Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Entrenamiento] Oh, no! It's a trap! [Priv. Daraen]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] Oh, no! It's a trap! [Priv. Daraen]

Mensaje por Invitado el Vie Nov 17, 2017 4:39 pm

Desde que salí de Bern he tenido esta sensación de como que me están observando. No sabría decir en qué momento exacto fue, pero ahora que he salido estoy convencida de que hay alguien que me está siguiendo. Tengo esta sensación de incomodidad indescriptible. Algo se acerca y no sé qué es.

Pero no puedo esconderme. Por fin, de nuevo, había escuchado una pista sobre el paradero de Nils. Según un habitante de Bern, un niño de pelo azul y ojos rojos había viajado al noroeste. Esa descripción encajaba demasiado con él. No podía dejarlo pasar.

Sin embargo, lo que me esperaba cuando llegue a un pueblo situado allí me dejó muy desolada. Si bien no había ningún emergido, quizá al estar tan cerca de la frontera sufrió muchos daños, pero sin duda aquí hubo una batalla muy dura. Aún no se ha llegado a hacer labores de construcción, pero todo esto necesitaba una urgente reparación. ¿De verdad Nils habría venido hasta aquí? La verdad es que no estoy tan segura…

El sonido de unas ramas rompiéndose me hicieron saber que, efectivamente, alguien me seguía. Y no precisamente con buenas intenciones si no se habían dignado a mostrarse hasta entonces.  Me concentré para escuchar mejor. Eran muchos. Demasiados para ser unos simples viajeros.

Eché a correr. Sea lo que sea lo que quieran de mí, no debe ser algo bueno. Debo escapar. Nils no está aquí. Seguramente me engañasen. Pero ahora, por lo menos, tengo una cosa clara: ellos saben quién es. Son mi única verdadera pista. ¡Qué rabia no poder afrontarlos! Si tan solo pudiera transformarme en dragón, podría hacer algo para defenderme, pero no puedo. ¡Maldita sea!  – ¡Ahhhh!

Perdí el equilibrio cuando caí por un desnivel. Ni me di cuenta de que estaba ahí con las prisas de escapar. Me di varios golpes a medida que iba descendiendo hasta llegar a un matorral. Noté un pequeño calor en mi pierna y, cuando me llevé la mano, pude notar cómo me había hecho un corte en ella. Pude comprobar por el pinchazo del dolor y de cómo no impedía mucho que me movería que no era una herida grave en absoluto. Sin embargo, no tenía tiempo de tratarlo.

Ahora debía huir con todas mis fuerzas… Eso o encontrar un lugar donde esconderme y que no me vean...


Última edición por Ninian el Mar Dic 05, 2017 12:05 am, editado 1 vez
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Oh, no! It's a trap! [Priv. Daraen]

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 18, 2017 12:43 am

Bien, no me preguntéis como acabé encima de un carro de mercancías con dos caballos desbocados corriendo a toda velocidad por una ciudad desolada de Lycia... No queréis saberlo... ¡VALE! Si insistís... Todo comenzó de camino a Pherae, lugar al que había pensado ir en mi primera visita a Elibe, aunque no había tenido oportunidad. En uno de los caminos comerciales, el dueño de un carro de mercancías perdió el control de sus caballos, provocando que estos le lanzasen al camino y comenzasen una apresurada carrera contra mi. Bueno, en esta situación una persona normal habría podido decidirse a saltar a un lado del camino y evitar el carro... El problema es que yo no soy una persona normal, cosa que debería haber quedado clara en las historias que tengo contadas con anterioridad. Salté, esquivando de puro milagro... de forma totalmente controlada, quería decir; el morro y patas delanteras de uno de los caballos, afianzándome a las riendas del mismo y logrando mantener un precario equilibrio sobre el carro.

En aquel momento, tanto mi cara como la del mercader se iluminaron, aparentemente su mercancía estaba salvada, así como su carro y sus caballos... Solo había un pequeño fallo... Casi minúsculo e imperceptible... Jamás había montado ningún tipo de corcel y no tenía ni idea de qué debía hacer. Tan solo tiré de las riendas hacia atrás, intentando frenar a las bestias. Por un momento, se detuvieron, dándome a entender que lo había logrado y haciendo que soltase un suspiro de alivio. Giré la mitad de mi cuerpo y levanté el pulgar hacia el comerciante al tiempo que le guiñaba un ojo, él también parecía aliviado, aunque no fuese a durar mucho. Los caballos habían frenado tan solo un momento, quizá para reírse de la orgullosa peliblanca que los montaba cuando reanudaron la carrera con una velocidad y descontrol muy superiores a como habían sido antes.

Vale, volviendo al inicio... es cierto que no tengo ni idea de cuanto tiempo estuve prácticamente colgando de las riendas de la bestia hasta que llegamos a aquel ruinoso pueblo, donde la tenaz criatura parecía insistir en sus intentos de hacer que soltase sus estribos dando vueltas en círculos con toda la velocidad que era capaz de alcanzar. Durante este más que posible método de tortura, que se me hizo eterno, pude observar como una chica peliverde escapaba de un gran grupo de difícilmente visibles personajes... Pensé en bandidos, pero la realidad era peor. - Pobre muchacha -, pensé mientras me preocupaba de resistir por mi parte.

Para mi fortuna, o desgracia, pronto el caballo frenó en seco... Bien, es cierto, podría haber sido menos brusco, podría no haberme hecho dar vueltas agarrándome únicamente a un trozo de cuero, ¡O incluso podría no haberse reído cuando por fin logró tirarme! Pero... - ¿Era necesario dejarme caer frente al más que obvio grupo de bandidos, querido caballo? -, dije a la bestia casi con dulzura, a lo que contestó con un relincho y se marchó corriendo, dejándome allí tirada... Literalmente.

Me incorporé y miré a los hombres, que se habían quedado estupefactos ante lo que acababa de ocurrir, analizando la situación con sus rostros tapados por extraños pañuelos. - Bien... Me presentaré, supongo que es de buena educación... -, comencé a decir aclarándome la garganta, como si fuese una persona importante, - Me llamo Daraen, soy estratega de Ylisse, encantada -. Levanté una mano en señal de saludo, a lo que alguno de ellos hizo lo mismo, sin hablar, por supuesto, ganándose alguna colleja por parte de sus compañeros contiguos. - A por ella también -, gritó el más avanzado, señalándome.

La situación se congeló un momento... - Vale, tenía que intentarlo... -, dije mientras me daba la vuelta y comenzaba a correr en la misma dirección que la chica a la que había visto antes. No tardé mucho en caerme por un bien camuflado desnivel, soltando un alegre - perfecto, ¿tenía que ocurrir? -, mientras rodaba cuesta abajo hasta chocar con algo blando que frenó mi caída. Bueno, al menos la de mi cabeza, y sería más correcto decir que fueron dos cosas blandas. - Hey, pensé que sería peor, ¿desde cuándo los arbustos son tan blandit...? - Dije mientras separaba mi cabeza del pecho de la chica que había visto momentos atrás corriendo también y me interrumpía.

- Oh... Ahora tiene sentido... Me llamo Daraen, soy estratega de Ylisse, encantada -, dije tendiéndole una mano como si no ocurriese nada allí en realidad. Con alguien tenía que funcionar aquella maniobra de distracción.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Oh, no! It's a trap! [Priv. Daraen]

Mensaje por Invitado el Dom Nov 19, 2017 7:05 pm

Iba caminando, buscando un sitio para esconderme, todavía asustada por lo que me acababa de suceder cuando, de pronto, escuché un ruido que provenía de arriba, el lugar donde yo caí. No era exactamente el mismo, por desgracia, pues poco después pude comprobar como algo cayó encima de mí. – ¡Ahhhhh!

Au… Sí que me había dolido eso. Abrí los ojos para ver qué me había caído y lo cierto es que acabé en una situación muy embarazosa y peligrosa. ¡Me estaba tocando! ¡Tengo que apartarme rápido! ¡Ay, dioses! – ¡Fuera!

A pesar de que me tendió la mano con total amabilidad, lo único que hice en respuesta fue un empujón con hasta más fuerza de la que creía. Algo me dijo que tenía que huir de ella pero, por otro lado, no me da esa sensación de peligro que los emergidos en Bern me dieron. Es algo extraño. – ¡Lo siento muchísimo! ¿Estás bien?

Sin embargo, pude escuchar más pasos dirigiéndose hacia donde estábamos. ¡¿Todavía seguían buscándome?! –  ¡Sh! ¡Escóndete aquí! – la llevé a unos matorrales. ¿Por qué? ¿Qué les he hecho para que me estén buscando con armas en mano? No recuerdo haber hecho nada malo desde que llegué aquí… No tiene sentido que me estén buscando.

Miré a la joven peliblanca a mi lado. ¿Por qué tenía que arrastarle a esto? No es justo. Ella no tenía absolutamente nada que ver con lo que está pasando. Y bueno, siendo sincera, ¡ni siquiera sé por qué me persiguen! Pero era un hecho que ese era el caso, sin duda. Visto lo visto, tenía que huir y rápido. – Lo siento. No sé por qué, pero los hombres que están aquí cerca me están persiguiendo. Has acabado metida en esto por accidente. No te preocupes. Me encargaré de ponerte a salvo. Los distraeré y entonces podrás huir tú por otra dirección, ¿de acuerdo?

No esperé a su respuesta para asomarme por el arbusto donde estábamos escondidas. Intenté mostrarme lo mínimo posible. Eran tres. Con suerte, podría escapar siguiendo la maleza. Solo debo cuidarme de no hacer ningún ruido.

Esto es como cuando nos buscaron en casa cuando era más pequeña. Es exactamente como entonces. ¿Por qué los humanos recurren tanto a la violencia? Comprendo que con los emergidos no se pueda hablar, pero yo no soy una emergida… Creo que me distingo bastante de ellos.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Oh, no! It's a trap! [Priv. Daraen]

Mensaje por Invitado el Vie Nov 24, 2017 10:19 pm

Mi presentación había vuelto a fallar... Quizá debía replantearme aquello de intentar buscar una vía pacífica cada vez que me encontraba a alguien en una situación como aquella, por poco que me gustase la idea. Aún encima, se había llevado un buen golpe de la asustada chica... No pude evitar soltar una muy dramática lágrima por el rabillo de un ojo mientras posaba en el suelo con una mano sobre mi rostro y las coletas en una posición extraña bajo la cabeza, como una mujer inocente y dolida por el rechazo de su amado... bueno, amada, en este caso.

A pesar de mi increíble actuación, tan solo se había disculpado y pronto cambiado de asunto... Realmente me sentí un poco dolida por aquello, pero seguí a la chica hasta unos arbustos mientras me callaba mis quejas. Me rasqué el brazo mientras me escondía, cortándome lo suficiente como para hacerme sangre... Aunque no me di cuenta en el momento y simplemente me rasqué la zona por la incomodidad y un pequeño picor al mismo tiempo que me situaba en una posición más natural al lado de la joven, que parecía arrepentida por haberme involucrado en una cacería a la que yo no pertenecía... - Aunque realmente fue un caballo con malas pulgas el que me metió en este lío... -, dije en voz baja desviando la mirada a algún punto en el suelo a mi derecha.

De cualquier manera... y aunque aquella chica había hecho caso omiso de mi perfecta y dramática interpretación, no podía simplemente abandonarla a su suerte, eso no estaba bien conmigo. Agarré su muñeca, creyendo que intentaría hacer alguna locura como la que me había comentado, deteniéndola. No es que yo tuviese mucha fuerza, pero ella podía tener menos incluso, o no intentaba zafarse.

Miré al rededor, la caída nos había llevado a una especie de bajada en un bosque. Aunque estaba oscuro, pude apreciar la increíble cantidad de árboles que se erguían en el lugar, llenando de figuras todo en la vista. Me centré un poco más, tenía que haber algo a lo que recurrir. No tardé en encontrar lo que buscaba, unos cuantos metros en dirección contraria a la que se iba la chica... Una pequeña entrada en la tierra, apenas visible al estar prácticamente tapada en su totalidad por maleza de varios tipos. - Por aquí -, dije mientras la arrastraba hasta aquel lugar y me metía con ella en el estrecho hueco.

- Aquí no deberían encontrarnos -, dije quizá aparentando algo más de seguridad de la que realmente tenía, mientras arrimaba restos de maleza a la entrada para tapar todavía más lo poco que se podía ver desde el exterior. Una vez evalué el camuflaje del lugar, me acomodé un poco mejor para ver el interior. No era especialmente espacioso, realmente si entrábamos las dos era debido a nuestra pequeña estatura y poco cuerpo, que podía notar presionándose contra mi hombro, al igual que su entrecortada respiración en mi cuello.

Un hombre barbudo que podría ser fácilmente identificado como el abuelo pervertido de una novela fantástica apareció como una imagen en mi mente, levantando un pulgar en mi dirección... “nieto mío... El Harem es la aventura del hombre”. Sus palabras rebotaban en mi cabeza como un manakete que se estrellaba desde una buena altura a gran velocidad en un patio empedrado de Shindu, aunque solo fuese un ejemplo, claro. Por algún motivo, mi mano se extendió hacia la mujer a mi lado, con intenciones lascivas en ella... Mi respiración también se volvió más fuerte ante la aparentemente vulnerable chica, haciendo que un rojo intenso colorase mis mejillas. Fue justo antes de llevar a cabo algo de lo que podría arrepentirme que caí en la cuenta... - Espera, ¿cómo que aventura del hombre? ¡Si soy mujer! -, pensé indignada con aquella imagen en mi cabeza mientras retiraba la mano. “UPS, me equivoqué de cabeza” dijo el anciano antes de desaparecer con estas últimas palabras “pecho plano... plano... plano...” haciendo eco. Una vena comenzó a hincharse en mi frente mientras apretaba el puño derecho en alto con aire de cabreo.

Mi mirada se desvió al brazo que tenía en alto, viendo un reguero de sangre que salía de un corte en el mismo... - Oh... Espero que no sea un problema... -, dije rascándome la cara con la otra mano mientras el color comenzaba a drenarse de mi rostro al ver la sangre formando un rastro en el suelo.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Oh, no! It's a trap! [Priv. Daraen]

Mensaje por Invitado el Lun Dic 04, 2017 11:56 pm

No pude evitar dejar escapar una pequeña risa con lo que comentó del caballo. Tal parece que yo no era la única con problemas con caballos. – No eres la única, créeme. No hace tanto espanté a uno tocándolo – le expliqué, para que no se tomara a mal lo que dije.

No me esperé que me tomara del brazo. No me solté porque no me esperé en absoluto que lo hiciera. Más que nada estaba sorprendida de que no me soltara ella misma por la diferencia que tenía que haber entre nuestras temperaturas.

Suspiré aliviada cuando, por fin, entramos en aquel lugar, pero lo cierto era que todavía era demasiado pronto como para poder siquiera considerar que estábamos a salvo. No cuando nos perseguían humanos. Si algo se les ha dado siempre bien, ha sido la persecución. No importa dónde esté ni cuán amables puedan ser, la persecución sigue siendo uno de sus mayores dones.

De vez en cuando me asomé con cuidado fuera. El principal motivo era asegurarme de que no había perseguidores. El otro motivo era que me preocupaba demasiado la salud de mi compañera provisional. ¡Tiene que estar helándose! Ay, dioses. Por favor, ojalá podamos salir de aquí rápido.

De hecho, parece que algo raro le estaba pasando. ¡El frío la afectaba! Ay, ay, ay… ¡Hay que darse prisa en salir de aquí! Esto no es buena idea. ¡No quiero que el frío la haga volverse loca! Ha ido a acercarse a mí instintivamente buscando calor, pero yo precisamente soy la peor opción para eso… ¡Le daría más frío! – ¿A qué te refieres? – pregunté, completamente extrañada.

Sin embargo, pronto escuché unas pisadas que se acercaban. De la nada, un brazo salió de fuera y me arrastró con él. Del golpe, por accidente, me di con algo con la pierna. – ¡Ay! – El brazo me seguía sujetando con fuerza. – ¡Suéltame!

De forma, quizás, un poco cruel, posé mi mano sobre el cuello de mi captor. Hubo un pequeño grito seguido de un “¡Joder! ¡Qué frío!” que hizo que su agarre fuese más débil, momento que aproveché para zafarme. No pude alejarme mucho, pero pude comprobar que eran cuatro. ¡Cuatro humanos armados contra mí! Solo podía escapar… Y no quiero involucrar más a aquella mujer. Debo… Debo dejarla atrás. Si me buscan a mí, deberían dejarla irse en cuanto vieran que no estoy con ella. O eso espero. ¡Peor es nada!

Cuando di el primer paso, sin embargo, sentí un pinchazo en la pierna. Caí al suelo. ¡Me había olvidado de la herida que me hice al caer! El mismo que antes me sujetó se me acercó de nuevo. – Ahora no vas a escapar esta vez. Contigo no necesitaremos al otro.

¿Al otro? ¿Qué otro? ¿De qué hablaban? ¿Nils? ¿O quién, si no? – ¿El otro?
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Oh, no! It's a trap! [Priv. Daraen]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.