Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Misión] Arquitectos de la Historia I [Ram, Virion, Khigu, Salkhi]

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: [Misión] Arquitectos de la Historia I [Ram, Virion, Khigu, Salkhi]

Mensaje por Invitado el Miér Mar 14, 2018 4:16 pm

No hubo expresión de sorpresa ni de agrado en el rostro del arquero de Sacae cuando su flecha impactó en el cuerpo del emergido al que apuntaba, apreciando con todo lujo de detalles como su virote se clavaba en la grisácea carne del endiablado ser. ¿Pero por qué iba a sorprenderse? Por mucho que se hubiera visto obligado a atacar a causa de las palabras de otra persona él seguía siendo un experto arquero. Un tiro como aquel, aún improvisado, era algo sencillo de ejecutar y acertar. Lo único que había cambiado con el acelerar de sus acciones era el resultado del disparo. SI hubiera contado con un solo segundo más, si hubiera esperado al momento perfecto tal y como planeaba, su flecha se habría clavado en la garganta de la criatura de ojos rojos y la luz roja cual fuego habría desaparecido de sus ojos por siempre. Pero no había sido así, ella se lo había impedido.

“Ella…” A pesar de su delicada situación, teniendo a un emergido frente a él que por alguna extraña razón estaba buscando su arma, Salkhi no pudo resistir una leve tentación de mirar hacia atrás, allá donde Khigu peleaba y resistía por su cuenta. Sus ojos alcanzaron a ver como un carbonizado emergido caía muerto a sus pies, probablemente rematado con el golpe de su arma y ayudado por  la acompañante del dichoso noble fanfarrón que se encontraba a sus espaldas. “¿Por qué es así?” ¿Se preguntaba por la extraña personalidad de la nómada, una de las pocas que podía soportar de entre los habitantes del mundo conocido? ¿O acaso estaba preguntándose a sí mismo el rubio sobre el porqué de que ella actuara de esa forma sobre él, de que su presencia y sus palabras le alteraran de una forma que no llegaba a comprender? Primero había sido en el claro, ahora había sido allí mismo, y en ambas ocasiones había sentido lo mismo, un extraño calor en su interior que le obligaba a actuar en contra de sus instintos, en contra de quien él mismo era.

El brillo del metal en movimiento y un grito de terror tras de él le trajeron de regreso a la realidad.

No era un ataque dirigido hacia él, como había sospechado en un primer momento, sino uno dirigido a la mujer de pelo rosa que acompañaba al egocéntrico individuo de pelo celeste. Y tampoco era uno solo el ataque, sino que eran dos dirigidos a la misma carne, en busca de la misma sangre… Y sin apartar la mirada, el cazador vio como los dos golpes impactaban en su objetivo, y como el pequeño cuerpo de la doncella se derrumbaba en el suelo como si fuera un juguete roto, algo cuya utilidad había tocado su fin.

¿Estaba muerta? No podía saberlo, sus ojos estaba ocultos y contra la hierba. ¿Ram era acaso su nombre? Así la había llamado el arrogante intento de arquero que tras de él se encontraba. ¿Iba a mostrar acaso preocupación? No. Aquello no era culpa de él, y eso era algo que Salkhi tenía bien claro. La ley de la Caza, la ley de Sacae, la ley que él había seguido durante toda su vida se guiaba por la sencilla pauta de quien no era cazador era presa, y fallar en lo primero te convertía en lo segundo. Si ella había muerto, si esos ataques habían puesto fin a su vida… La culpa era de ella y solo de ella. No había sido lo bastante fuerte, no había nacido para cazar. Solo era una presa más en el mundo, una de las tantas que existían para alimentar a quien era más fuerte que ellas.

“Para dejar a alguien roto detrás.” Los ojos de Salkhi se movieron solos hacia la figura del noble, hacia sus gestos de dolor y sus expresiones de rabia y sufrimiento…


______________


-La clave es mantener la respiración antes de disparar hijo. Retén el aire dentro de ti mientras buscas donde acertar, y no lo sueltes hasta que sea el momento de que la flecha salga junto a él.- Un hombre de pelo verde como el musgo del pantano se encontraba con una rodilla clavada en la húmeda tierra de un bosque del territorio conocido como Etruria, a solo unos días de viaje de las extensas praderas de Sacae. Se encontraba allí de caza, en busca de una gran pieza que alimentara los bolsillos de su familia y los estómagos de su clan, pero también estaba allí con otro objetivo. Estaba allí para educar a su vástago, a su primogénito, en la actividad que el mismo estaba cumpliendo.

-En este caso, el mejor punto es en el cuello. Le dará una muerte rápida e indolora a la pobre criatura.- Cuatro ojos observaban a través de un matorral la entrada de una pequeña cueva… Y más concretamente, a una loba tendida frente a la misma. Su pelaje era oscuro y claro a partes iguales, y sus patas se estiraban con el vigor de quien acababa de despertar de una larga siesta bajo el sol de la estación seca. Cazador y aprendiz habían encontrado el rastro varias lunas atrás, y aquel era el momento más delicado de la cacería. Sus cuerpos estaban embadurnados de barro para ocultar su olor, y habían comprobado con hojas secas que el viento soplaba desde la loba hacia ellos, no al revés. Su presencia era invisible para el animal, pero debían darse prisa si no querían ser descubiertos.

-Y ahora, silencio.- Ante la atenta mirada de su vástago, el hombre llevó la cuerda de su arco hasta su oreja, sintiendo la tensión de cordel y madera entre sus dedos y notando como a cada segundo que pasaba sus brazos sentían mayor presión por mantenerse en tal posición. Pero no podía fallar ese tiro y lo sabía bien. Necesitaba mostrar a su primogénito como debía hacer las cosas, como debía actuar si quería cumplir el destino que los ancianos habían señalado como suyo…

La flecha escapó finalmente de entre sus dedos, y de forma casi instantánea esta se clavó en el cuello del fiero animal. Un gemido de dolor y algunos movimientos después, la loba había caído ya a un suelo donde su sangre comenzaba a teñir la tierra de oscuridad.

-Bien. Ahora solo tenemos que recoger la presa y…- Los movimientos del mayor se vieron cortados cuando notó como su brazo del arco era agarrado por una mano más pequeña que la suya. Su hijo, silencioso como siempre, no hizo pregunta alguna, pero sí que mantenía su mirada fija más allá del cadáver del animal. Miraba a la cueva y a su interior, de donde salieron dos pequeños lobeznos de pelaje parecido al de su progenitora, con las orejas agachadas y la mirada fija en el cuerpo de quien les había estado protegiendo del mundo hasta instantes atrás.

-¿Por qué?- Su voz sonó firme y decidida, demasiado para alguien de solo once años. Y como en todas las demás ocasiones que una pregunta había salido de entre sus labios, el padre no sabía a qué se refería su hijo exactamente. ¿Por qué lo había matado? ¿Por qué lloraban los lobeznos? Era en momentos como ese en los que maldecía, por lo bajo, a Hanon por darle un hijo de futuro aparentemente brillante futuro pero difícil infancia, sobre todo para él y su madre.

-Salkhi…- El nombre aún sonaba extraño al salir de entre sus labios. Era un nombre poderoso, con historia y peso. Que su vástago lo portara le hacía sentir orgulloso y a la par aterrorizado del futuro que le esperaba. -La caza trae dolor y alegría por partes iguales. La muerte de la presa equivale a la vida del cazador, y eso acarrea una cosa u otra a quienes tienen cerca… Todos somos parte de la caza aunque no lo sepamos, pero está solo en nuestras manos el decidir que seremos de sus dos extremos.- La mano del progenitor se posó sobre el hombro de su primogénito con el cuidado y cariño que solo un padre sabe usar. Pero la consciencia del pequeño no estaba allí, sino en la entrada de la cueva, viendo a dos lobeznos llorar por la muerte de su madre…


______________


El arquero sacudió su cabeza de forma firme y seca. ¿Qué acababa de pasar? ¿A que venía un recuerdo como aquel en un momento como ese? Él pensaba que su pasado había quedado atrás hacia años, que sus memorias habían sido enterradas allá donde no las buscaría nunca por no necesitarlas más. Pero aquella escena de su pasado, aquella caza junto a su padre… ¿Cuál era la razón de que su mente hubiera decidido traerla al presente de nuevo? ¿Por qué esa escena? ¿Por qué en aquel lugar? “¿Qué me está pasando?” Demasiadas preguntas en un solo día, y más aun siendo uno de caza y lucha.

Una inspección rápida a su alrededor bastó para ver cómo habían evolucionado las cosas desde que había permitido que el pasado le atacara. Ram no había muerto como había parecido en primera instancia, sino que se había levantado para continuar luchando y preparaba nuevamente uno de sus mágicos ataques. Un leve asentimiento, casi imperceptible, fue hecho por la cabeza del cazador, una señal de aprobación por alguien a quien veía superarse a sí mismo y mantenerse en pie para seguir luchando. Acababa de demostrarle que no era una presa, que era una cazadora y que planeaba seguir siéndolo.

Ignorando al noble a sus espaldas, el nómada buscó a la otra hija de las tierras de Hanon ligeramente tras la pelirosa… Pero no la vio allí. La vio aún más lejos, dirigiéndose hacia el campamento Lorca a paso firme pero imparable. Por alguna razón sus impulsos habían vuelto a dominarla, y bien sabía el cazador que sería imposible detenerla aunque quisiera. -Buena caza.- Salkhi sabía lo que Khigu se proponía, y por eso mismo no planeaba molestarse siquiera en mirar en su dirección. Ella libraría su batalla personal contra cualquier emergido que apareciera en el campamento, y él se encargaría de seguir acribillando a todos y cada uno de los que se acercaban a su posición con letal determinación y cruel brillo en su mirada. -Tú caes.- Tomando una nueva flecha de su carcaj, el arquero cargó la misma en su arma y apuntó al objetivo de su mira: El emergido frente a la criada de pelo rosa, el que mas cerca estaba de salir en persecución de la peliblanca.

Apuntando por encima del hombro de la mujer frente a él, Salkhi buscó el trazado de su proyectil que llevara a la punta del bronce del mismo a clavarse en uno de los puntos vitales de la endemoniada criatura de ojos rojos. El destello del fuego frente a él fue la señal que necesitó, y los dedos de su mano derecha soltaron la cuerda en un rápido y seco movimiento que provocó un fuerte lanzamiento de la flecha, la cual voló de forma imparable hacia el cuerpo del ser de gris piel... Todo estaba ya en manos de Hanon y su viento, pues algo tan sencillo como una leve brisa podría cambiar la flecha de rumbo y hacer el disparo de la misma inutil.

Resumen:
1. Salkhi mantiene posición y dispara al emergido junto a Ram
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Arquitectos de la Historia I [Ram, Virion, Khigu, Salkhi]

Mensaje por Narrador2 el Sáb Mar 17, 2018 1:13 pm

Primero se harán las tiradas por los ataques de los aliados

Ram ataca al emergido fighter: = nivel = tipo
Virion ataca al emergido fighter: - tipo = nivel
Khigu ataca a enemigo tactician: =tipo + nivel
Salkhi ataca a enemigo fighter: -tipo = nivel
Inventario :
Premio misterioso
Tónico de res. [2]
Tónico de def [2]
Elixir [2]
Arco de bronce [2]
1620 gold

Support :
None.

Experiencia :

Gold :
3716


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Arquitectos de la Historia I [Ram, Virion, Khigu, Salkhi]

Mensaje por Narrador el Sáb Mar 17, 2018 1:13 pm

El miembro 'Narrador2' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 '= tipo = nivel' :


--------------------------------

#2 '- tipo = nivel' :


--------------------------------

#3 '= tipo + nivel' :


--------------------------------

#4 '- tipo = nivel' :
Support :
None.

Experiencia :

Gold :
4550


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Arquitectos de la Historia I [Ram, Virion, Khigu, Salkhi]

Mensaje por Narrador2 el Sáb Mar 17, 2018 1:29 pm

La maga al borde de la muerte, logra recuperarse con un concotion y devuelve el golpe en forma de una poderosa bola de fuego a su atacante, seguida por la flecha de su compañero aun oculto en los arbustos. Desgraciadamente, no son suficientes para abatir con el fighter enemigo.

El arquero de arqueros, por su parte, mantiene la calma pese a la ira que le inunda y sigue manteniendo a ralla al fighter enemigo, desarmandolo nuevamente e incluso clavando una flecha en su costado. La nómada, entre toda la confusión del campo de batalla, detecta una abertura y se lanza contra el tactician emergido, dejandole una severa herida con su hacha de acero.



Los 3 fighters continuan el asalto sobre la maga. Frente al arquero nómada, el myrmidon aun se ve inhabilitado a pasar por culpa de su compañero desarmado.

Al otro lado del río, el tactician retrocede y ataca y su guardaespaldas se abalanza sobre la fighter nómada.


Clase: Tactician
Arma: Wind


Clase: Myrmidon
Arma: Espada de Bronce

Paso a tirar =tipo =nivel por los 3 fighters contra Ram.
= tipo = nivel para el tactician contra Khigu
Myrmidon pega por ventaja de armas.
Inventario :
Premio misterioso
Tónico de res. [2]
Tónico de def [2]
Elixir [2]
Arco de bronce [2]
1620 gold

Support :
None.

Experiencia :

Gold :
3716


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Arquitectos de la Historia I [Ram, Virion, Khigu, Salkhi]

Mensaje por Narrador el Sáb Mar 17, 2018 1:29 pm

El miembro 'Narrador2' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 '= tipo = nivel' :


--------------------------------

#2 '= tipo = nivel' :


--------------------------------

#3 '= tipo = nivel' :


--------------------------------

#4 '= tipo = nivel' :
Support :
None.

Experiencia :

Gold :
4550


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Arquitectos de la Historia I [Ram, Virion, Khigu, Salkhi]

Mensaje por Narrador2 el Sáb Mar 17, 2018 1:39 pm

Solo una de las hachas arrojadizas impacta contra la maga. recibiendo una herida superficial. Del otro lado del rio, la nómada no tiene tanta suerte: el viento del tactician corta su piel al tiempo que el myrmidon aprovecha la apertura y acetas un corte con su espada, dejandola asi al borde de la muerte.

El jinete wyvern que se veía antes en el cielo llega y sube al tactician, que mira una ultima vez a la fighter enemiga antes de montar e irse. El resto de los emergidos miran al cielo al unisono, y como si fuera una señal, marchan fuera del campo de batalla.

Tras que el panorama se tranquilice, pueden ver que cuando la nómada golpeo al tactician, algunos de sus documentos quedaron desperdigados por el suelo. Parecen importante, y entre ellos resalta un mapa que rapidamente capta su atención.


MODO MAPA FINALIZADO

[El tema aún puede ser utilizado para terminar de rolear, abrir cofres, repartir items, etc. La misión se considera ya lograda.]

[El contenido de los documentos, de ser tomados, será posteado por Narrador tras el cerrado de tema en una fecha posterior por motivos relativos a la fecha de fin del Capítulo 2.]
Inventario :
Premio misterioso
Tónico de res. [2]
Tónico de def [2]
Elixir [2]
Arco de bronce [2]
1620 gold

Support :
None.

Experiencia :

Gold :
3716


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Arquitectos de la Historia I [Ram, Virion, Khigu, Salkhi]

Mensaje por Ram de Montmorency el Sáb Mar 17, 2018 6:30 pm

No importaba que de nuevo hubiese estado a las puertas de la mismísima muerte, o que estuviese enfrentándose cara a cara a un enemigo que la superaba con creces en fuerza y resistencia. Magullada y manchada de sangre, Ram seguía permaneciendo imperturbable ante una situación realmente desalentadora. Su grupo estaba empezando a notar los efectos del cansancio, y los emergidos no parecían dispuestos a dejar de salir para unirse a aquella terrible emboscada. La hechicera de fuego recorrió con mirada afilada el campo de batalla por enésima vez, tratando de buscar un punto débil en la estrategia de los rivales que se pudiese explotar. Tal y como le había dado a entender a su amo instantes atrás, tenía la fuerte sospecha de que debía de haber alguien organizando aquel ataque. Alguien que, desde las sombras, coordinaba cada movimiento de los emergidos con la intención de hacerles caer. Virion decía que el responsable se escondía detrás de la gran carpa del campamento Lorca, por lo que era de crucial importancia llegar hasta él para desorganizar las filas del resto de emergidos. Ram sonrió para sus adentros. Si el bando rival ponía tanto empeño en intentar alejarlos de aquellas tierras, debían de estar ocultando algo realmente importante. ¿Un mapa como el que guardaban en la república de Carcino exiliada en Renais, tal vez? ¿Un escrito codificado que arrojase más pistas acerca de la verdadera naturaleza de esas repugnantes criaturas? ¿Un poderoso y antiguo tomo de magia? Las posibilidades eran infinitas, y ella era una de las pocas intelectuales en el mundo capaces de descifrar los secretos de los emergidos. Ayudar con información al reino de Ylisse —hacia el que albergaba un profundo rencor— le traía sin cuidado. Su principal motivación para arriesgar tanto en esa escabrosa misión se limitaba a su deseo de serle útil a su estimado señor.

Por desgracia, no podía ignorar el hecho de que en realidad le había fallado. Tras tantos días de preparación en el carruaje de Gilbert trazando planes, ninguna de sus estrategias les había servido de mucho al final. Dos factores imprevistos bastaron para echarlo todo a perder: la inesperada aparición de los dos nómadas salvajes, y el mero hecho de que los emergidos estaban mejor armados de lo esperado en un principio. Por culpa de su falta de previsión, había pagado caras las consecuencias.

Estos eran los pensamientos de Ram mientras que canalizaba energía a través de su grimorio manuscrito. El brebaje que acababa de tomarse había renovado por completo su energía, y quizá se habría sentido capaz de calcinar sola a las huestes enemigas de no ser porque no contaba con hechizos tan poderosos en su haber. No obstante, era consciente de que era imprudente confiarse. Los emergidos tratarían de volver a derribarla a la menor oportunidad si no estaba atenta, y nada podía garantizarle que pudiese sanar sus heridas de nuevo. Mientras tanto, la doncella intentaba actuar como si en realidad en ningún momento hubiese estado en peligro. No tenía manera de determinar por cuánto tiempo había permanecido moribunda en el suelo, y debido a la pérdida de sangre tampoco tenía noción de qué había ocurrido en ese lapso de tiempo. Esperaba que el noble arquero, concentrado en el caos de la batalla, no se hubiese dado cuenta de nada. Pero entonces, Virion habló. Lo que empezó siendo una pregunta titubeante se convirtió en un grito que le dejó sin voz, y Ram supo que su amo había sido en verdad testigo de todo. Sin saber muy bien por qué, la hechicera se quedó paralizada al escucharle mientras su conjuro de fuego daba de lleno a un emergido. Quizá fuese la vergüenza de que, desprovista de su máscara de fingida fortaleza, la hubiese visto tan vulnerable como en realidad era; o quizá fuese la impresión de ver a alguien a quien admiraba por su entereza perder la compostura… solo por ella.

Virion… yo… —empezó a responderle aún desconcertada y con los ojos abiertos como platos, sin reparar en que no había llamado al arquero por el título de “amo” primero. Mas la sorpresa duró poco, y la hechicera recuperó su compostura habitual rápidamente. Clavando su gélida mirada en el emergido que tenía en frente, empezó a preparar otro hechizo de inmediato—. No os preocupéis.

La muchacha de cabello rosado quiso volver a pronunciar su siguiente conjuro en el misterioso y olvidado idioma de sus ancestros, pero fue interrumpida de repente por su compañera salvaje. La nómada profirió una serie de insultos e improperios a uno de los emergidos que luchaban con hachas arrojadizas, y al escucharla, la hechicera sintió ganas de llevarse una mano a la frente. Aquellas criaturas no hablaban la lengua de la gente común ni mucho menos, por lo que por mucho que malgastase energía y saliva intentando provocarles, no la entenderían. Ram alzó su dedo índice y abrió la boca con la intención de decírselo, pero desistió al asimilar que sería inútil. Con los salvajes no se podía razonar, de eso estaba convencida. Fue entonces cuando de repente notó que la mujer de piel morena la estaba mirando de reojo. No supo describir muy bien el por qué, pero durante el breve instante en el que las pupilas de la nómada encontraron las suyas, percibió algo que hacía mucho que no experimentaba. ¿Una conexión, tal vez? Como solía ocurrir mientras estaba en compañía de su querida hermana pequeña, entendió sin necesidad de más palabras lo que la nómada pretendía, aquello que la motivaba a querer apartarse del grupo y darle su merecido al bastardo que lideraba al bando contrario… Ram asintió, dándole así su aprobación. No porque estuviese de acuerdo con el arriesgado plan, sino porque ahora entendía que nadie podía detener a un corazón salvaje dispuesto a proteger algo importante.

Virion, cazador de Sacae… —dijo para llamar la atención de sus dos compañeros de batalla restantes, y mientras empezaba a materializar una poderosa esfera de fuego aún más intensa que las anteriores—. Esto es una batalla de desgaste. El enemigo quiere abrumarnos con números. Si cedemos por pánico, será nuestro fin.

Ram habló con una determinación más propia de una líder, que de una simple sirvienta. Había dejado de prestar atención a las jerarquías para centrarse solo en lo que importaba en esos momentos. Sin la ayuda de la salvaje del hacha, estaban aún más a merced de los emergidos que antes. La posibilidad de que alguien cayese malherido seguía siendo aún bastante real, por lo que por mucho que detestase admitirlo, la supervivencia o no del grupo recaía en el Destino. Reticente a esa idea, la hechicera posó su mirada gélida sobre uno de los tres emergidos que la habían atacado previamente cuando una flecha pasó silbando a su lado. El proyectil impactó en su objetivo, pero no consiguió derribarlo. El responsable había sido el cazador de Sacae, que parecía estar cubriéndole las espaldas a su impetuosa compañera. Antes de que la maga consiguiese siquiera aprovechar el momento para darle un último golpe de gracia a su adversario, reparó en que estaba de nuevo en peligro. Esquivó por los pelos dos de los ataques que pretendían acabar con ella, y el tercero tan solo la hirió superficialmente en un brazo.

Ungh —se quejó a la vez que alzaba la mano con la intención de lanzarle su conjuro al oponente que tenía enfrente. No obstante, algo extraño ocurrió antes de que pudiese hacer nada. Todos los emergidos que los rodeaban alzaron la vista al cielo de repente, y como si hubiesen recibido una nueva orden, empezaron marcharse del campo de batalla. Incrédula, Ram esperó varios segundos que terminaron por convertirse en minutos. ¿Qué acababa de pasar? Los alrededores del asentamiento Lorca habían quedado vacíos de un momento a otro, y por mucho que le diese vueltas a lo ocurrido no conseguía obtener una explicación que la satisficiese.

La misión no ha acabado todavía… —pensó de pronto en voz alta mientras sacudía la cabeza y empezaba a caminar en dirección al campamento. Sin mirar atrás para ver si la seguían, cruzó el puente de madera a paso lento y decidido, a la vez que sobre una de sus manos sostenía su libro de magia abierto de par en par por si acaso. No tardó en encontrar a la nómada salvaje malherida, pero con vida. Sin mediar palabra, la hechicera pasó a su lado y recogió los documentos que había desperdigados por el suelo. Parecían importantes, pero en esos momentos no tenía tiempo para descifrarlos. Doblándolos con cuidado, los guardó en su bolsa de provisiones antes de dirigirse a la mujer de piel morena.

¿Tenéis medicinas? Deseo revisar primero el campamento. Luego volveré a por vos —le dijo mientras se alejaba para inspeccionar el lugar. No podían estar seguros de que no se hubiese quedado allí algún emergido rezagado, por lo que era prudente examinar los alrededores antes de determinar que de verdad estaban a salvo. Al menos esa sería la excusa que utilizaría en caso de que le reprochasen el no ayudar de inmediato a la nómada de Sacae. Para Ram, lo único importante en esa misión eran los documentos que hubiesen podido dejar atrás los emergidos. Todo lo demás era secundario y prescindible. La muchacha de cabello rosado no necesitó avanzar mucho más antes de tropezarse con un gran cofre que se interponía en su camino. Estaba cerrado a cal y canto, pero por fortuna había venido preparada. Extrayendo una llave de su bolsa, abrió la cerradura para llevarse todo aquello que hubiese en su interior.

Acciones:
1. Ram toma los documentos y se desplaza hasta el cofre.
2. Ram abre el cofre con una Llave de cofre [1].
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Mage

Cargo :
Sirvienta

Inventario :
Vulnerary [2]
Concoction [2]
Tomo de Elfire [3]
Dagas de bronce [4]

Pagina mágica [1]
Tomo de Viento [1]

Support :
Virion

Especialización :

Experiencia :

Gold :
773


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Arquitectos de la Historia I [Ram, Virion, Khigu, Salkhi]

Mensaje por Eliwood el Jue Mar 29, 2018 7:27 pm

Tema cerrado. 140G a cada participante.

Ram ha gastado un uso de su tomo de Fuego.
Virion ha gastado un uso de su arco de bronce.
Khigu ha gastado un uso de su hacha de bronce.
Ram ha gastado un vulnerary.
Virion ha gastado un vulnerary.
Khigu ha gastado un vulnerary.
Ram ha gastado un concoction.
Salkhi ha gastado un uso de su arco de bronce.
Khigu ha gastado un uso de su hacha de acero.
Ram ha gastado una llave de cofre.
Ram ha obtenido 460 Gold, Dagas de bronce [4] y un Tomo de Elfire [2] del cofre.

Todos obtienen +4 EXP y +2 Bonus EXP!

Gracias al aumento de experiencia, Khigu obtiene un nuevo skill de la rama Warrior:

Grito de Guerra - Un grito, ya sean palabras específicas o no, que genera una enorme intimidación en los demás, a menos que sean expresamente sus aliados. La unidad no-aliada más cercana al guerrero queda en estado de Parálisis (incapacidad de realizar ataques o moverse de su posición; tan sólo se permite usar items o skills) por el turno. Grito de Guerra no puede ser utilizado 2 turnos consecutivos.

Salkhi obtiene un nuevo skill de la rama Archer:

Desarmar - Una técnica hábil con la cual el arquero puede dirigir una flecha al punto exacto del arma ajena, cerca de donde se sujeta, obligando al otro a dejar caer el arma, permitiendo al arquero un momento extra o una ventaja.

Ram obtiene un nuevo skill de la rama Mage:

Espiritualidad - Permite al mago ignorar cualquier dificultad del territorio, utilizando su conexión con los espíritus para abrir su camino contra arena, terreno escabroso, mal clima, etc., inclusive avanzar lenta y cuidadosamente por sobre la superficie de un cuerpo de agua, sin que sus pies se hundan en esta.

Finalmente, la barra de EXP de Virion ha sido maximizada.

Virion puede ahora ascender de la clase Archer a la clase Sniper.

>Ascender a la clase Sniper.
>No ascender, conservar la clase actual.

Favor de responder seleccionando la decisión.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Ellight [4]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3318


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Arquitectos de la Historia I [Ram, Virion, Khigu, Salkhi]

Mensaje por Virion el Jue Mar 29, 2018 8:31 pm

¿Es acaso posible que el Arquero de Arqueros pueda llegar a ser más bello, perfecto, heroico, aristocrático, fabuloso y maravilloso? ¡Hora de comprobarlo!

Acepto la promoción a Sniper ¡Muchas gracias por todo!
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Sniper

Cargo :
Miembro de Los Custodios

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Arco de bronce [2]
Vulnerary [3]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Arco de acero [3]
.

Support :
Pelleas
Ram

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3630


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Arquitectos de la Historia I [Ram, Virion, Khigu, Salkhi]

Mensaje por Eliwood el Mar Mayo 08, 2018 7:37 pm

- Class Change -



Virion ha ascendido de Archer a Sniper!

¡El nivel de uso de arcos ha sido aumentado!
La barra de EXP es reseteada. De ahora en adelante, sólo los temas tipo Campaña, Entrenamiento y Misión darán incrementos de EXP.

¡¡Felicitaciones!!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Ellight [4]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3318


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Arquitectos de la Historia I [Ram, Virion, Khigu, Salkhi]

Mensaje por Narrador el Sáb Ago 25, 2018 2:52 pm

Documentos hallados entre las pertenencias del estratega emergido:



Support :
None.

Experiencia :

Gold :
4550


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión] Arquitectos de la Historia I [Ram, Virion, Khigu, Salkhi]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.