Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] Ojos que ven, corazón que no siente(Priv. Arline-Varok)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Ojos que ven, corazón que no siente(Priv. Arline-Varok)

Mensaje por Varok el Dom Oct 22, 2017 11:58 pm

La flecha cruzó el campo cortando el aire antes de impactar en el blanco. Otra unos segundos mas tarde se estrelló contra el verde césped, mis tiros eran peor que malos sino terribles. Jack ''el roñoso'' y los demás no paraban de reírse de mi. Sacaianos, son buenos para joderle la existencia al resto del mundo. Solo respondí con un silencio, pues era obvio que usar ese tipo de armas no era lo mio; yo necesito tener cerca a mi enemigo para cercenar su cuerpo con mi espada.

Fue hace un par de meses, mientras buscaba agua para mi choza tuve un entretenido encuentro con unos bandidos. Jóvenes impetuosos que creyeron podían vencerme, lamentablemente para ellos regué el suelo con su sangre con suma facilidad. Pero cuando estaba cavando sus tumbas llegó Jack y sus muchachos, se interesaron en mí. No todos los días ves a alguien de edad avanzada pateandole el trasero a unos bandidos, por lo que me adoptaron en el grupo. Los beneficios fueron comida, algo de ropa y un oficio del cual entretenerme pues no sentía satisfactorio terminar mis días en una cabaña en el medio de la nada.

Ellos sabían usar hachas, lanzas y arcos; eran individualmente muy virtuosos pero para nada disciplinados. Por eso me incluyeron con buena voluntad pese a mi edad. Siendo un grupo de mercenarios poco exitosos con mi ayuda pasaron a ser un cuerpo militar. No tanto como lo eran mis hombres en Bern, pero sin duda lo suficientemente competente para armarse de una buena fama y conseguir contratos importantes. Al grupo le fue bastante bien por un tiempo, pero decidimos tomarnos un descanso. Sugerí entrenar un poco y reclutar hombres para expandirnos, a Jack obviamente le gustó la idea.

Y aquí nos encontrábamos, practicando el tiro con arco, solos, un grupo de casi 20 hombres y 10 reclutas. Calculaba que tres meses eran mas que necesarios para sacar al menos 4 hombres decentes.

Bien, creo que ya me cansé de intentar tirar con el arco... ¿quien quiere probar un duelo conmigo?
Afiliación :
- BERN -

Clase :
General

Cargo :
Soldado retirado / exiliado

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Esp. de bronce [2]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1089


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Ojos que ven, corazón que no siente(Priv. Arline-Varok)

Mensaje por Arline el Dom Nov 19, 2017 8:52 pm

Con la caravana, estaban pasando por Sacae para dirigirse al norte de Elibe. Su mamá se había puesto en contacto con Taelan para encontrarse en Ilia, país que había escuchado hacía mucho frío allí.
Por alguna razón, aunque su madre provenía de aquellas planicies, a ella no parecía agradarle mucho pasearse por ahí. Le repetía una y otra vez a su hija que tuviera cuidado, y eso hacía.

Pero en esos días, consiguió un trabajo, tenía un encargo de uno de los pueblos, en el que se trataba de cruzar camino con el campo de tiro. Arline no sabía si aquello sería buena idea, puesto que iba a tener que alejarse más de lo esperado.
Ella preparó todas sus cosas en caso de que surgiera algún imprevisto y, junto a un caballo que le habían prestado los de la aldea para que ella se moviera por los lugares, emprendió su camino. Sin olvidarse, por su puesto, de agarrar la espada que siempre tenía escondida, y la envolvió en una manta junto a las ropas que ella solía usar para su disfraz de chico.

Ella aún no sabía montar, y tampoco era tan buena como su mamá domando animales; pero por suerte algo sabía, y junto al cariño fue gracias a eso que el caballo no rechistó en ser usado, más bien, para cargar con sus cosas y el paquete que tenía que entregar.
Pero antes de partir, detrás de un árbol a las afueras de la aldea, y lejos de la caravana, se cambió y se vistió con sus otros ropajes para evitar problemas con los bandidos babosos y colocó la espada envainada en el cinto.
Respiró hondo, estaba un poco nerviosa, era la primera vez que se tenía que separar muy lejos. Esperaba no perderse y sobretodo, que no tuviera que hacer uso de aquella arma, la espada de su padre. Sería problemático además, que al volver su madre viera alguna herida sobre su cara.

Las llanuras eran muy bonitas, verdes, se veían tranquilas... no entendía por qué su madre veía el problema. ¿Quizás era porque delimitaban con Bern? Es decir, Lycia en parte también, pero las fronteras por ese lado estaban llenas de montañas, y sin embargo aquella zona era más fácil de acceder... y los emergidos que se habían apoderado de su antigua tierra pulularían por todos lados. Sin embargo y para su suerte, ella no notó nada ese día, el clima estaba bueno y la brisa era tranquila, se escuchaba la paz de los filos de hierba siendo acariciados por el viento.

Poco a poco se acercaba a lo que parecía ser un pueblo, ¿sería aquél su destino? Aunque ahora que lo miraba mejor... ¿un campamento de prácticas? ¿Era aquél el campo de tiro? Entonces no le faltaría mucho.
Ella rebajó su paso, curiosa, al darse cuenta que había un grupo de guerreros practicando allí. ¡Eso era genial! Ojalá ella pudiera entrenar con elllos...

- No, Arline, primero tienes que cumplir con tu trabajo, recuerda. -susurró para sí misma, pero el corazón le latía. Realmente le gustaban las armas, además le interesaba saber cómo luchaban los Sacae, su estilo.

Cuando se quiso dar cuenta, ya estaba parada a la entrada de aquellas vallas, admirando cómo el gran grupo de arqueros y compañía ponían a prueba sus habilidades allí.
Pero entonces, el caballo se había puesto algo agitado. Arline no supo entender qué le pasaba, pensó que igual eran los nervios por ver a los otros caballos ahí, y le acarició el morro, intentando tranquilizarlo. Sin soltar las riendas de él, se acercó, adentrándose entre los mercenarios.

Fue en ese instante en el que la voz del hombre más viejo llegó a sus tímpanos. ¿Un duelo...? La chica dibujó un gesto de sorpresa al darse cuenta que aquel hombre mayor era el único con espada, así que le llamó la atención. No pudo evitarlo y salió al frente, en vista de que nadie le respondía, colocándose en una posición lo más erguida posible, delante del hombre.

- ¡Y-YO! -le tembló la voz por la emoción del momento. Aquel viejito de cerca se veía bastante imponente y experimentado, le recordaba a cuando su maestro se ponía duro con el entrenamiento de ella. - ... Señor. -añadió, colocando un tono de voz más grave y calmado. Carraspeó. - ¿Podría permitirme ese duelo con vos?

Ella, sin embargo, no desenvainó el arma que portaba en su cinto, si no más bien sacó una corta espada hecha de madera que utilizaba para practicar, de entre las mantas sobre su caballo, dejando la de su padre envainada y encima de éste. No quería estropearla en un entrenamiento, si no que quería usarla algún día, cuando le tocara tener que pelear de verdad. Era demasiado vieja y especial para ella como para dañarla.

Él se veía fuerte. Los demás también lo parecían, pero de algún modo... suponía que la experiencia marcaba la diferencia, en sus años. ¿O tal vez eran sus pintas, puesto que portaba diferentes ropajes a los otros?

Seguramente los mayores la miraran con desprecio, solía pasarle que no le tomaban en serio por parecer sólo un niño... Es decir, era una chica, no podía verse más masculino que eso. ¡Pero no importaba, ella quería atreverse! Esperó pacientemente por la respuesta del más viejo.


OFF:
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Recadera

Inventario :
esp. bronce [2]
vulnerary [3]
Espada de madera [1]
Espada de madera [1]
Espada de madera [1]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1599


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Ojos que ven, corazón que no siente(Priv. Arline-Varok)

Mensaje por Varok el Mar Nov 21, 2017 12:24 am

El silencio fue la primera respuesta que recibí. Los reclutas no estuvieron entusiasmados por que eran demasiado vagos mientras que mis ‘’compañeros’’ se hacían los distraídos, cobardes. Estuve a punto de sacarles en cara todo, el tener que entrenar con ellos usando el arco pero sin ser retribuido con un pequeño y amistoso duelo con espadas. Incluso estaba enfundado nuevamente mi arma, la cual desenvainé inconscientemente, pero...

Tu no eres uno de nuestros reclutas ¿verdad hijo? -le dije mientras lo observaba de pies a cabeza, era demasiado joven para saber pelear.- ¿de dónde vienes y que como llegaste aquí?

Es solo un niño que quiere llamar la atención, seguro que no le salió ni un pelo todavía. -dijo  uno de mis compañeros mientras disfrutaba una manzana.- Vete de aquí niñato, busca un grupo de amigos o vuelve a chuparle la teta a tu madre. Todavía estas demasiado verde para...

Esta bien para mi -contesté- es joven en verdad, pero yo no era mucho mayor cuando empecé mi entrenamiento con la espada.

No estarás pensando... Varok ¿estas loco?. Nadie nos contratará si sabe que tenemos un crío en nuestro grupo. -Soltó su fruta y me miró preocupado, no quería que se me fuera la mano, tal vez, o solo tuvo su ataque de estupidez matutino. No me importaba la verdad, pero solo quería que dejara de actuar como mi mamá.- ¡Arghh! ¡¿Sabes qué?! Has lo que quieras, no es mi culo el que van a patear.

¡¿Quien dijo que lo íbamos a enlistar?! Es demasiado joven pero el muchacho no es nuestro recluta, así que deseos de acompañarnos no creo que tenga. Solo quiere un duelo amistoso, yo estoy feliz con eso. Después de todo nadie mas quiere hacerlo...

Iba a ser algo difícil para mi pues no tenía como el muchacho una espada de madera que pudiera utilizar en el duelo. Y tampoco ninguno de los presentes tenía algo parecido que pudiera usar para pedírselo prestado. Tal vez con solo un escudo era suficiente, aunque eso podría ofender el orgullo del muchacho.

Me llamo Varok muchacho, un placer, y no te contengas conmigo. ¡Ah! No tengo una espada de madera como tu, si no te molesta usaré mi espada en su fundada.
Afiliación :
- BERN -

Clase :
General

Cargo :
Soldado retirado / exiliado

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Esp. de bronce [2]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1089


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Ojos que ven, corazón que no siente(Priv. Arline-Varok)

Mensaje por Arline el Sáb Dic 30, 2017 4:58 pm

Estaba realmente nerviosa, el mayor miró entonces hacia ella, analizando su aspecto. Le preocupara que supiera al instante que fuera una chica, ya que se había vestido a las prisas, pero por sus palabras, parecía que no había sido así, cosa que le tranquilizó, aunque sólo ligeramente.

- No. No lo soy, señor. -contestó a la primera de sus preguntas, con su posición aún tensa- Yo... -¿Diría la verdad? Pero... ya que estaba así vestida, no tendría mucho sentido ser tan honesta... ¿no?
De todas formas, se vio interrumpida por otro de los hombres allí, que si ya de por sí la trató mal por ser "un niñato", así no podía decir que era una chica aún menos, así que la solución había estado clara delante de sus ojos.

Ella solamente miró de vuelta al que le había criticado, manteniendo la calma en su rostro y ojos, más sin embargo una de sus manos cerraba el puño fuertemente detrás de su espalda, apretando las telas de su traje cuando el hombre mencionó a su madre. Eso sí que no lo permitiría.
Pero pronto el viejo salió en su defensa, sorprendentemente. Ella no pudo evitar esbozar una sonrisa de emoción, ¡si el viejito había empezado con su edad, quería decir que podría llegar a ser tan fuerte como él!

Estuvo a punto de volver a responder con su procedencia, pero una vez más el hombre de la manzana volvió a abrir su boca, esta vez para soltar algo que hizo borrar la calma de los ojos de la joven. Por un momento, su corazón se detuvo, provocando entonces que ella se quedara con la mirada perdida al infinito. ¿Por qué había sido?

Varok...

Ese nombre, lo había escuchado en alguna parte, estaba segura. Pero lamentablemente no recordaba dónde, había estado estresada con los últimos acontecimientos que su propia mente tendía a dejar todo borroso, o incluso ocultar cosas que le provocarían aún más daño. Mas ella ignoraba todo esto, así como ignoraba todo comentario que vino después, de parte de los desconocidos.

Hasta que reaccionó, el relinche de su caballo la sacó de sus pensamientos y la devolvió a la realidad. Se giró hacia él.

- Ey, chico, tranquilo... -susurró, acariciando su morro de la manera que su madre le había enseñado. A pesar de que éste silenció, el corcel seguía algo inquieto. - Hmm... -la chica se preguntaba qué le ocurriría, llevaba un buen rato así. Pero decidió intentar recuperar la calma, volviéndose de nuevo hacia el viejo cuando éste se presentó, comprobando que así se llamaba.

- No os preocupéis, me parece justo. Ya estoy suficientemente agradecido con que aceptéis mi duelo. -respondió con una sonrisa- ¡Oh! Disculpad mis modales, buen señor. Me presento yo también... Mi nombre es Taelín de... -carraspeó- Bueno, no importa. Mi ducado no es muy conocido, ya que mi hogar en Bern ha sido... destrozado por emergidos.

Dio unos pasos atrás, con calma, y se colocó en posición para como si fuera a desenvainar la espada, aquella de madera que evidentemente no tenía ninguna funda, pero así era como le había enseñado su maestro. Ella no tenía ninguna razón para dárselas de experimentada; al contrario, tenía bien en mente que aún le quedaba mucho por aprender.

- ¡No me contendré!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Recadera

Inventario :
esp. bronce [2]
vulnerary [3]
Espada de madera [1]
Espada de madera [1]
Espada de madera [1]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1599


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Ojos que ven, corazón que no siente(Priv. Arline-Varok)

Mensaje por Varok el Sáb Mar 03, 2018 5:47 pm

¿Taelín? -repetí con un tono de curiosidad. El nombre me sonaba especial, era bastante similar al de mi hijo Taelan. Casi que logro ilusionarme que era él, pero la razón me despabiló antes de poder entrar al mundo de los sueños. Era imposible simplemente, no aquí, no ahora. Y de estarlo... me hubiera enfadado mucho, ¿qué es eso de dejar a su madre y hermanas solas?. Hasta ese punto llegaron mis ilusiones de padre arrepentido. Ni el mejor de los autores podría describir lo que sería para mi encontrar a Taelan en este lugar.- Pero no eres él... -musité en voz baja solo para mi.- Lindo nombre muchacho, acorde a tu edad. Pero si tu camino es el de una espada deberás buscar otro, por que Taelín no es el nombre de un guerrero.

Caminé lentamente por el terreno mirando fijamente al muchacho, no sabía dónde ubicarme exactamente e incluso si debía atacar sin mucho sobresalto. Era bastante joven e inexperto, no debía tratarlo demasiado rudo pero sin duda podía exigirle. Sus ojos me lo decían, muy en el fondo exigían un gran carácter de fuerza. Como guerrero sería un insulto no responderle a alguien que me mirase de esa forma.

Bien... -con una pequeña cuerda que colgaba de la vaina pude atar la guarda y así asegurarme que en ningún momento mi arma fuese a desenfundarse. Usando mis dientes apreté el nudo con fuerza para luego empuñar la espada en mi diestra apuntando al frente del muchacho.- Veamos de que estas hecho hijo.

Di unas vueltas la espada en el aire para que muñeca se acostumbrara al nuevo peso. Y aunque lo había amenazado dejé pasar unos segundos, quería ver que tan impaciente podía ponerse ante la presión. Hasta que finalmente aceleré hacia él, mi espada estaba en lo alto y apenas entrase en mi rango de acción pretendía dar un sablazo fuerte.
Afiliación :
- BERN -

Clase :
General

Cargo :
Soldado retirado / exiliado

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Esp. de bronce [2]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1089


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Ojos que ven, corazón que no siente(Priv. Arline-Varok)

Mensaje por Arline el Mar Mar 27, 2018 3:50 pm

Le había parecido oír un pequeño murmullo que no logró descifrar, así que decidió dejarlo pasar por alto. Sin embargo aquello otro que había dicho sí le resultó curioso, le gustaba esa forma de pensar. Cierto era que apenas había luchado, y que el mote de Taelín era más adecuado para el noble que pretendía ser a veces, y por eso no iba a mentir diciendo que "era como le habían llamado sus padres", ya que de por sí le costaba ocultar muchas cosas.
Y aunque le gustara más su propio nombre e identidad, a veces tenía que evitarlos para no verse envuelta en problemas.- Es el nombre que me hace recordar a mi familia. Pero tendré en cuenta su consejo, señor... Varok.

Después de prepararse, vio lo de la cuerda y asintió, admirando como el viejo manejaba sin ningún problema aquella espada casi tan grande como él, sin saber en qué momento atacaría, si es que él empezaba primero. No podía permitir distraerse más con ello, y por eso es que se movió, dispuesta a atacar, casi a la misma vez que el hombre mayor, apenas un par de segundos después de que él también decidiese dar el primer paso.
Primero se defendería como pudiese, pues aquel hombre evidentemente tenia mas fuerza que ella.

Pero entonces, en medio de aquel entrenamiento, los caballos volvieron a agitarse, relinchando en alto, mas fuerte que antes. Y justo, cayeron un par de flechas a su alrededor. La joven alzó la mirada, junto a los confusos hombres. No eran flechas sacaianas, entonces...

- ¡Nos atacan! -exclamó, nerviosa por no saber qué hacer, aquello les había tomado de imprevisto.

Así que lo primero que pensó es en ver desde donde venían, si era por el camino que ella habia hecho... eso queria decir problemas; la posibilidad de que el pueblo más atrás o su madre y Cyuss estuvieran en peligro.
No dudo en dar pasos hacia delante y observar que por suerte, venían de más al sur. Pero lo que distinguió a lo lejos le gustó menos de lo que esperaba, las cabezas de aquellas siluetas poseían dos pares de deslumbrantes luces rojas tan características de... los ojos de emergidos.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Recadera

Inventario :
esp. bronce [2]
vulnerary [3]
Espada de madera [1]
Espada de madera [1]
Espada de madera [1]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1599


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Ojos que ven, corazón que no siente(Priv. Arline-Varok)

Mensaje por Varok el Mar Sep 04, 2018 2:58 am

Estaba en un momento emocionante, era difícil para mi encontrar alguien dispuesto a entregar el cuerpo para que yo lo usase de muñeco para golpes. Era joven e impetuoso, tal vez por eso y sus ojos entusiasmados me llenaron de la vitalidad necesaria para correr hacia él con una ira desenfrenada. Sin embargo como si el destino no quisiera que yo me conformase con una simple sesión una flecha cayó cerca de mi posición. Me detuve de inmediato, sabía que estaba cancelado el encuentro.

Voltee solo para ver varios de mis compañeros ser el blanco de esa lluvia de proyectiles. Por suerte no eran lo suficiente como para acabar con todos ellos... y tampoco yo había entrenado hombres tan débiles como para rendirse por una espinita. Antes de que se acabe la primera ráfaga todos buscaron algún refugio. Por mi parte me quedé en medio de la arena mirando, sin miedo que alguna flecha me fuese a alcanzar. Era el momento de llevar a la practica todo lo que les había enseñado.

¡¡¡ESCUDOS!!! -grité con voz prepotente y fuerte, tanto que seguro hasta nuestros agresores nos debieron escuchar fuerte y claro pese a la distancia. Los sacaianos pronto se dieron cuenta que había que ganarse el plato de comida. Sin rechistar o quejarse todos los presentes buscaron sus escudos precarios. Los habían hecho a base de cuero, madera y paja; para nada comparables con un verdadero escudo berniano pero sin dudas mas que suficiente para aguantar la afrenta.- ¡Formación: Muralla! -mis hombres se pusieron primero uno al lado de otro formando 3 filas continuas, pegadas tan solo por unos centímetros de hombre a hombre. La primera se arrodillo apoyando sus escudos a ras del suelo, la segunda puso sus escudo a una altura media cubriendo las cabezas y el torso de sus compañeros mientras que la tercera empleaban sus escudos como techo. En tan solo unos segundos nuestros escuadrón se cerró en una formación que nos resguardaba del ataque enemigo. Lo malo es que el joven con el cual estaba por duelear parecía perdido. No iba a dejar que muriese estúpidamente por nada por eso lo llamé- ¡Oye muchacho ven aquí, deja de perder el tiempo esto es una batalla real. Ese es un lugar peligroso pues eres un blanco fácil para el enemigo!.
Afiliación :
- BERN -

Clase :
General

Cargo :
Soldado retirado / exiliado

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Esp. de bronce [2]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1089


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Ojos que ven, corazón que no siente(Priv. Arline-Varok)

Mensaje por Arline el Dom Nov 04, 2018 2:31 am

Arline admiraba cómo el viejote manejaba la espada, ¡era un gran guerrero! Pero deseó que los emergidos no les hubiesen interrumpido.

Inmediatamente, corrió a llevar a su caballo a cubierto, detrás de la cabaña, depostando la espada de madera en su loml y agarrando la de verdad, y volvió con el grupo de escuderos.
Ciertamente ella no poseía ningun escudo. Pero no lo creía necesario, su estilo de esgrima no sería lo suficientemente rápido si tuviera que andar cargando con uno.

- Sé que es una batalla real, y tenéis razón; sólo estaba asegurándome de su camino, desde dónde provenían. -miró hacia el campo de batalla, no sólo habían arqueros, un pequeño grupo se dirigía hacia ellos. - Por favor, señor Varok, se ve que usted sabe bien. Así que decidme qué es lo que debo hacer que no sea quedarme en la retaguardia, pues no lo aceptaré bajo ningún concepto. -con una mirada decidida, tomó con determinación su gladius aún envainada, demostrando que estaba dispuesta a luchar. Su maestro la había preparado para la batalla. Si aquella debía ser la primera real contra los emergidos... Que así fuese. No los decepcionaría, ni a él, ni a su maestro... ni a su padre, dueño original de aquella espada.

Precisamente en aquel momento, uno de los mercenarios del bando contrario, se había acercado demasiado con su lanza a uno de los sacaianos que quedaban por el exterior de la formación, y algo tembloroso.

- ¡¡Atrás!! -exclamó acudiendo a él, desenvainando rápidamente su espada justo en el momento del ataque. El filo bien cuidado a pesar de los años, por fin había sido estrenado en batalla en manos de la joven, chocando contra la lanza y protegiendo al hombre de esta manera.

Aprovechó entonces la moción para girar sobre su propio cuerpo, deshaciéndose del peligro de aquella arma tan larga y cargó su espada hacia el frente, clavándola en una de las piernas del emergido. Su corta estatura y poco peso le permitía realizar movimientos como aquellos. - ¡Hyah!

Mas aún, aún seguía nerviosa. Era su primera vez hiriendo a alguien, pero nada se interpondría en su camino. Así debía ser.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Recadera

Inventario :
esp. bronce [2]
vulnerary [3]
Espada de madera [1]
Espada de madera [1]
Espada de madera [1]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1599


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Ojos que ven, corazón que no siente(Priv. Arline-Varok)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.