Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] Un poco de esperanza en la neblina

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Un poco de esperanza en la neblina

Mensaje por Invitado el Jue Nov 02, 2017 12:38 pm

"Si que hay niebla..." Las palabras cruzaron la cabeza de la mujer albina, era difícil de ver entre tanta niebla alrededor, tranquilamente podría toparse con alguien y chocarlo sin ningún problema si tuviera una mala vista, para su buena suerte la vista de la fémina era lo bastante decente como para ver algo, no lo que debería ver, pero al menos con un poco de esfuerzo podría diferenciar un poco las siluetas de la gente que pudiera haber a su alrededor, a su vez le serviría como una forma para acostumbrarse a viajar sola aunque no tuviera habilidades mágicas, tenía que ser más independiente.

"No puedo depender de Sigurd siempre." Se lo había topado hace poco tiempo pero se separó para buscar ayuda, sabía que solos ellos dos tendrían mucha dificultad para la tarea de liberar todo el país así que necesitarían la mayor ayuda que puedan llegar a conseguir.

Pero escuchó murmullos.

─ ¿Hm? ─. Sus sentidos entraron en alerta e intentó hallar la dirección de aquel ruido, haber estado entrenando su mente hizo que tanto los reflejos, vista, oído y demás sean más agudos de lo normal a cambio de ser más frágil en cuanto a defensa mágica por no haberse entrenado en ese aspecto.
"¡Por allá!" Pensó y sostuvo el largo vestido con sus dos brazos hacia arriba para acelerar el paso con sus sandalias, de ese modo le sería más difícil hacer un paso en falso y caerse de manera estrepitosa al frío suelo por la baja temperatura del ambiente, estaba por debajo de los 7 grados haciendo que se le "congelaran" prácticamente los dedos, perdiendo la sensibilidad en estos y provocando que se volviera frío su aliento.

─ ¡Disculpe! ─. Exclamó un poco la voz. ─ Me perdí, ¿puede decirme dónde estoy? No veo casi nada. ─. Dijo preocupada.

*Estás cerca de mi navío, y no pasa nada, es normal, yo tampoco veo mucho que digamos.* Le respondió una voz de un hombre.

─ Oh, ya entiendo. Muchísimas gracias. ─. Frotó sus dos manos en un intento de generar calor, acompañando eso con su aliento.

*El frío es muy grande, ¿y si mejor te quedas a hacerle compañía a un viejo? Una hermosa mujer necesita protección y aquí la tendrás, sé como luchar, no soy un experto porqué me oxcidé al pasar de los años pero puedo defenderte.* Le explicó.

─ ¡Oh! Muchísimas gracias. ~ ─. Rió un poco e hizo una reverencia, por lo menos debía ser educada con él.

Así estuvieron hablando un poco.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Un poco de esperanza en la neblina

Mensaje por Invitado el Jue Nov 02, 2017 4:27 pm

La operación del castillo se había complicado, pero finalmente habíamos logrado limpiarlo de las huestes de emergidos que la habían dominado tanto tiempo. Esperaba que Sigurd no olvidase el trato al que habían llegado por la ayuda. - Es un hombre honorable, no creo que llegado el momento nos falle -. Dije en bajo, mirando a algún punto fijo tapado por la niebla sobre mi cabeza, mientras avanzaba en la dirección donde había atracado un par de días atrás. - ¿El capitán se habrá cansado de esperarme y se habrá ido...? -, pensé durante una fracción de segundo, antes de recordar sus amables palabras previas a mi marcha. - Claro que no, estoy segura de que puedo confiar en el - Dije en alto reprochándome haber pensado aquello de el.

Logré alcanzar la costa y atisbar la silueta del barco. Una amplia sonrisa se dibujo en mi rostro mientras corría hacia el mismo. - ¡Capitán! !He vuelto, sigo viva¡ -. Grité desde abajo para que alguien de la tripulación pudiese escucharme y lanzarme una escala. Vi caer la escalera hecha de cuerda y maderas y, agarrándome fuertemente, emprendí la subida al navío.

Una vez arriba, saludé a los rostros conocidos de la tripulación, que parecía aliviada de ver que aún conservaba la cabeza sobre los hombros, y caminé hacia el camarote del capitán en el interior del barco. Frente a la puerta, calmé los nervios causados por la efusiva despedida, pensando qué decir cuando volviese a ver al pequeño hombre, entonces, llamé a la puerta con los nudillos.

- ¿Si? Adelante, no te cortes - Gritó el capitán tras la puerta, recordándome la voz de mi navegante titular y permitiéndome entrar en la estancia. Empujé la puerta poco a poco, para mantener algo de tensión. Hasta que vi el cuerpo del capitán, sentado en el suelo de piernas cruzadas. Abrió mucho los ojos al ver mi rostro y se levantó para recibirme. - ¡Estás bien! ¡Por Naga, empezaba a pensar que te había pasado algo! - Gritó el capitán con una lágrima asomando en su ojo derecho. La reprimió antes de que fuese más lejos, pero era la primera vez que veía esa faceta del hombre barbudo. - ¡Pasa, entra, entra! ¡Tenemos compañía, pero siéntate y charla con nosotros! - Seguía hablando el capitán con un tono de voz que denotaba su emoción.

Seguí las instrucciones del que creo que podría reconocer como un amigo y me senté junto a una mesita en el suelo. Estaba agotada y contenta de regresar al barco, pero no debía descuidarme en territorio peligroso por ningún motivo. Analicé con la mirada a la persona con la que estaba el capitán mientras mantenía una sonrisa y me servía una taza de té. Era una mujer, probablemente más joven que yo... Y más alta... Tenía el pelo gris claro, del mismo color que sus ojos, y vestía una extraña túnica. No parecía una amenaza, así que me relajé un poco. Llevaba un báculo junto a ella, eso explicaba la túnica, era una curandera.

- Encantada de conocerte, soy Daraen, estratega Ylissiense -, dije concluyendo que sería mejor poner todas las cartas sobre la mesa lo antes posible.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Un poco de esperanza en la neblina

Mensaje por Invitado el Jue Nov 02, 2017 5:13 pm

No prestaba nada de atención a lo que pasaba a su alrededor, al parecer se formó una especie de alboroto porqué alguien habría llamado a alguno de la tripulación o al mismo capitán, ¿para qué podría ser? Era lo que cualquier curioso dentro del barco se preguntaría, ¿tal vez querría venderle algo? Recordaba haber escuchado de la boca del capitán que ese barco llevaba pescado de puerto en puerto así que no sería nada extraño que trajeran algún tipo de mercancía para el navío.

"Pasos..." Pensó la mujer con un semblante un poquito serio, estaba algo alerta ya que podría tratarse de bien un vendedor o un enemigo camuflado de amigo, pero pensándolo bien, ¿un vendedor no simplemente vendería fuera del barco? Era lo más lógico así que quedaba la opción de que pueda ser un enemigo.

Y no sabia luchar aún...

Vió a una mujer de bonita apariencia con cabello blanco llevándolo en dos coletas, sus ojos eran oscuros, una túnica oscura con demasiados "detalles" en forma de adornos y no sólo en esa prenda sinó en las demás que conformaban el curioso vestuario, unos guantes oscuros, pantalones y unas botas largas de color marrón. Fuera del vestuario se fijó más en la cara de la otra un poco boquiabierta pero no demasiado notorio, la expresión era de sorpresa de repente porqué no parecía vendedora ni una enemiga, en la cara se veía que tiene buen corazón. "Es linda, muy linda" Opinó eso en su cabeza sobre el aspecto de la otra, pese a que el vestuario que llevaba quedaba más acorde a un hombre y mago porqué realmente parecía ropa de varón, pero eso no era algo que pudiera llegar a quitarle encanto a la chiquilla.

En una mano tenía un grimorio, ahora lo entendía, comprendía el porqué de ese vestuario tan peculiar, era una maga.

─ Tu respiración es agitada, estás cansada, ¿no? ─. Pronunció esas palabras con una sonrisa maternal, era muy observadora con esas cosas y podía sacarle algo de provecho a eso aunque no tuviera la fuerza necesaria para enfrentarse a enemigos como seguramente ella lo haría. ─ No te apresures al respirar, inhala y exhala tranquila, eso es fundamental en el campo de batalla. Cosas como la respiración pueden usarlas en tu contra si no lo haces de forma adecuada. ─. Adquirir el suficiente oxígeno con cada vez que se recuperaba aire era fundamental, recordaba que si la respiración del enemigo era agitada los músculos no ganarían el suficiente oxígeno y los golpes que podían ser recibidos por parte del enemigo causarían más daño de lo normal. ─ ¿Sabes cuando dicen "En el campo de batalla, el buen soldado está tranquilo"? A eso se refiere. ─. Le sonrió.

─ ¡Oh! Perdóname. Me fui por un tema que no tenía nada que ver. ─. Acercaba su rostro con lentitud al ajeno y en la mejilla derecha depositó un beso, después se alejó. ─ Soy una curandera, vengo de Verdanne. Me llamo Deirdre. ─.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Un poco de esperanza en la neblina

Mensaje por Invitado el Jue Nov 02, 2017 7:31 pm

Esta persona había logrado romper mi guardia por completo. Al no pensar en ella como una amenaza, había permitido que me alcanzase. Realmente no había entendido el gesto que había tenido... - ¿Un beso? - Pensé -, ¿Será algún tipo de saludo aquí? No recuerdo que Sigurd me besase la mejilla... - Estaba claramente fuera de terreno conocido. Quizá no era necesario darle tanta importancia, pero la curiosidad ya estaba ahí.

- Encantada Deirdre... - Hice una pausa, terminando de serenarme para poder empezar de nuevo. Esta vez no me descuidaría con los detalles. - No te preocupes, tienes razón en que estoy cansada y además tu consejo es acertado, pues estás familiarizada con la anatomía. Supongo que es algo que podría esperarse de una curandera, ¿No es así? - Dije casi sin esperar una respuesta, pues ya la sabía. - Pero mi respiración no estaba agitada por motivo del cansancio, simplemente estaba feliz de haber vuelto de una pieza... - Bebí un sorbo de té antes de continuar, - Si no hubiese contado con la ayuda de Sigurd quizás ahora no estaría aquí... - Sentencié, provocando un silencio extraño antes de que contase lo que había ocurrido durante esos dos días.

El capitán escuchaba sin perder detalle, probablemente para poder contar la historia en algún bar al llegar a puerto y sentirse bien por haber ayudado. Me parecía bien, las historias merecen ser contadas, de no ser así serían secretos. De vez en cuando lanzaba alguna mirada discreta a Deirdre, que parecía reaccionar inconscientemente cada vez que Sigurd aparecía en la historia. Cosas como tragar saliva, mover los dedos nerviosamente o incluso desviar la mirada no pasaban inadvertidas a mi eficaz análisis. Al término de la historia pude concluir también que había algún tipo de conexión entre la chica de Verdanne y el lord.

- Perdona por la brusquedad Deirdre, pero... - Lancé una mirada inquisitiva - ¿Qué hace una curandera de cuna noble como tu en un país desolado por la plaga de emergidos? - Hice un intento de obtener información extra sobre la recién conocida, sólo esperaba que no se distrajese como la última vez. Al menos me eché ligeramente hacia atrás, por si intentaba repetir el beso, no lo había entendido todavía.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Un poco de esperanza en la neblina

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 04, 2017 4:19 pm

─ No, no. Verdaderamente el gusto es mío. ─. La respuesta después de las palabras de la otra chica fue casi instántanea, le estaba prestando bastante atención a sus palabras, por el momento hablarle era algo interesante y podría aprender por lo menos una cosa. ─ Pues se puede decir que sé algo de anatomía pero no puedo decir que soy la que tiene mayor conocimiento en todo el mundo, me falta aprender demasiadas cosas al respecto. ─. Inmediatamente pronunció la respuesta, las palabras fueron rápidas y fluidas, aunque unos pocos segundos después llegó la respuesta de la albina. ─ ¿Feliz por haber llegado de una pieza hasta éste lugar? ¿Porqué? ─. Abrió más sus ojos mostrando una sorpresa en su expresión facial.

"¿Sigurd? ¿Oí bien?" La extraña comentó el nombre del hombre que hace poco había conocido, ¿de qué podría llegar a conocerlo? ¿Tal vez eran aliados en el campo de guerra? "Es una estratega y él un guerrero, lo veo lógico... Ella realizaría las estrategias para el campo de batalla" ¡Sí! ¡Ya lo comprendía! Las piezas del rompecabezas empezaban a encajar pensando en que se especializada la jovencita.

─ ¿Conoces a Sigurd? ─. La sonrisa que apareció en su rostro fue dulce, si era conocida de él podría inspirarle confianza. ─ Él es conocido mío, hace tiempito lo conocí y me salvó. ─.

─ ¿Hm? ¿Necesitas algo? ─. Sea brusca o no, no le molestaba. ─ ¿Alta cuna? ─. Se sorprendió, ni tenía idea de lo que le dijo. ─ ¿Emergidos? ─.

P/d: Baja inspiración. Perdón la tardanza ;u;
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Un poco de esperanza en la neblina

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 04, 2017 6:36 pm

La joven que tenía delante era muy extraña... Probablemente tenía algún problema para entender el sarcasmo, o quizá simplemente no quería hacerlo. Ambas situaciones podían llegar a ser algo estresantes, pero Daraen todavía tenía paciencia, además de curiosidad por las capacidades de la clérigo, que insistía en ser modesta. Tenía la lengua rápida, por lo que deduje que podía procesar rápidamente la información que le llegaba.

- ¿Conoces a Sigurd? -. Me preguntó. Me quedé pensativa unos minutos mientras intentaba encontrar las palabras para responder. - Acabo de volver de liberar el castillo de Calphy con él. Aunque tan sólo hemos podido vaciar el castillo... - Hice una pausa, - Sin embargo, los poblados de alrededor siguen inundados de esas abominaciones -. Parecía no conocer a los causantes de que el mundo entero estuviese revolucionado. - ¿Acaso ha estado bajo una roca estos dos, tres años? - Pensé mientras buscaba en su rostros alguna señal de burla hacia mi.

- Los emergidos son guerreros que aparecieron de la nada hace algún tiempo por todo el mundo, cometiendo atrocidades y arrasando todo por donde pasaban. - Expliqué lo más seria posible, - Por algún motivo llevaban estandarte de Tellius y Akaneia, aunque no tengo ni idea de por qué... -. No sabía mucho de los emergidos desde que me había despertado amnésica meses atrás en aquella pradera de Ylisse.

También parecía contrariada por la afirmación de que era una noble. - Quizá me he equivocado... Podría ser una persona normal, aunque conozca a Sigurd -. Pensé para mis adentros. - ¿Cómo es que estando aquí no tenía ni idea de lo que ocurría? - Era una chica muy extraña. - ¿Al menos sabes de donde vienes? - Le pregunté con intención de saber que estaba pasando.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Un poco de esperanza en la neblina

Mensaje por Invitado el Lun Nov 06, 2017 1:21 am

─ ¡El que hayan hecho eso ustedes dos solos es fantástico! Digno de admirar. ─. Exclamó la albina con un poco de alegría en sus palabras al saber que esa mujer se estaba esforzando por llevar adelante el país el cual se encontraba en una situación algo desventajosa aunque ella no era demasiado consciente de lo que pasaba con los emergidos. "Oh, pobres poblados, ya me imagino la gente asustada si esos tales emergidos son criaturas peligrosas" Pensó la mujer con unos treinta y nueve años de edad, casi llegando a los cuarenta, pero pese a la edad el conocimiento sobre el mundo exterior era bajo y se puede decir que casi nulo. ─ Tengo la seguridad de que van a poder liberar los poblados del mal, si es que esas criaturas son malvadas pues me das a entender eso mismo. Solamente no se tienen que rendir, no debe de ser fácil pero si no lo intentan, lamentablemente quizá nadie más lo haga. ─. Hizo una pequeña pausa. ─ Son lo único que les queda a la gente de esperanza. ─.

"¿Porqué me mirara así?" Se preguntó ella por la expresión ajena, parecía como si estuviese buscando algo raro en su mirada.

─ Entonces si son guerreros no deben de ser oponentes muy fáciles de vencer, digo, me hago la idea de que si son bélicos irán en grupo para arrasar con los pueblos o la gente. ─. Respondió con una expresión de preocupación en su rostro, en verdad temía lo que pudiera pasar de ahora en adelante gracias a esas criaturas de la oscuridad. ─ No sé que sean Tellius y Akaneia pero tienen nombres de países o continentes, y si esas organizaciones tienen estandarte posiblemente los emergidos vengan de un ejército militar de ellos, está la posibilidad de que puedan ser enviados por nobles. ─. Decía sin perder la cara de una madre preocupada.

Después creó una sonrisa maternal en su rostro. ─ Sí, eso sí. Vengo de Verdanne, un bosque, viví toda mi vida en un pueblo apartado de todo, es un lugar tranquilo y llegar no es fácil si no se sabe el camino correcto. ─. Finalizó. ─ ¿Porqué la pregunta? ─.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Un poco de esperanza en la neblina

Mensaje por Invitado el Dom Nov 12, 2017 4:37 pm

Suspiré, resignada, decidiendo comenzar a creer que realmente la chica no escondía nada, pues si realmente lo hiciese tendría que ser una increíble actriz para engañar mi ojo analítico. Casi no había prestado atención a las palabras de la joven, pero parecía simplemente alabar la tarea que había llevado a cabo con el lord retomando su antiguo castillo. - Contábamos con la ayuda de algunos de sus hombres, así que no es tan admirable -, dije con una sonrisa humilde, aunque en realidad pensaba que su estrategia y la destreza de Sigurd con la espada, habían marcado una gran diferencia en el plan. - Esperanza... -, dije en voz baja, con un extraño sentimiento de nostalgia, aunque no lograba identificar de donde provenía. Los recuerdos de mi pasado seguían tapados por una nube de dudas e incertidumbre que a duras penas podía clarear en algunas situaciones, así que no podía estar segura de si estaba relacionado con ello.

- Tellius y Akaneia son dos de los seis continentes conocidos de nuestro mundo... -, dije sintiendo quizá la necesidad de instruir un poco a la joven que parecía no haber recibido jamás una educación general adecuada, - yo soy de Akaneia, comencé un viaje hace algo más de un mes para estudiar las culturas de otros continentes. Este, en el que estamos ahora, es Jugdral. Concretamente nos encontramos en Grannvale, un país completamente... -, paré de golpe para mirar a la chica un segundo, reconsiderando mis palabras, - casi completamente dominado por los emergidos. Y no, puedo asegurarte que los líderes de Akaneia no han enviado un ejercito así... -, dije terminando la clase.

Todo comenzaba a cobrar algo de sentido. La falta de educación sobre el mundo de la chica, el no conocimiento de lo que ocurría en su propio país e incluso aquella gentileza, que ya no abundaba con la desconfianza en crecimiento. Solté el aire de tensión que había estado guardando y me dejé caer hacia atrás, relajada. - Ahora puedo estar completamente segura de que no es una amenaza... -, pensé, parándome en lo último que había dicho -, amenaza... amen... -. Entonces volví a conectar forzosamente mi capacidad analítica, recordado tanto las palabras de la joven como las de uno de los soldados de lord Sigurd. “Mi señor, hemos detectado varios poblados con poca actividad de emergidos en los alrededores, parece que una amplia cantidad de ellos se preparan para entrar en el bosque... Quizá estén buscando algo...” Habían sido las palabras del soldado cuando se disponía a informar, después de la captura del castillo. La chica también había nombrado el bosque, decía que su pueblo se encontraba dentro.

Me levanté de golpe, casi saltando sobre la chica, inocente y ajena a todo lo que pasaba por mi cabeza. - ¡¿Cuanto hace que abandonaste tu pueblo?! -, le grité, nerviosa. Había recibido la información hacía tan solo unas pocas horas, así que quizá todavía estaban a tiempo de solucionar el problema inminente que se cernía sobre su pueblo. El capitán, mientras tanto, observaba la situación desde el principio en completo silencio, como un hombre sabio que entiende el peligro de cruzarse en el camino de dos mujeres. Me levanté, nerviosa, buscando con la mirada las cosas que necesitaría para la probable nueva misión a la que tendría que enfrentarme en el tiempo que tardásemos en llegar. Amarré fuertemente el grimorio a la correa de la cintura, el E.R.G.A. a la de la espalda, bajo la capa, y agarré una bolsa con algunos cartuchos de aire comprimido que había fabricado haría algunas semanas en la conquista de Kilvas, con Sion.

- Lo siento capitán, pero me temo que debo volver a marcharme -, dije impulsada por la prisa que acababa de surgir, - espero que pueda esperar un poco más -. Arrastré a la chica conmigo hasta la cubierta del barco y me volteé, con completa seriedad. - Bien, ahora... ¿Por donde se va a tu pueblo? -, pregunté, a la probablemente confusa chica, ya que no le había dado ninguna explicación de lo que ocurría.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Un poco de esperanza en la neblina

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.