Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de Liberación] Hear us roar! [Priv. Jafar]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de Liberación] Hear us roar! [Priv. Jafar]

Mensaje por Zeke el Vie Nov 10, 2017 1:40 pm

Gallia.

Aquella tierra le traía tanto los mejores como los peores recuerdos que podía rememorar, si quería ser justo y no mentirse a sí mismo. Tomar la decisión de irse del reino que lo vio nacer y crecer fue la más dura, mucho más de lo que había imaginado en su momento, viéndose obligado a abandonar a la única persona de su familia que permanecía viva: su madre. Desde el fallecimiento de su padre no había vuelto a ser la misma; no comía, apenas dormía, la vida pasaba por ella pero no ella por la vida, en realidad era como si también se hubiese marchado ese día. Por eso no le importaba ser un vándalo en su propio reino. No tenía reparos en despotricar contra los malditos leones, que tan creído se lo tenían. Con qué ganas les cortaría esa melena de la que tan orgullosos se sentían.

Y sin embargo, allí estaba de nuevo. De pie sobre un montículo, sin saber bien cómo reaccionar, a las afueras de una aldea fronteriza completamente destrozada por el paso de los emergidos. Ni siquiera el olor de la tierra era la misma, sino que un aliento férreo, por la sangra de tantos inocentes que se había derramado impregnaba todo el ambiente. De la misma forma que tampoco lo era la vida, apagada trágicamente; ni el cielo, con un anaranjado atardecer que parecía llorar al recordar tiempo pasados de bonanza. Gruñó para sus adentros, no esperaba encontrar algún ser al que odiase más que a los felinos creídos; pero allí los tenía.

Dio un salto para transformarse en su forma animal en pleno vuelo, impulsándose con las fuertes patas traseras que ahora tenía. Todavía estaban ahí esas bestias, ¿Y los beorc osaban llamarles así a ellos? ¡Ojalá se pudrieran todos entre el veneno más doloroso! Esos emergidos si que eran dañinos y no ellos, como se les cansaba la lengua en decir. Había escuchado todo tipo de críticas, ¿pero acaso ellos eran capaces de, por puro placer, destrozar aldeas, ciudades, caminos y bosques por lo que parecía ser una mera estrategia de diversión? ¿Qué mierdas les motivaba si no obtenían nada con ello? ¡Mierdas todos! Emergidos, beorcs agresivos, la gran mayoría de los branded y esos peludos sin cerebro. Incluso algunos laguz se habían rebajado a pensar que ellos estaban un escalón por debajo. ¿Dónde había quedado el orgullo de raza? La satisfacción de pertenencia a un grupo con unas capacidades muy superiores.

"¡Ridículos! ¡MÁS QUE RIDÍCULOS!"

Con toda la rabia y la impotencia contenidas, alcanzó velozmente a uno de los emergidos más rezagados, embistiéndole contra una de las paredes derruidas que se encontraban cercanas. La pared, en su mayor parte adobe, cedió casi de golpe ante el choque violento que acababa de sufrir. Los daños que tenía previos eran más que considerables, resultado de la destrucción causada en el lugar. Sin darle tiempo a poder recuperarse, le propició un mordisco en la nuca, aprovechando la caída. Se había posicionado sobre el cuerpo de la bestia, haciendo que todo su peso cayera sobre este y facilitara su inmovilidad. No volvería a caer en el desconocimiento, como le hubo pasado en Mitgard tiempo atrás, cuando luchaba por primera vez contra los emergidos al poco de llegar al ducado. Los movimientos bajo sus patas cesaron. El pelaje de su hocico estaba manchado de un color escarlata oscuro, aunque no le importaba.

Una sensación de poder, de gracia y de alivio se extendieron por todo su cuerpo velozmente, hasta llegar a la mismísima punta de sus garras. Sacudió la cola al comprobar que varios pares de ojos ahora se posaban sobre él, retándolos con la mirada. Jamás admitiría que posiblemente eran demasiados enemigos para él. NUNCA. Antes muerto que retirarse de una batalla que había comenzado, encima por venganza. Solamente él podía perturbar la vida de su pueblo, esos monstruos se podían ir por donde habían venido.

¡VENID A POR MÍ, SUCIOS CERDOS ASESINOS! –Gruñó, tan fuerte como sus pulmones animales se lo permitían. No tenía ni idea de si tenían la capacidad de entender sus rugidos. En realidad poco le importaba si podían o no. Lo único que sabía con certeza era que igual que ellos no se detendrían, él tampoco.
Afiliación :
- MITGARD -

Clase :
Tiger

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
855


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Hear us roar! [Priv. Jafar]

Mensaje por Jafar el Lun Nov 13, 2017 6:27 pm

Con el paso del tiempo Jafar había pasado de ir a la frontera a patrullarla, a acudir a la misma por la familiaridad del lugar. Por la calma que ese rincón de Goldoa le proporcionaba. Después de todo había sido su hogar durante la mayor parte de su vida. Cuando el clan aun vivía y vagaban por la frontera del país de los dragones protegiendo el mismo de cual humano con las suficientes agallas para acercarse. Con dicha misión auto impuesta,tomada por decisión propia del clan, pues nadie les había pedido que lo hicieran. Y aun así habían sido siglos de tradición y lucha,de constancia y leyes propias escritas en sangre. Por eso cuando el niño dragón quedo solo,como único superviviente del clan fronterizo de dragones blancos, continuo allí. En la frontera. Vigilando la misma. Solo durante una década. Hasta que Kurth lo encontró y lo llevo a palacio.

Ya no estaba solo,tenia a Kurth,a Gareth,al tito Uroko...Tenia un lugar en el que vivir,un lugar con cuatro paredes, un lugar que no se movía... Y al principio había costado adaptarse,porque todo era nuevo y raro. Y aun tenia las enseñanzas del clan grabadas a fuego en su interior,y a pesar de que Kurth decía que no tenia ningún deber,ninguna obligación,era difícil desprenderse de su misión.... Porque se sentía vació... Porque tenia la necesidad no solo de vigilar la frontera,si no de acudir a os huesos de los que habían sido su familia,de la que había sido su madre.... los huesos que le habían protegido en sus años en soledad...

Pero hacia tiempo que ese vació se había empezado a llenar y su misión había perdido fuerza. Seguía queriendo proteger a Goldoa con las mismas fuerzas que antes, quería ayudar a Kurth con todo lo que pudiera y mas,pero ya no era por deber, no era por algo que le habían grabado a fuego... Ir a la frontera a patrullar era algo que hacia cada vez menos, y muchas veces por rutina. O como en aquella ocasión,que había acudido al lugar solo porque deseaba dejar atrás las paredes de palacio durante unas horas,tomar el aire en ese lugar que tanto amaba....

Habia pasado horas sentado en la frontera,con la vista clavada en Galia,pero sin prestarle atención al la misma.Se había llevado uno de los pergaminos que Kurth le había dado para aprender a leer y escribir.La ultima vez se había llevado también la pluma y el papel en blanco,pero había resultado ser un inconveniente el tener guardarlo todo deprisa y corriendo,porque nunca se sabia que podía ocurrir... Esa vez solo era el pergamino,lleno de letras que no identificaba,pero cuya forma deseaba conocer,memorizas,para cuando Kurth le explicase su nombre,su significado...

Perdió la noción del tiempo y ya estaba atardeciendo cuando se dispuso a guardar el pergamino en la bolsa de tela que después se colgó en la espalda. Se puso en pie y clavo su mirada una vez mas en el país vecino,esta vez con mas atención. Frunció el ceño al divisar en la lejanía unas sombras. Por la distancia no podía saber a que o quien pertenecían,solo que iban a dos patas ,no a cuatro. Ahogo un rugido en su garganta,por instinto. Se movían lentas,con movimientos raros,eran naturales y antinaturales al mismo tiempo, y algo dentro de si le indicaban que sabia lo que era.Que lo había visto antes.

Goldoa había quedado liberado de esos seres... Galia invadido... y Ambos países compartían frontera....malo... muy malo... Estaban lejos para que sus ojos lo distinguiese pero... mejor asegurarse...

Su cuerpo se vio envuelto en un brillo y cambio. Aumento de tamaño,de forma. Su piel pálida se transformo poco a poco en escamas blancas,su pelo desapareció. Sus uñas se trasformaron en garras al mismo tiempo que sus dientes creían y se afilaban,sus brazos y piernas mas grandes y musculosos. La cola surgió de su espalda baja y las alas a su espalda. Dejo de ser un niño para ser un dragón que apenas alcanzaba los dos metros. Un dragón que de un salto extendió las alas y alzo el vuelo. En poco tiempo con el batir de sus alas alcanzo lo que a sus ojos era una distancia lejana. Clavo sus ojos dorados en el suelo,en la aldea destruida. En las sombras que habían resultado ser esos seres sin vida que destruían el mundo,tal y como se lo había dictado su instinto. En el tigre que luchaba contra ellos.

Lanzo un rugido antes de lanzarse contra el suelo,contra los seres.Antes de alcanzar el suelo agarro a uno de los emergidos por los hombros,clavando sus garras en los mismos,agarrándolo con fuerza mientras se llenaba de la sangre de ese ser. Y se elevo una vez mas.Alto,mas alto... Hasta alcanzar la altura adecuada.Y entonces lo soltó. Sobre el resto de seres. Cayendo gracias a la gravedad como un proyectil de gran fuerza.Impactando contra el suelo,matándolo en el acto. Cayendo sobre algunos de sus compañeros,matando en el acto sobre los que había caído directamente. Derribando y desequilibrando a los que estaban rodeando el punto sobre el cual había caído el emergido alzado por el dragón.

Y rugió una vez mas,un rugido que escapaba de lo mas profundo de sus pulmones ,de su pecho.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Silver Dragon

Cargo :
Asesino

Autoridad :
-

Inventario :
Elixir [1]
Vulnerary [4]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Kurth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
687


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Hear us roar! [Priv. Jafar]

Mensaje por Zeke el Vie Nov 17, 2017 1:00 pm

Sin más demora, se abalanzó sobre el que abría la marcha. Tenía sus rojos y endemoniados ojos puestos sobre él, así que una sonrisa se le extendió por el rostro, aunque visualmente no fuera más que una especie de mueca por encontrarse transformado. Clavando sus garras todo lo profundo que la armadura del ser se lo permitía, rodó por el suelo del lugar, cubierto de tierra seca y polvorienta así como adornada con ciertos parches de verde hierba, aplastada por los caminantes de la zona. La vida del lugar, un emplazamiento tan salvaje a la vez que encantador, estaba llegando a su fin desde que fuera conquistado por los emergidos.

Las piedrecitas del suelo podían ser molestas cuando parte de su peso recaía sobre estas, pero no pensaba soltar a aquella bestia. Lanzó un fuerte rugido contra el oído del enemigo, esperando que por lo menos aquel acto lo paralizara durante unos segundos, pero para su desgracia no había surtido el efecto esperado. Lanzando nuevos zarpazos hasta su rostro, le observó buscar el arma que había perdido como consecuencia de su derribo, por lo que trató de frenar su avance hasta donde se hallaba.

De su experiencia previa luchando contra emergidos había logrado obtener dos teorías que cada vez se iban corroborando más y más. La primera de ella era que esos jodidos seres diabólicos parecían no sentir el dolor, pues por más que recibían ataques, rugidos, embestidas o cualquier otro contratiempo que a una persona o a un laguz debería detener, no funcionaba con ellos. ¿Por qué? No tenía ni la puñetera idea, era como si sus nervios y sus sentidos estuvieran atrofiados, porque no parecían emitir respuesta alguna, solo actuaban como seres sin vida, a lo mejor incluso no la tenían a pesar de que sangraban y morían cuando el golpe que se les asestaba era crítico.

Su segunda teoría era que por lo menos morían como cualquier otro ser de la faz de la tierra, y por los mismos medios, algo que parecía opuesto a lo anterior, pero era muy diferente estar herido a que el halo de vida se escape de tu cuerpo. No eran invencibles, pero sí incansables hasta su fallecimiento, así que dificultaba un poco el proceso de darles muerte porque seguían incordiando constantemente, en serio, menudos seres más molestos.

Se separó apenas un metro, dejándole el espacio necesario para que se pusiera en pie. Ese era el momento perfecto. Realizó un nuevo y potente salto, abrazándose con sus patas delanteras al cuello del emergido. Lo tenía justamente como quería, expuesto. Y es que para quien no tuviera conocimiento los tigres solían cazar atacando la nuca de su presa, causándole una muerte casi instantánea al separar la unión entre las cabeza y la espalda. Justamente fue eso lo que ocurrió, clavó sus largos y afilados colmillos, a pesar del movimiento, con una precisión propia de los felinos, mientras el cuerpo ya inerte caía por su por su propio peso hasta alcanzar el suelo. Soltó un gruñido de rabia al cadáver mientras lo observaba con odio y rabia, dándole un zarpazo en una de las inmóviles piernas al pasar por su lado.

El resto de enemigos se habían concentrado frente a él, agrupándose para así mantenerse protegidos de sus ataques. Lo cierto era que encima también tenían neuronas, no eran unas meras marionetas tontas que solo atacaban mientras caminaban hacia delante, sino que sus tácticas eran dignas de un ejército entrenado. Se agazapó delante de ellos, arañando la tierra que se encontraba debajo de sus garras para mejorar el agarra en el momento en el que decidiera lanzarse de nuevo.

Sin embargo, un nuevo giro en los acontecimientos le emborronó su concentración. Un rugido potente donde los hubiera resonó en la ubicación donde se encontraban, captando no solo su atención sino también la de los viles seres que tenía frente a sí. Una mole bastante grande en comparación con ellos se precipitó para atrapar a uno de los que se encontraba en el medio de la formación. Sacudió la cola ante el, cuanto menos, curioso acto que acaba de presenciar. Después de haberse elevado había dejado caer el cuerpo violentamente contra los demás. Varios cadáveres se arremolinaban junto a la zona del impacto, por lo que tuvo que levantar la vista –No sé de dónde narices has salido, pero que sepas que me las podía apañar yo solo –Bufó al comprobar el estrago causado, una vez más. Le costaba admitir que en un solo momento aquel dragón había sido mucho más efectivo que él y que había roto las filas enemigas.

Sin terciar más palabras, corrió de nuevo, velozmente, hacia uno de los emergidos que había salido malparado tras la caída de su compañero, pero que no había visto la muerte como debía. Saltó para hacer que chocara contra uno de los árboles cercanos antes de asestarle un nuevo mordisco en una zona del cuello llena de venas; no tardaría más de unos cuantos segundos en morir desangrado. Escupió parte de la sangre que acababa de introducirse en su boca, mirando de nuevo al dragón –¿Es que piensas hacer algo más? Por lo menos no estorbes –le gruñó, arrugando el hocico ante su presencia, a saber si ahora los dragones pretendían tomar Gallia.
Afiliación :
- MITGARD -

Clase :
Tiger

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
855


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Hear us roar! [Priv. Jafar]

Mensaje por Jafar el Dom Nov 26, 2017 4:54 pm

Habia comprobado hacia tiempo que su táctica funcionaba. El usar uno de los cuerpos enemigos como proyectil para ser lanzado contra sus compañeros,acabando así con varias de ellos al mismo tiempo. Lo había comprobado con humanos,cuando tenia la fuerza necesaria para alzar a uno de ellos varios metros ,pero no la fuerza necesaria para lanzar una llamarada que fuese digna.Una que no hiciese que perdiese su forma drogan.

Habia pasado tiempo desde aquello, y no estaba seguro de si en esos instantes el uso de su fuego acabaría con su transformación o no.Pero aun así las costumbres adquiridas en la batalla eran dificiles de eliminar, su modo de luchar difícil de cambiar. Siendo siempre el mismo,siendo siempre efectivo.

Lo que si había cambiado,era el enemigo. Era mas resistente que los humanos, o al menos mas persistentes. No parecían notar el dolor, y no se cansaban. Por lo cual un ataque que dejaba a los humanos derribados,sin la energía ni la voluntad para ponerse en pie, no lo hacia con los emergidos. Se levantaban,aunque le costasen. Por eso no le gustaba usar simplemente esa táctica. Por mas efectiva que fuese desde la distancia costaba distinguir a aquellos emergidos que si bien habían sido derribados por el proyectil,estaban lo suficientemente lejos del mismo. Le costaba decidir si estaban muertos o solo habían caído.

Por eso descendió. Apoyo las patas sobre el suelo,clavando parte de sus uñas en la tierra. Ignoro el comentario del tigre. De echo no estaba seguro de lo que el mismo le habría dicho. Lo único que sabia era que había creído que tendría que acabar con todos los emergidos solos,con lo cual no había problema. Pero se había equivocado. Eran dos. Y eso solo significaba que tardarían la mitad en acabar con esos seres. No había problema.El tigre por un lado y el por el otro...

Clavo sus ojos dorados en uno de esos seres que aun permanecían en pie,observándole con espada en mano.Antes de que el emergido se moviese hacia el fue el dragón quien se lanzo a su encuentro,con una velocidad y agilidad impropias para su raza.Algo que era capaz de llevar a cabo gracias a su pequeño tamaño comparado con el de otros dragones.

Con sus zarpas araño la mano enemiga,haciendo que con ello soltase el arma. Abrió su boca y clavo sus dientes en el cuello ajeno, hundiéndolos con tanta fuerza que escucho un crujido bajo ellos.Que su boca se lleno de sangre. Apoyo su garra en el hombro ajeno,para apoyarse antes de tirar hacia arriba con su cabeza. Llevándose consigo parte del cuello ajeno,dejando la cabeza apenas colgando del cuerpo,a un hilo de ser separadas. Lo soltó, y el cuerpo cayo inerte.

Por sus lados se acercaban sus compañeros,aprovechando que el espadachín había caído para lanzarse contra el dragón. Con una violenta sacudida de su cola los golpeo,impulsándolos hacia atrás y derribandolos. Gruño ante ello,gruño cuando a su espalda uno de los derribados con anterioridad se levanto y con su arma golpeo en una de sus patas traseras. No logro atravesar las escamas por completo,creando apenas un leve corte,casi un rasponazo. Movió su cola una vez mas,derribandolo con ella. Volviendo a tirarlo al suelo .
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Silver Dragon

Cargo :
Asesino

Autoridad :
-

Inventario :
Elixir [1]
Vulnerary [4]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Kurth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
687


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Hear us roar! [Priv. Jafar]

Mensaje por Zeke el Dom Dic 10, 2017 9:50 pm

Pocas veces uno contaba con la posibilidad de compartir bando con un dragón, no sabía aún si sentirse afortunado o lleno de desdicha. La lógica de su cabeza claramente respondía a lo primero, ya que muy posiblemente sin la ayuda del lagarto habría sido incapaz de enfrentarse a todos ellos, pero su orgullo afirmaba todo lo contrario, que era sencillo, incluso podría enfrentarse a un número mayor de emergidos porque era el luchador número uno, porque si lo quería, lo conseguía.

No obstante, aquel ser no dejaba de ser un invitado que había aparecido de pronto sin saber muy bien el motivo. Por fortuna la había tomado contra los emergidos y no con él, ya que si no también lo pondría en su lugar. Observó cómo su táctica dada nuevamente resultado, haciendo que su cola recubierta de duras escamas, lanzara lejos a los emergidos como si figuras de papel se tratasen. La potencia de sus golpes era algo a lo que todavía no se acostumbraba. Los dragones eran un tipo de laguz que sobresalía en muchas maneras, y eso solo le daba todavía más rabia, ¿por qué tenían que ser precisamente ellos los que tuvieran más fuerza, capacidad de volar y más longevidad que cualquier otro? De todas maneras eso tampoco significaba nada, muchos de ellos eran idiotas, se cavaban su propia tumba.

Cuando uno de los emergidos recobró las fuerzas e hirió a su compañero de juegos, la tensión regresó a su cuerpo. Aunque se encontraba de nuevo en el suelo no iba a darle la oportunidad de ponerse en pie una segunda vez. Un nuevo mordisco en la garganta fue la solución a aquel, aprovechando para mirar de cerca la leve lesión del más grande –Te has dejado atacar por uno de estos, menudo paquete, solo falta que el otro al que has lanzado también se levante y te ataque de nuevo –Bufó ligeramente. Sabía que enfrentare a un dragón no era lo más inteligente, pero que este estuviera acabando con un mayor número de emergidos le hacía quedar en un segundo plano. Si existía alguna manera de vencerle, lo lograría. Que ello implicara la posibilidad de poner a un dragón blanco, fiero donde los hubiera, en su contra, lo soportaría. Incluso si muchos le llamaban suicida.

Empezaba a notar el cansancio apoderarse de su cuerpo, también de su mente. Gruñó para sí mismo, forzándose más a mantener su forma de tigre durante el máximo de tiempo posible, aunque ello supusiera terminar totalmente indefenso una vez hubieran reducido a cero la amenaza. Ser capaz de soportar el dolor en los músculos, la fatiga en cuerpo y mente, era otra especie de entrenamiento que le permitía aumentar su resistencia. A mayor resistencia, más fáciles serían sus victorias, y cuantas más victorias menos en la mierda se encontraría su país.

Se acercó a uno de los cuerpos inmóviles que poblaban el suelo después del impacto directo que habían sufrido tras la caída desde las alturas del otro emergido. Le dio un fuerte golpe con la pata delantera para comprobar lo que ya conocía, estaba muerto. Nunca había visto a ninguno de esos seres inconsciente, pero prefería asegurarse y comprobar cada uno de los cuerpos antes que sufrir un ataque sorpresa –Eh mudo, ¿por qué no vuelves a hacer el truquito de antes y terminas con esos de ahí? Están aguardando algo, y si no lo haces tú, lo pienso hacer yo –Prefería centrarse en los que se encontraban más cerca de ambos, y no tanto a los de la periferia. Pero un nuevo ataque del dragón no les pondría en peligro a ellos y sí a los enemigos.
Afiliación :
- MITGARD -

Clase :
Tiger

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
855


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Hear us roar! [Priv. Jafar]

Mensaje por Jafar el Dom Dic 17, 2017 3:30 pm

No necesitaba las palabras ajenas para saber que le habían herido. Lo había notado,una leve molestia,un golpe sin importancia. Habia ignorado al enemigo para centrarse en otro,sabiendo que la herida infligida no sera gran cosa y que acabaría con el después. Y al igual que la herida ignoro también las palabras del laguz,porque tampoco eran importantes. No cuando había otras cosas en las que centrarse.

Golpe con su cola a los enemigos que le venían de frente, desarmandolos y derribandolos directamente. Clavo sus garras en ellos o para sostenerlos o para mantenerlos en el suelo,mientras sus fauces se abría y se cerraban en la piel ajena,mientras mordía con fuerza y tiraba desgarrando cuellos y separado cabezas de los cuerpos. Su boca llenándose de esa espesa,oscura y desagradable sangre. Sus blancas escamas manchándose por eso mismo. Pero eso no era algo que importase.

Importaba eliminar al enemigo frente a el, a los que se mantenían un poco alejados esperando su momento.

Las voz ajena volvió a sonar y el dragón no pudo evitar soltar un leve gruñido. Estaban luchando,tenían que centrarse en acabar con el enemigo. Porque el tigre hablaba tanto? Porque la mayor parte de cosas que decía eran cosas que en esos momentos no importaban?

Aunque si tenia razón en una cosa. Podía volver a hacerlo.Volver a alzarse. No era una táctica que le gustase repetir mucho. Normalmente lo hacia la primera vez,cuando el enemigo aun no lo había visto o reaccionado a su presencia. Con rapidez. Para evitar que en el caso de que hubiese arqueros los mismos tuviesen la oportunidad de disparar a sus alas, o esa magia tan molesta la opción de alcanzarle. Porque era peligroso y disminuía las posibilidades de conseguir acabar con su enemigo. Y por eso lo hacia una vez y esperaba, para ver si había peligro o no. Y en esa ocasión,no lo había.

Arranco la cabeza del enemigo bajo su cuerpo,escupiendo la sangre y el trozo de carne sostenido por sus dientes. De un pequeño salto se abalanzo contra el ser que ya iba contra el,con las intenciones de atacarlo mientras acababa con su compañero emergido. Pero había sido lento. Y el dragón le agarro con sus garras por los hombros. Y alzo el vuelo llevándolo consigo.Tal y como antes. Subio y subió y cuando creyó que la altura era la indicada se movió en el aire,buscando el mejor lugar,donde mas emergidos hubiera. Y dejo a la criatura caer,caer sobre los suyos. Morir por la caída y arrastrar a otros consigo por el impacto de su cuerpo contra el suelo.

Y aun sin bajar,aun manteniéndose en las alturas los vio.Todos aquellos seres que no habían sido alcanzados,o que solo había sido derribados. Todos lejos del tigre. Bajo un poco,manteniéndose aun en el aire. Lo intentaría,no era su especialidad,apenas sabia controlarlo,pero... debía aprender... y en el clan le habían enseñado que la mejor manera de aprender y practicar era en el trascurso de una batalla.

Tomo aire,lo acumulo en los pulmones notando como el calor se acumulaba en ellos. Los retuvo antes de soltarlo,desde lo mas profundo de su ser.Con el calor recorriendo todos su pecho,su garganta,antes de expulsar el fuego por su boca.Bajando aun mas su altura mientras lo expulsaba. Calcinando con ello a los enemigos que aun quedaban en pie,que aun quedaban en su campo de visión. Cerrando la boca antes de que el fuego alcanzase el bosque,los arboles.

Y los enemigos ardieron mientras el dragón descendía con velocidad.Para cuando alcanzo el suelo su cuerpo ya había comenzado a brillar. Y pronto todo desapareció. Las escamas,las alas,la cola,las garras... para dar paso a un pequeño niño de ojos dorados,piel pálida,cabello y ropas blancas... cubierto en sangre ajena.Manchado. Observo su alrededores unos instantes,en busca de movimiento,de enemigos aun vivos. No había nada aparentemente. Así que detuvo su mirada en el tigre.Clavando sus ojos en el.

-No mudo.... nombre.... yo... soy Jafar....
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Silver Dragon

Cargo :
Asesino

Autoridad :
-

Inventario :
Elixir [1]
Vulnerary [4]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Kurth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
687


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Hear us roar! [Priv. Jafar]

Mensaje por Zeke el Vie Ene 19, 2018 3:12 pm

Todavía no era capaz de comprender qué le molestaba más, la presencia de unos cuantos enemigos todavía, que parecían estar considerando algún tipo de plan, o que su compañero de escamas blanquecinas pasase de cada una de sus insinuaciones o preguntas. En realidad sí que sabía la respuesta, las dos cosas le ponían de los nervios y le sacaban de sus casillas, pero por fortuna se encontraba concentrado en lo que tenía delante, en los enemigos que restaban, calculando cuál debía ser su siguiente paso.

De vez en cuando observaba la forma en la que el dragón blanco luchaba, no demasiado alejado de su propia posición. Era sangriento, feroz. De algún modo le parecía un reflejo de sí mismo, por lo que tuvo que sonreír para sus adentros. En realidad los laguz tenía algo que los caracterizaba a todos, o por lo menos a la gran mayoría pues siempre hay excepciones para todo, así que normal que incluso pudieran llegar a llevarse bien entre ellos, aunque no todos. Nuevamente las excepciones. Como para él lo eran los leones.

La cabeza de uno de los emergidos, arrancada de un mordisco de su legítimo dueño, llegó rodando hasta cerca de sus pies. Ahora sí que se encontraban en una posición de ventaja frente a los demonios de ojos carmesí. Ahora sí que pensaba que tenían las de ganar.

Sin más dilación, se lanzó nuevamente contra uno de los emergidos que se encontraban más cerca de su posición. Parecían estar desconcertados tras la llegada de su compañero dragón, lo cual no era de extrañar porque cualquier plan que pudieran haber pensado no funcionaría tan fácilmente. Después de esquivar varios ataques de su adversario, no vio venir un manodoble por parte de otro de los presentes. Gruñó al sentir la hoja del acero deslizarse sobre su costado. No había sido demasiado profundo el corte, pero lo justo y necesario para que la batalla resultara incómoda, más cuando llevaba tanto tiempo transformado y las fuerzas la flaqueaban. Por fortuna observó un movimiento a su lado, el dragón blanco se alzaba con otro emergido entre sus garras, por lo menos parecía que su consejo no había sido en vano esa vez.

Aprovechando el momento, asestó un zarpazo certero al cuello del primero de los adversarios que tenía como oponentes. No había sido un golpe mortal, pero acabaría desangrándose si no taponaba y curaba la herida rápidamente, así que podía reservar sus últimos esfuerzos para el emergido causante de herida. Comenzaba a ver borroso, debía apresurarse.

Por ese motivo, ver la llamarada recién creada por el níveo reptil le llevó a pensar en un nuevo plan. No podía decirle que quemara la zona donde él se encontraba sin ponerse en riesgo a sí mismo, así que debía buscar otra forma. Llamó la atención del emergido, acercándose con cuidado a la zona objetivo del fuego del dragón y, sin más demora, utilizó sus patas traseras y la fuerza que le quedaba para hacerlo caer en la zona que estaba siendo abrasada. Suspiró para sus adentros, casi sin ser capaz de moverse del lugar.

De la misma manera que ningún emergido parecía hacerlo tampoco ya.

Se dejó caer sobre el terreno que instantes antes era una ferviente batalla. Había regresado a su aspecto humano de nuevo, por lo que respiró hondo para llenar sus pulmones del preciado oxígeno que los rodeaba, lo necesitaban. Sin embargo una voz lo sacó de su cansancio mental –¿Acabas de hablar? Entonces no te comió la lengua el gato~ –Se le escapó una pequeña risita. La victoria le había dado fuerzas para bromear, aunque no las suficientes como para ponerse en pie –Jafar, ¿eh? Lo cierto es que ha sido interesante pelear a tu lado, aunque no seas más que un niñato –El tamaño pequeño que había visto en el dragón se veía correspondido con el que tenía en su forma humana. Tenía que tratarse de un crío, aunque precisamente por ese motivo le sorprendía que estuviera a solas –Y por cierto, ¿qué hace un lagarto como tú en un territorio de felinos como este? –De felinos… o de emergidos, realmente.
Afiliación :
- MITGARD -

Clase :
Tiger

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
855


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Hear us roar! [Priv. Jafar]

Mensaje por Jafar el Dom Feb 04, 2018 6:45 pm

La amenaza había sido erradicada.El pequeño dragón paseo su mirada por sus alrededores. Deteniéndose unos instantes a observar,concentrado,atento,para volver a mover la cabeza y examinar otra zona. Nada. No había movimientos, no había muertos, ni vivos. Solo el, y el otro laguz. Por lo que al no haber nada mas clavo su mirada , sus orbes dorados, en el tigre.

Lo vio retornar a su forma humana y lo examino de arriba abajo con atención, memorizando cada detalle, pues era la primera vez que lo veía así. Lo vio caer al suelo y aun desde su lugar veía la respiración pesada producto de la batalla recién librada ,del cansancio. Con pasos ligeros y silenciosos se acerco a el, deteniéndose a apenas un paso. Jafar era bajito,así que no tenia que agacharse para quedar cerca del laguz sentado,solo debía agachar ligeramente su cabeza al suelo.

Asintió ante la pregunta ajena,aunque no debía ser respondida pues era obvio que acababa de hablar. La siguiente expresión no la entendió. Que relación tenían los gatos con su lengua? Acaso era cosa de los laguz de Galia? Tendrían problemas con su lengua.

Ahogo un rugido en su garganta ,haciendo vibrar la misma,la ser llamado niñato.

-Niño o no... no importa... Solo importa....la fuerza... Jafar es débil... pero muy fuerte para acabar con emergidos... solo eso importa....


No le gustaba su tamaño,era pequeño.Era débil. Y  lo sabia. Y le molestaba, no porque el tigre hubiese dicho lo evidente para el,si no le molestaba el. Su tamaño,su debilidad...

-Dragón... no lagarto...

Corrigió con inocencia. Su voz sonaba como siempre , baja,insegura. Con las palabras trabándose, atascándose una tras otra. Costaba,cada vez menos. Pero aun le costaba ,porque no sabia que palabras elegir para expresar lo que deseaba.Era doloroso y frustrante... pero lo intentaría... lo seguiría intentando...

-Jafar esta...estaba... en frontera de Goldoa.... ver cosas... mas allá de la frontera...en Galia... cosas extrañas...no humano,no laguz.... emergidos.... Emergidos de Galia,muy cerca de Goldoa... Jafar no va a dejar que nada malo pase la frontera de Goldoa... por eso mejor... acabar con emergidos de Galia... antes de que... lleguen a casa...

Observo unos instantes al laguz felino en silencio. Examinándolo una vez mas . Estaba herido, pero según el criterio del dragón, no eran mas que unos rasguños. Aun así... debía preguntar...

-Estas...bien? Galia... es peligrosa... mucho... emergido...
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Silver Dragon

Cargo :
Asesino

Autoridad :
-

Inventario :
Elixir [1]
Vulnerary [4]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Kurth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
687


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Hear us roar! [Priv. Jafar]

Mensaje por Zeke el Miér Feb 28, 2018 6:16 pm

Se dio media vuelta para quedar bocarriba en el lugar, con las piernas y los brazos entendidos de par en par. Hacía tiempo que no había tenido que esforzarse tanto en una batalla, nunca necesitaba llegar hasta tal extremo donde ni siquiera habría sido capaz de dar un zarpazo más. Necesitaba mejorar, porque de no haber sido por el dragón los emergidos lo habrían desmenuzado como a su siguiente cena. Por las ganas daría un puñetazo en el suelo, pero lo cierto es que ni siquiera podía hacerlo, así que una vez que se recuperase iba a necesitar ponerse serio.

Levantó una ceja con el pequeño de ojos blancos se acercó hasta su posición, chasqueando la lengua. Él estaba allí de pie, visiblemente cansado pero sin llegar a su nivel de agotamiento. Esos jodidos dragones siempre tenían suerte con todo: con el tamaño, con la longevidad, con la fuerza… Era normal tenerles cierta manía, ¿verdad? Los todopoderosos dragones, y los manaketes, no se olvidaba de ellos, siempre conseguían todo lo que se proponían.

Resopló cuando escuchó el gruñido del menor, aunque seguramente tuviera más años que él mismo. Si se había molestado solamente por ese hecho no tenía ni una pizca de paciencia, tampoco es que él fuera el mejor ejemplo de ello precisamente –¿Qué eres débil? ¿Estás intentando reírte de mí de alguna forma? –Se reincorporó a medias, utilizando los codos para erguir la mitad de su cuerpo. Cerró los ojos una vez adoptó esa posición, debido al esfuerzo que le suponía. Sin embargo, no quería quedar como un ser débil, como un laguz débil delante, como un tigre débil. DEBIL era lo peor que le podían llamar, así que tampoco iba a dejar que nadie lo insinuara –¿Si tú eres débil entonces dónde quedo yo? –En realidad esa era una pregunta trampa, porque de una manera u otra acabaría mirando, como mínimo, mal al lagarto. Por lo menos había sido efectivo erradicando a los emergidos.

Pfft… –No pudo evitar contener la risita al ver que no lograba entender las bromas, pero intentó encontrar un sentido a aquella serie de palabras inconexas y mal pronunciadas que salían de la lengua del menor –Vamos, que te has colado a Gallia desde Goldoa, ya me parecía extraño que un dragón estuviera aquí por propia voluntad –Estiró los brazos, provocando un crujido en uno de sus hombros, el que más entumecido tenía. Lo movió varias veces en círculos cuando se sentó en el suelo, sin necesidad de apoyarse sobre los brazos –Y ahora qué vas hacer, ¿te vuelves? –Tenía cierta curiosidad por lo que pudiera hacer.

A decir verdad, aquella criatura no se estaba comportando como se esperaba de un dragón, pero tampoco como otros laguz. Era una mezcla extraña aunque en el fondo, muy en el fondo, no le disgustaba su compañía. Y solamente muy en el fondo porque no le gustaba tener a nadie a su lado que pudiera dejarle en evidencia –¿Por quién me tomas? ¡Por supuesto que estoy bien! –No tenía grandes heridas de la batalla, solo se trataba del cansancio que recorría cada uno de sus músculos. Transformarse siempre requería un esfuerzo grande para su cuerpo y después tardaba en recuperarse, pero nada que un poco de tiempo no solucionara. Intentó reincorporarse para que viera que todo estaba bajo control, pero las piernas no le respondieron como habría querido, así que solo consiguió quedarse de rodillas en el suelo. Agh, joder.
Afiliación :
- MITGARD -

Clase :
Tiger

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
855


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Hear us roar! [Priv. Jafar]

Mensaje por Jafar el Dom Mar 11, 2018 6:04 pm

Reírse? Por que iba el a reírse del tigre? Que motivo tenia para eso? De su propia debilidad tampoco iba a reírse,no cuando era un tema tan importante para el. Para su extinto clan... Por no hablar de que el no era de reírse, de echo no recordaba haberlo echo nunca....Entonces... Porque el tigre pensaba que se estaba riendo? Negó con l cabeza, respondiendo así a la pregunta ajena.

A la siguiente pregunta del laguz, sin embargo, si sabía responder. Asintió con la cabeza

-Jafar débil... Y tigre débil... Débil... Ahora... Pero... No para siempre... Tiempo... Y entrenamiento... Para dejar de ser débil... Muchas peleas por delante....

Cuanto más veía del mundo menos sabía. O al menos se percataba de su falta de conocimiento. Cosas básicas. Cosas simples. Galia era vecina de Goldoa pero apenas sabía nada del país ajeno salvo que era su país vecino, que el mismo era la patria de los laguzes felinos y que había caído a manos de los emergidos. Poco, apenas nada. Por eso no entendía. Colarse en Galia? Acaso los dragones no podían pasar la frontera sin permiso? Pero no había nadie vigilando la frontera... Como esperaban que supiera que no podía entrar? También...

-Dragones en Galia... Raros?

Vale que los dragones vivían en su mayoría en Goldoa y que era rato verlos fuera de su país. Pero Galia estaba al lado... No debería ser tan raro... No?

-Si no hay emergidos... Si no hay peligro... Jafar... Vuelve a casa... No quiero... Preocupar a Kurth... Si estoy... Mucho tiempo.... Fuera de casa.... Sin avisar... Pero... Si hay emergidos... Cerca.... Quedar... Un poco más...

Vale. Tal y como creía el tigre estaba bien. Solo cansado. El cansancio era normal, inevitable, para fuertes y débiles.

-Tigre... Tiene que ir... A algún dado... Galia... Muy peligroso... Muchos emergidos... Para una sola.... Mmmm... Persona.... Yo puedo acompañar... Peligroso... Pero.... Menos...
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Silver Dragon

Cargo :
Asesino

Autoridad :
-

Inventario :
Elixir [1]
Vulnerary [4]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Kurth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
687


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Hear us roar! [Priv. Jafar]

Mensaje por Zeke el Vie Mar 16, 2018 1:36 pm

Gruñó cuando no pudo ponerse de pie.

Solo por dejar las cosas claras sobre quién mandaba allí, volvió a bufar, si acaso su enfado no era ya palpable y no se notaba desde kilómetros. No obstante, algo en la mirada del joven dragón le hacía pensar que quizás compartieran más sentimientos de lo que le gustaría admitir, y eso que precisamente los ojos del lagarto no eran expresivos precisamente. Pero se podía palpar. De la misma forma que él sabía que cargaba con su propia culpa, el laguz de cabellos blanquecinos también luchaba contra la suya.

Resopló de mala gana, cruzándose de brazos –Por supuesto, ¿qué pensabas? No pienso quedarme parado con todo lo que está ocurriendo, pienso seguir luchando y entrenando para que esos asquerosos bichos se larguen para siempre, o como mínimo de los lugares que me importan, agh –Hablar de los emergidos le ponía de mal humor, y eso que justamente habían acabado con un buen puñado de ellos, pero se reproducían más que los roedores, ¿de dónde demonios salían tantos?

¿Cuánto tiempo más necesitaba estar descansando? Se le comenzaba a acabar la paciencia. O más bien estaba llegando a sus límites. Necesitaba moverse para sentir que estaba haciendo algo provechoso. Encima, ahí tirado era el blanco perfecto para otros felinos poco amigables, emergidos, o cualquier otro bandido lo suficientemente desneuronado como para caminar por la peligrosa selva de Gallia. Giró la cabeza para mirar de nuevo a su compañero de batalla, entrecerrando los ojos –No es que seáis raros aquí, pero tampoco es muy común, o por lo menos no lo era antes, cuando vivía aquí –Desconocía los cambios que podían haber surgido durante su estancia en Mitgard. ¿Habrían acordado algo los líderes de ambos reinos? Aunque a su parecer que el melenudo principal de su país hubiera desaparecido no era una buena señal.

¿Kurth? ¿Quién es Kurth? ¿Es que tienes una novia o novio que te espera en casa? –Movió las cejas, con intenciones de molestar al menor. Le hacía divertido penar en alguien con tan poca expresividad y sangre en las venas teniendo pareja. Salvo que todos los dragones fueran igual de aburridos y entonces harían un dúo de lo más cómico a ojos de los demás. Igualmente no pudo seguir metiéndose con él, ni siquiera en broma –Pero has dicho que tienes que volver, ¿no? Gallia es problema de los felinos –Mirando hacia otro lado, agachando la cabeza. Era un problema grande, pero suyo a fin de cuentas.

Admitir que un lagarto estaba siendo el ser más amable que se había encontrado desde su regreso era mucho. Y admitir también que cada vez sentía más simpatía por él era mucho peor aún.
Afiliación :
- MITGARD -

Clase :
Tiger

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
855


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Hear us roar! [Priv. Jafar]

Mensaje por Jafar el Sáb Mar 17, 2018 1:18 pm

Así que su presencia en ese lugar no era rara,si no poco común. A el no le había parecido raro el cruzar la frontera para eliminar a esas criaturas de su país vecino,después de todo se estaban acercando a Goldoa y era mejor encargarse de las cosas peligrosas antes de que fuesen una amenaza real,algo mas difícil de eliminar. Asintió ante las palabras del tigre,mostrando con eso que había entendido ,o al menos eso quería transmitir.

Ante la pregunta de si Kurth era novio o novia negó. No entendía realmente las implicaciones de aquellas dos palabras,pero sabia que Kurth no era ninguna de esas cosas.

-Kurth... príncipe de Goldoa... Jafar... Kurthnaga casa grande y Jafar vive en esa casa... Se preocupa por Jafar y.... me enseña mucho...

Kurth le había acogido,le había dado un hogar en el que vivir, le había sacado de su soledad. Pero aun así le daba libertad,le dejaba decidir. Y le enseñaba,a leer,a escribir,cosas de Goldoa que desconocida,como funcionaba el mundo...Le forma una pequeña,casi imperceptible sonrisa,en el rostro del niño al hablar del príncipe. Le gustaba el dragón negro,le gustaba hablar de el.Pero... si tenia que ponerle un nombre a la relación que tenia con el,no sabia describirlo con palabras,no sabia ellos dos lo que eran. Pero pensando en todo lo que había echo y hacia por el... había una palabra que podría valer...

-Kurth como familia... no familia de sangre,ni mismo clan pero... como familia de verdad...

Asintió,satisfecho con su propia respuesta.Eso debía de valer.

Observo los movimientos ajenos. Curioso sin saber porque el otro agachaba la cabeza,desviaba la mirada.Acaso había echo algo malo? No,no lo creía. Y el tigre tenia razón. Los problemas de Gallia eran problemas de los felinos.Los de Goldoa de los dragones. Pero los felinos eran hermanos laguz y estaba muy cerca... Eran suyos pero...

-Pero el problema de Gallia es... muy grande... Si Gallia no puede arreglar el problema ni contenerlo... Si emergidos de Gallia se expanden fuera de Gallia... Irán a países vecinos. Entonces seria problema de Goldoa... No voy a dejar que vengan problemas a Goldoa... nada va a pasar de la frontera... Aunque... para eso... tenga que arreglar unos pocos problemas de Gallia...

Su voz algo mas seria,sus palabras mas claras de lo habitual. Porque tenia las ideas claras.Porque sabia que había que hacer.Clavo sus ojos dorados una vez mas en el tigre.

-Jafar... muchas veces en la frontera de Goldoa... si alguna vez necesitas a Jafar...

Dejo las palabras al aire. No hacia falta decir mas.Y tampoco hacia falta quedarse.El otro había dicho que Gallia era problema suyo y con eso el dragón interpretaba que no hacia falta que lo acompañase ni fuese con el a ningún lugar.Entonces podría irse.

Se alejo unos pasos hacia atrás y dejo que su cuerpo fuese cubierto en luz una vez mas,transformándose de dicha manera en un dragón de nuevo. Expandió las alas,dio un ligero salto y emprendió el vuelo.Tomando altura . Hora de volver a casa... Por el momento no había nada mas que hacer allí...
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Silver Dragon

Cargo :
Asesino

Autoridad :
-

Inventario :
Elixir [1]
Vulnerary [4]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Kurth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
687


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Hear us roar! [Priv. Jafar]

Mensaje por Eliwood el Mar Mar 20, 2018 12:56 am

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Ambos obtienen +2 EXP y +1 Bonus EXP!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Llave maestra [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3269


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberación] Hear us roar! [Priv. Jafar]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.