Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] A la vera del camino

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] A la vera del camino

Mensaje por Marc el Lun Nov 06, 2017 10:52 pm

El sol se encontraba ya a más de mitad de camino en el cielo y el reloj de arena sobre la mesa (que había dado vuelta con puntillosa exactitud cada vez que agotaba sus arenas) le indicaba que en efecto se encontraban más cerca de un almuerzo que un té de media mañana como había planeado inicialmente... Pero él había planeado un té y té habría, tenía el derecho también de tanto en tanto a darse un pequeño capricho en pos del deber.

¡Sumado a que no había empacado cubiertos y vajillas tales para un almuerzo de tales circunstancias! Tenía té, pocillos y un par de cuencos para pequeños bocadillos propios de la ambientación de un encuentro civilizado. Empacar también para un almuerzo aumentaba el riesgo de que se rompieran más cosas por el camino y no iba a gastar más recursos de la cuenta en una situación así.

Sí, era una reunión de alto calibre politico la que estaba organizando, y eso ameritaba cierta imagen y etiqueta a mantener, pero tampoco iba a gastar un gran dineral en un sucio vástago de la luz. Había un limite a la etiqueta que pasaba ya a estupidez.

Dando un suspiro, vio como los ultimos granos de arena pasaban a la parte inferior y nuevamente con movimientos rapidos dio vuelta el artefacto. Cuando la arena terminara de pasar aquella vez estarían oficialmente en el mediodía...

Dio otro suspiro, uno más largo y recostó su cara sobre su palma. Adios su gran plan...

Porque no estaba allí en medio del bosque con una mesa redonda con un negro mantel decorado con preciosos ojos plegianos por placer. Era trabajo y era lo más cercano a un trato favorable y civilizado que estaba dispuesto a ceder en tales circunstancias.

Pocos granos de arena pasaron antes que uno de sus exploradores volviera con una nota. Era un relevo, que recibía señales del verdadero explorador apostado en un punto más lejano y que espejos pasaba la señal que era interpretada y pasada a escrito antes de serle entregada...

Y las palabras en ellas eran las que llevaba esperando cuanto menos dos vueltas de reloj atrás.

¡Al fin! Ni para recibir emboscadas los adoradores de la luz tenían modales, decencia y puntualidad. No les bastaba solo con ser impíos, debían siempre empeorarlo de alguna forma.

Luego ellos eran los bárbaros.

Con un gesto de su mano, un señal fue transmitida entre vigías y tras unos instantes se escuchó un estruendo a una distancia no muy lejana. Nada iba mejor con una emboscada que un pesado árbol en medio del camino. Los clásicos eran clásicos por algo, era ridículo reinventar el tomo al fin y el cabo.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Maestro Inquisidor (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [4]
Esp. de bronce [2]
DragonStone [3]

.

Support :
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
938


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la vera del camino

Mensaje por Marth el Mar Nov 28, 2017 1:28 am

Chrom había regresado a Ylisse hacía ya un par de semanas desde su charla respecto a sus preocupaciones con sus vecinos del sur. Plegia parecía haberse despertado después del problema de los emergidos y tras años luchando contra esa plaga Marth había creído tontamente que habría tenido un poco de tiempo para descansar, acomodar sus asuntos y dejar que las cosas se asentasen. Tenía cosas que hacer, un territorio completamente nuevo que proteger, tropas que designar, incluso fiestas que dar aunque no quisiera. No tenía tiempo para atender a un montón de adoradores de las sombras que decidieron que tenían demasiado tiempo libre entre sus manos. Creía haberse encargado de ellos al responder la carta de aquella molesta mujer y seguía con su vida, ignorando el hecho que los problemas le darían literalmente en el rostro.

Estaba en su viaja hacia Ylisse, había recibido noticias de la situación mundial, tenía noticias de la caída de Grannvale, un gran territorio adorador de Naga y hogar de valientes caballeros inquisidores que habían dado hasta lo que no tenían para proteger a su diosa pero el mal les había sobrepasado. Ellos, como los descendientes del primer escogido de Naga y bendecidos con su marca, tenían que tomar alguna clase de acción y no era algo que pudiese hablarlo por carta, tenía que ser en persona. Así que iba el príncipe con una pequeña comitiva, todos a caballo no eran más de veinte caballeros y cuatro pegasos que vigilaban desde los cielos, pero una vez cruzado el puente que separaba la frontera entre ambos países aliados, el bosque se volvía demasiado espeso como para poder ver algo, así que solo dos volaban bajo mientras dos iban con sus alas plegadas y al trote detrás de la comitiva. El príncipe entre dos de sus caballeros iba encabezando sobre un elegante corcel blanco, regalo del marqués de Pherae, un caballo que le había acompañado en muchas batallas, entrenado para ello nunca mostraba miedo y se movía con firmeza sin siquiera mojar su pelaje hasta haber estado al galope por más de una hora. Ataviado con elegantes correajes azules bordados en oro sus ancas estaban completamente cubiertas por una manta celeste con el escudo de Altea bordado en ambos lados, el príncipe por su parte vestía para el viaje, botas de montar altas, pantalones azules y una chaqueta larga de mangas cortas de un mismo tono pero de interior rojo. Su capa cubría uno de sus hombros y dejaba el otro al descubierto, un broche de oro sostenía la prenda. Casi no llevaba armadura más que sus hombreras y guantes gruesos de cuero con sus dedos al descubierto para manipular mejor y a su cintura su espada. No llevaban estandartes, tampoco mayor protección o cuidado ya que viajaban dentro de tierras seguras, solo la comitiva mínima necesaria para la movilización de un noble regente de un país.

La dama sobre el caballo alado que iba al frente dio una vuelta amplia antes de volar casi a la par de los tres hombres que iban al frente - Los pegasos se han alertado, vimos pájaros volar alto al parecer asustados y en esta zona no hay sonidos de la naturaleza. Algo no está bien. Por favor, bajen la marcha e iremos a investigar delante. - con un asentimiento de cabeza el príncipe le permitió retirarse y bajaron la marcha considerablemente hasta que solo iban a paso tranquilo. Al frente ya podían ver el grueso tronco que atravesaba el camino de lado a lado, era un árbol tan grueso que habría sido difícil hasta para un caballo al galope haberlo saltado, sobretodo por las ramas que entorpecían la vista más allá. El peliazul miró con desconfianza alrededor y se dirigió hacia el caballero de cabello verde que tenía a su izquierda - Que extraño, los caminos hacia Ylisstol están cuidados y los árboles que están viejos o huecos son talados antes de que caigan. ¿Cree que sean los emergidos? - dijo con cierta preocupación en su voz sentándose más derecho para mirar alrededor. El caballero solo sonrió dándole palabras de seguridad al joven gobernante seguido por una broma ligera para desprender una sonrisa de los labios del menor.

Al regresar ambos pegasos se pararon junto con la comitiva informando cortamente que no había nada al frente, solo el camino despejado. Sin una emboscada evidente ni movimiento militar emergido en la zona a la vista desecharon de inmediato la idea y varios de los hombres bajaron de sus monturas para comenzar a mover el árbol, los que tenían hachas, aunque fuesen de guerra, ya las empuñaban para cortar las ramas. Mismo el príncipe bajó de su montura y dejó que esta pastara al borde del camino. Un movimiento repentino entre los troncos llamó su atención y se adentró un poco seguido muy de cerca de uno de sus caballeros. No muy lejos del camino, detrás de la espesura de los árboles, se abría un pequeño claro que se veía que había sido limpiado recientemente y en el centro del mismo la mesa de mantel negro y el joven con el reloj de arena. La escena parecía sacada de alguna clase de novela fantástica, sentía como si aquel hombrecito le fuese a ofrecer en cualquier momento un pequeño pastelillo que le encogería para poder bailar y cantar con las flores a los pies de los árboles. Podía decir que la curiosidad le ganaba en su precaución hasta que sintió la mano enguantada en metal de su caballero que le sujetó del brazo cuando notó la presencia anormal en el bosque. Sacado de sus pensamientos observó con más atención y soltó una exclamación de sorpresa y sincero temor cuando vio los reconocibles ojos del dios oscuro bordados en los bordes del mantel - ¡Por amor a Naga! ¡¿Quien es usted y que hace en este lugar?! - apoyó su mano en la espada cuando su guardaespaldas ya tenía apuntando sobre su hombro con una lanza de tres puntas hacia el joven misterioso. El caballero le llevaba más de una cabeza y al príncipe alteano y ataviado de armadura completa de fuerte tono carmesí resaltaba a su espalda amenazador como un perro mostrando sus dientes dispuesto a saltar en cualquier momento para defender a su amo, que en comparación no hacía más que parecer más inofensivo y pequeño.


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de acero [4]
esp. de bronce [2]
lanza de bronce [2]
Sello Maestro
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]

Support :
Eliwood
Eugeo
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la vera del camino

Mensaje por Marc el Dom Mar 04, 2018 9:38 pm

Los siguientes momentos se le hicieron eternos. Se removió en el asiento y reviso en un pequeño espejo de mano varias veces que su apariencia estuviera correcta.

Todo el aspecto social de su empleo sin duda había sido aprendido y no un talento natural. Le requerían un esfuerzo y voluntad, y la preparación tanto física como mental eran por demás necesarias.

Sí, no podía negarlo, de cierta forma había aprendido a disfrutar también de aquellos aspectos de su puesto. Un placer adquirido, un esfuerzo de su parte en encontrar aquellas pequeñas cosas a las que aferrarse y aprovechar en aquellas circunstancias.

Si tenía que hacerlo, era parte de su deber encontrar una forma de sobrellevarlo con una sonrisa y con carga ligera.

Notó al fin el brillo de un espejo entre los arboles, denotandole que su objetivo ya estaba en las cercanías. Una ultima mirada a su apariencia, una señal de recibido y juntó las yemas de sus dedos de ambas manos sobre la mesa.

Su mejor sonrisa, sin dientes solo labios, en su rostro.

Ni bien entró el muchacho alteano con su guardia... Su reacción le hizo sentir que todo aquel preparativo valió la pena.

-Creame, su alteza, no hay nada de amor a su "diosa" tras mis intenciones- respondió en tono cordial, sin evitar que su sonrisa comenzara a incluir dientes. Ver a un vástago de la luz perder la compostura así era irremplazable.

Sin dilatar más el asunto, se incorporó de su asiento y dio la reverencia necesaria para el recién llegado. Se sentía mal al tener que hacerlo ante un representante de la luz pero... política era política.

-Me presento. Soy Marc, Maestro Inquisidor de Plegia. Estoy aquí para tener una acotada fiesta del té con su alteza y conversar.- levantando su cabeza, volvió a fijar su mirada en el principe sin dejar de sonreir -¿Querría hacerme el honor, su alteza, de acompañar a este servidor de Grima a la mesa?-

Con un ademán le señalo la silla al otro lado de la mesa. Esperaría a que su invitado se sentase antes de retomar su lugar, no quería tampoco que se sintiera incomodo... No antes de tiempo al menos.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Maestro Inquisidor (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [4]
Esp. de bronce [2]
DragonStone [3]

.

Support :
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
938


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la vera del camino

Mensaje por Marth el Miér Mar 21, 2018 1:59 am

¿Acaso era una broma todo aquello? Tenía que serlo, ya habían cruzado la frontera con Ylisse, ya se encontraban fuera de territorio Alteano, eso tenía que ser simplemente un loco bromista que se atrevía a utilizar algo tan ruín como el dragón oscuro para hacer sus gracias, culpa de la floja y humanitaria política militar del país aliado. En sus tierras cualquier cosa que fuese meramente representante de Grima, sea un dibujo o un libro oscuro, podía traer graves problemas a su portador, y algo así podía incluso conllevar a exilio o muerte.

La mirada cobalto del joven pasó en los pulcros modales del pelinegro y como tenía consciencia de etiqueta, cosa extraña en solo un bromista. Empujado por sus modales respondió la reverencia con una media inclinación de cabeza, señal de mostrarse en un puesto más alto en nobleza pero no perdió el tacto con el mango de su espada aún. Cuando escuchó su presentación sintió un escalofrío recorrer todo su cuerpo, la sola mención del país del sur le hacía poner la piel de gallina, más si el joven que tenía frente a sus ojos era un maestro inquisidor, un alto cargo en la iglesia y propagador de religión... ¿que hacía alguien así adentrado en tierras de Naga? - Me llama alteza así que espero asumir correctamente que no será necesarias presentaciones de mi parte. Por la naturaleza de nuestro encuentro también veo que no solo sabe mi identidad si no también mi visita a mi familia. - recalcaba la visita a la familia, venía acompañado por varios soldados, dos de ellos alados, si ocurría cualquier cosa no tardarían en alertar a la capital y esto podría complicar los planes del joven, sean cuales fuesen. Atento y cuidadoso miró la mesa, con suma desconfianza. Hizo un gesto con su mano para que el caballero a su espalda bajase el arma y este de inmediato obedeció aunque permanecía firme como una columna casi pegado a la espalda del príncipe - Veo que es una persona civilizada que busca el diálogo, pero sepa comprender que no puedo compartir mesa, mucho menos una taza de té, con un servidor de la oscuridad. - evocó la carta que había recibido no hacía demasiado, la tal Morgan, hija de Grima... la carta la había enviado lejos y su zorro se había encargado de enterrarla en otro continente, de haber alguna clase de maldición en aquel papel la había alejado de sus tierras.

Entrecerró sus ojos un poco y levantó su mentón tomando una actitud solemne - Pese a no encontrarme en mis tierras tengo suficiente potestad aquí como para decirle que su presencia no es bienvenida. Por favor, retírese de tierras de Naga y regrese a las sombras de donde ha venido pacíficamente. - no veía a ningún soldado que acompañase al inquisidor aunque no dudaba que hubieran ocultos, razón por la que se mantenía alerta.


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de acero [4]
esp. de bronce [2]
lanza de bronce [2]
Sello Maestro
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]

Support :
Eliwood
Eugeo
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la vera del camino

Mensaje por Marc el Mar Mar 27, 2018 10:11 pm

-Sé un poco de esto y aquello- respondió con una sonrisa acotada -Es una de esas cosas necesarias en mi trabajo-

Su sonrisa se convirtió con las palabras del principe en una expresión de decepción y tristeza. Aunque un poco exagerada, tenía en verdad grandes esperanzas en el plan de la fiesta del té. Había sido un preparativo bastante grande todo aquel acontecimiento, y era sin lugar a dudas a expresiones políticas un rechazo duro y crudo.

De esperarse de parte del eterno enemigo de su país, pero esperaba un poco más de civilización y confianza ¿Donde estaba aquella bondad inocente e ingenua que la luz siempre quería predicar y vender?

Vio del rabillo del ojo como uno de sus subordinados, ataviado en las tan reveladoras ropas tradicionales de mago plegianas, entraba al claro cargando una tetera con té caliente ya preparado. -Si me disculpa, disfrutaré pues del agasajo por mi cuenta.- le hizo un gesto hacia la mesa al principe y tomó asiento él solo.

Desvío la mirada del príncipe mientras destapaba una bandeja con bocadillos dulces y se los servía en un plato, mas sin dejar de hablar en tono calmado -Raramente nuestra presencia es bienvenida en cualquier lado, me temo. Centenares de años de ser inculcada una historia particular hace muy dificil conseguir confianza en la gente. Esperaba poder apelar a un dialogo civilizado bajo circunstancias civilizadas pero veo que no será posible-

Se chupo un dedo manchado con dulce y se puso un par de terrones de azucar antes de indicar a su subordinado, aun a la espera, que sirviera una tasa para él -Aun esta a tiempo de cambiar de opinión- indicó el asiento opuesto mientras dejaba que el aroma del té sirviera de tentación suficiente. -Esperaba poder tener un poco de charla de asuntos de poca importancia antes de pasar al trabajo, pero iré directo al punto, alteza.-

Miró a los ojos al príncipe completamente serio, desdibujando completamente la sonrisa en su rostro -¿Qué es para usted, alteza, la victoria?-

Dio un sorbo de té, esperando dramáticamente la respuesta... Y sintió como se quemaba la lengua, conteniendose de soltar una lagrima. Aquel momento estaba originalmente pensado cuando el té ya se hubiera enfriado...
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Maestro Inquisidor (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [4]
Esp. de bronce [2]
DragonStone [3]

.

Support :
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
938


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la vera del camino

Mensaje por Marth el Jue Mar 29, 2018 9:28 pm

Los modales que se le habían inculcado desde pequeño habían sido afianzados con mano de hierro y la inquietud comenzó a crecer al ver que el otro procedía con naturalidad hacia la mesa. En principio era solo una leve confusión, sin saber exactamente que hacer o esperar, luego ya era una considerable inquietud, sus pies no podían quedarse quietos y se pasaba el peso de su cuerpo de un lado a otro, finalmente ya la incomodidad era demasiada, se sentía demasiado fuera de lugar de pie frente a una mesa cuidadosamente servida donde el otro estaba ya sentado. Avanzó un paso hacia la mesa pero se detuvo cuando una cuarta persona se les unió, a parte de ambos cabecillas y el caballero del príncipe que permanecía detrás de él como un perro entrenado. Los ojos del príncipe se abrieron desmesuradamente y enseguida apartó el rostro al constatar que no había visto mal, aquellas eran telas semi trasparentes y lo que se veía por debajo no podía ser otra cosa que el cuerpo casi completamente desnudo de un hombre. Con las mejillas teñidas en carmín haciendo contraste con sus azules ojos miró con recriminación al inquisidor - Si apela a un diálogo civilizado esperaría que se presentasen como personas civilizadas... y propiamente vestidas. - recriminó y utilizó su mano para cubrir esa parte de área de visión poniéndola a un costado de su rostro como si de un biombo se tratase, cualquier movimiento sospechoso que hiciera el sirviente sería visto por el caballero de cualquier modo. Ignorante el príncipe con la vestimenta de magos oscuros no reconoció como tal al sirviente, solo tomándolo por un simple siervo.

Asintió con un leve inclinar de su cabeza y se acercó a la mesa para tomar asiento, alejando un poco la silla de la mesa en la correcta etiqueta que indicaba que no bebería ni comería nada, a fin de cuentas no era tan ingenuo como para comer algo que venía directa y literalmente de la mano del enemigo - Si lo que desea es hablar, puedo concedérselo mientras mis hombres limpian el camino que ha obstruido. Nuevamente, no una táctica muy civilizada de su parte para invitar una taza de té ni pedir por un poco de charla. No ponga la culpa en la historia si no en sus propias acciones el por que no son bienvenidos en casi ningún lugar. - dijo con severidad poco propia de un joven de su edad. Se veía en sus facciones aún redondeadas y en lo terso de su rostro que aún no era propiamente un hombre adulto, ni siquiera en alguien que pudiese ya estar en la posición que ostentaba el peliazul.

Esforzándose en mantener su mirada en su interlocutor y no en el hombre semi desnudo a su lado bajó su mano para posar ambas en su regazo y considerar la pregunta que se le hacía. Se mostraba calmo aunque había rigidez en sus hombros, disimulada por las hombreras y la amplia capa que caía sobre la silla, contrario a la desconfianza y tensión se veían muy claros en el caballero que no dejaba de sujetar con ambas manos su arma. Cuando habló lo hizo con seguridad - La paz. La victoria de mi pueblo es que puedan vivir en paz y prosperidad, tal como son los deseos de Naga para su tierra protegida. Creo que si le hiciera la misma pregunta ya sabría cual es su respuesta. - su mirada se afiló un poco, había estudiado mucha historia, se le había advertido reiteradas veces los peligros que habían más allá de la frontera sur, había estado en presencia de la magia oscura de un arcano viajero y había sentido el horror en su corazón al verla pasar por entre sus pies y atacar a los emergidos. Era muy joven como para haber visto mundo y muy inocente para comprender algo más complicado que simple fanatismo religioso pero tenía muy en claro cuales eran los objetivos de sus enemigos - Para ustedes la victoria es hacer desaparecer cualquier signo de luz del continente. No buscan la paz, no buscan la prosperidad, no buscan el bienestar de los humanos, solo la destrucción y la oscuridad. Por eso no son bienvenidos en ningún país fuera de sus propias fronteras. ¿Estoy equivocado acaso? -


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de acero [4]
esp. de bronce [2]
lanza de bronce [2]
Sello Maestro
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]

Support :
Eliwood
Eugeo
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la vera del camino

Mensaje por Marc el Dom Abr 01, 2018 9:46 pm

-Se presentan con ropas ceremoniales apropiadas para una reunión de tal calibre- explicó con calma, subiendo su mano para dar otro sorbe de té pero conteniendose al aun sentir el ardor en la lengua -En Plegia celebramos el cuerpo humano y sus virtudes, asi como nuestro padre nos ha enseñado. Nuestra ceremonias requieren además flexibilidad que solo ropas asi permiten. Si lo desea tengo preparada una demostración para que lo experimente de primera mano como gesto de buena fe.-

Una total mentira aquello ultimo, pero al notar la incomodidad del principe ante las ropas plegianas no pudo evitar hacer aun más incapie en el asunto. Tuvo que contenerse con mucho esmero para que en su rostro no se dibujase una sonrisa picara y mantener el semblante serio -Si se fija- le hizo una ceña a su subordinado que se acercase y comenzó a señalar -Puede ver como ha sido elegido y entrenado para esta labor con mucho esmero. Sus ropas permiten un rápido acceso a las zonas importantes y puede ver en su... equipamento su disposición a las tareas concernientes a su posición.-

Dejó aquel asunto a un lado, y dejando su taza caliente sobre la mesa, juntó las yemas de sus dedos y procedió a responder las acusaciones. -Método necesario me temo, y lo mismo podríamos decir del accionar de mi gente... Pero no he venido aqui a tener una discusión de historia ni justificar ningún tipo de acción.- agitó su mano con calma, descartando todo aquel asunto.

Si tenian que entrar en temas de fe, debía simplemente buscar la forma de prenderlo fuego y maldecir su familia, ascendencia y descendencia... Lo cual sería rídiculo y altamente impráctico, aunque objetivamente seguro muchos de sus magos disfrutarian... "ritualizando" al joven príncipe.

La tensión e inexperiencia juvenil de su interlocutor eran claras, complaciendole el haberle sacado de su zona de confort. Pese a sus similares edades, era notoria la tan diferente experiencia de vida y valores entre ambos. Ni hablar de sus posiciones y prioridades.

Fue por esto que, al escuchar la respuesta del muchacho, le dedicó una sonrisa calmada y sincera, sin máscaras y muy distinta a la antes presentadas -Eso no es la victoria para Plegia, ni mucho menos es la victoria para mi, su alteza.- dio con calma un soplo a su taza de té, bebió al fin un sorbo y saboreó la bebida que tanto había costado. Raramente tomaba té de tan buena calidad, asi que había que disfrutarlo. -Eso es solo un medio para un fin, su alteza. La realidad nunca es tan simple como las nefastas leyendas que cuentan de nosotros en su reino.- negó con la cabeza, y ahogó una carcajada.

Subitamente borró cualquier expresión de su rostro y clavó su mirada  fria en aquel nefasto habitante de la luz.

-Pero tomelo como un hecho: la luz, sus adoradores y sus descendientes seran extirpados al completo de esta tierra y de cualquier otra. Su destino esta sellado-

Con calma, volvió a su sonrisa calmada y practicada y dio un mordisco a un bocadillo. -Son exquisitos, debería de probar uno.- mientras tanto, buscó disimuladamente del rabillo del ojo una señal que aun no recibía. Estaban demorados...
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Maestro Inquisidor (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [4]
Esp. de bronce [2]
DragonStone [3]

.

Support :
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
938


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la vera del camino

Mensaje por Marth el Dom Abr 15, 2018 9:03 pm

No podía evitar sentir la vergüenza ajena subir a su rostro y la indignación de que se le fuese explicadas costumbres tan poco civilizadas como si fueran algo de suma importancia. Se levantó de su asiento sin querer soportar más aquel espectáculo, siempre evitando mirar directamente al hombre que tan ligero de ropas se encontraba - Aislados por el desierto de cualquier contacto civilizado es de entender que se comporten como animales. - dijo con extrema condescendencia soltando el comentario con notoria acidez en su tono.

Parecía que pretendía ya retirarse sin más, pensaba avisar de la presencia de Plegia en el territorio de Naga cuando llegase al castillo pero las palabras del otro le detuvieron y hasta le hizo apoyar su mano en el mango de su espada. Con el ceño fruncido debió de pensar dos veces las palabras ajenas, pues por más que el otro decía que no habían sido acertada su suposición repetía lo mismo pero con diferentes palabras al oído del príncipe, más aún, con un tono y mirada que no dejaba en claro si era una amenaza inmediata o solo palabras sin más. Igualmente estaba en tierra de su tío y sabía lo estricto que este era con mantener la paz bajo cualquier riesgo así que no podía solo atacar por el simple hecho de ser Plegianos como hubiese podido hacer en sus propias tierras. Evitaría el conflicto familiar y posible roce en un momento que consideraba que países hermanos debían estar más unidos que nunca.

Finalmente cerró sus dedos en torno a su espada y desenfundó solo unos centímetros mostrando el filo de la misma - Le pediré por última vez que se retire de tierras de la luz. No ha venido a hacer nada más que interrumpir mi paso y hacer quien sabe patético espectáculo con su mesa de té y palabras vacías. Si tenía algo que decir tiene una última oportunidad para hacerlo, si solo vino a confirmar lo que se dice de ustedes en estas tierras, ya ha cumplido con su trabajo, puede regresar. - No estaba dispuesto a dejarse arrastrar más y retrasar su camino, la amenaza era clara de parte del príncipe pero este cuidaba de no mostrarse en exceso violento dando espacio a retirada, las provocaciones eran ruegos para que le dieran una excusa para actuar ya. Consideraba una burla y una falta de respeto a su persona y a la luz las amenazas que estaba dando. Inconscientemente siguió la mirada del pelinegro hacia el bosque, había sido demasiado sutil de parte del otro como para darse cuenta pero al mirar notó que había estado vigilando un punto entre los árboles. Seguramente estaban esperándoles una emboscada en aquel lugar.

Dio un paso hacia atrás y se posicionó a la par de su caballero que aún mantenía su arma desenfundada, se sentía más seguro resguardado en un flanco por aquel hombro de anchos hombros, incluso ante una figura de apariencia menuda en una mesita tomando té, pero como seguidor de la oscuridad sentía que tenía mucho que cuidarse. El miedo a la magia oscura ya rayaba lo irracional en el príncipe y no quería estar cerca de nada relacionado.


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de acero [4]
esp. de bronce [2]
lanza de bronce [2]
Sello Maestro
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]

Support :
Eliwood
Eugeo
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2012


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la vera del camino

Mensaje por Marc el Mar Abr 17, 2018 8:31 pm

-¿Acaso somos animales por aceptar nuestra humanidad y abrazarla? ¿Por buscar complacer a nuestro padre con todo nuestro cuerpo y ser?- respondió con calma y tranquilidad, dejando que resbale en él los claros sentimientos del principe hacia su gente. No es que esperaba menos de aquel, ya había sido demasiado educado hasta el momento.

Se encogió de hombros ante las siguientes acusaciones del principe, le había herido aquel comentario de su fiesta del té pero lo ocultó lo mejor posible. Era de ingratos no apreciar el esfuerzo ajeno en la política internacional, pero estaba hablando con bárbaros disfrazados de nobleza y caballerosidad. Tan "bestias" como ellos, pero intentaban camuflarlo con fiestas y altanería.

-Niego tales acusaciones, era la parte anterior al trabajo la importante no el trabajo en sí. La enemistad entre la luz y la oscuridad es tan sabida que cualquier niño podría explicarsela- sonrió con calma, y dio un largo sorbo intentando terminar su té al ver que el príncipe se levantaba, con su otra mano, por lo bajo, intentó hacer señas a sus subordinados que pasaran a la siguiente fase aun si esta no estaba lista.

-Solo quería conocerle, su alteza, y que me conociera. Que pusiera un rostro a cuando encuentre una aldea súbitamente quemada, una parroquia ultrajada o un misionario desaparecido. ¡Oh! Pero no vaya a poner mi cara a un asedio, aunque parecida esos tendran otro rostro mucho mejor al mío, ya tendrá el placer de conocerla- explicó animado, tratando de ganar tiempo.

Vamos, vamos, porque tardaban tanto... Si ya habia cuanto menos una decena cuando...

Al ver una figura entrar al claro, se levantó subitamente, tirando su silla hacia atras pero sin soltar su taza de té (no desperdiciaría buena vajilla) y enunció en tono monotono llevando una mano a su boca en fingido miedo y sorpresa -¡Por Grima! ¡Emergidos!-
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Maestro Inquisidor (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [4]
Esp. de bronce [2]
DragonStone [3]

.

Support :
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
938


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] A la vera del camino

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.