Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] No todos los caminos llevan a Nevassa [Privado Jaden]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] No todos los caminos llevan a Nevassa [Privado Jaden]

Mensaje por Judal el Lun Oct 09, 2017 10:11 pm

Los caminos eran lo suficientemente inseguros para que un corcel rápido y mantenerse en las vías más centrales no fuesen suficientes precauciones para viajar. Desde que había tomado su lugar como consejero del príncipe Pelleas había no solo tomado control de sus rutas en sus viajes si no también hacerse su tesorero personal, cosa que significaba tener un control demasiado amplio sobre un hombre de demasiado poder. La personalidad débil del príncipe le habían hecho ser blanco fácil para el buitre que era el bailarín y se sorprendía que nadie se le hubiese adelantado antes pero ahora cuidaba al príncipe como una osa a su cría y abusaba de las comodidades que el estatus de este podría llegar a darle. Hasta el momento la forma de viajar de Pelleas había sido deplorable, se sorprendía que no le hubiesen robado todo en el camino o peor, asumía que pese a la personalidad débil del pelivioleta e salvaba el gran poder que dormía en su interior y que podía despertar con apenas unas palabras. La magia oscura era de temer y aquel hombre podía invocarla sin el menor esfuerzo... era eso o realmente habia un dios oscuro que cuidaba de aquel siervo no solo entregándole poder si no también despejando lo caminos de peligros descontrolados. Pero no podía confiar más en la suerte.

Tras un gran viaje por casi todos los continentes era ya momento de regresar al hogar de su jefe, habían pasado por demasiado y si bien nunca encontró falta de comodidades ya moría por llegar a ejercer su profesión en un castillo como es debido y no tener que estar siempre corriendo por los caminos. Anhelaba una habitación amplia para él solo, cama cómoda, agua caliente a su capricho y sobretodo sociedad, extrañaba codearse con la gente de las cortes reales, poder hacerse conocido en el círculo social y por sobretodo comenzar a ser partícipe de todos los chismes y cotilleos que estos traen. Ya estaba harto de los caminos y las interrupciones. Habiendo llegado a Crimea desde Durban, tras mucho tiempo en barco, el príncipe se había detenido para una aventura con uno de sus “amigos” de Nohr, negándose a formar parte se dedicó a organizar un rápido regreso, un plan a prueba de tontos que impedirían más distracciones en el camino.

Mientras el príncipe de Daein se entretenía haciendo quien sabe que con el príncipe de Nohr, el pelinegro avanzó rápidamente hacia el puerto en la costa del río entre Crimea y Daein único lugar que a duras penas se mantenía haciendo frente a los emergidos que infestaban el país. Allí consiguió víveres para el viaje a través de Daein, pagó un precio demasiado alto pero había conseguido incluso una pequeña bolsita de sal para saborizar las comidas. Habían traído desde Durban sus caballos y un gran carruaje bastante amplio y cómodo pero lento, aunque Judal aprovechó la ausencia del príncipe para venderlo así como ambos caballos de tiro y comprar dos caballos rápidos y fuertes que les llevasen con más rapidez, consiguió también unas alforjas con un talabartero que celebró la venta casi sin tener que regatear y cuando se consideró listo recordó en el lugar donde se encontraban.
Crimea había caído en manos de los emergidos, si bien en ese puerto y pequeño pueblo se veía una vida más o menos normal solo se debía a los constantes esfuerzos de los soldados y mercenarios que habían hecho su hogar allí y vivían defendiendo el último pedazo de tierra que los emergidos aún no habían tomado, tan cercanos a la frontera con Daein tabién recibían ayuda de dicho país para mantener limpio el puente que unía ambas naciones. Lamentablemente era solo cuestión de tiempo para que terminasen de caer y si bien para el pelinegro era muy obvio que esa gente tenía que marcharse cuanto antes no era así para las familias que consideraban aquel lugar su hogar y no abandonarían aunque eso les costase la vida. Él no estaba dispuesto a eso, de hecho su plan era irse de allí lo más rápido posible, pero en tiempos que una montura rápida y caminos céntricos no aseguraban un retorno seguro tenía que encontrar a alguien que los hiciera seguros para él y el príncipe.

Recorriendo el puerto en el amplio rio donde un pequeño puñado de barcos descansaban y el movimiento perezoso de los trabajadores descargaban mercaderías se aproximó a un hombre que parecía supervisar el trabajo - Hey, seré breve y no le quitaré demasiado tiempo, espero que sea igual y no me quite el mio. Necesito alguien que pueda escoltarme a Nevassa, ofresco 80 monedas de oro por el trabajo. Seguro que sabe de alguien que pueda aceptar el trabajo. - el hombre miró con molestia al hombre delgado de largo cabello y tras considerarlos unos instantes asintió y se alejó hacia el grupo de trabajadores y pasajeros que había traído en el viaje, en su mayoría mercenarios. El bailarín, cruzado de brazos sin molestarse en verse humilde ni discreto llevaba un traje de dos piezas de terciopelo negro ceñido al cuerpo así como un pañuelo blanco de tela vaporosa al cuello, en su cuello y muñecas cargaba brazaletes y collares de oro así como delgadas cadenas rodeando su cadera, no tenía armas a la vista y se notaba que el precio que ofrecía era dinero que poseía.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dancer | Tactician

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Llave de puerta [1]
Tónico de def [1]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
Pelleas
Suzuki

Especialización :

Experiencia :

Gold :
989


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] No todos los caminos llevan a Nevassa [Privado Jaden]

Mensaje por Invitado el Jue Oct 12, 2017 10:28 am

No se puede vivir…con miedo. — Dijo en un susurro a sí mismo, mientras dejaba salir la flecha de entre sus dedos, acertando justo en la diana que tenia a unos diez metros, le dio cierta satisfacción el haber acertado al menos en el primer disparo del día, un indicativo de que ese día sería un buen día.

¡Eh, Whitecastle!... — El viejo mandón y refunfuñón que solía llevar las riendas en aquel entonces se dirigía siempre al arquero mediante su apellido, nunca por su nombre ni por su mote el cual resultaba mejor al oído. — Tengo un trabajo, para ti…es una simple escolta a Nevassa,  ochenta monedas, ¿estás dentro? —Aquel anciano fue bastante claro y preciso al respecto, y demasiado cortes en aquel momento, cosa que jay interpreto como una señal de que algo no andaba del todo bien.

Seguro,  por ochenta oros… ¿a quién debo escoltar? — Pregunto con la calma usual que lo suele caracterizar. — Hmm, es una buena suma…porque enviarme a mí y no a sus hombres, seria pan comido… —Argumento mentalmente, en estas últimas semanas el viejo había estando acaparando la mayoría de los trabajos para su grupo de mercenarios, siendo un grupo bastante desagradable y traicionero, el último hombre que enviaron delante de ellos en un trabajo nunca regreso, lo cual indicaba que quizás tuvieran un percance, aunque para él estaba bastante claro.

Me envían, manda a sus matones…supone que nos matan y vuelven con el oro, y quizás sin recorrer la mitad del camino a donde sea que vayamos. — Maquino mentalmente, aunque eran sus conjeturas no estaba muy seguro, pero debía de tener uno o varios planes en caso de que las cosas se torcieran, aquel grupo manejado por el viejo eran mercenarios altamente buscado en otros reinos, jay estaba seguro pero no podía actuar de forma brusca.

Yo no soy tu jodida mucama, el sujeto anda por ahí. — Señalo en dirección al cliente, acto seguido jay tomo sus cosas para ir a presentarse y comenzar cuanto antes, no sin antes coger su lápiz de grafito, y escribir algo rápidamente sobre un tronco cortado, ese sería el primer paso de su plan.

Tras redactar aquel papelillo, lo guardo en su bolsillo y con todo su equipo que no era mucho después de todo, se adelanto hasta llegar a su cliente, haciendo una reverencia se presento cordialmente esbozando una leve sonrisa. — ¿A Nevassa entonces? Jaden Whitecastle a vuestro servicio, pero llamadme Jay   — Dijo esgrimiendo aquella leve sonrisa, para luego extenderle la mano al cliente.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] No todos los caminos llevan a Nevassa [Privado Jaden]

Mensaje por Judal el Mar Oct 17, 2017 12:25 pm

Aquél lugar le traía demasiados malos recuerdos, tiempo atrás cuando había originalmente salido de Begnion y de la comodidad de la mansión de sus padres habiendo dejado atrás toda una vida de lujos pero por capricho se embarcaba en una aventura claramente innecesaria. En los puertos era donde peor lo había pasado, incluso peor que frente a los emergido, ladrones y hasta de los magos oscuros que habían intentado utilizarlo como sacrificio al dios oscuro que se adora en aquellas tierras. Todo eso quedaba opacado por los tratos que había recibido por parte de marineros y más marineros de mala muerte como los que había en ese lugar. Podía sentir sus miradas pero ahora él tenía mucha más confianza que antes, una daga más afilada y un título que podía, si bien no hacer retroceder a un marinero común si haría que los capitanes los detuvieran si querían seguir con su vida tranquilamente y no perder puertos. Pues incluso siendo hombre su cuerpo delgado y facciones andróginas sumados a su largo cabello, ojos maquillados y el movimiento algo exagerado de sus caderas al andar, fruto de su crianza como bailarín de corte, le habían hecho víctima de marineros victimas del efecto de meses en el mar.

Cuanto más tardaba el capitán en buscarle un hombre para la tarea más se ansiaba el pelinegro, por más que era rápido en lo que hacía ya dos segundos más de lo necesario para gritar un “tu, ven, trabajo” le ponía de mal humor. Su pie envuelto en delgado cuero de venado y suela de cuero golpeteó impaciente contra la tabla añejada del muelle y alzó sus ojos marrones algo rojizos perfilados en violeta al joven rubio mucho más limpio, educado y atractivo de lo que habría esperado encontrar en ese lugar, ya con no tener un cicatriz cruzando su rostro y tener más dientes que dedos en sus manos era un gran avance pero aquello le sorprendió sinceramente sintiéndose un poco más cómodo - Jay. Sorprendente, no eres una montaña de mugre con algo de ser humano dentro, hasta puedo adivinar el color original de tu ropa, enviaron lo mejorcito que tenían. Me agrada. - brusco con su hablar cuando no se encontraba frente a nobles extendió su mano otorgando un apretón fuerte, no exageradamente fuerte pero si firme, más de lo que se podía esperar de alguien tan delgado y no es que tuviese mucha fuerza, si no que ponía especial ahínco en no mostrarse débil - Judal Rukh, consejero real al servicio de Daein. - omitía que trabajaba solo para el príncipe y no para el rey pero ya con tal título lograba abrirse algunas puertas sin necesidad de más. - Supongo que podremos adelantarnos, no me gusta como nos están viendo tus “amigos”... Deberemos avanzar hasta el primer río donde esperaremos juntarnos con un compañero que tomó otro camino, descansaremos nosotros y los caballos y reabasteceremos provisiones, dormiremos allí y seguiremos nuestro camino hacia Nevassa. Tus gastos corren por mi cuenta pero olvidate que pague más de una copa de vino con tu comida... - miró el arco que cargaba el joven y agregó - ... no creo que un arquero borracho sea muy efectivo. -

Si emprendían camino de inmediato podrían llegar a la pequeña ciudad que crecía junto al gran río antes del anochecer pero era un camino largo el cual recorrer. Judal quería evitar a toda costa tener que dormir a la intemperie, sobretodo ahora que había vendido el carromato y comprado dos caballos que serían mucho más rápidos.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dancer | Tactician

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Llave de puerta [1]
Tónico de def [1]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
Pelleas
Suzuki

Especialización :

Experiencia :

Gold :
989


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] No todos los caminos llevan a Nevassa [Privado Jaden]

Mensaje por Invitado el Dom Oct 22, 2017 7:56 pm

Je, yo debería ser quien os diga halagos, pero descuide…no me ruborizo con facilidad. — Dijo sonriente, siguiéndole el juego de momento para retomar la seriedad del asunto. — Mi lord, con dos caballos llegaremos bastante rápido, pero debemos partir de inmediato…además estos tipejos no son muy amigos mios… — Dijo esto último a modo de cotilleo tras haber estrechado su mano, mientras caminaban un par de pasos hacia la carretera, lo suficiente como para poder tener una conversación sin que ningún indeseado escuchara algún dato.

Tal y como lo veo, al cruzar el primer rio…llegaremos al cruce de Corín, y más adelante a Riverside, la ciudad al lado del rio. — En aquel momento varios sujetos en caballos, armados pasaron por el lado de ambos jóvenes, por el paso que llevaban denotaban tener bastante prisa sea el destino que tuviesen.

El detalle está en que… ¿ves a esos hombres armados que acaban de pasar?, bueno… posiblemente sean los mismos sujetos, que traten de emboscarnos pasando el cruce…venir a este lugar con mas oro encima del que vais a pagar por la encomienda no es muy prudente. —Su hablar era cortes y bastante elocuente, comento aquello como si estuviesen coordinando el té de las tardes en la corte real, haciendo algunos gestos con la mano mientras explicaba aquello.
Pero tengo un plan — Dijo con una confianza y templanza de otro mundo, llegando inclusive a palmear el hombro de su empleador suavemente. — Entonces, ¿partimos ya? — Espeto con una sonrisa, para dejar la escena durante un par de minutos y volver con un costal de ¿tela?, era algo abultado, un par de sogas y su equipo usual, todo ya equipado a uno de los caballos que amablemente el empleador habría traído al sitio.

Pese a todo, la idea sería llegar cuando antes a Riverside…no quisiera dormir a la intemperie esta noche. —Dijo dando oportunidad al empleador a que montara su caballo para luego el emprender la acción, paulatinamente le seguiría al lado para seguir conversando puesto que necesitaba explicarle lo que harían a continuación.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] No todos los caminos llevan a Nevassa [Privado Jaden]

Mensaje por Judal el Lun Oct 30, 2017 11:30 am

Estaba acostumbrado a los comentarios de otros hombres, en su mayoría ofensivos o burlones respecto a su aspecto, otro derechamente vulgares pero se sorprendió al escuchar uno que podría ser considerado ocurrente o hasta cortés. Le sonrió ladinamente y lo siguió ya sintiéndose mucho más cómodo con su presencia. Caminó a su lado hasta donde se encontraban los dos caballos esperando - Jm... no los entiendo a ustedes... los mercenarios. Se juntan siempre con las peores compañías, trabajan juntos pero no pueden descuidarse si un segundo, si uno levanta un guijarro del piso su compañero le corta el cuello para ver si lo que levantaba era una moneda de cobre. - esta vez habló más bajo, solo para su interlocutor mientras desataba al caballo. Miró de reojo a los que les pasaron y frunció el ceño. “Demasiado pronto, demasiado evidente”. Pensó el bailarín al ver a los sujetos y tal como le confirmaba el arquero asintió - Paso mucho tiempo en los caminos como para no ver esas cosas... - ajustó las riendas y las correas de su caballo a la espera que su nuevo mercenario fuese por sus cosas.

Revisó las provisiones haciendo tiempo, revisó sus dagas y las aseguró mejor en su cinturón así como agregó las arrojadizas al forro del pañuelo que llevaba al cuello para tener un acceso mucho más rápido y cómodo. Al no llevar capa se las ingeniaba para ocultar sus armas y dinero en su escasa ropa sin mostrar demasiado. Al regreso del otro subió al caballo y lo guió hacia el camino primero a paso lento para que los animales entrasen poco a poco en calor, necesitaba que ambos recorrieran muchos kilómetros y si los apresuraba desde el principio solo lograría que sus músculos se cansaran antes e incluso lesionarlos, dejándolos a la deriva en el camino con un caballo rengo. Aprovecharía eso para ponerse al corriente con quien sería su compañero por los siguientes dos días - Conozco el camino, me crié en Begnion pero viví un tiempo en Daein y este paso era el más rápido para ir a Crimea, he recorrido decenas de veces este camino. - dijo con arrogancia, algo bastante de esperarse de alguien que cargase esa cantidad de oro y se presentase con un cargo en la corte real - Pero te concedo que conozcas mejor a tus... “compañeros”. Estoy seguro que en algún momento fuiste partícipe de algún truco similar. - acusaba sin cuidado mientras atravesaban el pueblo y ya se encaminaban a la salida al camino hacia Nevassa.

La ruta era bastante recta, al menos lo que se veía hacia el frente, los primeros kilómetros estaban despejados pero más adelante se veían ya arboles que cuanto más avanzaran más espesos se volvían. Era un lugar normalmente infestados de ladrones, proscritos y demás alimañas de la sociedad, comúnmente eran cazados por la guardia real pero desde hacía un par de años, con el problema de los emergidos, estos se habían centrado en mantener seguras las ciudades y habían dejado aquellos lugares más apartados a su suerte. Ahora era bastante obvio que se estaban encaminando hacia una trampa.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dancer | Tactician

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Llave de puerta [1]
Tónico de def [1]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
Pelleas
Suzuki

Especialización :

Experiencia :

Gold :
989


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] No todos los caminos llevan a Nevassa [Privado Jaden]

Mensaje por Invitado el Dom Nov 05, 2017 1:22 am

¡Vamos marcando el paso, vamos rompiendo hielo! — Dijo animado cantando una colorida cancioncilla local en aquella región, jocoso y con rima en la oración su voz era bastante agradable al escucha de quien estuviese cerca. — No hacemos ni puto, caso de las señales del cielo —Continuo su alegre cantar mientras direccionaba las riendas del caballo que montaba a paso ligero.

Aunque posiblemente no me creáis, no he participado en tales jugarretas, existe cierto honor entre mercenarios aunque dicha creencia se ha perdido mucho últimamente — Dijo a los minutos retomando el hilo de la conversación con su empleador, haciendo algunos gestos con la mano al expresar sus palabras. — La ambición desmedida idiotiza a los mercenarios de estas tierras, aunque admito que fue pura suerte…me escogieron para este trabajo porque no soy del circulo de los ‘’embaucadores’’ — Expreso haciendo la expresión de comillas con ambas manos, estando bastante cerca de adentrarse en los arboles.

Pero no hablemos de mí, ¿son las cosas en la corte tan aburridas como me las imagino? — Expreso con una sonrisilla, justo momentos antes de ingresar a la zona más poblada de árboles y arbustos, una fuerte brisa recorrió el sitio llevándoles un ligero olor a perfume que cualquiera de los dos podría percibir con facilidad, Jay frunció el ceño rápidamente al percibir el perfume puesto que lo reconoció al instante. —Conozco ese perfume, y si es lo que creo…esto se va a poner feo, ¿sueles ir cubierto de oro por ahí? Captar su atención es bastante difícil de por si… — Dijo con cierta gracia, soltando una risilla.

Izzy la Cazadora, nos abordara antes de tratar de matarnos…ella o sus hombres, un consejo que nunca falla, alimenta su vanidad y ganaremos algunos valiosos minutos. — Dijo mientras bajaba del corcel y acomodaba el fardo de paja que habría traído desde que salieron, con algunos palos que cargo previamente armo una figura como la suya y la envolvió en su capucha verde, la encorvo un poco y con la soga la dejo sujeta al corcel de forma que pareciera que seguía en el caballo. — Estaré a unos cuantos metros, instintivamente me atacaran primero, una vez den de baja al pelele, estarán más confiados y ahí será donde actuaremos. — Dijo relajado ya sin su usual atuendo, esperando su empleador confirmara el plan para poder adentrarse en el camino del bosque.

Dicho aquello, palmeo al corcel para que este siguiera la ruta que ya tenían prevista, internándose en el bosque a varios metros de Judal, manteniéndolo vigilado mientras avanzaba en sigilo.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] No todos los caminos llevan a Nevassa [Privado Jaden]

Mensaje por Judal el Jue Nov 09, 2017 1:39 am

Pese a haber sido un artista en tiempos pasados, un bailarín que entretenía a los nobles, su experiencia era profunda pero reducida, se podría decir que localizada. Canciones populares estaban muy lejos de sus oídos y más canciones solo cantadas por personas simples en lugares simples, sus oídos buscaban más melodías sin letra donde su cuerpo y sus movimientos pudiese interpretar y ser el centro de atención. Sin embargo reconocía que la voz del rubio era armónica y agradable, sorprendente tomando en cuenta. Alzó una ceja ante la afirmación del mercenario, ¿un mercenario honesto? Eso era algo que podía decir que nunca había visto, los hombres de valores morales no estaban vendiendo su arma en los caminos, hombres así eran rápidamente descubiertos y puestos juntos a nobles bajo nombres de prestigio, vestidos de plata y enviados a pelear bajo una bandera. De haber alguien así solo podía significar que no hacía mucho tiempo que era mercenario, saliendo de una vida de vasallaje o que simplemente era demasiado iluso para un mundo tan cruel. Decidió no hacer comentario al respecto, dejó que su silencio y un pequeño gruñido entonado como pregunta fuese su respuesta, si tenía la mitad de avispamiento de lo que tenía de habla podría entender su escepticismo.

Soltó un corto suspiro enderezando un poco su cuerpo sobre el caballo, en el trote su cadera se movía al son del animal dejando casi inmóvil su parte superior, su cintura ligeramente arqueada le daba suficiente movilidad para ello. Sujetando las riendas con una sola mano miró al otro hombre con una sonrisa bastante relajada - No es un lugar para hombres simples. Las personas que componen las cortes son variadas, como en todo lugar hay personas que solo han tenido suerte de nacer rodeados de oro y gracias a Ashera por ello por que de ser de otra manera morirían de ineptitud pero hay muchas personas interesantes, mentes más afiladas que cualquier espada y lenguas más rápidas que cualquier flecha. Esas son las personas que hacen interesantes los días en los grandes salones. - hablaba con soltura por más que lo que lo que hablaba era cuidadosamente escogido sin mencionar nombres ni siquiera de que país se refería. Dando respuestas vagas que sonaban concisas. Iba a continuar pero frunció su nariz ante el perfume, demasiado fuerte como para sentirse en el bosque, ajeno a toda sutileza y elegancia esperada en una fragancia para una dama. Bajó un poco la marcha de su caballo observando lo que el otro realizaba - Creo que todo Daein sintió ese perfume, se nota que es una mujer de poca monta, ¿seguro que es cazadora? Huele más a cortesana de taberna de camino. Argh... - no se molestó en ocultar su desagrado, especialmente dirigido hacia una mujer - Y sé defenderme bien, gracias por la preocupación. - agregó con un tono algo ácido - No tengo que andar ocultando nada de mi. - alzó un poco su mentón con orgullo dejando que el sol mostrase mejor el ancho collar dorado que cubría su cuello con un pulido rubí en el frente, como si ya los anchos brazaletes de oro no fueran suficiente abrazando sus muñecas casi hasta sus codos - Los que han intentado robarme te puedo asegurar que no lo podrán volver a intentar. - omitía grandes razones por esta declaración como que casi nunca viajaba solo, que su compañero habitual, pese a ser un hombre tímido y retraído era un poderoso mago que con el solo abrir de su libro podía hacer retroceder hasta el emergido o bandido más fiero... y que la última vez que había viajado solo había terminado capturado para ser un sacrificio a un dios oscuro de otro continente salvado solo por su lengua afilada y no por sus habilidades de combate.

Al ver que el caballo salía corriendo alzó ambas cejas y señaló al rubio, había estado demasiado distraído hablando de si mismo como para preocuparse de lo que estaba haciendo - Ese caballo vale más de lo que te voy a pagar, vale más que tu. Si no lo recuperas olvidate de tu paga y de que cubra cualquier gasto que tengas... y tendrás que trabajarme por el resto del ciclo gratis para cubrir la perdida. Tsk. Mercenario con honor dices, ni respeto por los recursos prestados tienes. - se quejó sin discreción pero obedeciendo a fin de cuentas, jaló de las riendas y golpeó con sus talones los costados del caballo haciendo que este volviese a la marcha por el camino. La diosa no le culparía si el mercenario sintiese ganas de convertir la escuálida espalda del fastidioso bailarín en un nuevo carcaj.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dancer | Tactician

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Llave de puerta [1]
Tónico de def [1]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
Pelleas
Suzuki

Especialización :

Experiencia :

Gold :
989


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] No todos los caminos llevan a Nevassa [Privado Jaden]

Mensaje por Invitado el Dom Nov 19, 2017 7:17 pm

Lo siento…pero necesito el oro que lleváis encima; y no lo diré dos veces. — Expreso la joven mujer que salió de la exuberante vegetación del bosque, su piel era blanca tirando a lo pálido, sus ojos oscuros como la noche y su cabello de un tono negruzco azulado, le daban un aspecto bastante llamativo. Su cuerpo era un punto y aparte, una buena proporción tanto atrás como adelante en materia de trasero y pechos, catalogándola como un ocho en una escala del uno al diez, iba vestida con un atuendo que dejaba poco a la imaginación, todo en función de la agilidad el arma que llevaba consigo era un látigo, y en su cinto se podrían apreciar un par de dagas ornamentadas que cualquier noble o conocedor reconocería por su calidad. Junto a ella estaban tan solo dos mujeres las cuales salieron de los arbustos apuntando a Judal con sus ballestas.

Mátenlo… — Dijo y ambas ballesteras dispararon hacia el segundo jinete, en aquel momento el pelele que jaden habría hecho previamente fue abatido con cuatro saetas, haciendo que el tosco muñeco cayera hacia atrás abatido, cumpliendo su cometido. — Lo siento Jay, la verdad es que me gustabas, pero no mezclo negocios con placer. — Argumento Izzy con cierto sadismo en sus palabras. — Ahora, queda este… ¿remedo de mujer? — Dijo soltando una risotada, a Izzy le gustaba jugar con sus presas antes de despacharlos.

Jaden se habría adelantado a todo aquello puesto que conocía a Izzy mucho más de lo que ella creía, al haberse mezclado con la vegetación momentos antes pudo ver era abatido a saetazos su menos agraciado doble, haciendo que esbozara una sonrisilla picarona y tal y como habría hablado con Judal, este le sacaría algo de tiempo a Izzy para que él se encargara de atar cabos. De la forma en la que estaban posicionadas, le sería fácil poder eliminarlas. Dando pasos rápidos y ligeros habría logrado posicionarse tras el árbol donde estaba la primera ballestera, tendría cobertura y campo de visión para maniobrar de forma segura.

Apunto a la primera que tenia a pocos centímetros, y disparo a la nuca en un tiro que fue bastante limpio dada la cercanía la flecha ni siquiera silbo en el viento, la ahora difunta ballestera cayó de rodillas pero antes de que su frente tocara suelo ya una segunda flecha habría impactado en el ojo derecho la segunda ballestera, acto seguido dio un salto lanzándose hacia el otro árbol para dejar el sitio de tiro, al caer se tropezó con algo a pies del árbol. — ¡Pero qué demonios, quien mas está contigo, maldita sabandija! — Expreso Izzy con un tono de preocupación a Judal el único que estaba en su rango de visión. Jay reviso rápidamente y encontró algunas herramientas de caza, entre ellas una malla de esas que se usan para cazar animales y varios metros más atrás, un carro tirado por una yegua, jay esbozo una amplia sonrisa, acababa de encontrar el artilugio que le permitiría capturar a Izzy, a sabiendas de que ella la vería venir, lanzo una roca en dirección contraria lo cual llamaría su atención y la haría disparar hacia la nada, en aquel momento de forma ágil balanceo el peso en sus pies y arrojo la red sobre la mercenaria, haciéndola caer ante el peso de las bolas metálicas en los bordes de la red. —Fin del Juego cariño, eres buena en la cama--pero ya sabes como dicen por ahí, en este oficio no se mezcla placer con los negocios. — Dijo sonriente, a paso rápido se acerco a la red para pisar la ballesta y evitar que Izzy pudiera utilizarla. — ¡No me dejes aquí!..¡Valgo mas para ti que este bicho raro! — Dijo a gritos, señalando a Judal nuevamente. —No tengo tiempo para retrasos, mi lord debe llegar a su destino… — Dijo con un tono señorial, cogiendo su arco con ambas manos para atizarle a Izzy en toda la cara, dejándola fuera de combate, reviso los cadáveres tomando cualquier cosa que considerara útil y arrebatándole el colgando a Izzy del cuello, el cual supuso tendría cierto valor, dirigió su mirada hacia su señor, y esbozo una amplia sonrisa. —Mi lord, tengo buenas noticias… — Dijo acercándose al caballo para desatar a su doble y retomar su capa, ahora con varios agujeros. —Tenemos una Carroza a nuestra disposición… — Hizo un gesto con la mano para que se acercara y observara el hallazgo.

En cuestión de minutos Jay habría acoplado el par de caballos a la carroza y ahora, el viaje seria más cómodo, en el interior del carromato lo único que encontrarían serian varios tarros de vino tinto de bueno, cosa rara en estas tierras
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] No todos los caminos llevan a Nevassa [Privado Jaden]

Mensaje por Judal el Sáb Abr 14, 2018 11:59 pm

El mercenario había resultado ser una perdida de tiempo, arrastrando sus problemas personales al trabajo le había salido más caro incluso antes de haberle pagado. Sus antiguo grupo le había vendido, aparentemente, a aquella mujer del bosque por... ¿problemas en la cama? Parecía ser demasiado drama para el bailarín que solo quería cruzar el puente hacia Daein y terminar ese viaje tan largo. La mujer le había cortado el paso a tan cerca de su destino ¡Si hasta ya estaban en territorio de Daein! apenas si faltaban unos pocos kilómetros hasta llegar al primer pueblo luego de cruzar el amplio puente con Crimea. Maldijo con todas sus fuerzas y sopesó el problema que tenía enfrente, había perdido un buen caballo por aquella estrategia del mercenario y este se entretenía con la mujer que había apestado todo el bosque a colonia barata, podía perfectamente huir en ese momento y si el mercenario le daba alcance estaba seguro que podría mostrarse bastante seguro de argumentarle sus fallas para no pagarle y dejar a medias sus servicios. Con algo de suerte hasta podría recuperar el caballo que había corrido a la fuga.

Dio una última mirada al encuentro entre la frustrada pareja y notando a las dos cazadoras distraídas con el arquero aprovechó su única oportunidad de espuelar a su caballo y lanzar a correr por el camino, tenía que salvar su cuello y el oro que cargaba más que preocuparse por un mercenario que acababa de conocer. Escuchó las exclamaciones a su espalda y sintió la flecha que se clavo en el camino unos metros delante suyo pasándola de largo casi de inmediato con la corrida del animal. Bastante al frente ya veía al otro ejemplar aún con el muñeco de paja sobre su lomo pastando al lado del camino, miró sobre su hombro y considerando que las personas que le podían seguir estaban a pie tendría tiempo de detenerse para tomar al animal pero este alzó su cabeza y lanzó a correr asustado. El consejero no entendió por que, no había nadie en el camino a excepción de él y era un caballo entrenado y que lo conocía, a parte parecía huir en otra dirección. No tardaron en aparecer la razón del susto dado por el animal: Emergidos.

De un lado del camino, saliendo de entre los matorrales dos emergidos con hachas se cruzaron en el camino y lanzaron una red con clara intención de enredar las patas del corcel y hacerle caer, método cruel ya que le quebraría las patas al animal con mucha probabilidad pero evitaría que fuese utilizado para escapar. Judal jaló de las riendas y desvió al caballo fuera del camino para evitar pasar por allí pero al pasar por la arboleda se vio enseguida seguido a la par por un emergido a caballo con una lanza que por su largo alcance la alzaba listo para empalarle. Con el corazón yendo a tope presionó más a su montura volviendo a espuelarle y alentándolo con un grito de avance. Logró esquivar el primer ataque saliendo solo con una rotura en sus ropas y un corte bastante superficial, aunque el ardor le hizo apretar los dientes.

Regresó al camino y dejando que el caballo siguiese por si mismo la ruta se giró sobre su cintura y sacando un par de dagas lanzó hacia su enemigo, no hacia el emergido si no hacia su caballo. La daga golpeó el cuello del animal que enseguida se detuvo y parandose sobre sus patas traseras cayó a un lado aplastando a su jinete mientras se desangraba por la mortal herida en su gruesa arteria en su cuello. Contando que al menos retrasaba a sus atacantes siguió adelante notando una figura familiar. No podía creerlo que estaba tan cerca del pueblo y no mucho más al frente estaba la carroza que el príncipe estaría ocupando para llegar, seguramente habiendo seguido otro camino no se había tenido que cruzar con la emboscada. Bajando un poco la velocidad de su caballo, dándole un respiro alzó su voz de inmediato - ¡Lord Pelleas! - llamó omitiendo la palabra “príncipe”, nunca era bueno andar anunciando quien se encontraba en aquella carroza.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dancer | Tactician

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Llave de puerta [1]
Tónico de def [1]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
Pelleas
Suzuki

Especialización :

Experiencia :

Gold :
989


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] No todos los caminos llevan a Nevassa [Privado Jaden]

Mensaje por Pelleas el Miér Mayo 09, 2018 11:35 pm

Resguardado en el carruaje que a paso veloz avanzaba reino adentro, a solas en la confortable cabina, el príncipe se veía demasiado invadido por sus pensamientos como para descansar. Sus ideas se remontaban una y otra vez a su ausente consejero, no por carecer de su presencia en sí, sino porque le urgía contar con su guianza. Paulatina pero seguramente pasaba de apreciar su ayuda a depender de su criterio al punto en que se sentía congelado sin Judal, abrumado por la responsabilidad que toda su vida había parecido aterradora y que amenazaba con toda clase de terribles consecuencias si él, inexperto y torpe como era, llegaba a dar pasos en falso como príncipe heredero. Había asuntos que anhelaba poder llevar a manos del elocuente consejero cuanto antes. De lo contrario, no sabría qué hacer. Su límite de tiempo para consideraciones sería el momento en que llegara a Nevassa y rogaba poder reunirse con el hombre antes.

Dejaba atrás una ruinosa Crimea en la que mucho había sucedido, llevándose de ella un gran número de dudas respecto a qué hacer con el reino vecino. Sólo se había separado de su eterno compañero de viaje para investigar la capital del sitio, constatar su situación a merced de los Emergidos, a solas por ningún motivo más que lo peligroso de la incursión, mas esta había resultado en mucho más que lo anticipado. Un aliado encontrado en el camino le había acompañado hasta el sitio que Pelleas más deseaba ver, el mismo palacio de Crimea. Allí, la situación había terminado por tomar un giro hostil y el sabio oscuro de ya inmenso poder se había visto en la necesidad de subyugar, finalmente tomando la vida de quienes ocupaban el trono crimeo. Los Emergidos se habían rendido. Un profundo cambio parecía darse de sopetón y Pelleas, de alguna forma, había quedado a la cabeza de ello. Nunca había necesitado tanto de Judal, el único que podía salvarlo del inconmensurable peso de la responsabilidad, ya todo un reino que cargar en sus débiles hombros. Por supuesto que Pelleas lo aceptaba y lo desearía tomar apropiadamente, pero mientras esa fuera la última línea escrita al asunto, no podría cesar de preocuparse por ello. En un asunto tan complejo, su mente no le daría tregua.

Tan inquieto se hallaba, que apenas escuchó una voz llamar su nombre desde el exterior y la reconoció como la de Judal, soltó el libro que había tenido sin siquiera abrir entre manos, dejándolo caer al suelo del carruaje. El vehículo era detenido con lentitud para no darle una sacudida desagradable al interior, pero incluso antes de que parara, Pelleas tenía ya la puerta abierta y el cuerpo asomado fuera, su cabello meciéndose sobre su rostro. - Judal. Qué bueno que ha vuelto... - Exhaló con alivio. Con el carruaje ya detenido sería fácil para el jehan a caballo terminar de darle alcance; apenas lo hizo, el mago le recibió apresurándose a hablar, demasiado ansioso por todo lo que tenía que tratar con él. - Necesito hablar con usted, por favor. Es sobre Crimea... -

No obstante, notaba algo extraño respecto al bailarín y consejero. Todas las señales indicaban que se había dado más prisa de la esperada, desde el estado de su caballo hasta el de él mismo; su ropa, también, parecía dañada en algún sitio u otro, por la forma extraña en que se ajustaba. Parpadeando, el mago se enderezó un poco. - ¿Se encuentra bien? Venga dentro, podrá sentarse más cómodamente. - Indicó, pues en definitiva no deseaba que Judal prosiguiera el viaje separado en su propio caballo.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Príncipe de Daein

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Concoction [1]
Tomo Nosferatu [1]
Vulnerary [2]
tomo de Worm [3]
.
.

Support :
Judal
Virion
Yuuko

Especialización :

Experiencia :

Gold :
179


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] No todos los caminos llevan a Nevassa [Privado Jaden]

Mensaje por Judal el Dom Mayo 27, 2018 2:14 am

Su caballo ya comenzaba a resoplar y sacudir su cabeza enojado por los constantes golpes del dancer a sus costados apremiándole a que aumentase su velocidad, poco a poco el emergido que le seguía iba quedando atrás y con algo de suerte desistiría en continuar, a fin de cuentas solo era uno que estaba saliendo de su camino, intentaba mantener ese pensamiento en su mente como si con el simple hecho de desearlo, de darle una razón con mucha fuerza, el emergido desistiría.

Y aparentemente había funcionado, delante suyo el carruaje se detenía y ahora le daba alcance con mayor facilidad, casi que podía sentir de manera física el alivio de ver a la figura conocida asomar por la puerta. De haber estado corriendo se habría lanzado a sus brazos cual príncipe azul. En su vida había estado tan aliviado y feliz de ver a alguien. El caballo bajó la velocidad a medida que se acercaba, a pequeños pasos de medio trote no esperó ni que se detuviese antes de desmontar, tropezando un poco al bajar con el caballo aún en movimiento pero sujetándose de la puerta del carruaje se metió en el interior mirando por donde había venido. A lo lejos podía ver al emergido sobre el caballo, no parecía correr, tras mirarlo unos instantes notó que se estaba alejando, regresando con su compañero seguramente que ya estaría muerto. Suspiró con alivio, ahora de ser alcanzados por enemigos el príncipe podría defenderlo con facilidad. El cochero bajó para tomar al caballo y atarlo detrás del carruaje donde los seguiría a un ritmo más pausado y tranquilo, todo parecía retomar a la tranquilidad.

El pelinegro se tomó del brazo del príncipe incluso si este no se lo ofrecía e ingresó al coche cerrando la pequeña puerta y pasando el seguro, en el interior se sentía acogedor con los asientos cómodos y acolchados, las ventanas cubiertas por cortinas les daban la intimidad que necesitaban para hablar. Normalizando su respiración recién en ese momento nota que no había dicho palabra, solo había estado agitado en la huida. Negó con su mano y se acomodó un poco la ropa y el caballo mientras tomaba asiento intentando mantener su compostura - Los caminos están horribles... contrate un mercenario para que me resguardase y fue el hombre más inútil de la tierra, no solo no hizo su trabajo si no que atrajo bandidos ¡y ni siquiera era que me estuviese tendiendo una emboscada! Después emergidos comenzaron a atacarme... Peor servicio de Tellius... solo en Crimea podía haber gente tan deficiente. - dijo con molestia y claro tono de queja mientras re acomodaba su largo cabello peinándolo con los dedos y separandolo entres mechones gruesos para hacer su larga trenza. Sus ojos carmines ahora si se centraron más calmados en el príncipe frente a sí - Lamento mucho haberlo preocupado... esty a sus ordenes ahora. ¿Qué asunto con Crimea? Por lo que he escuchado en el pueblo la familia real está desaparecida. - sus dedos trabajaban con soltura en su cabello mientras iba haciendo crecer su trenza. El ardor en su herida iba pasando, después de que el príncipe solventase sus dudas se encargaría de ello, estaba seguro que el pelivioleta tendría medicina para él si se la pedía, no gastaría de la suya si no tenía necesidad. El camino era largo si se iba en carroza así que tendrían bastante tiempo para hablar.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dancer | Tactician

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Llave de puerta [1]
Tónico de def [1]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
Pelleas
Suzuki

Especialización :

Experiencia :

Gold :
989


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] No todos los caminos llevan a Nevassa [Privado Jaden]

Mensaje por Pelleas el Dom Jun 03, 2018 6:10 pm

En efecto, percibía el príncipe bastante urgencia en el modo en que su asistente se comportaba, tomándose de él en forma tanto más directa a la usual y metiéndose al carruaje. Por supuesto, distaba de serle molesto que el varón más pequeño y menudo se sujetara de su brazo si por algún motivo lo necesitara; en cierta forma le hacía sentir que era reconocido su papel como protector, como numerosas veces había dicho que obraría si llegaba alguna suerte de peligro a ellos. Era agradable sensación. Mientras no fuese en público, donde por seguro algo así luciría extraño, hallaba que le agradaba. El pensamiento llevó una tenue sonrisa a sus labios, que mantuvo al estirar el brazo libre para ayudarle a cerrar con rapidez la puerta. La iluminación no disminuyó mucho, pues las cortinas estaban corridas en el interior del pequeño espacio. - ¿Judal? - Insistió un poco entonces, esperando todavía su respuesta. No estando ni la mitad de apresurado que el otro parecía estar, sólo le miró con detenimiento en busca de heridas u otras malas señales, que por fortuna no halló.

Lástima, sin embargo, que el bailarín se separara de él tan rápido, como si el motivo de sus temores se hubiera terminado apenas se viera en el ambiente cerrado. El hombre de mayor estatura no tuvo motivo ni el atrevimiento para retenerlo, sólo suspirando cortamente y siguiéndolo con la mirada. Dotado de la confianza usual, Judal se acomodaba a gusto y sin dilación. El príncipe sintió la necesidad de mantenerse cerca aún, quizás motivado por los peligros que le describía; se sentó justo a su lado mientras lo escuchaba, mirándolo con las cejas en todo momento un poco fruncidas en preocupación. De haber estado él a su lado, seguramente habría podido protegerlo mucho mejor que armas contratadas, pero todo el incidente debía de haber coincidido con su propio tiempo en el castillo de Crimea. Sin saber qué decir, si acaso disculparse o excusarse, sólo miró por contemplativos segundos el semblante del otro, el modo en que pasaba tan resuelto a preocuparse más de su cabello que de lo pasado. Perdiendo la mirada en la inmensa trenza negra, halló en esta un guijarro olvidado sobresaliendo, seguramente la aguja de algún árbol del camino. Extendió cuidadosamente la mano para retirarla del cabello oscuro y largo cuya visión tanto apreciaba, tras lo cual el mago al fin habló.

- No, yo lo siento... debí de haberle protegido en persona. - Eligió disculparse, al fin y al cabo. Aún si Judal se veía más irritado con los mercenarios que asustado por lo que había tenido que atravesar, Pelleas se sentía por sí mismo culpable. En cuanto a lo demás, lo cierto era que tenía que pasar a discutirlo también, pues era posible que hasta todo el tiempo de camino por delante quedara corto. - Ha sido... mucho. Se lo contaré en el camino, quisiera hacerlo en detalle. Realmente necesitaré ayuda con todo esto... - Exhaló, serenándose para comenzar por el principio su relato, desde el encuentro con los nohrianos y el ingreso al castillo crimeo hasta el fin de todo ello.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Sorcerer

Cargo :
Príncipe de Daein

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Concoction [1]
Tomo Nosferatu [1]
Vulnerary [2]
tomo de Worm [3]
.
.

Support :
Judal
Virion
Yuuko

Especialización :

Experiencia :

Gold :
179


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] No todos los caminos llevan a Nevassa [Privado Jaden]

Mensaje por Eliwood el Dom Jun 10, 2018 5:18 pm

Tema cerrado. 80G a Judal, 20G a Pelleas.

Judal ha gastado un uso de sus dagas de bronce.

Judal obtiene +2 EXP.

Gracias al incremento de experiencia, la barra de EXP de Judal ha sido maximizada.

Judal puede ahora utilizar un Sello Maestro para cambiar su clase, desbloqueando e iniciando una ruta totalmente nueva.

> Utilizar el Sello Maestro (ver las opciones de clase disponibles).
> No utilizar, conservar clase y nivel actual.

De utilizar el Sello Maestro y cambiar de clase, la barra de EXP será reiniciada y los temas de tipo social nuevamente otorgarán EXP. La especialización y skills actuales se mantendrán, no obstante, al obtener nuevos se optará para mantener un máximo constante de 6 skills y 2 especializaciones. El color representativo del personaje seguirá siendo el de su clase original. Las opciones de clase presentadas serán acordes al personaje en particular, sus acciones, historia, talentos y posibilidades.

Favor de responder seleccionando la decisión.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Ellight [4]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3317


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] No todos los caminos llevan a Nevassa [Privado Jaden]

Mensaje por Judal el Dom Jun 10, 2018 5:23 pm

Usar sello maestro~
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dancer | Tactician

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Llave de puerta [1]
Tónico de def [1]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
Pelleas
Suzuki

Especialización :

Experiencia :

Gold :
989


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] No todos los caminos llevan a Nevassa [Privado Jaden]

Mensaje por Eliwood el Dom Jun 10, 2018 6:02 pm

- Class Change: Judal -

> Tactician. (Especialización: elegir arma física, magia o báculos.)

> Mage. (Especialización: magia de ánima.)

> Dark Mage. (Especialización: magia oscura. Seleccionar esta clase requiere inmediata jusitificación de acceso, es decir, iniciación de parte de otro mago oscuro.)

> Myrmidon. (Especialización: espada.)

> Thief. (Especialización: dagas.)

> Cancelar cambio de clase.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Ellight [4]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3317


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] No todos los caminos llevan a Nevassa [Privado Jaden]

Mensaje por Judal el Dom Jun 10, 2018 6:46 pm

Tacti de lanzas para serle útil a mi príncipe~
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dancer | Tactician

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Llave de puerta [1]
Tónico de def [1]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
Pelleas
Suzuki

Especialización :

Experiencia :

Gold :
989


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] No todos los caminos llevan a Nevassa [Privado Jaden]

Mensaje por Eliwood el Dom Jun 10, 2018 7:06 pm

- Class Change -

¡Judal ha iniciado la clase Tactician!

¡Nueva especialización: lanzas!

Todo tema con su clase y especializaciones anteriores podrá ser culminado con normalidad. No obstante, de ahora en adelante, todos los temas que sean abiertos deberán respetar estos cambios.

La barra de EXP es reseteada. Todo tipo de tema volverá a dar incrementos de EXP.

¡¡Felicitaciones!!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Ellight [4]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3317


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] No todos los caminos llevan a Nevassa [Privado Jaden]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.