Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

Tyan ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tyan ID

Mensaje por Tyan el Dom Oct 08, 2017 12:26 pm

Tyan
Laguz lobo
¿Enserio no hay nada que yo pueda hacer...?

Datos
Nombre: Tyan

Edad: 50 años, 17 aparentes.

Clase: Laguz lobo

Especialización: Colmillos

Afiliación: Mitgard

Ocupación: Posadero

Personalidad
Tyan es de aquella clase de personas que fácilmente pueden caer bien a la gran mayoría de la gente; es alegre, animado y siempre trata de llevarse bien con cualquiera, así como también ayudarlos si está en sus manos esa posibilidad. En la gran mayoría de casos intenta ser optimista y ver el lado bueno de las cosas, sin embargo, cuando los problemas llegan a ser recurrentes pierde fácilmente la creencia de que puede llegar a hacer algo al respecto, debido a que nunca ha tenido gran confianza en sí mismo. Aunque lo cierto es que sería capaz de romper reglas o sobrepasar los límites de la moralidad si con ello puede ayudar a sus amigos o a los que cree como personas importantes a su lado.

Honesto y de buen corazón, normalmente expresará lo que realmente piensa pero, si alguno de esos pensamientos puede entristecer o provocar que los demás se preocupen; entonces es probable que se lo quede para sí mismo. Tiene muy latente un instinto de superación, en parte porque hay situaciones en las que no se ha visto a la altura y quiere que en el futuro no le vuelva a suceder, por otra parte porque apenas tiene autoestima y eso afecta a no querer ser un obstáculo para que los demás sigan avanzando. Y a pesar de que es de ese tipo de individuos que pueden servir como referente por su voluntad y actitud, Tyan se ve a sí mismo como un cobarde y cree que no tiene fuerza equiparable a los que un día fueran los compañeros de manada.

Siempre se ha dejado llevar por sus sentimientos antes que por sus pensamientos, lo cual ser un lobo impulsivo e incapaz de ceñirse totalmente a las normas fue el gran ocasionante de su expulsión de su manada. La capacidad que tuvo para continuar adelante con su vida y buscar otro lugar en el mundo en el que él fuera útil fue un hecho que le aportó mucho más confianza, aún con su poca autoestima sobresaliendo en algunos casos. Su actitud en el pasado era bastante rebelde: contestando mal y poniendo mala cara con facilidad cuando no le gustaba lo que escuchaba, pero esa actitud quedó enterrada en el pasado y ahora es la persona más sonriente y extrovertida que uno puede conocer.

Uno de los principios más importante para él es el de ser “varonil” pero con ello no se refiere expresamente a tener una actitud propia de un hombre, porque para él tanto hombres como mujeres pueden serlo, sino que con ello quiere decir que alguien pueda ser valiente, con rasgos de fortaleza física a la cual realmente, admirará. Por lo contrario le disgustan aquellas personas que son cobardes y que defendiéndose en su debilidad, para ganar juegan sucio.

Historia del personaje
Al igual que muchas dinámicas de grupo lupinas, Tyan nació en una manada de lobos en hatari. Eran un grupo nómada que se dedicaba a viajar por todo el desierto en busca de víveres con los que su grupo pudiera sobrevivir. Con altas temperaturas durante el día en un clima muy seco, las cuales bajaban en picado durante la noche, imperaba la ley del más fuerte en cuanto a la supervivencia. En la manada, los padres cuidaban de sus cachorros hasta que finalmente eran capaces de protegerse por sí mismo pero en el caso de Tyan, su padre era un lobo bastante fuerte en la manada y siendo Tyan su único hijo, esperaba de él que fuera un fuerte lobo. Su padre le presionó mucho para que se hiciera más fuerte en menos tiempo que sus compañeros pero, Tyan no se veía a sí mismo como un lobo con fuerza equiparable a los demás y estaba seguro que no era solo su pensamiento: sino que realmente era un debilucho.

No poder cumplir las expectativas que su padre tenía en él fue algo que quebró mucho su relación, y realmente después de varias fuertes discusiones, Tyan dejó de ver a su padre como una figura paternal a la cual seguir como un ídolo. En su lugar, uno de sus tíos fue el que ocupó el lugar como figura paternal. De entre sus tíos, era el más joven y por ende, el más cercano a su edad; a veces parecían más un par de amigos bien avenidos pero al mismo tiempo fue una figura en la que Tyan pudo llegar a confiar y que totalmente respetó. No era una figura dominante en la manada, por lo que durante aquella época solo fue capaz de relacionarse con su pequeño grupo de amigos pero para él era más que suficiente. No necesitaba muchos amigos, le bastaba con tener amigos de confianza. Era irascible con los comentarios sobre su poca fortaleza, así que tampoco esperaba caer bien a la mayoría.

Décadas antes de que aparecieran los emergidos como un enemigo que desequilibraría el mundo entero; su manada empezó a tener problemas con otras manadas de Hatari. No era de extrañarse que en un clima tan duro como el del desierto, su primer instinto era el de pelearse por las mejores zonas en lugar de aliarse con otras manadas para ser más fuertes juntos. Eran lobos y se comportaban como tales, otro grupo dominante suponía un peligro y no podían llegar a confiar en meras palabras de colaboración. La buena época cesó y las batallas territoriales se hacían cada vez más constantes en sus vidas. Por suerte, en la gran mayoría de peleas solo se enfrentaban los lobos más dominantes de la manada, por lo que los más jóvenes e inexpertos, como era su caso, solían quedarse al margen. Tyan admiraba aquellos lobos que peleaban con gran brutalidad y no podía evitar quedarse mirando en las peleas pero si pensaba en unirse para ayudar, su cuerpo se quedaba paralizado al instante.

Pero contra más peleas sucedían, el peligro de las mismas se incrementaba. Y su actitud se veía afectada por ese peligro porque aunque su mente le pedía que actuase de forma ofensiva, su cuerpo no parecía entender aquellas instrucciones y no reaccionaba. Y cuando por fin pudo actuar de forma noble y valiente: no fue la situación indicada para ello. Huir a tiempo mientras los más fuertes contenían a los lobos de la otra manada fue la orden que se había dado, sin embargo aquella ocasión podía observar como todos los mayores estaban mucho más al límite y si tomaban un paso en falso, probablemente sería la última pelea que pudieran vivir. Algo dentro de Tyan pareció cambiar y se transformó en su forma genuina para atacar, se le ordenó varias veces que retrocediese pero cada una de esas veces incumplió órdenes. Pero aunque su voluntad era buena, el tener a un lobo inexperto peleando con lobos que sí sabían pelear provocó que uno de los lobos más fuertes de su manada tuviera que protegerle y dar su vida con ello.

Una vez los más jóvenes pudieron escapar, los mayores también se retiraron: esa noche hubo silencio pero para Tyan se sintió como el silencio más incomodo que había experimentando en toda su vida. Al día siguiente le hicieron llamar y tuvo que quedarse a solas con los mayores: solo tuvo que ver sus rostros para saber que algo no iba bien. No querían a un lobo que no fuera capaz de acatar ordenes de los más fuertes y que solo complicase la situación por actuar por su cuenta, por lo que fue expulsado de la manada. No pudo decir nada para defenderse, después de todo; tenían razón. Un padre de familia había muerto por su culpa, por su impulso estúpido de querer ayudar cuando le ordenaron que se retirara. Sin despedirse de nadie: Tyan abandonó el grupo.

Vagó sin rumbo durante una larga temporada por Hatari, aprendió a sobrevivir por su cuenta, maduró y se hizo más fuerte, hasta que llegó a la conclusión que no podría hacer una vida de nuevo en aquel país, porque no sentía que pudiera reintegrarse en ninguna otra manada, ni tenía ánimos para intentarlo. La llegada de los emergidos fue probablemente, la pieza clave para su decisión de irse del país que le había visto crecer: no había ningún empleo en concreto que pudiera desempeñar porque el concepto de empleo no era algo que existiese en su manada, así que se limitó a apoyar aleatoriamente a zonas para eliminar a emergidos a cambio de dinero. Y aunque estaba acostumbrado a ser nómada, no le gustaba vivir de pelear pero tampoco tenía otra opción mejor que aquella.

Pero mientras viajaba, su actitud cambió a ser más positiva porque después de todo lo que había provocado, Tyan quería ser mejor persona y gracias a ese cambio, consiguió fácilmente conseguir nuevos amigos de los de verdad en un mundo tan duro. Ellos también querían dejar de pelear y la idea de crear un negocio que al inicio fue más como una idea estúpida mientras comían, empezó a ser un proyecto más serio. Habían escuchado sobre Mitgard pero ninguno de ellos habían estado por una larga temporada en el país, por lo que decidieron aposentarse durante una temporada para observar como era la comunidad. No puede hablar por los demás, pero a Tyan le llamó la atención el sistema de mérito que se aplicaba allí porque podría encontrar mucha gente fuerte allí y era algo que realmente le atraía. Pudo adaptarse bien al duro clima porque después de sobrevivir por su cuenta cuando estuvo acostumbrado a una actuación en grupo dentro de su manada, todo parecía un reto asumible. Finalmente decidieron empezar una nueva vida en aquel país y el grupo de amigos adquirieron un local que consiguieron transformar en una posada que ellos regentarían más tarde.

Extras
-Durante los últimos años trabajó como mercenario luchando contra emergidos y juntó suficiente dinero como para adquirir una taberna junto a unos amigos. Suele trabajar duro en la taberna, sin embargo, debido a su pasado nómada a veces desaparece durante semanas, incluso meses. Sus amigos son comprensibles con eso.

-No tiene una buena relación con su padre y nunca lo verá como tal. Llama y trata a su tío como si fuera su padre porque es quien siempre ha estado a su lado en los malos momentos.

-No le gusta pelear porque no se ve como un gran guerrero, a pesar de ello disfruta mucho viendo a los otros pelear. No tiene ningún problema con la violencia, todo lo contrario; podría decirse que le excita la adrenalina que produce ver o involucrarse en peleas.

-No intentaría nunca más regresar a su manada. Les echa de menos pero es plenamente consciente de que es visto como un traidor así que ha llegado a aceptar la decisión del líder de su clan.

-Disfruta comiendo carne cruda.

-Es hijo único pero hay otro laguz que aún sin compartir raza, considera a su hermano mayor.

-Tiene poco aguante con el alcohol pero es incapaz de decir que no a una copa, por lo que no es difícil encontrarle borracho en altas horas en la posada.

-Ronca cuando duerme.

-Tuvo que aprender a escribir, leer y las operaciones más básicas matemáticas para llevar los inventarios y las cuentas del negocio pero suele evitar bastante esas tareas, prefiere trabajar de cara al público porque es lo que más disfruta.

-Dado que ha vivido muchas décadas entre laguz, es un poco reservado cuando trata con humanos.

-Lleva el pelo despeinado y tiene mucho volumen, por lo que normalmente sus orejas quedan camufladas a ojos de los demás.

Procedencia
Nombre original del personaje: Kirishima Eijirou
Procedencia: Boku no hero

Spoiler:


Afiliación :
- MITGARD -

Clase :
Wolf

Cargo :
Posadero

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
783


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Tyan ID

Mensaje por Eliwood el Lun Oct 09, 2017 12:29 pm

¡Ficha aprobada! ¡Bienvenido!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3497


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.