Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Campaña de liberación] El asalto a Evans [priv Daraen]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] El asalto a Evans [priv Daraen]

Mensaje por Adrien el Sáb Nov 04, 2017 3:22 pm

El joven había llegado a Grannvale hace apenas un par de días, en la nueva remesa de mercenarios que el famoso duque Sirgurd para la reconquista de su reino. Una labor que no le llamaba particularmente la atención, por el contrario, desde la llegada de los emergidos, había hecho lo posible por no participar en campañas de semejante calibre; no le gustaba la idea de arriesgar su recién adquirida libertad con alguna batalla que nada tenía que ver con él… Pero, por desgracia, las necesidades eran muchas, y aun si no faltaba trabajo en los sitios mas controlados, era en las campañas militares a gran escala donde más oro se movía, y eso sin mencionar la fama extra y reputación que uno podía conseguir si hacia bien su trabajo.

Aun si no eran nada nobles sus causas, el branded estaba dispuesto a hacer un trabajo más que digno; si ya se veía en la situación de tener que arriesgar su vida haría lo posible para que el riesgo valiera la pena y, para su suerte, estaba próximo a poder demostrar hasta qué punto estaba dispuesto a llegar por la tan ansiada recompensa que el duque ofrecía. Habían incorporado su grupo  a un batallón que planificaba el asedio al castillo de Evans. Una tarea difícil, en especial teniendo en cuenta que no les sobraban las cifras en tropas, pero  que, de hacerse bien, sin duda tendría una muy merecida recompensa por la labor.

La tropa, preparada para recuperar la ciudad de manos de aquellas terribles criaturas,  marcho en dirección a la ciudad. Una dura marcha que se vio retrasada por los constantes encuentros con pequeños grupos de emergidos y las malas condiciones de los caminos y la incesante niebla que lo ofuscaba todo… pero, tras casi día y medio de marcha, lograron abrirse paso hasta que, en el horizonte, la torre de homenaje de su tan ansiado objetivo fue visible. No tardaron mucho en llegar y preparar su campamento para el asedio a aquella fortaleza.

Mientras los soldados descansaban y los oficiales planificaban, el joven volvió a echar una ojeada a la estructura que, dentro de poco, tendrían que asaltar. Aun tras la primera invasión y  la clara falta de mantenimiento, el castillo de Evans seguía siendo un impresionante bastión: sus muros, pese a tener unas pocas de sus torres derruidas, seguía manteniéndose firme y sus almenaras rebosaban de emergidos que las guardaban. Una imagen que resultaba sobrecogedora, sin duda… Pero, a su vez, era compensada por un detalle que opacaba los nervios de Adrien: La puerta, aquella que debería sellar su entrada, no estaba.

Había que admitirlo, aquella había sido una agradable sorpresa. Jamás en su vida se habría imaginado que una fortaleza como aquella, tan sólida y que guardaba el único paso  importante al interior del territorio de Agustria, contase con semejante defecto.  Seguramente perdida durante la toma del castillo por parte los emergidos, ahora podría ser la mayor arma que el ejército de liberación tenía a su favor. Claro, aún estaba el hecho de que no había muchos más puntos flaco y, en general, seguía estando a rebosar de emergidos; aun con la ventaja que ofrecía el que no hubiese un portón, sería una batalla dura.

Sin mucho más que hacer mientras los oficiales planeaban el ataque, el rubio se acercó al grupo de vanguardia, donde le habían asignado, y se puso a hacer labores de limpieza y preparación en su equipo. Estaba nervioso, aun si ya había estado varios combates y sobrevivido a todos ellos, esta era la primera batalla a gran escala que experimentaba. Sin ataques sorpresa o emboscadas, aquello sería un asalto frontal y aquello no paraba de rondar por su cabeza.

-Espero que esto vaya a valer la pena…- Dijo tras un suspiro de nervios y, con un tanto, un poco más alto que un susurro.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
59


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El asalto a Evans [priv Daraen]

Mensaje por Daraen el Sáb Nov 04, 2017 5:47 pm

Me había acabado separando de Deirdre durante el camino de regreso por culpa de la espesa niebla. Por algún motivo se había concentrado más que antes, impidiendo casi por completo la visibilidad. Recordé como había utilizado el tomo de viento para disipar un poco la niebla los últimos días, durante las campañas. Abrí el grimorio y me concentré en moldear la magia de viento para que me rodease. No era increíblemente efectivo, pero al menos podía ver un par de metros más allá de mi nariz. Si tuviese que describir la escena... Diría que una semiesfera de unos cuatro metros de diámetro bloqueaba la niebla con la que se topaba, y la semiesfera me tenía a mi como centro mientras caminaba.

Ya llevaba caminando más de una hora, podía intuirlo por la enorme experiencia que poseía tras haberme perdido en incontables ocasiones, a las que, de conocer su número, tendría que sumarle una más. Me había equivocado con el camino de regreso, adentrándome quizá, más en el país... Que además no era pequeño. - Sólo tengo que seguir caminando recto hasta que choque con algo, siempre me ha funcionado cuando me pierdo... - Era increíblemente extraño que siguiese con vida a pesar de utilizar ese tipo de "formas de orientación", pero me habían servido en el pasado.

Como siempre, mis pensamientos acababan encontrando confirmación pronto. La semiesfera de viento rozó una tienda de campaña con una altura quizá treinta centímetros superior a mi, mandando la cubierta a volar lejos. Debajo había un hombre semi-desnudo de cintura para arriba. Hice decrecer la semiesfera a un diámetro de un metro. - ¿Qué se supone que haces? ¿Nadie te ha dicho que no puedes tener ahí una tienda de campaña? Estabas en mi camino... - Dije con seriedad, a pesar de que por dentro me hacía gracia la situación. - Con esta niebla no se ve nada... Llévame con tu oficial al cargo.

Realmente, no me había parado a pedir disculpas o preocuparme por la situación porque no podía permitir que notase mi nerviosismo. Necesitaba parecer una persona importante que tuviese claro lo que quería, de esa forma me ahorraría preguntas incómodas. Tenías que aprovechar la posibilidad que se me presentaba para recuperar el camino a mi barco, - El capitán volverá a preocuparse... -. Pensé recordado la aliviada expresión del capitán la anterior vez que había regresado. El hombre se levantó deprisa y con torpeza, saltaba a la vista que era un novato. Poniendo firme el cuerpo, hizo una seña educada para que le siguiese. Evité mandar a volar lo que quedaba de la tienda mientras atravesábamos la niebla.

El hombre señaló una tienda y se fue por donde había venido. Mi actuación había tenido éxito, me había ahorrado muchos formalismos. - Tengo la impresión de que me meteré en problemas de nuevo... - Pensé mientras cesaba el hechizo de viento y entraba en la tienda. Era el doble de grande que la que había hecho volar minutos atrás y un grupo de grandes hombres estaban sentados al rededor de un mapa en el centro. Me miraron con una expresión de incertidumbre e incluso indignación antes de hablar. - Dijimos que no queríamos que nos molestase nadie, acaso eres ton... -, el hombre fue callado cuando su compañero más cercano le había dado un puñetazo en el hombro, antes de dejar que terminase la frase. - ¿Acaso no sabes quién es? ¿Eres estúpido o quieres buscarnos un problema? - Le dijo su compañero.

- Parece que al menos uno de vosotros entiende la posición en la que se encuentra -. Dije al conjunto de oficiales, como supuse que serían. Algunos inclinaban la cabeza, mientras que otros tenían miedo a hacer algo inadecuado por ignorancia. - Bien, desde este momento, tomo el control de la misión. Explicadme la situación -. Declaré sin vacilación alguna. Estaba cansada de tanto trabajo sin descanso, sólo quería terminar lo más rápida y eficazmente posible para poder largarme. - ¿¡Quién te has creído?! ¡Estos son mi grupo y mis hombres, no dejaré que una chiquilla de la cuál ni siquiera sé el nombre haga lo que le dé la gana! - Gritó el hombre que había sido callado al principio, recibiendo una mirada furtiva del resto. Uno de ellos iba a rebatirle, pero me adelanté, - Soy Daraen, estratega de Ylisse, amiga del lord Sigurd y lady Deirdre -, inflé mi nombre todo lo que pude, haciendo que rostro palideciese gradualmente. - Bien, parece que ya comprendes tu posición en este asunto, así que explicadme de una vez la situación, antes de que pierda la paciencia.

Después de un resumen sobre la misión y lo que tenían pensado hacer, suspiré. - Esta gente pensaba suicidarse contra esos emergidos, menuda panda de inútiles -. Pensé mientras ojeaba el mapa en busca de un plan mejor al de lanzarse a una muerte segura solo porque no había una puerta que los frenase. - Bien, esto es lo que vamos a hacer -. Declaré explicando mi plan a los oficiales que allí se encontraban, que atendían compartiendo miradas de asombro.

- Ahora, salid ahí fuera y reunid a todos los soldados en fila para que pueda evaluarlos - Ordené con calma. Cuando el último de ellos había salido, me tumbé boca arriba en el suelo de la tienda. Estaba exhausta.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Desempleada

Inventario :
Tomo de viento [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
523


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El asalto a Evans [priv Daraen]

Mensaje por Adrien el Dom Nov 05, 2017 10:04 am

El joven apenas acababa de preparar sus armas cuando la estridente voz de su oficial al mando les llamo a formar -¡Venga pedazos de vagos! Toca reunión y no quiero que el mío sea el peor cuerpo de este ejército- Grito con su estridente voz, a la espera de que sus órdenes fuesen obedecidas en el acto. Para su desgracia, la falta de disciplina y experiencia imperaba y, salvo algunas excepciones como era el caso del mismo Adrien y de algún otro, estos habían tardado demasiado en formar algo que, con algo de imaginación y buen humor, casi podía considerarse una fila medio recta de soldados.

Sin duda “La formación” había sido, cuanto menos, un espectáculo realmente lamentable, el furibundo rostro de su oficial solo era un indicativo más de lo patético de aquella maniobra. “¿Pero qué demonios se esperaban?” Pensó para si mismo el rubio que hacia lo posible por permanecer lo mas firme posible “Si llenas el cuerpo de novatos y la demás escoria es normal que no sepan ni hacer algo tan simple…” Remato con cierta amargura. Claro, era de esperarse que, en el grupo que enviaban en primera línea y como carne de cañón, pusiesen a lo peor de cada ejército; no iban a desperdiciar en esos puestos a sus mejores tropas… Pero no por ello pudo quedarse más tranquilo; saber que le habían colocado en aquel grupo no hacía más que empeorar su humor.  

Ya enfilado junto al resto de su grupo, noto que el suyo no había sido el único cuerpo en ser movilizado. “¿Acaso iban a anunciar ya el ataque?” Era algo probable, a fin de cuentas,  si la fortaleza que asediaban carecía de puertas, no es que fuera necesario hacer planes muy elaborados, y eso no hacía más que aumentar los nervios y mal humor del rubio. No hacía falta ser ningún genio para imaginarse cuál iba a ser el plan a seguir: una carga frontal y a entrar por la puerta principal para hacerse con la fortaleza. Un plan rápido y sencillo para ganar aquel asedio, pero el cual implicaba un obvio sacrificio por parte de la primera línea de infantería y siendo Adrien parte de este grupo, resultaba difícil que su humor no fuese a estar nublado por tan mala perspectiva.

-¡Atención!- Grito la voz de algún oficial al que el joven no sabría poner cara, la típica orden para que todos se pusieran firmes. Viendo que todos los grupos habían sido ya formados, viro la mirada en dirección a los oficiales que llegaban, llevándose así una inesperada sorpresa: rodeada y liderando aquella pequeña comitiva, había una jovencita a la que ninguno de los soldados, incluyendo al rubio, habían visto nunca. ¿Alguna noble con ganas de fama y gloria? Era probable, la mayoría de los oficiales no eran más que eso: aristócratas con ganas de ganar fama, riquezas o recuperar sus antiguos feudos…Pero, si ese era el caso ¿Qué hacia ella al frente de todos? Ese era el puesto de mando reservado a quien lideraba y, hasta el momento, ya había habido otra persona ocupando aquel mando.

Extrañado ante la perspectiva que sus jefes ofrecían, Adrien solo puedo ponerse firme y esperar y causar una buena impresión entre aquellos que lideraban la campaña. No sería el mejor de aquel ejército, a fin de cuentas el también carecía de la disciplina de un soldado de verdad, pero al menos se encontraba entre los mejores de su regimiento. Además, y como único consuelo de estar entre los incompetentes, podría destacar con tanto inútil cerca. Incluso el cobre podía relucir como el oro cuando solo había rocas para comparar.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
59


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El asalto a Evans [priv Daraen]

Mensaje por Daraen el Miér Nov 08, 2017 4:28 pm

No habían pasado ni un par de minutos hasta que desde el interior de la tienda se pudo escuchar el inmenso barullo que provocaban las tropas al hacer algo tan estúpido como ponerse rectas en filas. Me incorporé justo a tiempo para que uno de los oficiales, el más respetuoso, volviese a notificar que ya estaba todo preparado. - Señorita Daraen, tal y como ordenó, los hombres esperan fuera -. Dijo con una pequeña reverencia mientras sostenía la puerta de la tienda para que pasase. Caminé con paso decidido, aunque cansado, por el marco de la lona, que se cerró tras de mi.

Fuera volvía a la misma situación de niebla, miré mi tomo con pereza, no tenía ganas de moldear viento a mi alrededor de nuevo. Suspiré y grité - ¡Atención! -, a pleno pulmón. No solo para avisar de mi llegada, sino también para espabilar un poco, me estaba cayendo de sueño. Los oficiales me acompañaban de cerca, cosa que sin duda era agobiante... Uno de ellos estaba tan pegado que podía olerle el aliento, lo que además era desgraciado porque le apestaba a pescado.

Observé los increíblemente desorganizados pelotones, pensando en lo mal que habría salido el plan del estúpido conjunto de oficiales. - Quizá habrían logrado tomar el castillo, ¿pero cuanta gente habría muerto? - pensé decepcionada con la calidad estratégica de esa nobleza. - Me llamo Daraen, alguno habrá oído hablar de mi... -, me callé y pensé que eso no importaba. - En fin, a partir de ahora tomo el mando de esta operación. Si seguís mis ordenes es probable que consigáis volver con vida -. Escudriñé como pude sus rostros entre la niebla, encontrando caras, desde desconcierto hasta alivio.

- Vuestros oficiales... Pretendían enviaros de frente, aprovechando el hecho de que el portón del castillo cedió frente al primer ataque de emergidos... -, dije viendo como muchos asentían con la cabeza, apoyando la estúpida idea de los oficiales. - Dejadme que os diga que es lo más estúpido que podríais haber hecho -. Ridiculicé en un instante, para dejar clara la diferencia estratégica entre ambos grupos. 

Saqué la versión mejorada del E.R.G.A. "Equipo de Representación Gráfica de Estrategias", y me puse a trabajar en lo que era la idea de los oficiales, señalizando los puntos importantes con flechas y los emergidos con cruces. Al terminarlo, se lo dí a un oficial para que lo examinase. - Cada cruz es un emergido, - comencé a decir, - vosotros habéis traído novatos al campo de batalla, por lo que por cada emergido, es probable que haya dos o tres muertos, sin contar los que masacren los magos mientras no puedan alcanzarlos... -. Le miré fijamente, - ¿siguen creyendo que su idea era buena? -. Parecía que todo el mundo había entendido el mensaje a través de la creciente palidez en el rostro del oficial al ver la representación.

E.R.G.A.:

- Yo no soy noble, soy estratega sin más -, les dije cambiando un poco de tema, - y os digo, que esa es la peor entrada posible. Aunque es la única que vuestros negligentes oficiales han encontrado -. Todos los que estaban a mi alrededor hicieron una reverencia de disculpa hacia sus hombres, como si se hubiesen puesto de acuerdo de antemano. - Todos ellos serán relegados a simples soldados, siendo sustituidos por un nuevo capitán. - Anuncié. - Este será aquel que se haya molestado en observar los alrededores del castillo.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Desempleada

Inventario :
Tomo de viento [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
523


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El asalto a Evans [priv Daraen]

Mensaje por Adrien el Jue Nov 09, 2017 8:40 am

Una satisfecha sonrisa se dibujó en el rostro del rubio cuando la joven, contrario a todo aquello que pudiese parecer con su aspecto,  se presentó como nueva comandante en jefe y comenzó a repartir ordenes e instrucciones de forma muy profesional. Se trataba de una sorpresa, cosa que solo fue a mejor cuando, tras mostrar un esquema de dudosa calidad pero claro mensaje, hablo del plan que los oficiales habían tenido en un principio y, seguido, la destitución de los mismo por el mal plan que parecían tener en mente para hacerse con la fortaleza. Fue esto lo que verdaderamente pillo a Adrien con la guardia baja “¿De verdad piensa sustituir a esos patanes?” Pensó no sin cierta satisfacción; era  su momento de brillar y le venía que ni pintado.

Dispuesto a aprovechar el momento, dio un paso adelante mientras mantenía su intento de mantenerse firme como si de un soldado profesional se tratase. –Comandante- Dijo en voz alta y con sus ojos escarlatas fijos en la mujer que ahora mandaba. –Yo he podido echar una ojeada y, pese a la niebla, me he podido fijar, aunque sea un poco, el los flancos del castillo.- Pese a la seguridad que evidenciaba su voz, estaba nervioso; era la primera vez que hablaba para tanta gente y le chocaba la idea de estar equivocándose. Pese a todo, no titubeo, quería hacer esto bien y, de conseguir el puesto, tendría que acostumbrarse a hacer este tipo de cosas.-El derecho, pese a no tener ningún impedimento importante en el terreno, tiene los muros tan sólidos y repletos de emergidos como los del frente. El izquierdo, en cambio, tiene una ligera pendiente y su muro parece tener alguna brecha provocada por una torre caída; no es fácil de ver por la niebla, pero por la misma  mala condición de la estructura tiene las almenaras sin defensores, y en tierra apenas hay un puñado de esos monstruos.-

Tras hablar, se dio un pequeño descanso mientras pensaba en como continuar sin hacer demasiado el ridículo. Podía sentir a la distancia la mirada cargada de veneno de algunos de los ex–oficiales, les enfurecía el hecho de no haberse dado cuenta de aquellos detalles pero, al final, había sido culpa suya el no enterarse:  no enviar exploradores y hacer oídos sordos a sus tropas tenía sus consecuencias. Finalmente, cuando se consideró  que  ya se había asimilado lo dicho, prosiguió con una pequeña sugerencia de lo más obvia dada la circunstancia. –Yo recomendaría que enviara un partida de exploradores para que pueda confirmar mis palabras y, ya de paso, ver que tal es la situación en la muralla sur.- Tras lo último, simplemente dio saludo militar, quizás algo fuera de lugar, y espero a escuchar que tan bien le habían salido las cosas.

Esperaba haber satisfecho los deseos de su jefa, una escalada así en los puestos de mandos era el sueño de cualquier mercenario y, con lo que había dicho esperaba haber dado una buena primera impresión. Si tenía suerte y esa mujer era tan importante como se quería vender, podría sacar un premio muy gordo de tener algo de suerte y que las cosas saliesen bien.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
59


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El asalto a Evans [priv Daraen]

Mensaje por Daraen el Mar Nov 14, 2017 2:42 pm

Seguía observando con completa calma como ocurría todo, era algo que, como ya había comprobado en más de una ocasión, siempre servía para ganarse la confianza o, por lo menos, el respeto de aquellos a los que intentaba dirigir en una batalla cercana. Todos parecían completamente congelados ante las palabras que había soltado poco tiempo antes, quedándose sin aliento y capacidad de reaccionar... Todos menos uno que, aparentando decisión, dio un par de pasos al frente y levantó la cabeza con firmeza. - Alguien con un poco de iniciativa y capacidad pública... O al menos algo más que el resto de idiotas que se plantan aquí de pie esperando que les digan como morir... -, pensé, sintiendo pena y furia a partes iguales por la estupidez que parecían demostrar la mayor parte de los hombres allí presentes. Por aquella época pensaba que mi deber era salvarlos, utilizar la inteligencia que poseía para evitar muertes innecesarias... Ahora ya no estoy tan segura de que esa sea mi misión.

Había propuesto una alternativa, eso era justo lo que necesitaba y buscaba. Un plan distinto, algo que lograse marcar una diferencia de fuerza y posición que permitiese llevar a cabo un ataque por el flanco mientras preparábamos una distracción en el frontal. - Bien, ¿Cómo te llamas...? -, comencé a decir, pensándolo un instante más y negando con la cabeza, - en realidad me da igual... Te llamaré segundo, pues serás mi segundo al mando. Ven aquí -. Una vez designado al sustituto de aquellos ineptos podría comenzar con los preparativos de la misión. - Bien... El primer paso es... -, pensaba, al mismo tiempo que era interrumpida por el chico al que acababa de reclutar. - Si, tienes razón -, reconocí que la sugerencia del chaval no era mala, pues era la misma que estaba pensando momentos atrás. Señalé a varias personas del conjunto que todavía se mantenía en formación, aunque patéticamente... - Vosotros, a partir de ahora abandonáis el frente de combate, rodearéis el castillo con un amplio margen y determinaréis el estado del lateral este. No es una tarea demasiado complicada, así que deberíais poder cumplirla -. Les lancé un catalejo que había arrancado de la mano de un oficial, que ahora me miraba fijamente con resentimiento y respeto a la vez.

- Chico, tu irás con los hombres que elijas a la zona sur, espero un informe a la altura de tu nuevo puesto... -, le dije con una sonrisa torcida, tenía algo de fe en el chaval, esperaba que no me defraudase. - Por cierto, seguro que no tengo que recordártelo, pero no llames la atención... Y tienes media hora, nada más -, miré con dureza a la persona que había considerado digna de estar a mi lado durante la ejecución del plan. Esperaba no haberme equivocado, aunque rara vez ocurría. - ¡El resto! Preparaos, dentro de una hora comenzará la operación, os quiero a punto para entonces-.

Me di la vuelta con la idea de preparar cartuchos de aire comprimido con el grimorio, al tiempo que despedía con la mano al chaval cuyo nombre no había preguntado. Los explosivos que había diseñado habían resultado útiles en el pasado, ganándose un puesto como componente importante de mis planes presentes y futuros. - ¿Seré la única que haya pensado en esto...? -, me pregunté en voz baja... -, en fin, supongo que ahora no importa -.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Desempleada

Inventario :
Tomo de viento [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
523


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] El asalto a Evans [priv Daraen]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.