Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] La presa gorda [Privado Hector]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] La presa gorda [Privado Hector]

Mensaje por Lyndis el Mar Nov 07, 2017 6:35 pm

Respirando con calma para no hacer ruido, Lyndis tensó el arco y miró a su presa más allá de los arbustos: un ciervo que, a unos 10 largos pasos de distancia suyo, pastaba con calma en medio del bosque ¡Si que estaba de suerte!

Que el por mayor de su población fuera de edad avanzada traía el problema que el riesgo de heridas, más en trabajos físicos severos, fuera altamente elevado. Lo que para un joven podía ser una simple torcedura de tobillo, para alguien entrado en años podía de ser hasta una semana de reposo en cama ¡Y eso gracias a la ayuda de su compañera clériga! Antes de su llegada, por lo que le contaron, no era extraño que aquellos periodos se extendiera a un mes o poner en riesgo empeorar la herida y llevarla a un punto irreparable.

Y obviamente cuando alguien se hería... Era su deber reemplazarles en las tareas ¡Eran su responsabilidad al fin y al cabo! Si ella no lo hacía, no había manos ociosas esperando su turno de trabajar.

Gracias a esto, habia ganado experiencia las ultimas semanas en campos nuevos para ella, como lo eran la carpientaría, tala y el harado (aunque seguía convencida que la gente de Lycia se complicaba en demasía en su afán de hacer crecer las cosas con más rapidez y habilidad que la propia Madre Tierra...no podía dejar de pensar en lo ridículo que era aquel asunto). Cuando tenía suerte recaían en ella trabajos un poco más acordes a su experiencia de vida, como mensajería, guardia y, como aquella vez: cacería.

Bueno... "cacería", era raro cuando en verdad salía un presa real digna de aquella palabra. Por lo general constaba simplemente de revisar trampas de conejo o aves dejadas los días anteriores en busca de capturas sencillas. Al fin y al cabo, con la venida de los emergidos al marquesado la mayoría de las grandes criaturas de caza habían huido o migrado... No podía culparles, no podían luchar contra fuerzas naturales más allá de su control.

¡Aunque lentamente comenzaban a haber avistamientos de su regreso!

Como aquel ciervo frente a ella ¡Casi y ya podía saborearlo!

Su habilidad con el arco era poca y rudimentaria. Apuntar le era lento y sus flechas raramente eran certeras como para dar fin a la bestia de un disparo. Ni hablar de disparar multiples proyectiles en sucesión.

Con tiempo y paciencia podía asegurar el tiro cuanto menos, optando por seguir a su presa herida y acabarla con cuchillo o espada cuando estuviera cansada y agonizante. No era el método más pintoresco (menos aun pensando en la fama de los arqueros nómadas) pero... Le había sido suficiente para sobrevivir 5 años en las llanuras y probar carne cada tanto. Era, cuanto menos, una mediocridad estable alcanzada por pura practica y experiencia.

Volvió a inspirar lentamente, levantando con cuidado uno más de sus dedos de la cuerda. Ya casí lo tenía... Expiró con calma, dejando que sus dedos terminaran de deslizarse por el cordel y...

¡Bam!

Un cuerpo irrumpió en su campo de visión, llevandose por delante matorrales y algunas ramas bajas y, obviamente, espantando al ciervo que no perdió tiempo en huir por su vida. De la sorpresa su flecha salió disparada y se perdió en la espesura del bosque.

¡Por Hanon! ¡Que estaba pasando!
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Knight

Cargo :
Heredera a Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Esp. de plata [4]
Espada de acero [1]
Llave maestra [1]
.
.

Support :
Eliwood
Sindri
Luzrov
Khigu

Especialización :

Experiencia :

Gold :
579


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] La presa gorda [Privado Hector]

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 11, 2017 2:30 pm

Respiración brusca, los latidos acelerandose, el subidón de adrenalina... La emoción de una buena caza era una de las pocas cosas que me hacían disfrutar de verdad en los tiempos que corren.

Llevaba varias horas tras un grupo de Emergidos que se habían aproximado peligrosamente a territorio lyciano. 4 eran los que mi hacha se llevó por delante pero un último salió con los pies en polvorosa - chico listo - sin un rumbo fijo. No podía permitir que fuera a por refuerzos o que en su desesperada situación hiriera a inocentes por el camino. Y pese a que mi coraza era gruesa y dificultaba los movimientos, no nos separaba mucha distancia, lo tenía en mi campo de misión.

Corrí y corrí con el hacha en mano haciendo caso omiso del entorno que me rodeaba, sólo pensaba en matar a ese bastardo.

Y cuando me quise dar cuenta...

Estaba en un bosque. Ahí lo perdí de vista.

- No tendré suerte por una vez en mida, ¿eh? - bufé tras parar para recuperar el aliento, Me apoyé en el tronco de un árbol de grandes proporciones e intenté reorganizar mis pensamientos. ¿Debería volver sobre mis pasos? ¿Debería intentar seguir su rastro? Pese a que tenía mis dudas, tenía que hacer lo correcto y proseguir la persecución. Esta vez, a ritmo de paso normal, seguí en la dirección en la que mi instinto me dirigía, con la esperanza de toparme con ese ser más pronto que tarde.

Todo estaba muy tranquilo - quitando el cantar de los pájaros y el paso de la brisa entre los árboles - así que seguía sin indicios de rastro alguno, y eso me ponía muy nervioso; no era algo que me gustase tener fuera de mi contrrol. Agarré el hacha con ambas manos, apretando con rabia el mango mientras avanzaba.

Crack

Una rama crepitó a varios metros de mí, y acto seguido algo se movió entre la maleza, alejándose de mi posición.
- ¡Te tengo, pequeño bastardo! - dije amenazante mientras salía a la carga en la dirección en cuestión. El follaje a penas me dejaba ver pero yo me estaba guíando por el oido y mi instinto asesino.

CRAAACK

Choqué contra él con tal impetú que acabó estampado contra un árbol. Al levantarme, lo primero que hice fue ponerme en guardia, pero por suerte o por desgracia, el impacto fue tan fuerte que el Emergido terminó con el cuello roto.

Sonreí victorioso

- Ningún Emergido es bienvenido en Lycia - dije después de escupir sobre lo que quedaba del humanoide.

Otro ruido llamó mi atención.

Me di la vuelta y me sorprendió ver a una joven... ¿lugareña? No sé quien era, pero lo cierto es que iba armada con  un arco. No tenía pintas de estar en el bando de los Emergidos, pero me imaginaba que habría visto mi entrada a escena y ahora preferiría ir con pies de plomo.

- Estooo...¿Hola? - hablé con tono amigable mientras enfundaba el hacha en mi espalda y levantaba las manos en señal de paz. - Creo que te he ensuciado un poco el bosque... - Añadí.

¿Quien era esa chica? ¿Por qué iría sola en un bosque que podría o no albergar a estos infraseres?
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] La presa gorda [Privado Hector]

Mensaje por Lyndis el Sáb Nov 11, 2017 6:43 pm

El cuerpo resultó ser en verdad dos, uno más inerte que otro, que impactaron en un árbol cercano en una carrera (¿o acometida?) que le hacia creer que la inercia del segundo se debía al movimiento del primero ¡Y era inmenso!

El porte inconfundible de un guerrero, aunque mucho mejor equipado en cuanto armadura a un mercenario promedio... Que sino fuera por esta creería el recien llegado fuera un bandido.

El contenido de sus palabras le convenció de que, bandido o no, tenían la misma afinidad en cuanto a defensa de aquel país. Asumiría aliado, de momento, su atención centrada más en el cuerpo junto a él.

¡Un emergido!

-O limpiado, según como lo veas- respondió desviando la vista hacia muchacho con expresión seria y señalando con un gesto de cabeza en dirección al enemigo abatido. En algún, punto por instinto, había soltado el arco y tenía su mano en el mango de su espada, su cuerpo agazapado, lista para lanzarse al combate ante cualquier nueva amenaza de peligro.

Aun viviendo fuera del camino esos días, sus instintos seguían afilados cuando la situación lo ameritaba.

-¿Explorador solitario? Ha habido demasiados reportes por la zona, la mayoría en grupo- advirtió, manteniéndose aun alerta y tensionada en busca de posibles enemigos cercanos. Las chances de una emboscada del recién llegado no estaba fuera de cuestión tampoco, había visto a bandidos y emergidos pelear en el pasado pese a ambos ser pestes que plagaban el mundo de una forma u otra.

Estaban muy lejos del camino, y si su experiencia de hace unas semanas le había enseñado algo era que... No siempre emergidos era sinónimo de enemigos. Aun le costaba creerlo, pero había conocido seres de aquellos que habían combatido... y perecido a su lado, como compañeros de armas.

El mundo más y más comenzaba a teñirsele en una escala de grises muy distintos, y más que nunca tenía mucho que no podía permitirse perder.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Knight

Cargo :
Heredera a Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Esp. de plata [4]
Espada de acero [1]
Llave maestra [1]
.
.

Support :
Eliwood
Sindri
Luzrov
Khigu

Especialización :

Experiencia :

Gold :
579


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] La presa gorda [Privado Hector]

Mensaje por Invitado el Lun Nov 13, 2017 9:27 am

Desde luego no me conocían en Ostia por ser el señor simpatía, pero tras ver que incluso alzando las manos y guardando el arma la joven aún seguía con cierta inseguridad hacia mí me hizo remplantearme en ese momento el haber prestado atención en las lecciones de etiqueta de la corte.

- En efecto, pertenecía a un grupo - dije mientras zarandeaba el cadáver con el pie para asegurarme de que era eso; un cadáver. - Abatí al resto mucho antes de adentrarme en este bosque, pero aquí el condenado, quiso salir por patas y no quería que trajera a más amigos a la vuelta - Volví para dirigirme a la muchacha - Bastantes problemas tiene Lycia como para una segunda invasión... - Suspiré finalmente.

Lo cierto es que lo de la invasión me parecía más un reto personal que una amenaza. Imaginatelo, yo blandiendo el hacha contra una horda de esos infraseres y volviendo como campeón de la Liga Lyciana... Pero antes que mis sueños de grandeza iban las vidas de los habitantes de mi pueblo, que a fin de cuentas, como marqués o heredero, recaía esa responsabilidad sobre mis hombros, cosa que sin duda tenía pinta de pesar más que mi armadura.

Tras divagar sobre la situación en la cual me encontraba ahora, decidí que lo mejor era yo quien rompiera el hielo, al menos así podría decir que hice lo posible por evitar un conflicto con un civil.

- Mi nombre es Hector - declaré arqueando la cabeza como si fuera a hacer una reverencia y antes de continuar con la presentación, algo se encendió en mi cabeza: ella era una desconocida y yo estaba viajando de incógnito... - ... Y soy un caballero errante de Ostia... Que busca restaurar estas tierras... - No sonaba muy convencido pero tampoco tenía dotes para la interpretación ni mucho menos para la improvisación.

- Al cuerno, yo no me escondo de nadie - volví a suspirar y acto seguido miré directamente a los ojos de la chica, mostrando toda la confianza que podía depositar en mismo. - Soy Hector, el hermano marqués de Ostia - espeté finalmente. - Y no quiero hacerte daño por si aún no ha quedado claro - Añadí en un tono más calmado.

Hice un gesto a la muchacha para pedirle permiso para acercarme sin que me ensartara con su espada; la tensión se podía palpar en el aire pero yo había hecho todo lo posible para demostrar que soy de fiar - y que mato Emergidos que da gusto -.

Di un par de pequeños pasos en su dirección, y ahora que me fijaba, la joven tenía una belleza digna de elogio pero sin ser recatada como las damas de la corte.

- ¿Me condecerás el honor de saber tu nombre o me tengo que dirigir a ti como la dama del bosque? - Bromeé aún a riesgo de llevarme una reprimenda.

Tan sólo esperaba que esto acabase bien y que no tardara mucho en reanudar mi peregrinación...
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] La presa gorda [Privado Hector]

Mensaje por Lyndis el Lun Nov 20, 2017 7:47 pm

-Han salido de la nada una vez, pueden volver a hacerlo. Mientras quede uno de ellos hay que mantener la guardia alta- comentó, tranquilizandose al ver lo inerte que se mantenía aquel inhumano cuerpo a los pies del extraño.

Las siguientes palabras del hombre le dibujaron una sonrisa de lado en el rostro, la incredulidad claramente plasmada en su rostro. No era una experta en caballeros, mas si en mercenarios y bandidos, y el recién llegado parecía más afín a cualquiera de esos últimos que a los primeros.

Abriendo su boca para enunciar claramente las dudas sobre su identidad, se quedó a mitad de camino al escuchar la siguiente declaración del guerrero... Una declaración mucho más aun difícil de creer, sosteniendole la mirada hasta soltar un suspiro de derrota.

-Le creo en la parte de no hacer daño, se ve que es un hombre de guerra más que de palabras- respondió al fin, destensando su cuerpo y rostro pero manteniendo una mano aun sobre la empuñadura de su espada -Si sus intenciones fueran atacar, imagino ya lo habría intentado en vez intercambiar saludos.-

-En cuanto a lo otro... Con saber que no es una amenaza me basta- respondió, alzando las cejas aun incrédula de lo dicho por Hector. Había escuchado presentaciones de "reyes" o "príncipes" escoltando nobles por las llanuras en sus años en Sacae, no era el primer cuento que escuchaba de esa índole... Aunque debía darle crédito de cuanto menos la suya era una invención localmente acertada y de menor escala.

Conocía como un marqués debía verse, incluso un heredero en marqués en el hijo de Eliwood, y aquel hombre no podía estar más lejos de aquella descripción.

Haciendo un gesto de cabeza indicándole que no había problema que se acercará, tomó el arco que había soltado antes y comenzó a destensarlo. Cualquier posible presa en una legua o más ya debía de haber huido ante tal escándalo. Debería de conformarse solo con los conejos de las trampas.

-Se me haría un título un tanto insultante, LORD Hector- respondió, haciendo especial incapie en el supuesto titulo del mercenario -Los nómadas somos más bien gente de las llanuras al fin y al cabo.- explicó, con un guiño y mirada complices, conteniendo aun la risa ante el cuento del sujeto.

-Lyndis de Caelin invita pues a mi lord a una pata de conejo asado por los servicios prestados al marquesado en la eliminación de emergidos.- acotó, levantando los dos conejos muertos que había dejado unos arboles atras y haciendo una exagerada reverencia con su mano en dirección a la salida del bosque. En sus labios en todo momento una sonrisa completamente divertida que impregnaba con claridad también el tono de sus palabras.

-En marcha. Oro de paga no hay, pero si nos apuramos obtendrás tu paga para el almuerzo- acotó con un movimiento de cabeza, liderando la caminata hacia Caelin.

Marques o no, tenía su agradecimiento por limpiar los bosques cuanto menos, y no negaría hospitalidad a nadie que aportara ayuda a su familia y tierras.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Knight

Cargo :
Heredera a Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Esp. de plata [4]
Espada de acero [1]
Llave maestra [1]
.
.

Support :
Eliwood
Sindri
Luzrov
Khigu

Especialización :

Experiencia :

Gold :
579


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] La presa gorda [Privado Hector]

Mensaje por Invitado el Jue Dic 07, 2017 7:32 pm

- Pfff.

En un intento de aguantarme las ganas de reir alcé los hombros mientras ladeaba la cabeza repettidas veces. Ya podían venir todos los infraseres de esta calaña que quisieran, como si vienen en decenas a por mí. Nada que mi hacha y un poco de determinación no pudieran arreglar. Aún así sus palabras no dejaban de ser ciertas y más nos valía seguir con cierta cautela...

Miré a mis alrededores una vez más, hasta que los pájaros volvieran a entonar su canto, señal de que todo estaba tranquilo y que podía darle toda mi atención a la joven.

- Noto cierto recelo en vuestras palabras, Lyndis de Caelin - comenté sin cortarme un pelo. - Mas no te culpo porque cosas peores me han dicho - aclaré - Pero qué le vamos a hacer: soy así y las formalidades no son lo mío - dije finalmente.

Me daba rabia pensar que por ser noble estaba obligado ser don pomposidad. Creía firmemente que los actos  son las palabras del corazón y que un buen lord se preocupaba por su gente, que lucharía en primera fila cuando su pueblo le necesitara... ¿Qué tenía de divertido sentarse en un trono y firmar edictos cada día? Eso se lo dejo a mi hermano.

Le hice un gesto con la mano a mi anfitriona para que liderase la marcha - Detras de ti Lyndis de Caelin - dije tras aclararme la garganta. Si bien era cierto que no estaba muy lejos de Ostia, una buena carne a la brasa siempre era de agradecer - aunque hubiera acabado con el infraser sin esperar nada a cambio - y que diantres, si una mujer te invita a comer en su casa es buena señal.

Ella no podía verme porque iba por delante de mí, pero me sonrojé por un momento.

Agité la cabeza de nuevo.

- Y bueno... ¿Cómo van las cosas por aquí? - pregunté para cortar el tenso silencio del paseo. Más bien era una pregunta estúpida; sabía que hubo ataques por todo Elibe, que muchas ciudades habían sucumbido, pero también quería oir la historia de los propios labios de un lugareño. - Si necesitais algo... Cómida, pieles, mano de obra... Te prometo que hablaré con mi hermano Uther a la vuelta..

Creo que acababa de empeorar las cosas, Lyndis parecía una mujer orgullosa y segura de si misma, al igual mi oferta sólo conseguiría que me ensartara una flecha o dos, pero mis palabras salieron casi por su cuenta y mi intención por ayudar a su gente era tan real como el cadáver que yacía varios metros atras...

- Tienes mi palabra. - espeté finalmente mientras mi cabeza arqueaba una sutil reverencia.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] La presa gorda [Privado Hector]

Mensaje por Lyndis el Dom Dic 10, 2017 7:28 pm

El escuchar su nombre completo dicho por un extraño le dio un escalofrío en la espalda. Pese a que se había acostumbrado a ser llamada así por todos los habitantes de Caelin... Aun se le hacía extraño no solo presentarse sino ser referida así.

Había practicado bastante al interactuar con viajeros y mercaderes, pero aun así el escuchar "milady" y similares le parecía aun un tanto desconcertante... Más cuando aun, pese a las insistencias de su abuelo, seguía utilizando sus ropas de nómada en el día a día.

Por suerte el tal Hector no pareció tomar a mal que viera a través de su cuento, reaccionando de forma jovial y por suerte siguiendo el juego. La ausencia de un silencio incomodo sin duda ayudaría a hacer más amenos el trayecto.

-Tiempos difíciles corren: las manos sin duda faltan y tampoco es que sobren los recursos, pero es de esperarse tras la situación en la que calló el marquesado- comentó con una sonrisa amarga que rápidamente fue reemplazada por una expresión desafiante, de convicción plena -Pero pese a no ser nómadas, Caelin sin duda tiene espíritu de guerreros. Un amanecer a la vez, y lentamente el viento comienza a soplar en nuestra dirección. Es solo cuestión de tiempo y no bajar los brazos.-

Sonrió, y miró por encima del hombro al mercenario ante lo que creyó (en las mentiras o delirios del hombre) era un ofrecimiento sincero -Gracias, pero debo negarme- volvió la mirada al frente y negó con la cabeza -Nunca negaré ayuda de en verdad necesitarlo pero todo tiene un precio, hay un limite a la caridad. Muchas deudas de lealtad tenemos ya, tanto mi familia como yo personalmente. Sería una falta de respeto a aquellos que nos ayudaron el seguir esperando favores.-

-Dígale a Lord Uther que cuide su marca; la certeza de una espalda protegida es ayuda más que suficiente, y la certeza de que sepa que en Caelin tenemos la suya sin lugar a dudas sacaría un peso de mi mente- volvió a mirarle sobre el hombro con un guiño cómplice para luego contener una carcajada. Esperaba algún día poder visitar a lord Uther y decir aquellas palabras en verdad en su presencia. Era una costumbre en Lycia el juramento entre lo defensores de las marcas, por lo que era un deber pendiente que algun momento debería afrontar.

...Un momento futuro, claro, con todo lo que en esos días tenía entre manos. El viento y aquel hombre fuera de sus cabales deberían de ser testigos suficientes de momento de la veracidad de sus palabras.

Al escuchar un relincho lejano, apuró el paso y encontró a su molesta compañera dando una sacudida a sus riendas atadas en limite del bosque. La silla y bozal aun esbozaban el león de Pherae en las mismas, no había tenido tiempo o dinero para acondicionarlos al ciervo que correspondía a Caelin aún.

-Ya, ya, sabes que la parte del sigilo no es mucho lo tuyo, no queda de otra- apaciguó a Maribelle, acariciando su blanco pelaje y dandole un par de golpesitos en el morro.

Desatandola y haciendo el amague de montar, a razón de costumbre más que de intensión, se detuvo y, por sobre el hombro, observó al muchacho de arriba abajo nuevamente con mirada crítica. Tras pensarlo un instante, bajó el pie que tenía ya sobre el estribo con una sonrisa amarga y ligeramente avergonzada.

-Me temo que no podrá cargar a ambos, ha tenido unos día de carga fuerte y debe reposar, lo siento- se excusó con "Hector" con tono de disculpas -Pero puede atarle su armadura si lo desea. Podría cargar la misma sin problemas y le facilitará el resto de la caminata cuanto menos.-
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Great Lord | Knight

Cargo :
Heredera a Marquesa

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Esp. de plata [4]
Espada de acero [1]
Llave maestra [1]
.
.

Support :
Eliwood
Sindri
Luzrov
Khigu

Especialización :

Experiencia :

Gold :
579


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] La presa gorda [Privado Hector]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.