Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel] Empty [Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel]

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 07, 2017 7:14 pm

En la solitaria expedición de Zifar a la capital de Renais, con un cometido loable pero inútil como era acabar con el Rey de la "nación emergida" se había visto envuelto en un ataque de un grupo de emergidos que estaba por allí que le había obligado a huir de la ciudad. En esta expedición se había encontrado con una pareja de ladrones que, si bien empezaron con mal piel por los delirios justicieros de Zifar, se habían visto obligados a cooperar entre ellos para enfrentarse al grupo de emergidos que les atacaban sin cesar obligando en cierto momento a tener que separarse para escapar de la ofensiva. Por suerte, no había ningún emergido con montura voladora que pudiera seguir a Zifar (¡ni aunque lo hubiera podría seguir a este altísimo caballero!) que acabó perdiéndolos de vista, y tras asegurarse de que esto fue verdad descendió para descansar en un claro que era de su agrado.

Su frenética huida no le había permitido pensar en los últimos acontecimientos que había vivido, que le imbuyeron en un extremo patetismo: haber tenido que huir de los emergidos, no haber podido proteger a esa pareja que se encontraba en situación desconocida y que le removerían la conciencia para siempre y, además, la necedad de su plan que no se ajustaba a la demoníaca naturaleza de los emergidos. Al calmar las ideas se bajó de su wyvern al que dejó descansando (cosa que acepto de buen grado) y se puso a reflexionar tumbado a una roca, pensando en su pasado, presente y futuro. En su pintoresca mente este fracaso reciente era considerado una afrenta contra su intachable ideal  y una fractura en su intachable honor, además, intentó ponerse en la piel de los héroes de sus epopeyas favoritas pensando qué harían ellos en la situación en la que él se encontraba.

Zifar estaba solo, rápidamente comprendió eso, mientras que otros héroes tenían fieles compañeros que luchaban por la causa del héroe como si fuera la suya propia Zifar solo contaba con la ayuda de su wyvern, que en algunos menesteres representaba ser algo limitado. ¿Pero acaso Zifar tras su afrenta merecía tener vasallos? De ninguna manera, según él imaginaba debía recuperar el honor perdido tras cumplir penitencia, su mente urdió una manera de resolver estas dos cuestiones: ponerse al servicio de un señor o una señora.

-Ante la infinita ofensa que yo, humilde caballero, he cometido contra mi buena ética no debo hacer más que otra cosa sino entregarme a cumplir penitencia. Ya que antes que caballero soy humano, y como tal estoy sometido a la imperfección de los seres que nos mantenemos fuera de la condición divina, no estoy exento de pecado, pero sería rastrero excusarme en esta condición para no cumplir mi castigo. Así yo, noble Zifar ofrezco mi voluntad a la borracha Fortuna para que decida a la persona que necesite mis servicios para su noble causa.- gritaba Zifar en el claro haciendo aspavientos y moviendo agresivamente su lanza.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel] Empty Re: [Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel]

Mensaje por Invitado el Dom Oct 08, 2017 8:52 am

En más de una ocasión me he dedicado a ofrecer oraciones por los fallecidos, que en esta época nunca son pocos, para mayor desgracia. Ya descubrí de primera mano lo desastrosa que era la situación en Renais, si bien el príncipe estaba intentando poner remedio a toda esta situación. Sin embargo… No puedo evitar sentirme un tanto impotente de vez en cuando al observar los campos desiertos. Estoy convencida de que han debido haber muchísimos muertos en todo este tiempo.

Fue por ello que, ese día, dejé el campamento temporalmente a lomos de Fiona. Necesitaba un tiempo para mí sola, lejos de todas las miradas ajenas. Después de todo, es mi deseo que no se me relacione con Rausten, si así puedo evitarlo. Y mis oraciones, cuanto menos, serían una clara prueba que me relacionaría con la antigua teocracia… ya caída.

En un descampado, lejos del campamento y, por suerte, de los emergidos, realicé mis oraciones, siempre con Fiona a mi lado, quien se quedó completamente en silencio. – Que los espíritus os guíen, hijos de la luz. Que su bondad os lleve a vuestros seres queridos. Descansad, hijos de los dragones divinos. Que vuestra sabiduría nos llegue a nosotros a través de los espíritus y que vuestra valentía nos ayude en estas épocas de oscuridad. Vuestros sacrificios no…

Entonces, de pronto, escuché un estruendo. El origen fue un wyvern, a lo lejos. Dejé mis rezos y monté en Fiona para ver de qué se trataba. Estaba claro que un emergido no podría ser. ¿Solo, en un lugar donde hay tantísimos? Es más, si fuera un emergido solo sería un explorador, y no tendría sentido que estuviera reposando en media misión.

Ya, a una distancia prudencial, pude escuchar voces que venían desde donde estaba aquel orgulloso animal. Voces claramente humanas que, a juzgar por la distancia a la que estaba, debían ser gritos, sin lugar a dudas. ¿Cómo, si no, sería capaz de entender palabras sueltas entonces?

Suspiré. Este hombre iba a atraer a los emergidos que no estaban aquí si continuaba con su insensatez. Así que decidí aproximarme a él, no sin antes poner por fin en práctica los conocimientos que adquirí de Izan – Señor, este lugar es demasiado peligroso. Los emergidos podrían venir en cualquier momento. Deberías buscar un lugar seguro – no quise hacer mención a aquellos innecesarios movimientos que realizó antes de que le dirigiera yo la palabra. Al menos, no por ahora...– ¿Necesitas ayuda de algún tipo? – algo me dice… que así no es como un plebeyo ofrece su ayuda. ¡Ah! ¡Eso! ¡Simplificación! – ¿Puedo ayudarte en algo? Permíteme que me presente. Mi nombre es L’Arachel. Soy una clériga de Jehanna – estuve a punto de alargar la frase. ¡Es complicado hablar como los plebeyos!
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel] Empty Re: [Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel]

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 14, 2017 5:16 am

Zifar seguía con su griterío sin ser consciente que tales gritos no harían más que atraer a presencias indeseadas... tanto humanas como no humanas, pero como es evidente, no era consciente de ello. Su desconexión con la realidad tal como la percibían las demás era tal, que ni siquiera se había planteado ese problema, y por él mismo jamás se lo plantearía. Zifar era amo y señor de su mundo, única persona que era capaz de controlar (aunque involuntariamente) esta particular distorsión: para él, la situación en la que se encontraba el mundo no era más que una posibilidad para lucir su honor y contagiar a la gente con su noble espíritu, como una novela; si él no se había planteado encontrarse con los emergidos no iba a ocurrir tal cosa.

En su imaginación lo que debería ocurrir ahora es que una doncella apareciese, reclamando su ayuda con lágrimas en sus ojos que Zifar limpiaría,  aceptando sin vacilar cualquier propuesta que esta le hiciere como buen caballero y logrando así alcanzar su redención de nuevo. Y realmente... ¡así fue! Como una estrella que solo se ve en ciertas noches, las expectativas sobre la realidad de Zifar se habían correspondido por primera vez con la realidad, y una chica rubia con hábitos blancos y grandes ojos amarillos apareció ante su errática mirada. ¡No podía ser más que un beneficio de la señora Fortuna que venía a ayudarle en su redención! O más o menos, porque la chica ni le suplicaba ayuda ni tenía lágrimas en los ojos que el caballero limpiaría cortésmente. De hecho el comienzo no fue demasiado tierno, de hecho la chica le regañaba por hacer ruido, pero esto no era problema para la imaginación de Zifar.

-¡Qué vengan esos emergidos que sus cuerpos atravesaré con mi honor y mi lanza! ¡Ya me vi obligado a hacer una retirada táctica anteriormente pero ahora, con ánimos renovados, no tendrán tanta suerte como para evadirme de nuevo por la necesidad de sacrificar mi honor para defender a los desamparados!- esta fue la pintoresca carta de presentación de Zifar (dicha mientras agitaba su lanza peligrosamente, por supuesto) que, resumían perfectamente su existencia: honor y, sobre todo, un optimismo del que no era consciente, da igual que tuviese que separarse del grupo para huir al verse abrumado por el potencial de lucha de estos que, el barbudo caballero no se vendría abajo y como si esta "derrota" no fuese tal seguiría con su inagotable ánimo.

-Pido misericordia por mi descortesía por haberme olvidado presentarme correctamente tal como las reglas de caballería mandan, soy el gran Caballero Zifar, por otros conocido como "El Sacrificado" ya que no dudé en sacrificar mi honor como caballero para salvar la vida de dos paisanos de la garra de los emergidos que con golpes, ¡recuperaré el honor que me ha sido robando!.- se presentó "formalmente" castigándose espiritualmente porque su código moral implicaba que fuera el caballero el primero en arrodillarse, que así hizo mientras le besaba la mano a la joven que se hacía decir L'Arachel.

-¡Altísima señora! Sería conveniente reformular su pregunta ya que yo le debería ayudar a vos, ya que así lo he jurado hace escasos segundos: servir a algún noble espíritu para recuperar el honor que me he visto obligado a perder, y no podía estar más seguro de que vos sois ese noble espíritu enviados por las diosas, ya que tanto vuesa hermosa fermosura como vuesa proposición de ayuda no me hacen dudar de que sois una persona de corazón noble; que no es sino confirmada por el ejercicio que hacéis salvando almas. ¡Solo tenéis que darme una orden para que Zifar la siga ciegamente!- le propuso Zifar, viendo su redención posible antes de lo esperado, emocionado por la idea de volver a ser un caballero con honor.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel] Empty Re: [Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel]

Mensaje por Invitado el Dom Oct 15, 2017 3:03 pm

Escuchar a este hombre me resultaba demasiado familiar. No sé exactamente qué tenía, pero había algo en particular que me recordaba a alguien. No sé quién… Pero, definitivamente, es a alguien que conozco. Y debe ser que haya conocido recientemente, porque de lo contrario no tendría esta sensación de déjà vu. Esta actitud tan triunfante frente a los emergidos tras haber sido derrotado es lo que me choca, mas esta forma de hablar es tremendamente conocida, por no mencionar la distracción que me provoca su movimiento de lanza de un lado a otro. ¡Por el amor de San Latona, ¿por qué no se detiene de una vez?! – Ajá… Veo que eres duro de pelar – ¡mi aprendizaje dio sus frutos! Esta es la expresión plebeya favorita.

Y, cómo no. Era un caballero, como sir Gerard. Era un caballero que, además, tenía un sentido del honor un tanto diferente al mío. Para mí, haberse arriesgado a salvar a dos civiles es un motivo por el enorgullecerse y sentirse honrado. ¿No es esa, pues, la razón de ser de los caballeros? Su nombre era Zifar. Sir Zifar… Y, desde luego, el nombre de “El Sacrificado” le iba como anillo al dedo. Va a acabar siendo el sacrificio de su propia lanza como siga así, si no es que acaba sacrificando a su wyvern y se convierte en “El Sacrificador”.

Y, por fin, todas mis dudas se disiparon en el momento en que me dio una propuesta que me resultó, honestamente, sorprendente por no decir otra palabra. Y, por supuesto, pude ya atar los cabos. Ya sé a quién me recordaba. Suspiré cuando llegué a aquella conclusión. Sir Gerard nunca fue tan ostentoso en ningún momento, si bien es cierto que el día en que lo conocí demostró ser tan insensato como este hombre. Y encima va y me hace exactamente la misma petición que él me hizo en su momento. ¿Cómo diantres me las apaño para acabar con personas tan excéntricas? San Latona, espíritus, tenéis un extraño sentido del humor a cuyo entendimiento no soy capaz de llegar.

Veamos… ¿Cómo me encargo de deshacerme de este hombre? Como ya dije en su momento, no soy merecedora de ser llamada señora de nadie. – Eres muy generoso, pero no soy más que una clériga, señor. Los espíritus, por muy nobles que sean, no deben referirse a mí. Siento ser la portadora de tan malas nuevas, señor.

Hice una leve inclinación de espalda hacia él, a modo de disculpa, mientras pensaba en algo con lo que compensar. – Pero no puede negarse que los espíritus han debido juntarnos por algún motivo. Señor, ¿has escuchado hablar alguna vez hablar del príncipe Ephraim? Estoy convencida de que un día sus gestas llegarán lejos y se hablará de su valor en todos los rincones del mundo – al menos, le concederé un soldado más a ese príncipe, que seguro que le será necesario. Toda ayuda será poca en vistas al futuro. – Es perfectamente posible que los espíritus nos hayan reunido precisamente para ser quien te guíe hasta él. ¿Y bien? ¿Qué me dices?

Hablar como un plebeyo es especialmente difícil...
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel] Empty Re: [Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel]

Mensaje por Invitado el Dom Oct 29, 2017 12:38 pm

Con su ostentoso lenguaje Zifar le expuso sus pensamientos a la pobre joven, que en mal momento se topó con este pobre loco, y esto se hizo de manifiesto cuando rechazó sutilmente la proposición de Zifar. Sin embargo, extrañamente, el caballero en lugar de porfiar en su intento de encomendarse a la bella dama que había conocido en tan placentero lugar decidió hacer caso a su palabra y dejar de lado su empecinamiento. La que se hacía llamar L'Arachel le propuso que le guiase hasta un tal príncipe Ephraim, Zifar evidentemente tenía conocimiento del Príncipe de Renais, si bien no estaba al tanto de sus últimos logros luchando contra los emergidos en liberar su país.

-¡No puedo hacer más que llorar de la emoción! Después de mi estrepitoso fracaso la diosa no me castiga, sino que osa recompensarme, por eso es justo decir que los nobles y humildes caballeros como yo somos los que más providencia recibimos, ya que me concede ni más ni menos que la oportunidad de ponerme al servicio de un príncipe.- explotó de emoción ante la oportunidad de poder unirse a un príncipe magvelita y, además, seguramente en una lucha por recuperar su legítimo reino.

-Me gustaría partir cuanto antes si vos no tenéis reparos, aunque antes agradecería que me asistierais en mi rezo, ya que sería mal creyente si tras este bienfacer que me ha concedido la diosa sería osadía y bravuconería no dedicarle mis pensamientos durante unos minutos, y siendo vos clériga veo que este momento es el propicio para ello.- y Zifar se arrodilló murmurando cosas inaudibles para la otra persona que se encontraba a su lado. Más vale que la clériga aprovechase este momento de tranquilidad, porque ante el carácter espontáneo de Zifar, seguramente fuese el único que tendría para liberar la tensión que provocaba tener a un loco hombre realizando continuos aspavientos con una lanza en una mano.

En un momento donde, aunque nunca lo aparentaba, Zifar estuvo lleno de desasosiego por haber fallado estrepitosamente en su primera aventura, el encuentro con aquella joven y esta sesión más espiritual le habían conferidos fuerzas renovadas de nuevo, ahora incluso más motivado que anteriormente por poder unirse a un príncipe. Si bien guardaba mínimas reservas en su confianza, sus últimos años los había pasado entre libros de fantasía por lo que no conocía demasiado bien a este príncipe, y si bien no osaba desconfiar de la palabra de aquella mujer tampoco era tan inocente como para mantener una fe ciega.

Con aspiraciones renovadas se puso en pie de nuevo miró fijamente a su compañera y le dijo: -Y sin más dilación estoy listo para partir a encontrarme con el príncipe Ephraim.- A continuación se bajó el yelmo y alzó su lanza con orgullo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel] Empty Re: [Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel]

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 11, 2017 7:30 am

Este caballero era, cuanto menos, singular. Sin embargo, no puedo evitar comprender su perspectiva. Además, la noticia de su rezo me hizo mención de que hacía tiempo que no tenía yo el tiempo para dedicarme a la oración. Lo haré en profundidad cuando tenga ya el tiempo para ello. Es una pena que ahora mismo tenga que estar de un lado a otro sin detenerme en ningún momento.

Como dijo, lo asistí en su oración. Incluso si en cualquier momento los emergidos podrían atacarnos, estoy de acuerdo en que es el momento propicio. Ya habiendo descendido de lomos de Fiona, me arrodillé al suelo, inconscientemente mirando hacia la cadena montañosa detrás de la cual se encontraba Rausten. «Sagrados Espíritus, Divinos Dragones, permitidme extenderos mi agradecimiento por todo lo que hacéis por nosotros a diario. En estos tiempos, más que nunca, necesitamos vuestro apoyo. Protegednos de las sombras que nos acechan y guiadnos a una vida de plenitud en la luz, tal y como siempre habéis hecho».

De hecho, sir Zifar terminó su oración antes que yo. La costumbre, imagino. Una pena no haberme podido quedar todo el tiempo necesario, mas espero que los espíritus me perdonen por esto. Me levanté también, lista para empezar el camino. – De acuerdo, pues, sir Zifar. Partamos.

Monté en Fiona de nuevo, todavía pensando en lo que añoraba mi patria hasta el punto de rezar mirando hacia ella. – Perdona que lo pregunte. Quizá sea demasiada indiscreción por mi parte, pero, ¿de dónde prove...? Quiero decir, ¿de dónde eres, señor? Y, por otro lado, he de confesar que tengo cierto interés por conocer las historias de los caballeros desde joven y estoy convencida de que has vivido muchas. ¿Podríais…? ¿Podrías hablarme de alguna? Siendo hija única, no he tenido la oportunidad de escuchar ninguna. Mis progenitores y educadores me protegieron demasiado.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel] Empty Re: [Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel]

Mensaje por Invitado el Lun Nov 20, 2017 12:33 pm

Zifar interrumpió la oración de la joven, aunque o no se dio cuenta o no le importó demasiado. Una vez que estuvieron ambos listos para partir Zifar silbó a su wyvern y de un torpe salto se subió a él y emprendió la marcha junto al caballo de la clériga, evidentemente, Zifar no era tan descortés como para alzar el vuelo y dejar de lado a su acompañante así que realizó la larga marcha a ras del suelo, sin poder elevarse debido a que los árboles hacían peligroso el desplegar las alas.

-¡Apuntad mis palabras escribas del pueblo magvelita! En este soleado día Zifar emprende una dura marcha para unirse al príncipe Ephraim y liberar el noble reino de Renais de la escoria emergida. Con mi lanza y la compañía de mi temible pero dócil wyvern, ¡no dejaré emergido con capacidad de andar!- vociferó apuntando con la lanza hacia el cielo, luego de hacer sus ya habituales aspavientos.

Una vez comenzada la marcha, la joven rubia se sentiría tentada a abrir la caja de Pandora ya que buscó temas de conversación con Zifar, ¿qué encuentra la gente en él que se interesa por las sandeces que tiene que decir? ¿No sería mejor escuchar a un erudito de los que tanto abundan en Carcino que perder el tiempo acompañando a un viejo loco?  Era un fenómeno más habitual de lo que puede llegar a comprenderse y es que, detrás de esa desordenada mente, también se puede encontrar una pequeña fanega de lucidez, donde se encontraban los ya maduros frutos de una vida adulta llena de vivencias, a parte de algunos temas referentes a gobierno (aunque siempre les confería un tono utópico digno de los cuentos infantiles.

Y L'Arachel dio con el cofre del tesoro, ya que precisamente preguntó por historias de Zifar, no en concreto referidas a su juventud pero puesto que eran las únicas que tenía...  -Me place ver a la juventud interesada en las historias que un viejo caballero ha de contar y estaré encantado de contárselas para hacer más amena nuestra marcha. Soy Zifar, legendario jinete wyvern de Carcino que fui apartado del servicio debido a un accidente, tiempo que no fue en balde ya que lo dediqué al disciplinado estudio de los clásicos y los códigos por los que se ha de regir un caballero y que tan olvidados están en los días de hoy.- empezó contando Zifar, añadiendo su discurso fantasioso como era costumbre, como si de un personaje de un cuento se tratara -Pero como un pájaro no puede dejar de cantar un caballero de alma no puede dejar de vivir aventuras y aquí me encuentro, salvando este milenario continente de la amenaza emergida... Recuerdo aquella vez que realizamos una expedición a  Tellius, la primera que unió Magvel con esa gran masa de tierra, atacados por unos salvajes piratas laguz, viéndonos atosigados por los continuos ataques un joven de nombre Zifar destacaría en su servicio por su república y, ¡allí el mundo vio nacer a una nueva leyenda de la caballería!- finalizó una de sus historias, en la que quizá había destacado más, pero curioso por conocer a su acompañante decidió cometer la osadía de preguntarle -Siento si puede parecerle osado, pero me gustaría conocer más de usted ahora que yo le he contado mi mayor hazaña escrita, aunque no consentiré que sea la última.-
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel] Empty Re: [Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel]

Mensaje por Invitado el Miér Nov 29, 2017 12:42 pm

Definitivamente, estaba tratando con un hombre extraño. Al menos, su corazón está en el lugar correcto. Mientras sea un buen hombre, lo cierto es que no puedo pensar de forma negativa. Pero, no ello significa que sus aspavientos sean poco importantes. Pero lo cierto es que escuchar historias de caballeros, por muy simples que pudieran parecer, me resultaban de lo más interesantes. Sin duda, aquellas historias no eran, ni por asomo, similares a mis experiencias en Rausten.

No dio muchos detalles, mas me hubiera gustado escuchar alguno. Supongo que ello se puede solucionar si le hiciera más preguntas. Aunque he de confesar que lo que más apreciaba de las historias que contaba era, por muy curioso que me resultara, que él las contaba de forma general, sin dar detalles mas, al mismo tiempo, hacerme pensar que estaba relatando una historia con todo lujo de aclaraciones. Era una sensación extraña. ¿Podría deberse a que yo misma he estado ya en ciertas aventuras?

Sin embargo, una gran duda surgió. ¿Qué era eso de laguz? – Disculpa, sir Zifar, mas tengo una de pregunta antes de responderte a la tuya. ¿Qué es un laguz? Desgraciadamente, no he tenido la oportunidad de viajar a las tierras de Tellius, así que desconozco si es un término utilizado entre su población.

Una vez respondió, decidí hacer yo lo mismo a la hora de satisfacer su curiosidad. Mientras no le hable de mi posición en Rausten, creo que no habrá problema. – La verdad es que no es una historia muy interesante – dije, intentando así dar pie al inicio. – Mi familia era muy creyente. Como yo también lo era, no pasó mucho tiempo hasta que entré en el clero de Rausten, mi hogar natal. Crecí protegida del mundo exterior y apenas pude conocer nada hasta hace unos años, que viajé a Grannvale tras numerosos meses que me hicieron falta para convencer a mi sobreprotector tío – di una pausa. – Aquello me salvó de la amenaza emergida que asoló mi patria. Desde entonces, asumiendo los actos del gobierno de Jehanna, no soy más que una simple clériga de este país.

No era una historia de la que me gustara hablar. Vi también en Grannvale demasiados heridos y muertos. – Como imagino que comprenderé… que comprenderás, no es una historia de mi agrado. Pude salvar vidas allí, pero mi regreso se dio demasiado tarde como para poder hacer nada por Rausten.

Estuve en silencio unos pocos segundos, pensando en todo lo que sucedió. Conocí a sir Gerard, quien había sufrido una derrota aplastante contra los emergidos. Él también sufrió un accidente… ¿No dijo sir Zifar que él fue víctima de otro? – Una pregunta más. Dijistéis que fuiste víctima de un accidente y que por ello no estás ya más de servicio. ¿Sería una gran molestia preguntarte más detalles al respecto?
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel] Empty Re: [Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel]

Mensaje por Invitado el Sáb Dic 02, 2017 4:56 pm

Zifar se encontraba embriagado mientras contaba su historia, era la primera vez que alguien escuchaba con tanto interés una historia suya e incluso interaccionaba con él, si bien había tenido la oportunidad de contar alguna hazaña durante su corto viaje la gente lo tachaba de loco o desconectaba como los niños al tener que escuchar las aburridas anécdotas del abuelo, la poderosa mente de Zifar no era totalmente consciente de este echo y hacía caso omiso pero aun así sí que podía percibir cierto desinterés que no le gustaba demasiado.

La joven, al acabar su narración, le preguntó sobre un detalle de la historia. ¿Qué eran los laguz? Si bien puede parecer una pregunta extraña para alguien que ha tenido la oportunidad de ver mundo como Zifar, no lo era para las personas de estratos más bajos que no tenían la oportunidad de salir del país y vivían en un continente sin esta extraña raza.  - ¡Bestias sin moral! ¡Eso es lo que son! Pueden parecer humanos pero desde luego que no lo son, se acercan más a una bestia. Una mezcla entre un animal y un hombre, aquellos contra los que me enfrenté tenían pico y alas, como si de pájaros se tratasen pero su cuerpo era similar al nuestro.¡ Sin embargo he oído de la existencia de estas bestias con atributos de dragones!- dijo con un tono un poco grosero.

Si en los continentes donde la gente compartía territorio con laguz  imperaba una gran intolerancia en continentes donde no vivían y la única información que llegaba era de contenido racista, no era de extrañar que la gente desarrollase conductas racistas hacia estos. Peor fue el caso de Zifar, que su primer encuentro con estos fue en un ataque que le hicieron a su barco y donde seguro que perdería algunos camaradas valiosos. ¿Algún día aprendería este caballero a aceptar a estos seres? Es algo que el tiempo dirá.

El caballero después de preguntar sobre su historia escuchó con atención, sin embargo la vida de L'Arachel, por muy mal que le supiese pensar eso de una joven, era bastante aburrida y carente de aventuras sino fuera por los últimos sucesos que habían sacudido al continente. Pero el lamento de la chica  por no haber podido hacer nada por su patria ablandó el pétreo corazón de Zifar que no pudo evitar consolarle con sus, posiblemente impertinentes, razones. -¡No hay nada más noble que derramar por una patria no defendida! Aun así nosotros, los seres humanos, debemos comprender que en ocasiones el devenir está fuera de nuestro alcance y aceptarlo, si bien estos arrepentimientos son los que diferencian a una alta persona de un ruin gusano, y esto no hace sino asegurarme que estoy ante una persona de elevado corazón.-

La conversación fluía entre los dos, y volví a ser el turno de Zifar. Esta vez la joven le preguntó sobre uno de los momentos más íntimos de Zifar, su accidente que le dejó postrado durante años en cama. Era algo de lo que nunca había hablado, más que nada porque nadie había mostrado interés, sin embargo ahora debía hablar de ello, no iba a engañar a la chica, ¿verdad? Sin embargo su semblante cambió a uno más serio, era un tema que no le gustaba tratar, al contrario que los grandes caballeros que quedaban heridos o incluso perecían en grandes hazañas, el caballero había encontrado sus heridas en un simple ensayo para un banal festival por no sé qué conmemoración.

-Era en un ensayo para una exhibición de vuelo en wyvern... Yo lideraba al grupo sin embargo no, no estábamos preparados. En una acrobacia tuve que salvar a uno de aquellos ineptos y, aunque pude salvarlo, caí al suelo.- dijo con un semblante anormalmente serio y con evidentes dificultades al hablar. Parecía una persona totalmente cuerda. -Sin embargo de lo único que me arrepiento es de haber caído ante aquellos dos jóvenes y haberles dado tan atroz impresión.- acabó, si bien seguramente la joven clérigo no comprendiese el significado de aquello por falta de contexto era algo que siempre que pensase en el tema aparecería en la conciencia de Zifar.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel] Empty Re: [Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel]

Mensaje por Invitado el Lun Dic 04, 2017 9:49 am

Su explicación sobre los laguz me dejó anonadada, cuanto menos. ¿De verdad son bestias? De ser así, ¿por qué no he oído nunca hablar de ellas? ¿Por qué no se han escuchado rumores de seres parecidos? Sin embargo, lo que más me llamó la atención fue la posibilidad de que esos laguz pudieran tener atributos de... – ¿¡De dragones!?

No pude evitar exclamar aquella pregunta. Si tenían atributos de dragones, ¿podría deducirse que algunos laguz eran descendientes de los mismísimos dragones divinos? De ser así, ¿por qué nunca he oído historia sobre ellos? ¡Los dragones divinos no son seres precisamente poco conocidos en mi tierra! La posibilidad de que haya descendientes de tales seres es, cuanto menos, maravillosa. ¡Sería una prueba de que existieron! ¡Una prueba irrefutable! Solo la posibilidad de conocer a uno ya me invadía de emoción. – Desde luego, es una información tremendamente interesante. ¿Podrían tener alguna relación con los dragones divinos de la antigüedad? De ser así, entonces los escritos de Rausten sobre el Rey Demonio podrían no ser un simple mito, sino una realidad. Y ello podría abrir nuevas líneas de investigación sobre los emergidos y… – cuando me di cuenta ya me había explayado demasiado. – Lo siento. Soy muy fanática de las historias de Rausten. Me parecieron desde pequeña fascinantes.

La historia que contó después, sobre su accidente, me recordó vagamente a otra historia que conocí yo porque la viví como espectadora. Cómo no recordarla, considerando la impresión que aquel caballero me dio en su momento. Desde luego, hombres suicidas por doquier, haciendo tareas que un ser humano normal solo podría soñar con lograr… ¿Por qué todo hombre que he conocido, salvo Izane, cumple con esa descripción? O, quizá, él también. No todo el mundo acompañaría a una clériga a tierras llenas de emergidos... – Me recordáis vagamente una historia de la que fui testigo en mi visita a Grannvale – introduje. – Allí fue donde descubrí que existían los emergidos, incluso si en aquel momento su nombre era desconocido. Conocí a un caballero, sir Gerard, quien se encargó de salvar a todas sus tropas. Tremendamente herido, fue acogido en una tienda de campamento de soldados. Debido a que tenía la capacidad, decidí sanar heridos. Tuve el honor de conocerlo… Y de dejarlo inconsciente poco después. Me afirmó que debía partir de inmediato a informar a la capital en un estado en el que no duraría ni un día con vida. Tuve que tomar medidas drásticas para evitar su huida – confesé. – Sin embargo, bajé la guardia y, de nuevo, logró escapar.

Suspiré. Soldados. Siempre haciendo alguna heroicidad sin pensar en sus vidas. ¿Qué se supone que hacemos nosotros, que tratamos sus heridas, cuando no nos dejan cumplir nuestra función? Y no solo soldados. También príncipes, como ese Ephraim… – Me habéis recordado un poco a él con vuestra maniobra para salvar a aquella persona – dije. – Sir Gerard era un hombre honorable como pocos. Solo su cabezonería podría compararse a su sentido del honor y la responsabilidad para con la patria. Conociéndolo, deberá estar vivo, buscando una batalla con la cual defender su patria.

Entre toda la charla ya se podía ver el campamento en cuestión. – Ahí está el campamento del que hablé.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel] Empty Re: [Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel]

Mensaje por Invitado el Dom Dic 17, 2017 10:43 am

Tras comentarle su descripción de los laguz la chica quedó sorprendida, pero especialmente su atención se dirigió en concreto a los laguz con atributos de dragón entrando rápidamente en un monólogo que, a pesar de poseer preguntas, seguramente fueran retóricas ya que Zifar era un completo ignorante sobre el tema que trataba. -No se disculpe mi señora y tendría que ser yo el perdonado ya que es culpa mía y solamente mía el ser preso de la ignorancia sobre los temas de los que lanza vuesa merced preguntas con tan admirable intensidad.- le replicó Zifar, sorprendido por los extensos conocimientos que poseía L'Arachel a pesar de parecer no haber vivido muchas aventuras. Para Zifar la mayor fuente de conocimientos eran estas, aun así, con esto no quería hacer un desprecio al conocimiento adquirido en los libros ni mucho menos, es más, en sus años en cama se había nutrido principalmente de ellos si bien para él no parecían haber tenido un efecto positivo...

Posteriormente la joven sorprendió al caballero con una historia que había vivido que, sorprendentemente tuvo gran impacto en el viejo caballero. En la historia hacía mención a un joven de nombre Gerard que invadió los pensamientos de Zifar... Gerard, Gerard... ¿Dónde había oído este nombre? Rápidamente su cabeza recordó de donde le sonaba tanto, cosa que no fue demasiado difícil, ya que se remitía a un hecho que apenas unos minutos antes había tenido que recordar. Si aquel joven  era el mismo que él de su historia su conciencia viviría más tranquila: una de las cargas que llevaba (si bien no parecía martirizarse demasiado por ello) era haber caído delante de aquellos jóvenes tan interesados en ser caballeros; Zifar temía que este incidente les exhortase a alejarse de tan peligroso mundo, y esto era lo que menos querría hacer.

-Señora L'Arachel, ruego que me perdone pero tengo una pregunta que debo hacerle... Ese caballero Gerard  del que me acaba de hablar, ¿no tendrá por casualidad pelo castaño y ojos amarillos? Porque si es así ruego que me lo confirme porque ayudaría a sanar mi alma, ¿no es acaso lo que hacen los clérigos?- preguntó con un tono de voz que rozaba la desesperación, algo que seguramente sorprendiese a L'Arachel -Tengo la sospecha de que aquel chico es el que me vio caer y nada me relajaría más que saber que se ha convertido en un caballero hecho y derecho, motivado por nuestro encuentro y no dejándose asustar por mi fatídico accidente.- añadió, dándose unas importancias que no tenía.

Finalmente L'Arachel avisó de que finalmente llegaron al campamento: los hombres estaban atendiendo a los heridos pero no se respiraba un ambiente pesimista si bien también se lloraban a algunos héroes caídos. Zifar, con gran cautela pensó que, ya que L'Arachel conocía al príncipe sería más seguro que esta preguntase por él ya que podría parecer sospechoso que un jinete wyvern desconocido lo hiciera directamente: -Noble L'Arachel, me gustaría pedirte un último favor antes de que nuestros caminos se separen y es que preguntes tú por lord Ephraim dada la relación que os une, ya que que lo hiciera yo directamente quedaría tremendamente descortés.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel] Empty Re: [Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel]

Mensaje por Invitado el Dom Dic 31, 2017 7:42 pm

OFF:
¡FELIZ AÑO NUEEEEVO!

Este caballero, definitivamente, tenía unos grandes modales. Sin embargo, en estos momentos quien debía disculparse era yo, que me había ido por las ramas. Era un buen hombre, sin duda, el tal Zifar. Un tanto extraño, desde luego, mas bueno al fin y al cabo. – No es necesaria ninguna disculpa, sir Zifar. Las historias de Rausten están casi tan perdidas en el olvido como la existencia del mismo país. Vuestra falta de conocimiento está más que justificada. Además, sigo siendo yo la que se extendió demasiado en el asunto.

Esperaba dejar el asunto zanjado. Algo me decía que quizá sería más difícil de lo que aparentaba. Si algo podría caracterizar a este caballero además de sus modales, eso era su tozudez. Jamás había conocido a alguien tan insistente en algún tema. Alivió, eso sí, que el tema de conversación se dirigiese a sir Gerard no solo porque resultó que él también había conocido a dicho caballero, sino porque parecía que también había tenido una memoria bastante vívida de aquel encuentro, similar a cuando yo lo conocí por primera vez. – Si no me eruivoco, sí, efectivamente. Es el mismo – parecía tremendamente preocupado. ¿Es tan importante el tema del honor tan importante para los caballeros? ¿Por qué? No lo comprendo. Sin embargo, sí que existen palabras que puedo dedicarle. – Si se trata del mismo hombre, creo poder sanar su alma, sir Zifar. Jamás he conocido a alguien tan fervientemente leal a su patria. El camino del caballero define su estilo de vida. En ocasiones, dicha senda le ha puesto en peligro. De hecho, el día que nos conocimos me vi forzada a dejarlo inconsciente, por su propia seguridad – reí un poco. Ahora que lo recuerdo desde más lejos, aquello era hasta cómico. – Decía que debía informar a pesar de tener heridas que, de lo contrario, habrían acabado siendo las causantes de que su alma se reencontrase con los espíritus de la luz. Nunca conocí a alguien que se negara tanto a ser sanado, la verdad – cuando terminé la explicación, volví a dirigirme a él. – Volví a encontrármelo hace poco. Hasta donde sé, sigue vivo, y sigue siendo el mismo honorable hombre que fue antaño, sin importar todas las penurias por las que pasó. Es admirable, cuanto menos.

Admiro su rectitud. Esa capacidad de mantenerse firme frente a todo. Aquello, sin duda, caló hondo en mí. Fue tremendamente impactante para mí aquello. Es cierto que lo hago por impedir crisis de gobierno en Jehanna, mas… Es innegable que sigo ignorando mis obligaciones como princesa de Rausten. E iba a seguir reflexionando sobre el asunto si no hubiera sido porque sir Zifar habló de nuevo realizando una petición de lo más comprensible. – Por supuesto. No es que tengamos la más estrecha de las relaciones, mas haré todo lo posible por que os podáis conocer cuanto antes.

Hice una reverencia, olvidando así completamente que había intentado actuar lo más cercano posible a una plebeya, antes de separarme. Espero que aquello no importara demasiado. Si lo hiciera, tampoco importa. Es perfectamente posible que él ya sospeche que soy algún tipo de noble. No todos tienen los conocimientos que poseo de la historia de Rausten y su cultura, después de todo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel] Empty Re: [Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel]

Mensaje por Eliwood el Dom Feb 18, 2018 5:49 pm

Tema cerrado. 50G a cada participante +25G adicionales a L'Arachel gracias a donaciones eclesiásticas.

Zifar obtiene +1 EXP.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
espada de acero [5]
.
.
.
.

Support :
Marth [Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel] Iwzg0SR
Lyndis [Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel] JEIjc1v
Nils [Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel] JEIjc1v
Izaya [Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel] JEIjc1v

Especialización :
[Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel] Espada%202

Experiencia :
[Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel] Iu4Yxy1

Gold :
435


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel] Empty Re: [Social] En busca de una redención. [Priv. L'Arachel]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.