Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Misión] Señor de un Reino Muerto [Marc, Judal, Craig]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Misión] Señor de un Reino Muerto [Marc, Judal, Craig]

Mensaje por Narrador el Miér Oct 18, 2017 2:01 am

[Vista previa:]



Los navíos con banderas de Phoenicis se ven acumulándose, preparándose por días en la costa. Sus desplazamientos ya han comenzado, aunque de momento sólo movilizaciones breves a las islas vecinas de Kilvas; por estas ha marchado ya el Lord de armadura con motivos de alas y plumas, imponiendo a sus tropas por sobre las existentes en el lugar y reforzando su custodia. Allí los reinos vecinos que vigilaban a los países caídos lo divisaron y esparcieron la palabra de advertencia. Ahora, el señor entre las criaturas de brillantes ojos rojos parece estar por zarpar otra vez, preparando una travesía seguramente más larga, pues numerosas cajas y barriles de provisiones, además de armas, están siendo cargadas a los numerosos barcos pequeños alrededor. Las tropas emergidas van y vienen en los preparativos, siendo de momento sólo el gran Lord y su escolta quienes han embarcado. Parece que su navío personal será el primero en salir.

[El equipo puede tomarse 1 ó 2 turnos completos de rolear a sus anchas para ingresar al área mostrada desde el lado izquierdo.
El plazo para el post de cada jugador es de 14 días desde el último post en el tema, que en caso de no cumplirse conllevará a saltarse su turno o retirarle de misión según el caso.]
Support :
None.

Experiencia :

Gold :
2915


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Señor de un Reino Muerto [Marc, Judal, Craig]

Mensaje por Marc el Dom Oct 22, 2017 11:40 am

Las nuevas sobre una academia de magia oscura no pasaron desapercibidas y sin consecuencias en Plegia, no solo por la naturaleza de la misma sino también por su patrocinador y principal instructor. Que sus publicaciones hubieran recibido una por demás positiva recepción no era todo sino también, al menos para Marc, el respeto y cariño que le inspiraba tan notable y particular investigador le daban un toque personal a ese asunto que elevaba exponencialmente su importancia.

La decisión fue simple y rápida: ¡Debía de ir a conocer aquel lugar! Un reencuentro con el príncipe estaba ya pendiente desde haber leído su última publicación y le emocionaba la idea de discutir como pares investigadores sus contenidos y teorías. También conocer en más detalles sus descubrimientos sobre magia oscura en Elibe ¡De seguro y había notas e información que no habían llegado a la publicación final!

...Y si, conseguir una firma de su copia también influía, no lo negaría.

Los preparativos y cartas no se hicieron esperar y pronto tuvo todo listo para su primera incursión en Tellius. Las buenas nuevas sobre la efectividad de sus planes en Akaneia solo ayudaron a justificar más aun aquel viaje. Era tomar la chance o retrasar el viaje a futuro indefinido.

Un asistente de Pelleas fue enviado a modo de formalidad y guía, bajo la promesa también de instruirle y tratarle con la misma confianza que a su amo en cuanto a secretos de su arte y religión. Tenía sus dudas al respecto, más aun tras ver la por demás inesperada apariencia del emisario, pero con el sello de Lord Pelleas detrás las dudas resultaron injustificadas: una mente brillante, sagaz la de aquel misteriosamente delicado y exótico ser.

Lo que comenzó como un viaje escueto y de bajo perfil al salir de Plegia cambió completamente tras hacer una escala de provisiones en Magvel a mitad de camino y recibir reportes y novedades: ¡Un país emergido!

La copia del libro del príncipe de Daein casi parecía mirarle y tentarle al escuchar es información. Nuevos comportamientos extraños de emergidos... Información valiosa no solo para un aliado querido, un amigo si podía decirlo, sino para ahondar la investigación de un estudioso que respetaba con profundidad...

Contratando refuerzos para el barco en forma de un mercenario, negociaron con el capitán un cambio de rumbo. Hubiera preferido más refuerzos, pero pocos mercenarios estaban interesados en acercarse así sin más a Phoenics en aquellas circunstancias... Era un enemigo incierto y desconocido, uno operación que por más dinero pudieran ofrecer daba pocas chances de volver con vida a aprovechar la paga.

Repasó mil veces en su mente posibilidades, planes y tacticas pero... la verdad es que iban a lo desconocido. El viaje de ese punto en adelante se le hizo eterno, los días se le pasaban lentamente aunque hizo todo lo posible para mantener su imagen frente al resto...

Unas horas despues del amanecer, con el mediodía aun lejano, el capitán les informó que en cualquier momento las costas de Phoenics comenzarían a ser visibles en la lejanía. Se encontraba en aquel momento en su pequeño camarote pero... Tras unos minutos de intentar concentrarse cerró su libro, guardo tinta y pluma y subió a la borda, no sin antes entregar su destino a su padre en una simple plegaria.

Las alas del eterno le cubrían y guiaban, su vida estaba en sus manos y aquel día de una forma más literal que nunca.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Maestro Inquisidor (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
Esp. de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
959


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Señor de un Reino Muerto [Marc, Judal, Craig]

Mensaje por Judal el Lun Oct 30, 2017 2:03 am

Estaba en pleno tutelaje como mago oscuro, si bien no había tenido nunca siquiera conocimiento de que existía esa clase de poder y su primer encuentro con el mismo había sido despertar en medio de un altar para rituales paganos dispuesto para ser entregado a pedacitos al dios oscuro... uno pensaría que en realidad no se vería muy llamado por aquel arte pero todo lo contrario le pareció fascinante. Pelleas era un hombre retraído socialmente, incluso con su gran tamaño al estar siempre encorvado y escondido bajo numerosas prendas de ropa parecía más un hombre frágil y de nula personalidad. Sin embargo había visto sus secretos, lo había visto utilizar la magia en Nohr por primera vez y en muchas más ocasiones, se había maravillado, ver a aquel hombre, a sus ojos débil e insulso, con solo unas pocas palabras extraer de si una oscuridad aterradora que como la muerte, lenta e inaplacable, se movía con calma por el lugar buscando, asechando, a los enemigos que se les presentaba. Obediente ante la mano firme del príncipe la oscuridad iba cazando uno a uno a los atacantes para regresar como un perro obediente e inofensivo a él. La sed de poder, siempre ardiente en el fondo de la garganta del jehanno, despertó con fuerza al ver la posibilidad de aprender ese arte, cualquiera podía levantar una espada, cualquiera podía tirar bolas de fuego de un libro pero ¿que más poderoso que control sobre la muerte misma? Sabía que el camino no seria fácil, tampoco sería un camino corto, pero pese a la actitud caprichosa y explosiva del pelinegro tenía una disciplina personal muy fuerte, sobretodo para conseguir lo que quería.

Así agregó aquella meta a su lista al momento que tachaba la de ser oficialmente el consejero y mano derecha del príncipe de Daein. Le había costado muchos meses, mucho trabajo, pero finalmente contaba con tal confianza por parte del príncipe que su sola palabra podía hacer cambiar de opinión al príncipe respecto a casi cualquier tópico o acción, incluso políticas mientras siguiese siendo suficientemente astuto hasta que punto del tarro podía hundir la cuchara antes que el cuello se le quebrase. El siguiente paso en su orquesado plan de vida consistía en ampliar sus conocimientos, hacerse alguien más útil para el príncipe y por sobretodo, indispensable. En su vida había ejercido más su profesión de consejero y economista que de bailarín, se había codeado con la nobleza desde que había aprendido a hablar y se había cultivado principalmente en política y economía local, pero aquello quedaba sumamente corto si pretendía estar junto a un rey. Y como frutilla en la torta, Daein era un país militar... tópico tan desconocido para el pelinegro como sería forjar una espada a una costurera. Tenía que instruirse más y la oportunidad le llegó casi de inmediato.

Habiendo llegado a Daein después de un viaje demasiado largo para el bailarín y antes siquiera de poder ponerse cómodo en su nuevo hogar rodeado de lujos, siéndole comentado el intercambio de cartas del príncipe con el inquisidor de Plegia encontró la oportunidad perfecta y se ofreció para ir a buscar al hombre y escoltarlo hasta Daein, no sería nada difícil, unas semanas de viaje pero las zonas más peligrosas que tendría que cruzar era Regna Ferox y ahora bajo bandera de Altea se rumoreaba que era hasta un paseo agradable ir por las nuevas ciudades que se estaban construyendo. En el camino de regreso podría aprender de un líder religioso que según conocía de palabras del príncipe era a parte un excelente líder político y un estratega admirable, graduado incluso de las escuelas de Plegia. Emprendió viaje de inmediato y pese a la sorpresa que se había llevado al esperar a un hombre alto y fuerte, quizás incluso un anciano y encontrar en su lugar un adolescente que se le antojaba casi tan tímido y introvertido, casi otra versión del mismo Pelleas. Casi que podría decirse que comenzaba a ver un patrón repetirse. Con el correr de los días viajando juntos pudo ver cada vez mejor las diferencias entre ambos hombres y pudo empezar a aprender de él. Era interesante hablar y pronto aprendió mucho sobre religión, estando leyendo el último libro que Pelleas había publicado pudieron comentar al respecto. Fue con la noticia en una taberna del nuevo país emergido donde discutió con el estratega por primera vez. Estaba fuertemente en contra de desviarse y retrasar más su llegada pero el don de la palabra del otro fue mayor que el del pelinegro y terminó por convencerlo de emprender tal aventura. A fin de cuentas tenía razón en que aquella investigación podría hacer crecer el favor de Pelleas a su persona.

Cargados con provisiones, medicinas, armas e incluso un mercenario que había aceptado un trabajo que era considerado un suicidio, pero aquel hombre tenía un wyvern y un hacha y seguramente sabía como utilizar ambos. A bordo de un barco con un capitán lo suficientemente loco como para acercarlos al nuevo país de emergidos habían emprendido viaje. Tan poco amistoso como siempre con cualquier hombre de mar, el bailarín se había mantenido siempre apegado al mercenario o al estratega cada vez que tenía oportunidad, si no solo se encerraba en el camarote. Ahora sobre la borda buscando sombra bajo el gran lagarto el pelinegro había pasado un buen rato trenzando su cabello hasta que un marinero anunció el avistamiento, un barco con bandera desconocida. El capitán del barco se acercó al bailarín al no ver al estratega y con aire confiado sacó su pipa de entre la tupida barba grisada - Esto es lo más cerca que puedo llevarlos. Ese puerto está lleno de emergidos y quiero regresar a casa vivo. - El bailarín se levantó y miró al mercenario que les acompañaba - ¿Tu lagartija podría llevarnos hasta la costa? Por lo visto los hombre de mar se las dan de valientes cuando el mar está en calma pero se esconden bajo la escotilla cuando hay tormenta. - dijo innecesariamente alto recibiendo malas miradas de los marineros a su alrededor. Al ver a Marc salir a borda empezó a caminar hacia él comenzando a hablar apenas dado el primer paso - ¡Marc! ¡El capitán que contrataste no quiere llevarnos hacia la costa! Al parecer AHORA le dan miedo los emergidos, no cuando lo contratamos ni cuando tomó el pago. - señaló hacia el barco que se veía cerca del horizonte y las altas montañas del ex país laguz - Creo que tienen miedo por que hay un barco a punto de zarpar. Pero ni siquiera es un barco de guerra, hasta parece un barco mercante, como los que aparecen todos los días en Begnion. - volvió sobre sus talones y miró nuevamente al mercenario - Tu tienes más experiencia con emergidos ¿Crees que sería condenarnos a muerte solo acercarnos un poco más? -
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dancer

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Sello Maestro
.
.
.
.

Support :
Pelleas
Suzuki

Especialización :

Experiencia :

Gold :
257


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Señor de un Reino Muerto [Marc, Judal, Craig]

Mensaje por Craig el Dom Nov 05, 2017 4:21 pm

Desde que había dejado atrás su país natal, Craig había viajado de forma aleatoria por todo el mundo gracias a tener una montura como un wyvern, que le permitía desplazarse de manera más independiente y junto a su formación militar, le permitía ganar algunas monedas como mercenario al pelear apoyando a ciertos países que aportaban recompensas monetarias por eliminar a la amenaza emergida de sus tierras. Por el momento, ninguna circunstancia le había parecido demasiado atractiva como para echar raíces de nuevo en algún lugar y por eso el joven continuaba peleando por cualquier oportunidad que se le aparecía delante de sus ojos.

Por regla general, Craig no hacía demasiadas buenas elecciones y tendía a aceptar trabajos que otras personas habrían rechazado por el riesgo evidente que mostraban pero, dentro de esas situaciones había una mínima probabilidad de que las cosas fueran bien. Pero quizás, esta vez había aceptado un trabajo que era un total suicidio. El primer motivo para ello es que era el único mercenario que le había parecido bien ir a pelear a un reino emergido. En su contra, Craig tenía su carácter orgulloso que le cegaba y se pensaba mucho mejor que mercenarios con años de experiencia detrás suyo, por eso no lo vio como un problema. Además, ¿qué demonios era un reino emergido o lo que fuera? ¿No estaban todos los países con problemas por culpa de esas cosas? Si es que la gente se acobardaba por lo más mínimo.

Apenas le quedaba dinero más que para malvivir unas semanas, así que el jinete wyvern tampoco tenía mucha elección que aceptar. Pero seguía un poco cegado por su propia actitud y aun sí tenía el peligro encima, sus ganas por pelear se antepondrían al poco razonamiento lógico que le quedaba. Una vez subió al barco, apenas pisó el camarote, prefiriendo quedarse en la borda, sentado cerca de su wyvern. Tampoco tenía demasiadas pertenencias y las pocas que tenía, las cargaba Stripe, su wyvern, en unas bolsas de cuero que colgaban a los lados de sus lomos. No parecía que fueran a robarle y seguro que su montura sabría proteger las cosas pero dentro de sí, no podía evitar desconfiar de cualquier persona.

Notó como el capitán del barco hablaba con aquel extraño bailarín pero no prestó mucha atención hasta que este último le habló directamente a él. Esbozó una sonrisa sarcástica mientras intentaba contener la risa y antes de que pudiera contestar a aquella estúpida pregunta, Stripe se le adelantó haciendo un ruido fuerte dejando escapar aire por su nariz y moviendo la cabeza. Craig señaló al wyvern. - Por si no has entendido lo que significa, es un no. Y opino lo mismo, no transportamos ni cosas ni gente. - Siguió sentado en el mismo sitio cuando contestó y solo subió un poco el rostro para mirar a ver como reaccionaban los dos tipos. - Ya estamos condenados a muerte, ¿No? Yo no le veo el problema.
Afiliación :
- BERN -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Desertor

Inventario :
Hacha larga de bronce [2]
Vulnerary [3]
Hacha larga de acero [2]
.
.
.

Support :
Feldsphar

Especialización :


Experiencia :

Gold :
1655


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Señor de un Reino Muerto [Marc, Judal, Craig]

Mensaje por Marc el Sáb Nov 18, 2017 4:38 pm

La victoria era un conocida en su vida, pero lejos de ser una amiga. La derrota, por su parte, estaba en mucho mejores tratos con él.

Habiendo nacido en derrota, habiendo sido la estrella de repuesto que había brillado para él en contraposición a su hermana, desde temprana edad había aprendido a cortejarla y apelar su bondad y sabiduría. Ante todo esperaba siempre volver a verla, y era solo cuando esta lo permitía que la otra muchacha le visitaba o soltaba alguna migaja en su dirección.

Por esto que la situación al subir a cubierta no le resultó completamente inesperada. Lejos, sin duda, de sus planes o expectativas ideales pero... siempre estaba expectante a que su buena amiga hiciera acto de presencia.

Era el único don que su padre le había otorgado, que le había envuelto al nacer, y que se sentía orgulloso de blandir como nadie.

-Es sin duda un gran problema que no podemos ignorar- respondió con calma a su escandalosamente atractivo compañero de viajes. -Le hemos pagado, capitán, por un trabajo particular y buena moneda. Una suma, de hecho, por fuera de cualquier inversión de riesgo que estoy dispuesto a tolerar.-

Sin perder la calma, como si la discusión fuera sobre que habría de cenar, miró esta vez al mercenario. -Si el capitán no desea moverse, te pagaré su parte de la paga para que transportes a un pasajero- señaló al capitán y continuó -Si el capitán cae accidentalmente sobre el barco emergido, no nos quedará a nosotros ni la tripulación otra que salvarle. Sería una pena dejar al capitán solo en un barco lleno de aquellas criaturas... ¿No creen?-

¿Amenazas? ¿A él? ¿Estando tan cerca de obtener de primera mano información valiosa tanto para el eterno como para sus relacione políticas con otro país?

¡¿TRAS HABERLE PAGADO?!

Siempre prefería la miel a la hiel, pero había siempre un limite de cuanta tolerancia podía tener una persona. Reposando una mano en su tomó, sintió la oscuridad envolver su corazon, abrazarlo. Como una masa viva se escabulló sobre su pierna y dio un azote por detrás suyo alejando a dos marineros que intentaban acercarsele amenazante, antes de volver por el mismo camino que había tomado.

-Como dice nuestro amigo, la muerte estaba en claro y al acecho sobre nosotros desde el momento de comenzar. Es su decisión pues, capitán, en que forma partirá de este mundo.- si su tono antes era calmado, una frialdad y calma inhumanas ahora impregnaban el mismo.

Estaban a merced del eterno, sus alas y ojos les cubrían y vigilaban. Si debían de perecer, sería bajo SU voluntad y terminos, no bajo las de un cobarde pagano.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Maestro Inquisidor (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
Esp. de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
959


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Señor de un Reino Muerto [Marc, Judal, Craig]

Mensaje por Judal el Lun Nov 20, 2017 10:13 pm

Sus pies hicieron un sonido seco cuando golpeó su talón con fuerza y frustración contra la madera, el capitán no colaboraba y tampoco lo hacía el mercenario que habían contratado. Gruñó entre dientes mirando con desdén al gran lagarto que había negado su petición, no tenía mucha experiencia, por no decir ninguna experiencia, con wyvern o sus dueños, para él eran solo grandes caballos escamosos y con alas, incluso más grande que un caballo. Le parecía ridículo que no pudiesen cargar si los caballos si podían, tanto músculo, alas y escamas para nada, o quizás solo fuese recelo de su jinete que no quería compartir su montura. Como fuese, no le estaban siendo de ayuda alguna - Manga de inútiles, ya les estamos pagando y aún no están haciendo nada, más vale que se hagan valer después. - estaba muy malhumorado y no cuidaba su lengua, siempre dispuesto a decir lo que pensaba y más con gente que consideraba por debajo de él. Pequeño bailarín tonto que se subía a un castillo de naipes y pretendía bailar desde allí sin caer de trompa al piso.

Sin embargo su humor mejoraría enseguida. El joven estratega que tanto le recordaba a un joven Pelleas en realidad parecía tener más personalidad que el príncipe. Sujetando su tomo habló con la calma de una montaña, inamovible lanzó sus amenazas que enfurecieron al capitán pero enseguida empalideció cuando la oscuridad brotó del piso a los pies de su amo. El bailarín mostraba una amplia sonrisa, casi sedienta, al ver aquello, como siempre seducido más por el poder que por cualquier otra cosa. Segundó inmediatamente - Creo que la paga extra le vendría mejor a nuestro mercenario, ese lagarto debe comer mucho. - inclinándose más a la idea de obligarle a actuar vio como el capitán dudaba por varios segundos mientras su rostro pasaba intermitentemente de ira a confusión y a miedo, mirando al gran wyvern que no tenía apariencia precisamente amigable y al joven estratega que pese a su apariencia tranquila y mansa ya había demostrado que no le temblaría la mano en utilizar su magia arcana contra ellos o detener al wyvern de clavar sus gruesas garras en sus hombros.

Finalmente optó por la opción menos desfavorable para él - Los acercaremos al barco pero si las cosas se salen de control, no los esperaremos. Están locos. - falfullando improperios y acordándose de las madres de los tres y probablemente también la madre del wyvern, se dirigió hacia el timón y dio algunas ordenes a sus hombres.

La gran embarcación se acercó, lentamente se comenzaba a divisar mejor a los emergidos en el otro barco y Judal se aproximó al wyvern a sabiendas que sería el lugar más seguro si había un ataque - Seguiremos las indicaciones de Marc, pero mantente cerca mío y te seré de buena ayuda cuando la necesites. - dijo confiado y enseguida estiró una de sus piernas para bajar sus manos hasta su pie, estirando su cuerpo y doblándolo como si sus articulaciones no tuviesen un límite normal. Sabía que podría motivar a cualquiera si se lo proponía y con los nuevos bailes que había aprendido podía hacer que cualquier hombre en el campo de batalla valiese por dos... literalmente.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dancer

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Sello Maestro
.
.
.
.

Support :
Pelleas
Suzuki

Especialización :

Experiencia :

Gold :
257


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Señor de un Reino Muerto [Marc, Judal, Craig]

Mensaje por Craig el Miér Nov 29, 2017 2:41 pm

Presuponía que una negativa por parte de su wyvern a la proposición de que transportasen a más personas no sería un tema que otros encajasen bien, más cuando no tenían ni idea de aquellos animales. Craig prefería tener a unos humanos que no conocía de nada enfadados antes de tener a un saco de escamas enfadado. Se levantó del suelo con toda la tranquilidad del mundo y se sacudió los pantalones para tratar de quitar todo el polvo que se había quedado pegado del suelo. - Me pagasteis para pelear, no para transportar gente. - Lo mencionó sin atisbo de malicia, después de todo, aquella era para él su realidad y creía que era cierto. Además, su wyvern no estaba acostumbrado a tratar bien a los desconocidos y Craig no quería problemas, solo quería pelear que era lo que había ido a hacer en aquel estúpido lugar.

Quería mezclarse lo menos posible con aquella disputa pero al haberse encontrado en aquel preciso instante en la cubierta en lugar de su camerino, probablemente su única opción era seguir aparentando que no le importaba mucho el tema y contestar solo cuando le preguntasen directamente. Ni que el tuviera culpa alguna de que el capitán del barco fuera un cobarde.

La mención sobre aumentar su paga hizo que su interés en intervenir en la conversación volviera. - Más te vale que lo de la paga no sea un bulo. - Craig se cruzó de brazos y alzó la mirada para observar la respuesta de su wyvern. - ¿Has escuchado eso, Stripe? Más dinero significa más comida de la de verdad, espero que esto te motive más en el plan de estos. - El gran animal solo movió un poco la cabeza de manera poco agresiva, no parecía que le molestase tanto como antes así que para Craig ya estaba bien de esa forma. Y “dejar caer accidentalmente” a alguien sonaba a una idea divertida, sobretodo porque no era como si esos dos tipos fueran a lamentar esa perdida, lo cual fue un poco triste al ver como el capitán reaccionaba a las amenazas.

Un motivo de diversión menos.

El wyvern se quedó atontado cuando la silueta de la otra embarcación empezaba a ser aparente y el jinete acabó perdiendo la mirada en aquella dirección. Ninguno de los dos estaba acostumbrado a viajar en barco. Pero le sorprendió más que aquel tipo de pelo largo y ojos rubí le diera que podría ser de ayuda... No pudo evitar soltar una carcajada. - ¿Quién? ¿Tu? ¿Ayuda? Lo que tu digas... - Mientras el otro se estiraba o lo que fueran aquellos movimientos, Craig acercó sus manos al lomo del wyvern, quien agachó un poco para facilitarle la subida a su jinete. Aún si no lo dijo con palabras, acató las ordenes y no se alejó, esperando que el muchacho de la túnica dijera como proceder.
Afiliación :
- BERN -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Desertor

Inventario :
Hacha larga de bronce [2]
Vulnerary [3]
Hacha larga de acero [2]
.
.
.

Support :
Feldsphar

Especialización :


Experiencia :

Gold :
1655


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Señor de un Reino Muerto [Marc, Judal, Craig]

Mensaje por Narrador el Miér Nov 29, 2017 11:57 pm

El capitán se pierde pronto de vista, pero el rumbo y la decisión quedan claras cuando el barco empieza a acercarse al principal navío emergido. Se detienen a fuerza, sin llegar a la costa sino bajando anclas apenas pueden posicionarse junto al barco enemigo. Los marineros del barco aliado rápidamente disponen de un par de tablas gruesas y firmes para cruzar a abordar al otro, enseguida retirándose de regreso a sus puestos de trabajo, ya que el barco seguramente necesitará ser defendido por otros frentes o al menos mantenido.

Habiendo sido cortado tan repentinamente el proceso de cargar el barco, este se ve todavía bastante vacío. Un sanador de alto nivel organiza recién algunas cajas de provisiones en el depósito, y en total las tropas aún ni siquiera han subido, siendo pocos los que están a la vista. Sin embargo, cerca de la proa se ve al imponente líder, con su reluciente armadura de placas en forma de plumas, acompañado por un estratega también en armadura.

Un par de emergidos se acercan de inmediato a intentar impedir el cruce de intrusos a su barco.

Inicia la MODALIDAD DE MAPA.
Modo de uso y reglas AQUÍ.



OBJETIVO: DERROTAR AL LÍDER EMERGIDO

RECUENTO DE HP:









Support :
None.

Experiencia :

Gold :
2915


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Señor de un Reino Muerto [Marc, Judal, Craig]

Mensaje por Marc el Miér Dic 06, 2017 10:00 pm

Sus palabras no fueron a oídos sordos, sus amenazas eran claras. El capitán entró en razón y puso en rumbo correcto y constante al barco.

Respiró hondo mientras el navío enemigo se hacía más y más grande a cada instante, su presencia cada vez más difícil de ignorar, más amenazante, más "presente". La oscuridad había abandonado el abrazo a su corazón ya, y aunque su deseo de embriagarse nuevamente en ella y en la seguridad de las alas de su padre eran fuertes, sabía lo que vendría y no podía darse el lujo de malgastar esfuerzos.

La magia arcana tenía un costo mayor que cualquier otra, y necesitaba toda reserva de su ser para lo que acontecía.

Los otros dos parecían tranquilos, listos para el combate ¿Él? Su lugar era un tanto más tras bambalinas que con tropas enemigas inciertas al frente.

Planeaba siempre para perder, con la información y certeza que en la perdida siempre había nuevas chances. Pero aquella batalla era diferente: lejos de casa, lejos de su apoyo, con información limitada... Y al fin y al cabo él había insistido en aquello sabiendo que no tenía en verdad otra alternativa.

El eterno le daba una chance, un atisbo de la verdad oculta del mundo frente a él... ¿Quien era él para cuestionar los designios del eterno?

Caminó más allá del mercenario y su otro acompañante, con paso calmado y decidido. Su mano aferraba su tomo con firmeza, dejando que lentamente la oscuridad envolviera su corazón pero sin dejar que nublara su juicio al completo.

Lo necesitaba, aquel día más que nunca.

-No son emergidos ordinarios- comentó, y aunque ya en sus ropas aquello era visible, procedió a aclarar -Tienen lideres, tienen un proposito y no simplemente marcharan esta vez. No les menosprecien- su vista se clavó un instante en los emergidos en la proa que destacaban aun más que el resto, grabando sus figuras en sus retinas -Rompamos sus filas con rapidez para luego cortar cualquier fuente de curación, prioricemos bajas y movamos los números a nuestro favor-

La presión en su pecho aumentó.

-Has valer tu paga, y obtendrás favor más allá de la mundana moneda que te daremos- le dirigió en tono calmado al mercenario, no demandante sino informandole. Haría valer su paga, era un hecho que no estaba a negociar o poner en duda.

Las alas de su padre transformaban la desesperación en poder; podía sentirlo moverse bajo su piel.

-Tu tienes prohibido morir- le expresó esta vez a su exótico acompañante. Perder al enviado de Pelleas era condenar politica internacional en formas que ni quería pensar. Más en los tiempos que corrían, la oscuridad necesitaba mantenerse unida.

Las tablas unieron ambos barcos, las tropas enemigas ya visibles. El terror e incertidumbre pasaron a cobrar una presencia física completa y totalmente imposible de ignorar.

Las garras de su padre se clavaban en su seno para salir, ya podía ver pequeños puntos oscuros en los bordes de su visión...

Avanzó hasta el borde del improvisado puente con la calma que solo la magia arcana podía darle en esas circunstancias, extendió su mano... Y dejo ir toda la presión que inundaba su pecho.

Una masa de energía oscura se abalanzó sobre el lancero emergido al norte sedienta de calor, de vida, de apagar aquel fuego que parecía arder tras las miradas de aquellos espectrales soldados. Como una serpiente siseó, para alzarse como una cobra y saltar a su victima al estar a distancia de ataque.

'Padre Grima, que tus designios sean verdad en mis manos, que tus palabras y promesas sean la piedra fundamental de mi corazón; que el caos reine en el de mis enemigos. Que tus alas sean mi capa y techo, mi todo, mi espada y mi escudo. Porque tuya es la victoria y tuya la derrota... Y, por sobre todo, tuyo soy...'

Spoiler:

Marc usa night shade en soldier de arriba (?)
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
Tactician

Cargo :
Maestro Inquisidor (religión de Grima)

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
Esp. de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
959


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Señor de un Reino Muerto [Marc, Judal, Craig]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.