Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de conquista] El trabajo nunca se acaba pero la paciencia si. [Priv. Makalov]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de conquista] El trabajo nunca se acaba pero la paciencia si. [Priv. Makalov]

Mensaje por Dantalian el Miér Oct 25, 2017 2:45 am

Recién comenzaba su viaje saliendo de Plegia para poder expandir sus conocimientos respecto a rituales antiguos, sin embargo y aun que en aquel reino al cual recién había llegado poco y nada tuviese que ver con la magia negra sí que estaba lleno de emergidos para estudiarlos y además la paga prometía ser buena. Andando en su caravana tirada por su fiel compañera Lilith, una yegua de precioso pelaje azabache con un lucero en medio de la frente y tanto la crin como las patas blancas, Dantalian se encamino para enlistarse pues un boticario rara vez era rechazado en misiones como esas y, a trote tranquilo junto a su inseparable compañera el joven de ojos impares se fue al punto de reunión acordado una vez que le llamaron a la acción; al parecer tendría que prestar sus servicios en ayuda de un solo soldado, lo cual no le molestaba siempre y cuando se le pagara lo prometido.

De forma tranquila el callado individuo espero a que llegase su nuevo compañero; quien fuese no le importaba realmente demasiado, se limitaría a cumplir su trabajo de forma eficiente para después ir al siguiente, y al siguiente. Tranquilamente leía uno de sus libros, uno escrito por un autor llamado "Lord Gespenst" que tenía muchos estudios interesantes acerca de los emergidos, deseando poder hacerse con uno para poner en práctica sus propias investigaciones, complementándolas con las del libro. En lo que estaba entretenido leyendo su libro de pasta gruesa en cuanto vio que alguien se acercaba interrumpió brevemente su lectura para prestar atención al desconocido, dejándole hablar primero para saber si era aquel que debía acompañar en el encargo o simplemente un cliente mas.

- Soy Dantalian…. ella es Lilith -

Se presento finalmente a lo que la yegua relincho un poco casi como si también se presentara, el hombre alzo ligeramente una de sus cejas al ver tan…. pintoresco personaje, sin necesidad de decir nada o interrumpirlo.  Dantalian era un hombre tranquilo, con un semblante casi inexpresivo según los estándares "normales".

- Básicamente tengo todo lo que necesito, podemos partir cuanto tu lo digas…. -

Esperaba que el otro tuviese un caballo propio pues no pensaba dejarlo  subir a su caravana, tenía muchas cosas muy delicadas allí y lo que menos deseaba es que alguien estuviese toqueteando sus cosas o acabando por descubrir cosas desagradables a las cuales tendría, probablemente, que dar explicaciones.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Boticario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1076


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] El trabajo nunca se acaba pero la paciencia si. [Priv. Makalov]

Mensaje por Makalov el Dom Nov 05, 2017 6:09 pm

Así que había decidido regeresar un tiempo más... ¿Y por qué? Bueno, este... No es que tuviera muchas opciones en verdad. Era el lugar más seguro que conocía actualmente, y la verdad es que lo más probable es que en un futuro terminara abandonándolo también. Pero necesitaba librar su mente del alboroto de una ciudad, ganar oro de buena forma, encontrar una manera barata de remontar su vida, al menos un poco, para no acabar desahogándose en una taberna como le era costumbre. De esa forma acabó encontrándose en Manster, pues siendo que era un reino en ruinas, había quien deseaba levantarlo de las cenizas, ¿Y qué mejor forma que contratando a un mercenario? Entonces Makalov había aprovechado la oportunidad, aunque, como siempre, acabó arrepintiéndose a mitad de camino al recordar el lugar al cual se dirigía. Era el hoyo del continente, por decirlo de alguna forma, así que sus probabilidades de morir eran altísimas. Y la verdad es que cuando acabó por hallar a la otra persona con la que debía encontrarse, fue cuando estaba devolviéndose camino a Thracia, cabalgando a lomos de Nuez en un trote suave pero ansioso, que revelaba sus ganas de abandonar.

 - Oye... -susurró Makalov, levantando la cabeza de la crin de su yegua.- ¿No serás con quien debía encontrarme? ¡Mira que suerte! -exclamó, aunque no tan contento y animado como lo parecía, pues podía notarse que debajo de aquella sonrisa caía la desesperación de haber sido encontrado, de ser los únicos allí y de la posibilidad de que lo delataran si acababa por concretar su huida. Decidió acercarse con calma observando al hermoso animal que tiraba aquel carruaje, y de paso curioseando el contenido de este último, para finalmente dar un medio giro y posicionarse en la misma dirección en la que iba aquel sujeto de cabellos claros.- Dantalian... ¿Puedo decirte Danta? -le preguntó.- Tu yegua es muy bonita. Te juro que por estas los ricos pagan una fortuna, todo para que acaben en el corral de sus hijas, engordando con heno hasta que se ponen viejos. ¡Uno prefiere esconderlos! -se quejó, aunque no muy en serio, porque pronto volvió al mismo semblante de siempre.

Makalov se sentía muy observado por aquel hombre, suponiendo que lo juzgaba por su apariencia, la que en verdad no mentía mucho sobre sí mismo. El pelirosa no se quejó, no era algo nuevo, por lo que se concentró más en aceptar el inevitable destino que le tocaba, el de cumplir con su encargo del cual estuvo a punto de desertar. Al menos estaba acompañado, algo era algo. Entonces, al oír lo que dijo su compañero, agitó las riendas para hacer andar a Nuez, marchando al corazón de Manster, a algún pueblo o pequeño campamento que pudieran exterminar con facilidad. A veces veía emergidos heridos después de una batalla, camino a que un sanador los recuperara lo antes posible. Podían interceptarlos, aunque era todo un juego de adivinanzas y fe, ya que nada les aseguraba que fueran a hallar emergidos débiles en un reino poblado por ellos. En esto pensaba Makalov, mirando de paso al otro.

 - ¿Y tú qué harás para luchar? -le preguntó con simple inocencia.- Porque yo no me puedo encargar de nada solo, no soy un héroe o algo así... -frunció el ceño, esperando que no lo estuviera simplemente llevando de paseo. Si era en verdad alguien muy poderoso, sería un gusto fingir ser el más débil para no poner su vida en riesgo, aunque era poco probable, porque seguramente acabarían exigiéndole que luchara de todas formas. ¿Es que no había una buena forma de escapar de las responsabilidades? Suspiró, hallando con la mirada lo que parecía una fogata en la distancia.- ¿Q-qué...? -susurró con temor.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Paladin

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Katana de bronce [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1542


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] El trabajo nunca se acaba pero la paciencia si. [Priv. Makalov]

Mensaje por Dantalian el Jue Nov 16, 2017 4:50 am

Básicamente se limito a suspirar, ignorando totalmente, al escuchar los comentarios sobre su yegua que no venían al caso. La actitud de su "compañero" le parecía ligeramente pesada pues no estaba seguro de cómo tratar a una persona así, sea como fuere se mantuvo todo el tiempo tranquilo a la par que su compañera azabache trotaba al compas del otro caballo.

- Pelear?, pues no, soy solo un boticario y me contrataron para asistirte si te lastimas, esperemos que seas bueno en lo que haces y mis servicios no sean realmente requeridos. -

Comento secamente el joven de ojos bicolores sin mirar realmente a quien iba con él, no le interesaba realmente pues solo estaba allí por el dinero. Aun que por otra parte era un hecho que parte de su trabajo era traer vivo a su compañero por lo que Dantalian soltó un pequeño suspiro.

- Llámame como te plazca…. -

No le diría que estaba dispuesto a echarle una mano si veía que tenía problemas pues por experiencia sabia que algunos se ponían en aprietos a propósito solo para hacerle trabajar de mas…. no, ocultaría de momento su habilidad combativa y siendo franco consigo mismo tampoco deseaba utilizarla demasiado pues solía tener resultados poco gratos. No respondió nada ante el comentario de su yegua, limitándose solo a lanzarle una fría mirada de soslayo a su acompañante pues por una parte no entendía de que venía a cuento y por otra poco le agradaba que se metieran con su yegua, la había llamado bonita si pero Dantalian no poseía suficiente habilidades sociales como para comprender que el pelirrosa intentaba adularle.

- No es posible…. -

Comento llevando una de sus manos a su rostro en cuanto vio el notorio miedo que el otro mostraba ante lo que parecía ser una luz de fogata a la lejanía. Como alguien así podía enlistarse para hacer trabajos como aquel?, era verdad que a él tampoco le hicieron muchas preguntas pero esto rayaba en lo ridículo.

- A estas alturas de que te sirve tener miedo?, debiste pensarlo bien antes de enlistarte como mercenario…. Toma, trágalo sin masticarlo, te ayudara a controlar un poco los nervios. -

Y sin decir más le extendió unas bolitas de color blanca muy suaves al tacto pero bastante amargas al tomarse. Por supuesto que Dantalian no se movería al frente, el no era un guerrero así que primero vería como se desorillaban las cosas esperando no tener que entrar a escena muy pronto
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Boticario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1076


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] El trabajo nunca se acaba pero la paciencia si. [Priv. Makalov]

Mensaje por Makalov el Miér Nov 29, 2017 1:12 pm

Su rostro se desanimó inmediatamente al oír que lo que hacía el otro era solo sanar... y al mirarlo sin bastón, su confianza en cómo podía hacerlo siquiera disminuyó drásticamente. ¡Perfecto, ahora no tendría a quien dejarle la pelea! Y cómo hubiera querido eso... porque él no era ningún héroe y mucho menos alguien competente para esas cosas, por lo que no se tenía esperanza, ni siquiera un poquito en poder llevar adelante su encargo sin salir muerto en el proceso. Entre tantos suspiros y malas miradas del otro, Makalov empezaba a tener una baja imagen del compañero que le había tocado, más como siempre no se le notó por sobre su típico semblante perezoso.- No te gusta la compañía, eh? Bueno, bueno ya me callo. -respondió Makalov, convencido de no volver a darle palabra alguna durante todo el viaje, y frunciendo un poco el ceño para recalcarlo. Si era alguien a quien le resbalaban los cumplidos a su animal, muy escasos seguramente dada su actitud, no se esforzaría más en dárselos.

 - Pues eres Danta... -murmuró poco después, rompiendo su propia promesa, y apoyando su mano en su barbilla mientras miraba al frente, al fuego que lo había asustado. Poco después el tipo de pocas palabras comenzó a cuestionarlo, cosa que llamó su mirada hacia él inmediatamente.- ¡Qué dices! Todos tienen miedo. No conozco a una sola persona que le guste meterse donde los emergidos... sin que esté loco de remate... -quizás el albino era uno de ellos. No sería extraño. Entonces recibió de él unas cosas extrañas en la palma de su mano, las que no supo con qué relacionar.- Oye, si lo que quieres es envenenarme, al menos podrías hacerlo dándome un trago... -comentó entre aburrido e inseguro. Las miró como miraría alguien un insecto muerto en su mano, sin saber si hacer caso al extraño juicio de su compañero o desconfiar plenamente.- ¿Dices que me van a calmar? Bueno, por ahora estoy bien, así queeee... -se las llevó a uno de sus bolsillos, escondiéndolas de su vista.- ya las usaré luego. -terminó por decir.

Entonces seguían avanzando en dirección a la misma fogata de antes, sin tener otro lugar dónde ir exactamente.- No veo a nadie, pero, el fuego sigue ahí... - Makalov tardó en darse cuenta de las sombras lejanas, hasta que finalmente los vio aparecer. Tres emergidos, solo tres, que parecían solitarios en aquel páramo, se detuvieron y los miraron fijamente a ambos. Todos ellos llevaban tomos, y de alguna forma se veían sorprendidos. En ese momento exacto, Makalov giró las riendas de Nuez para comenzar a darse lentamente la vuelta. Fue demasiado tarde para huir cuando el primero de los emergidos comenzó a invocar una bola de fuego dirigida a él, haciendo que el pelirosa saliera volando de su montura al asustarse el animal. La yegua se encabritó y comenzó a dar vueltas alrededor, mientras los magos apuntaban de nuevo hacia él y también a la carreta del extraño. Makalov echó a correr, y mientras lo hacía fue que recién desenvainó su espada.- ¡OH NO! ¡NONONO! -casi lo alcanzó otra llama, de la cual tuvo que escapar lanzándose a la tierra. Estaba muertísimo, porque si había una manera de correr eternamente de la magia, no la conocía.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Paladin

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Katana de bronce [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1542


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] El trabajo nunca se acaba pero la paciencia si. [Priv. Makalov]

Mensaje por Dantalian el Miér Dic 13, 2017 6:40 pm

- Envenenarte?, enserio?. Me contrataron para traerte de vuelta vivo, que beneficio entonces tendría envenenarte?…. menudas sandeces dices…. -

Y entonces fue testigo del espectáculo mas patético que había podido presenciar, se atrevería a decir, en toda su vida…. el hombre de cabellos rosados ente en pánico de inmediato y ni se diga algo de su pobre corcel quien parecía tan alterado como su jinete. Lilith, la llegue negra sin embargo se mantuvo tranquila y no hiso más que resoplar y golpear el piso con sus cascos en cuanto el ataque se dirigía hacia ellos, mas ella confiaba plenamente en su dueño que en más de una ocasión había demostrado al animal que podía contar con él. Una negra pared de obscuridad anulo totalmente el ataque, tragándose la bola de fuego que iba en dirección al "curandero", Poniéndose de pie el hombre de ojos impares y bajando de la carreta con un libro negro abierto entre las manos.

- Si te hubieras tomado lo que te di ahora estarías mas tranquilo y centrado…. -

Le reprendió poniéndose delante de él y bloqueando otra bola de fuego, esta que estaba orientada hacia la yegua de su compañero. Lilith por su parte, casi como si entendiese la situación comenzó a galopar lejos del campo de batalla hasta algún lugar más seguro, donde con toda la tranquilidad del mundo se dispuso a esperarle.

- Levántate o van a matarte igualmente…. Ademas, si me obligas a utilizar mucho mi magia puedo acabar lastimándoles a ti y a tu compañera. -

La magia negra era más fuerte que la elemental por lo que Dantalian tenía la ventaja de momento, pero mejor que nadie sabía que el poder sombrío era inestable y en ocasiones sus memorias de los campos de batalla se hacían difusas…. sabia de sobra el riesgo de utilizar aquel poder de forma continua pero no tenia muchas opciones de momento.

- Trágate de una vez lo que te di, si vas a morir de todas maneras al menos hazlo peleando y no como un patético intento de mercenario.  Si no te quieres mover está bien por mi igualmente pero dejare que el siguiente golpe impacte en tu yegua. -

Y al decir aquello Dantalian volvió a bloquear otro de los ataques, sin ser capaz de contra atacar debido a que le superaban en número y, para mantenerlos a los 3 a salvo debía poner todo su empeño y concentración en defender. Las bolitas blancas que le había dado le darían un disparo casi inmediato de adrenalina a su compañero ayudándole a concentrarse en la batalla. De momento seguiría bloqueando los ataques contrarios pero tampoco pretendía hacerlo mucho tiempo…. su trabajo era traer vivo al mercenario así que en el peor de los casos dejaría morir al animal y se llevaría a rastras al pelirosa.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Boticario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1076


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] El trabajo nunca se acaba pero la paciencia si. [Priv. Makalov]

Mensaje por Makalov el Miér Ene 10, 2018 1:22 pm

Quizás si exageraba, que lo envenenara sería demasiado, pero mucho de lo que Makalov solía decir era tan solo parcialmente serio. Lo único malo era que hallar una sonrisa en ese hombre parecía imposible, y seguramente lo trataría de esa forma hasta que acabaran su viaje juntos, aunque bueno, no le faltaban excusas. Lo máximo que podría lograr con su actitud era sacarle un puchero al pelirosa, equivalente a toda la negatividad que emanaba. Y parecía ser, además, que su semblante serio se mantenía incluso en la más preocupante de las situaciones. Con la cabeza gacha, Makalov vio claramente cómo un ataque venía directo hacia Danta, ante lo que el otro ni se inmutó. Una pared de oscuridad protegió a aquel hombre como si hubiera salido de la nada. El jinete sintió escalofríos y, sin duda, mucho miedo, pero lo que compró su silencio fue la efectividad de la barrera, que com mucha facilidad absorbió el ataque mágico del enemigo.

Sin duda él era asombroso. ¿Habría entrenado a su caballo él solo para mantener esa compostura? ¿Es que acaso estaba acostumbrado a tragarse bolas de fuego? Makalov lo miraba con los ojo abiertos y una constante expresión de sorpresa, que lograba sustituir el miedo que antes lo dominó. De pie y algo agachado contempló el tomo de magia que llevaba, uno que jamás había visto antes... y había visto suficientes incluso si no sabía mucho de magia. Tragó saliva y ya no intentó quejarse ni decir nada, pues no sabía en verdad con quién había estado tratando todo ese tiempo.

Asintió inconscientemente a sus reprimendas. Debía tomarse esas bolitas... ¡P-pero qué terroríficas! ¿C-cómo podría, que le harían? Su insistencia lo sacó de sus dudas y, alterado, el pelirosa se llevó aquellas cosas a la boca y, con algo de dificultad, se las tragó todas. Y no pasó nada... hasta que sintió una enorme presión en su cabeza. Puso una mano en su frente, sorprendido, de pronto comenzando a ver cada detalle del lugar como si recién apareciera allí. Era... ¡Magnífico! Se había despertado completamente, todo lo contrario a lo que le haría un trago de licor. Ese mago probablemente no sabía cuánto podría pagarle un buen comprador por esas cosas. Y en todo eso pensaba Makalov, más interesado en la extraña droga que en los enemigos que una vez más invocaban fuego.

 - ¡Ah! -antes de volver a ser atacado, el pelirosa saltó a Nuez como un rayo y se preparó para esquivar lo que viniera a él. La yegua de Danta quizás no era para el combate, pero se suponía que Nuez sí, por lo que debía empeñarse en demostrarlo. Los emergidos ni siquiera se inmutaron, como siempre desprovistos de las emociones más básicas.- ¡B-bueno, distráelos, o... lo que sea! -le pidió casi rogando a su compañero, por si es que se apiadaba de él un poco más.  

Ahora solo debía adivinar cómo atacarlos, y viendo el lugar, rodearlos parecía ser la opción más inteligente. El fuego de la fogata los dividía, por lo que atacar de frente no era una opción. Por eso Makalov comenzó a trotar por un lado, teniendo que agacharse completamente para evitar una bola de fuego de un emergido que ya subestimaba sus habilidades de combate. Parecían adivinar perfectamente que él no era un héroe, y por lo mismo estaban concentrados en acabarlo de un solo golpe mientras mantenían los ojos fijos en el usuario de magia negra. Pero Makalov se había acercado lo suficiente como para que tuvieran que prestarle atención, y él, con espada en mano, precisó actuar lo más rápido posible antes de que lo frieran ahí mismo. Corrió con Nuez e intentó atacar, sabiendo que muy cerca los magos podían inflingirse fuego amigo y por lo tanto dudarían en convocar sus llamas. Sin embargo lo mejor que hizo fue separarlos, mientras todos a la vez invocaban fuego hacia él.

 - ¡AH! ¡CORRE! -gritó a su montura.


Última edición por Makalov el Jue Ene 25, 2018 4:52 pm, editado 1 vez
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Paladin

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Katana de bronce [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1542


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] El trabajo nunca se acaba pero la paciencia si. [Priv. Makalov]

Mensaje por Dantalian el Vie Ene 12, 2018 3:54 am

Parecía que por fin hacia caso a sus palabras lo que soltó un pesado suspiro de alivio aquel usuario de magia negra con fachada de boticario, mas aun fue ligeramente reconfortante para el que el otro por fin empeñara la seriedad necesaria en aquella tarea. El jinete arremetió contra los enemigos y aun si le atacaban entre todos Dantalian se las ingeniaba para poder cubrir los golpes certeros con su muro de sombras y dejar que el otro esquivase los demás. En el segundo en que Makalov distrajo la atención de los emergidos fue cuando Dantalian vio su oportunidad para atacar, saliendo entonces aquella sombra del piso y sujetando a uno de los magos como si se tratase de una gigantesca serpiente negra.  

"Ohhhh… pobre de ti… tan solo, tan triste…. porque no te diviertes un poco?, vamos, quieres destrozarlos, quieres usar este poder…."

Aquel susurro en su cabeza se hacía cada vez más claro en sus oídos, casi como el seductor susurro de una mujer que lo incitaba a utilizar su poder de forma más "creativa". Pese a la impresión que daba de buenas a primeras la cruda verdad resultaba en lo débil que era Dantalian tanto mental como emocionalmente, había aprendido a utilizar los tomos de magia obscura pero aun no tenía suficiente control sobre dicha magia, una que resultaba ser más fuerte que la elemental pero traía consigo consecuencias notables, como en este caso, la cordura de su usuario.

- Nghhh… ghhhh…. -

No tenía tiempo para calmarse ni pensar en ello, debía reaccionar rápido o de lo contrario cualquiera de los dos podría recibir un ataque letal… pero…. algo en aquella escena, en el crujir de los huesos del emergido que había aprisionado con su sombra le comenzaba a causar cierto placer. Su conciencia comenzó a desvanecerse poco a poco para dar paso a aquella personalidad que solo salía a relucir cuando utilizaba aquella magia maldita.
Spoiler:

- Heh…. heheh…. hehehehehehe…. HAHAHAHAHAHAHAHAH!!!! -

Soltó una risa estrepitosa en cuanto el cuerpo del emergido cayó al piso hecho un amasijo irreconocible, uno de los emergidos siguió atacando al jinete pero el otro centro toda su atención en el mago negro, quien ahora tenía en su rostro antes casi inexpresivo una mueca sádica acompañada de una sonrisa de oreja a oreja. Los movimientos de Dantalian comenzaron a volverse erráticos mas la sombra que su tomo invocaba atacaba con mucha más fuerza que antes. Solo le tomo un par de intercambios de ataques antes de que la masa de obscuridad volviese a envolver a su víctima, esta vez "jugando" con su víctima y dándole muerte de una forma aun visceral y grotesca.

- Ya se acabo tan pronto?, VAAAAMOS, ENTRETENME UN POCO MAS!!!!, HAHAHAHAHAhahahahahahHAHAHAHAHAHA! -

Aun estando el cuerpo inerte Dantalian siguió atacándolo varias veces más hasta que después de un momento simplemente se detuvo, respirando un poco agitado pues aquel tomo no solo nublaba su juicio sino que además le agotaba las fuerzas. Al final, centro su mirada en el jinete que era su compañero, sonriéndole de una manera siniestra mientras que aquel tomo negro aun se encontraba abierto en sus manos.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Boticario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1076


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] El trabajo nunca se acaba pero la paciencia si. [Priv. Makalov]

Mensaje por Makalov el Jue Ene 25, 2018 5:12 pm

Entonces creía que saldría rostizado como un pato, él y su yegua juntos, y ese sería el trágico final de sus viajes. "Makalov, endeudado y con un alto precio en su cabeza, muere comiéndose una bola de fuego en tierra de nadie.". Al menos sonaba más heróico que ser rodeado por un grupo de bandidos en Sienne, o acabar borracho y ahogado en una zanja, como había creído o le habían amenazado que podía ser su muerte. Pero ese final idealizado nunca acabó por llegar, pues de repente habían llegado a su auxilio, ¡Sí, y nadie más que su compañero, esquivando y bloqueando el fuego! Si no confiaba mucho en su actitud, por fin se había ganado ese favor suyo. Makalov entonces se dio la vuelta para ver cómo los combatía, tan solo para quedarse petrificado en un instante. Ese no parecía el tipo que había venido con él... no era Danta, ¿O sí? Tenía sujeto al enemigo con el poder de su magia, pero eso no era lo extraño, sino su rostro, específicamente su expresión.

En ese preciso momento parecía que el mundo se hubiera detenido, nada se movía, hasta que quebrado fue el silencio cuando la criatura cayó muerta al suelo, y junto con ello una escalofriante carcajada estremeció al pelirosa. Sin embargo no tuvo mucho tiempo para temer, pues uno de los magos se centraba en él e intentaba atacarlo mientras sus compañeros eran asesinados, quizás con la intención de llevarse a uno de ellos antes de morir también. Cansado ya de ese problema, el jinete esprintó y agredió al emergido con un solo tajo que acabó por derribarlo. Por si acaso Nuez pisó su libro y lo hizo trizas, para que nadie más pudiera volver a tomarlo. Y aunque suspiró, Makalov no tuvo ningún descanso, justo en ese momento viendo cómo el emergido que atacaba el boticario era hecho una pulpa de carne y huesos.

No podía ser cierto... Nunca en su vida había visto un destripamiento tal. Quizás algunas torturas, cortes de dedos, lo usual, pero jamás hubiera adivinado de la magia esas habilidades. Y no era solo la magia, sino la actitud del hombre, quien entonces parecía contento, ¡Contento! El pelirosa intentó quitarse las gotas de sudor de la frente mientras lo miraba, no estando seguro si eran de cansancio o puro miedo, sintiëndose afortunado al menos de tener buen estómago. Los emergidos ya no estaban, pero tampoco estaba seguro de poder bajarse del caballo en ese preciso instante. Fue entonces que el otro lo observó también, y a punto de reventar por los nervios, a lo único que pudo atinar Makalov fue a poner una sonrisa muy forzada, espoleando mientras a Nuez para que lo sacara, pero sin éxito, porque la yegua no se dignaba a hacerle caso. El pelirosa tragó saliva, miró a su alrededor e intento decir algo hasta que por fin le salieron las palabras.

 - ¡ Oh todo poderoso señor de l-las sombras!... ¡Qué buena... mantanza! -exclamó apostando todo a no llevarle la contraria.- S-si quiere le busco más e-emergidos... Deben haber más, sí. Muchos. Más. -seguí sonriendo, decidiendo hacia dónde huiría cuando Nuez le hiciera caso.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Paladin

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Katana de bronce [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1542


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] El trabajo nunca se acaba pero la paciencia si. [Priv. Makalov]

Mensaje por Dantalian el Vie Feb 02, 2018 5:29 am

La carcajada estrepitosa y errática de Dantalian se escuchaba claramente a la par que las sombras que salían de su libro comenzaban a brotar con abundancia de este, casi como un amasijo negruzco sin forma que serpenteaba por los alrededores del hombre con cabellos cenizo. De desquito a placer con los despojos del emergido, mirando fijamente aquella pulpa que había quedado de él con una sonrisa torcida. Sus ojos estaban totalmente abiertos y con la mirada perdida admirando su obra por unos momentos, riendo después de forma aguda y lunática momentos después. Por más que estudiara de rituales y maldiciones lo cierto era que mental y emocionalmente era débil por lo que más pronto que tarde perdía el control de sus acciones dejando a la magia obscura desbordarse sin freno alguno.

Cuando miro a su compañero con aquellos ojos impares, fríos como navajas y opacos como una noche sin luna a la par que su enorme sonrisa mostraba todos dientes. Se quedo quieto cuando este comenzó a hablar mas no pareciera que le estaba escuchando en realidad y, después de una breve pausa, alzo su brazo derecho con el libro de magia negra aun apoyado en su mano izquierda, abierto; las sombras comenzaron a arremolinarse nuevamente mas esta vez rodeando al jinete de pelo rosado. Sin embargo, estas se detuvieron a centímetros de tocar a su nueva víctima pues la orden para atacar nunca llego.

"BASTA, BASTA!!!!, SUFICIENTE!!!!"

Se grito internamente, aun lo suficientemente lucido como para reconocer a ese mercenario con personalidad tan problemática y molesta. Las manos de Dantalian temblaron y su risa estrepitosa se fue aminorando hasta desaparecer, centrando su mirada en el libro y comenzando a cerrarlo con batallas hasta que lo hubo logrado. Las sombras entonces se desvanecieron y el boticario cayó de rodillas al piso, respirando agitado por el agotamiento. Se sentía desorientado y perdido, recuperando el control de sus sentidos poco a poco.

- Dime por favor que logre detenerlo a tiempo y sigues vivo...-

Comento el boticario de cabello cenizo entre jadeos, alzando la mirada para ver a su alrededor pues si bien sabía que su poder se había desbocado mas rápido que la yegua del pelirosa no recordaba exactamente qué había pasado. Se quedo sentado en piso, aun falto de fuerzas para reincorporarse y con el libro con pasta negra tirado a un lado.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Boticario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1076


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] El trabajo nunca se acaba pero la paciencia si. [Priv. Makalov]

Mensaje por Makalov el Sáb Feb 10, 2018 6:59 pm

No, no le iba a hacer caso, no se iba a apiadar absolutamente nada. El silencio era demasiado, y solo podía ver como esa cosa negra emanaba de su libro como el humo negro de un incendio.  Tragón saliva y comenzó a sudar aún peor que antes, expectante por una respuesta. Por fin pasó algo: Dantalian levantó su derecha, logrando hacer saltar a Makalov en su lugar, causando en su rostro la expresión de terror más exagerada que le habían logrado sacar jamás. Se inclinó hacia atrás cuando vio que la nube oscura se acercaba a él, cada vez más mientras se acercaba, tanto que quedó mirando el cielo, creyendo que esa sería la última cosa que vería jamás y que la última cosa que oiría sería esa risa de loco maniático. Pero nunca llegaron a matarlo... lo que fue muy raro y un poco decepcionante después de tanta anticipación. Makalov, estando tan tirado para atrás, acabó por caerse de espaldas a la tierra. Gritó de sorpresa y dolor levantándose con la agilidad de un caracol. Una vez apoyó las manos en la tierra y pudo incorporarse, el pelirosa vio al otro sentado, al parecer confundido e incapaz de razonar muy bien lo que veía. Le impresionó mucho, y no pudo evitar sentirse mal al verlo, pues en verdad parecía estar muy mal. Sorprendentemente el jinete no estaba molesto en absoluto, solo palpitándole el corazón como el estruendo de mil campanas. Lo cierto es que Dantalian había matado a casi todos los emergidos, así que no tenía poco que agradecerle. Le tenía mucho miedo, pero aún así consiguió acercarce lo suficiente.

 -  ¿O-oye, Danta, e...estás bien? -dudó un poco de tocarlo, pero finalmente se decidió por posar su mano en el hombro ajeno, en un intento de consolarlo.- Hombre, a ver... no sé, ponte de pie, ¿Sí? Oye... ...¿Q-qué te puso tan loco ahí? ¿En verdad te molesté tanto? -sonrió apenas, temiendo que fuera eso, pero no creyéndoselo del todo. Parecía que había sido algo personal lo que le había afectado, pues sino no se molestaría en comprobar si lo había matado o no. La mayoría de sus enemigos ni se molestaría en mirar el cadáver, por decirlo de alguna forma, por lo que el mínimo de empatía era agradecida.- Bien, Danta, mira no sé si en verdad los matamos a todos, pero me subiré a Nuez y... y, supongo que observaré. -asintió a sus propias palabras con entusiasmo, alejándose del otro en dirección a su yegua. El animal aún parecía tranquilo, y cuando no le convenía, por supuesto. Al pensar en ello, Makalov creyó que era porque en verdad no temía al botánico, y bien por ella, pues el pelirosa no podía decir lo mismo. Le tenía tanto miedo como a un cobrador, pero no uno de los tranquilos y buenos. El jinete entonces se sentó en la silla y sujetó las tiendas, sin dejar de mirar en ningún momento a su acompañante. Rascándose la nuca y ya no intentando fingir una sonrisa, le habló.- Emhhhh... descansa ... Ya vuelvo. -miró hacia otro lado y partió  en esa dirección a cabalgar alrededor del lugar, aunque sin nunca perderse de vista, por pura precaución.  

Rodeó el perímetro, escaló unas pequeñas laderas, y una vez estuvo convencido de que no quedaba ningún emergido cerca de la fogata, regresó donde Dantalian, sentándose en el suelo. Una vez allí se tapó el rostro con las manos y con la pura intención de calmarse, pues aún estaba asustado como una hormiga a punto de ser pisada. Quería irse de allí, quería dormir, pero sabía que sin su compañero no iba a llegar a ninguna parte, teniendo que esperar a saber qué quería hacer él entonces. Podían preocuparse de avivar la fogata ya hecha, y comer algo quizás. El efecto de la sustancia que había consumido el pelirosa le impediría conciliar el sueño de todas formas, por lo que solo se molestó en sacar un trozo de carne seca de su bolsillo, para masticarlo lentamente.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Paladin

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Katana de bronce [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1542


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] El trabajo nunca se acaba pero la paciencia si. [Priv. Makalov]

Mensaje por Dantalian el Miér Feb 14, 2018 4:46 am

El hombre de ojos impares sentía que le faltaba el aire y sudaba de forma considerable, casi como si hubiese corrido una maratón por su cuenta todo el día… el desgaste mental y físico que le provocaba aquel maldito libro era notorio pero en casos como ese aquel efecto secundario era inevitable.

- Aun no me has colmado lo suficiente como para intentar matarte , tranquilo…. -

Aquello había sido un intento de broma, una de muy mal gusto que por su tono de voz carente de expresiones o una sonrisa que delatara lo poco enserio de la amenaza aquello podría tomarse a mal, no era bueno tratando con las personas pero lo intentaba en ese momento, sintiéndose un tanto culpable por el temor que el otro parecía tenerle.

Entonces el pelirosa se fue a investigar en los alrededores para ver si quedaban enemigos, lo cual preocupo un poco al boticario pues no estaba seguro de que planeaba hacer tan singular personaje si llegaba a encontrar más enemigos. Ya habiendo recuperado el aliento Dantalian soltó un silbido posando su dedo índice y pulgar en sus labios, llamado que atrajo de vuelta a la yegua negra tirando del carromato que contenía todos los brebajes. No fue necesario que se lo dijeran, avivo un poco más las llamas y comenzó a buscar algunos ingredientes en su carromato, poniendo una olla de viaje a calentar en el fuego.

- Voy a preparar algo caliente de comer, agregare hierbas relajantes para contrarrestar el medicamento que te di. -

Comento sacando de un bolso de cuero un par de patatas y verduras, pelándolas y agregándolas a la olla con agua, agregando hojas de plantas con olores algo fuertes y dejándolos hervir en la olla por un buen rato. La yegua negra del boticario se acerco a ellos también, dándole unos golpecitos a la mejilla de su amo con el hocico y consiguiendo que el hombre moreno le diese un par de zanahorias, regalándole también un par de palmaditas en el hocico.

- Lamento lo ocurrido, pero creí haberte advertido que si utilizaba mucho mi poder ustedes dos correrían peligro… quien avisa no es un traidor. -

Comento disimuladamente mientras vigilaba el estofado de verduras, revolviéndolo con un cucharon de madera.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Boticario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1076


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] El trabajo nunca se acaba pero la paciencia si. [Priv. Makalov]

Mensaje por Makalov el Sáb Mar 03, 2018 8:13 pm

No dejaba de pensar qué tan enojado podía estar realmente Dantalian. Intentaba ser lo más precavido posible, aunque eso significaba sobrexagerar mucho su cuidado. Evitaba hasta mover el más pequeño de sus dedos, mirándolo en todo momento por si es que decía o demostraba algún rencor.  Vio entonces que recogía sus cosas, y lo que dijo le levantó el ánimo, haciendo que acabara de comer su bocado rápidamente y se acercara un poco más, dejando a Nuez tranquila atrás y admirando de paso la cercanía entre Danta y su animal. Asintió varias veces al oír lo del medicamento, a pesar de que no supiera muy bien cuánto efecto le estaba haciendo, y si en verdad influenciaba su actitud en ese momento. De todas formas, le valía lo que fuera con tal de dejar de sentirse tan agitado. Por supuesto que no ayudó mucho lo que dijo Dantalian después, pues lo acusaba de no haberlo escuchado, lo que era en verdad muy cierto.

Miró hacia todos lados, con labios temblorosos. No encontraba qué decir cuando le apuntaban el dedo de esa forma, pero tenía qué, pues no podía soportar el silencio de la culpa.

 - Es verdad. No me gusta luchar, y... -no podía evitar traer excusas, pero cuando se dio cuenta, ya lo estaba haciendo.- ...creí que quizás podrías hacerlo mejor que yo... Y no era mentira. -miró hacia otro lado, tragando saliva y tocándose sus dedos en un gesto inconsciente. Pero, por supuesto, no le duró mucho ese estado antes de volver a sonreír, esa sonrisa que usaba para aguantar los peores momentos y que le servía, al menos por el momento, para esconder su inquietud.- Bueno, no querías matarme en serio, pero esos emergidos sí que sí, así que te debo una muy grande. -no especificó en nada, no quería endeudarse tan pronto, pero que estaba agradecido era cierto. No sabía si Dantalian le creería, pero con que lo supiera de sí le bastaba.

Intentó cambiar de tema para aligerar el ambiente, fijándose en los ingredientes de la comida con especial interés. El olor le delataba que era buena comida, de esa que no probaba a menudo ni en sus mejores sueños.

 - ¡Woah, en verdad sabes cocinar! No parecías el tipo. -dijo, legítimamente sorprendido por ese detalle. Se sentó junto a él, logrando superar su nerviosismo solamente gracias a la comida. Inspiró hondo con una enorme sonrisa, para luego exhalar emocionado ante la expectativa que le causaba.- ¡Huele demasiado bien! ¿Puedo...? -preguntó con debido respeto. Obviamente un pedazo de carne más pequeño que su palma no era suficiente para saciar el apetito de nadie, por lo que la sopa sería una buena ayuda para emprender el viaje de vuelta una vez estuvieran preparados.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Paladin

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Katana de bronce [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1542


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] El trabajo nunca se acaba pero la paciencia si. [Priv. Makalov]

Mensaje por Dantalian el Lun Mar 12, 2018 1:51 am

Una inesperada tranquilidad invadía el lugar, sin el peligro asechándoles Dantalian podría decir que aquel pelirosa no era el mejor tipo de compañía pero tampoco era desagradable en sí mismo. Continuo preparando la comida, escuchándole de forma atenta y callada.

- A mí tampoco me gusta pelear… Por eso soy boticario…. -

Comento el hombre tranquilamente, encogiéndose de hombros para restarle importancia al asunto. Era cierto, no le gustaba pelear no solo por su aparente incapacidad para controlar su poder sino que en general no era muy afín a los conflictos; un campo de batalla era caótico y le traía un montón de recuerdos poco gratos.

- No me debes nada, es mi trabajo llevarte vivo de regreso… -

Eso era cierto también, a el no le estaban pagando por eliminar a los emergidos como ocurría con un mercenario, más bien el era un apoyo, quien debía asegurarse de que el mercenario regresase por lo menos respirando la base. El aroma de la comida comenzó a sentirse en el aire, siendo un aroma delicioso aun que un poco fuerte por las hiervas que había agregado.

- Me lo dicen seguido…. -

Respondió nuevamente con una frase corta y directa. A su manera Dantalian era tímido por lo que no solía hablar mucho, solo lo necesario para expresar sus idea y pensamientos de forma clara a diferencia de la adornada y enérgica cháchara de su acompañante con rosados cabellos. Tomo entonces un cuenco de madera, sirviendo en el aquel improvisado estofado y dándole el primer cuenco a su compañero de viaje. El sabor de las hiervas era fuerte en el estofado pero sabia sorpresivamente bien, aun así había en esta un cierto toque cálido y familiar conocido como aquel que se come en una cosa en compañía de seres queridos.

- Descansa y prepárate que partimos mañana temprano…. yo hare guardia…. -

Y así, al día siguiente partieron de regreso a la base para cobrar sus respectivos montos de dinero. Por supuesto el boticario no reporto nada inusual sobre aquella batalla por lo que se considero que ambos hicieron su trabajo como debían y, tan silenciosamente como había llegado, se fue.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Boticario

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
Tomo de ruina [2]
Vulnerary [3]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1076


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] El trabajo nunca se acaba pero la paciencia si. [Priv. Makalov]

Mensaje por Eliwood el Mar Mar 20, 2018 12:12 am

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Makalov ha gastado un uso de su espada de bronce.
Dantalian ha gastado un uso de su tomo de Ruina.

Ambos obtienen +2 EXP y +1 Bonus EXP!

Gracias al incremento de experiencia, Dantalian obtiene un nuevo skill de la rama Dark Mage:

Mal Augurio - La sola presencia del mago oscuro, activando este skill, genera inquietud y duda en aquellos a su alrededor; aliados, neutrales y enemigos. En el caso de enemigos causa también un miedo instintivo que les pone a temblar incesantemente, entorpeciendo sus capacidades. Sólo compañeros de support clase A o S pueden optar por verse sin reacción alguna ante este skill.

¡Felicitaciones!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Ellight [4]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3318


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] El trabajo nunca se acaba pero la paciencia si. [Priv. Makalov]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.