Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Social] The class is a lie [Priv. Bâhir]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] The class is a lie [Priv. Bâhir]

Mensaje por Berkut el Lun Oct 09, 2017 3:30 pm

He de confesar que mi estancia en Sindhu está demostrando ser… interesante, cuanto menos. Es un completo laberinto en el que en cada camino me puedo encontrar un simple plebeyo o, en el peor de los casos, un maldito pajarraco de esos. Pero no está mal. El nivel de vida es aceptable. Quizá sea por eso que los plebeyos de estas tierras no me dan la misma sensación de ser como los demás. El olor a bestia no se puede evadir, pero no es nada con lo que no pueda convivir.

Aquel día fue el primer día en el que decidí asistir por fin a la universidad de Sindhu. Obviamente, no podía hacerlo así, sin más. Soy un soldado; tengo deberes. Tras hablar con los que estaban a cargo, me dijeron que siempre y cuando pasara la prueba de acceso podría asistir a tantas clases como pudiera. He de confesar que tuve que estudiar para poder aprobarla. El nivel fue sorprendentemente alto, considerando que cualquiera que la pasara podría acceder. ¡Eso significa que sólo la élite entre la elite puede acceder aquí! Lo que significa… ¡Nada de laguz ni de plebeyos! ¡Este sitio será mi santuario!

O, al menos, eso creía. Mi cuerpo tembló de asco nada más ver lo que allí había. ¡Ni un solo noble! ¡Todos estos apestaban a plebeyos! ¿Qué he hecho para merecer esto? ¡¿Qué he hecho, maldita sea?! ¡Sabía que la universidad de Sindhu nos mezclaría. ¡Estaba preparado para ello! Pero una simple frase de cada uno de esos dejaba bien claro lo que eran... ¿Cómo diantres se atreven a pensar que somos iguales?

Bueno, Berkut... No te preocupes. Incluso si son plebeyos, he de pensar que son la élite de los plebeyos. También he de recordar que en Rigel era de los pocos nobles que además del arte del combate cultivaban el de la escritura. Debo ser tolerante. Esa es la cultura de este país y debo adaptarme a ella. Solo espero que el profesor, al menos, no sea un laguz... Dioses, que al menos no sea un pajarraco. Solo pido eso. Soportaré lo que sea, pero libradme de esa tortura. Me niego a aceptar a un asqueroso pájaro como mentor.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Knight

Cargo :
Ex-príncipe de Rigel | Soldado

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
189


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] The class is a lie [Priv. Bâhir]

Mensaje por Bâhir el Sáb Oct 14, 2017 8:13 pm

Los pasillos de la Gran Universidad eran ruidosos por naturaleza. Durante una parte importante del día, estudiantes de muy diversos orígenes y rasgos campaban a sus anchas por allí, dialogando de forma seria o amistosa según el tema de conversación, intercambiando notas y apuntes sobre la clase que acababa de terminar o, simplemente, descansando de la dura jornada de estudios que estaban llevando a cabo en ese día en algún recoveco entre los muros del edificio. El ruidoso ambiente era acompañado, obviamente, de un clima de igualdad y respeto que era difícil de ver en otros lugares del mundo que no fueran Shindhu: Mujeres y hombres, ancianos y jóvenes, Beorc y Laguz… No importaba la carne que uno mostrara al mundo en aquel lugar, pues a todos les había reunido el mismo deseo de conocimiento y descubrimiento, una pasión tan poderosa que destruía con facilidad los imaginarios muros de segregación que se habían construido durante años en diferentes continentes y reinos.

De forma curiosa para la vista, aquella marea de rostros se abría de forma automática y limpia cuando algún profesor de la Universidad pasaba por allí en camino a una reunión, clase, o menester personal, dejando espacio los alumnos para que el educador se dirigiera a su destino sin problema alguno… Esto era algo que Bâhir había visto ya desde ambas perspectivas, y aun así no dejaba de sorprenderle la normalidad con la que se hacía tal cosa.

El encargado de educar en historia a los alumnos de la Universidad llevaba bajo su brazo dos largos rollos de pergamino, en perfecto estado de cuidado y sin arrugas, dobleces o manchas de tinta a la vista. Solo era perceptible una pequeña marca en la que sería la esquina inferior de los documentos, la cual estaba destinada a diferenciar de forma rápida el contenido de ambos rollos sin tener que preocuparse por abrirlos para confirmar cual era el que necesitaba en ese mismo momento.  Tal carga no llamó la atención a ninguno de los estudiantes que se movía por el pasillo, pues  todos ellos estaban acostumbrados a ver a los maestros llevar objetos extra a sus clases: Libros en gran cantidad, tomos mágicos, gemas preciosas, animales disecados… Los rumores decían que un maestro llevó en una ocasión a un emergido vivo a una de sus clases, aunque nadie había sido capaz de confirmar o rebatir tal rumor hasta el momento.

-Buenos días clase.- El camino de Bâhir alcanzó su parada final frente a una sencilla puerta de madera sin demasiada decoración, abriendo esta con un firme gesto y elevando su voz nada más cruzar el umbral de la misma, provocando así el silencio  entre todos sus alumnos. Una mirada rápida fue suficiente para comprobar que ninguno de los miembros de la clase Beorc se había escaqueado de asistir, así como para detectar un par de rostros nuevos entre los asistentes. -En nuestro último encuentro, hablamos de como muchas campañas militares terminaron en éxito o fracaso según su capacidad para adaptarse a los obstáculos naturales que había frente a ellos.- Ambos rollos de papel cayeron con un suave susurro sobre el escritorio frente a la escalinata de asientos de la habitación, situándose tras el mismo el profesor de historia de la institución. -Hoy afrontaréis una clase práctica en la que demostraréis lo que aprendisteis en pasadas clases, a la vez que demostraréis vuestra propia capacidad de juicio y anticipación.- Sin desviar la atención de sus pupilos, el estratega extrajo del pergamino más cercano a sí mismo una nota más pequeña que había guardado entre las curvas del documento de mayor tamaño. -Sacad tinta, pluma y pergamino y apuntad: Milicianos Beorc, soldados Beorc de a pie, jinetes Beorc…- Durante un par de minutos, Bâhir recitó una lista de efectivos militares que podría hacer sombra al ejército de varios reinos humanos: Cargamentos de suministros, equipos de asedio, unidades especializadas, laguz de varias clases… Allí había una variedad semejante a la de los pasillos de la misma Universidad. -Lo que habéis escrito son los recursos militares con los que contáis. Debéis crear un pequeño ejército de mil unidades como máximo, pudiendo repartir las cifras como queráis entre todo lo que tenéis a vuestra disposición.- Las palabras del maestro fueron acompañadas de un movimiento de su mano hacia el único objeto presente sobre el escritorio más allá de los pergaminos enrollados: Un reloj de arena.

-Tenéis diez minutos.- Con la misma firmeza de sus palabras, Bâhir giró el instrumento para que la arena comenzara a caer hacia la parte inferior del reloj a ritmo constante pero lento. Esto fue acompañado por el rápido susurrar de las plumas sobre el papel por parte de sus alumnos, a los que vigilaba con gesto serio desde su posición. No tomó asiento alguno por su parte el profesor, sino que se mantuvo estático y en pie donde se encontraba, llevando ambas manos a su espalda y tomando silencio para dedicarse a, simplemente, observar.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Tactician

Cargo :
Profesor | Estratega

Autoridad :

Inventario :
Tomo de Fuego [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Trueno [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
237


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] The class is a lie [Priv. Bâhir]

Mensaje por Berkut el Dom Oct 15, 2017 7:32 pm

He de confesar que no esperaba que los profesores de la universidad de Sindhu fuesen tan jóvenes. Me los imaginaba a todos de la edad de mis padres, cuanta menos. Hasta me los imaginaba con la edad de mi tío. Me pilló bastante por sorpresa ver a un hombre que, si bien queda claro que es mayor que yo, no parecía que hubiera tanta diferencia de edad entre nosotros. ¿Quizá quince años? No sé si eso significa que la juventud de Sindhu es brillante o si, por el contrario, la universidad quizá tampoco era tan grande como decía ser. Quiero creer lo primero, aunque considerando la de tipo de seres que hay por aquí, a veces pienso lo segundo.

Pero este no es el momento. Debes centrarte. Piensa en las tropas que te ha dado. Esto no es difícil. No es la primera vez que tengo que dirigir un ejército, a diferencia de muchos de los aquí presentes. Esto no va a representar ningún problema para mí. Bien, empecemos… ¿Qué información nos ha dado el profesor? Sin duda, la cantidad de tropas es una, pero no nos ha hablado en ningún momento del terreno en el que combatirían o similares. Eso tiene que ser lo que ha querido decir con capacidad de juicio y anticipación. Veamos… Si fuese una batalla en campo abierto, los jinetes serían la opción ideal, pero no tendría sentido tenerlos si el combate es en una montaña. Yo mismo ya he sufrido aquello en más de una ocasión.

Arqueros, sin duda, son necesarios. Eso y magos. Deben estar en la retaguardia siempre, listos para dar el apoyo que las demás tropas precisen. Si el límite es de mil unidades, pondré ciento cincuenta de cada uno, siendo cincuenta de esos magos sanadores. Personalmente, me gustaría poner más, pero creo que ya decidiré eso según el total de tropas al que enfrentarme. Veamos, lo siguiente…

El tiempo pasó y, si bien no estaba del todo convencido con mi resultado, lo cierto es que estoy convencido de que mi ejército, sin duda, supera al de cualquiera de los compañeros. Después de todo, soy un noble. Solo por eso, soy superior a todos estos inútiles en comparación.

Me pregunto qué clase de ejercicio nos pondrá. Desde luego, va a ser un simulacro de batalla. Pero, ¿cuál reproducirá? He de confesar que estoy bastante emocionado con el resultado que pueda darnos. ¿Y bien, profesor? ¿Cuál será la prueba que me pondrá?

Tropas que ha apuntado Berber:
Jinetes (caballo): 300 (100 espada, 100 lanza, 100 hacha)
Jinetes (wyvern): 80 (hacha)
Jinetes (pegaso): 60 (lanza)
Soldados a pie: 210 (70 espada, 70 lanza, 70 hacha)
Arqueros: 150
Magos: 150 (50 fuego, 50 viento, 50 trueno)
Curanderos: 50
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Knight

Cargo :
Ex-príncipe de Rigel | Soldado

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
189


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] The class is a lie [Priv. Bâhir]

Mensaje por Bâhir el Miér Oct 18, 2017 3:47 pm

No había palabra alguna rompiendo el ambiente del aula mientras los estudiantes escribían en sus pergaminos. Todo lo que uno podía escuchar era el rasgar de las entintadas plumas, los diferentes ritmos de respiración y, si se prestaba atención, el tranquilo pero inexorable caer de las arenas del reloj que descansaba en la esquina del escritorio que presidía la habitación, tras el cual se mantenía en constante posición erguida el profesor sin dedicar ni una mirada a la silla que había a su lado. No era requerida ni necesaria, pues al estar de pie era capaz de controlar a la perfección lo que sucedía en las escalinatas: Las miradas de sus pupilos, los gestos que sus rostros formaban al pensar en cómo afrontar la tarea encargada, la velocidad con la que movían sus plumas y escribían lo que consideraran necesario… Pequeños detalles como aquellos daban a Bâhir una gran cantidad de información sobre cada uno de ellos, más de lo que podría obtener con una sencilla prueba escrita evaluable.

-Tiempo.- El último grano de arena cayó al cono inferior en el preciso instante en el que el maestro de piel oscura hablo tras el tiempo de reflexión y escritura, una sencilla señal para que todos sus alumnos dejaran a un lado sus plumas hubieran terminado la tarea asignada o no. -Como ya sabréis, la equilibrada composición de un ejército es una parte importante para todo comandante, pero no todos la cumplen como debe ser.- Las manos del mago se posaron sobre la mesa, dejando entre ellas los dos pergaminos aún enrollados. -Una mente cerrada en la que un tipo de soldado es superior a los demás, o la imposibilidad de ver la eficacia de una rama del ejército en un terreno favorable para ellos a causa de negligencia o, como ya dije, favoritismo.- Los ojos de Bâhir se movieron de forma lenta por cada uno de sus alumnos, fijándose en cada uno de ellos por un par de segundos, estudiando sus rostros y las reacciones que sus palabras provocaban en ellos. -Cada territorio de este mundo es diferente entre sí, incluso dentro de un mismo reino. No encontraréis la misma clase de praderas en Ylisse que en Sacae, al igual que las tierras heladas de Illia son diferentes a las de Mitgard, o los desiertos de Plegia a los de Hatari.- La mención al gran desierto de Tellius ensombreció algunos rostros de los estudiantes, supervivientes del éxodo que habían debido realizar a causa de la fiereza de los emergidos en aquella zona del mundo.

La culpa del destino del Ducado entre las arenas regresó a la mente del estratega por un segundo, pero este sacudió la pesadumbre con una rápida sacudida de su cabeza. Aquel no era el momento para lamentaciones, no delante de sus pupilos.

-La segunda parte de vuestra prueba es esta.- La mano izquierda de Bâhir tomó el primer gran pergamino, sin desvelar su contenido aún pero mostrándolo a toda la clase al alzarlo ligeramente. -Lo que veis aquí es un mapa representativo de una región indeterminada. Una representación de una batalla contra un supuesto ejército de emergidos de dos mil unidades.- Algunos ojos se abrieron de golpe al escuchar aquella cifra, y ciertas bocas maldijeron por lo bajo. Aquellos eran los estudiantes que no habían visto la furia de los mil veces malditos seres de ojos rojos, la infinita marea que siempre superaba a su oponente en número cuando atacaban. -Su posición está marcada en el mapa, por lo que sabréis su formación de entrada, al igual que la clase de tropas que forman su ejército.- El mago pudo ver como algunos puños comenzaban a cerrarse con fuerza, al igual que el aumento en la concentración de cada mirada, en cómo cada uno de sus estudiantes memorizaba cada palabra que decía, cada gesto que realizaba. -Vuestro trabajo será adaptar vuestras tropas a su formación, a su composición y a la geografía del terreno en el que lucharéis. Contáis con la ventaja de saber de antemano cómo será su disposición, algo que no sucede en cualquier batalla.- La distribución de tropas era un arte en sí, una batalla mental entre las cabezas de cada ejército en la que no solo debían repartir a sus hombres de forma efectiva y segura, sin puntos débiles en la formación, sino que debían adelantarse a lo que su oponente fuera a mostrar en el campo, obteniendo así una ventaja antes de que se derramara siquiera la primera gota de sangre. -Tendréis treinta minutos para completar esta tarea.- Dando la espalda a sus alumnos, Bâhir abrió al fin el gran pergamino por sus esquinas superiores, fijando las mismas a la pared frontal del aula con unos enganches de madera clavados en la misma. -Y cuando el último grano de arena caiga… Quiero un voluntario para exponer su trabajo.- La mirada del profesor repasó a sus alumnos una última vez, antes de girarse y colocarse a un lado del escritorio, justo frente al reloj de arena que acababa de tomar una vez más con su mano, girándolo con un rápido movimiento de su extremidad.

-Comenzad.-
Detalles del ejercicio:

Tropas emergidas:

  • 750 soldados de a pie: 250 Lanzas / 250 Espadas / 250 Hachas
  • 450 soldados con armadura pesada: 225 Lanzas / 225 Hachas
  • 200 arqueros
  • 300 jinetes de Wyvern
  • 300 magos: 150 elementales repartidos en 50 por cada elemento / 150 oscuros

Mapa
Explicación
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Tactician

Cargo :
Profesor | Estratega

Autoridad :

Inventario :
Tomo de Fuego [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Trueno [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
237


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] The class is a lie [Priv. Bâhir]

Mensaje por Berkut el Jue Oct 19, 2017 6:05 pm

Cuando el tiempo acabó y se nos avisó, el profesor en cuestión nos explicó a qué venía todo el asunto de las tropas. Algunos comentarios eran más que obvios, pero podría asegurar que no lo fue para todos. Más de uno acabaría cayendo en eso. Incluso si me aseguré de no hacerlo por no provocar caos (sigo en un país que no es el mío, después de todo. He de adaptarme), no pude evitar pensar que estos pobres hombres y mujeres no podrían hacer nada por el futuro de estas tierras. ¿Qué se le va a hacer? Son plebeyos, después de todo. Lo que sí que no esperé fue que hiciera distinciones entre las distintas praderas. ¿Se referirá a cuestiones de clima? No. No necesariamente. Puede referirse también a cuestiones geográficas.

Aunque lo importante era bordar lo siguiente. Con mi completa atención, hice un duplicado del mapa en miniatura. Aunque lo más importante y, al mismo tiempo más desesperante, era el número de soldados del bando emergido. Suspiré. Por muy doloroso que fuera, tuve que hacer frente a esas batallas con tan pocos pronósticos de éxito. Era obvio el resultado que tendrían, considerando que estas tropas de emergidos que recuerdo fueron, además, extremadamente cobardes.

Veamos… El grupo C es un problema. Hay que eliminarlo cuanto antes. Sin embargo, va a ser tremendamente complicado acabar con ellos. Lo ideal sería acabar con ellos con los arqueros… Quizá, si los colocase en las montañas junto con los jinetes de pegaso y de wyvern… De esa forma, además, una buena parte de las tropas de arqueros podrían unirse a un asalto desde las montañas. Si logro acabar con ese grupo, debería ser capaz de poder destrozar su mayor fuerza de apoyo.

No contarán con sanadores. Los sanadores deben ocuparse de reducir al mínimo las bajas de mi lado cuando hagan frente a los grupos A y B. Cuento con algo. Salvo por la zona del río y las montañas al este, casi todo es campo abierto. Los jinetes contarán con la ventaja del movimiento.  Haré que los magos de viento y fuego trabajen juntos para potenciar los hechizos de fuego. Los de trueno estarán dando apoyo, junto con los sanadores. Será necesario protegerlos. Si caen, no servirá de nada.

Dicho esto, lo que hice fue crear yo también tres grupos. El grupo de wyverns y pegasos con los arqueros, situados en las montañas para acabar con los wyverns enemigos y después usar la movilidad de los voladores para que puedan atacar desde cualquier punto de las montañas. La movilidad enemiga es reducida en las montañas, especialmente si logro acabar con ese grupo.

Un segundo grupo, exclusivo con jinetes, quienes tendrán el deber de distraer a las tropas enemigas y, al menos, hacer que uno de los grupos los persiga. Se moverán siguiendo el río. Aprovechando así su agilidad superior.

Finalmente, el tercer grupo estará formado por el resto de las tropas, cerca de las montañas. En primer lugar, los soldados. En la segunda fila se colocarán los magos de trueno, para apoyarlos contra los acorazados. Luego, detrás de estos, los magos de fuego y viendo realizarán ataques de asedio en conjunto. Finalmente y en la última fila, los curanderos se encargarán de sanar a los heridos. Su posición cerca de las montañas podrá permitir que, si todo sale bien en el grupo C, logren acabar con la ayuda de los arqueros y los jinetes voladores.

Habiendo decidido eso y escuchar el aviso de que el tiempo había finalizado, hice lo que el profesor pidió. Levanté el brazo, dispuesto a ser analizada como era debido. – Me gustaría presentarme voluntario, señor. Creo que la mejor forma de aprender es con la práctica.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Knight

Cargo :
Ex-príncipe de Rigel | Soldado

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
189


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] The class is a lie [Priv. Bâhir]

Mensaje por Bâhir el Dom Nov 12, 2017 6:43 pm

Usualmente, el tiempo de respuesta de los  alumnos cuando un voluntario es requerido por el profesor es elevado. Los pupilos suelen mirarse entre ellos, repasar sus notas y deducciones varias veces y convencerse a sí mismos de que su trabajo era lo suficientemente bueno como para obtener una corrección positiva, y no obtener un vergonzoso momento en el que su maestro les mostrara un garrafal error que a causa de sus nervios había sido pasado por alto de forma involuntaria. Para la inmensa mayoría del alumnado de la universidad, el riesgo de presentar su obra ante un profesor era uno que, aunque quisieran tomarlo, requería de cuidadosa y larga preparación mental para todo lo que pudiera suceder.

Por ello mismo Bâhir se sorprendió levemente al ver como uno de sus alumnos se ofrecía como voluntario nada más terminar el tiempo asignado.

-Acércate pues.- Haciendo un gesto para darle permiso para que se situara frente al resto de su clase, el maestro de historia aprovechó para observar al muchacho con atención, principalmente porque el suyo era un rostro desconocido para él. Con toda seguridad aquel joven de pelo azabache era un nuevo alumno de su clase, y aquello sustituía la sorpresa por curiosidad en su interior, pues no todos los días un maestro veía como un iniciado en su clase tomaba la valentía de alzar la mano y ofrecerse voluntario a ser juzgado frente a sus colegas. ¿Sería por desconocimiento del riesgo que tomaba? ¿O acaso porque quería demostrar desde el primer momento sus capacidades y dones? Aquello era algo que el mismo tutor desconocía, y que por ello mismo le llamaba la atención.

-Es la primera vez que te veo entre nosotros. ¿Cuál es tu nombre?- Una vez el joven llegó frente al hombre de piel oscura, este repasó su aspecto con detenimiento pero sin dedicar demasiado tiempo a ello, un simple repaso visual en el que se fijó en cosas como el corte de sus ropajes, la atención que su cabello había recibido a la hora de ser peinado, si sus manos temblaban o se mantenían firmes ante la presión de ser juzgado… Todo ello le permitía formar una imagen mental rápida de su nuevo alumno, pero a sabiendas de que no bastaría con aquella primera impresión para conocerle. Necesitaba oírle hablar, necesitaba ver como reaccionaba ante la crítica y la presión de la corrección. Pero, por encima de todo, necesitaba ver como trabajaba su mente en una situación como la otorgada.

-Siéntete libre de usar el mapa para describir tu trabajo.- Dando un paso a un lado, Bâhir ofreció el control total de la situación a su alumno, usando algo de tiempo para sacar un tarro de tinta y una pluma de punta redonda de uno de los cajones de su escritorio, diseñada para que el pergamino no se rompiera a pesar de ser presionado en un contexto como tal. -Tomate tu tiempo para explicarnos tus ideas. No ahorres en detalles y explica con la mayor claridad posible.- Dando otros dos pasos atrás, el historiador dejó el foco de atención sobre su alumno, pues aquel momento era para él y solo él.

Su juicio llegaría más tarde, ahora era el momento de ver qué clase de pensamientos ocupaban la mente de su más reciente aprendiz.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Tactician

Cargo :
Profesor | Estratega

Autoridad :

Inventario :
Tomo de Fuego [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Trueno [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
237


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] The class is a lie [Priv. Bâhir]

Mensaje por Berkut el Miér Nov 15, 2017 9:13 am

Sí, señor – fue lo primero que dije en cuanto el maestro en cuestión me dio la oportunidad de mostrar a los demás compañeros (todos ineptos, sin duda), las capacidades que, como noble, tenía yo. Como era de esperar, llamé la atención del docente, logrando así que preguntase mi nombre. – Efectivamente, señor. Mi nombre es Berkut.

Si bien no entendía cómo había quienes querrían enseñar a plebeyos, lo cierto es que ello no tenía por qué hacer que viera con otros ojos a este hombre, sin duda, noble. Debe estar adaptando su lenguaje al de la plebe por cuestiones culturales de Sindhu. Desde luego, fascinante, incluso si no es algo que yo quiera hacer para mí. ¿Cómo diantres puedo siquiera considerar como cercanos a los plebeyos? Ya ni hablemos de igualdad. ¿Quizá se deba a cómo funciona la sociedad de los laguz? Ello explicaría unas cuantas cosas, en cuyo caso debía demostrar mi superioridad frente a los demás de otra forma diferente. Y esta era la oportunidad perfecta.

Una vez se me dio la oportunidad para evaluarme, procedí a explicar. – Gracias – dije, antes de proceder. – En primer lugar, en mi selección de tropas quise dar cierta prioridad a las tropas que van sobre una montura. Casi la mitad de mis tropas cumplen esta característica si incluimos en ellas a las jinetes de pegaso y los de wyvern. Esto es porque en más de una ocasión tuve la desgracia de comprobar de primera mano que en ocasiones la movilidad es más importante que la fuerza en sí de una tropa. Por otro lado, el ejército enemigo tiene dicha movilidad en sus tropas aéreas. Esa es una de las principales amenazas a mi parecer, siendo la segunda y no por ello menos importante que mis tropas son ampliamente superadas en número.

Di una pequeña pausa. Aquello servía como introducción para preparar mi estrategia frente a tales tropas. – Gracias a la disposición del terreno, consideré imperante estacionar a mis arqueros junto con las tropas aéreas. Para ganar tal batalla será clave acabar cuanto antes con los jinetes enemigos. Si los arqueros son transportados a las montañas no solo establecerán contacto directo con dichos wyverns, sino que además contarán con el apoyo de las tropas aéreas y, en el peor de los casos, podrán usar el terreno para protegerse mejor de los ataques enemigos.

De nuevo, volví a dar otra pausa. Esto solo era una parte del plan que ideé. – Sin embargo, ello me dirigía a un problema – introduje. – Si hago eso, las tropas enemigas restantes enemigas superarán por más del doble las mías. Con vistas a la solución de este problema, los jinetes tendrán la misión de hacer de señuelo y atraer la atención de las tropas enemigas mientras el resto los enfrentarán cerca de las montañas. Los jinetes huirían por la zona del río, siguiéndolo y realizando tácticas guerrilleras aprovechando así su ventaja en movilidad frente a los demás. El último grupo, compuesto por el resto de las tropas, deberá enfrentarse a una batalla con el resto de tropas. Si, además, el grupo compuesto por los aéreos más los arqueros cumple con su misión, podrán asistir, atacando a los magos enemigos desde el flanco los arqueros y desde la retaguardia los jinetes. Mis magos, por su parte, podrán ocuparse con bastante facilidad de las tropas acorazadas enemigas.

Sin embargo, había que decir la peor opción. ¿Qué pasaría si todo saliera mal? ¿Qué pasaría si hubiera una emboscada? – En caso de haber refuerzos enemigos, es hasta posible que haya que hacer una retirada a una zona más ventajosa, propicia para hacer más tácticas de guerrilla.

Había estado haciendo pequeñas indicaciones en el mapa, todas para poder ayudar en la comprensión del plan. No era el estratega del ejército, eso estaba claro, pero mi experiencia como soldado en activo me permitía tener ciertas ideas sobre cómo combatir. Ayudaba que hubiese sido criado para gobernar desde pequeño, por supuesto. – Este es mi plan al respecto, señor – ya solo restaba ser evaluado.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Knight

Cargo :
Ex-príncipe de Rigel | Soldado

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Lanza de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
189


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] The class is a lie [Priv. Bâhir]

Mensaje por Bâhir el Vie Dic 01, 2017 9:50 am

Durante el tiempo que Berkut habló frente a la clase, Bâhir mantuvo total silencio y simplemente escuchó, atendió y procesó. La clase que estrategia que había planificado no demostraba solo que, tal y como había dicho, se había enfrentado a los emergidos en el pasado, sino que portaba sobre sus hombros un cierto nivel de experiencia militar que le permitía ver la imagen mayor, buscar alternativas a un ataque frontal o a un intento de flanqueo. La distracción era siempre una apuesta arriesgada y complicada de ejecutar, pero en el caso presentado era una opción inteligente para tratar de contrarrestar la exagerada superioridad numérica a la que se enfrentaban las tropas beorc.

Pero todos los pensamientos sobre el presentado por el joven de pelo azabache se quedaron en eso, pensamientos. Ni una sola palabra salió de entre los labios de Bâhir mientras su alumno exponía su idea, y solo habló cuando el monólogo del alumno finalizó.

-Bien hecho.- Un leve asentimiento fue la respuesta física que el mago acompañó a sus palabras, y eso fue todo lo que dijo e hizo en dirección al pupilo frente a él. -¿Alguien tiene algo que objetar? ¿Dudas que plantear?- El profesor giró cuerpo y rostro para quedar frente al resto de su clase, observando con detenimiento a todos y cada uno de ellos en espera de algún voluntario. Así era como evaluaba y juzgaba prácticas como aquella. Si había algún comentario que hacer al alumno encargado de presentar su trabajo, lo hacía en privado y de forma personal. Pero frente a la clase en general prefería dejar que sus alumnos pensaran por sí mismos, que buscaran errores en lo planteado por sus colegas y así no solo desarrollaran sus mentes por si mismos lo máximo posible, sino que empujaban a sus propios compañeros a que hicieran lo mismo. Era una de las mejores formas de aprendizaje que uno podía tener, el ser empujado por otros a evolucionar por su propia mano.

-Se… ¿Señor?- Una de las manos se lazó al fin, dando permiso el tutor del grupo a la voz para alzarse con un gesto de su cabeza, aprobando la participación. -La estrategia está bien planteada, pero veo dos riesgos que podrían poner todo en jaque.- La voz pertenecía a una joven de ojos dorados y pelo anaranjado, un aspecto que la rodeaba de un aura parecida a la que uno podía sentir cuando el otoño azota los bosques. -En primer lugar, la fuerza de distracción depende mucho de que los emergidos decidan perseguirla. ¿Y si en vez de lanzarse a por la caballería, decidieran ignorarla por completo y siguieran avanzando? Su esfuerzo sería en vano, y dejaría a sus tropas en una inferioridad abismal.- Los ojos de Bâhir no se apartaron e su alumna en ningún momento. No asintió ni negó sus palabras, simplemente observó y escuchó, atenta a sus razonamientos sobre la estrategia de Berkut. -En segundo lugar, para que un arquero acabe con un wyvern, este tiene que volar a una distancia del suelo lo suficientemente baja como para que las flechas no solo atraviesen sus escamas o puntos débiles, sino para que no caigan por la pérdida de fuerza que suele acompañar a un disparo vertical.- La joven comenzó a mover sus manos en diferentes alturas y direcciones, un gesto que siempre la acompañaba cuando exponía cualquier cosa, sin importar la importancia del tema en cuestión. -Esto pondría en jaque a los pegasos y wyvern aliados, ya que no solo deberían de preocuparse de las monturas enemigas, sino también de las flechas aliadas y de los posibles problemas de maniobrabilidad que acompañan al volar a baja altura en zonas montañosas… Eso es todo.- La joven terminó su exposición con una leve reverencia, tomando asiento al finalizar el gesto… Solo para que una mano se alzara en otro punto de la sala, recibiendo permiso del profesor al igual que la anterior.

-Señor, las palabras de Lirma me han hecho darme cuenta de algo.- Ahora era alguien más mayor, un hombre que rondaba la treintena, con una larga barba rubia recogida en una trenza que partía de su barbilla. -Si los wyvern enemigos han de reducir su altura para estar al alcance de las flechas aliadas, eso obliga a las monturas de… ¿Berzul era? Tengo mala memoria para los nombres, lo siento.- Una sonrisa amigable apareció en su rostro, una disculpa por su muy posible fallo de pronunciación. -La cuestión es que, si esto ha de hacerse, pegasos y wyvern deberían volar bajo para actuar como posible cebo, y dar ventaja de altitud en el aire es una idea terrible en cualquier situación.- Una nueva reverencia, un nuevo gesto de sentarse, y una nueva mano que se alzaba para conseguir la palabra que buscaba obtener.

-La pelea contra los wyvern es un gran riesgo ya de por sí, y difícil de planificar… Pero querría volver a la caballería y su función de cebo y posible hostigamiento.- El tercero en hablar fue un joven de ropas sencillas pero regia postura, alguien que sabía lo que era pero que no se avergonzaba de ello, mostrándose a todos tal y como era. -Hay que tener en cuenta que la primera línea de los grupos principales enemigos está formada por generales, conocidos por lo complicado que es acabar con ellos en combate cercano.- Las manos del joven rascaron una imberbe mejilla, donde varias cicatrices de pequeño tamaño eran visibles para el buen ojo. -Por mucho daño que puedan hacer los magos, el entablar combate cuerpo a cuerpo es casi suicida. Ya no solo por el número de oponentes, sino por lo difícil que será acabar con la mayoría de ellos, sobre todo si los magos enemigos llegan hasta un punto lo suficientemente cercano como para atacar a las tropas presentadas.- Nada más terminar la última palabra, el joven alzó uno de sus dedos, dejando claro que aún no había terminado. -Además, por mucho que la caballería despiste a un grupo, queda el hecho de que tropas como esa son muy poco efectivas en el ejemplo mostrado. Una posible carga es suicida teniendo en cuenta las numerosas lanzas del enemigo y su gruesa armadura, y si se llega al caso de tener que recurrir a asaltos de guerrilla, poco podrían hacer para penetrar el muro enemigo a pesar de ser lo mejor que uno puede usar para tal clase de estrategias.- Los gestos realizados por sus dos compañeros fueron repetidos por el tercero, quien tomó asiento sin que una cuarta mano se alzara. El resto de alumnos estaban demasiado ocupados procesando la información presentada o analizando aún el plan de su nuevo colega, lo que llevó a que el silencio apareciera en el aula durante varios segundos.

-Con eso será suficiente por ahora.- Las palabras del maestro historiador rompieron la ausencia de sonido, y su cuerpo volvió a moverse para quedar frente a su más reciente alumno, frente a aquel que había tenido el valor de presentarse a juicio público aunque fuera sin saberlo. -Berkut, ¿tienes algo que objetar a las palabras de tus compañeros?- Atentos como siempre, los ojos de Bâhir estaban atentos a toda reacción en la posición y en el rostro de su alumno. ¿Cómo se había tomado la crítica? ¿Y cómo reaccionaría a tres voces que habían señalado tres riesgos y fallos diferentes de su estrategia?
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Tactician

Cargo :
Profesor | Estratega

Autoridad :

Inventario :
Tomo de Fuego [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Trueno [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
237


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] The class is a lie [Priv. Bâhir]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.