Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Un Destino en las Arenas. [Parte I] [Privada con Mishael] [Infiltracion]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un Destino en las Arenas. [Parte I] [Privada con Mishael] [Infiltracion]

Mensaje por Jaden el Dom Oct 08, 2017 12:01 am

Esta no ha sido la mejor de mis ideas, ahora que lo pienso no he tenido buenas ideas estos días… — Exclamo el arquero, mientras se deslizaba entre las rocas de las enormes ruinas a medio camino de estar bajo la arena, como si alguien le estuviera escuchando solía soltar frases e inclusive charlar consigo mismo mientras recorría aquel enorme paraje.

El sol no estaba siendo tan despiadado debido a que no alcanzaban a ser ni las ocho de la mañana, el sol se alzaba en el horizonte orgulloso, dispuesto a freírle la vista a cualquiera que tuviera la osadía de mirarlo.

Al llegar a lo que parecía la entrada a las cámaras interiores de aquella gran ruina de roca, tomo precauciones adicionales a las que tenía ya al recorrer territorio plagado de emergidos, ocultándose entre un muro caído, dejo su mochila en el suelo por un momento ya en la seguridad de aquella gran sala y saco del mismo un pergamino bastante antiguo, observando las marcas y características de la roca.

Incapaz de leer o interpretar lo que decían, trataba de buscar algún parentesco entre las que tenían en el pergamino, pero no tuvo tiempo suficiente como para detallarlas a totalidad en el pleno silencio de aquella cámara, comenzó a escuchar pasos y por el sonido que se reflectaba en la camada eran pasos revestidos en metal.

Maldición… ¿emergidos? Tan cerca…creí haberlos perdido hace varias noches.

El pensamiento fugaz recorrió su mente, pero sus sospechas se hicieron realidad cuando los vio cruzar la recamara adentrándose hacia el interior de la misma, eran tan solo tres pero sus armaduras y armas, les hacían bastante peligrosos y estando solo, no se atrevería a delatarse así mismo.

Iba equipado con su equipo de costumbre, con veintiún flechas y su arco de madera, para aligerar peso, no llevaba nada pesado además de la mochila con suministros para el viaje, tenía la opción de simplemente pirarse pero su contacto se supone le esperaría allí en la entrada de la recamara, si es que aquella era la ruina adecuada.

¡Tsk! — Murmuro bastante ofuscado, guardo el pergamino y se movió rápidamente al otro lado de la sala a un sitio con mejor cobertura, logro subirse a lo que parecía ser un muro a medio construir que le permitió ponerse pecho a tierra para disparar mejor, desde lo alto de aquella media pared estaba más seguro y tenia mas campo para disparar, todo sería cuestión de esperar si los emergidos encontraban a su contacto lo matarían al instante, era cuestión de suerte.
Afiliación :
- SILESSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Mercenario

Autoridad :

Inventario :
Arco de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
74


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Destino en las Arenas. [Parte I] [Privada con Mishael] [Infiltracion]

Mensaje por Mishael el Lun Oct 09, 2017 2:57 pm

Con el sol aun oculto en el horizonte, una enorme figura de cuatro patas corría por las dunas con prisa dejando a su paso una nube de arena que era vistosa a algunos metros de distancia con respecto a su posición. Esto provocaba que los invasores de esas tierras se movilizaran con de prisa hacia aquella zona, ocasionando que sus patas se movieran abruptamente en dirección contraria y descendiendo por esas montañas naturales, en un intento por aumentar la distancia con esos enemigos. Desde su llegada innumerables cadáveres de laguz tipos lobos adornaban el escenario de aquel desierto ocasionando que las manadas casi se vieran en conflictos con otras por los territorios, pero aquello seria otra historia a contar, porque el protagonista de esta se dirigía hacia el punto de encuentro con un peculiar cliente. Desde hacía varios meses que nadie se atrevía a cruzar por esas tierras desde que los Emergidos decidieron hacerla suyas, por lo cual sería interesante el saber que motivaba aquel Beorcs a introducirse en tan peligroso sitio.

Arribaría desde el oeste de la entrada de las ruinas, el lugar indicado por ambos para encontrarse, observando desde las alturas como un grupo de tres individuos ingresaba al interior de este, portando sus armaduras y sus armas. Chasqueo su lengua porque aquello sería un fastidio y tendría que cuidarse demasiado para no llamar la atención, aunque su sentido del olfato no tardo en captar una extraña esencia en el aire ocasionando que su cabeza se alzara y se moviese hacia los lados para poder captar el lugar exacto de donde provenía. Moviéndose despacio y dejando que sus sentidos estuviesen al máximo para captar cualquier sonido sospechoso, descendió aquella duna olfateando la brisa para llevarse una estupenda sorpresa. El olor era a sangre y para el colmo provenía del interior de aquella edificación.- ¿Acaso lo habrán encontrado y asesinado? -Se interrogo a si mismo aquel enorme lobo. Sus orejas reaccionaron al escuchar el sonido de unos pasos acercándose hacia este por lo cual, se apresuró a seguir la esencia alejándose de esos pasos pero sintiendo como otras presencias ya estaban en el interior. Ingresaría a un enorme cuarto, allí donde la sangre se sentía más fuerte y cersoriandose que unos de los Emergidos yacía sin vida en el suelo junto con un enorme charco. Con cautela el canino albino se adentró y se acercó al cadáver, donde lo movió con su hocico para asegurarse que efectivamente le habían arrebatado la vida. Uso su lengua para lamer un poco su sangre y está aún se mantenía caliente, no hacía mucho que aquella flecha acabo con su vida. ¿El causante podría estar por acá?

Lentamente su figura comenzó a cambiar su espalda encorvada se irguió, el pelaje de su cuerpo disminuía en intensidad y se concentraba en la parte de su cabeza, su hocico alargado se achicaba hacia la zona de su rostro para mostrar la figura de un humano con tez oscura y algunos tatuajes sobre su piel. Su largo cabello albino le llegaba por debajo de las rodillas y se encargaba de mantener oculto su "pudor", mientras su cola se movía animada.- ¿Aun sigues aquí? -Interrogo en voz alta sabiendo que aquello podría ponerle en peligro y delatar su posición a los enemigos.- Soy el encargado de guiarte por estas tierras forastero. No soy enemigo. -Volvió a elevar su timbre a medida que su cuerpo giraba sobre sí mismo, observando en cada rincón de aquella maltratada habitación. Esperaría unos minutos para asegurarse que no estuviese allí y continuar con las demás habitaciones porque, tal vez, no era tan tarde como pensaba.-
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Wolf

Cargo :
Guía | Cazador

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
36


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Destino en las Arenas. [Parte I] [Privada con Mishael] [Infiltracion]

Mensaje por Jaden el Mar Oct 10, 2017 12:01 am

Por suerte tan solo uno de los Emergidos volvió de la cámara del interior, desde la cobertura tenso su arco y disparo directo a la frente convirtiendo aquello en un ataque fugaz, había despachado al emergido con un disparo limpio, aunque su armadura causo cierto estruendo cuando golpeo el suelo, no fue lo suficiente como para alertar a los demás.

Alcanzo a tomar otra flecha para esperar que saliera otro al cual disparar, pero el sonido de algo acercándose rápidamente le hizo ocultarse en la posición donde estaba aguardaría allí hasta que tuviera la certeza suficiente como para salir cagando leches, aguardo unos segundos para presenciar como un lobo de cabello blanquecino entraba en la instancia al parecer buscando algo.

Observo como el lobo olfateaba el cuerpo para luego comenzar a transformarse en su forma humanoide, aquello fue algo bastante extraño para el arquero que nunca había visto algo así en toda su vida, fue bastante perturbador pero supo contener el impacto, sacudiendo la cabeza.

¡Psssh! — Espeto el arquero hacia el ahora lobo humanoide, tratando de llamar su atención sin hacer mucho escándalo, al escucharlo hablar supo que podría comunicarse con él. — ¿Pero qué haces? Hay que irnos…— De un salto bajo de su posición, encaminándose  hacia la salida rápidamente observando primero oculto en uno de los bordes de la puerta.

Hay mas emergidos allí abajo, debemos ir a un lugar seguro… — Dijo tras cerciorarse de que no hubiera nadie afuera, además de las aparentes eternas dunas. — Te sigo, ¿tienes algún lugar seguro cerca? — Pregunto en un tono de voz bajo, echándose a caminar atravesando el umbral tomando la delantera.

Espero tengas un plan… — Pregunto a su recién aparecido compañero al estar cerca al mismo.
Afiliación :
- SILESSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Mercenario

Autoridad :

Inventario :
Arco de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
74


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Destino en las Arenas. [Parte I] [Privada con Mishael] [Infiltracion]

Mensaje por Mishael el Sáb Oct 14, 2017 11:27 am

Con sus ojos cerrados, el lobo se concentraba en el sentido de su oído, moviendo sus orejas de un lado al otro intentando captar algún ruido que le hiciera entender que allí había alguien más. Cuando ya se daba por vencido sus cejas se alzaron en alto mientras un peculiar ruido parecía provenir desde la parte detrás, girándose rápidamente sobre su talón para señalar, con aquellas largas y oscuras uñas, a donde creía que había alguien escondido. Algo inútil pues aquel muchacho decidió hacer acto de presencia, bajando de escondite y dando a conocer su fisionomía.- Así que tú eres a quien debo guiar por estas duras tierras. -Pensó para sí mismo en cuantos sus orbes azulados recorrieron sin escrúpulo cada parte del cuerpo ajeno, para grabárselo en su mente. Parecía ser alguien débil, o por lo menos a los ojos del Laguz, por lo cual aquello que había venido hacer a Hatari debía ser algo importante para arriesgar de esa manera su vida. O tal vez no, porque él solo fue capaz de arrebatarle la vida a aquel ser que tanto tiempo venia atormentando a los de su raza. Solo elevaría sus hombros sin darle mucha importancia a los hechos, notando como tenía mucha prisa por salir de esas ruinas. Algo tonto de su parte pero si esos eran los deseos de aquel que contrato su servicio no tendría porque contradecirlo.- Cálmate. -Sentencio con una voz grave mientras el arquero parecía querer tomar la delantera. El albino lo dejaría pero a diferencia de los pasos de su compañero, los de estos eran tranquilos y apacibles como si no le temiese al peligro de los Emergidos.-

La luz del exterior golpearía con fuerza sobre los ojos de ambos. Acostumbrarse a la oscuridad de aquellas ruinas para salir al desierto brillante encandilaría por unos momentos a aquellos que no estuviesen acostumbrados al repentino cambio de escenario, algo que el peli-castaño no le sucedió en lo más mínimo. Otra vez alzo una de sus cejas extrañado y con una enorme curiosidad por saber que o quien era exactamente.- La ruina más cercana a este sitio queda a unas pocas horas de viaje. Allí podremos descansar un poco y conseguir algo de agua. Pero en el instante que abandonemos la seguridad de este sitio solo nos espera un inhóspito y peligroso caminar. No habrá lugar alguno a donde ocultarse, por lo cual nuestra única salvación será correr. -Espeto para ser él quien estuviese en la delantera, subiendo aquella duna sin ninguna dificultad, dando pequeños saltos en zig zags para que sus piernas no se hundieran en la arena. Cerro sus ojos y comenzó a olfatear el aire a su alrededor notando como, desde el noroeste un pequeño rastro de sangre parecía acompañar la brisa del viento.- Tomar aquel camino no será bueno. ¡Iremos por el Norte! -Elevo su voz sin importarle si los enemigos en el interior podrían escucharlo, pero también era una señal para su compañero que, si no se apresuraba a subir a pendiente y seguir sus pasos sería una víctima más de esos Emergidos.- Si aún deseas querer viajar conmigo y encontrar aquello que viniste a buscar, sígueme. El viaje será duro, complicado y probablemente alguno de nosotros muera en el trayecto. -Prosiguió con una notable seriedad en su habla, sin dejar espacio a ninguna broma.- Pero puedo asegurarte que valdrá la pena y tendrás innumerables recuerdos de este sitio si logras salir ileso. Prácticamente le tomaras cariño como a todos los que he acompañado. -Termino con una enorme sonrisa de oreja a oreja, revelando sus aperlados colmillos desapareciendo de su vista puesto que, descendió el otro extremo de la duna iniciando la aventura-
Afiliación :
- HATARI -

Clase :
Wolf

Cargo :
Guía | Cazador

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
36


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Destino en las Arenas. [Parte I] [Privada con Mishael] [Infiltracion]

Mensaje por Jaden Ayer a las 3:41 pm

Lo dices como si esto fuera algo muy divertido o memorable…atravesar un desierto, no es nada emocionante, debemos llegar a las ruinas antes del anochecer para descansar un poco. — argumento mientras subía aquella duna para descender rápidamente por la misma, aprovecho una vez estuviese de pie nuevamente para colocarse la capucha nuevamente.

Me pregunto, si estas ruinas fueron asentamientos en algún momento… — Explico a su compañero fugazmente, supuso que mientras mas información tuvieran ambos sería mejor y mas rápido para ambos, en caso de encontrar a quien buscaban. — Las ruinas del Sol ardiente…o algo así es lo que estamos buscando, ¿te suena de algo? — Dijo mientras caminaba tras su guía, observando el horizonte y al astro rey surcar el cielo.

Las dunas del desierto de Hatari eran calientes e interminables o al menos esa impresión daban al joven arquero, era la primera vez que se adentraba en un ambiente con semejante características siendo más propio de los extensos bosques repletos de vida, se sentía fuera de su ámbito de confort.

Mientras caminaban en la dirección en la que el humanoide lobuno le dirigía se llevo ambas manos tras la nuca mientras caminaba, dándole un toque informal a la cuestión. — Mi nombre es Jaden, pero llamadme Jay, no preguntare si estamos cerca… — dijo riendo levemente, tropezándose con algo que le hizo agacharse a observar y al echarle mano noto que era una especie de rama pero sin árboles en la zona le pareció raro, fijándose de cerca y sin mucho esfuerzo saco aquello de la arena enarcando una ceja al ver que era un hueso, removiendo un poco la arena encontró muchos huesos mas, dispersos y algunos rotos. — Sera… ¿una fosa común o algo así? — el fugaz pensamiento cruzo su mente, mientras observaba el hueso.

¿Hay coyotes en la zona? Es mucho hueso pa tan poca carne… — Expreso con el acento natal de su patria, a pocos metros de la zona en donde se encontraban una figura encorvada cubierta por una larga capa, que no dejaba verles el rostro aguardaba en lo alto de una duna, sin decir nada permanecía estática, la figura no mostraba brazos ni piernas, simplemente estaba cubierta por un largo trozo de tela color marrón.

Jay frunció el ceño al ver a la figura y se acerco al guía, para preguntarle en un susurro — ¿Y eso…que es? — lo dijo lo suficientemente bajo como para que solo el guía pudiese oírle.
Afiliación :
- SILESSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Mercenario

Autoridad :

Inventario :
Arco de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
74


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Destino en las Arenas. [Parte I] [Privada con Mishael] [Infiltracion]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.