traición por su parte, lo enviaría derechito a las minas de Senay y tendría que ver realmente un cambio en su conducta muy grande para sacarlo de allí.

No sabía como sus soldados se tomarían el trato que tenía con el chico de cabellos anaranjados, pero ninguno se había pronunciado abiertamente ni se había quejado de que no lo hubiera puesto a trabajar en las minas como los demás. De todas formas en aquella ocasión se lo llevaría a un lugar mucho peor, Nido de Moscas era el ultimo lugar en el que los soldados querían acabar trabajando. El olor de aquel lugar era nauseabundo...muy pocos aguantaban aquel hedor tan repulsivo, solo los que vivían allí desde hacía mucho podían ignorar aquella peste, puesto que seguramente se habían acostumbrado al olor. Se había llevado a algunos soldados mas junto a Gaius, estos si parecían verse afectados por la peste, al igual que el rey que tapaba su nariz ligeramente con su ala.

Cuando llegaron al lugar indicado empezó a escuchar como el chico parecía fanfarronear sobre los emergidos y como había derrotado a una gran cantidad, algo que hizo reír al halcón asintiendo levemente mientras lo miraba con una sonrisa. -¿Ah si? Pues espero verlo ahora...y que termines de mostrar tu valía y tu compromiso. Tras decir aquello pudieron encontrarse con un anciano que terminaba de llegar hasta ellos, parecía ciego pero en cuanto olió un poco empezó a reír, estaba canoso y iba apoyado por un bastón rudimentario. -El rey! El rey esta aquí! Tenéis un olor muy característico, mi señor...me presento, soy el Barón de Nido de Moscas. El anciano vestía de forma tradicional, con ropajes no demasiado lujosos. -Me alegra de veros bien...hemos venido a ayudar, recibimos la misiva de...El halcón entonces se fijo en las aguas del pantano, se comenzaban a mover de forma antinatural. -Cuidado! El halcón intento avisar, pero los emergidos empezaron a salir de las negras aguas apestando.

En cuanto vieron esto, los soldados empezaron a acercarse, tanto los que había llevado el halcón como los que acompañaron al barón, los cuales no eran muchos. El halcón observo entonces a Gaius y asintió levemente empezando a volar para transformarse tras un brillo. El anciano intentaba colocarse tras sus guardias. -No os preocupéis por mi, yo os curare si puedo...matad a esos emergidos...
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Hunter Hawk

Cargo :
Rey de Senay

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [7]
Elixir [3]
Pócima Ligera
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Sera
Azazel
Gaius

Especialización :

Experiencia :

Gold :
6589


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El Señor de las Moscas [Priv. Gaius]

Mensaje por Gaius el Miér Dic 13, 2017 1:45 am

-Pst! Por supuesto que lo verá mi rey!-

Dijo con voz fuerte y clara, el mejor tono para decir una mentira.
Gaius ya no sabía cómo ocultar su nerviosismo. Cuando estaban dentro de las murallas de la capital, no se notaba tanto la diferencia que el monarca hacía con el tuerto, pero con el halcón a su lado podía sentir las miradas clavándose a su espalda, miradas cargadas de envidia y celos. Todos los soldados en el pelotón morirían por tener oportunidad de hablar con tal ligereza con el monarca, el amor de los hombres por su rey era famoso, era básicamente de lo único que se hablaba en los cuarteles.
Mas este amor incondicional Gaius solo lo había visto de parte de los soldados humanos. Los guardias sub humanos si bien respetaban y profesaban gran fidelidad a su rey, no lo hacían con el brillo en la mirada que los humanos que habían salido de aquellas minas.
Tragó saliva al pensar lo que debía ser estar allí abajo, y rezó a Naga para que nunca tuviera que vivirlo en carne propia.

Un anciano se presentó ante ellos y Gaius le miró con ojos curiosos de arriba abajo. No aparentaba ser nada en particular, solo un señor entrado en edad sin ninguna clase de talento aparente, y ropas no muy llamativas, nobles si pero carentes de riqueza en sí. Era extraño de mirar. Como si presenciara un diamante cubierto de estiércol. Un noble que al mismo tiempo no lo era. Extrañísimo sin dudas.
Las presentaciones duraron poco, enseguida empezaron a surgir enemigos desde las aguas, empezando a volar las primeras flechas por doquier. Su majestad se transformó en aquel magnifico y temible halcón gigante que tantos escalofríos le daban al ladrón. Después de asentir con la cabeza levantó vuelo. Estaba esperando ver la actuación del bandido acaso? Tragó saliva, realmente tendría que jugarse el cuello si no quería terminar en las minas, verdad?
Pesando la situación con la mirada, aprovechando para escudarse tras sus colegas, constató que no podría hacer mucho si no se sabía la cantidad exacta de enemigos que les rodeaban, así que resuelto a conseguir esa información, enfundó su espada y salió de entre los escudos para caminar directamente hacia el enemigo. No con su andar habitual, no claro que no, conocía el andar de los emergidos, en especial desde que conviviera con ellos en las praderas de Altea. El truco consistía en doblar la espalda y caminar mirando un punto hacia el frente, no tus pies. Con un poco de práctica y cuidando de no exagerar los movimientos, la plaga no dudaría en tomarte como uno de los tuyos y te permitirá pasar entre sus filas. Y así, simplemente caminando, Galis cruzó la hilera de emergidos que empezaban a surgir de entre las aguas sin que le atacaran. Una vez que estuvo entre los enemigos se giró hacia el fornido halcón que sobrevolaba los cielos, buscando encontrar sus ojos para pasar le mensaje. Sin gritarlo y sin hacer mucho alarde, Gaius intentó dar a entender entre señas que estaba todo bien y que estaba allí para contar a los enemigos. Pero claro, era muy difícil pasar un mensaje así con solo gestos de manos y caras raras.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Trickster | Lord

Cargo :
Barón

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [1]
esp. de bronce [0]
espada de acero [4]
Báculo de Mend [4]
Esp.de plata [6]
.

Support :
Hanzo
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1550


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El Señor de las Moscas [Priv. Gaius]

Mensaje por Thoth el Lun Ene 01, 2018 2:23 pm

-Eso espero, he puesto mi confianza en ti. Tras decir aquello en un tono serio, el laguz fijo su atención en aquel noble, era un hombre mayor, una vieja gloria consumida por el barro y la pestilencia de aquella zona, aun así aquel hombre nunca se había quejado de nada, seguía siendo aquel humilde noble que le había pedido aquellas tierras en su momento a pesar de las risas y burlas de muchos otros nobles de Senay. Aquel lugar era difícil de llevar, solo quien de verdad sabía como sobrevivir allí lo hacía...y aquel anciano lo conseguía de alguna forma. Si de por si era difícil lograr vivir bien en un lugar así...eso se le añadía los emergidos y era una mezcla perfecta para acabar con todo. Los emergidos parecían concentrarse en lugares como aquel, zonas donde la vida era dura, donde había pocas personas que pudieran advertir de su presencia.

Los emergidos salían de las aguas putrefactas del Reeve, seguramente habiéndose escondido entre el barro, esperando el momento oportuno para atacar por sorpresa. Por culpa de la neblina que provocaba aquel pantano, era imposible de saberse de donde provenían exactamente, solamente se podía suponer que provenían de las aguas por los ruidos que hacían. El halcón decidió entonces levantar el vuelo a ver si así conseguía ver de donde salían todos aquellos seres exactamente. Realmente aquellos seres habían logrado sorprenderlos a todos, incluso al laguz.

La niebla era densa, ni si quiera con su perfecta visión mejorada lograba distinguir de donde provenían todos aquellos emergidos, y si se acercaba demasiado hacia el agua corría el peligro de recibir una oleada de flechas mortales, sin duda solo alguien que pudiera acercarse lo suficiente podría saber cuantos habían exactamente y de donde salían con exactitud. El halcón veía como los emergidos se abalanzaban con fuerza contra los soldados, muchos de ellos muriendo en el proceso, pero otros logrando asestar golpes mortales también entre las filas de Senay, las flechas también habían logrado causar grandes lesiones. Fue entonces cuando el laguz se fijo en aquel joven de cabellos anaranjados, extrañándose por lo que hacía, caminaba de una forma muy extraña y se dirigía directamente a las aguas del Reeve, de donde salían los emergidos...¿Acaso quería morir? El halcón entonces bajo un poco para poder verlo mejor viendo como lograba internarse en las filas enemigas sin problema alguno, algo que sorprendió aun mas al rey que parpadeaba perplejo, ¿Pero como lo había conseguido?...

Por sus signos podía suponer que se encontraba bien...no sabía que iba a hacer exactamente pero el gran halcón asintió entonces, desde aquella posición sin duda lograrían una gran ventaja...o eso esperaba el rey. Mientras tanto aquel halcón empezó su ataque, usando sus garras para agarrar varios emergidos,clavárselas y después tirarlos por los suelos, no perdía de vista al joven de un solo ojo.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Hunter Hawk

Cargo :
Rey de Senay

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [7]
Elixir [3]
Pócima Ligera
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Sera
Azazel
Gaius

Especialización :

Experiencia :

Gold :
6589


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El Señor de las Moscas [Priv. Gaius]

Mensaje por Gaius el Dom Ene 14, 2018 11:22 pm

El enorme halcón sobrevolaba el campo de batalla con sus esplendidas y portentosa alas extendidas. Las miradas de enemigos y aliados se elevaban al verle pasar y, si los emergidos fueran personas que demostraran sentimientos o emociones, habrìan gritado de pánico cada vez que se sumergía entre ellos al atacar.
Se dejaba caer en picada y atrapaba rápidamente a los tontos emergidos entre sus garras para luego volver a tomar altura y dejarlos caer al vacío. Era un espectáculo impresionante de ver, y a la vez intimidante. Que una sola criatura pudiera ser capaz de mantener a raya a un pequeño contingente de enemigos sin la ayuda de nadie era todo un espectáculo. Una demostración de arrogancia y poderío, propia de un rey orgulloso de su naturaleza haciéndose ver ante sus tropas al mando de raza inferior.  Los hombres de Senay vitoreaban cada vez que soltaba a los enemigos al suelo, festejando cada triunfo de su amado rey
Gaius, si bien estaba impresionado no podía evitar tragar saliva al verle, asì que agradeció a Naga por no  ser un enemigo del rey halcón en este momento.
Desvió la vista y se concentró en su tarea. No tanto porque le apremiara cumplir con su deber, sino porque, lo admita, las enormes alas emplumadas se le antojaban demasiado parecidas a las de un cuervo, y esto hacia que se le erizaran todos los pelos de la nuca. Apreciaba la belleza de su majestad en forma humana, y llegaba a considerarlo un ehm.. “hombre” bastante apuesto. Pero en su forma bestial… le era difícil de mirar y controlar a sus piernas para no huir del lugar.
Intentó distraerse concentrándose en la tarea delante, pero sabiendo que en todo momento los enormes ojos ámbar del rey le observaba. “Anda! No es momento para acobardarte. Hagamos esto rápido y volvamos a la seguridad del castillo… asd…que rápido me he acostumbrado a la vida de un guardia… realmente tener un camastro caliente en el que dormir todas las noches es muy adictivo” Pensaba internamente el bribón mientras continuaba simulando el andar de un emergido y adentrándose más y más entre sus filas. Agradecía que estas criaturas no fueran demasiado inteligentes, ya que pese a que la actuación de Gaius era malísima, no se molestaban en detener al intruso y seguían de largo ignorándole.
Gaius seguía contando, fijándose cuantos surgirán y de donde y, tras dar unos pocos pasos más en el empantanado lodo del lugar, finalmente llegó a la retaguardia. Desde allí  constató que no eran más de treinta los enemigos, un numero fácil de vencer, considerando la potencia de ataque del rey y los soldados que habían viajado con ellos hasta el lugar. Si, no era una comitiva muy importante, pero esos hombres, confiaba el ladrón, vencerían sin problema.
Hizo la señal al rey con el numero de atacantes, pero su alegría durò poco, ya que desde el frente el grito desgarrador de un hombre hizo que el bandido se volteara para ver de primera mano como el hombre mayor, aquél que Thoth le había señalado como el señor de estas tierras, era atravesado por una lanza enemiga y caía de espaldas agarrándose el pecho con ambas manos.

-Por Naga!-

Gaius no lo pensó, corrió hasta el frente y, una vez que estuvo frente al hombre caído, desenvainó su espada para contratacar al emergido que había malherido al veterano antes de que pudiera rematar al hombre.

-Oye! Estas bien? Puedes…-

Gaius intentó hablar con el gobernante humano para que se alejara, pero una rápida mirada sobre el hombro le mostró a un herido de mucha gravedad que dudaba que le pudiera escuchar. Gaius apartó la vista y se concentró en el emergido que tenía delante. Ahora lo único que podía hacer por ese hombre era vengarse de su atacante.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Trickster | Lord

Cargo :
Barón

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [1]
esp. de bronce [0]
espada de acero [4]
Báculo de Mend [4]
Esp.de plata [6]
.

Support :
Hanzo
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1550


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El Señor de las Moscas [Priv. Gaius]

Mensaje por Thoth el Lun Feb 05, 2018 12:42 pm

Si querían ganar debían conocer el numero exacto de emergidos que podían estar apareciendo por cualquier parte del pantano, aquello podía ser una ventaja crucial ya que la sorpresa que aventajaba a los emergidos ya no sería tan efectiva contra sus propias fuerzas. No es que hubieran llevado un contingente de soldados muy elevado, no esperaba que fueran a ser asaltados por emergidos justo al llegar a aquella zona. Los soldados que se encargaban de aquella zona junto al baron no es que fueran tampoco muchos, sus guardias y algún soldado mas que se encargaba de proteger al pobre hombre. Sabía bien que el baron no era un hombre de acción, no era alguien que llevara batalla alguna en sus espaldas, de hecho su vida había sido muy humilde y austera siempre, usando su magia curativa para curar a sus pobres gentes que sufrían cada dos por tres heridas en los pantanos por culpa de los peligros que allí aguardaban.

Era nativo de aquella zona, no había venido desde los desiertos de Jehanna como muchos otros, en su sangre casi ni había ya ninguna sangre noble, por lo que sabía era sobrino segundo de algún antiguo noble que había decidido casarse con una campesina de la que se había enamorado. El halcón no paraba de usar la ventaja del cielo para poder encargarse de varios emergidos a la vez, pero podía ver como muchos de aquellos seres lograban sorprender a sus soldados. Las indicaciones de Gaius fueran de ayuda para el halcón que aviso a sus hombres de cuantos hombres eran. -Son treinta emergidos! Aguantad! Ahora que sabía también de donde podían venir estaba mas atento a aquellas zonas, acercándose en cuanto veía asomarse alguno de aquellos seres parandoles el paso y usando su propio pico y garras para desgarrarlos por sorpresa. Pero los emergidos tenían mas sorpresas que dar.

Un grito desgarrador hizo mella en el corazón del halcón, no era el grito de un soldado falleciendo...se notaba en la voz resquebrajada los años de aquel hombre y que nunca había tenido que gritar de aquella forma nunca...El laguz giro entonces su rostro para ver la amarga escena...el viejo baron había muerto atravesado por una lanza y ahí estaba Gaius, luchando con todas su fuerzas por ayudar a aquel hombre, incluso vengando su muerte contra un emergido que superaba con su larga lanza la altura de Gaius. También veía el miedo en los ojos de aquellos soldados que hasta hacia poco tiempo habían estado a cargo del baron, se les notaba muy confundidos...¿Ahora que debían hacer? El baron no tenía hijos ni ningún familiar vivo...eso dejaría aquella zona abandonada a la suerte...y sabían bien que el rey no podía encargarse de organizar todas las zonas de una en una y que una zona tan pobre y maldita como aquella no era un lugar que llamara la atención para ningún otro noble, veían en la muerte del baron, sus propias muertes...pero no una muerte épica en batalla, sino una muerte lenta y angustiosa...de inanición.

El rey debía actuar, debía hacerlo si quería conservar aquel lugar y a sus hombres...debía encasquetar de alguna forma aquel puesto a alguien, ¿Pero quien iba a querer encargarse de una zona como aquella? Sus plegarias fueron escuchadas cuando volvió a mirar al joven de cabellos anaranjados que seguía luchando por el ya fallecido baron. Se acerco entonces para alejar al ultimo emergido que estaba cerca del chico con su vuelo, lanzandolo lejos. Después aterrizo justo enfrente del chico y tras un brillo volvió a transformarse en su forma mas humana, observando con firmeza al joven de un solo ojo. -El baron a muerto, lo has defendido con todas tus fuerzas aun cuando ya no había esperanza y aun así lo has vengado...a un hombre que no ha hecho mal a nadie y que no conocías de nada. El halcón seguía mirándolo con seriedad asintiendo levemente. -Nido de Moscas necesita un baron, y el antiguo baron no tiene ni hijos ni familiares...y en ningún momento dejo heredero así que...una acción tan noble, se merece una recompensa casi tan noble. Arrodillate. Una vez se hubiera arrodillado colocaría su mano en su cabeza. -Yo, como rey y señor del gran reino de Senay, bajo la protección de Duma y de su mirada, yo te nombro Gaius, Barón de Zemseria, Señor del Nido de Moscas. Su puesto no es que hubiera cambiado mucho, solo tenía un titulo...pero todo el mundo sabía, que ser baron de aquel lugar...no es que fuera precisamente algo de lo que enorgullecerse, aquello solo lo acercaba aun mas al rey, como un sirviente o un perro mas fiel.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Hunter Hawk

Cargo :
Rey de Senay

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [7]
Elixir [3]
Pócima Ligera
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Sera
Azazel
Gaius

Especialización :

Experiencia :

Gold :
6589


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El Señor de las Moscas [Priv. Gaius]

Mensaje por Gaius el Mar Feb 20, 2018 3:19 am

Gaius tenía problemas en repeler al emergido con el que se abatía, pero gracias a Naga, en el momento indicado pareció el monarca y mandó a volar lejos al problema que tenia delante.
Soltadlo un largo suspiro el bandido se relajó y permitió que la hoja de su espada tocara tierra. La trifulca apenas empezaba y ya estaba así de cansado? Debía estar quedando viejo para todo esto… y eso que apenas habían pasado menos de diez años desde que le creciera pelo en sus partes.
Sacudió la cabeza y volvió a concentrarse en el problema delante. Apretó la empuñadura con ambas manos mientras sentía aterrizar al monarca a su lado. Le sorprendía como, si bien le seguía generando escalofríos su presencia, ya no tenía el bloque de hielo en el estómago al verle.

-E-es lo menos que podía hacer.-

Respondió torpemente al elogio del rey. No se sentía merecedor de tales palabras ya que ni siquiera había llegado a tiempo a salvar al pobre anciano. Además no había hecho nada menos épico que cualquiera de los otros hombres allí reunido. Nuevamente el ladrón sintió las miradas de celos clavadas en su nuca y tragó saliva.

-eh? Q-que me arrodille?-

El ladrón nervioso miró en todas direcciones. Si bien todos los hombres estaban ocupados repeliendo a las tropas enemigas pudo ver como un par se le quedaban mirando con ira y envidia nada disimulada. Tragó saliva. Esa noche la tendría difícil en las barracas, pero pese a la mal vibra de sus compañeros de ejército se apresuró a poner ambas rodillas en el suelo como se lo había pedido el monarca.
Fue torpe y sin ninguna clase de etiqueta. Se colocó con ambas rodillas flexionadas sobre el suelo y se quedó mirando al halcón incluso cuando le había colocado la mano sobre la cabeza. Sudando por todos los porros todavía con la respiración agitada del combate escuchó las palabras del monarca. Las entendió, las comprendió, pero aun así no podía creerlo. Acaso había entendido bien? Ahora era caballero acaso? Abrió la boca mas ningún sonido salió de allí, solo se quedó un rato pasmado sin saber que decir.

A su alrededor los emergidos seguían atacando, para nada conmovidos por el nombramiento o la muerte del antiguo señor de las moscas. Ellos siempre eran así de insensibles.
Gaius, después de parpadear un par de veces asintió con la cabeza y se incorporó de un salto.

-Si, señor! Gracias señor-


Y salió expedito a chocar su espada contra la de un emergido que avanzaba con dificultades hacia el rey.
No quería dejar que su mente pensara mucho en lo que acababa de pasar o entenderlo siquiera. Todo desde su llegada a Senay había sido muy alocado y confuso y si algo sabía bien el ladrón era que eso de pensar mucho no era lo suyo.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Trickster | Lord

Cargo :
Barón

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [1]
esp. de bronce [0]
espada de acero [4]
Báculo de Mend [4]
Esp.de plata [6]
.

Support :
Hanzo
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1550


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El Señor de las Moscas [Priv. Gaius]

Mensaje por Thoth el Jue Feb 22, 2018 12:11 pm

Realmente debía de estar muy desesperado para dar un puesto como aquel a aquel chico, pero es que realmente la situación era desesperada...si no nombraba barón a alguien en aquel momento, perdería el apoyo de los hombres de aquellas tierras, los hombres del baron no eran muchos, pero eran los que mejor conocían aquellas apestadas tierras y si necesitaba información sobre emergidos y donde atacarles, sin duda los necesitaba. Gaius era la persona perfecta para aquel puesto, no era un puesto importante, era un noble si, pero todos sabían bien que aquello no lo ponía socialmente en el mismo escalafón que otros nobles, eso seguramente al chico de cabellos anaranjados no le importaría mucho. Por otra parte, controlar a Gaius le resultaba mucho mas fácil al rey que al antiguo y viejo barón , el cual nunca informaba demasiado y no se pasaba por palacio, con ayuda de Gaius podría conseguir descubrir nuevos escondites de los emergidos, de donde salían y así poder terminar con el problema de raíz.

Era normal, la sorpresa de Gaius, tampoco es que fuera algo normal, aquella era una situación extraordinaria y ya mas tarde tendrían tiempo para hablar de los términos y condiciones mas tranquilos en palacio, pero por ahora deberían terminar con todos aquellos seres. Esperaba que no hubiera problemas con su decisión, igual si escuchaba a alguien quejarse actuaria en consecuencia, ninguno de ellos había decidido ir a salvar al pobre anciano, un hombre que seguramente había curado a alguno de ellos con su báculo y aun así ninguno se había percatado de que el hombre estaba en peligro, solo Gaius. -Ahora te levantas como barón del Nido de Moscas, guía a tus hombres y demuéstrame tu valía. Después de decir aquello, el halcón levanto el vuelo para poder observar el campo de batalla.

Los emergidos seguían atacando, ya quedaban pocos, pero aun cuando eran pocos no se rendían ni huían a la niebla que les había ocultado hasta su ataque sorpresa. Los hombres del barón se acercaron hasta Gaius para apoyarlo en batalla, eran hombres grandes y fuertes, solo hombres así lograban sobrevivir a tierras como aquellas. Sus ropajes, sin embargo, diferían mucho de ser los de un soldado, vestían con harapos, ropa ligera de tonos marrones y verdes que les ayudaba a camuflarse en el pantano. No hablaban, ni eran muchos, pero atacaban a los emergidos con fiereza. Pronto la batalla concluiría con la victoria de Senay.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Hunter Hawk

Cargo :
Rey de Senay

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [7]
Elixir [3]
Pócima Ligera
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Sera
Azazel
Gaius

Especialización :

Experiencia :

Gold :
6589


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El Señor de las Moscas [Priv. Gaius]

Mensaje por Gaius el Jue Feb 22, 2018 7:01 pm

Los ojos en su espalda se sentían más y más.
Gaius volvió a dar una reverencia al soberano antes de que este echara a andar en vuelo y, sudando por todos los poros, intentó distraer la mente luchando contra el emergido que tenía enfrente.
Que acababa de ocurrir? No tenía idea. Pero no podía ser bueno. Como tampoco podía serlo que ahora a sus flancos se le hubieran acercado corpulentos hombretones vestidos prácticamente con harapos mirándole con cara de pocos amigos. Gaius les sonrió lo mejor que pudo y siguió batallando con el enemigo que tenía enfrente.
No era un gran luchador, pero su rival en este momento no parecía ser un gran espadachín. Debía ser la vasta experiencia no pedida del ladrón en los campos de batalla, pero al tuerto le resultaba extremadamente fácil repeler los ataques. Cuando vio una abertura en la ofensiva no lo pensó y hundió su hoja entre las costillas, teniendo tan estudiado el movimiento que las costillas no le hicieron resistencia y su espada entro como un cuchillo a la mantequilla.
El emergido cayó de rodillas, chilló unos instantes para luego quedarse mortalmente quieto.

Gaius se limpió el sudor de la frente con su manga. Combatir cuerpo a cuerpo con un enemigo le había permitido desviar la mente del asunto que le había puesto tan confundido hacia unos instantes. Pero no bien se relajó y desvió la mirada hacia su costado, los hombretones en harapos seguían allí parados, algunos combatiendo contra la plaga, pero en su mayoría le miraban fijamente con cara de pocos amigos.
El más cercano de todos le peguntó con tono de pocos amigos.
-Sus órdenes…. “señor”-
El tuerto tragó saliva. “Ok, esto va a ser más… Menos… Por Naga, bendita, ayúdame por favor” se dijo para sus adentros el ladrón mientras con el índice tímidamente señalaba a los enemigos que había delante

-Eh…. Exterminemos a los emergidos?-

Sugirió con un hilo de voz, intimidado por el corpulento soldado que le increpaba por órdenes. Este asintió con la cabeza y marchó junto con el resto de los harapientos a continuar su ofensiva contra la plaga.
Gaius soltó otro largo suspiro y levantó la mirada al cielo a ver si podía dar con su majestad. Sabía que le había dicho que luego hablaría, pero tenía muchas dudas, demasiadas. Y un gran impulso por esconderse debajo de una roca.
A su alrededor los hombres de Nido de moscas y los soldados que habían llegado con el rey terminaban de detener a la plaga, siendo reducidos ya la gran mayoría de las alimañas y quedando apenas unos pocos para hacerle frente a las poderosas fuerzas de Senay.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Trickster | Lord

Cargo :
Barón

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [1]
esp. de bronce [0]
espada de acero [4]
Báculo de Mend [4]
Esp.de plata [6]
.

Support :
Hanzo
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1550


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El Señor de las Moscas [Priv. Gaius]

Mensaje por Thoth el Miér Feb 28, 2018 11:41 am

Las fuerzas emergidas estaban ya prácticamente derrotadas, los emergidos habían recibido una gran contraofensiva por parte de Senay, pensaban que su ataque por sorpresa sería una buena idea, de hecho estrategicamente era buena idea, pero no tuvieron en cuenta que ellos tenían a alguien que podía pasar desapercibido, alguien que podía descubrirlos a todos ellos. La ayuda de Gaius había sido crucial en la batalla, de no haber sido por el, muchos hombres habrían caído sin saber de donde provenían los emergidos que los atacaban, al ser avisados con antelación, uno estaba mas preparado para un ataque, sabía por donde debía defenderse, y aquello había sido gracias al chico, que había recibido una recompensa llena de responsabilidades.

El halcón se deshizo de dos emergidos que tenia entre sus garras y una vez vio que ya no era necesaria su ayuda volvió la vista hacia el joven al que recientemente había nombrado barón. Parecía que los hombres del Nido de Moscas lo seguían ya como a su señor, estaban con el, ayudándolo a derrotar a los últimos emergidos que quedaban. Haber perdido a hombres así hubiera sido un problema, necesitaba la lealtad de aquellos hombres y de aquellas tierras aunque no aportaran nada, era una zona donde los emergidos podían esconderse y si perdía la confianza de sus habitantes...entonces serían los emergidos los que ganarían. El rey halcón decidió entonces bajar junto al barón volviendo a su forma mas humana al aterrizar justo a su lado mientras suspiraba sonriendo, mirando al horizonte y asintiendo. -Debes estar haciéndote un millar de preguntas en tu cabeza. He hecho esto porque has sido crucial para la victoria que hemos obtenido, ya cada vez mas veo tus cambios y como ayudas a Senay. El halcón se quedo mirando a los otros hombres harapientos de Nido de Moscas para después volver la mirada hacia el barón. -Necesitamos la lealtad de todos estos hombres, si perdemos este territorio, habremos perdido mucho mas, tu has sido lo que ha devuelto la lealtad de estas tierras, sin descendencia ni heredero...la perdida del barón podría tomarse como un caos en estas tierras, pero ahora hay un nuevo barón.

Desde luego no iba a dejar que el joven realizara todo lo que quisiera con aquellas tierras...iba a guiarlo, guiarlo bien para que aquellas tierras fueran seguras, sabía bien que había que controlarlo, aun cuando fuera de confianza Gaius era una persona a la que había que tener bien controlada, mínimo con una correa, ya que podría perder el control y a saber si podría hacer que aquel destartalado lugar se convirtiera en algo peor. -Cuando volvamos a palacio te guiare sobre todo lo que tienes que hacer, vas a pasar un buen tiempo conmigo... Asintió sonriendo de lado mientras caminaba hacia sus hombres para felicitarlos por la gran victoria.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Hunter Hawk

Cargo :
Rey de Senay

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [7]
Elixir [3]
Pócima Ligera
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Sera
Azazel
Gaius

Especialización :

Experiencia :

Gold :
6589


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El Señor de las Moscas [Priv. Gaius]

Mensaje por Gaius el Vie Mar 16, 2018 8:03 pm

Los hombres corren la batalla dedicándole miradas por encima del hombro. Gaius, intentando hacer caso omiso a todo, se concentraba en poner atención al campo de batalla y corrió a terminar con una cuchillada trapera por la espalda a un enemigo que se debatía en duelo con uno de los guardias de Senay. Este, lejos de darle las gracias, hizo una escueta reverencia con la cabeza y se alejó del tuerto.
Estaba cansado. Todo el peso le dolía, en especial la mente, esa era quien le tiraba más y más para descansar. Pero no podía, no todavía…
La sombra del enorme par de alas volvió a cernirse sobre su cabeza y el ladrón observó como el monarca se posaba en su forma más humana a su lado. Con algunos segundos de retraso hizo el saludo que tenía aprendido como guardia, pese que hacia escasos segundos atrás había estado codo a codo con el rey.

-Un millar? Si… se aproxima bastante…-


Habló con tono completamente informal. Todavía estaba lejos de aprenderse cualquier clase de modismo o etiqueta.
Escuchó las palabras del rey y las entendió a medias. Siempre le habían dicho, en especial en sus años de comadrería entre bribones, que sus capacidades eran útiles. Y siempre se había sentido muy confiado en su habilidad para esconderse o escapar de casos apretados. Pero comandar, o liderar a personas… la sola idea hacia que le sudaran las manos. Entendía en que se refería el rey al decirle que podría serle útil al reino, y él mismo lo sabía muy bien. Había sido informante de unos cuantos nobles antes, y había guiado a unos otros tanto a través de diversas situaciones. No, codearse o ser útil a los altos mandos no era nada ajeno a él, pero de ahí a liderar? Era ciertamente algo nuevo que nunca había enfrentado antes.

-Entiendo…-

Mintió mientras hacía fuerzas por mantener la postura recta que le habían enseñado en los cuarteles.

-L-le agradecería mucho las instrucciones sí, señor,
Digo! Majestad!-


Se corrigió al hablar

A su alrededor los últimos enemigos eran abatidos y los hombres clamaban victoria levantando sus armas y vitoreando el nombre del rey y de su patria, dedicándole al rey presente el motivo de su triunfo.
Gaius, sin saber qué hacer, todavía muy nervioso por todo lo que acontecía imitó a los ahora sus hombres, dando un poaso hacia atrás y clamando el nombre de su majestad con ahínco.
Ciertamente, algo que no era ajeno al ladrón, era el respeto que el rey halcón inspiraba en su gente. Incluso en alguien tan bruto y racista como el mismo tuerto.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Trickster | Lord

Cargo :
Barón

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [1]
esp. de bronce [0]
espada de acero [4]
Báculo de Mend [4]
Esp.de plata [6]
.

Support :
Hanzo
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1550


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El Señor de las Moscas [Priv. Gaius]

Mensaje por Eliwood el Mar Mar 20, 2018 1:24 am

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Gaius ha gastado un uso de su espada de bronce.

Ambos obtienen +2 EXP y +1 Bonus EXP! Gaius obtiene +1 EXP adicional por efecto de Parangón.

Gracias a estos incrementos, la barra de EXP de Gaius ha sido maximizada.

Gaius puede ahora ascender de la clase Hero a la clase Lord o Vanguard.

> Ascender a la clase Lord (título: Barón en Senay).
> Ascender a la clase Vanguard.
> No ascender, conservar la clase actual.

Favor de responder seleccionando la decisión.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Llave maestra [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4408


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El Señor de las Moscas [Priv. Gaius]

Mensaje por Gaius el Mar Mar 20, 2018 1:29 am

> Ascender a la clase Lord (título: Barón en Senay).
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Trickster | Lord

Cargo :
Barón

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Báculo de Heal [1]
esp. de bronce [0]
espada de acero [4]
Báculo de Mend [4]
Esp.de plata [6]
.

Support :
Hanzo
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1550


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El Señor de las Moscas [Priv. Gaius]

Mensaje por Eliwood el Mar Mar 27, 2018 2:36 am

- Class Change -

¡Gaius ha ascendido de Hero a Lord!

¡Con el cambio de ocupación y clase, el nivel de autoridad ha sido aumentado!
¡El nivel de uso de espadas ha sido aumentado!
La barra de EXP es reseteada. Debido a no ser clase inicial, sólo los temas tipo Campaña, Entrenamiento y Misión darán incrementos de EXP.

¡¡Felicitaciones!!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Llave maestra [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4408


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El Señor de las Moscas [Priv. Gaius]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.