Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Artemis el Sáb Oct 21, 2017 12:41 pm

El reino entero estaba de fiesta, el joven príncipe de Altea no solo había liberado a su reino y ahora  tenía como hazaña adicional el haber liberado a Regna Ferox de las garras emergidas. Artemis por su parte solo estaba contento de estar nuevamente en aquel lugar al que podía llamar "hogar" y ahora que sabía que su amo estaba bien y seguro nuevamente podía respirar tranquilo. En aquella festividad las mucamas encargadas del cuidado del zorro se encargaron de vestirlo para la ocasión poniéndole encima un traje de brillante y fina tela de satín seda que cubría poco el torso para dejar ver sus marcas azules, llenándole de pequeños adornos de oro y cascabeles pequeños que tintineaban cada que el zorro se movía. El llamativo collar que el laguz llevaba al cuello tenia joyas preciosas incrustadas además de tener el sello de la casa real de Altea bien marcado en la placa y con una artesanía exquisita.

Su trabajo, independientemente de aquel que se había impuesto a sí mismo de proteger a su joven amo, era entretener a los invitados del castillo pues además de sus temibles dotes combativos también tenía gracia y habilidad para varios tipos de arte que había aprendido en su juventud a base de latigazos, entre ellos la danza y la actuación. Resultaba curioso para los humanos en general ver a un "artista" con orejas y, ahora, con muchas colas cosa que usaba a su ventaja para atraer las miradas de todos pues no había ningún otro bailarín como él y, aun que no se comparaba a las habilidades de cierto dancer que había conocido a los humanos les encantaba ver como un "perro" hacia trucos elaborados y agradables a la vista.

Sin embargo, en todos los lugares había siempre personas malas, inclusive en el mundo de la nobleza que presumía ser perfecto y era tarea de Artemis también lidiar con personas indeseables. Estaba acostumbrado y adoctrinado a ser sumiso con los seres humanos desde antes que su generoso amo hubiese decidido "adoptarlo" como su mascota por lo que el zorro parecía tener una infinita paciencia en cuanto a insultos y maltratos se trataban. En esa ocasión en concreto Artemis estaba amarrado con una cadenita sumamente delgada de oro puro a lo que parecía ser uno de los pilares pues el encargado de sujetar dicha cadenita mientras el zorro estaba dentro del catillo en las festividades tuvo que atender un asunto urgente, Artemis le dijo que le dejase allí y podría esperarlo a lo que el sirviente agradeció infinitamente. Aquello de la cadenita era más bien una forma de hacer sentir a los invitados más seguros pues aun que casi todos en ciudad islote conocían al zorro y lo "buen chico" que era muchos invitados se sentían inseguros de que una "bestia" anduviese suelta y a sus anchas.

Entonces allí estaba el zorro amarrado con su cadenita de oro, no es que no pudiese zafarse de ella de un solo tirón con la fuerza descomunal que tenia pero daba lo mejor de sí para parecer elegante y bien portado pues al ser cercano a Marth, al menos en calidad de su mascota, lo que el hiciera podría repercutirle para bien o para mal. En la fiesta, un joven barón seguido de 2 amigos vieron entonces a la mascota real atado y sin vigilancia por lo que pensaron que sería gracioso meterse con él para hacerle enojar. Por supuesto, que la mascota del príncipe atacase a alguien en una fiesta seria una desastrosa reputación para su dueño y el laguz de pelo plateado lo sabía por lo que aguanto sin quejarse que le picasen las costillas con un bastón que el crío tenia y ya entrando en confianzas por que el "animal" no se defendia un par de bofetadas y que tirasen de sus colas arrancándole algo de pelo. El zorro se quejaba un poco de dolor pero fuera de eso no mostraba signos de querer atacar o ser agresivo, mas cuando el baroncillo quiso obligarle a arrodillarse frente a el Artemis negó suavemente con un movimiento de cabeza y se mantuvo erguido con orgullo y porte.

- Solo puedo arrodillarme ante mi amo y ante aquellos que el considere dignos de tal pleitesía . -

Porque también sabía que su rango, aun que fuese de mascota acompañante era superior al de aquel baroncillo y habiendo dos testigos de por medio el zorro no podía permitirse humillarse ante alguien de bajo rango pues eso también podría ser usado contra su amo. Los 3 jóvenes humanos, adolecentes quizá un poco menores que el príncipe de Altea, entonces intentaron forzarlo a arrodillarse tirándole de las orejas, empujándole e intentando patearlo en las rodillas mas Artemis  en su vida anterior a los maravillosos mimos y cuidados de su príncipe había soportado cosas peores así que no se doblegaría pese a todo…. el criado vendría a llamarles la atención, alguien más debía de pasar por ese pasillo, solo debía resistir hasta entonces.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Chrom el Mar Oct 24, 2017 5:05 pm

La misiva llegada con el sello de la Casa Real de Altea se encontraba encima del escritorio de su hermana Emmeryn, con ellos, la familia real de Ylisse como destinatarios. Por norma general, podían ser dos los motivos por los que la carta había llegado hasta sus manos: O bien existía alguna celebración o evento de notoria importancia del que era necesario que tuvieran constancia o, por otra parte, noticias nefastas en las que se solicitaba ayudaba. Descartó el segundo rápidamente, pues Marth había conseguido liberar Altea de los emergidos hacía tiempo ya, y lejos de su yugo no existía ninguna amenaza a la que su sobrino no fuera capaz de hacer frente. Si en algo se parecían ambos era en su constancia, en no rendirse nunca hasta conseguir su objetivo, fuera cual fuese.

Cuando al abrir la carta sus sospechas se corroboraron, no pudo sino sonreír ante la idea de regresar a las tierras alteanas, tan cercanas pero lejanas a la vez. Ahora que Ylisse también había conseguido librarse del yugo de los emergidos opresores podía darse el lujo de visitar a sus parientes a quien hacía tiempo que no veía. Solamente serían unos días, apenas lo que durara la fiesta y se llevaran a cabo las charlas necesarias con los allí presentes. Sus hermanas serían capaces de encargarse del reino junto con la ayuda de Frederick para defenderlo ante cualquier amenaza súbita.

Tras dejar arreglados todos los asuntos pendientes, ordenar a los soldados una mayor protección sobre el castillo mientras él se hallase fuera y despedirse de su querida familia, partió con un pequeño grupo de soldados rumbo a Altea. Un barco los esperaría cerca de la frontera para evitar atravesar tierras plegianas o realizar un largo rodeo por Regna Ferox, aun cuando ahora eran tierras reclamadas por el joven Marth. Así, con todos dispuesto, se dispuso a emprender la marcha, rebosante de energía y deseo por conversar con quienes se reunirían en la fiesta.

[…]

Por fin habían llegado a la isla central, donde se encontraba la capital del reino. La distribución en forma de islas del país costero le llamaba la atención desde que tenía uso de razón. En comparación con Ylisse, gran llanura donde las hubiera, la diferencia parecía más que obvia. Pero lo que no distaba demasiado eran las costumbres y los modales de la nobleza y la realeza allí presentes, como estaba comprobando nada más empezar el festejo por la conquista de Regna Ferox por parte de su joven pariente. No obstante, de la misma manera le resultaban aburridas, aunque debía aprovechar su presencia en el lugar para ponerse al día con los invitados extranjeros, a quienes tenía menor ocasión de ver. Se sorprendió ante la cantidad de miembros de la aristocracia que allí se encontraban, desde familias menores hasta príncipes y reyes de tierras lejanas, como el contienen de Elibe. Por lo menos al peliazul le consolaba el saber que las conversaciones serían diferentes a las que siempre debía acudir –y de las cuales trataba de huir– en su propio reino.

Siguiendo las indicaciones de uno de los asistentes a la animada reunión para encontrarse con quien decía tener información importante relativa a los emergidos, atravesó una serie de pasillos que, si bien discurrían en paralelo al que llevaba al gran salón del castillo, esos en concreto no parecían llegar a donde necesitaba.

A punto de dar la vuelta, escuchó las voces de unos jóvenes que se encontraban al fondo. No le dio demasiada importancia hasta que comprendió el salvajismo de sus acto, teniendo que fruncir el ceño. Engalanado como estaba, pues debía usar sus ropajes festivos para el evento, posó una mano sobre la empuñadura de su espada mientras observaba con ojos críticos a esos nobles irrespetuosos –¿Es que acaso en vuestra casa no os enseñan modales? ¿Quién osa atacar a otro que no se está defendiendo? ¡Solo los cobardes! –Quizás había alzado más de lo debido el tono, pero no soportaba ver actos como aquel. Simplemente un detalle fue capaz de captar su atención: ¿Aquella persona, con orejas, estaba encadenada? Apenas dejó que unos segundos de sorpresa le invadieran el rostro, sin querer mostrar signos de asombro delante de los agresores –Si lo que queréis es pelear contra alguien, os reto a los tres a un combate contra mí, y si no queréis será mejor que os larguéis inmediatamente de aquí; espero que él se encuentre bien o me encargaré personalmente de que seáis reprendidos.

No le importaba ser de otro reino. Tampoco tenía en cuenta la procedencia de los jóvenes, simplemente sabía que no podía dejar que aquel ataque siguiera impune como si nada.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Llave de puerta [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Elixir [1]
Espada de madera [1]

Support :
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
707


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Artemis el Miér Oct 25, 2017 12:35 am

La situación era complicada por que como mascota que era no debía lastimar a ninguno de los invitados pero precisamente por ser quien era tampoco podía humillarse ante cualquiera y menos ante nobles de bajo rango. La mascota real se mantenía de pie, luciendo el orgullo y templanza que se esperaba de él, paciente pues el no tenía autoridad para actuar por su cuenta sin que se considerase un agravio…. las desventajas de ser un "animal". Sus frondosas colas, sin embargo, comenzaron a menearse contentas en cuanto un olor familiar llegaba a su sensible olfato, un olor como ese solo podía pertenecer a su querido amo por lo que Artemis soltó un pequeño suspiro de alivio.

La decepción del zorro fue menor al escuchar que aquella voz no era de su amo pues pese a todo sus palabras intimidaron a los chiquillos quienes, después de dudar unos momentos se retiraron cabizbajos y apresuradamente. El zorro vio delante de él a un hombre adulto de cabello y ojos azules como su amo, el aroma era similar pero ya teniéndole mas cerca pudo notar entonces que eran distintos. No necesito más que mirar un momento a los ojos contrarios para saber de quién se trataba, Artemis tenia bien desarrolladla esa habilidad característica de su raza que le permitía ver a través de la mirada contraria para saber su nombre y otros datos interesantes; en este caso supo de inmediato que quien estaba ahora frente suyo era el príncipe de Ylisse quien, adivinaba por su aroma, estaría emparentado con su amo de alguna manera.

- Humildemente le doy las gracias Alteza, le pido una disculpa por los inconvenientes. -

Artemis intento hacer una reverencia educada a modo de gratitud pero la cadenilla que sujetaba su collar se tenso a medio camino impidiéndole hacer tan cosa, Artemis agacho las orejas hacia atrás ligeramente avergonzado por ello.

- Lamento no poder saludarle como se debe, Alteza, lo que sucede es que mi cuidador tuvo una emergencia y yo le dije que podía esperarlo…. ahora que lo pienso habría sido más inteligente de mi parte pedirle que me sacara al patio pero, bueno, quien es tan sabio? -

Se encogió ligeramente de hombros para restarle importancia al asunto. Con cada meneo de sus esponjadas y plateadas colas tintineabas los adornos de oro y cascabeles que tenía en ellas y su postura era la ideal para que su llamativa placa que colgaba de su collar hecho de oro con el escudo de la casa real de Altea se viera claramente en su pecho.

- Yo soy Artemis, mascota de la casa real de Altea. Es un placer conocerle alteza, espero que este disfrutando de la fiesta -

El zorro le dedico una gran sonrisa meneando todas sus colas de forma suave y rítmica, con el cabello ligeramente desarreglado por los tirones que los jóvenes le habían dado minutos atrás.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Chrom el Jue Oct 26, 2017 8:19 pm

Cruzado de brazos y lleno de orgullo al ver que sus palabras habían surtido el efecto deseado, observó como tras apenas unos segundos de duda los jóvenes nobles que habían estado molestando al ¿animal? ¿persona? Decidían marcharse por su propia voluntad sin tener que llegar más allá con sus acciones. Nunca tuvo intención de desenvainar su espada contra aquellos maleducados, pues seguramente ni siquiera serían diestros, pero a esa edad donde el orgullo era una fuente importante de poder, las palabras únicamente habrían servido de poco.

Una vez se hubieron alejado los suficiente como para no causar más problemas y no entorpecer por tanto la conversación, se dirigió hacia el laguz que tenía frente a sí, porque esa era la única posibilidad que podía llegar a encajar con lo que tenía delante. Se quedó a apenas un par de metros del zorro, observando con curiosidad poco disimulada sus muchas colas al igual que las orejas que sobresalían entre el largo cabello del curioso ser. Era incapaz de contar el número de las primeras, al encontrarse de frente, ¿cómo sería capaz de manejar siquiera todas y cada una de ellas? Carraspeó por la falta de respeto que estaba cometiendo, en ocasiones olvidaba que debía comportarse y aparentar lo que no le gustaban, como los modales típicos de la realeza.

Sin embargo, se vio obligado a parpadear cuando el laguz se refirió a él como Alteza. Había hablado ya con algunos nobles en la fiesta pero no recordaba haberle visto, ¿quizás hubiese escuchado sin que se diera cuenta de su presencia? –No es necesario que me des las gracias, es lo que debía hacerse, esos jovencitos se estaban comportando de manera vergonzosa –sin apenas darse cuenta había omitido el hablar con respeto –Aunque admito que tengo curiosidad por algo, ¿cómo has sabido que formo parte de la realeza? Creo que hasta el momento no hemos tenido oportunidad de conocernos, salvo que hayas mantenido conversación con alguna otra persona previamente… –sin embargo algo le decía que otra persona no había sido quien había delatado su identidad.

Al notar la cadena tirante sobre su collar su ceño se frunció casi automáticamente. Por un momento casi se había olvidado de ese pequeño pero importante detalle que no llegaba a comprender.

No te preocupes aunque… ¿es mucha indiscreción si pregunto por qué estás atado a la columna? ¿Y quién es tu amo? –Porque fuera quien fuese era una actitud cuanto menos extraña. Pero no tardó demasiado en conseguir una respuesta a la cuestión que acababa de plantear, sorprendiéndose al percatarse que no era otro sino su propio sobrino quien parecía ser el “cuidador” del zorro –¿Mascota… Real? ¿El príncipe Marth se ocupa de ti entonces? Admito que no sé dónde se encuentra, no lo he visto por la fiesta desde hace un buen rato –sus ojos se desviaron hacia los adornos de las sedosas colas mientras se rascaba la cabeza. La última vez que había visitado Altea no se había encontrado con semejante sorpresa.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Llave de puerta [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Elixir [1]
Espada de madera [1]

Support :
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
707


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Artemis el Vie Oct 27, 2017 9:08 pm

Artemis sonrió animadamente, sacando un elegante abanico de pavorreal de su cintura para disimular la risa que el comentario contrario le había provocado, no porque lo que dijese fuese gracioso si no que al zorro en particular le encantaba causar ese tipo de impresión en las personas; aun así tratándose de quien era procuraba aguantarlo para no ser descortés para con el invitado de su amo.

- Vamos a dejarlo en que los zorros somos buenos adivinando, alteza. Eso y además su aroma se parece mucho al de mi amo y comparten similitudes físicas así que eso me ayudo bastante también. -

Lo que estaba diciendo no era una mentira pero tampoco era toda la verdad, no sabía si era buena idea entrar en detalles sobre sus poderes así que los resumía de esa manera para que fuese más comprensible para el príncipe de Ylisse.

- Pues sí, su alteza el príncipe Marth  es mi amo y uno muy bueno además; por mi parte estoy más que contento de estar a su servicio. Le vi en la fiesta hace un par de horas pero tenía que atender asuntos importantes, ya sabe, el anfitrión debe hablar con muchas personas. Por mi padre el criado que asignaron para llevarme de la cadena sí que se está tomando su tiempo…. no creo que sea su culpa en realidad pero eso quiere decir que podría quedarme aquí amarrado el resto de la noche y en un rato mas debo ir al salón principal para entretener a los invitados -

Se cruzo de brazos dibujando en su rostro un gesto acomplejado, realmente el no tendría problemas en romper la fina cadenita de oro pero el que anduviese por allí con una cadena rota que se supone debería estarlo sujetando podría tener una reacción no muy buena por parte de muchos invitados.

- Alteza, no soy quien para pedirle favores y menos aun cuando recién acaba de salvarme pero podría llevarme a un pasillo un poco más concurrido?, allí podría encontrar a otro criado que pueda llevarme a la presentación del salón principal mas tarde. Le aseguro que no muerdo y tampoco soy peligroso, de hecho puede acariciarme si usted lo desea y le aseguro que mi pelaje es incluso más suave de lo que se ve ~ ♫-

Meneo alegremente todas sus colas haciendo tintinear los adornos en ellas a la par que ponía ambas manos en su cintura, con sus largas orejas peludas alzadas hacia adelante y una enorme sonrisa que mostraba colmillos blancos y aperadlos. Eso sí, sus uñas estaban perfectamente limadas e incluso por esta ocasión las criadas se dieron el tiempo de pintarlas de un tono celeste igual al de sus tatuajes pues los adornos del castillo así como las banderas de Altea que adornaban el castillo entero eran azules.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Chrom el Miér Nov 01, 2017 4:14 pm

Todavía sorprendido, levantó una ceja cuando el zorro desveló su “pequeño secreto” sobre por qué había averiguado tan rápido su identidad. No había tenido la oportunidad de contar con la presencia de un ser como él con anterioridad, así que tanto sus capacidades así como sus rasgos físicos le llamaban ciertamente la atención, para bien. Parecía contar con una habilidad de lo más interesante y sorprendente, por lo que se cruzó de brazos con una ligera sonrisa en el rostro –Y yo que pensaba que el príncipe Marth y yo no nos parecíamos tanto, pero parece ser que estaba equivocado, o por lo menos a ojos de alguien con tu capacidad –Aunque no era desconocido que ambos reinos pertenecían a una misma familia, no todos eran capaces de reconocer a los monarcas del otro país.

Se frotó la nuca ante la sorpresa. No había esperado que el joven Marth adoptara a una “mascota” como aquella, porque a su parecer se encontraba a medio camino, como los laguz en general; no obstante, se encontraba en Altea, en su castillo y en su fiesta, por lo que en ningún momento le reprocharía por ello, realmente no tenía autoridad para ello, si bien se le hacía extraño. Solo esperaba que aquello no le trajera ningún tipo de problema.

Sí, debe estar ocupado con todos los que nos hemos reunido aquí, la tarea de un anfitrión no es sencilla pues todos querrán alabar hoy su destreza a la hora de conquistar Regna Ferox –Asintió, recordando cuando la noticia había llegado a sus oídos cuando todavía estaba en Ylisse. Sonrió para sí mismo, por lo menos ya no debía preocuparse por los intereses expansionistas de Nohr en la zona, pues ahora estaba en buenas manos, sabía que Marth los cuidaría bien, y podía contar con su beneplácito no solo para solicitarle ayuda en caso de ser necesario sino para otro tipo de tratados, como los comerciales –Por suerte he tenido los días previos para poder pasar algo más de tiempo con él, temiendo que esto sucediera, menos mal que fue precavido –aseguró.

Miró hacia los lados en busca de algún otro sirviente del lugar, mas no halló a nadie cerca que pudiera auxiliar al zorro. Probablemente se habrían olvidado de él, o quizás, dirían las mentes más retorcidas, lo habían dejado allí a propósito. De una forma u otra no le parecía lo correcto.

Puedo ayudarte, siempre y cuando permanezcas a mi lado –Tendría que asegurarse que su comportamiento era el correcto para el lugar y el momento, así como comprobar que no se aprovechaba de su amabilidad para, a lo mejor, marchar contra aquellos jóvenes nobles que le hostigaban antes, aunque a su parecer podría haberlo hecho en ese momento. Con cuidado desató la cadena, tendiéndosela a él mismo, no necesitaba llevar la correa de nadie –No necesito… tocar nada –aseguró con el ceño levemente fruncido. Si bien sentía curiosidad, no le parecía correcto que pudieran observarle mientras acariciaba las colas a su acompañante, ¿Qué podrían pensar de él? Desde luego nada bueno. Aunque sí que había una cuestión que desde hacía un rato le rondaba los pensamientos –¿Vistes así por gusto o es necesario que como mascota real lleves una vestimenta adecuada?
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Llave de puerta [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Elixir [1]
Espada de madera [1]

Support :
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
707


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Artemis el Lun Nov 06, 2017 4:18 pm

Artemis respondió con una amplia sonrisa, siempre manteniendo su porte elegante con la espalda y sus largas orejas siempre rectas. Sus colas se meneaban suavemente pero de forma constante ante la satisfacción que se veía en el rostro contrario, me agradaba ver ese tipo de miradas, estaba seguro que aquel humano seria del tipo que más le agradaba tratar.

- Difícilmente se le puede mentir a los ojos de un zorro, alteza, Así que tenga la seguridad de que siempre sabré quien es usted aun si se pone alguna mascara encima. -

Sus colas se menearon mas alegremente en cuanto el príncipe de Ylisse le desato la correa del pilar mas se vio confuso unos momentos en cuanto le entrego la correa…. no era quien para pedirle que la sujetara por lo que se la acomodo de tal forma que no le estorbara y solo esperaba que ello no hiciese reaccionar mal a algunos invitados.

- Ohhhh, descuide alteza, no voy a insistir pero le aseguro que acariciarme no tiene nada de malo. Para eso estoy aquí, para entretenerles, además esta noche ya me han manoseado mas que masa de artigalletas; voy a necesitar un buen baño de todas formas y nadie ve mal que se acaricie a un perro así que, si lo desea siéntase libre de. -

El zorro puso ambas manos en su cintura sonriendo animadamente, haciendo sonar los adornos y cascabeles de su ropa a su vez. Comenzó a caminar junto a él, tranquilo y elegante pues eso le habían solicitado y al ser un pariente de su amo difícilmente podría desobedecerle a menos que el propio Marth le ordenase lo contrario.

- Mi forma de vestir?, huh... no es el traje típico que usan los bailarines?.... No es que no me agrade, de hecho eso de vestir con seda y oro es algo que francamente apela a mi sana y muy justificada vanidad mi señor…. solo…. me gustaría que las ropas no fueran tan…. reveladoras. -

El zorro se ajusto un poco más el cinturón de tela que traía a la cintura, asegurándose que las cicatrices y la horrenda marca de Plegia que tenía en la espalda baja estuviese bien cubierta de las vistas curiosas, sabia mejor que nadie la nada buena relación que había entre los dos reinos y aun que era totalmente leal a su adorado amo ciertamente la revelación de aquella cicatriz podría causar un montón de problemas.

- Ohhh, pero son muy cómodas para ejercer mi profesión que es bailar para los invitados. Hacía mucho que no teníamos tiempo de hacer ninguna fiesta y me estaba aburriendo horrores en los jardines del castillo. -

No mencionaría que el también participo en la conquista de Regna Ferox por que no venia al caso, de todas maneras no había tenido oportunidad de comer hasta ahora del banquete que servían por lo que, de un saquito que colgaba de su cintura saco un par de bocadillos con forma de huesos.

- Me hubiera gustado tener tiempo de visitarles, sin embargo, he estado un par de veces en Ylisse pero nunca pude conocerle en persona. La próxima vez que vaya de visita les daré un espectáculo privado solo para ustedes!!, se también dar la patita, sentarme, hacerme de muertito, girar, perseguir mis colas y atrapar cuanta pelota me arrojen!!, soy un perro bien entrenado. -

No parecía tener problemas en llamarse a sí mismo "perro" , a diferencia de los laguz convencionales el no tenía ese orgullo terco y característico de los suyos por no ser rebajados a meros animales, pero los humanos solían sentirse cómodos con ello por lo que acostumbraba a desvalorizarse de aquella manera ante ellos para mostrarse agradable y sumiso.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Chrom el Mar Nov 14, 2017 7:25 pm

Chrom parpadeó ante aquella revelación por parte del zorro. No se podía imaginar que alguien contara con semejante habilidad, aunque a lo mejor la cuestión no era quién sino más bien quiénes. ¿Los zorros? Quizás fuera algo propio de su raza, porque teniendo en cuenta sus conocimientos nunca había presenciado nada similar, aunque debía admitir que no había tenido el placer de compartir demasiado tiempo con ningún tipo de laguz. Quizás algún taguel dependiendo de la campaña, pero nada memorable –Oye, ¿y eso no sería como hacer trampas? Quiero decir es una capacidad de lo más inusual pero servicial, incluso puedo llegar a entender por qué Marth te tiene tanta estima, puedes ser un aliado más que formidable protegiendo tanto este castillo como cualquier otro lugar donde se te envíe –dijo mientras asentía. Un colaborador como él sería perfecto en sus filas para destapar a cualquier plegiano.

Le sonrió pese a todo, mirando una vez más a sus esponjosas colas. Por su propio honor no tocaría absolutamente nada que podría malentenderse, pese a todo tenía una posición que cuidar a pesar de que las reuniones políticas dejaran mucho que desear, a su parecer. Como se extendiera cualquier tipo de rumor sobre sus gustos… no solo perdería todo tipo de credibilidad en las tierras de los nobles presentes sino que incluso podrían llegar a Ylisse –Eres muy amable una vez más, pero de verdad creo que es mejor así, y admito que no entiendo además demasiado sobre mascotas… –A pesar de que llamar mascota a alguien con apariencia más humana que animal le seguía costando.

Miró de reojo al zorro, quien sin quejarse ni un ápice se mantenía a su lado caminando animadamente. Había cientos de preguntas que se agolpaban en su cabeza, pero ya le habían dicho en más de una ocasión que tenía poco tacto, así que había optado en ocasiones por mantener su boca cerrada, claro está que si la otra persona es quien resulta sacar el tema… –Entonces dices que eres vanidoso, eso explicaría lo de la cadena de oro y todo lo demás, ¿es algo que has elegido tú por lo menos? –No era quién para criticar el gusto de nadie, especialmente cuando la moda era un tema que le importaba incluso menos que las relaciones sociales, pero con aquel atuendo difícil era no preguntar.

A cada palabra que decía su acompañante, más seguro estaba de que se encontraba perfectamente amoldado y cómodo con su situación de mascota-anima-fiestas, juguete-perro-zorro o cualquier otra mezcla de palabras que no era lo más común.

Le tuvo que sonreír amablemente pese a su creciente desconcierto interno. No sabía que hubiese estado en sus tierras, en Ylisse, más dada la buena relación con Altea sus soldados y ciudadanos podían entrar en el reino sin más contratiempos. No era necesario saber mucho más salvo que se tratase de un movimiento militar importante que requiriera su conocimiento como capitán de las tropas –Si decides volver por Ylisse me encantaría que nos visitaras, serás más que bienvenido, y estoy bastante seguro de que tu presencia le entusiasmará a mi hermana menor, ¿sabes? Tengo la ligera sensación de que no dejaría de abrazarte en todo el día…

Pero es que esa pregunta seguía ahí, abriéndose paso desde lo más profundo de su ser, en realidad con lo amable y educado que era no le veía enfadándose pese a preguntar algo ligeramente indiscreto, pero incluso a él le estaba costando aguantar la tentación –Siento si esto es un poco eh… violento pero ¿todos los de tu raza son así? –No quería que se considerara a sí mismo un extraño, pero en realidad solo era la primera pregunta de las dos que tenía –Y… ¿en alguna ocasión te han confundido con, no lo sé, uhm, algo distinto a lo que eres? –Porque por algún extraño motivo sentía que su don de gentes podía servir para muchos asuntos.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Llave de puerta [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Elixir [1]
Espada de madera [1]

Support :
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
707


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Artemis el Miér Nov 15, 2017 4:35 pm

- Trampa?, hahahahaha, desde mi punto de vista no hay nada de malo con usar todas las habilidades que uno posee, "Si esta en el juego entonces está permitido", creo yo -

Artemis respondió alegremente ante aquel comentario y, efectivamente aun si su amo no lo sabía el ya utilizaba dicho poder para el servicio del reino, por ello daba frecuentes patrullajes a las costas donde ayudaba a los oficiales a encontrar y detectar tanto mercaderes sospechosos como mercancías de dudosa procedencia.

- Oh, lo soy alteza, como no serlo cuando se tiene un pelaje tan magnífico, suave y brillante?, además estoy bastante al tanto de que físicamente soy atractivo tanto para el ojo de los hombres como de otros laguz. Porque querría ocultarlo detrás de una falsa modestia?, porque privar al mundo de tan magnifica visión?. La cadena es por necesidad, muchos invitados no ven bien que un "animal salvaje" ande suelto por el castillo así que eso es meramente simbólico para hacerles entender que estoy bajo control. Lo de la ropa en parte la elegí yo y en parte no, mis cuidadoras me elijen varios conjuntos y yo selecciono el que más me guste, ellas también se encargan de cepillarme y arreglarme para los eventos; se lucieron esta vez, verdad?. -

Estaba exagerando un poco pero estaba igualmente entrenado para actuar de esa manera, de verse tan perfecto y llamativo como un muñeco de la más fina porcelana. Al hablar, expandió sus colas como un abanico tal como lo hacían los pavorreales de su amo para lucir todas sus esponjadas y suaves colas así como sacando el pecho con orgullo.

- Nada me haría más feliz alteza, estoy seguro de que a su hermanita estará encantada con toda la gama de trucos que puedo hacer y…. por si se lo está preguntando, si, me encanta que me rasquen la barriga. -

Sus colas se sacudían como una sola hacia los lados con un movimiento inquieto y alegre al hablar de ello pues mentiría si dijese que no le agradaba que le hicieran mimos o caricias, incluso admitiéndose a si mismo que, mientras fuesen hechas correctamente y sin darle tirones era adicto a ellas. Sus largas orejas se sacudieron un poco al escuchar la última pregunta del príncipe de Ylisse, haciéndole un poco de gracia que tuviese tantas dificultades para hablar como si temiera que fuera ofenderle…. a ojos del zorro eso le daba una buena impresión de el pues quería decir que cuanto menos tomaba en cuenta el cómo se sentía, cosa que no muchos humanos hacían.

- Descuide alteza, para mi sus preguntas no son rudas ni ofensivas por lo que estoy más que contento de responder. La verdad es que soy un zorro domestico, desde que era una adorable bolita de pelo fui criado y entrenado por humanos por lo que estoy acostumbrado a tratar con ustedes y al contacto físico. Los laguz que viven…. "libres" por así decirlo suelen ser un poco mas quisquillosos en ese sentido y requieren de un trato más respetuoso; por ejemplo habría que evitar a toda costa llamarlos sub-humanos pues para ellos e incluso para mis estándares resulta ofensivo. Laguz es el termino políticamente correcto; cuando se tienen más confianza pueden dejarse acariciar…. a veces. Pero no, le puedo asegurar que son pocos los laguz que conviven tan cómodamente con los humanos como un servidor y deciden "adaptarse" a sus reglas. -

La palabra correcta era "someterse" pues dejando de lado su muy afortunada situación como mascota de alguien que le cuidaba y consentía Artemis era consciente de que la mayoría de los laguz esclavos sufrían horrores inenarrables, horrores que desgraciadamente vio con sus propios ojos en épocas mas obscuras y tristes de su pasado.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Chrom el Miér Nov 22, 2017 6:34 pm

Asintió con una sonrisa a las palabras del zorro dándole la razón –Sí, eso es completamente cierto, incluso sería un desperdicio no usarlo, así que no es trampa sino una habilidad inmejorable, pero casi casi lo parece –Por lo menos ese tema era mucho más entretenido que los aburridos comentarios sobre economía y política que llenaban las bocas de los nobles reunidos en el importante salón del lugar. Hablar sobre técnicas, habilidades y posibles estrategias en la batalla siempre captaba su atención, así que ahora miraba con mayor interés a la “mascota” de su sobrino. Seguramente no fuera para bailar que estaba allí, sino que eso no era más que una excusa, una especie de disfraz para tener mayores facilidades a la hora utilizar su increíble capacidad.

Tuvo que dejar escapar una carcajada ante la falta de modestia de su acompañante. En cierto modo tenía razón al decir que no era para menos, cuanto menos era agradable y vistoso, y bien que lo sabía, aunque a su parecer quizás demasiado. No veía nada práctico el uso de la cadena, tampoco de sus ropas, a pesar de que facilitaran otras tareas como bailar, ya que sabía. Su punto de vista distaba mucho del que tenía el zorro, pero quizás es que no conocía muchas otras cosas –Sus cuidadoras parecen saber bastante qué es lo hacen, la verdad –Se rascó la mejilla ligeramente con el dedo índice. Con lo que él odiaba que eligieran sus prendas, sobre todo cuando debía asistir a algún evento importante, con lo cómodas que eran sus ropas del día a día.

Llegaron a una bifurcación del camino. No sabía que dirección tomar para llegar hasta donde le había indicado el astuto laguz, así que le miró de reojo –¿Hay que seguir de frente o girar? –Señaló a uno y otro lado antes de continuar hablando con él.

Muy seguramente tendrías mimos, risas y juegos para rato –Incluso rascarle la barriga sería capaz de hacer su hermana Lissa, como bien le proponía. Solamente de imaginárselo se llevó una mano a la cara, aunque si los dos estaban de acuerdo con ello y no hacían daño a nadie… bueno, no tendría que enterarse nadie más, salvo los presentes. Mientras su hermana estuviera feliz, era suficiente, y si además su invitado lo permitía, mejor aún.

Suspiró por lo bajo, no pretendía molestar a nadie, mucho menos estando en Altea. No quería causar problemas en la tierra de su sobrino y quedar en evidencia ante él, pero es que había preguntas que por mucho que intentara callar, simplemente no podía porque no lo comprendía –Comprendo, debo admitir que en Ylisse contamos con la presencia de los taguel, con quienes estamos en buenos términos, pero desconozco si es así con otras razas, aunque si además dices que has sido criado entre humanos tiene más sentido –Incluso lo normal es que se sintiera como uno más, a pesar de que seguramente le recordasen constantemente que no era una persona, que era diferente, bastante diferente –Tiene sentido, a su manera todos y cada uno de nosotros somos orgullosos, seamos lo que seamos –Tampoco es que tuviera intención de ir acariciando a todo laguz que encontrase en su camino, aunque tampoco hacía tenido la oportunidad de cruzarse con tantos –Así que tú eres una excepción.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Llave de puerta [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Elixir [1]
Espada de madera [1]

Support :
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
707


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Artemis el Dom Dic 03, 2017 7:02 pm

El zorro asintió alegremente con la cabeza, sacudiendo sus colas con aquel elegante y rítmico vaivén sin que desapareciera de su rostro aquella sonrisa amplia que parecía tan característica en el. Se detuvieron un momento ante la bifurcación y el zorro alzo un poco sus orejas en alerta a la par que miraba el pasillo para intentar ubicarse, era verdad que llevaba tiempo viviendo allí pero había pasado bastante tiempo fuera y algunos pasillos eran tan similares que a veces le costaba orientarse en aquel enorme lugar.

- Si mal no estoy, que así lo espero, debamos girar para retomar el camino al interior del castillo ya que derecho salimos a los jardines…. mhhhh… si definitivamente por el camino recto huele a flores y vegetación así que debemos girar. -

Artemis cerro momentáneamente sus ojos, alzando su nariz y olfateando un poco el aire pues confiaba bastante en sus agudos sentidos auditivo y olfativo. Aquello le había salvado la vida más de una vez cuando estuvo de viaje y no decir de su utilidad para cazar en entornos naturales o rastrear personas, pequeñas capacidades que el zorro aun no había tenido la oportunidad de mostrar a su dueño.

- Soy una excepción muy excepcional, alteza, desde cachorro fui muy bien entrenado para realizar tareas varias aun que curiosamente nunca se me educo para ser un sirviente per se. Es decir, mi función siempre ha sido y es entretener a los humanos pero de eso a que sepa abrochar siquiera una camisa, pues no. Además ni se diga de mis habilidades culinarias; se me quema hasta el agua, ya le digo. -

No es que no lo hubiese intentado, pero francamente llego a la conclusión de que lo mejor era dejarle esa tarea a los sirvientes pues por más que lo intentase no era tan hábil como un humano para utilizar las herramientas que ellos usaban tanto una espada como un cuchillo de cocina.

- Estoy entrenado en diversas formas de entretenimiento dependiendo de los gustos del público, ya sea en mi forma animal o en esta que usted puede contemplar. Tengo "usos" mas prácticos también aparte de aquellos que ya le comente pero sería aburrido si se los enumero todos. Fuera de eso, como podrá adivinar poco y nada se acerca de mi raza mas allá de lo que dictan los libros aun que he tenido el placer y privilegio de conocer a otros tipos de laguz en diversos viajes que he hecho. -

Se encogió ligeramente de hombros restándole importancia al asunto pues no veía oportuno mencionar acerca de su habilidad y entrenamiento en la detección de venenos o drogas en alimentos y bebidas o en su utilidad como perro de cacería o bestia de guerra, eran temas poco gratos para el igualmente así que los resumía de aquella manera. Pese a lo que podría aparentar Artemis en realidad no parecía tener problema en llamarse "perro" a sí mismo ni en lidiar con adjetivos ofensivos, estaba ya muy acostumbrado a ello y en pos de tener una vida más tranquila simplemente aprendió a nadar con la corriente humana.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Chrom el Lun Dic 11, 2017 10:01 am

Miró hacia un lado y otro de la estancia. Él tenía aún menos idea sobre dónde se encontraban. Seguir a aquellos muchachos traviesos le había hecho tomar un rumbo completamente diferente al que tenía pensado, y daba toda la razón al zorro cuando este dijo que todos los pasillos eran bastante similares los unos a los otros. A pesar de no ser esa la primera vez que visitaba Altea y se hospedaba en el palacio, no se lo conocía tan bien como le gustaría.

Confiemos en tu olfato en ese caso, espero que tengas razón o si no se creerán que nos estamos escapando de la fiesta –Tampoco es que aquella opción le molestara demasiado, a decir verdad, pero no pretendía ofender de ninguna manera a Marth. Había tenido la suficiente amabilidad para invitarle incluso varios días antes, teniendo lugar no solamente conversaciones necesarias para ambos reinos sino tiempo de recreo para ambos, donde habían podido actualizarse sobre sus vidas personales. Simplemente por esos motivos, y por el aprecio y cariño que profesaba al joven no podía dejarlo en mal lugar por alguna actuación que se considerase incorrecta por su parte, y huir de la fiesta de la que era anfitrión se podía considerar como tal, seguramente. Aunque bueno, solo tendrían que volver sobre sus pasos si se equivocaban de camino, así que tampoco podía ser tanto tiempo el que se demorasen… y pocas oportunidades habrían para que otros los vieran allí.

Tuvo que reprimir una pequeña sonrisa al escuchar sobre sus dotes culinarias. En ese aspecto no se diferenciaban demasiado, como mucho era capaz de cazar presas y ponerlas al fuego, pero cualquier otro plato más elaborado acabaría siendo una aberración para cualquier paladar. No le importaba tanto la carne de oso a la brasa que en ocasiones se habían visto obligados a comer –La cocina es un talento de los que pocos tienen habilidades maestras, y desde luego yo no formo parte tampoco de esas personas –Se encogió de hombros, tampoco es que se sintiera mal por no saber cocinar ya que en el palacio no era necesario, ya se encargaban los criados de ello. Así que, si no tenía obligación de ello, no iba a aprender algo que no era necesario.

Caminando hacia donde supuestamente se tenía que encontrar el sirviente que acompañase al laguz, se cruzó de brazos –¿No sientes curiosidad por conocer a más de tu propia raza? Podrías hacerles muchas preguntas que quizás te llevas cuestionando sin encontrar respuesta, o a lo mejor te muestran habilidades que desconocías tener –Las capacidades que tenían los laguz eran de lo más increíbles, como poco a poco había tenido la posibilidad de observar. Nunca se lo había planteado hasta el momento, pero contar en sus filas con alguno facilitaría la tarea de preservar la paz en Ylisse.

No te preocupes, también entiendo que tengas ciertas habilidades que sean secretas o que no debas desvelar por el bien de Altea y del príncipe Marth –De la misma manera que él no expondría las debilidades o las fortalezas secretas de Ylisse, era entendible que no lo hiciera quien parecía tener un vínculo tan especial con el lugar donde se hallaban.

Cada vez el eco de las voces procedentes del salón era más alto. Aquello significaba que había regresado a su punto de partida, una vez más estaría rodeado de sus semejantes, otros nobles y diferentes miembros de las realezas de diversos territorios. A lo mejor su paseo había sido un poco más largo de lo que había pretendido al principio, pero aún podía extenderlo un poco más. Seguramente nadie notaría su ausencia con todos los invitados que inundaban el lugar –¿Entrarás en la sala o esperarás fuera? No creo que digan nada si apareces a mi lado, nadie tendría miedo de que les mordieras, aunque siempre podemos dar un rodeo más, este tema de conversación es mucho más interesante –Añadió con los ojos en blanco. No hacía falta intercambiar más que dos palabras para percatarse sobre el miedo infundado que tenían muchos de ellos, incluso cuando se consideraban a sí mismos hombres y mujeres valientes, eso sin tener en cuenta que para sus intereses personales, las prácticas de combate de su compañero resultaban más agradables de escuchar que oír los regocijos de algunos de los presentes, a pesar de que en la fiesta sabía que podía encontrar a más invitados con gustos semejantes a los propios.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Llave de puerta [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Elixir [1]
Espada de madera [1]

Support :
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
707


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Artemis el Vie Dic 15, 2017 4:26 am

Ciertamente la compañía de aquel príncipe le era bastante amena…. a diferencia de muchos nobles que había conocido a lo largo de su vida pareciera que los nobles descendientes del Exaltado eran personas de buen corazón, no necesariamente humildes pero nobles o por lo menos lo suficiente para tratarle bien en una sociedad que consideraba inferiores a los de su raza. Las colas del zorro se sacudieron haciendo sonar los cascabeles de oro que las adornaban, dibujando en su rostro una amplia sonrisa.

- Por eso me agradan tanto los humanos, alteza, francamente yo no podría vivir sin esas delicias que ustedes preparan, toda esa explosión de sabores, la forma de cocinarlas. El cocinero real es uno de esos dotados hombres, espero ansioso diariamente la hora de la comida y creo que se gana con honores cada moneda de su sueldo. -

Artemis era un amante empedernido del estilo de vida humano, por ello era que estaba más cómodo viviendo en el castillo que corriendo en el bosque. Amaba casi todas las creaciones humanas y admiraba el ingenio que estos tenían casi para todo.

- Si que me pica un poco la curiosidad, Alteza, pero si le soy sincero tengo ciertas…. dificultades para relacionarme con otros laguz. Le explico, como ya le comente fui criado y entrenado por humanos y…. vamos a dejarlo en que los demás no ven con buenos ojos a un "perro faldero" como yo. Además, según entiendo mi raza habitaba en los bosques de Hoshido y ahora que el reino esta en tan lamentable estado dudo que queden algunos zorros a los cuales preguntarles. -

De por si su raza ya era considerada exótica y poco común, incluso llego a enterarse que muchos estudiosos lo consideraban como un mito, teniendo que ir hasta la universidad de Shindhu para hacerles ver que los zorros laguz existían. Mentiría si dijera que no le dolía muy dentro de su alma enterarse que, quizá, el único lugar donde podría conseguir respuestas estaba ya bajo el poder de los emergidos…. no era que no hubiese logrado contactar con algunos de su especie pues si bien había adoptado a una y vivía con él, ella era demasiado joven y desconocía igualmente mucho sobre la raza, Artemis se encogió de hombros para restarle importancia al asunto.

- Aun falta un buen rato para que haga mi presentación en el salón principal…. si usted quiere puedo hacerle compañía hasta entonces. Podemos dar un rodeo mas, si, no hay muchos humanos como usted o como mi amo que gocen de entablar dialogo con la mascota. -

Comento cruzándose de brazos y suspirando un poco pues ciertamente lo normal para él era que le tratasen como un tonto o bien como a un perro común y corriente. Muchos incluso ignoraban que sabía leer y escribir o se sorprendían, a veces demasiado, al descubrirlo.

- Y dígame alteza, al igual que mi amo usted está también versado en el combate?, desde que edad les enseñan a asedes? -

Las costumbres humanas siempre eran un tema fascinante para el por lo que le encantaba preguntar acerca de cualquier cosa que muchos podrían considerar irrelevante, de todas maneras era también una forma de continuar la conversación por lo que si el otro igualmente tenia preguntas estaría mas que contento de responder.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Chrom el Miér Ene 10, 2018 6:46 pm

Se quedó pensativo unos segundos, aunque no fue demasiado en realidad. Los cocineros de los que disfrutaba en Ylisse tenían también unas habilidades más que sorprendentes, y aunque no le disgustaba cazar sus propias presas mientras se encontraba de misión fuera, su paladar también disfrutaba y de sobremanera de las comidas copiosas y deliciosas que le esperaban cada vez que regresaba a su hogar. Por ese motivo, no era de extrañar que aunque tuviera ante sus ojos a un laguz, al haber crecido entre humanos supiera apreciar el esfuerzo que los profesionales de la cocina invertían en preparar platos a la altura del lugar donde trabajaban –Debo admitir que no solo los manjares de la fiesta sino de estos días que he podido disfrutar en Altea estaban especialmente ricos –No s que tuviera un paladar refinado, pero todo hecho con esmero y cariño merecía un plus en los elogios dados.

Se asomó ligeramente a la sala principal donde estaba teniendo lugar el evento, pero volvió rápidamente a la compañía del zorro. Estaba disfrutando de aquella conversación, aprendiendo numerosas cosas nuevas, así que muy a pesar de la culpa que comenzaba a sentir, le levantó el pulgar a su acompañante. Disfrutaría un poco más de su entrañable compañía –Creo que puedo entender a ambas partes… es un poco como si no estuvieras ni en un mundo ni en otro, siempre te van a ver diferentes, humanos o laguz, ¿cierto? –Se llevó una mano al mentón, manteniéndose pensativo.

Conocer que su raza era propia del malogrado Hoshido le hizo sentir una pequeña punzada en el corazón. No quería que su preciado reino sufriera tanto como aquel, porque sus exploradores le habían advertido que no tardaría demasiado en caer bajo las garras de los emergidos, desgraciadamente. Sacudió un poco la cabeza, descartando la idea que había rondado su cabeza por entonces –Solicitar un viaje a aquellas tierras entonces no creo que sea la mejor de las opciones, por lo menos no ahora –Suspiró, con verdadera lástima por las preciosas tierras que parecían haber llegado al principio de su fin –Aunque siempre se puede investigar si han huido a otras zonas, sois astutos ¿no? Seguro que han sabido lo que hacer –sonrió asintiendo, intentando animarle un poco.

Asintió antes de comenzar a alejarse de nuevo de aquel salón repleto de nobles y mandatarios, música, comida y conversaciones de muy distinta índoles. Prefería la compañía de su nuevo amigo peludo, a cuyas palabras sonrió. Era de buen nacido ser agradecido ante los cumplidos de otro.

Y por fin.

Por fortuna habían llegado de nuevo a su tema de conversación favorito, sobre el cual podía pasarse horas hablando hasta que su lengua se quedara como el felpudo del castillo –Creo que es en combate donde tengo mi mejor habilidad, desde pequeño siempre supe cuál quería que fuera mi lugar –Una sonrisa pequeña pero sincera apareció en su rostro al recordarse a sí mismo de pequeño, cuando sus brazos apenas podían soportar el peso de una espada –No tengo interés por el trono de Ylisse, prefiero que se encargue mi hermana mayor, pero lo que puedo asegurar es que seré el mejor líder del ejército que pueda haber –Asintió.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Llave de puerta [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Elixir [1]
Espada de madera [1]

Support :
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
707


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Artemis el Lun Ene 29, 2018 6:22 am

- Precisamente, alteza, soy demasiado "salvaje" para los humanos pero muy civilizado para los laguz así que el termino de "no pertenecer a uno u otro" que usted acaba de emplear es muy acertado. Aun así tiene sus ventajas pues puedo ver lo ninguno de ellos puede; entiendo la perspectiva que tienen los laguz de los humanos y viceversa, se lo que ambos piensan y puedo actuar en consecuencia así como detectar malos entendidos. Se hablar en el idioma de ambos por así decirlo. -

Sonrió animadamente a la par que se encogía de hombros, retándole importancia al asunto… no se sentía cómodo viviendo "libre" como sus congéneres salvajes pues gustaba de las comodidades de la vida humana así como tampoco podía soportar mucho tiempo el comportarse "adecuadamente" sin que a la larga su instinto le jugase una mala pasada al intentar reprimirlo por mucho  tiempo; Tal era el lamentable caso de un desafortunado pavorreal alvino destrozado en el jardín a las pocas semanas de aceptar su lugar como mascota real o unas botas de piel muy caras que acabaron hechas trisas en sus fauces.

- Oh, claro, los zorros somos astutos y muy inteligentes pero aun así estoy preocupado, en el peor de los casos tendrían que pasar por Nohr donde la cacería de laguz es casi un deporte local y nuestro cuerpo en los mercados es muy apreciado tanto como materiales para rituales de magia o las damas ostentosas que gusten vestir pieles finas. -

El collar lo protegía hasta cierto punto de ese tipo de situaciones, casi como si el símbolo de la familia real de Altea fuese un escudo que lo protegía de las tragedias por las que debían pasar sus hermanos de raza, si, desgraciadamente era el miedo de molestar a alguien poderoso lo que le mantenía seguro y entero en aquel mundo.

- Probablemente acaben algunos en Ylisse o por lo menos los que logren sobrevivir a Nohr, si es el caso le suplicaría que haga contacto conmigo para ver si puedo ayudar de alguna manera. Es muy probable que los que lleguen a ver estén asustados, heridos y muy hambrientos por lo que intuyo que podrían causarle problemas sin que así lo quieran. -

No sabía mucho de otros zorros, pero gracias a cierta chiquilla que conoció hace tiempo y a cierto zorro con cara de pocos amigos sabia que eran recelosos con los humanos al grado de haberse apartado totalmente de ellos en una aldea secreta que nunca tuvo la fortuna de visitar. Por otra parte sabía perfectamente como la mayoría de laguz reaccionaban ante ese tipo de crisis por lo que temía que los kitsune llegasen a Ylisse no fuesen muy amistosos que digamos, esperaba equivocarse.

- Ohhh, entonces aprender a pelear con armas debe ser complicadísimo si debe empezar a aprender desde cachorro. Yo he intentado aprender pero no hay manera, mi instinto es terco y me hace sentir incomodo utilizando herramientas humanas cuando tengo ya integradas unos buenos colmillos y bueno, francamente el morder no es algo que necesite aprenderse. -

Mientras caminaban se miro las manos con sus garras cortadas, limadas y pintadas, se preguntaba si el sabría usarlas de tenerlas inmediatamente o debería aprender pues nunca en su vida le dejaron usar esas herramientas por motivos varios.

- Si lo pienso un poco, el "matar o morir" es algo que mi instinto sabe por si mismo pero tengo entendido que ustedes no tienen tal cosa por lo que para mí es complicado entender el porqué algunos humanos parecen tan entusiastas en aprender a pelear si no es algo que ustedes tengan de nacimiento como lo laguz . Como sabe entonces que prefiere dedicarse a pelear?, tengo curiosidad, alteza, que sienten ustedes los humanos en el campo de batalla? -

El zorro meneo enérgicamente sus colas, alzando sus largas y afelpadas orejas y mirando al príncipe de Ylisse con ojos brillantes llenos de inquieta curiosidad comparable a la de un niño pequeño. Para Artemis los humanos eran fascinantes además de que aquellos como lo era el Príncipe Chrom siempre daban respuestas interesantes.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Chrom el Dom Feb 25, 2018 8:40 pm

Le costaba ligeramente comprender la encrucijada en la que se encontraba el zorro. ¿Cómo se podía a la vez pertenecer y no pertenecer a dos razas diferentes? Además que no se trataba solamente de formar parte de unos o de otros, sino conocer su cultura, su idioma, sus maneras de pensar y de actuar. Frunció el ceño de nuevo –Definitivamente eres un caso de lo más especial, entiendo no solo lo que nos puedes enseñar a nosotros sobre los tuyos y los laguz en general, aunque apenas recuerdes nada, pero también es interesante y digno de elogio cómo intentas formas parte de nuestra sociedad. Entiendo por qué mi sobrino te tiene tanto aprecio –Ya que, además de sus habilidades en combate y averiguación de información, podía ser un emisario o espía incluso entre razas.

Sin apenas darse cuenta, la mención de su país vecino, Nohr, hizo que se llevara las manos a las sienes, frotándoselas. Ese país era todo un dolor de cabeza en muchos aspectos. No solamente su capacidad bélica era digna de elogio, y de temor, sino también sus pretensiones para con Hoshido lo hacían un enemigo a tener en cuenta. No obstante, se suponía que estaba en una fiesta y, además, que Altea tenía buenas relaciones comerciales con ellos, por lo que no era el mejor momento para poner despotricar contra los nohrios –Tenía entendido algo similar, sí, aunque también que hay algunos que sobreviven entre algunas de las zonas más agrestes del territorio, aunque no sé si eso se trata de una verdad a medias –No lo había visto con sus propios ojos, por lo que no podía confirmarlo.

Pero si lo que decía su acompañante era cierto, tendría que revisar más frecuentemente las fronteras con Nohr. Podía ser peligroso que un puñado de kitsunes desconfiados y enfadados se acercaran a las zonas pobladas y causaran altercados. Dio un par de golpecitos en el suelo con el pie mientras se llevaba una mano al mentón –¿Pudiera ser que se calmasen con comida y cobijo? Podría ofrecerles asilo si se unieran a nuestras filas, protegiendo Ylisse, creo que sería un trato justo –Le comentó al laguz, mirándole directamente a los ojos –Me gustaría conocer tu opinión al respecto, ¿serían capaces de confiar en mí o en los míos o tratarían de huir o de luchar contra nosotros? –Puede que el zorro no supiera demasiado de sus congéneres, pero desde luego conocía más que él.

Se rascó la cabeza, revolviéndose sus azulados cabellos. Por lo general las puntas no solían quedarse en su sitio, así que por estar un poco más despeinado tampoco iba a cambiar demasiado su aspecto.

No pudo contener una nueva risa, sonsacada por las curiosidades que le comentaba. No se había fijado en la dentadura del laguz, pero solamente por el hecho de serlo ya tenía que contar con una mandíbula poderosa –Por fortuna para vosotros, morder es mucho más fácil que utilizar una espada, estoy completamente de acuerdo –Le dijo mientras desviaba la vista hasta su espada.

Cerró los ojos por un momento. De haber habido algún escalón ni se habría percatado de ello, pero por fortuna el largo pasillo recto no supuso ningún obstáculo. No necesitaba pensar qué emociones le transmitía luchar, pero sí quería plantearlo en orden –Tanto Marth como yo formamos parte de la realeza de nuestros reinos, y como tal debemos proteger a la gente que vive en él. Es nuestra obligación encargarnos de su seguridad, ya que no solamente tenemos derechos sobre ellos, sino también deberes, ¡y confían en nuestra capacidad! –Levantó la mirada al techo, para después volver a posarla sobre su nuevo amigo –Aunque no tengamos instinto de matar, sí lo tenemos de defender a nuestros seres queridos, a nuestra familia, a nuestros súbditos, y esa fuerza puede ser incluso más poderosa que el ansia de matar por puro placer. A mí personalmente me motiva, y cuando te lo agradecen sé que hago lo correcto, además que se me da bien –Terminó, sonriendo ligeramente de lado. Si de algo estaba seguro y orgulloso era de su capacidad con la espada. Solamente los guerreros más diestros estaban a su altura, y cuando esos combates tenían lugar los disfrutaba enormemente.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Llave de puerta [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Elixir [1]
Espada de madera [1]

Support :
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
707


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Artemis el Dom Feb 25, 2018 11:20 pm

Artemis sonrió complacido por las palabras contrarias pues no era ajeno a los elogios, de hecho le gustaba que apreciaran sus habilidades así como su esmero ya fuese en sus acciones, conocimientos o en algo tan simple como sobre que tan brillante estaba su pelaje. El zorro entonces escucho las inquietudes del soberano, agazapando las orejas hacia atrás y negando con un pequeño suspiro, cruzándose de brazos.

- Lo dudo alteza, no llegue a encontrar la aldea donde se refugiaban los de mi especie en Hoshido pero si conocí a un par de kitsunes que nacieron y crecieron el libertad. Una, de hecho es una cachorro de la que me estoy haciendo cargo actualmente…. -

Comenzó el zorro meneando sus colas de forma más sutil pero igual de elegante sin que el pelaje tocase el suelo en ningún momento, Artemis se notaba ligeramente acomplejado por ello pensando la mejor forma de compartir con el hombre de azules cabellos la información que ya tenía.

- Uno de ellos me dijo que los zorros en general guardan si bien cierto resentimiento hacia los humanos, les temen más de lo que les odian. No es para menos, los kitsune que abandonan la aldea no regresan y por supuesto habrá de entender que gracia no les hace ver pieles de los suyos en los mercados humanos. Tome en cuenta que ellos, a diferencia de mi, están más acostumbrados a ser perseguidos y cazados… no descarto que haya alguno que otro más noble y confianzudo pero le aseguro que esos no viven demasiado. -

Comento el zorro de plateado pelaje ligeramente serio, aun con las orejas agazapadas hacia atrás y ligeramente pensativo, intentando ver la forma de ayudar al soberano en caso de que un grupo de zorros se colara en sus tierras.

- Si los zorros entran a sus tierras le aseguro que difícilmente los verán venir, pero estén alerta por si empiezan a escuchar rumores sobre fuegos fatuos en los bosques; los kitsune no son criaturas agresivas e intentaran asustarlos con su fuego mágico para alejarlos y que los dejen tranquilos -

Al decir aquello Artemis camino un poco hacia una de las mesas en el castillo que tenía un candelabro apagado, retirando una de las velas para después entregársela al soberano. Alzo entonces una de sus colas, manifestándose en la punta de esta una llama de color azul, encendiendo con esta la vela.

- Si yo fuera uno de ellos intentaría evitar las aldeas y me refugiaría en los bosques más cercanos; en lo personal me gusta mucho el pescado, la carne de ciervo y de conejo por lo que dudo que de buenas a primeras les causen problemas…. Sin embargo, si están muy heridos o débiles quizá busquen presas fáciles y es allí donde podrían acercarse a alguna granja para llevarse un par de reces u ovejas. -

Al sacudir la cola con la que había encendido la vela la llama de esta se apago de forma rápida, dejando solo una pequeña estela de humo azul, Artemis nuevamente puso un gesto ligeramente pensativo, intentando imaginar si podía aportar más información.

- Quiero insistir en que contacte conmigo si se llega a dar el caso, cabe la posibilidad que por mi estilo de vida no me tomen muy enserio pero le aseguro que por mucho me será mas fácil a mi abrir un canal de dialogo con ellos. Podría incluso convencerles de que hablen con usted o algún representante y, por supuesto, cuidaría que ninguno haga algo de lo que luego pueda arrepentirse. -

Ese era su verdadero propósito, buscar la convivencia de ambas razas para que ninguno debiera pasar por los horrores que el contemplo desde pequeño así como sabia también era consciente de que algunos laguz descargaban su rabia (muchas veces justificada) en humanos inocentes, deseaba acabar con ese círculo de odio y pondría todo su empeño en ello. La conversación pronto paso a temas más livianos por lo que Artemis volvió a dibujar una sonrisa en su rostro, alzando también sus largas y plateadas orejas.

- Vaya cosas más interesantes aprendo cada día. Entonces podemos decir que ustedes también tienen cierto "instinto", no?. En lo personal me agrada mas su estilo de pelea, es más elegante y limpio pues aun que morder es sencillo no vea usted el desastre que se deja en el pelaje y cuesta horrores limpiar! -

La mirada de Artemis se ilumino con cierta admiración por aquel hombre pues aquella convicción le parecía bastante noble y ejemplar, entendía el sentimiento hasta cierto punto recordando lo mucho que deseaba proteger a su amo al grado de dar su vida por el de ser necesario.

- Ustedes los humanos son admirables, mas aun los que son como usted y como mi amo. Algún día me gustaría ver sus destrezas usando la espada en algún lugar y tiempo más adecuado que este. Quizá cuando vaya de visita a Ylisse?, me haría mucha ilusión! -

Comento alegremente el zorro sonriendo ampliamente y sacudiendo todas sus colas con un animado e inquieto vaivén. El tiempo volaba cuando se tenía una charla interesante pues pocos humanos como el príncipe Chrom llegaba a conocer, con tan claras convicciones y noble corazón.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Chrom el Lun Mar 12, 2018 10:28 am

Moviendo ligeramente la pierna al pensar en el posible peligro que se cernía sobre Ylisse, trató de pensar una opción que resultase beneficiosa tanto para su pueblo como para los pobres kitsunes que habían tenido que huir de su propio territorio. Ellos no tenían la culpa de los peligros a los que ahora se tenían que enfrentar en su hogar, en Hoshido, pero tampoco la tenían los ciudadanos de su reino, con una vida finalmente tranquila desde que el número de emergidos se redujo drásticamente. Era incapaz de pensar en una idea que fuera beneficiosa para todos, así que en cuanto regresara a Ylisstol se tendría que reunir con su hermana para poder pensar en una nueva opción.

No obstante, miró de reojo al zorro –Estás diciendo que ahora mismo estás conviviendo con una kitsune salvaje –No quería que se malinterpretaran sus palabras, pero si no habían convivido con personas entonces el adjetivo que más le pegaba era salvaje, aunque no fueran agresivos –¿No podrías tratar de averiguar si existe algo, algún objeto, algunas palabras, que pudieran aplacar el enfado de estos para con los humanos? Me gustaría evitar por todos los medios posibles tener que retener o hacer daño a alguno de ellos porque, seguramente por el miedo, no sepa comportarse en mi reino –Le gustaba la paz, era por lo que siempre había velado dentro de sus fronteras, pero también debía proteger a los suyos de invasiones foráneas. Y por muy triste que fuera su historia, los kitsunes lo eran.

Se guardó el detalle de los fuegos fatuos para sí. Tendría que hacérselo saber a sus hombres para que estuvieran atentos a noticias semejantes cuando hicieran sus rondas, especialmente por las aldeas cercanas a la frontera con Nohr. En realidad, sentía bastante curiosidad por encontrarse con uno, tanto un fuego como un kitsune, porque toda nueva aventura siempre era enriquecedora a su manera.

No entendió el motivo por el cual el zorro le entregó un candelabro, pero al ver aparecer por arte de magia una llama azulada sobre esta, dio un respingo. Había sido bastante más pronto de lo que pensaba. Se quedó mirando la llama de diferentes tonos celestes y añiles, bailando cuidadosamente –Vaya, desde luego que esto tiene que sorprender si alguien lo viera por la noche flotando mientras alumbra alguna zona del bosque –Comentó mientras con la mano libre se rascaba la cabeza. Como un pobre campesino viera una llama flotante semejante a la que tenía frente a sus ojos, huiría despavorido sobrecogido por el miedo. Una vez apagada la llama, dejó en su sitio el candelabro, frunciendo el ceño una vez más.

Créeme que lo tendré en cuenta, de verdad que no pretendo herirles ni echarles, no habrá problema mientras no entorpezcan la vida que hasta ahora llevan los aldeanos. Si tengo noticias de ellos te lo haré saber, tendrás una habitación en el castillo de Ylisstol esperando por ti –Aunque a decir verdad, si tenían que desplazarse lejos de la capital lo más seguro es que tuvieran que dormir a la intemperie. Esos detalles prefería guardárselos por el momento.

A pesar del momento de tensión, cuando volvieron a hablar de combates se le escapó una carcajada –¡En realidad hay de todo! Puede ser un luchador elegante, es cierto, pero también hay quien llena absolutamente todo de desperdicios. De todas maneras, si la sangre ya es difícil de limpiar… no me quiero ni imaginar sobre un pelaje como el tuyo –Su estilo se podría decir que estaba en medio de ambos. Los años de práctica en la lucha le habían dado un estilo ciertamente refinado y certero, pero también sabía de la importancia de la fuerza bruta y de no desperdiciar ocasiones.

Con el pecho henchido de orgullo por esas palabras, se llevó una mano al pecho, sonriendo de medio lado –En cualquier momento, cuando quieras. Hace poco tuve un entrenamiento bastante curioso con Marth, pero si cuando vengas a Ylisse tienes ganas de que probemos cuán dispares son nuestras habilidades no dudes en proponérmelo. Yo también siento curiosidad, y si no, cada poco entreno con mis hombres –Le posó una mano en el hombro, cuidadosamente pero con confianza –Los amigos de Altea son amigos de Ylisse.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Ylisse

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Llave de puerta [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Elixir [1]
Espada de madera [1]

Support :
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
707


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Artemis el Lun Mar 12, 2018 11:55 pm

Artemis estaba ligeramente preocupado por la situación pero de momento no había mucho que hacer, el día siguiente ya se encargaría de preguntarle a su pequeña pupila alguna solución para que las cosas acabasen de la mejor manera posible. Por el momento la charla más amena retomo fuerza en la charla por lo que el zorro meneo las colas de forma mas enérgica y animada.

- Oh, me encantaría, claro que sí. Siempre es divertido jugar con ustedes los humanos -

Porque, tomando en cuenta la diferencia de fuerza y velocidad que tenía un laguz a comparación de un humano para el terminaba siendo un mero juego del gato y el ratón cuando se tenía con ellos un enfrentamiento amistoso.

- Y descuide alteza, daré lo mejor de mi parte para que las cosas salgan de la mejor manera posible. -

Aseguro mostrando una sonrisa llena de confianza en su rostro, no valía la pena preocuparse en demasía por algo que aun no pasaba… o esperaba que no al menos. Las orejas del zorro entonces se alzaron al escuchar a la lejanía una pieza musical de Regna Ferox, al parecer la comida estaría por ser servida y esa era su señal para comenzar a prepararse para el numero que interpretaría mas entrada la noche.

- Bueno, bueno, esa parece ser mi señal de retirada, alteza, lo guiare de vuelta al salón principal. Yo por mi parte tengo que ir a alistarme para la danza que interpretare después de la cena ya un poco mas entrada la noche. -

Y así, Artemis guio de vuelta al soberano de Ylisse y tío de su dueño de vuelta al salón principal. Entonces, poco después encontró a otro sirviente que le sujetar de la cadena para poder seguirse pasando por el lugar. Ese era un día de fiesta aun que su trabajo de mascota era agotador, ya se daría el tiempo de poder descansar tranquilamente en el balcón que daba al jardín.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1411


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Eliwood el Mar Mar 20, 2018 12:29 am

Tema cerrado. 50G a cada participante.

Chrom obtiene +1 EXP y +1 Bonus EXP!

Gracias al aumento de experiencia, Chrom obtiene el primer skill de la rama Lord:

Nihilismo - Cancela el uso de un skill, ya sea de un aliado, un enemigo u otro. El vanguard o lord puede seleccionar un skill ajeno y cancelar el uso del mismo durante todo el tema; puede hacer esto apenas la otra persona utilice su skill, o antes de ello, mas no después de que ha sido utilizado.

¡Felicitaciones!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3248


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Aun que al zorro le vistan de seda, mascota se queda [Priv. Chrom]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.