Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] Dibujando huellas [Priv. Mulitia]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] Dibujando huellas [Priv. Mulitia]

Mensaje por Aran el Vie Oct 13, 2017 11:35 pm

- ¿Quieres ir a la playa conmigo?

Con esa frase fue que Aran, después de haber despertado y comprobado que el resto de sus compañeros dormía,  se dirigió a Mulitia, saludándola para comenzar aquel día. Aran parecía estar bastante relajado esa mañana, y era cierto que entonces ninguna preocupación pesaba en su mente. El sol los alumbraba tiernamente, una brisa agradable les recorría la piel, los pájaros cantaban. Aran pudo diferenciar varios tipos de aves, aunque no fuera capaz de verlas entre las abundantes copas de los árboles. Las describía con nombres propios, "rasposo", "un mini cuervo", ya que no sabía en verdad cómo los definían las demás personas, y mucho menos sus nombres académicos, si es que los tenían. Insistió lo suficiente para que desde el camino se dieran el tiempo de acercarse al mar, ya que una última vez volvían a estar cerca de la costa. En ella ya habían forjado un hermoso recuerdo, y por lo mismo se veía bastante emocionado de volver a intentar. Ahora que podía, al menos.

Antes recogió su lanza, por precaución pero decidió no llevar su armadura, porque sentía la necesidad de alivianar su peso al menos por un día. En el camino, se acercó a uno de estos tantos árboles que lo decoraban, y recogió una manzana roja, tomando otra para la joven también, una mejor que la suya, por supuesto. Limpió ambas contra su camisa y con ellas bajaron por las rocas hasta la arena. La marea estaba tranquila, no más que unas olas tímidas rozaban las orillas, dejando velos de espuma a su paso. Mientras tanto, Aran habló con sorprendente soltura, jugando con la manzana que sostenía en sus manos.

- Mulitia, ¿Sabes? Nunca te he contado mucho de mis sueños. Son muuuuy extraños. -dijo, sonriente, mirándola desde arriba, masticando una vez su manzana. Una vez tragó el trozo, continuó hablando, aunque viendo hacia el horizonte.- Digamos que, antes, cuando pensaba que podría morir si me enviaban a una batalla, creía que no habría nada después de caer. Todo negro. Como a veces dicen. -no era extraño que hubiera escuchado lo mismo de sus compañeros de armas. Era el caso con quienes se entrenaban para luchar, y no creían que fuera tan buena causa dar sus vidas por Begnion, desilusionados con el verdadero objetivo de sus entrenamientos.- Y creía que no me importaba, lo que en verdad nunca fue justo para quienes se preocupaban por mí. Pero anoche, soñé que, sin razón alguna, moría. Y lo que me sucedió fue que... ¿No te reirás, verdad? -pausó de repente, mirándola con las mejillas algo sonrojadas.- ... Bueno, me convertía en una planta. Con flores, y ramas y hojas, y todo muy lentamente. - hizo gestos con sus manos, simulando cómo era que salían de sus brazos y cuello.- Y aunque me sentía muy triste, aunque bueno, ya sabes que me entristezco por cualquier cosa... era algo que me hizo sentir muy tranquilo cuando desperté.  ¿Verdad que es muy raro? Hehehe... Al menos una cosa no tocan los emergidos. Las flores, los bosques...  -mordió de nuevo su manzana, masticando tranquilamente mientras disfrutaba simplemente de estar allí con ella.

Las olas chocaban contra sus botas y lograban mojarle las pantorrillas, cosa que lo hacía querer quitárselas. Viendo que no había razón para no hacerlo, se agachó y se las desabrochó, lanzándolas lejos para que no se las llevara el mar.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Concoction [3]
Jabalina [3]
Lanza de acero [3]
Dagas de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
982


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Dibujando huellas [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Vie Oct 27, 2017 11:32 am

-¿A la playa? Aquella propuesta sorprendió mucho a la joven cleriga, el joven peliverde no acostumbraba a llevar la iniciativa por lo que se había acostumbrado a llevarla ella, pero realmente le alegro que aquella vez lo hiciera y que encima quisiera ir a la playa le alegraba aun mas, era un lugar simbólico para ellos, un lugar que le traía recuerdos, preciosos recuerdos que compartía con aquel joven de cabellos verdosos. Se le notaba muy distinto a como solía ser, aquello la extrañaba también, pero igualmente la alegraba, aquel día la estaba sorprendiendo mucho y eso le ayudaba a dejar de pensar en muchas cosas desagradables que andaban pasandole por la mente...después de todo ya estaban a un paso de sus tierras y no sabían nada todavía sobre lo que allí estaba ocurriendo.

En aquella ocasión, la joven dejo su tomo en el campamento, si iban a la playa y se metían dentro del agua, sus hojas terminarían por mojarse y un tomo mojado no servía para nada, pero si decidió llevarse su báculo por si acaso, al báculo no le pasaba nada si se mojaba y podría utilizarlo por si se hacían daño, si había alguna roca que pisaran en el agua, algún pez o cangrejo que les picara...todo podría suceder y había que andar precavidos...hacía ya un tiempo que no veían emergidos por su camino desde la ultima vez, pero eso no significaba que hubieran muerto todos, aquellos seres no paraban...y tampoco sabían a ciencia cierta si sus padres no hubieran mandado mas mercenarios, tampoco habían visto mas en todo el camino.

Mientras caminaban hacia la costa, la joven agarro una de las manzanas que le proporciono el joven, parecía tan alegre, tan natural, hablaba sobre los pájaros, aquellos parecidos a la estatuilla de madera que tenían. -Muchos de sus cantos son preciosos, yo no se reconocerlos todos, pero siempre me han gustado, siempre me ha parecido que volar debe de ser la forma mas pura de decir...libertad. Volvió a fijarse en el soldado, parecía que quería contarle algo sobre sus sueños así que se quedo atenta a lo que contaba, negando con la cabeza. -Sabes que no me reiría de ti,adelante... La primera visión de la muerte era la mas común que había escuchado pero el segundo sueño le sorprendió bastante, nunca antes había escuchado algo así y le pareció precioso...Una gran sonrisa se dibujo en el rostro de la mujer. -Me parece una forma preciosa de ver la muerte...creo que ha cambiado la forma de verlo...porque ahora tienes a mas personas que te importan, en la que espero incluirme. Rio divertida negando después con la cabeza, sabía que ella también estaba incluida, pero debía hacer aquella broma. -Si muriera también me gustaría convertirme en una preciosa flor...o en un pájaro, y creo que si fueras un árbol me gustaría convertirme en una enredadera, para poder estar junto a ti, abrazada.

Empezó a comer su manzana tranquilamente ya en la costa, observando el mar, realmente parecía que los llamaba a entrar y la joven cleriga vio como su compañero se quitaba las botas por lo que ella hizo lo mismo. -Vamos dentro,me gustaría darme un baño en la playa contigo, vamos...el agua esta buenísima. La joven rió entonces, la habían notado en sus pies descalzos por eso empezó a quitarse sus adornos y después comenzó a desvestirse dejándose solo el camisón blanco y traslucido, que mostraba ligeramente su ropa interior. -Vamos dentro! Llévate la lanza, quizás podamos pescar algún pescado para comer. La joven dejo a un lado la manzana y empezó a entrar en el agua, hasta que el agua le llego a las rodillas girándose y saludando al joven con la mano que no llevaba su báculo.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [1]
Llave de Puerta [1]
Báculo de Heal [2]

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1111


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Dibujando huellas [Priv. Mulitia]

Mensaje por Aran el Dom Nov 12, 2017 7:16 pm

Aran no sabía si decir que le gustara verse a ambos armados en lo que se suponía no era más que un simple paseo. Pero en sus viajes ya muchas veces había sido sorprendido por lo improvisto, y por ello no pensaba bajar su guardia en ningún momento, ni siquiera para descansar. Al menos Mulitia podía distraerlo de preocuparse ya en exceso, solamente por lo relajada que parecía estar esa mañana, cosa que se le contagiaba.

- Bueno... lo cierto es que las aves me gustan sobre todo porque son... bonitas, jaja. -se rio de sí mismo, pero no iba a negarlo. Desde el cuervo más grande y fiero, hasta la más pequeña golondrina, todas ellas lo embobaban. Suponía que Mulitia lo comprendería, era la única a la que diría eso, de todas formas. Y por eso espero paciente y sin temer su opinión respecto a lo antes dicho, sorprendiéndose un poco.- Por supuesto. -respondió seriamente, frunciendo el ceño, sin molestarse pero no dejando espacio para bromas respecto a eso. Pero luego no se reprimió de sonreír.- Estamos hablando muy deprimente, jajaja. -y aunque así fuera, encontró gran felicidad al escuchar aquello último.

Llegaron entonces a la arena, momento en que la clériga lo invito a entrar con él agua. Aran estaba distraido, pero Mulitia supo bien cómo llamar su atención, viendo que entonces empezaba a descubrirse más de lo que jamás la había visto, y por ello se sonrojó inmediatamente, sin decir palabra alguna. Miraba con cuidada curiosidad los pliegues de su ropa, notando la transparencia de sus prendas. Incluso si era provocativo, lo hacía con suficiente respeto como para no hacer de ese momento uno incómodo, lo que en verdad era muy fácil de cometer. Seguramente no se daba cuenta de cuánto mostraba, pero estaban solos, así que en verdad no tenía de qué preocuparse. Por su parte, él no se desvistiría mucho, tampoco es que le gustara hacerlo.- Estoy bien así. -se lo dijo cuando hubo acabado.

...Pero no. Tenía que preguntar.- Estás... ¿Estás bien así? ¿No te molesta... no tener el vestido? -preguntó con suficiente inocencia como para no sonar molesto, mientras sujetaba su arma, y la mirada unos segundos antes de desviar la vista, para luego volver a regresarla.- Alguien podría aparecer en cualquier... momento. -sonrió al ver que entraba al agua, ya olvidándose de lo que pasaba.- ¡Sí, ya voy! -exclamó divertido. Piso el agua, incomodándose un segundo de mojarse. Era raro para él acercarse tanto al agua del mar, siendo que siempre que se acercaba a este último, era para abordar un barco proteger el sitio en sí. Era bastante nuevo, el agua salada le parecía pegajosa, y demasiado fría.- Te advierto que no sé pescar... -le dijo, con una expresión que hacía notar su desconfianza en sí mismo. Se encogió de hombros, aunque aún sonriendo, y se propuso a encontrar algún pez, internándose poco a poco en el agua hasta algo más de las rodillas, todo a ver si encontraba algo. No sabía cómo atraparía a uno en el momento, si es que sería lo suficientemente rápido o podría verlo siquiera, pero se esforzó sobremanera solo para ver si sería capaz. Y por fin vio algo moverse por el fondo, la cola de un pez que entonces se alejaba lentamente de él. Levantó la lanza y apuntó, tan quieto y silencioso como podía.

Pero justo cuando planeaba dejar caer la lanza sobre él, un ruido lo hizo distraerse y soltarla torpemente al agua, salpicando por todas parted, por lo que se lanzó inmdiatamente a recogerla de vuelta y mirar lo que sucedía. Era el estruendo de alguien que corría en dirección a la playa, y no era solo una persona, sino una multitud. Aran miró a Mulitia y se acercó a ella inmediatamente, sin quitar la vista del horizonte. Fue entonces que de entre los arbustos salió disparada una mujer de cabellos negros, la cual había tropezado y empezado a rodar sobre la arena sin control. Intentó reincorporarse, seguir corriendo, y al ver que había más gente en la playa, se dirigió al par.- ¡Emergidos! ¡Ayuda, por favor! -se agarró de los cabellos y se escondió detrás de ambos; se le veía magullada y ensuciada, por lo que parecía que decía la verdad.

Aran estaba perplejo, pero de su rostro nació una expresión de desprecio, sin que faltara en ese fuego la determinación.- Ya se ha acabado, los detendremos. -miró a la desconocida, para luego fijar sus ojos en Mulitia. Ahora se daba cuenta de que sin su tomo no podría utilizar su magia, por lo que no estaba seguro de si llevarla con él al frente.- Vamos, Mulitia. Si ella pudo escapar, es que en verdad no son muchos, ¡Vamos! -exclamó decidido, con la voz con la que animaría a sus antiguos compañeros de armas. Puso un pie en frente, y se preparó para cuando llegaran.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Concoction [3]
Jabalina [3]
Lanza de acero [3]
Dagas de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
982


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Dibujando huellas [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Lun Nov 27, 2017 1:13 pm

El motivo por el que le gustaban las aves era mucho mas simple que el de la joven, pero no menos importante por supuesto, realmente todas las aves eran preciosas, era esa simplicidad y humildad la que habían llamado la atención de la joven desde el principio, no quería parecer en ningún momento alguien grande y fuerte, solo se mostraba como era, alguien humilde, con ideas simples sobre el mundo por eso le gustaba hablar con el cuando estaban tranquilos, no era como ella, que siempre intentaba buscar un significado para cualquier cosa, que se pensaba todo mucho. Lo cierto es que hablar de la muerte si que era algo deprimente y era un poco raro hablar de ello y además tratarla de forma romántica por lo que la joven rió junto al soldado cuando este lo dijo. -Desde luego, yo aun prefiero la vida.

En la playa, la joven había decidido disfrutar aquella vez del agua...hacía un buen día y no tendría frío si solo se quedaba con el camisón que llevaba bajo sus ropajes , aun cuando le diera algo de vergüenza mostrarse así delante de Aran, estaban juntos...no había nada de malo si lo hacía no? Aun le quedaba ropa de todos modos, aunque no recordaba lo traslucido y fino que era su camisón por lo que aquello provoco que se sonrojara un poco mas. -La verdad...yo...yo prefiero que se moje esto a mi vestido, así que no tengo problema...después de todo si llega alguien siempre me puedo esconder detrás tuya, mi protector. La joven tragaba saliva y empezó a observar el agua en busca de algún pez o alguna concha reluciente que no hubiera en la orilla. -Yo tampoco se pescar, pero es por probar, quien sabe, quizás tienes un talento innato para la pesca con lanza. La joven rió divertida entonces asintiendo levemente viendo como el intentaba probarlo.

Antes de que pudiera terminar de usar su lanza para matar al pez que había encontrado, algo empezaba a acercarse hacía la playa, algo que hizo que la joven se mantuviera junto al joven de cabellos verdosos, colocándose tras el colocando sus manos en sus hombros mientras veía lo que ocurría. Una mujer empezó a correr y gritar...parecía que los emergidos estaban cerca, la mujer llego hasta ellos y la joven cleriga la coloco junto a ella, acariciando sus hombros para intentar calmarla. -Tranquila...estamos aquí, podemos ayudarte...solo relajate y quédate conmigo, en el agua tardaran mas y serán mas lentos... Al usar armaduras y no ropa ligera como ahora llevaban ambos, serían mucho mas lentos seguramente. Los soldados emergidos empezaron a aparecer, Mulitia suspiro de forma pesada...ya se habían cargado aquel momento mágico entre ellos dos y por eso estaba molesta y enfadada con aquellos seres. -En la playa estaremos mas a la vista...aquí podemos usar el agua a nuestro favor. La joven utilizo su báculo para curar a la mujer sin problema alguno para después colocarla tras ella, preparándose para defenderse aunque manteniéndose también tras Aran. -Estoy lista... No eran muchos emergidos, un grupo pequeño, pero iban armados, su movimiento en el agua era lento, pero avanzaban hasta el trío.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [1]
Llave de Puerta [1]
Báculo de Heal [2]

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1111


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Dibujando huellas [Priv. Mulitia]

Mensaje por Aran el Sáb Ene 06, 2018 11:09 pm

¿De dónde venía esa desconocida? ¿Desde hace cuánto tiempo estaba corriendo de... ellos? Siquiera pensar en cómo habían sucedido los hechos lo encolerizaba. Todo ese tiempo había temido el conflicto contra esas criaturas, confiando en que desaparecerían sin su auxilio, y que incluso si lo diera, no ayudaría a diezmar sus filas interminables. Pero su paciencia se acababa, ya no existía en verdad. Porque siempre su labor había sido proteger las calles, guardar el silencio, preocuparse de individuos, y había usado su pasado como excusa para no inmuscuirse en batallas que no le pertenecían. Pero ya era suficiente para él, pues se encendía su ira tan solo recordando a todos quienes quería proteger en Etruria, y en Begnion también.

Aran asintió a lo que le dijo Mulitia, pero ún así se sintió inseguro de poderse manejar bien sin llevar armadura en absoluto. Su estrategia siempre consistía en aguantar al menos un golpe para acto seguido contraatacar, y por eso estaba acostumbrado a mantener los pies sobre la tierra y conservar su posición. Era torpe, sus entrenadores le advertían que no tenía suficientes reflejos, y que para lo único que era útil era lucir su fuerza. No le importaba hacerlo, pero estaba obligado a demostrar que sin todo su equipamiento podía aún valerse por su cuenta.

 - Intenta seguirme. Siempre detrás mío. -volvió a hablar a Mulitia. Aran miró a la otra mujer, y señaló a los árboles detrás de ellos.- Por favor corre. Allá está nuestro campamento. -incluso si estaba alterado, intentaba tratarla con algo de respeto, ocultando su nerviosismo tras su calmada expresión.  

Era ya hora de enfrentarlos, pues se acercaban peligrosamente a ellos. Cualquier paso en falso y se arrepentirían, Aran confiando sobre todo en el bastón de Mulitia para salir vivos del ataque. Por suerte si eran muy lentos , ya que con cada paso sumergían más y más sus pies en el agua. Aran los esperaba preparado, lanza en mano y hacia delante. Eran cinco, y todos con espada... si se esforzaba podría mantenerlos a raya, pero sucedía que tampoco podía retroceder, pues corría el riesgo de caer por una ola traicionera, de la cual fácilmente podrían aprovecharse sus enemigos, considerando que él no era tan buen nadador. Vio entonces que sus enemigos planeaban algo, deteniéndose. Uno de ellos se agachó, recogió una piedra y la tiró hacia Aran, la cual esquivó incluso para sorpresa de él. Eso significaba que ya era suficiente de esperarlos, y que debía atacar. Se disparó hacia delante y usó su lanza para atacar al mismo que lo provocó, alcanzándolo en el torso, pero tan solo rozándolo. Tuvo que correr hacia atrás rápidamente, porque corría el riesgo de ser rodeado y de esa forma ya no podría contenerlos con la lanza.  Los emergidos lo seguían mientras el caminaba de manera paralela a la playa, yendo cada vez más rápidos, levantando sus armas y comenzado a adelantarse por los lados. Aran alcanzó a otro en el brazo, pero eso le costó desequilibrio, tropezando y sucediéndole lo que temía, caer hacia atrás. Quizo gritar a Mulitia para que lo sostuviera, para que los emergidos no les ganaran en su carrera y los atraparan.


Última edición por Aran el Mar Feb 13, 2018 7:36 am, editado 1 vez
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Concoction [3]
Jabalina [3]
Lanza de acero [3]
Dagas de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
982


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Dibujando huellas [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Vie Ene 26, 2018 2:35 pm

No es que fuera un campo de batalla muy normal, ni si quiera era favorable para nadie...ni para los emergidos mismos, el movimiento era lento para todos, aquello le hizo pensar en las batallas en lugares como aquel...seguramente las unidades con grandes armaduras terminaban en el fondo del mar, sin poder defenderse casi en un entorno como aquel, sin duda era un campo de batalla duro y en que seguro que muchos soldados habían tenido que sufrir. La joven por su parte, aunque iba lenta, al ir mas ligera de ropa podía moverse con algo mas de soltura que aquellos emergidos armados. Estaba preparada, en aquel momento era mejor seguir los pasos del soldado, ahora no tenía con que defenderse de forma eficaz, por lo que tenía que confiar en el manejo de la lanza del chico al que quería, ella por su parte iba a poner todo su esfuerzo en usar su báculo, no solo para curarlo, también para protegerlo.

Quizás si se hubiera llevado su tomo...todo hubiera sido diferente, lo habría utilizado contra los emergidos mojados y todo habría sido mucho mas fácil...pero ¿Para que se iba a llevar un tomo a la playa? Se suponía que debía haber sido un bonito día de playa en el que ambos podrían haber disfrutado del otro...pero no...aquellos emergidos tenían que aparecer en el mejor momento y estropearlo todo, Mulitia estaba muy cabreada, si pudiera...los mataba a todos a bastonazos. Empezó a seguir al joven, vigilando como la civil decidía salir del enfrentamiento, corriendo lo mas que podía...ningún emergido la seguía, parecían mas interesados en aquellos dos sujetos que los desafiaban. -Me habéis estropeado el día de playa perfecto...no os lo perdonare... La joven observaba a los emergidos fijamente, con seriedad ya que pronto empezaría la batalla.

Uno de ellos tiro una piedra, aquello fue el inicio de la lucha, Aran se abalanzo contra ellos con su lanza, sobretodo con aquel que lo había provocado. La joven se fue acercando aunque con cuidado y manteniendo la distancia, observando los movimientos del soldado, fue siguiéndolo entonces siempre apretando su báculo contra su cuerpo por si en algún momento tenía que usarlo. Al ver que el joven caía la cleriga se preocupo y se acerco mas viendo como el emergido que había sido herido en el brazo fue a atacar al joven indefenso. Mulitia aparto el espadazo dándole un golpe con el bastón, sacando del agua al peliverde, defendiéndose con su báculo de otro espadazo , su báculo no aguantaría muchos golpes como aquellos. -Vamos Aran, vamos... Se apartó del soldado y dejo que la espada siguiera su curso por un lado, apartándose y dejando que se clavara en la arena y el emergido quedara en el agua. La joven utilizo entonces su báculo para golpearlo una y otra vez en la cabeza dejándolo allí sumergido...con suerte no se despertaría y acabaría ahogándose. Después de aquello y de ver que los otros se acercaban, continuo con el viaje hasta la playa, para salir del agua junto al soldado.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [1]
Llave de Puerta [1]
Báculo de Heal [2]

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1111


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Dibujando huellas [Priv. Mulitia]

Mensaje por Aran el Mar Feb 13, 2018 11:44 am

Salpicando agua alrededor, Aran se vio enceguecido e incapaz de descifrar qué sucedía cerca de él. Sacó la cabeza antes que nada, sus ojos empañados, pero haciendo el mejor esfuerzo por fijarse en lo que ocurría  - ¡Mulitia! - gritó a ella cuando se fijó que tomaba la delantera.

Pero la clériga... ¿Sería capaz? ¿Tendría la fuerza para contrarestar sus golpes? Habría temido de la misma forma por cualquier otro que no fuera él. No podía permitir que aguantara más que uno, no debía. Incluso con el agua cubriendo su cuerpo, Aran usó su todas su fuerza y se levanto con su brazo izquierdo, sin nunca soltar la lanza de su derecha, apuntándola hacia delante para que ningún emergido se aprovechara de que se encontrara vulnerable. Eso sí, le costó más de lo que había creído, por lo que sin la ayuda que le prestó Mulitia poco después, seguramente hubiera vuelto a caer al agua, todo para ser finalizado por una espada atravesándole el pecho.

 - ¡Estoy bien, atrás! -le gritó a ella, queriendo sonreír al ver que había salido ilesa de esos ataques. Era irónico, pero incluso en medio de aquella batalla lograba estar contento -además de orgulloso por lo que ella había logrado-, tan solo pudiendo estar juntos y protegiéndose las espaldas. Sin embargo, ahora era su turno. Aún no salían del mar, por lo que era su mejor oportunidad de atacarlos. Levantó su lanza y estudió a su oponente siguiente, uno que parecía dispuesto a esquivar sus ataques, pues había bajado su espada mientras el resto se arremolinaba tras de él. Aran no desaprovechó la oportunidad y apuntó a su parte más blanda, el estómago, con toda la intención de atravesarlo limpiamente. El filo cortó su carne y salió por la espalda del emergido, ensuciando el agua con su sangre negra. Pero la criatura ni siquiera se tambaleó, y aprovechando que tenía al alcance la lanza, la sujetó con ambas manos, lo que dejó estupefacto a Aran, y usó su fuerza para golpearlo también en el estómago y con la misma arma. La otra punta de la lanza también tenía filo, por lo que se enterró en su piel. Requirió toda la fuerza del soldado el que no llegara más profundo, teniendo que empujar hacia afuera mientras el emergido se arrastraba hacia él, a través de la lanza y cada vez más cerca.

Aran, sorprendido por el aguante de aquel monstruo, lo pateó para finalmente soltarlo de su arma. Fue el peor momento para que otro emergido aprovechara de atacarlo por su derecha, alzando la espada por los aires. Aran tuvo que levantar su mano, ignorando el dolor de su herida, y detener el brazo del emergido con el suyo propio, viendo como por la izquierda venía otra criatura oportunista dispuesto a acabarlo, a la que tuvo que ahuyentar rápidamente con su lanza en su brazo débil, quitándole así la oportunidad de acabar con el que ya lo estaba atacando. Todo había sucedido demasiado rápido, y en apenas unos segundos ya se encontraba rodeado, a punto de ser contraatacado por quien sostenía a fuerza bruta. Solo quedaban tres de ellos.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Concoction [3]
Jabalina [3]
Lanza de acero [3]
Dagas de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
982


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Dibujando huellas [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Dom Feb 25, 2018 1:36 pm

La situación era critica, si no lograban salir de aquella trampa mortal que era el agua...puede que no lo contaran, la joven solo podía utilizar su báculo para defenderse de algún que otro golpe, intentando que no la golpearan ni a ella ni a su amado soldado. No podía dejarlo solo luchando contra aquellos seres, no cuando ella aun podía hacer algo por el. Sabía que este se preocupaba por ella, tanto como se preocupaba ella por el pero no había tiempo para preocupaciones, ella lo defendería como fuera, ya había usado su báculo como arma y sabía como utilizarlo.Pudo encargarse perfectamente de la situación mientras salvaba al soldado, por suerte era solo uno y con uno solo no tenía problemas en defenderse, aunque ya veía como los demás se acercaban, algo de lo que no podría defenderse ella sola con un báculo. Ver la sonrisa del soldado hizo que la cleriga sonriera también...todo iba bien por ahora y confiaba y se sentía segura cuando estaba junto a el, aun mas viendo aquella sonrisa.

Hizo caso de sus indicaciones y se mantuvo tras el, siempre con su báculo por en medio, si algún emergido decidía acercarsele, tendría al menos dicho báculo para defenderse y no sufrir un ataque directo. Vio como Aran luchaba contra uno de los emergidos, había logrado acertar pero...aquel emergido aun aguantaba y uso el arma de Aran en su contra, hiriendo al soldado, una mezcla de sangre negra y roja se arremolinaba en el agua, sangre de Aran y del emergido. No podía dejar que Aran luchara herido por lo que pego su báculo al cuerpo del joven y cerro sus ojos para que del báculo empezara a salir un fulgor azulado y curativo, usando su magia sanadora logro cerrar la herida que aquejaba a su amado, para que este pudiera seguir luchando sin problemas. Cuando abrió los ojos vio como se veían rodeados por tres emergidos, su mirada se afilaba, observando a cada uno de ellos y manteniéndose alerta.

Aran parecía algo mas torpe al atacar por la herida que había sufrido, pero esperaba que tras haber sido curada, su habilidad con la lanza hubiera vuelto...era lo que esperaba porque sino la tendrían crudas para salir de una situación como aquella. El tercer emergido que no había hecho nada aun hizo el amago de acercarse hasta Mulitia, pero esta uso su báculo para salpicarle en los ojos y por tanto errar en la trayectoria de su arma, logrando crear una situación perfecta para que se le pudiera atacar desprevenido al aun estar molesto por el agua en sus ojos. -Ahora Aran! Hay que usar el campo de batalla a nuestro favor!
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [1]
Llave de Puerta [1]
Báculo de Heal [2]

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1111


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Dibujando huellas [Priv. Mulitia]

Mensaje por Aran el Mar Mar 13, 2018 12:02 am

Tuvo que agradecer en silencio la ayuda de Mulitia, pues no podía responder de ninguna manera estando sus ojos enfocados en los filos de las armas que se alzaban frente de sí. La sanación había tenido éxito; aunque sintiera el corte como si siguiera existiendo, ya no lo limitaba físicamente. Entonces debía maniobrar rápido para que el emergido, que tenía detenido con su propia mano, no lo contratacara con un puñetazo o una patada y se librara, por lo que hizo lo más fácil que podía para sacárselo de encima. Hizo una zancada al emergido por entre el agua del mar y la arena, y el emergido, por estar parado sobre arena mojada, resbaló fácilmente boca abajo. Por supuesto no lo daño de ninguna forma, por lo que también quiso responder. Hizo el amago de querer atrapar el tobillo del soldado para tirarlo con él, pero este último retrocedió y se alejó rápidamente dado a que el otro emergido lo atacaba y se había llevado su atención. No pudo concentrarse en el que había distraído Mulitia, pero se enfocó en atacar lo más eficientemente posible para poder interceder y protegerla.

Amenazando al emergido que tenía delante con la punta de la lanza, Aran debió desviar rápidamente dos de sus ataques con la misma, tomado por sorpresa por la gran fuerza y energía que la criatura ponía en resistirlo. Si le acertaba con el filo de la hoja a su lanza, ambas armas podían salir bastante dañadas, por lo que debió calcular bien el punto de encuentro para que, al chocar, se deslizaran. Aran tenía la ventaja total, pues al ser una espada y ser bloqueada, tenía el alcance perfecto con su lanza para hacer daño al emergido. Pegó con el lado contrario de la lanza, sin usar la punta afilada, pero con tanta fuerza como para hacerse espacio entre ambos y así tener una oportunidad para atacarlo apropiadamente. Lo empujó hacia un lado, y mientras se recuperaba del impacto, Aran le clavó su lanza entre el cuello y la clavícula, tan profundo que atravesó hasta el otro lado de su cuerpo. Desangrándose, el emergido cayó de espaldas y se retorció ávidamente intentando ponerse de pie, sin llegar a considerar que había perdido. Para entonces el emergido que había caído al agua ya se había levantado, y furioso cargó contra Aran, quien en un acto reflejo bloqueó el ataque con el medio de la lanza. Sintió todo el impacto del golpe, y creyó que entonces sostenía un arma partida en dos, pero al mirar se alivió sobremanera al encontrar el arma no ilesa, pero funcional. El emergido retrocedió rápidamente, momento que Aran aprovechó para correr hacia Mulitia y protegerla poniéndose justo delante de ella.

- ¿¡Estás bien!? -preguntó exaltado.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Concoction [3]
Jabalina [3]
Lanza de acero [3]
Dagas de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
982


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Dibujando huellas [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Dom Mar 18, 2018 3:28 pm

Aquellos seres siempre habían sido muy molestos, pero en aquella situación se habían convertido en verdaderas molestias...la situación era tan tensa como aquella vez en el desierto, siempre los pillaban en situaciones tan complicadas, aquellos seres tenían el don de la oportunidad. Aquella vez en el desierto también habían tenido que luchar contra los emergidos con muchas dificultades...de una forma muy similar, con la joven solo con su báculo y con el soldado llevando menos armadura de la habitual, aquello ya lo habían vivido...pero ahora parecían algo mas entrenados, parecían coordinarse mucho mejor, Aran no estaba tan herido, eso era muestra de que habían mejorado ya que en la otra ocasión, el peliverde había recibido varias heridas, muchas de ellas graves.

Aunque la joven había intentado distraer al emergido para que el soldado le atacara...nada paso, el joven parecía haber ignorado la oportunidad por lo que el emergido pudo atacarla sin problema alguno. ambos se encontraron en un choque de armas, espada contra báculo, forcejeando...pero aquel ser tenía mucha mas fuerza y termino por ceder, la punta de su espada se clavo entonces en el hombro de la joven, el emergido intentaba clavar aun mas la espada, pero la sacerdotisa usaba todas sus fuerzas para que no siguiera, sabía que al menos...aquella herida no sería grave, había llevado la espada hasta ahí sabiendo que seria la parte en la que menos daño recibiría y donde podría aguantar, aun así no podía evitar soltar algún que otro grito de dolor al ver como la sangre manchaba su cuerpo y su traslucida vestimenta. Pudo separarse del emergido, para ello tuvo que tirarse al agua y bucear un poco. Bajo el agua pudo escuchar como aquel ser usaba su espada contra el agua sin ningún tipo de precisión, intentando dar con ella, la joven por su parte logro separarse de la batalla, tosiendo cuando salio del agua mientras observaba al peliverde luchar, tapando su herida con la mano para intentar no preocupar al joven.

Parecía ya que la ventaja la tenían ellos dos pero...si volvía a ser herida probablemente no tendría fuerzas para seguir curando al joven...y no quería dejarlo solo. La sangre, aunque seguía saliendo de la herida, no era para tanto, el agua salada seguramente ayudaría a la herida. Cuando el soldado llego, la joven se tapo algo mas mientras asentía levemente volviendo la vista hacia aquellos seres. -S..Si, no tienes que preocuparte por mi, yo soy quien tiene que preocuparse...si no acabamos con esos seres pronto, acabaran con nuestras fuerzas, quieren cansarnos, saben que nos cuesta andar por aquí...saben que cualquier cosa que hagamos nos va a costar mas, saben que si nos cansan al final podrán con nosotros,
ellos no se cansan, pueden seguir siempre.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [1]
Llave de Puerta [1]
Báculo de Heal [2]

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1111


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Dibujando huellas [Priv. Mulitia]

Mensaje por Aran el Lun Mar 19, 2018 10:29 am

Algo en particular llamó la atención de Aran quien, inmediatamente al notarlo, se giró a ver de qué se trataba.  Rojo, sangre se había salpicado entre la ropas de Mulitia, y no era la oscura sangre de los emergidos. Ella tenía una herida, y parecía intentar esconderla de sus ojos, ¿Por qué? Lo hubiera sabido tarde o temprano, y quizás de mala forma si es que el ejercicio de la batalla exigía aún más de ella. El soldado no pudo evitar horrorizarse, pero no se espantó, sabiendo que Mulitia había soportado ver heridas más grandes suyas para poder sanarlo. Era, aún así, su culpa. No había llegado a tiempo, no había matado al otro emergido lo suficientemente rápido, y aquello no podía volver a suceder.

Quitando los ojos de la clériga, aunque sin nunca dejar de pensar en su bienestar, Aran sujetó la lanza con ambas manos y apuntó a aquellos dos emergidos que quedaban, que se acercaban raudos con el único objetivo de acabarles. Entonces cualquier jugada era riesgosa, puesto que si uno de los enemigos lograba desequilibrarlo o quitarle el arma, entonces todo se habría acabado. Con los pies en el agua, con todos sus movimientos restringidos, y cargando el peso del cansancio sobre sus espaldas, la estrategia a la que usualmente recurría no tendría mayor éxito. Debería usar su fuerza, traspasarlos, llevar el arma fuerte y rápido hacia delante, sin dejarles tiempo ni para pensar. Así hizo, lanzando tres rápidas estocadas ante las cuales los otros mantuvieron la distancia. Ellos esperaban lo más obvio, que el soldado guardara posición mientras protegía a la mujer, sin darse  ellos cuenta de que, al contrario de lo que imaginaban, Aran avanzó hacia delante. Así fue que logró dañar el brazo de uno de ellos, clavándole el filo a fondo. Cuando el arma se soltó de la carne del emergido, el otro decidió correr hacia el peliverde, sin esperar que, con toda su fuerza, Aran le asestara un golpe con la lanza de lado como si le estuviera atacando con un palo cualquiera.

Lo tiró al agua con un grito de ira, y entonces corrió hacia delante, yendo a por el otro que retrocedía, asediándolo como un ariete, cortando su piel hasta atravesarlo por completo, tirándolo a las aguas sin poder quitarle la lanza de lo mucho que se había enterrado. Cuando por fin logró zafarse del cuerpo, a sus espaldas estaba el otro, habiéndose recuperado  ya del bestial golpe. Había perdido su espada entre las olas, pero no perdió tiempo buscándola, atacando como todo un animal, a puño limpio. Aran, sorprendido de cómo se había acercado, no tuvo tiempo de poder usar la lanza, por lo que recibió un golpe crudo en su estómago, donde aún se recuperaba de su herida. El soldado se quejó dolorosamente, pero respondió con otro puño tan fuerte como el de su enemigo. Aran no pensó en seguir, pues sabía que perdería contra la fuerza bruta de la criatura, por lo que recogió bien su lanza con ambas manos y separó con el medio de esta al enemigo, echándolo atrás, haciendo distancia entre ellos, y dándose tiempo así para atravesar de una vez su endemoniado corazón. Todos habían caído.

Aran inmediatamente corrió hacia Mulitia, jadeando con fuerza. Estando por fin cerca, la atrapó desde los hombros con ambas manos, cuidando por supuesto de tocar su corte, y la miró a los ojos, su rostro sufriendo de culpa.- Mulitia... lo siento... -murmuró, cerrando sus párpados. No habló más que eso. Todo su cuerpo temblaba, estaba empapado, y aún así su piel ardía. Lo había dado todo esos últimos segundos, por lo que estaba completamente derrotado. Encerrando a la joven en un abrazo, Aran se mantuvo allí, rozando sus labios contra los suyos, haciéndole saber que no volvería a abandonar su lado y dejar que la alcanzaran.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Concoction [3]
Jabalina [3]
Lanza de acero [3]
Dagas de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
982


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Dibujando huellas [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Lun Mar 19, 2018 2:18 pm

Aunque se tapara la herida, era obvio que estaba herida, su traslucido vestido la delataba por lo que seguramente Aran se había dado cuenta de que estaba herida. Realmente no era ningún problema para ella, podría llegar a curarse poco a poco con su propia magia, no era una herida grave por lo que en poco tiempo lograría curarse, lo preocupante realmente eran aquellos seres que aun se mantenían en pie, si seguían luchando contra ellos sin acabar con ellos los terminarían cansando y sin Aran, la joven cleriga no podría defenderse...y desde luego no abandonaría a su suerte al soldado, se quedaría con el aunque aquello fuera su final. Podía ver en el rostro del joven su preocupación por lo que ella suspiro negando levemente. -Tranquilo...yo estoy bien, puedo curarme, solo ha sido en el hombro. Enseño entonces la herida que cada vez soltaba menos sangre, ni si quiera había sido muy profunda y ni había perdido mucha sangre por la herida.

El peliverde pareció comprender que la situación era critica y que necesitarían todo de el para acaba con aquellos dos emergidos cuanto antes, empezó a realizar unos movimientos muy peligrosos en contra de aquellos seres luchando contra ellos con gran fiereza, veía en el un gran espíritu luchador algo que trajo grandes esperanzas en la joven que sonrió suavemente al ver como la victoria ya comenzaba a verse cada vez mas cercana. Cada movimiento parecía mas agresivo que el otro, algo que la joven no solía ver en el peliverde, algo había despertado en su interior para querer acabar con aquellos seres en un solo asalto. Se mantuvo alejada del combate, con la herida sería simplemente un estorbo en medio de la batalla, por lo que lo mejor sería mantenerse alejada y alerta por si el joven era herido, acudir a el con rapidez.

Uno de los emergidos cayo con rapidez y el otro había sido desarmado, pero aun así seguía luchando con sus puños contra el soldado,algo que el joven respondió pudiendo después atacarle con su lanza. Después de que el conflicto se hubiera resuelto, Mulitia se permitió soltar todo el aire que mantenía en un fuerte suspiro de alivio viendo como se acercaba hasta ella. La chica levanto su rostro para observar fijamente la mirada de Aran, algo que le hizo negar con levedad. -Aran...ya te dije que no pasa nada, lo has hecho genial,sabes? Teníamos todas las de perder pero le hemos dado la vuelta. La joven sonrió con amplitud mientras sus manos acariciaban el rostro del soldado de forma suave, cariñosa para después abrazarlo sintiendo como temblaba, sintiendo el calor de la batalla en su cuerpo. Sus labios se unieron junto a los suyos rozándolos varias veces hasta que terminaba de juntarlos en suaves besos, manteniéndose callada, simplemente inmortalizando aquel momento, solo quería estar junto a el y no se separaría, aquella sensación tan fuerte que sentía no podía ser reemplazada por nada. Lo amaba, aquello era innegable, era la primera persona por la que había sentido algo tan grande.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [1]
Llave de Puerta [1]
Báculo de Heal [2]

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1111


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Dibujando huellas [Priv. Mulitia]

Mensaje por Eliwood el Mar Mar 20, 2018 1:40 am

Tema cerrado. 80G a cada participante + 40G a Mulitia gracias a donaciones eclesiásticas + 40G a Aran gracias a bonificaciones de oficio. 40G adicionales a ambos por bono de support.

Mulitia ha gastado un uso de su báculo de Heal.
Aran ha gastado un uso de su lanza de bronce.

Ambos obtienen +2 EXP y +1 Bonus EXP!

Gracias al aumento de experiencia, Aran obtiene un nuevo skill de la rama Halberdier:

Guardia - Permite al soldado proteger a otro personaje, recibiendo por él o ella el daño, ataque, skill o estado alterado que fuera a afectarle, sin importar cuan certero este sea. El skill debe activarse antes para que todos estos posibles daños recaigan en el general.

Adicionalmente, la barra de EXP de Mulitia ha sido maximizada.

Mulitia puede ahora ascender de la clase Valkyrie a la clase Saint o War Cleric.

> Ascender a la clase Saint (subir nivel de arma: báculos).
> Ascender a la clase Saint (subir nivel de arma: tomos).
> Ascender a la clase War Cleric (reemplazar especialización tomos o báculos por especialización hachas).
> No ascender, conservar la clase actual.

Favor de responder seleccionando la decisión.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3497


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Dibujando huellas [Priv. Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Mar Mar 20, 2018 11:37 am

>Ascender a la clase Saint (Subir Nivel de Arma: Báculo)
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Saint

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [1]
Llave de Puerta [1]
Báculo de Heal [2]

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1111


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Dibujando huellas [Priv. Mulitia]

Mensaje por Eliwood el Miér Mar 28, 2018 12:48 pm

- Class Change -



¡Mulitia ha ascendido de Valkyrie a Saint!

¡El nivel de uso de báculos ha sido aumentado!

La barra de EXP es reseteada. De ahora en adelante, nuevamente sólo los temas tipo Campaña, Entrenamiento y Misión darán incrementos de EXP.

¡¡Felicitaciones!!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3497


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] Dibujando huellas [Priv. Mulitia]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.