Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Entrenamiento] And I'm going back home [Priv. Laslow y Corrin]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] And I'm going back home [Priv. Laslow y Corrin]

Mensaje por Corrin el Dom Oct 15, 2017 2:11 pm

Una vez, mucho tiempo atrás, Corrin había escuchado que las despedidas siempre eran dolorosas, pese a tratarse de un escollo a superar. Era necesario seguir adelante y continuar con el camino que el destino le tenía preparado. En cierto modo lo había experimentado con cada una de las veces que sus queridos hermanos iban a visitarla por un corto espacio de tiempo cuando se encontraba en la fortaleza del norte, volviendo a sumirse en la casi completa y fría soledad cuando llegaba el amargo momento de decir adiós. Una, otra y otra vez. Casi parecía que llegados a un momento podría llegar a acostumbrarse, pero no era más que una mentira. ¿Quién en su sano juicio podía habituarse a una situación de adiós, aun reversible, capaz de distanciarte de tus seres queridos como si fueran unos sencillos hilos manipulados?

Y así, manipulada y con el corazón encogido en el pecho era como se sentía dejando atrás esas vastas llanuras que caracterizan Ylisse, teniendo que partir una vez más rumbo a su reino. No solamente el lugar había sido capaz de abrirle los ojos, lleno de vida, de risas, de amabilidad y de sueños por llegar tras la liberación conseguida, sino también había conseguido, con afecto, granjearse un lugar en su corazón. Mas no solo aquellos bellos y fructíferos escenarios resultaron ser una sorpresa agradable, también las personas que lo moraban, y sus viajeros, especialmente sus viajeros. Los lazos de amistad labrados en las batalladas libradas en aquellas tierras vecinas pretendían quedarse grabadas por la eternidad.

Recordad a sus nuevos amigos le sonsacó una sonrisa más sincera de lo que cabría esperar, sabiendo que había ocultado información más que importante a aquellas personas con las que había compartido sangre, sudor y destino, pero ocultar su procedencia había sido necesario, por el bien de todos, para no enturbiar su creciente relación. La nostalgia comenzaba a ser un temible enemigo, aun cuando apenas hacía unas jornadas se había separado del último de sus compañeros de temerarias aventuras.

Los pastos ya habían cambiado, haciéndose menos ricos en las zonas más colindantes a Nohr. Aún así, estaba segura de que los frutos serían mucho mejores, pese a encontrarse a apenas unas cuantas horas de camino de su hogar.

Allí se encontraban, esperándola, su padre y sus hermanos. Quería regresar para jugar con Elise, recibir los abrazos y los mimos de Camilla, discutir con Leon y… bueno, daba por supuesto que Xander tendría preparado un discurso para aleccionarla sobre la locura que había cometido, el riesgo que entrañaba alejarse no solo del castillo, sino de Nohr, y la haría prometer que nunca lo haría de nuevo, menos aún sin escolta, pero pese a todo estaría esperando con ganas su regreso. “Mientras no se enfade demasiado… ¡seguro que en el fondo se emociona si le cuento mis aventuras al verme intacta!” pensó para sí misma, deseando que los pensamientos esperanzadores que se agolpaban en su mente no fueran más que una lejana fantasía. Si no, salir de nuevo del Castillo de Krakenburg sería una misión imposible.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Lord

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Espada de bronce [1]
Vulnerary [2]
Espada de bronce [1]
Espada de bronce [2]
Espada de bronce [2]
lanza de bronce [2]

Support :
Gerard

Especialización :

Experiencia :

Gold :
853


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] And I'm going back home [Priv. Laslow y Corrin]

Mensaje por Laslow el Miér Oct 18, 2017 8:09 pm

A pesar de la causa de su visita y estancia temporal, Ylisse había recibido a su hijo pródigo con los brazos abiertos. Las verdes praderas del reino de los Venerables habían devuelto al espadachín memorias de días llenos de felicidad e inocencia, recuerdos que creía perdidos de todo lo que sucedió antes del fatídico evento que cambió su vida para siempre. Sus bosques le llevaron de vuelta a eternas tardes de juego con sus mejores amigos, y la actitud de su gente hizo que su memoria reprodujera, una vez más, a sincera sonrisa de su madre, aquella que siempre había llevado en su propio rostro, tal y como ella había hecho hasta el fin.

Pero, al igual que aquellos dulces días del pasado terminaron, la estancia en su tierra natal llegó al punto de volver al reino oscuro.

La carta de Xander en la que le informada del éxito de su campaña había sido quemada nada más leerla, pero su contenido estaba grabado en la mente de Laslow, quien caminaba al frente de los hombres que le habían acompañado en la campaña encubierta con una sonrisa relajada en su rostro, al igual que todos ellos. El espadachín podía sentir la felicidad de todos ellos sin tener que mirar atrás o fijarse en sus rostros. El tono de sus voces y el ritmo de sus pasos decía todo lo necesario, le hacía saber que cada uno de ellos se alegraba de regresar a su casa, a sus familias y amigos. Atrás quedaban las tumbas sin nombres para quienes habían caído en combate, y atrás quedaban las duras luchas contra los emergidos que les habían hecho sentir la muerta más cerca que nunca. Ahora solo les importaba el descanso del hogar y los rostros conocidos.

En cuanto a la mente del peligrís… La suya pensaba también en aquellos a quien volvería  a ver tras tanto tiempo. Odin y Severa eran los primeros nombres que acudían a su cabeza por supuesto, pero también estaba en la lista aquel a quien había jurado lealtad y protegía con su vida y honor. La última vez que había visto a Xander había sido cuando este le había otorgado el mando de tan importante misión, y aunque sabía que su señor estaba a salvo, el Guardia Real necesitaba ver con sus propios ojos que el heredero al trono había regresado del extranjero de una sola pieza, pues por muy buen guerrero que fuera el rubio siempre existía la posibilidad de que un mal corte o una herida sanada a medias le hubiera producido alguna herida de mas, algo que podría haber sido evitado si Laslow hubiera estado allí.

El mercenario miró con detenimiento a su alrededor sin detenerse. Los pastos a su alrededor habían abandonado el verde yliensse y empezaban a tomar el adusto color típico de Nohr. Aquella zona quedaba a unas pocas horas de camino de la frontera con el reino oscuro, pero a no mucha distancia él y sus hombres deberían encontrarse con un pequeño bosque fronterizo perfecto para el último descanso antes de poner un pie en el hogar natal de los soldados y la residencia adoptiva del espadachín de pelo como la ceniza. A simple vista y lógica, lo que les quedaba de camino hasta allí y la frontera debería ser un paseo sin sorpresas ni interrupciones inesperadas.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Guardia Real (Ejército de Nohr)

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Espada de bronce [2]
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
Katana de bronce [3]
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
911


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] And I'm going back home [Priv. Laslow y Corrin]

Mensaje por Corrin el Vie Oct 20, 2017 7:05 pm

El tosco suelo por el que sus pies descalzos comenzaban a abrirse camino era una señal más de lo acertado de su razonamiento. Las indicaciones que la amable anciana de la última aldea que había tenido la fortuna de visitar la habían guiado prácticamente sin error alguno hasta una de las zonas menos conflictivas de la frontera, por donde era frecuente que mercaderes y viajeros iniciaran su ruta de camino al reino vecino. Todavía no tenía intenciones de vadear los árboles que le restaban hasta la vía principal, sino que se encontraba más cómoda siguiendo el margen del camino a unos metros de distancia, evitándose así el contacto con quien quisiera establecer una conversación con ella.

Sin embargo, su estratagema pronto se torció al percatarse de la presencia no de un hombre, sino de un grupo de ¿mercenarios? ¿soldados? ¿comerciantes y escoltas? Allí presentes. Haciendo el menor ruido posible, bastante ínfimo gracias a sus plantas desnudas y a todas las precauciones tomadas en no hacer crujir ninguna rama caída, se escondió tras un árbol lo suficientemente grueso como para poder pasar desapercibida si ninguno de los mencionados se acercaba. Obligó a su respiración a tranquilizarse, inspirando y exhalando hasta lograr mantener la calma mientras no perdía de vista ni un solo momento a aquel grupo sospechoso.

Con las yemas de los dedos acariciando la dura y húmeda corteza de su escondite, se mordió el labio por el repentino enfado que le había causado aquel escollo en el camino, cuando se encontraba tan cerca de llegar a su primer destino. Chasqueó la lengua mientras buscaba con la mirada un árbol que le ofreciese igual resguardo pero desde un punto más cercano. Había algo que, sin ser capaz de averiguar, mantenía a todos sus sentidos alerta. Quizás fueran las pocas palabras que el casi silencioso rumor del viento le hacían llegan o, por el contrario, puede que se tratara de los ropajes que no parecían pertenecer ni a un reino ni a otro.

Una idea temeraria se le cruzó durante apenas unos segundos por la mente. Parecían tener el mismo rumbo que ella necesitaba tomar, por lo que serían compañeros de destino. Nohr. Ese grupo pretendía cruzar la frontera, así lo delataban la cantidad de enseres que portaban con ellos. Si fueran enemigos tenía que ser rápida y dar aviso en el menor tiempo posible, pero el destello de la armadura de uno de los miembros del grupo hizo que se detuviera, casi de golpe.

Era bien conocido por todos la destreza de Nohr en la fabricación de armaduras y útiles de guerra, siendo probablemente el mejor reino preparado militarmente. Sin ir más lejos, su propia armadura era un claro ejemplo de lo que las manos de un especialista herrero y curtidor podía ser capaz de hacer, y el nivel de acabado de la que portaba un joven peligrís podía compararse fácilmente a la suya. Tras su estancia en Ylisse había aprendido a diferencias los rasgos característicos de unas y otras. Tragó saliva, buscando de nuevo la manera de aproximarse pasando desapercibida, pero la oleada de emociones que el tropiezo con los soldados había provocado la hizo ser descuidada.

Un sonoro “crack” fue suficiente para que todo el cuidado que había empleado se esfumara de golpe, dejándola petrificada junto a uno de los árboles, de pie. Observó con el rostro encogido a todos los hombres que habían girado sus cabezas, y sin pensárselo dos veces, de forma alocada, se apresuró a añadir –¿Estorbo? No quiero unirme a una reunión a la que no he sido invitada.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Lord

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Espada de bronce [1]
Vulnerary [2]
Espada de bronce [1]
Espada de bronce [2]
Espada de bronce [2]
lanza de bronce [2]

Support :
Gerard

Especialización :

Experiencia :

Gold :
853


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] And I'm going back home [Priv. Laslow y Corrin]

Mensaje por Laslow el Sáb Nov 04, 2017 10:35 pm

-¡Alto!- Con un gesto de su mano y una elevación, Laslow dio al fin la orden que sus piernas llevaba tiempo queriendo escuchar, al igual que las de la compañía que avanzaba a sus espaldas, quienes con un general resoplido de satisfacción se dejaron caer sobre hierba, troncos caídos y rocas para reposar sus cansados cuerpos de la caminata que llevaban horas realizando sin parar un solo momento. El reino de Nohr estaba casi a su alcance, y con ello llegaba el final de la misión que les había sido encomendada… Pero todo tiene su límite, y el cuerpo de los hombres y mujeres que habían creado una falsa compañía mercenaria durante su tiempo en el reino de los venerables no era una excepción a tal regla. Por ello era necesario un último momento para recuperar fuerzas y aliento, una última parada antes de realizar el esfuerzo final y poder decir, de forma clara y directa, que habían vuelto a casa.

Aunque el descanso duró mucho menos de lo que se esperaban todos ellos.

Sin dar tiempo a una buena parte del grupo a sentarse, entre ellos incluido el mercenario al mando de la tropa, un sonoro crujido de madera hizo que todos giraran sus cabezas hacia la foresta que les envolvía desde hacía unos minutos solamente, viendo ante sus ojos a una desconocida muchacha de largo cabello blanco y aspecto algo más joven que el de el peligrís… El cual, para risa ahogada de muchos, ya había clavado su famosa mirada en la misteriosa mujer. -Para nada. Por favor, siéntase libre de unirse a nosotros.- No fue una reverencia lo que acompañó a sus palabras, sino una sonrisa de oreja a oreja que buscaba mostrar apertura y amabilidad, aunque si fue un añadido a ello el que Laslow comenzara a caminar hacia el punto en el que la inesperada doncella había aparecido.

A cada paso que daba, el espadachín era capaz de observar a la recién aparecida joven de mejor manera. Y no en el sentido en el que un marinero recién llegado a puerto observa a una posadera, sino como un estudioso observaría un mapa recién dibujado. Así fue como se dio cuenta de curiosos detalles como su falta de zapatos, dejando a la vista unos pies extremadamente bien cuidados para no tener nada a su alrededor, o el que sus orejas no fueran redondeadas sino puntiagudas, algo que no era demasiado común entre la gente corriente. -Mi nombre es Azur, un gusto el poder conoceros.- Por muy dama y muy bella, la realidad se cuenta como es, que fuera la joven, Laslow no había olvidado que seguía en territorio no-nohrio. La cercanía con la frontera era hacia el frente, seguían en el reino de los venerables, y hasta que no abandonaran Ylisse no sería buena idea dejar de lado la falsa identidad que había forjado para la misión que Xander le había encomendado.

Finalmente a pocos pasos de ella, el mercenario extendió su mano para ayudarla a bajar un pequeño desnivel que había entre l final de los árboles y el comienzo de la zona en la que se encontraban, lleno este de ramas y hojas secas que podrían ser peligrosas para alguien sin calzado. -Si no es incomoda esta pregunta… ¿Cuál es vuestro nombre? ¿Y de dónde venís, en caso de que pueda saberse?- La cuestión no brotó de entre sus labios solo por la curiosidad del caballero que quiere saber todo lo posible sobre una doncella, sino porque finalmente los ojos del yliensse habían reparado en la armadura que protegía su cuerpo. Y no era una armadura cualquiera, como la que sus hombres llevaban, sino que estaba fabricada con una maestría y delicadeza que pocas veces había visto, algo extraño de encontrar en personas con las que uno se encuentra por el bosque así como así.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Guardia Real (Ejército de Nohr)

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Espada de bronce [2]
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
Katana de bronce [3]
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
911


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] And I'm going back home [Priv. Laslow y Corrin]

Mensaje por Corrin el Lun Nov 06, 2017 7:24 pm

Se maldijo a sí misma en voz baja, ¿cómo diantres había sido tan poco precavida cuando estaba todavía en tierras desconocidas? Y justamente al lado de un conjunto de hombres y mujeres que la superaban en número, aunque yendo sola ese hecho no fuera demasiado complicado. Le regaló una sonrisa amable al peligrís que, poco a poco, se dirigía hacía su posición. Tragó saliva pues no esperaba esa reacción, pero tampoco podía llevar una mano a la empuñadura de su hermana, ya que no sería más que un gesto hostil delante de todos sus compañeros. Esa era la opción menos adecuada, y por mucho que no le gustara debía aprovecharse de su condición de mujer solitaria para tratar de evitar problemas mayores.

Tomó un mechón de su largo cabello níveo para jugar con él, nerviosamente. Miró hacia ambos lados antes de fijar sus brillantes ojos sobre los del joven, asegurándose que nadie rodeaba su posición. Parecían, por el momento y a simple vista, pacíficos, mas no podía bajar la guardia. Tenía presentes las lecciones de Xander, pero por muchos entrenamientos que hubieran realizado, si aquellos sujetos decidían luchar no tenía manera de vencerlos –Es un placer Azur, me alegro de haber podido encontrar a alguien agradable en mi viaje –Se encontraba demasiado cerca de la frontera con Nohr como para que su estadía allí no fuese sospechosa, tanto para ciudadanos de un reino como para el otro –He estado caminando por mucho tiempo y un poco de compañía siempre es agradable, solo espero que no os moleste –le regaló una nueva sonrisa al joven, aprovechando la ocasión.

Sin embargo, sus mayores temores se hicieron realidad en cuanto escuchó la pregunta referente a su nombre. Tragó saliva por un momento, pensando cuál podía ser la mejor opción. Había utilizado su nombre verdadero en las tierras de Ylisse, donde por fortuna no la reconocerían. Tampoco era sabido por todos en Nohr, pues hacía relativamente poco tiempo que había regresado al castillo y su imagen se había hecho pública. No le quedaba más remedio que arriesgarse, deseando que aquellas personas no conocieran su verdadera identidad –Mi nombre es Corrin, soy una viajera que ha querido explorar estas amplias y ricas tierras de Ylisse –Por fortuna, si la veían como una simple viajera quizás la dejaran tranquila. No desvelaría que había estado combatiendo emergidos junto con otro grupo de personas.

Señaló alrededor con la mano, indicando con el gesto el lugar en el que se encontraban –Admito que no me esperaba encontrar a un grupo tan numeroso en este lugar, así que si ahora se me permite a mí, ¿os dirigíais hacia Nohr? Tengo entendido que es en esa dirección, y como parecéis apresurados... –Como si no supiera el rumbo a su hogar, observó de nuevo al grupo de personas, antes de regresar la vista de nuevo al líder del grupo. Estaba preocupada de que un grupo sospechoso de personas quisiera adentrarse en su reino, ¿Es que acaso Ylisse planeaba algún tipo de invasión? Habría jurado que era un pueblo pacífico, pero quizás las llegada de los emergidos los había tornado violentos, buscando resarcir los daños sufridos de alguna manera.

Pero aunque así fuera, ¿qué podría hacer? No dejaba de ser solo una persona. Puede que sencillamente estuviera desvariando, imaginándose el peligro donde no existía. Podrían ser sencillamente un grupo de comerciantes que portaban diferentes objetos en sus alforjas. Sin saber cómo, y sin quererlo, había desviado la mirada a su propia espada. Estaba lista para utilizarla, pero de la misma manera que ella se había dado cuenta de su error impulsivo, alguien entrenado lo habría percibido también.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Lord

Cargo :
Princesa de Nohr

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Espada de bronce [1]
Vulnerary [2]
Espada de bronce [1]
Espada de bronce [2]
Espada de bronce [2]
lanza de bronce [2]

Support :
Gerard

Especialización :

Experiencia :

Gold :
853


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] And I'm going back home [Priv. Laslow y Corrin]

Mensaje por Laslow el Sáb Nov 18, 2017 6:07 pm

Las palabras de la doncella de cabello níveo sonaban en los oídos del peligrís con la misma belleza que un creyente escucha en los salmos y cantos a Grima en su templo. Su angelical voz solo aumentaba el aire de inocencia y dulzura que su cuerpo y rostro emitían entre ambos, y lo que profesaba solamente le daba más confianza en ella, ¿pues cómo iba a ser alguien tan hermosa peligrosa? Vale que llevara una espada en su esbelta cintura, pero en tiempos de guerra iluso es aquel que no lleva un arma consigo, mucho menos siendo una joven de tan divino aspecto y viajando por cuenta propia. Esto no estaba confirmado por supuesto, pero en la mente de Laslow no había lugar para posibles “otros”, solamente cabía la bella dama ante él más cercana a cada paso que daba… ¿Qué su mente trataba de permanecer alerta a lo que pasaba a su alrededor? Por supuesto, pero era difícil mantener la concentración cuando la personificación de la pureza aparecía ante uno.

-Creo que ninguno de nosotros objetará el que os sentéis con nosotros a descansar y conversar.- Si hubiera estado más atento a sus propios hombres, el Guardia Real habría escuchado algún que otro gruñido al igual que risas breves y por lo bajo. Pero era la desconocida frente a él quien le tenía cautivado a cada momento más, en el inocente jugar de sus dedos con su propio cabello, en sus llamativas pupilas y en todo lo que ella irradiaba a su alrededor. Su mente trataba de resistir el empuje de su lado más romántico y caballeroso, trataba de hacer vencer al soldado por una vez, de no dejarse embaucar por las líneas del pómulo de la joven. Pero la atracción es un adversario poderoso, sobre todo para alguien acostumbrado a vivir con él como aliado en todo momento. -Uno honor conoceros Lady Corrin. ¿O  acaso preferís la ausencia de títulos?- La sonrisa del mercenario no desaparecía en ningún momento, igual que la ofrecida mano que permanecía en el aire estable, inmóvil y dispuesta a ser tomada en todo momento por los finos dedos de la peliblanca. Dedos para los cuales ya estaba forjando un anillo en su propia mente.

Pero todas las fantasías se rompen, y esta se rompió con un amplio gesto por parte de la doncella.

-¿Uh?- Un escueto y breve sonido escapó de entre los labios de Laslow, señal de que sus ensoñaciones habían sido rotas con las palabras y gesto de Corrin, quien abarcaba su entorno con un grácil movimiento de su extremidad. -Ehmmm… Si, si. Nos dirigimos a Nohr.- El espadachín necesitó algunos segundos para recuperar el hilo de la conversación, dándose cuenta además de que su mano seguía extendida, inútilmente, en el aire frente a él, por lo que rápidamente la movió a su propia nuca junto a la contraria, adoptando una relajada y tranquila pose frente a la doncella. -Dicha sea la verdad, somos un grupo mercenario que acaba de terminar su contrato en Ylisse. Nuestra intención era cruzar Nohr y probar suerte allí, o tal vez en Hoshido.- Con la liberación oficial del reino de los venerables habían llegado rumores de la caída del de los samurái, por lo que tendría sentido para un grupo mercenario tratar de conseguir un contrato en territorio caído, ya fuera para defensores o posibles conquistadores. Fue con este pensamiento con el que una poderosa vela se encendió en la mente del peligrís. -¿Es acaso Nohr vuestro destino? Si es así podríais acompañarnos y…-

-Señor. Alejaos de ella.-

La voz de uno de sus propios soldados sorprendió al espadachín, quien giró su rostro para encontrarse con una escena que cambió su amigable sonrisa a un gesto de terrible sorpresa y terror. -¡¿Se puede saber que estás haciendo Seaz?!- Uno de los muchos exploradores de la comitiva, un hombre de treinta y pocos años con aceitoso pelo castaño, se había levantado del tocón en el que descansaba y apuntaba a la peliblanca dama con su arco cargado y tenso, listo para disparar una flecha en cuanto se diera la ocasión.

-Tal vez vos no os hayáis dado cuenta porque estáis demasiado ocupado contando cuantos pelos salen de su cabeza, pero yo la he visto mirar su espada… No, más bien no deja de mirarla en ningún momento. ¡Trama algo!- Un rumor comenzó a extenderse entre todos los encubiertos nohrios, quienes se miraban entre sí para luego mirar al explorador, luego al espadachín y finalmente a Corrin, sin saber muy bien a quien creer. -¿Vas a juzgar a alguien solo por no confiar de primeras en desconocidos? ¡Baja ese arma antes de hacer alguna locura!- Tal frase sonaba a enorme contradicción al salir de los labios de Laslow, pero el mercenario estaba demasiado ocupado y centrado en tratar de hacer entrar en razón a uno de sus hombres como para percibirlo, así como para percibir cualquier otra cosa que sucediera a su alrededor, incluyendo aquello que la misma Corrin decidiera hacer a sus espaldas.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Guardia Real (Ejército de Nohr)

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Espada de bronce [2]
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
Katana de bronce [3]
.
.

Support :
Xander

Especialización :

Experiencia :

Gold :
911


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] And I'm going back home [Priv. Laslow y Corrin]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.