Discord
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados


[Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] XcrrjBs

Crear foro

[Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] Empty [Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson]

Mensaje por Kurthnaga el Vie Oct 20, 2017 9:32 am

Tenía que ser consecuente con sus actos; si había decidido finalmente ir a Gallia para ayudar, aunque fuera debido a que había tenido la visita de varios laguz que influenciaron a que tomase esa decisión, ahora no podía simplemente dar media vuelta y volver a casa porque las cosas se hubieran torcido más de previsto. Sabía que en parte, todo se debía a su pensamiento negativo porque en el momento que Kurthnaga había partido de Goldoa no estaba plenamente concienciado de ello. Había tenido una mala experiencia viajando en el pasado y aunque ya no era un niño, no podía evitar sentir que todo un nuevo mundo exterior, mucho más cruel de lo que el jamás hubiera imaginado; hubiere sido descubierto ante él. Se sentía protegido en el país de los dragones, porque era el mundo en el que había vivido hasta aquel día y porque la realidad es que allí nunca habían grandes cambios aparentes como sí sucedía fuera.

Haber partido hacía Gallia y haberse separado del grupo con el que viajaba en el primer enfrentamiento que habían tenido contra los emergidos al traspasar la frontera había sido algo que provocó que sus ánimos descendieran considerablemente. Tampoco había sido una desgracia absoluta, porque el destino le llevó a encontrar un dragón que había vivido en Gallia con el que viajó y le acompañó hasta la capital del país, donde había podido reencontrarse con su grupo después de algo de incierto. Kurthnaga no había estado anteriormente en Gallia pero la sensación que sentía ahora que estaba allí, era la de pasear por un territorio en el que uno se sentía constantemente amenazado por la posibilidad de que un grupo de emergidos les pudiera emboscar. Los bosques estaban dejados y en ellos se veía reflejado que laguz y emergidos habían tenido sus confrontaciones allí, probablemente el indicador de que los felinos no estaban “ganando” (si es que se le podía llamar de esa forma) era que no había rastro alguno de equilibrio en los bosques. La naturaleza no estaba en su estado natural; los animales habían huido o se les veía confusos, mientras que la vegetación que perduraba no estaba en el mejor de sus estados.

Su corazón estaba intranquilo pero desde que había llegado a la zona del palacio real de Gallia se sentía más seguro, no solo por el hecho de que se había reunido con los suyos sino porque aunque hasta llegar allí habían visto muchos poblados arrasados, había podido comprobar de que algunos laguz que peleaban porque su país no quedase a manos de los emergidos se habían reunido en aquel punto. El motivo por el que el príncipe dragón se había comprometido a ir hasta allí era para ayudar, aunque no siendo un guerrero experimentado no sabría si podría brindar mucho apoyo, pero... También había llegado hasta ese punto porque deseaba reencontrarse con el príncipe Reyson y disculparse. La última vez que se habían visto, habían tenido una conversación que Kurthnaga quería realmente olvidar de sus pensamientos porque se había sentido realmente mal por darle la espalda a alguien que veía como un referente, a quien en parte, admiraba. Sabía que las palabras no podían solventar nada del pasado y conocía que, si ahora el príncipe dragón estuviera nuevamente en la misma situación: volvería a actuar como un completo cobarde. Pero aún así quería disculparse, ahora estaba en Gallia y quería apoyar en lo que estuviera a su alcance.

Pero por mucho que esas fueran sus intenciones; lo cierto es que no sabía por donde empezar. El palacio estaba situado en lo alto de una colina y aunque la visibilidad del lugar no era mala, no había ningún tipo de control sobre los laguz que entraban y salían de aquella zona. Recabar información o seguir indicios no eran habilidades que tuviera, debido a que normalmente eran tareas que otros hacían para el príncipe pero en un mundo que se había convertido en el territorio de un campo de batalla mundial no tenía esas comodidades. Así que lo único que había podido hacer era salir con cierta prudencia, a buscar al príncipe Reyson por su propio pie.
Kurthnaga
Kurthnaga
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Jafar [Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] Expiration_2

Experiencia :
[Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] Fy4uE7I

Gold :
3943


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] Empty Re: [Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson]

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 04, 2017 1:11 pm

No había una sombra de duda en el corazón de la garza ahora. Decir que su comportamiento era arriesgado, extremista o inclusive descuidado sería poco, era verdad que su propio bienestar ya no se hallaba del todo presente entre sus prioridades, pero jamás antes había estado tan seguro de lo que hacía. Jamás antes había deseado algo con tantas fuerzas. Cualquier acto era apenas lo necesario y cualquier sacrificio personal sería poco, hacía lo que su corazón deseaba y estaba en paz con ello.

No vería a ningún otro hermano laguz morir a manos humanas. No abandonaría a Gallia para que sufriera el mismo terrible destino que Phoenicis, no dejaría a los felinos supervivientes luchando a solas y si, a fin de cuentas, sus esfuerzos fallaban y habrían de caer defendiendo sus tierras, Reyson caería con ellos también, entonando el último confort que pudiera ofrecerles. Ese era el objetivo al que volcaba todo de sí, ya no guiado por deseos de venganza y retribución, sino sólo de ver a sus hermanos vivir una época más. Eso era todo.

Por ello había centrado todos sus esfuerzos en conseguir seguro pasaje a Gallia, y una vez allí, había hecho del enorme mar verde de los espesos bosques su hogar temporal, intentando reavivar su vieja intuición para escuchar el murmullo inquieto de los árboles y las voces verdaderas de las pequeñas aves. Guiándose con estos, se había visto obligado a despertar nuevamente tales habilidades innatas, recuperando poco a poco la capacidad de oír, hasta que su comunicación con el sufriente bosque le había hecho capaz de detectar la presencia tanto de felinos como de presencias menos bienvenidas en el mismo. Era así que los hallaba y auxiliaba, presentándose sin ocultar quien era, ayudándoles a reunirse entre ellos y vigilando por peligros venideros. Su magia, también, había tenido oportunidad de crecer en aquel tiempo. Quizás porque albergaba más intenciones benignas que vengativas en mente, o quizás porque hallar una inesperada sensación de santuario en un bosque ajeno le era de cierta utilidad, pero había logrado entonar galdr antes imosibles para él. Día tras día, vieja magia regresaba al príncipe blanco. Le era imposible todavía saber si el constante peligro y las desperdigadas luchas estaban consiguiendo mucho, el bosque agonizaba aún demasiado como para sentirlo todo a través de él, pero continuaba con cada vez más seguridad en sus esfuerzos. Se sostenía con la decisión que había tomado, hallaba sosiego en ello se enorgullecía de cada pequeña ventaja que lograban.

Pensaba muy poco en lo que yacía más allá de esas fronteras, en verdad. Pensar en Phoenicis o en Kilvas no haría mucho por los reinos, y Goldoa estaba suficiente a salvo como para que Reyson descartara preocuparse de ella. Así, el día en que los quedos susurros de los árboles le ayudaron a captar una presencia antigua y noble, dracónica, fue el primer día desde su partida en que la garza pensó en el joven heredero de Goldoa que había dejado atrás. La presencia de un dragón negro era inconfundible, dotada de una innata majestad. ¿A quién más podía pertenecer? Por increíble que pareciese, con un rey invariablemente apostado en sus dominios y dos herederos hacía tiempo desaparecidos, el tercer príncipe era el único del que podía tratarse. Nada menos que confundido, pero albergando en su interior una creciente alegría, la garza había salido de inmediato en su búsqueda. No obstante, no pasó mucho tiempo antes de que un lamento susurrado entre las remecidas hojas de los árboles le hizo saber que, otra vez, sucios humanos se acercaban.

Y no sólo ellos. Esta vez traían bestias también, wyverns adiestrados cuyas alas de membrana gris hicieron sombra sobre las copas de los árboles, soltando rugidos hambrientos. Por más que intentara volar bajo, mantenerse oculto en el follaje, sus olfatos no tardaron en encontrar a Reyson. Entonces la garza se vio con pocas opciones, y mientras las numerosas sombras rondaban el cielo sobre él, antes de que detectaran exactamente su locación, alzó él su voz primero, entonando un riesgoso galdr para los oídos de los animales. Tenían los ojos tan rojos y destellantes como sus jinetes pálidos, pero eran seres vivos y valía la pena intentar llegar a ellos. Lenta, pesada en cada nota, la canción como una endecha fúnebre forzó las cuerdas vocales del príncipe al barítono más bajo e hipnótico que podían tomar. Primero, dos wyverns se lanzaron en picada a la fuente del sonido, metiéndose estrepitosamente entre los árboles y quebrando ramas a su paso. Pero mientras se posaban gruñendo en el suelo, con sus jinetes sobre sus lomos, Reyson pudo sentir su agresión calmándose y su energía decreciendo, perdiendo los ánimos de cazar. Los jinetes humanos, de hecho, los perdieron mucho antes, soltando sus armas para sólo sujetar las riendas, cabizbajos. Pero los animales... apenas los contenía. Cantaba incesantemente, y aún así, a cada tanto volvían a acercarse, estirar los hocicos hacia él con cortos gruñidos. Entonces Reyson retrocedía de a poco, lento, y alzaba el volumen de su galdr. Estaba en una situación de precario equilibrio en la que cualquier sonido repentino o elemento desestabilizante podía disparar un desastre. Sentía aún al dragón negro cerca, pero en ese instante, una parte de él deseaba que no se encontrasen.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] Empty Re: [Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson]

Mensaje por Kurthnaga el Vie Feb 23, 2018 5:48 pm

Habían dos supuestos que le atemorizaban en la cabeza por el hecho de haber salido solo a buscar al príncipe Reyson porque, a pesar de que Kurthnaga no había salido demasiado de la zona controlada por la resistencia, en primer lugar no se podía decir que Gallia fuera un territorio seguro aunque hubieran zonas donde los felinos se hubieran aposentado; siempre habría una gran posibilidad de que los emergidos emplearan su superioridad numérica y el haber arrasado con todo lo que habían podido para hacerse con el territorio. Pero ese, era un miedo que le había ocurrido mientras viajaba por otros países y en cierta manera, se había acostumbrado a ello. Sin embargo, la siguiente idea sí que le producía gran inseguridad. Había cambiado su punto de vista y, era consciente de que tenía que ayudar a los otros laguz pero... había rechazado esa idea cuando el príncipe Reyson se lo había propuesto, así como no había sido el único en ser rechazado por el príncipe dragón. Entonces, ¿Estaba bien que ahora hubiera rectificado? ¿No era acaso, demasiado tarde? Meras palabras de disculpa no parecían suficientes como para aparecer de nuevo, el joven dragón no estaba muy seguro de como actuar si realmente llegaba a encontrar al garza.

Pero una sensación que hizo que un escalofrío le recorriese todo el cuerpo, provocó que quizás no era el momento de pensar en cómo disculparse y lamentar sus actuaciones pasadas. El olor a metal que cargaba el ambiente, seguramente debido a armas que cargaban los humanos y las armaduras con las que se cubrían y una sensación que hacía que el cuerpo del dragón pesara más de lo que debería eran claros indicios que humanos recorrían una área cercana. Sin embargo, no era más que una mera sensación y no sabía por donde podrían venir ni tampoco, estaba demasiado seguro de cual era la distancia que los separaba porque esperaba como siempre, que los enemigos aparecieran en su rango de visión pero, a través del bosque y lo que realmente sucedió es que aparecieron inesperadamente por el aire. Humanos montados en wyverns que empezaban a volar más bajo y sintió su estomago revolverse por ver a humanos empleando de tal manera a unas bestias que en forma eran muy similares a los de su raza.

Entonces Kurthnaga empezó a correr, de una forma desorientada, intentando buscar algún laguz felino para no encontrarse solo ante el peligro pero, no era bueno actuando por su cuenta en momentos de tensión y solo acabó corriendo en círculos, teniendo que parar porque con sus piernas cortas no tenía resistencia para más. Apoyando sus manos sobre sus rodillas mientras intentaba recobrar el aliento, escuchó una voz familiar entonando una canción. Pero no una canción cualquiera, era un galdr propio de los laguz garza pero no había escuchado aquella melodía antes.

No había pensado en transformarse en su verdadera forma estando solo porque no quería entrar en combate sin ningún tipo de apoyo pero... Si Reyson estaba ahí, no podía girarse y escapar para ponerse a salvo sabiendo que un amigo estaba corriendo peligro. Así que el dragón cerró sus ojos, acercando sus manos a su pecho para que su cuerpo empezase a brillar adoptando otra forma, mucho más grande que la anterior y mucho más intimidante. No dudó en alzar el vuelo y aunque notó como llamaba la atención de los emergidos lo suficiente como para que se acercasen a él, intentó ser rápido para localizar donde se encontraba el príncipe blanco. Le tomó un par de minutos pero finalmente pudo verle entre los árboles del bosque, sin embargo, había bajado tanto la atención que solo sintió un lanza clavarse en una de sus alas cuando gritó de dolor por el intenso dolor repentino que, le hizo perder el control del vuelo y caer en picado sobre el suelo, de una forma dolorosa.

PERDÓN:
PERDÓN PERDÓN PERDÓOOOooooooon HAN PASADO DEMASIADOS MESES PERO AAAAaaaaa QUE YO TE QUIERO, NO ME HE OLVIDADO DE TI, TE AMO REYSON NO ME ODIES LO SIENTO??????? Espero que quieras seguir roleando conmigo :'( Los exámenes me secuestraron y ahora recién la tesis pero ya estoy de vuelta y QUIERO ROLEAR MUCHO CONTIGO PORFIS
Kurthnaga
Kurthnaga
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Jafar [Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] Expiration_2

Experiencia :
[Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] Fy4uE7I

Gold :
3943


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] Empty Re: [Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson]

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 07, 2018 12:57 pm

Con el delicado estado en el que estaban las cosas, seguramente, en el momento en que Reyson dejara su canto los animales adiestrados como montura volverían a su nivel de agresión total y saltarían a cazarlo. Era consciente ese peligro, percibía que su control sobre los ánimos de ellos era demasiado escaso. ¿Pero por qué? ¿Por qué estaba siendo tan difícil calmarlos? Se suponía que su conexión con criaturas como esas fuese más inmediata y profunda que con los humanos, por tanto se suponía que su galdr funcionara mucho antes en las monturas que en los jinetes de ojos rojos. No lo comprendía, pero, con toda seguridad, algo allí estaba fuera de orden, de naturalidad...

¿Y qué haría si Kurthnaga llegaba a él, o cuando llegara? Le preocupaba eso más que cómo saldría él mismo de la encrucijada. Manteniendo su respiración a ritmo, obligando a su corazón a permanecer calmo, continuó cuidadosamente su canto, mientras buscaba con la mirada señales de su presencia o cualquier cosa, cualquiera en verdad que le diese alguna idea de cómo proceder. Al ver la figura de inmenso tamaño aparecer en los cielos, consiguió por un momento contenerse y no hacer gesto alguno, de sobresaltarse podía exaltar a las criaturas que calmaba, pero... viendo las armas lanzadas hacia él, resultando en que la figura dracónica y alada empezara a caer, fue imposible. Con su respiración detenida de gole, su voz quedó haciendo un eco todavía en el aire a su alrededor, pero había parado su canto. En ese momento, su único segundo de ventaja, el príncipe blanco extendió las alas y se impulsó con todas sus fuerzas al vuelo, moviendo las hojas y sacudiendo las ramas finas de los árboles en los metros a su alrededor.

No tardó en llegarle el rugido hambriento de los wyverns otra vez, en sentir entre los árboles el eco dolido que indicaba que estaban metiéndose a trompicones por el bosque a cazarlo, pero había tomado algo de ventaja, y planeaba seguir así. Se perdió entre el follaje, por un momento también perdió de vista la trayectoria de caída del príncipe dragón y quedó buscando apresurado la dirección a seguir, hasta que un fuerte retumbar en el bosque y un viento que lo empujó de cuerpo entero contra un árbol le indicó con claridad que acababa de caer muy cerca de él. Ahí tenía su dirección. Resoplando un poco por el golpe que acababa de darse, se apartó el cabello revuelto del rostro y voló hasta el cuerpo de inmenso tamaño. Se movió directo hacia la cabeza reptiliana, teniendo que mantenerse volando sobre esta para poder estirar los brazos y tomarla entre sus delicadas manos.

- Ssshh, sshhh. - Fue lo primero que pronunció, pedirle silencio tras el estruendo que había sido su caída podía no ser lo más eficaz, pero era un comienzo. Al menos, evitar que gastaran tiempo intercambiando más palabras de las necesarias. Ni siquiera podía parar a revisar por heridas en ese momento, aunque el olor a sangre estaba surgiendo. Retrocedió un poco, sólo dándole al príncipe algo de espacio mientras iba directo a su punto. - ¿Puede moverse? Tiene que apartarse cuanto antes. - Advirtió, sin explicación. Cualquier intento de ayudar a alzarse al dragón habría sido ridículo, por lo que la garza se limitó a retirar las manos con una misericordiosa caricia y mirar por sobre su hombro. La experiencia le había enseñado a no pensar de Kurthnaga como alguien que pudiese combatir en casos como ese, si bien no era indefenso, contar con ello sería un despropósito. Antes, quería apoyarse en su propia capacidad de defenderlo, hasta donde esta llegaba. Los animales que perseguían su rastro todavía no aparecían, sus sentidos debían haber perdido precisión, pero podía sentirlos cerca... no contaban con mucho tiempo.

Spoiler:
Oh, por favor. Como si yo no te quisiera mucho y quisiera rolear contigo mucho también. >:3 Shh shh.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] Empty Re: [Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson]

Mensaje por Kurthnaga el Lun Sep 03, 2018 8:24 am

Un rugido lleno de dolor escapó de sus fauces al caer contra el suelo por las flechas que habían impactado en sus alas y, aturdido, notó las manos de Reyson, a quien había perdido de vista en su caída, mientras acariciaba las escamas de su rostro. Gruñó ante el sisseo en su voz y no contestó a la siguiente pregunta sino que, rápidamente intentó reincorporarse pero a Kurthnaga le costó unos extensos segundos volver a mantenerse en pie sobre el suelo firme en su gran forma dracónica, del mismo modo que al principio se mantuvo inmóvil pero aquello se debía a su inseguridad acerca de qué hacer con la lanza que se había quedado incrustada en su ala. – P-puedo moverme solo que… - “No podré volar con esta lanza en mi cuerpo”, quiso añadir pero, en su lugar, cerró los ojos profundamente y se llevó una de sus garras a la espalda para tirar con fuerza de la lanza para quitarla de en medio. Volvió a emitir otro quejido y, tenía que agradecer que su cuerpo estuviera cubierto de escamas porque aquello impedía que por haber quitado ese objeto ahora fuera a tener una grave hemorragia porque, le había dolido el impacto pero estaba mucho más protegido que si fuera simple piel.

El dragón seguía en un estado de mareo debido al dolor y, no era capaz de concentrarse con todas sus facultades en lo que sucedía a su alrededor pero sí que había empezado a procesar un poco más lo que le había dicho Reyson: “Tiene que apartarse cuanto antes”. ¿De dónde? ¿Qué significaba aquel mensaje? Era más que obvio que con las desavenencias del pasado, era una gran probabilidad que el antiguo príncipe de Serennes no le quisiese cerca de él o que hubiera perdido su confianza pero… El príncipe de Goldoa había comprendido que su postura pasada había sido un error y que no debía apartarse de la batalla como si fuera algo que no tuviera que ver con él. – No voy a irme a ninguna parte. – Musitó, intentando emular cierto convencimiento en su tono de voz pero, no demasiado convencido de que hubiera podido conseguirlo.

Los pocos animales que todavía habían estado rondando por las cercanías, parecían haber desaparecido por completo después del gran estruendo que Kurthnaga había provocado al caer sobre el terreno pero, el bosque no estaba en calma absoluta. Escuchaba el aleteo que no era de criaturas pesadas como un laguz dragón pero, que corresponderían a los wyverns por su sonido y que más evidente se hizo aquella conclusión al poder incluso ver su silueta en la lejanía. Ya no tenían de que esconderse, ya habían descubierto su paradero y no era una tarea complicada porque un dragón negro de más de cinco metros no era algo que pudieras perder de vista fácilmente. Kurthnaga emuló el comportamiento que había observado en su guardaespaldas en el pasado y rugió con fuerza contra los enemigos quienes, confusos por esa reacción, aminoraron algo su avance hacia ellos. No quería emprender el vuelo para no dejar solo a Reyson pero, era consciente de que le costaría pelear contra los enemigos si se mantenía de pie en ese punto. La experiencia que poco a poco había adquirido en los combates había favorecido que el dragón en esos momentos dejase de preocuparse por sus propios sentimientos y en lugar de ponerse más nervioso, su mente solo se mantenía ocupada en pensar en cómo proceder.

Pero entonces, vio como una especie de claridad se dirigía a ellos, algo que le hizo perder unos cuantos segundos por la confusión de no saber detectar que era pero… No era la primera vez que veía expuesto a ello: ¡Era magia de luz, les estaban atacando a la distancia! Todo lo rápido que pudo, Kurthnaga se dio la vuelta para proteger con su gran cuerpo al garza y concentrarse en fortalecer sus propias escamas con la rapidez que la situación requería pero, consiguiendo que al impactar el ataque, no sufriese ningún tipo de daño debido a la nueva habilidad defensiva en la que había estado practicando. - ¿Está bien? N-no se preocupe por mí, yo estoy bien.
Kurthnaga
Kurthnaga
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Jafar [Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] Expiration_2

Experiencia :
[Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] Fy4uE7I

Gold :
3943


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] Empty Re: [Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson]

Mensaje por Eliwood el Miér Dic 12, 2018 11:30 pm

Tema cerrado. 30G a Kurthnaga.


Ficha | Relaciones | Cronología
Gracias a Roxy por el nuevo avatar!! <3


AWARDS!:
[Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] Scf7o0
Eliwood
Eliwood
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
espada de acero [5]
.
.
.
.

Support :
Marth [Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] Iwzg0SR
Lyndis [Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] JEIjc1v
Izaya [Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] JEIjc1v

Especialización :
[Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] Espada%202

Experiencia :
[Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] Iu4Yxy1

Gold :
165


Volver arriba Ir abajo

[Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson] Empty Re: [Campaña de liberación] Blessing in disguise [Priv. Reyson]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.