Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

Arline [ID]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Arline [ID]

Mensaje por Arline el Vie Oct 13, 2017 8:09 pm

Arline
Myrmidon
¡Recuperaré el honor que le arrebataron a mi familia!

Datos
Nombre: Arline. (A veces depende de la situación ante desconocidos, usa Helena o Taelín de aliases)

Edad: 15 años.

Clase: Myrmidon.

Especialización: Espadas.

Afiliación: Lycia.

Ocupación: Recadera ambulante.  

Personalidad
Es una joven responsable ante todo, se esfuerza con el trabajo que le toque realizar. Es de naturaleza tranquila, tiene un pequeño lado serio como su padre. Si algo la podría definir bastante bien es que es una chica justiciera, que ha aprendido a confiar en sí misma. Pero que a pesar de ser valiente, sigue teniendo sus fallos, pues es bastante emocional. Llora con facilidad y cuando está alegre lo demuestra sin tapujos.

Aunque elegante y educada, no le gusta mucho el orden y las tareas del hogar, pero es algo que hace sin rechistar, son enseñanzas que ha heredado de sus padres. Pero la verdad ella no es muy femenina, al contrario de lo que pueda pensar su querido hermano.

Le gusta hablar de una forma directa, pero eso no significa dejar de ser fantasiosa. Y de hecho, oculta muchas cosas, pues a pesar de no gustarle mentir, ya que va en contra de la crianza de su madre, lo hace mucho más a menudo de lo que debería; siente que a veces no le queda de otra, o que así pueda conseguir mejor sus propósitos en la vida.

Historia del personaje
Ella nació un par de años después que su hermano, ambos se criaron en las tierras de Bern, junto a sus padres. Al contrario que su hermano mayor, Arline era una niña tranquila, pero que con el paso de los años disfrutaba de las travesuras que provocaba él. A ella, le comenzó a gustar escuchar historias, incluso jugar a los soldaditos a pesar de ser una niña. Una infancia feliz. Su hermano le hablaba siempre le hablaba de su padrino, al que ellos llamaban "tío". Pero ella era muy pequeña, así que olvidó su rostro.

Pero todo empezó a ir mal desde la visita de aquella mujer desconocida. Ella no recuerda bien lo que pasó, recién había cumplido los 7 años. De ese momento lo único que se acuerda era que empezó a llorar al ver a su hermano hacerlo. Pero desde ese día no supo nada más de su padre, se fue... y no volvió jamás. Hoy en día apenas se acuerda de su cara, pero sabe que fue un guerrero formidable en el pasado, por las cosas que le contaba su madre. Pero ella también admira mucho a su madre, siempre la ha visto trabajar sin parar, y a su hermano mayor que siempre cuidaba de ella, pues era lo más cercano a un padre que tuvo desde entonces, cuando su mamá estaba ocupada.

Tras las acusaciones a su familia de traidores; fue en la repentina mudanza hacia Lycia que Arline encontró entre las pocas cosas que había dejado su padre, una espada vieja pero en buen estado. Era parecida a una Gladius, una sencilla de filo de bronce que su padre había usado para sus prácticas. Básica y normal como cualquier otra, no tenía nada de especial y sin embargo para ella sí lo era porque esa había sido la primera espada de su padre. Al ser ligera, podía usarla incluso una niña, y eso es lo que probó ella. En el momento en el que la tuvo en las manos, su pequeño corazón latió tan fuerte que siempre recordará esa emoción.
Vio la luz, pero en seguida corrió a ocultarla entre sus juguetes, su madre no podía saber que ella se había apropiado de aquello. Lo mantendría como un secreto durante largos años, incluso de su hermano. Nadie debía saberlo.

Ellos sin duda habían pasado muchos tiempos malos. Como método de escapismo, Arline comenzó incluso a imaginarse que su padre había sido un gran héroe de Bern, y que los había tenido que abandonar para salvar el país, provocando en ella una gran admiracion hacia él apesar de que no lo recordaba en absoluto.
Su madre se casó otra vez, en su nueva casa. El hombre no parecía mal tipo, pero a veces le miraba raro a ella y a su hermano, nunca comprendió por qué. Los años pasaron y hasta tuvieron un bebé.

Mientras su hermano comenzó a mejorar como panadero, Arline comenzó a salir a escondidas, le provocaba aprender a manejar aquella espada, no la había olvidado, la tenía oculta en su habitación. Hasta que un día un cliente habitual de la panadería la pilló entrenando la esgrima con una rama, allá en el bosque cercano. El señor era un vecino viejo, un myrmidón retirado, que prometió no contárselo a su familia. Para más suerte incluso, el anciano espadachín se ofreció para enseñarle propiamente, con espadas de madera que bien no estaban afiladas pero servían para entrenar a la chica. Ésta le contó sobre la espada, y el hombre asintió comentando que sería una buena espada, competente para cualquier estilo de lucha.

Ella tenía una mano pésima para el pan y para los animales, no se le daba tan bien. Aunque supiera hacer el trabajo preciso, sus dotes no eran ni la mitad de buenas que su madre o su hermano, así que por eso siempre se ponía a pensar en otras cosas, como imaginarse historias. Y fue cuando descubrió aquella espada que por fin notó que algo se le podría dar realmente bien.

Entonces, fue cuando aparecieron aquellas criaturas horrendas que aterraban a la población. Desde la aparición de emergidos la situación se tensó bastante, pero ella entrenó más duro.
Su hermano salió de viaje, a formar su propio negocio como panadero. La verdad es que a Arline le encantaba el sabor de los panes que hacían él y su madre.
Pero ella estaba extrañamente feliz, estaba aprendiendo mucho, y su nuevo hermanito pequeño era toda una monada. Se encargaba de ayudar a su madre a cuidar al bebé. También le gustaba jugar con los animales que había traido su madre.

Pero pronto comenzaron los malos tratos, los gritos... El nuevo marido de su madre había cambiado, su actitud empeoró aún más. Arline comenzó a sospechar, al contrario de su hermano, quien apenas pisaba la casa. Ella comenzó a sentir el sufrimiento de su madre, fue la única que se dio cuenta finalmente de lo que pasaba con ese hombre. Arline no fue capaz de contárselo a su hermano mayor jamás, sabía que él nunca se llevó muy bien con él... si se enterase, no sabía que le ocurriría.

Llorando de la desesperación, así la pilló su madre uno de esos días. Para una chica tan joven, la desaparición de su padre, la traición de sus vecinos, los emergidos, su nuevo "padre"... pero el maltrato de aquél hacia su madre, eso era demasiado. Lloró hasta caer rendida durante una tarde.
Cuando despertó, escuchó algo que no quiso escuchar, y desesperó. Fue corriendo a su habitación a desenrrollar la espada que había envuelto en telas, oculta.

Quería proteger a su madre, por eso era una de las razones por las que había comenzado a entrenar más duro.

Sí, había pensado en matarlo aquella misma noche, con la espada de su verdadero padre. Pero no fue necesario, dejó de escuchar al hombre. Vio a su madre salir y ella se escondió. Al parecer... la enfermedad que había tenido aquel tipo durante un tiempo, había podido finalmente con él. Aunque aliviada, ella se sintió triste, muy inútil... llegó a pensar que su entrenamiento había sido para nada.

A la mañana siguiente, ya estaban viajando, su madre, su hermano pequeño, los animales y ella, en una caravana que su madre se había agenciado, y siguieron los pasos de su hermano mayor.

Poco después, ella misma había empezado a trabajar también, esporádicamente, para ayudar a su madre con el dinero. Entonces se le ocurrió el trabajo perfecto; su madre usaba animales para mensajearse con su hijo, así que pensó que ser recadera y repartir panes, enviar cartas... era lo correcto. Así, vio una oportunidad más para ponerse en mejor contacto con su hermano así. Y tal vez, de esa misma forma encontraría algún día a su padre.

Tras habérselo dejado crecer largo, se recortó ella misma el cabello con la espada para dejar atrás aquella etapa de su vida. Ella ya era una chica crecidita, ya no era más una niña.

Aún así, aunque quisiera ver cosas nuevas y se siguiera escapando algunas veces, no iba muy lejos. Jamás dejaría a su familia de lado, su madre era muy importante para ella, y no la abandonaría nunca, ni a su hermanito pequeño. Es más, cada vez que podía se lo lleva con ella encima a entrenar cuando su madre no está y le toca cuidarlo. Lo quiere mucho a pesar de ser hijo de aquel hombre malo.

Extras
Le gusta el campo y la naturaleza.
Tal como su madre le ha criado, ama y respeta a los animales.
El celeste es su color favorito, le recuerda al cielo y al mar.
Es de lágrima fácil.
En general sabe cocinar lo justo y necesario, aunque no lo hace muy bien. No puede ni darle  forma al pan.
Le gustan las comidas dulces y las cosas lindas.
Aprendió a coser gracias a su madre.
Siempre le encantó la actuación, disfruta fantaseando viendo artistas callejeros.
No sabe pescar.

Las armas le dan curiosidad, pero por sobretodo, ama las espadas. Piensa que son elegantes y fieras a la vez, versátiles en cualquier tipo de situación.
Cuando aprovecha para escabullirse al salir a hacer su trabajo, siempre se asegura de cumplirlo primero antes que todo lo demás.

Aprovechando su pelo cortado y su pecho no tan desarrollado, a veces se hace pasar por un chico, vistiéndose como tal. Esto le ayuda a pasar desapercibida como un joven espadachín común. Ahí es cuando se presenta como "Taelín", a modo del nombre de su hermano mezclado con el suyo. Esto derivó de una vez que ambos jugaban de pequeños.

Cuida a todos los animales de su madre, pero ella en concreto tiene algunos de mascotas:
-Frey, una rata macho de color miel, domesticada gracias a las enseñanzas de su madre.
-Sheryl, una conejita de color blanco, bastante mansa.

Procedencia
Nombre original del personaje: Itsuki Myoudôin
Procedencia: Heartcatch! Pretty Cure

Spoiler:
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Myrmidon

Cargo :
Recadera

Inventario :
esp. bronce [2]
vulnerary [3]
Espada de madera [1]
Espada de madera [1]
Espada de madera [1]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1322


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Arline [ID]

Mensaje por Marth el Sáb Oct 14, 2017 11:59 am

• Ficha aceptada •


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord | Pegasus Knight

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de acero [4]
Vulnerary [2]
lanza de bronce [2]
Espada de plata [5]
Llave maestra [1]
Gema de Chispas

Support :
Eliwood
Eugeo
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
630


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.