Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de conquista] Every villain is a hero in his own mind [Privado Seimei]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de conquista] Every villain is a hero in his own mind [Privado Seimei]

Mensaje por Xander el Vie Oct 20, 2017 5:25 pm

La caída de Grannvale había llegado a oídos del adorador de Anakos entre medio de muchos informes, empapado en un nuevo enfoque religioso con la presencia de los gemelos hijos del dios oscuro pudo comprender mejor la importancia del clero en un país, la fuerza que la religión podía tener y como palabras de fé podian matar más que cien espadas. Se sintió ciego al respecto, tonto incluso al verlo con sus propios ojos como manejaban las cosas los estrategas plegiano, como funcionaba incluso Plegia por si misma y todo lo que había logrado con tan poco esfuerzo. Seguía fiel a sus principios, seguía penando que el trabajo de un guerrero era mucho más merecedor de admiración que el de un hombre de Anakos... o Grima, dependiendo del lado de la frontera que se encontrasen, sin embargo decidió actuar más movido por los deseos que parecían obvios de su dios. Las ciudades bendecidas por Naga estaban sumiendose en oscuridad y donde se extendían las sombras se fortalecía la presencia de del dragón oscuro, y Nohr iría a respaldar esa presencia.

En principio solo un grupo reducido de hombre desembarcó en las costas de Grannvale, no más de dos barcos y un puñado de exploradores, fuertemente aconsejados por los estrategas plegianos de como debían comportarse frente a los emergidos no portaban banderas ni estandartes de su país aunque si sus carácterísticas armaduras negras y doradas así como sus capas violetas. Siendo solo un grupo de exploradores, liderados por el príncipe heredero a la corona, se dividieron en varios grupos, entre ellos vendrían sus soldados de má confianza e incluso su propio mayordomo qe había mostrado ser un recurso valioso en el campo de batalla por más que este se terqueara en negarlo. Viajando a lomos de caballo y con bajo perfil, los reducidos grupos de no más de cinco personas pasaban sin molestar ni cruzarse con los emergidos que deambulaban por el país. Tendrían solo dos días y una noche allí para recorrer esa área y regresar al barco que permanecería alejado de la costa hasta su regreso, quienes no volvieran en el tiempo pactado serían dejados allí y esperar a la llegada del verdadero ejército para unirse a ellos.

Así que Xander junto con su mayordomo y dos caballeros se adentraron en las silenciosas ciudades bendecidas. El silencio era casi palpable y el panoraba sorprendía incluso a los Nohrios que acostumbraban de vivir en tierras háridas y azotadas por los volcanes y hostilidades de su tierra. Aquello era incluso peor de lo que había visto en Crimea, comenzando por el cuerpo en avanzado estado de descomposición crucificado y colgdo por gruesas cadenas adornando la entrada a la ciudad. El eco de los cascos de los caballos contra el empedrado se vio interrumpido por la voz baja del príncipe hacia su mayordono que cabalgaba a su lado - Esto es bastante peor de lo que esperabamos. Ni siquiera parecen haber civiles, no como en Crimea que al menos el pueblo se ocultaba en los callejones, esto está verdadera mente desierto. - de hecho sospechosamente desierto. La soledad de las calles apestosas a muerte y fuego viejo era atipica para un pais que debía estar lleno de emergidos. Ellos desconocían que al adentrarse por la calle principal estaban solo adentrándose a una de las tantas trampas que los emergidos mantenían en sus bases.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Siegfried [2]
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Concotion [5]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Leon
Seimei
Mulitia
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1605


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] Every villain is a hero in his own mind [Privado Seimei]

Mensaje por Seimei el Sáb Oct 28, 2017 1:47 am

Su lealtad estaba con el príncipe Xander y con Nohr, ahora en verdad. Su renovado puesto como asistente personal, ahora estaba respaldado por regencia sobre los sirvientes del castillo. Y un contrato, por supuesto, que lo había vendido como la propiedad que era por la duración de la vida del príncipe. Desde esa posición, graciosamente, el gato había estado justo a tiempo para observar y disfrutar mucho más un suceso que estaba viendo venir desde antes: el derrumbe de los enemigos de Nohr. ¡Enhorabuena! Hoshido había caído invadido. Listo para que cierto reino interesado se lanzara a tomarlo. Así, Seimei podría empezar a cumplir su promesa, de conseguirle a su nuevo amo todas las coronas que quisiera, sin importar lo que tomara... pero, lástima, al parecer no iban a ir allá todavía. Al parecer era mejor dejar que los monstruos emergidos hicieran de las suyas primero, que lo peor pasara y todo quedara como tuviera que quedar. Estaba bien, el gato negro no iba a cuestionar eso, muy parcial a mantenerse fuera del fuego y la masacre y todos los peligros implicados de momento. Aún con todo lo que se les había remitido sobre comportamiento de los monstruos, Seimei no pensaba confiarse a esas criaturas, que consideraba las más bajas.

Así que, ¿primero a donde? Donde su señor apuntara, él iba. En ese momento, estaba acompañándolo en nada menos que otro reino de la misma religión que Hoshido, y en las mismas condiciones hasta donde podían ver. Desolado. "Tantos lugares cayendo así. ¿Debería preocuparme por el mundo? No, mientras Nohr siga estable, no." El gato pensó con calma, mirando ese escenario totalmente nuevo para él. Al menos por eso, se le estaba haciendo interesante. Por las vigas y las pocas paredes que quedaban, le parecía que habían sido lindos edificios antes, lindos hogares. Un lugar de buen clima templado también. Todavía ni se imaginaba qué tan extenso, pero veía ya que pequeño no era. Y como cereza sobre el pastel, sin emergidos saltándoles encima de buenas a primeras. Todo le habría parecido maravilloso, de no ser por el desagradable olor que se percibía en el aire desde entrar a la primera ciudad, que tenía al gato de pelaje azabache con las orejas hacia atrás, cubriéndose la nariz y la boca con una mano. Cuando su señor le habló de la falta de compañía, no tuvo forma él tampoco de saber el error. Sus sentidos sufrían por la peste a cadáver, que definitivamente no le dejaba olfatear nada más en los alrededores. Seimei sacó su pañuelo de su bolsillo y se cubrió con este.

-
Eso parece. Este olor ataca mi pobre nariz... - Maulló en pesar, acercando su caballo al de su príncipe para hablarle, ya que el pañuelo ante su boca bajaba el sonido de su voz. - Pero así es mejor, ¿no, corazón mío? Menos resistencia, menos complicaciones. Y en un lugar como este, más fértil que nuestro amado Nohr, pienso que usted podría construir un reino mucho mejor que lo que haya habido aquí antes. -

Su boca no estaba a la vista, pero en sus ojos podía notarse que le sonreía, tan amable como se mostraba siempre. Antes, le habría resentido tanto llevarlo a un lugar así, a tener su nariz sufriendo, que habría estado callado y enfurruñado por dentro todo el trayecto. Ahora igual se lo resentía un poco, claro que sí, e iba a necesitar darse un baño y lavar toda su ropa para no sentir que tuviera el hedor pegado encima, pero las cosas habían cambiado un poco. Estaba dispuesto a aguantar un rato, porque la recompensa podía ser mucho mejor. Todavía no se le habían dicho claramente las intenciones de su señor o de Nohr, supuso que todavía estaban en la balanza. Pero se imaginaba por donde iban. Regresó la mirada adelante, fingiendo lástima al ver los cuerpos de los ciudadanos en el camino, esquivándolos con su caballo. Seguían andando ciudad adentro, de momento sin obstáculos.

-
Pobres personas, querido... dígame que su intención realmente es venir aquí a cambiar las cosas, por favor. Que quiere este lugar. -







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [2]
Vulnerary [4]
Espada de plata [6]
Elixir [2]

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1195


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] Every villain is a hero in his own mind [Privado Seimei]

Mensaje por Xander el Sáb Oct 28, 2017 8:27 pm

El olor a sangre y metal era una cosa, pero el de la carne pudriéndose y de las brazas ya apagadas era otro tema totalmente distinto. Intentaba mostrar total templanza de caracter y disciplina pero se sentía un tanto ligero de cabeza y con su estomago un poco revuelto. Miraba con pesar en su mirada toda la destrucción que los emergidos habian hecho en esas tierras, no pudo evitar pensar en como se encontraría Hoshido en ese momento, penso en la gente que estaría siendo asesinada en ese momento, el hambre que pasarían los que lograsen escapar y la impotencia de sus hombres al ver morir sus hijos más débiles por las condiciones de un país en guerra. La culpa le pegaba en su pecho pero pensaba en su propia gente, en las matazas que habían ocurrido con el tiempo en la frontera, de civiles nohrios que habían cruzado a tierras mas verdes en busca de comida y fueron regresados en el mejor de los casos o derechamente asesinados... y claro que estaba la piedra angular de tan grande guerra que era un secreto bien guardado, el secuestro de la princesa Azura por parte de la familia real de Hoshido. Esos pensamientos le enojaron, sus manos apretaron sus riendas en enojo pero las aflojó al momento qe su caballo pisó algo crujiente. Al bajar vio el cuerpo de una cabra que no era mucho más que huesos y piel, seguramente dejado por la gente hambrienta que ya no le importaba quitar del camino principal los restos.

Suspiró y ladeó el rostro para mirar al felino - Lamento mucho que tus sentidos tan delicados estén siendo atacados por este escenario... - dijo sincero viendo al otro sonreir incluso detrás del pañuelo inconsientemente viendo solo sus ojos - Ya no hay nada que hacer por los que cayeron, su gobierno y religión no supieron protegerlos y cuando se ve tal destrucción se pone en perspectiva más clara el camino correcto. - casi no hablaba e religión con su mayordomo pero comenzaba a ver un poco más claro lo que tanto gritaban los sacerdotes y mismo su padre. Era sencillo creer en Anakos, habían huesos, había energía oscura en los magos, había sangre en sus venas, pero en cambio en Naga... conocía rastros de su existencia pero muy cuestionables ¿una huella en una montaña? ¿Un árbol que crecio donde se hecho a dormir? ¿Una marca de nacimiento en un linaje noble? Esas cosas eran mucho menos sólidas que hueso, sangre y muerte. Y por lo que veían sus ojos ahora, no había mucho que agradecerle a Naga realmente - Con esta exploración podré llevar la noticia de primera mano del estado de este lugar, estoy seguro que mi padre estará gustoso de traer la bandera de Nohr aquí siguiendo la sombra del dragón oscuro. -

El silencio se podía extender en muchos metros a la redonda, tanto que sus voces parecían fuertes así como el tranquilo avanzar de los caballos, así que fue evidente el crujir seco de algo entre las casas derrumbadas y quemadas. Se detuvo un momento, su caballo alzando sus orejas nervioso. El rubio aporetó el agarre de su espada y con la mano que sujetaba las riendas hizo una seña al gato para que se detuviese. El sonido de pasos ligeros y lentos se hizo más claro así como un extraño jadeo. Tensos incluso los hombres detrás de ellos se aproximaron al rubio y su mayordomo, armas en mano, se sentía aún mas cerca el peligro hasta que la sombra se vio de entre los escombros, bajas, agazapadas quizás. Paso a paso salieron hasta que se dejaron ver, perros mostrando sus dientes, jadeantes y babeando, una pequeña jauría de cuatro que comenzaron a gruñir al ver las figuras en lo que seguramente habían reclamado su territorio, se veía en sus costados la hilera de costillas así como el hundimiento en su cadera por la desnutricion. Cegados por el hambre se lanzaron hacia las patas de los caballos lanzando mordiscones alterando a los animales - ¡Maldición! ¡Estan demasiado abajo, no llego a atacarlos! - maldijo el príncipe mientras impulsaba a su caballo a avanzar evitando que lo mordieran y golpeando con los cascos al perro que se había aferrado con sus dientes a la pata trasera. Obligados a avanzar por los "casuales" canes allí, no tuvieron tiempo para ver las reales sombras que se ocultaban detrás de los restos de paredes y esquinas.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Siegfried [2]
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Concotion [5]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Leon
Seimei
Mulitia
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1605


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] Every villain is a hero in his own mind [Privado Seimei]

Mensaje por Seimei el Dom Nov 12, 2017 12:27 am

"¿Su religión no los salvó? ¿Entonces sí es asunto religioso? Cada vez se lo toman más en serio. Se pone interesante..." Pensó a medida que el otro hablaba. Aunque no habría creído a Xander un hombre tan religioso. No... Seimei estaba seguro, no lo había sido en la época en que se habían conocido. Lo miró fijamente, pensando y manteniendo su silencio de atento servidor. Venía observando a ese hombre con atención desde el día en que se había topado con él, primero para descubrir cómo volverse cercano y sacarle provecho, después por curiosidad y para saber satisfacerlo mejor. Ahora, lo observaba simplemente porque era su señor, su nuevo dueño, y Seimei necesitaba conocer al derecho y al revés a los objetos de su atención. Tenía que saber donde estaban y qué hacían siempre, era una compulsión inevitable. Así era como, analizando, podía caer en cuenta con facilidad que cierto cambio se había producido en su príncipe. Nada radical, pero un cambio, uno del que de hecho Seimei estaba orgulloso. "Será la situación nacional, o esos pequeños visitantes de la iglesia que lo pusieron así... oh, bueno. Es igual de positivo. Lo que sea que convenza a ese hombre de poner más banderas y empezar a cobrarse lo que merece."

-
Vaya... pues son buenas noticias para usted tanto como para este país. ¡Me alegra! Es un buen paso a dar. - Sonrió con alivio y felicidad. Aprobando completamente del movimiento. - En donde nací no estábamos tan seguros de en qué creer. Por tanto, no sé mucho de su dios en verdad, espero que disculpe eso. -

Con lo cual quería decir que no era religioso. Jamás lo había sido. Bajó las orejas un poco, como en disculpa. A los esclavos no se les permitía tener más creencia que la del mundo frente a sus ojos, se les inculcaba que el dios que regía sus vidas no era otro más que el líder del grupo esclavista. Pero, claro, le preocupaba un poco que con la influencia de ese dios oscuro sobre el príncipe Xander últimamente, no ser un miembro activo de la religión lo excluyera. ¿Debería comenzar a interesarse? ¿Pretender hacerse creyente? Dependía de cómo lo tomara el rubio, tocaba observar con cuidado otra vez. Sin embargo, su conversación fue interrumpida demasiado pronto. Seimei estaba incapacitado de olfatear nada, pero sus oídos captaron el sonido de patitas cuando los perros hambrientos se acercaban, tan envalentonados como para meterse hasta con los caballos que claramente eran más fuertes. Una molestia desagradable. Así que hasta eso era problema en lugares tan desolados, era otro nivel de decadencia... frunciendo el entrecejo sin esconder para nada su molestia, de hecho con la cola y los cabellos de la nuca erizándose, el felino espoleó a su animal para meterse junto al de su señor.

-
Calma. Son sólo alimañas, mi señor, ya se controlan... -

Estiró la mano tras de sí, desenganchando del lado de su montura una larga fusta para caballos, flexible, casi un látigo, con la que azotó hacia abajo contra los animales sin dudar. No era propio de él pelear. No peleaba. Pero con animales sabía tratar, desde cosas tan complejas como otros laguz hasta simples animales. Sólo había que controlarlos. Los escuchó chillar y gruñir y con calma continuó, un movimiento del brazo amplio, repetitivo y cruel, que seguiría hasta que entendieran y dejaran en paz. Pero el ruido estaba opacando algo más. Con desdén por criaturas tan simples y dejando de ocultar su forma de lidiar con las cosas cuando gozaba de la posición superior, el gato se centró suficiente en eso como para no escuchar, más allá de toods los demás ruidos, la emboscada que estaba por salir. Sus orejas sólo captaron tarde palabras, palabras en un idioma desconocido. El cielo comenzó a cerrarse sobre sus cabezas para generar nubes de trueno y un viento raro se empezó a levantar en torno al grupo. Entonces, lo comprendió. Paró y miró apremiante a su señor.

-
¡Príncipe Xander! Hay más. Esta ciudad no está vacía. -







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [2]
Vulnerary [4]
Espada de plata [6]
Elixir [2]

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1195


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] Every villain is a hero in his own mind [Privado Seimei]

Mensaje por Xander el Dom Nov 12, 2017 9:20 pm

No mostró gran reacción al saber que su mayordomo no tenía una religión fija, sabía que venía de tierras de Magvel como le había dicho y por lo poco que sabía de allí no eran muy adeptos a la religión. No le molestaba a él personalmente pero después tendría que hablar con él al respecto, mostrar aunque sea un interés en la religión local sería un buen punto a favor a la hora de ser bien visto en el castillo, no necesitaba demasiado, con asistir a su lado al templo y mostrar sus respetos en alguna ceremonia sería más que suficiente para no dar que hablar.

Los perros lanzaron mordidas que llegaron a lastimar un poco las patas de alguno de los caballos inquietando a estos, haciendoles relinchar y más difíciles de controlar. Los perros iban retrocediendo ante los golpes firmes del felino y algún que otro que se retiraba gimiendo por un golpe o pisada de los cascos de los caballos hiriendoles o incluso quebrandole algún hueso por el peso. Avanzaron demasiado y el cielo se oscureció sobre ellos. El primer rayo cayó con un fuerte estruendo y un destello que debieron cubrirse los ojos con el brazo si no querían terminar ciegos por unos segundos. Cuando el destello pasó se escuchó el grito tardío de uno de los jinetes que había sido alcanzado con la mitad de su cuerpo quemado. Se apresuró a beber un vulnerary mientas regresaba a reagruparse, el príncipe se detuvo en seco haciendo revalar un poco lo cascos del caballo sobre el empedrado - ¡Emboscada! ¡Reagrupen y cierren la formación! Seimei, baje del caballo, si atacan con magia correrá mas peligro arriba que abajo. - aconsejó mientras los soldados se reagrupaban y veían como entre las calles les rodeaban un grupo de emergidos, magos aún fuera de su alcance a la distancia protegidos por hombres con espadas, delgaos y de ropas ligeras, se veían que eran ágiles.

Habían venido solo como un grupo de exploración, su principal objetivo no era matar todo lo que vieran si no regresar con vida y con la mayor cantidad de hombres. No avanzarían más así que miró el camino por donde habían venido, cerrado ahora por tres espadachines y un grueso hombre con un hacha, todos con sus ojos rojos clavados en ellos. El príncipe giró alrededor de sus soldados y volvió hacia sus pasos, sabía que los magos serían un problema, que incluso si lograban matar a los que les cortaban el camino y volver sobre sus pasos los magos les alcanzarían con su magia. Sin decidir una estrategia aún el príncipe siguió describiendo un circulo hasta que uno de los emergidos se adelantó para atacar decidiendo antes que el príncipe, seguido los otros atacaron mientras los magos volvían a recitar - ¡Abrance paso hacia los magos! - decidió finalmente mientras curzaba espadas con el primero, demasado rapido el emergido le esquivó sin problema y dio dos ataques rápidos hacia su caballo, el primero haciendo un corte en sus ancas y el segundo siendo bloqueado por el príncipe.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Siegfried [2]
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Concotion [5]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Leon
Seimei
Mulitia
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1605


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] Every villain is a hero in his own mind [Privado Seimei]

Mensaje por Seimei el Lun Nov 20, 2017 1:02 am

Así que una emboscada. ¡Le molestaba tanto! Pensar que esas criaturas tan bajas, sin carácter, sin disfrutar de todo lo que conquistaban, sin triunfo, tenían esa clase de inteligencia. Si al gato ya le molestaba que se pusieran listo con él, que encima de todo fueran esas criaturas era lo peor. Humillante. Enervante. Soltó un pequeño grito de dolor tanto como de frustración cuando el trueno cayó, aunque no lo hubiera golpeado a él, ese ruido se sentía como si hubiera clavado agujas en sus delicados oídos. Se cubrió las orejas, pero era tarde, había dolido y ahora sólo quedaba dejarlo pasar. Bajando las manos de regreso a las riendas escuchó muy leve y amortiguada la voz de Xander, diciéndole que bajara para mantenerse lejos de la magia, ¿pero se había olvidado de esos perros muertos de hambre que seguían molestando? Seimei le respondió rápidamente, mientras dirigía a su caballo entre los demás, de preferencia tras ellos.

-
¡Pero cómo quiere que baje, vida...! -

Era retórico realmente, el rubio claramente no tenía tiempo para conversar las cosas... y no era como si hubiera muchas opciones. El felino laguz estaba molesto, eso era un hecho, pero mantenía la mente fría en cuanto a los hechos. Pensar y darle mil obsesivas vueltas a las cosas era parte inseparable de él. ¿Qué debía hacer? ¿Qué sería lo peor, los animales que habían soltado hacia ellos o la magia? Si lo pensaba... la magia. Decidió con rapidez lo que tendría que hacer. Desde la posición superior podía encargarse de unos pocos animales debilitados, sabía lidiar con animales mil veces mejor que con soldados. "Pero debe ser rápido, Seimei. Que no te vean, o quizás Xander no te cuide más." Pensó. Ahora servía con su vida a su señor, pero Xander era un guerrero y un hombre simple en el fondo, no quería que por verlo defenderse bien luego pensara que era un guerrero como para que pelearan codo a codo, las cosas no eran así. Pero bajaría al suelo y se encargaría de estar a salvo allí. Saltó fuera de su montura, aterrizó prolijamente de cuclillas. Al ver una presa más accesible los hambrientos perros no tardaron en ir por él, sus dientes casi llegaron a su persona, hasta que el cambió de forma y, justo así, desapareció de entre ellos. Todas esas malditas situaciones difíciles en que había estado yendo con su señor le habían enseñado cosas que en verdad, no habría aprendido nunca en Jehanna, sirviendo a su amo original. Una de ellas era aprovechar su rapidez. Apresurándose a ser el que atacara primero, saltó sobre el primer canino, tensando las patas para extender al máximo sus garras, que habían crecido un poco. Le cayó con estas sobre el cuello, perforándolo por varios puntos y dejándolo sangrar contra el suelo bajo él. Saltando fuera de esa posición antes de que otro intentara atraparlo, el gato de tamaño en realidad mucho mayor a cualquier perro común se encargó con rapidez de ellos. La desnutrición efectivamente los tenía débiles. Sus movimientos fueron silenciosos, esperaba que no notados por los demás.

De su señor Xander no se preocupaba mucho. Era un guerrero formidable, él sabía lo que estaba haciendo mucho mejor que el gato. Aún así, apenas hubo terminado se alejó rápido de las pruebas de lo que él mismo había hecho e intentó ponerse junto al caballo del rubio. ¿No estaban yendo a buscar a esos peligrosos magos? El viento se estaba levantando tanto y las nubes se habían hecho tan oscuras... pero no, al parecer era imposible, los hombres estaban ocupados combatiendo contra los emergidos que estaban allí para prevenirlos de llegar. Estaban atrapados. Podrían soltarse, podrían deshacerse poco a poco de esos enemigos para poder seguir adelante pero... no serían más rápidos que los magos. Percibiendo el olor a lluvia en el aire, a tormenta, el laguz estuvo seguro de eso. Los habían atrapado. Se escabulló pasando por debajo del estómago del caballo para salir del otro lado y alzó la cabeza alertando a su señor.

-
Ya no hay tiempo, príncipe. -

Fue en ese entonces que el trueno sonó. La electricidad cayó sobre los hombres a caballo, acompañada de un viento que envolvía y cortaba.







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [2]
Vulnerary [4]
Espada de plata [6]
Elixir [2]

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1195


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] Every villain is a hero in his own mind [Privado Seimei]

Mensaje por Xander el Lun Nov 20, 2017 6:45 pm

El chillido de los perros siendo atacados era un poco opacado por el sonido de las espadas que chocaban, el contrincante del príncipe, un ábil espadachín emergido, bloqueaba constantemente sus ataques y acorralaba al rubio en los ataques sin permitirle ningún espacio para herirlo. No tenía ni tiempo de ver al gato negro saltar y clavar sus garras en los perros, mismo  los otros jinetes estaban peleando con los emergidos que les superaban en número y el cielo se encapotaba sobre ellos nuevamene. Finalmente logró encontrar una apertura a coste de dejarse atacar, era una táctica muy medida, poniendo su caballo de lado para que el ataque cayera en su pierna o cadera y no en el pecho de su caballo ya herido y clavando su espada por el hombro del emergido hacia su pecho. El emergido se siguió moviendo, aún con la herida que le inmovilizo su brazo derecho solo cambio de mano su espada y trato de atacar nuevamente al príncipe pero con movilidad reducida pudo esquivar facilmente su ataque darle un golpe final. Su pierna mostraba a la altura de su pantorrilla un corte profundo, la correa de cuero que sujetaba la pieza de armadura estaba casi cortada de un lado a otro y caía ya sin proteger al la pierna del rubio. El dolor le hacía agitar su respiración y la sangre corría desde su pierna hasta gotear en el piso y cualquier movimiento del caballo era doloroso para él.

La figura oscura del felino pasando por debajo llamó su atención no lo veía herido pero asumió que era por que se había sabido proteger entre las patas de los caballos con aguilidad suficiente como para que no lo pisaran, lejos de los filos de las armas - Mantente abajo. Ya casi abrimos pas.. - el cielo se oscureció aún más y un destello iluminó el lugar antes de un fuerte rugido. La electricidad cayó sobre el príncipe, su cuerpo entero se estremeció en dolor y sus músculos se contrajeron fuera de su voluntad, ni siquiera llegó a gritar. Fue solo un instante pero su cuerpo siguió temblando después, sentía ardor en su cuerpo, seguramente quemaduras por la electricidad pasando de su cuerpo a las partes metálicas de su armadura y volviendo a entrar. Su caballo parecía estar en una condición similar, relinchó y se movió inquieto, tenía una quemadura a lo largo de su pata trasera donde la electricidad había bajado desde el escudo que tenía en su anca. Jadeante intentó recuperar poco a poco su movilidad aunque sus músculos aún no respondían de manera correcta, si el hechizo le había alcanzado a él significaba que sus hombres estaban sanos, igual Seimei - ¡Sigan avanzando hacia los magos! - repitió, no tenía medicinas y herido como estaba necesitaba continuar, ni siquiera podía mostrar demasiada flaquesa o menguaría la seguridad y motivación de sus hombres - Seimei, avance con mi caballo, mantengase lejos de las armas pero cuando tranque a un emergido con la mia necesitare que lo ataque desde abajo. - inclinó su cuerpo un poco hacia adelante, el dolor se extendió por su espalda y bajó hasta la profunda herida en su pierna, al menos la electricidad había cauterizado un poco y cortado el flujo de sangre.

No tenía demasiada fuerza aún pero confiaba en Seimei, así que atacó al primer enemigo que se cruzó, el hacha del grueso hombre se levantó y bajó con la lentitud que un arma pesada le da a su portador. El príncipe cruzó su espada para que el hacha golpease contra el lado plano de esta y no comprometer demasiado el filo, la hoja tembló y girando esta logró meter la espada debao del hacha, levantando así el arma y obligando al emergido levantar sus brazos o soltar su arma - ¡Ahora Seimei! - le gritó sin darle tiempo a responderle siquiera si estaba de acuerdo con aquella nueva estrategia. Si el distraía a los emergidos sus hombres podrían llegar hacia los magos, él estaba demasiado débil como para acercarse demasiado, un golpe de magia más y no sabía si podría mantenerse consciente.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Siegfried [2]
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Concotion [5]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Leon
Seimei
Mulitia
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1605


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] Every villain is a hero in his own mind [Privado Seimei]

Mensaje por Seimei el Jue Nov 30, 2017 9:04 pm

Sus pupilas felinas se contrajeron ante el exceso de luz, inclusive tuvo que bajar la cabeza y cerrar los ojos por un segundo. Había sido demasiado. Al no escuchar un grito por un momento pensó que el trueno no había dado contra nadie, pero su nariz rápidamente estaba demostrando lo contrario, y lo peor era que identificaba demasiado bien esa mezcla de aromas. El hombre que había tenido ante él olía ahora a metal caldeado, su caballo olía a cabello chamuscado, ambos a humo y... algo muy difícil de explicar, un aroma como el que quedaba en la piel de los humanos cuando un gran empuje de adrenalina los gastaba y agotaba, pero todo en un instante. Lo miró rápidamente, lo encontró allí encorvado de dolor, tenso y quieto en una postura que no parecía nada natural. Pero gritando órdenes. Claro que estaba dañado, y mucho. Pero ah, el eterno heroico caballerito tenía que ser así...

"¿Este es el modo en que vas a morir alguna vez?" El esclavo pensó con un poco de angustia. No podía quedarse sin señor de forma tan tonta. Menos uno que tenía el potencial para tanto. Ese mismo hombre le dio ordenes a él también de como actuar... ordenes que implicaban que atacara como un combatiente cualquiera. Seimei se quedó helado en su lugar por un momento. Su mente yendo a mil por hora, considerando fríamente, pero su cuerpo agazapdo y muy quieto.

-
Xander... -

No supo qué decirle. No era como su pudiera darle 'peros' o negativas a un amo, no le habían enseñado eso en absoluto. En verdad tampoco quería hacerlo tal como el rubio lo decía, no quería exponerse, mostrar que sí podía defenderse un poco en un momento de presión. Era un secreto importante, era un as bajo la manga que todo el mundo lo viera indefenso. ¿Pero qué otra opción tenía? Los segundos pasaban. Xander lograba levantar la mano de la espada para detener a un enemigo. En ese momento, el gato dejó de pensar al respecto, se quedó con su mejor conclusión y sólo partió. Antes de que el hombre abriera la boca, el rápido felino negro ya estaba lanzándole encima por la espalda del enemigo. Sus garras se hundieron en su cuello. Al siguiente segundo, este ya estaba abierto en jirones, esparciendo sangre por doquier, y el gato ya saltando fuera empujándose con las patas traseras. No se trataba de si confiaba o no en los demás para ganar ese conflicto en caso de que Xander quedara inconsciente (que no lo hacía, nunca, no confiaba en nadie). Se trataba de la importancia que Xander tenía. Era el único de interés para el gato, era su actual señor y lo quería vivo. Tenía que seguir largos años para convertirse en el rey de un enorme imperio. Ahora era el motivo de ser de un esclavo dedicado, tramposo, deshonesto, obsesivo, cruel, minucioso e insensible, pero ese esclavo iba a hacer cualquier cosa para que siguiera ganando. Apenas terminó con eso, se alejó corriendo a toda velocidad de su señor. Tenía magos que cazar por él.

"No hay otra opción. No puedes morir en lugares así, querido. Si tengo que ser yo quien te salve de algo tan idiota como el heroismo..."







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [2]
Vulnerary [4]
Espada de plata [6]
Elixir [2]

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1195


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] Every villain is a hero in his own mind [Privado Seimei]

Mensaje por Xander el Mar Dic 26, 2017 4:22 pm

Hombres como él no vivían mucho. Y era su sentido del deber, suimagen como comandante, como príncipe y como gerrero lo que le hacia ir al frente con el cuidado necesario pero no pudiendo retroceder hasta que no quedasen hombres. En Nohr aquel dilema era muy delicado, dar la vida por el país era algo que se les inculcaba a los soldados desde que tomaban un arma por primera vez, el ejemplo que él tenía que dar era ese mismo, dispuesto a dar su vida por Nohr, pero a la vez no podía darse el lujo de perderla, era el príncipe heredero y por más que tenía tres hermanos en la línea de sucesion haciendo que su vida no fuese indispensable, tambien mostraba la fortaleza de su propio país con su supervivencia en el campo de batalla. La retirada era una opción, no era condenada pero si muy mal vista y había una línea muy delgada entre ser considerada un movimiento estratégico correcto y una salida de cobardes. Xander mismo medía aquella línea con su propio pellejo... y nunca podía regresar en retirada con más de la mitad de sus hombres, si aún tenía más de la mitad de sus fuerzas tenía la obligación de continuar peleando, una regla no escrita pero que sabía que sería tomada en cuenta por su padre.

Aun habían hombres en pie y si bien habían caído un par de caballos, solo contaban con un muerto en sus reducidas filas. Tampoco tenía lugar a donde retirarse si iba al caso, rodeados y con los magos llamando al trueno estaban acorralados. Seimei era una gran ventaja en el campo de batalla, en su forma animal podia moverse con agilidad y velocidad entre los enemigos sin ser alcanzado, se colaba entre las patas de los caballos y daba muerte rápidamente a los que se acercaban a él. Solo necesitaba mantener ocupados a los emergidos para darle la oportunidad de llegar a los magos.

El gato se alejó de él corriendo, podía ver la mancha negra moviendose con elegancia y velocidad, dando largos saltos entre los cuerpos y las calles rotas dirigiendose derecho hacia los magos. Los emergidos les superaban en número y si bien caían muertos del lado enemigo también lo hacían de su propio lado. Incapaz de ayudar solo podía ver como sus hombres morían en la pelea, con sus armas en alto y pelando hasta que no podían moverse más. Su espada encontró a otro emergido, este había intentado atacarle por el otro flanco pero habiendo ya encontrado muerte el que le tenía ocupado pudo detener el ataque con bastante dificultad, adolorido al punto que no se podía mover sin quejarse o jadear humedeciendo su cuerpo con sudor frio.

Logró avanza un poco hacia los magos pero su caballo no reaccionaba tan rápido como antes, también herido y aún afectado por la electricidad seguro tenía los músculos cosquilleantes y fallando - ¡El mago de la izquierda está por atacar! - le gritó al gato cuando vio las nubes volviendose a acumular sobre ellos y al mago en cuestión alzar su mano para invocar nuevamente a la naturaleza.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Siegfried [2]
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Concotion [5]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Leon
Seimei
Mulitia
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1605


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] Every villain is a hero in his own mind [Privado Seimei]

Mensaje por Seimei el Dom Dic 31, 2017 9:20 pm

Mantenerse fuera del peligro era algo que se le daba bien. Claro, una cosa era Xander y la forma en que siempre tenía que vivir en situaciones peligrosas, así era la vida de un caballero y lamentablemente metía a Seimei en eso también, ¿pero que el gato se lastimara? Muy difícil. Siempre había sido protegido. Por otro lado, si las cosas se ponían en verdad malas, siempre había sido ágil también como para esquivar. Y en eso estaba mejorando, a causa de todas las situaciones por las que estaba pasando últimamente. Cuidando su preciado hermoso pellejo, enfocaba todos sus sentidos en ver venir las armas de los monstruos que intentaran atacarlo, se esforzaba por no dejar de moverse y si tenía que saltar por sobre alguno lo hacía, pisarse encima de las armaduras pesadas no estaba nada mal. Si intentara pelear con alguno la cosa seguramente sería más difícil, no podía saber si lo lograría siquiera, pero no pensaba intentar eso. Su objetivo era uno, nada más. Uno más frágil. Hasta no llegar a ese, no iba a detenerse ni distraerse en su camino. Ni siquiera mirar a su señor. Aunque sí lo escuchó, hizo nota mental de las palabras de Xander aunque no pudiera ir más rápido de lo que iba, al menos sabiendo de cual se tenía que encargar primero.

Izquierda. Ahí lo tenía. Acababa de pasar por sobre los hombres de grandes armaduras guardando el camino y ahí tenía a ambos magos, pero fue directo por el de la izquierda primero. Saltó, sus cuatros patitas aterrizaron al frente del cuerpo del mago, que sorprendentemente se quedó en pie, pero el laguz tensó y cuatro conjuntos de garras salieron, aferrándose y lastimando cuando se impulsó para saltar. Dio un zarpazo al rostro, otro al cuello y se alejó del monstruo. Yendo de inmediato al otro. Como este ya no estaba para nada desprevenido no fue tan fácil, al agazaparse y luego lanzarse el gato no logró llegar a él, pero si al libro que tenía entre las manos, el cual agarró con los dientes. Odiaba hacer eso, pero no era como si tuviera manos en esa forma animal, así que lo estaba tomando así. De cualquier modo esa forma lo estaba cansando ya, era difícil de mantener e incómoda después de un rato, si se forzaba sabía que se sentiría demasiado débil... no tuvo más opción que darse un descanso para recuperarse. A un par de metros de separación paró, volvió a ser el elegante hombre que le agradaba ser, ahora sosteniendo el libro amarillo entre sus manos y respirando un poco agitado de cansancio. ¿Qué haría el mago que quedaba sin su libro? El esclavo lo miró con seriedad y cautela, dando un paso atrás. Quería ubicar a su señor, mostrarle que él tenía el tomo de truenos en sus manos y ya no tendrían que preocuparse de eso, pero no podía en ese momento. El mago sin tomo no era el único emergido cerca y Seimei estaba totalmente detrás de la línea enemiga, literalmente todos esos monstruos estaban entre su señor y él.

"Ahora el cielo debería aclarar... y ellos se darán cuenta por si mismos de qué hacer... ¿no? No me abandones ahora que hice esto por ti, Xander..." Pensó, retrocediendo otro paso.







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [2]
Vulnerary [4]
Espada de plata [6]
Elixir [2]

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1195


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] Every villain is a hero in his own mind [Privado Seimei]

Mensaje por Xander el Mar Feb 20, 2018 5:06 pm

Podía contar con los dedos de una mano los soldados de su lado que quedaban con vida, y eso contando a su mayordomo y a él también. Él era el único con montura aún y los pocos que quedaban con vida peleaban gravementes heridos portando en sus acciones el orgullo de la nación que representaban. No podía fallar, no cuando tantas vidas eran entregadas para que su país siguiese adelante, en el peor de los casos ya consideraba el abrirle paso a seimei y que él con su forma animal mucho más veloz que un caballo, llegase con las noticias al campamento, si era por escapar él tenía muchas menos oportunidades que el gato.

Le pesaba su arma y su caballo ya casi no obedecía sin relinchar en disgusto, disfrazaba con gruñidos y gritos de batalla el dolor que su cuerpo intentaba resistir. Un emergido había trancado su hacha en la pieza metálica que cubría las ancas de su caballo y él lo había sujetado con el mango de su espada evitand así que el emergido pudiese utilizar su arma, o siquiera alejarse sin abandonarla. Quitando su pie del estribo le dio un talonaso en el rostro pero herido como estaba no lograba juntar suficiente fuerza para hacerle daño a un hombre que no sentía dolor. La esperanzadora luz del cielo comenzo a aparecer y el rubio miró hacia los magos, uno caído en el piso sin vida y el otro sin el libro entre sus manos, no muy lejos el elegante mayordomo tenía el libro de tapas amarillas y retrocedía mientras unos emegidos se acercaban ya con sus armas en mano para atacarle. No podía perder más tiempo.

Apretó sus dientes y levantó su pie jalando de las riendas de su caballo para que se moviese y usar ese impulso junto con el suyo propio para apartar al emergido. La suela metálica de su armadura rompio la nariz del enemigo y este retrocedió finalmente perdiendo agarre de su arma. Miró rápidamente y comprobó con gran pesar que los tres hombres que quedaban con vida ya no estaban a su lado, solo uno agonizante sostenía temblorosamente su lanza contra el emergido de pie que ya estaba por dar la estocada final, ander se encontraba demasiado lejos, incluso sano no habría llegado a rescatarle. Pero no tenía tiempo para lamentarse, espueló a su caballo nuevamente e insistió para que corriese, ya el efecto residual de la electricidad debería haber pasado aunque no el dolor de las heridas pero el caballo respondió sin movimientos torpes. El primer galope fue como un estallido de dolor en su cuerpo, las heridas dolieron todas, las que estaban cuagulando volvieron a sangrar y su muslo profundamente herido le revolvió el estomago por el dolor pero continuó. Su caballo embistió por la espalda a un emergido y se abrió paso hacia el mayordomo. Sin delicadeza el rubio pasó inclinandose tanto como sus músculos cansados se lo permitieron y sujetó al gato del brazo clavando las garras de su guante en la piel ajena hiriéndole y rasgando su ropa sin malas intenciones - No tenemos chances... moriremos tambien si no huímos... agarrese fuerte, no puedo sostenerlo por mucho. - dijo sujetando tan cerca al gato como podía para que se trepase delante de su montura.

El caballo siguió corriendo pasando entre los enemigos que enseguida comenzando a ir hacia ellos, a medida que avanzaban por la calles más emergidos aparecían entre las casas y revelban sus posiciones. Sin mirar atrás siguió avanzando ya viendo la salida en una parte rota de la muralla. Jadeaba sonoramente, sin poder soportar más el dolor sin quejarse pero viendo ya el fin de aquello fue descuidado y solo dirigió su caballo en línea recta, error que le costó caro pues una flecha impactó en su espalda clavándose a la altura de sus costillas donde su armadura terminaba. Soltó un grito y se apretó contra su mayordomo intentando soportar el dolor pero sus manos ya temblaban y pasó las riendas al otro - Siga al campamento, no se detenga, ni siquiera si pierdo el conocimiento... - dijo con su voz ronca apoyando algo de su peso sobre la pequeña figura ajena.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Siegfried [2]
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Concotion [5]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Leon
Seimei
Mulitia
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1605


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] Every villain is a hero in his own mind [Privado Seimei]

Mensaje por Seimei el Lun Feb 26, 2018 3:36 am

Xander hizo la entrada en escena más brusca y más violenta que Seimei hubiera visto. Era imposible no sentirlo venir, prácticamente embistiendo una armadura con su caballo para pasar a través. Era la definición de hacer las cosas a la fuerza. ¿Estaba bien? Sólo de verlo llegar, el gato ya no estaba seguro. Su nariz no tardó en detectar un fuerte aroma a sangre que traía. Inconfundiblemente, la conocida sangre de su guerrero cercano, acompañada del olor del sudor que tomaba un carácter particular cuando la adrenalina dominaba. Todos esos aromas le colmaban demasiado los sentidos, le impedían detectar más, pero entendía. Entendía que las cosas no estaban muy bien. Sin parar de cabalgar, Xander llegó hasta él y lo agarró con todo menos delicadeza, rasgando con las falanges de su armadura la ropa de mayordomo al tomarlo por el brazo. Él soltó un grito ahogado. No se quejaría del trato que venía de su actual señor, pero estaba siendo tomado por sorpresa por una de pocas veces en su vida. La primera vez que veía al príncipe así. Ni siquiera en la batalla desventajada de Crimea...

"¿Qué está pasando? Estamos... ¿estamos perdiendo?"

Era casi incomprensible. Reaccionando rápido, el gato dejó que el impulso lo meciera un poco para conseguir sostenerse de la montura y trepar al caballo, poniéndose donde el otro hombre pretendía que se pusiera. Afirmó las piernas a cada lado del animal que corría a toda velocidad. Estaba cansado de mantenerse en forma animal todo ese tiempo antes, pero no se comparaba ni por lejos con el estado en que estaba el caballero. Él podía estarse con la espalda recta, podía mirar con ojos muy despiertos a los enemigos que les daban persecución. Lo bueno era que no iban a poder seguirlos, ninguno tenía animal que montar para rivalizarlos en velocidad. Antes de que el rubio se lo ofreciera ya estaba sacándole las riendas de las manos, sería más eficiente que el que estaba sentado delante las llevara y el esclavo era bueno manejando animales también. Serio, enfocado, enfiló hacia la salida. -
¿Donde están los demás? - Preguntó en ese punto. No oía más soldados suyos.

Quizás la respuesta tuviera que ser obvia. Pero la experiencia del gato en combates de verdad se limitaba a la que había tenido junto a Xander y... nunca habían llegado al punto de dificultad que estaban llegando ahí. Se erizó al oír el quejido de su señor tras él, uno muy similar a un quejido de muerte, pero por suerte no resultaba así. El hombre mucho más grande respiraba, aunque se apoyaba en él como si no pudiera sostenerse. Su sangre le mojaba la espalda en un par de puntos. Soportando el desagrado que sentía por la sangre sólo por ser él, su señor, el sirviente enfocó la vista en lo que tenían por delante. Las instrucciones eran claras. Su propósito también. Tenía que sacarlos de ese lugar con vida sin importar qué. Perder era desagradable pero había cosas más importantes. Se echó un poco hacia atrás para sostener el peso de Xander contra su espalda y espoleó al caballo sin consideración. Iba a ser eficaz, no gentil. El animal galopó a través de la apertura en la muralla, dando un salto largo para no tropezar con los ladrillos caídos. Una vez fuera Seimei tiró de las riendas para llevarlo en la dirección que más los alejara de la ciudad. Ni su voz ni sus palabras fueron gentiles.

-
Es lo que hago, vida mía. No le voy a permitir morir ahora, ¿lo sabe? Así que será mejor que soporte... -

Más le valía. No podía perderlo.







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [2]
Vulnerary [4]
Espada de plata [6]
Elixir [2]

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1195


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] Every villain is a hero in his own mind [Privado Seimei]

Mensaje por Xander el Dom Mar 18, 2018 8:02 pm

Los demás... La pregunta del gato le llegó como una punzada al pecho mucho más dolorosa que las heridas que portaba. Su cuerpo caía casi lánguido sobre la espalda ajena y tenía que sostenerse con su brazo de la montura para no caer. Su aliento cálido cargado tanto de sabor como olor a sangre golpeó la nuca del gato al responder -Solo quedamos nosotros. - eran las palabras más amargas que había dicho en su vida, nunca le había pasado de perder a todo su equipo y quedar solo él, y en este caso su mayordomo. Cerró su ojos y trató de soportar el dolor que se reavivaba cada vez que las patas del caballo golpeaban el piso, era como si se encontrase debajo del animal y estuviese corriendo sobre él. Sus ojos se entrecerraron y su respiración entrecrtada se detuvo un momento cuando el caballo saltó, anticipando el dolor que sentiria cuando sus cuatro patas impactaran en el piso. Se quejó pero se mantuvo firme allí, la voz de Seimei manteníendole consciente.

Sus ojos parecían apagados, nublados, húmedos de lágrimas, miraban un punto en blanco al frente sin realmente procesar nada se sostenía en la firmeza de su mayordomo, pensaba en la derrota, en los hombres caídos, en las malas noticias que traía, pero por sobretodo en el odio creciente que comenzaba a tenerles a esa plaga que Plegia con tanto amor la recibía y la utilizaba - No se detenga... regresemos a la base. No debemos morir aquí. - su voz se hiba perdiendo pero su resolución le mantenía vivo. Sabía que tenía que hacer algo, si no era eliminar de raíz a esa raza de enemigos sería enviarlos a azotar a los enemigos de Nohr. Sentía en propia carne el poder de esas criaturas y si lograba hacer que trabajasen para él podría ahorrarse muchas vidas de sus tierras... comenzaba a comprender y aceptar mejor las ideas que los estrategas de Plegia habían traído.

El paisaje frente a él se hiba borrando, el camino se veía cada vez más oscuro y el sonido se apagaba cada segundo que pasaba, sabía que no podría mantenerse consciente por demasiado tiempo, la mano que se sujetaba perdió fuerzas y el peso de su cuerpo cayó sobre el gato. Sentía la sangre entre ellos, sabía que era toda suya, confiaba en aquel hombre bestia y ahora ponía su vida en sus manos, ya las ordenes habían sido dadas y no había más que hacer. Consciente o no el caballo seguiría andando. Su mente le dio tregua a su cuerpo y acabó con su dolor privándole de consciencia por unos momentos, al menos tendría algo de descanso obligado hasta llegar a la base.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Siegfried [2]
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Concotion [5]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Leon
Seimei
Mulitia
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1605


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] Every villain is a hero in his own mind [Privado Seimei]

Mensaje por Eliwood el Mar Mar 20, 2018 1:19 am

Tema cerrado. 80G a cada participante +40G como bono por nivel de Support.

Xander ha gastado un uso de su espada de bronce.
Seimei ha gastado un vulnerary.

Ambos obtienen +2 EXP y +1 Bonus EXP!

Gracias al aumento de experiencia, la barra de EXP de Xander ha sido maximizada.

Xander puede ahora ascender de la clase Lord a la clase Great Lord.

> Ascender a la siguiente clase.
> No ascender, conservar la clase actual.

Favor de responder seleccionando la decisión.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3434


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] Every villain is a hero in his own mind [Privado Seimei]

Mensaje por Xander el Mar Mar 20, 2018 12:35 pm

> Ascender a la siguiente clase.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Gold Knight | Great Lord

Cargo :
Príncipe de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Siegfried [2]
Lanza de bronce [2]
Espada de acero [2]
Concotion [5]
Lanza de bronce [1]
.

Support :
Leon
Seimei
Mulitia
Morgan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1605


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] Every villain is a hero in his own mind [Privado Seimei]

Mensaje por Eliwood el Mar Mar 27, 2018 2:47 am

- Class Change -

¡Xander ha ascendido de Lord a Great Lord!

¡El nivel de uso de lanzas ha sido aumentado!
La barra de EXP es reseteada. De ahora en adelante, sólo los temas tipo Campaña, Entrenamiento y Misión darán incrementos de EXP.

¡¡Felicitaciones!!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3434


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de conquista] Every villain is a hero in his own mind [Privado Seimei]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.