Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Entrenamiento] Comensales sin modales. [Priv. Erk]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] Comensales sin modales. [Priv. Erk]

Mensaje por Taelan el Jue Oct 05, 2017 10:29 am

¿Cómo había llegado a esta situación? Miré mis manos temblorosas mientras amasaban y luego a mis comensales que devoraban el guiso que acababa de hacer.
Guiso que no había llegado a probar pero por suerte ellos parecían satisfechos con él, por más que en un momento me había confundido la sal con el azúcar. ¡La sal con el azúcar! Era un error básico que había superado hace mucho y hacía años no me pasaba. Pero los nervios y el miedo me habían hecho cometerlo. Alabado sea el tomate y su salsa que con su acidez camufla mi error.

Y ahora que les había hecho la cena, estaba amasando mi pan. Amasando por mi vida gracias a mi gran bocota aunque si no fuera por ella podría ya estar muerto.


Era una mañana como cualquier otra, estaba de camino a mi próximo pueblo, dormitando con las riendas de Flan, mi caballo, en mano cuando un par de hombres me sorprendieron saliendo de la nada y parándose en medio del camino. Me ví obligado a frenar para no causar ningún accidente y antes de que me diera cuenta otros cuatro más habían aparecido rodeando mi carro. Todos con las armas en alto. ¿Por qué no había encontrado ningún guardia o mercenario que me acompañara en ese viaje? Pero era tarde para lamentarse, además, sabía perfectamente por qué no me había molestado en contratar a nadie, porque en la posada del pueblo anterior un buen hombre me había dicho muy convincente que no encontraría caminos más seguros que este… El mismo hombre que ahora me apuntaba con una espada y me sonreía con burla…

Estoy seguro de que les fue el robo más fácil del año, ni me resistí ¿Para qué? Contra uno tal vez podría hacer algo ¿Pero contra seis? Aun siendo uno no creía valiera la pena que me resistiera al robo, sobre todo si iba armado,
Pero claro la frustración seguía siendo fuerte y no podía no soltarles, mínimo, unos cuantos improperios. Así es como me gané unos cuantos golpes y casi provoco que me maten, sobre todo cuando trataron mis valiosos ingredientes de basura inútil y trataron mis panes de basura… ¡Y claro si los que había hechos eran de hace tres días!

Lo primero que hicieron fue tomar mi carreta y apartarla un poco del camino, en caso de que apareciera alguien más cruzándolo, para ocultar sus actos, supongo. Después comenzó el saqueo.
Revolvieron y desordenaron todo, y lo único de valor que hallaron fue algo de dinero. Aunque por suerte no lo hallaron todo, aún tenía algo a salvo en diferentes lugares ocultos que no llegaron a encontrar.

Una vez finalizaron la revisión de mis bienes decidieron que, de todos modos, se lo llevarían todo así que deberían terminar el trabajo e irse.
La forma en que dijeron “terminar el trabajo” y las miradas que me dirigieron llegó a asustarme, así que… Maso menos me ofrecí a hacerles el almuerzo afirmando algo sobre que seguro mi comida se pudriría en mis manos y que no sabían apreciar la buena cocina y que nunca comerían un pan más delicioso, todo entre insultos claro. Y volviendo a recibir una golpiza, por supuesto.
Al final, aceptaron mi “propuesta”, pero dejando bien en claro que si la comida no era de su gusto, “¡Zuaaak!” El típico gesto amenazante del pulgar trazando el cuello.

Así que allí estaba amasando pan, mientras ellos devoraban el guiso que les había hecho y, calculando los ingredientes que quedaban, podría hacer una tarta luego y algunas empanadas y tal vez un pastel antes de quedarme sin provisiones y, probablemente, ”¡Zuaaak!”.
Pese a mis insultos y mirada de desprecio hacia mis “invitados”, mi medo hacia ellos era demasiado evidente en mi comportamiento general. No paraba de temblar, cometer errores y hasta en un momento me había tropezado y caído cara al piso al ir por un ingrediente. Ya hasta había agotado mi repertorio de improperios y cada cosa que decía sólo causaba gracia a esos bandidos. Por lo que me intentaba limitar a cocinar en silencio para no darles más motivos para reír… Ni para golpearme… Ya había comprobado que mis intentos de devolver el golpe eran inútiles y otra fuente de entretenimiento para ellos.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Villager

Cargo :
Panadero

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [5]
Elixir [1]
Dagas de bronce [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
2297


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Comensales sin modales. [Priv. Erk]

Mensaje por Erk el Dom Oct 08, 2017 8:46 pm

Hacia no mucho tiempo Erk había tenido problemas con algunos bandidos, si no eran emergidos tenían que ser bandidos, no podía tener un día tranquilo de viaje era algo imposible, no sería extraño que en ese momento alguien los estuviera siguiendo desde lejos. Iba por los caminos porque ya no veía la hora de llegar a Pherae para hablar por fin con el marqués, el viaje se había extendido das de lo esperado y la cantidad de "tropiezos" que hubo de por medio era ridícula, aunque el último tropiezo que tuvo le había enseñado mucho y, de no haberlo tenido a saber lo que le habría sucedido a Seraphiel, había sido una verdadera suerte que Erk pasará por allí. 

Hacia horas que se había despedido de la garza y continuaba caminando por el camino que lo llevaría a Pherae, ya no quedaba mucho tan solo debía caminar esa tarde y llegaría al anochecer. Erk abrió su mapa y vio que había un río bastante cerca del lugar, tenía bastante hambre y sed así que no le vendría mal un desvío de una hora o así. Se adentró en el bosque usando su habilidad sin pensárselo dos veces, caminar por la superficie boscosa era pan comido para el joven mago, cualquier desnivel que apareciera en algún momento simplemente lo pasaba por encima como si estuviera caminando sobre un camino firme, era todo gracias a la magia que cada día hacia de la vida de Erk más fácil.

Luego de adentrarse unos metros en el bosque empezó a sentir un olor delicioso, olor a comida, inconscientemente siguió caminando hacia el río pero en lugar de ir derecho iba diagonalmente hacia aquel delicioso olor a comida. Tardo unos pocos minutos en llegar hasta el lugar de donde provenía el olor, una vez más había un tropiezo frente al mago. Bandidos, pero no cualquier clase de bandidos, estaban vestidos de la misma forma que los que se habían encontrado tiempo atrás en la trifurcacion, Erk hizo una mueca de disgusto y dio un paso hacia atrás pero había perdido la concentración por un momento y termino pisando una rama que llamo la atención de los hombres.

Al principio se apraron de golpe y rieron, de seguro tenían la intención de robarle o por lo menos así era hasta que uno de esos bandidos reconoció a Erk, no tardo de abrir su boca y adertirle a todos los del campamento, los hombres ya estaban levantando sus armas pero todavía mantenían distancia del mago algo temerosos. Erk suspiro. -La magia de viento no es lo más fuerte que tengo... Puedo tirarles magia de fuego y eso realmente les dolerá, caerán muchos mas que los de la última vez sí es que no caen todos pero... No tengo tiempo para esto... Arrojen sus armas al rio y vayanse a ganarse la vida de forma honrada y yo los dejaré ir.- Fue estúpido pensar que accederían a lo que el les decía, solo los hizo enojar mas y más, estaban a punto de cargar contra el indefenso mago.


Erk no perdió el tiempo, cerró los ojos y probó su nuevo poder, sentía que había unos veintitrés o veinticuatro enemigos pero era confuso todo porque uno de ellos no parecía ser un enemigo, quizas habían secuestrado a alguien y eso no lo podía pasar por algo. Ahora, con al tranquilidad de que no iba a quemar el bosque porque el fuego estaba a su merced, tardo poco más de diez segundos en conjurar el primer muro de fuego que separaba a los bandidos de Erk, luego se fue detrás de algunos árboles y empezó a atacar desde ahí. Lanzaba bolas de fuego contra los árboles pero antes de que se produjera el impacto estas se teletransportaban cerca del objetivo, se abrían dos círculos magicos, el segundo centrado en el primero y de allí salía la bola de fuego que al explotar generaba un muro, era un ataque más débil que los que acostumbraba a hacer pero era más fuerte que el viento y mucho más efectivo dentro del bosque ya que no quemaba ningún árbol.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Archsage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de tornado [2]
Tomo de Elfire [3]
Tomo de Meteor [2]
Tomo de Elthunder [2]
Báculo de Heal [2]
Tónico de res [1]

Support :
Mulitia
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1147


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Comensales sin modales. [Priv. Erk]

Mensaje por Taelan el Miér Mar 14, 2018 5:56 pm

Además de una tanda de panecillos planos que ya se estaban cociendo sobre una plancha sobre una fogata, me concentré en el estofado… Luego de, gracias a los nervios, cortarme los dedos varias veces junto a las verduras no me quedó otra opción si quería conservar mi mano. Vigilado por los bandidos que no dejaban de soltar comentarios y exigencias, llegó un punto en que me perdí en el cocinar en un vano intento de escapar de la realidad, olvidando mis alrededores.

Por ello pasé por alto la aparición del mago hasta que los gritos de los bandidos se hicieron demasiado evidentes. No puedo describir mi sorpresa y miedo cuando levanté la vista y los vi correr con las armas en alto gritando improperios y amenazas. Por suerte no hacia mí, sino no se si no me hubiera desmayado del susto.

La batalla comenzó de un momento a otro y no era consciente de cuándo había pasado aquello. Me quedé observando confundido como armas y bandidos volaban a mi alrededor. Hasta que un leve olor llegó a mi nariz sacándome de mi estupor y devolví mi atención a la comida antes de que se me quemara más de lo que consideraba pasable.
Sólo un joven era el que había aparecido para enfrentarse a los bandidos y, lo sentía por él pero no cabía duda de quiénes saldrían vencedores por lo que si quería mantener mi cuello aunque sea por un minuto más debía cocinar como si mi vida dependiera de ello. Cosa que hacía.

Pero los problemas no tardaron en llegar cuando dejaron de respetar mi espacio de trabajo y, además de cocinar, debía cuidar de la comida, esquivar gente, y salvar que no dieran vuelta la olla ni la plancha de panes y … - ¡Ey! ¡Cuidado! - Trozos de tierra que volaron de vaya a saber dónde atentaron con caer sobre mis panes, pero por suerte aterrizaron solo a un borde de la plancha sin llegar a la masa, me apresuré a limpiarlo pero mientras lo hacía un inútil chocó con mi olla y si no la hubiera atajado a tiempo, añadiendo una quemadura a las lastimaduras de mi mano, ¡todo mi esfuerzo hubiera sido en vano! Pero no solo eso. - Oh no. - Parte de la tierra de antes había caído sobre las llamas y éstas amenazaban con apagarse. Leña, necesitaba más leña. Pero mientras alcanzaba unos troncos que habían sido alejados a patadas por el ajetreo, ese distintivo aroma a quemado volvió a hacerse presente. - ¡Ahhhhhhhhhhhhh! - y gritando con desesperación y un tronco en la mano, volví hacia la olla para revolver su contenido… ¿O lo que se quemaban eran los panes? - ¡Ahhhhhhhhhhhhhhh! - ¡Y aún debía avivar las llamas! Pero antes de poder ponerme a mi tarea, un nuevo obstáculo se interpuso, cuando choqué de lleno con alguien.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Villager

Cargo :
Panadero

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [5]
Elixir [1]
Dagas de bronce [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
2297


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Comensales sin modales. [Priv. Erk]

Mensaje por Erk el Dom Mar 18, 2018 8:00 pm

Erk pensaba que los bandidos se rendirían fácilmente pero no fue así, después de algunos muros de fuego empezó a aumentar la intencidad del fuego y hacer más daño a los hombres, pero había un problema, sin darse cuenta el mago estaba asustado, temía terminar matando a alguien, pronto ese miedo se convirtió en enojo, se rodeó de muros de fuego para poder pensar pero con la distracción uno de los bandidos pasó corriendo el muro y le dio en la cabeza con un palo. -Maldito!.- Erk murmuró unas palabras en el idioma antiguo, extendió su mano hacia el bandido y chasqueó los dedos, en ese momento una nube se oscureció y se abrió un círculo mágico debajo de ella. -¡ELTHUNDER!- Un rayo bajó hacia el hombre generando una luz que dejó ciego a Erk por unos momentos y un ruido que era suficientemente fuerte para dejar aturdidos a los que estaban cerca por unos segundos, quizás fueron cuatro o cinco segundos los que Erk tardó en dejar de escuchar un chillido y volver a ver con claridad.

Cuando Erk volvió a pararse se encontraba algo mareado, los muros de fuego se empezaban a desvanecer y los bandidos lo habían rodeado pero manteniendo su distancia. -Joh... Todavía piensan que pueden luchar contra mi... ¡Contra mi! Bueno... Ya vieron el fuego, el trueno... Ahora van a ver el viento pero algo un poco diferente a lo de la otra vez.- El enojo lo había hecho perder la calma, quería asustarlos, una vez que todos huyeran sería pan comido. Tomó aire lentamente y lo largó, los hombres se acercaban paso a paso muy despacio. -Hace bastante calor... Una suave brisa no vendrá mal.- algunos de los hombre se frenaron en seco al escuchar las palabras del mago quien empezó a conjurar otro hechizo, había dejado el libro amarillo y rojo en el suelo mientras que tenía en la mano uno verde que se había abierto con fuerza y luego de correr seis páginas se quedó abierto y empezó a brillar, un gran círculo mágico verde empezó a brillar debajo suyo, pronto un tornado se formó y empezó a azotar a los enemigos con fuerza mientras que a todo lo demás ni le afectaba, por desgracia algunos de los hombres eran bastante duros y después de ser revoleados por el fuerte viento del tornado volvieron a pararse una vez más, por lo menos ya eran menos enemigos y de los que había abatido solo dos estaban medio moribundos.

El mago entró al intento de guarida donde se escondían los bandidos porque había más fuera que adentro, para evitar que pasasen puso un gran muro de fuego en frente a la "puerta" sin quemar nada de su alrededor, la orden que tenía aquel muro era solo quemar enemigos, dentro quedaban cuatro personas, pero solo tres eran enemigos lo la magia se lo estaba indicando. -Bien...- Estiró la mano al frente, se abrieron dos círculos mágicos arriba de su cabeza en frente de los cuales se generaron dos bolas de fuego que acabaron con dos de los tres bandidos que quedaban, la cantidad de magia que había derrochado empezaba a ser muy cansadora, Erk empezaba a demostrar su cansancio por su agitada respiración y su sudor, el último hombre estaba peligrosamente cerca de un muchacho que no era un enemigo. -Aléjate de él y no te haré nada...- Dijo mirándolo con el ceño fruncido.

Skill usada:
Estasis: Concentra la magia del sabio y la canaliza a la perfección en el elemento que domina, dejando que este manifieste con precisión exactamente donde se le necesita y asegurando que su próximo ataque de inevitablemente en el blanco. Este skill funciona aún cuando el mago no es capaz de vera su enemigo, pudiendo detectar unidades ocultas. Contra otros skills, prevalece la unidad de mayor nivel o de más EXP.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Archsage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de tornado [2]
Tomo de Elfire [3]
Tomo de Meteor [2]
Tomo de Elthunder [2]
Báculo de Heal [2]
Tónico de res [1]

Support :
Mulitia
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1147


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Comensales sin modales. [Priv. Erk]

Mensaje por Taelan el Miér Mar 21, 2018 12:15 am

-¡Pero la! ¡Fíjate por donde…! - Tragué mis insultos a tiempo al ver que con quien me había chocado era uno de los bandidos. No es que hubiera muchas otras opciones. - ¡Tu niñato! - Obviamente, malhumorado, el hombre no parecía feliz con haberse chocado tampoco. - El juego duró demasiado, tuvimos que deshacernos de las molestias hace tiempo. - Escupió levantando su arma con toda la intención de hacer lo que había dicho. - Ehhh…. - Soltar un “lo siento” pasó por mi mente, pero dudaba que hiciera mucho en aquella situación y no pensaba que una disculpa no merecida hacia una basura de persona como ese fueran mis últimas palabras.

Aun así no pude evitar temblar mientras veía el filo bajar hacia mí; paralizado hasta que un repentino estruendo acompañado de brillo cegador me hizo moverme cubriéndome los oídos y cerrando los ojos, intentando alejarme de ello. Cuando volví a abrir mis párpados, vi el hacha hundida en la tierra a pocos milímetros de mi pié. Y el rostro enfurecido del bandido que pestañeaba intentando recuperar la buena vista. No tardó mucho, yo apenas había logrado alejarme unos pasos cuando el maldito volvió su mirada hacia mí y más rabioso que antes volvió a levantar su arma. - Maldito suertudo, espera que me ocupe de ti y ese mago del demonio será el siguiente. -  Dijo entre dientes pero cuando estaba por volver a bajar su hacha, fue atrapado por una gran ráfaga de viento que le hizo perder el equilibrio y caer al suelo. Se reincorporó de inmediato y avanzó amenazante. Yo en mi confusión y miedo fallé en huir a tiempo, para cuando me di la vuelta y comencé a correr, una mano me lo impidió sujetándome del cuello de la camisa. - Ya se te acabó la suerte, pequeña rata. - Mientras tosía por el repentino tirón de la tela contra mi cuello, la amenaza del bandido sonó junto a mi oreja y pude sentir su aliento podrido junto a mi rostro. Pero de nuevo, el hombre fue detenido por las acciones del joven mago. Esta vez por sus palabras.

Aunque no por mucho. - ¿Ah, sí? ¿Y qué piensas hacer si no lo hago, eh? Mejor deja esos libros malditos tuyos en el suelo si no quieres que le pase nada a este mocoso. ¡Y quiero tus manos donde pueda verlas, ningún truco raro! - Dijo acercando peligrosamente el filo de su hacha a mi rostro, ante lo que no pude evitar gritar mientras pataleaba sin poder alejarme y fallaba inútilmente en intentar librarme. - ¡Mi cara no! -
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Villager

Cargo :
Panadero

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [5]
Elixir [1]
Dagas de bronce [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
2297


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Comensales sin modales. [Priv. Erk]

Mensaje por Erk el Sáb Abr 07, 2018 4:30 pm

Erk enfureción al ver la actitud del bandido, frunció el ceño y empezó a mover los labios muy sutilmente. Si el hombre no le temía a la muerte entonces le daría una buena probada de ella, el recuerdo del bosque de serenes invadió una vez más la mente del mago y su enojo aumentó, clavó su mirada en la del enemigo justo en el momento antes de que un tornado lo rodeara e hiciera estragos toda la choza, sin embargo el tornado no lo estaba lastimando en absoluto, solo lo pretendía succionar al hombre y a nadie más por lo que tuvo que soltar el hacha y sostenerse fuerte del suelo mientras Erk colocaba tres orbes del tamaño de un puño en trente suyo formando un triángulo cuya punta está arriba, eran tres orbes amarillos, luego agitó su mano abierta en el medio de ellos y la cerró de a poco, los orbes se movieron hacia su mano concentrando su luz en ella, luego dibujó un círculo mágico de un amarillo brillante para finalmente apoyar su palma abierta sobre él y que un gran luminuoso y estruendoso rayo cayera sobre el enemigo cuando el viento se disipó completamente. -Si no le tienes miedo a la muerte entonces supongo que ahora estarás tranquilo, ahora que tu vida cuelga de un hilo muy fino y ese hilo está en mis manos.-

El bandido se le había hecho el malo primero, pero al final no había podido hacer nada contra Erk que esperaba que fuera suficiente advertencia para los demás, que tuvieran miedo y se fueran, que dejaran a su compañero tirado porque, después de todo, eran bandidos, no tenían escrúpulos y eran la cosa más despreciable que caminaba sobre la tierra, incluso quizás peor que los emergidos. Pero no fue así, los hombres quisieron vengar a su compañero y a todos sus compañeros que habían caido antes, se podía ver el enojo en sus rostros, esto generó una gran confución en Erk, se quedó paralizado unos momentos porque lo que había creído hasta ese momento era incorrecto, eso significaba que antes había matado personas, personas desagradables pero con corazón. Uno de los hombre le dio un buen golpe en el rostro que provocó que cayera junto al único en el lugar que no era enemigo, estaba algo atontado y enojado pero ahora su enojo era para consigo mismo, de nuevo el bosque de Serenes apareció en su mente, por su culpa Seraphiel no le enseñaba el idioma antiguo, malditos, no importaba lo que había pasado recien, seguían mereciendo la muerte. Erk empezo a gritar. -¡GHAAAAAAAAAAA!- Una gran bola de fuego se formó sobre su cabeza y fue disparada hacia el hombre que lo golpeó dejándolo carbonizado, completamente muerto. Luego con mucho esfuerzo se logró parar apoyandose sobre sus rodillas. -A VER A VER ¿QUIEN SE LAS VA A RIFAR CONMIGO AHORA EH?-
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Archsage

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Tomo de tornado [2]
Tomo de Elfire [3]
Tomo de Meteor [2]
Tomo de Elthunder [2]
Báculo de Heal [2]
Tónico de res [1]

Support :
Mulitia
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1147


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Comensales sin modales. [Priv. Erk]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.