Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] [Flashback] La más simple bienvenida [Priv. Etoile]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] [Flashback] La más simple bienvenida [Priv. Etoile]

Mensaje por Aran el Mar Oct 03, 2017 8:57 pm

Kisca, once años atrás. El tiempo en que las hojas caían de los árboles, cosa que no se notaba en un pueblo rodeado de pinos perennes. Altos y siempreverdes, estos acogían de la lluvia a la pequeña y modesta casa en que Aran vivía. Era de día, pero una gruesa capa de niebla impedía la vista desde la ventana, lugar desde donde el joven de nueve años esperaba encontrar algo que sucediera en la inmensidad del paisaje. Pero no había nada, tan solo el golpeteo incesante de las gotas de lluvia sobre el marco de la misma ventana. Tras de él, una mesa oscurecida por la tenue luz  de día que llegaba dentro, y sentados frente a esta, sus padres, quienes trabajaban cada uno en lo suyo en un esfuerzo de pasar las horas, esperando, quizás, a un cliente inusual que se atreviera a pedirles algo por la puerta que daba a la tienda.

 - No hace tanto frío. -comentó su madre, quien remendaba una prenda vieja con una modesta costura.

 - Sí... de todas formas creo que la lluvia amaina a la tarde. -comentó su padre, quien afilaba sus herramientas de tallado.- Sino, pues podemos dar el día por perdido. Nada de clientela.

El silencio los acompañó unos minutos antes de que por fin se fijaran que su hijo había desaparecido de la ventana, escuchando unos pasos en dirección a la puerta de atrás. Su padre lo siguió apresurado, pensando en que saldría a la lluvia sin nada que lo protegiera. Allí lo encontró de pie, poniéndose una capucha de cuero para cubrirse la cabeza, e intentando desatar la cadena que cerraba la salida. Parecía bastante concentrado en ello, aunque su urgencia lo hacía equivocarse una y otra vez.

 - ¿Qué pasa, Aran? -preguntó su padre, apoyándose contra la pared.- Ya sabes que Laura también está en casa protegiéndose de la lluvia. -dijo sonriente. Muchas veces salía sin que nadie le diera permiso, y si no lo hubieran visto seguramente hubiera desaparecido sin más. Pero viendo que Aran se abrigaba bien antes de salir, lo ayudó a desatar en nudo de la puerta, aunque no permitiéndole escaparse aún, no sin antes tener una explicación .

 - Es que vi algo. -dijo sinceramente.- a una persona en la lluvia. -lo miró a los ojos. Ambos los tenían verdes, muy similares.- Creo que no es alguien del pueblo.

- ... ¿Y por qué quieres ir a ver quién es? -preguntó su padre mucho más curioso. A veces no podía entender las cosas que le entretenían, aunque sin duda hacía un esfuerzo por entenderlas.- ¿Acaso quieres invitar a esa persona aquí?

- E-eso no lo sé. -titubeó el joven, rascándose detrás de la oreja, y mirando hacia abajo.- Pero quería saber si esa persona estaba bien. Es de día, pero hace frío y tenemos leña, y chimenea, así que... -mientras hablaba, su padre quiso fijarse si también veía a alguien entre los árboles, pero no halló nada. No sabía si decirle que era peligroso o no, pero en el pueblo nunca pasaba nada, y ya muchas veces Aran hablaba con las demás personas, todo el mundo lo conocía.

- No creo que haga tanto mal. -dijo su madre, quien entonces le daba las espaldas, pero al mismo tiempo sonreía al escuchar tan divertida conversación.- La posada debe estar llena. A lo mejor sí es alguien. -murmuró.- Pero Aran, no te quedes mucho tiempo afuera. Y no vayas tan lejos. -le advirtió, aunque con suficiente dulzura como para que pudiera entenderlo de buena manera. Al oírla, el joven sonrió ampliamente, intercalando miradas entre los dos.

- ¡Está bien! -dijo bastante enérgico, mirando a su padre con una sonrisa.- Solo quiero ver si puedo ayudar. Y yo no me resfrío, así que... -le miraron de forma burlesca. No era cierto, aunque era verdad que aguantaba muy bien las bajas temperaturas sin nunca quejarse.- Vuelvo en nada. ¡Lo prometo! -asintió con la cabeza. Al oír todo su entusiasmo, su padre suspiró, y empujo la puerta para abrírsela, apenas viendo cómo Aran se lanzaba al exterior sin pensárselo dos veces.

Este se dirigió al bosque cercano, sujetando su capucha con firmeza. Sus botas, pequeñas para su talla, se ensuciaron con el barro que allí había, esto mientras caminaba mucho más calmado, mirando en todas direcciones en busca de aquella silueta. Entonces no habría sabido decir cómo era, tan solo suponiendo que era una persona mayor que él. Aún así Aran ya era bastante alto para su edad, confundiéndose con chicos mucho mayores que él. Por eso es que sus padres lo dejaban salir tan libremente, ya que sabía cuidarse por su cuenta en los alrededores. Aún así, combatir la niebla era difícil, pues tan espesa era que no lo dejaba ver más allá de unos cinco pasos de distancia.

- ¿Hola? -preguntó, intentando que su voz se oyera entre la lluvia.- ¿Hay alguien?-esperaba que le respondieran. Su nariz no tardó en helarse, cosa que le molestó, intentando cubrírsela mientras seguía buscando.


Última edición por Aran el Lun Mar 26, 2018 11:10 pm, editado 1 vez
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Concoction [3]
Jabalina [3]
Lanza de acero [3]
Dagas de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
710


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] [Flashback] La más simple bienvenida [Priv. Etoile]

Mensaje por Etoile el Miér Oct 04, 2017 1:42 pm

11 años atrás, durante un pequeño paseo que Etoile y su amo daban fuera de la seguridad de los fuertes muros de Tessalia, ambos se separaron cerca de un pueblillo que contaba con un bosque de pinos muy tentador. Su joven amo, no se percató de que ella ya no estaba cerca mucho después y entonces, comenzaron a buscar el preciado “bien” que había estado en su familia por muchos años !No podía perderla!. La joven por su parte, aunque en un principio se asustó por verse sola bajo la lluvia y sin saber en dónde se encontraba exactamente , se sintió atraída por el bosquecillo de enormes pinos que por la mucha neblina, daban la impresión de tocar el cielo con sus ramas.

En cuestión de minutos estuvo inmersa en la maleza, hundiendo sus pies en el barro, mientras la envergaba un sentimiento de nostalgia. Su tímido ser no se notaba mucho estando ahí, lucia mucho más cómoda y tranquila de lo normal  quizás porque aquel lugar le traía buenos recuerdos de su niñez.

La misteriosa presencia se ocultaba bajo una enorme capa que le cubría en totalidad, dejando entrever, apenas, unas cuantas plumas de sus alas que bien podrían pasar como adornos de la prenda que portaba. El crujir de las ramas y las hojas secas cediendo bajo su peso delataban su presencia en el lugar, intentaba ser silenciosa pero simplemente era difícil moverse entre el lodo. La joven dama intento alejarse de quien había irrumpido en el bosque minutos después que ella, pero lo cierto era que la niebla era muy espesa y no permitía ver mucho más allá. Estuvo por chocar un par de veces con los fuertes troncos de los pinos, pues solo pudo verlos cuando estuvo peligrosamente cerca de estos - ¿Uh? – un murmullo escapo de sus labios al creer escuchar una voz en medio de la lluvia y la espesura del bosque ¿Realmente había alguien más allí? Se encogió de hombros temerosa y apretó los labios asustada ¿y si la capturaban?  Solo imaginarlo la hizo estremecerse y  tiritar como una hoja al viento.

“No, no volverá a suceder” su rostro se vio más pálido de lo usual, la idea realmente le aterraba. Negó bruscamente con la cabeza y emprendió la huida hacia ningún lugar en específico, solo corrió llena de pavor intentando alejarse de donde según ella, provenía la voz. Los incomodos ropajes que llevaba encima jugaron en su contra y no habiendo avanzado mucho, piso su propio vestido y cayo, salió disparada de entre los arbustos como una bala y aterrizo sobre la tierra mojada y la poca hierva que recubría el suelo – ¡Ay! - chillo el ave, despacio, intentando levantarse.

La capucha que hasta ese entonces había estado cubriéndole la cabeza y parte del rostro se deslizo suavemente hacia abajo, descubriéndola. Pero ella no lo noto, no enseguida, estaba más preocupada por levantarse e irse de allí. Se trataba de una joven que no aparentaba más de 20 años, cabellos plateados que rebeldes surcaban su joven rostro y piel muy blanca que ahora se mostraba manchada por el barro “Estoy bien, todo parece estar en su lugar” pensó examinándose a sí misma, para entonces levantar la vista y toparse con la silueta de un joven a unos cuantos metros más allá - ¡! – esos ojos azules suyos se posaron sobre el menor, en un inicio con espanto y luego, con genuina sorpresa  ¿era un niño? ¿Qué hacia un niño en lugar como ese? Se levantó suavemente del suelo, sin realizar movimientos bruscos para no asustar al jovencito , aun cuando ella misma seguía aterrada por la situación.

- H-hola – murmuro la garza entre tartamudeos a su espectador.

-------------------------------------
Off: si hay algo que cambiar o agregar, solo dime y lo arreglo :')
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Heron

Cargo :
Esclava

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
875


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] [Flashback] La más simple bienvenida [Priv. Etoile]

Mensaje por Aran el Vie Oct 06, 2017 6:52 pm

A sus palabras solo respondía el silencio, solo hasta que, de repente, escuchó apresuradas pisadas en dirección contraria a la suya. Alguien huía, ¿Podría ser un animal, un cervatillo, un zorro? No lo podía saber bien por la lluvia, pero de igual manera comenzó a perseguir el ruido. Si era algo que huía, significaba que no tenía qué temer, porque seguramente no le haría daño. Pero necesitaba saber, sobe, todo, si era una persona perdida en la lluvia. Podía ser alguien de su edad, y aquella idea lo impulsaba a seguir con mayor preocupación. Entonces, la carrera terminó abruptamente cuando aquella desconocida tropezó sobre sus propios pies, cosa que Aran vio al alcanzarla. Era una persona adulta, y por su voz pudo adivinar antes de que se miraran que era una mujer. Notó que entonces su capucha se caía y revelaba sus cabellos. Este era muy hermoso, se quedó mirándolo un momento antes de reaccionar como era debido. Antes siquiera de responderle o explicarse, el joven peliverde caminó hacia la mujer, alarmado, y sostuvo su brazo para ayudarla a levantarse.

- ¿Estás bien? -le preguntó, aún mirándola a los ojos.- ¡Lo siento mucho, lo siento! No debía perseguirte sin decir nada. -como no podían ver muy bien en la niebla, seguramente ella había pensado que sería alguien que le haría daño. Mientras, Aran miró las terminaciones de la capa. Tenía unas plumas muy bonitas cayendo de ella, se notaba que eran raras, pero no era el momento de enfocarse en eso por lo que pronto devolvió su atención hacia ella.- Soy Aran, vivo por aquí. ¿Qué haces en el bosque? Hace frío, y no hay nadie... -y además, la lluvia seguía cayendo sobre ellos.- Yo vine porque te vi, y creí que... a lo mejor te habías perdido.

No tenía vergüenza en delatar sus intenciones, que eran muy simples. Tan solo quería ayudarla, y esperaba que pudiera confiar en él. Aquella pobre mujer estaba completamente embarrada ahora que había caído, y no parecía llevar buenas botas como las suyas, por lo que no era sorpresa que se hubiera caído, además trayendo vestido. Aran entonces vestía bastante ligero también, no más que una simple camisa color crema y unos pantalones marrones, porque en casa ya habían prendido el fuego. Incluso con la niebla y la lluvia, podía verse desde allí como se levantaba el humo desde la chimenea.

- Si quieres, puedes acompañarme a casa. -dijo Aran, ofreciéndole aquello con mucha facilidad. No temía porque sabía que sus padres ayudarían a una persona como ella.- Tenemos fuego, puedes comer, y luego si quieres puedes ir al pueblo, que está ahí mismo. -lo señaló con el dedo, ya que en ningún momento había perdido la orientación, y sabía qué tanto se habían adentrado entre los árboles. Imaginaba que la desconocida buscaría a alguien allí, porque si no, no encontraba razón para que alguien viajara a Kisca. Era eso, o comerciantes que ofrecían sus productos y de paso aprovechaban de comprar leña, que era lo que más tenían. Pero ella no parecía una comerciante o una viajera, sino alguna clase de noble. Pensar en eso le daba escalofríos, imaginando que quizás estaba tratando con alguien de alta cuna, aunque no que menos imaginaba es que fuera a verlo de mala forma. Le ayudaría de igual manera, no era algo que le importara.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Concoction [3]
Jabalina [3]
Lanza de acero [3]
Dagas de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
710


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] [Flashback] La más simple bienvenida [Priv. Etoile]

Mensaje por Etoile el Sáb Oct 28, 2017 2:22 pm

- ¡O-oh! ha… Gr-gracias – murmuro la garza que se levantó despacio del suelo, manchada por el lodo en donde ahora sus pies se hundían. Se limpió el rostro con el antebrazo, retirando la tierra que había salpicado, del resto se encargaría la lluvia que pese al tiempo que llevaban ahí no había aminorado  ni un poco.

- E-estoy bi.. – se vio interrumpida por las palabras del jovencito, que apresurado se disculpaba por su actuar - ¡N-no te preocupes! ¡No te p-preocupes! – Negó agitando sus manos – es mi culpa, No t-te preocupes – tartamudeo con una amable sonrisa en el rostro. Los niños beorc seguían resultándole curiosos, muchos de ellos no eran como los adultos, ellos aún se mostraba puros eh inocentes, o eso deseaba creer. Pensando en ello la voz del chico volvió a inundar sus oídos y le observo.

Un gusto Aran, Yo soy… - se interrumpió así misma de pronto ¿Realmente estaba bien que le diera su nombre?  Le vio de arriba abajo ¿Qué tan malo podía ser? Solo era un niño después de todo, dudaba mucho que fuese una mala persona, pero en el fondo seguía dudosa  -Eto, me llaman E-to – sus dedillos juguetearon con la tela de la capa, mientras paseaba la vista por los alrededores. Su ropa ahora pesaba más, las finas telas que la vestían estaban tan empapadas que pudo jurar que su peso había incrementado el doble, movió los hombros apenas, intentando acostumbrarse a la incómoda sensación de la ropa pegándose a su piel y de el lodo entrando por sus zapatos poco prácticos – Mmm, b-bueno –mascullo después de minutos, cuando lo escucho hablarle de nuevo.

A su pálido rostro le adorno un suave tinte rosa, sus mejillas tomaron color pero no demasiado – Me distraje y…t-termine aquí – Explico avergonzada la mujer, apenada de dar tal excusa al chiquillo que preguntaba.  Ella era la mayor de los dos claramente, pero era la más torpe ahí – Espe.. ¿Qué? – Sus ojos azules se abrieron grandes y sus pequeñas manos se posaron en los hombros del niño - ¡N-no puedes llevar extraños a tu casa! ¡Eso no está bien! – Chillo dejando salir su voz de forma muy clara, se mostró preocupada por la inocencia del jovencito  y aunque una parte de ella se enternecía por su amable gesto, otra le decía que debía advertirle que el mundo fuera de casa no era tan seguro como creía - ¡N-no debes fiarte de nadie! – Ella lo sabía mejor que nadie - ¡N-ni siquiera de mí! – y dio un respingo a causa de sus propias palabras, desvió la vista con disimulo del más joven y  alejándose lentamente,  se cruzó de brazos.

- C-creo que es mejor que vuelvas a casa, podrías resfriarte – sonrió nerviosa mientras lo animaba a marcharse. El frio comenzaba a calarle los huesos, en situaciones como esa odiaba su fragilidad y su propia inutilidad, no poder volar era todo un problema ahora.

- N-no  t-tienes que preocuparte, yo encontrare la salida por mi cuenta“o eso espero” sonrió. aunque intento convencerlo, suponía que se veía poco confiable y que el hecho de que se hubiera perdido  en el bosquecillo aquel, daba muestra de ello.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Heron

Cargo :
Esclava

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
875


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] [Flashback] La más simple bienvenida [Priv. Etoile]

Mensaje por Aran el Jue Nov 16, 2017 6:54 am

Parecía una buena persona, o al menos esa era la impresión que le daba. En ese entonces el juicio del chico se formaba sobre todo por las apariencias, y por ello le era imposible imaginar que una dama con ese rostro y esos ojos podía serle de mal alguno, si no era ya la persona más benevolente que podría haber encontrado. Así que no temía en absoluto en llevarla a casa, porque seguramente sus padres pensarían también lo mismo de ella al verla. Y es que no iba a negar que su belleza le causaba una modesta admiración y respeto, razón por la que no podía imaginar dejarla abandonada, con sus ropas sucias y asustada de lo que pudiera encontrar en un bosque tan tranquilo como ese. Suspiró hondo al oír su voz tan alterada, sobretodo porque con ese mismo tono le pedía que no se preocupara, una ironí de la que hasta él se daba cuenta. Le parecía demasiado perdida como para no hacerlo, por lo que no desistió de la culpa de haberla asustado.

Esperó expectante a oír su nombre, igual como quien desea que le cuenten un sagrado secreto.- ¿Eto? -jamás había oído nombre similar en su vida, pero en realidad le importaba nada, excepto porque le sonaba distante.- ¿Entonces no eres de aquí? -preguntó, mirando siempre hacia arriba, donde estaba su rostro, con esa expresión ingenua y curiosa que lo caracterizaba, todo meintras la lluvia provechaba y lograba colarse por su cuello y dentro de su camisa. Si era un extranjera, entonces había encontrado la razón de por qué estaba tan perdida. A Aran le causaba gran ilusión imaginar que se trataba de una extranjera, incluso si no sabía de dónde, pues eran muy pocas las veces que había escuchado de alguien de fuera, como Crimea y Begnion, entrando a su pueblo. Usualmente eran comerciantes que junto con sus carretas siempre traían algo nuevo que contar de sus viajes, historias a las que no hacía asco oír cuando sus padres no le tenían permitido salir del camino principal.- Seguro venías caminado de muy lejos. -terminó por decir, con una sonrisa.

Estuvo a punto de dar la vuelta y comenzar a guiarla a casa cuando la mujer lo detuvo en su sitio. Pasmado y no acostumbrado a que lo tocaran, el chico calló inmediatamente para oír lo que decía, ojeando mientrad las manos que lo sostenían. Entonces las advertencias que Eto le dio no pudieron sino preocuparlo un poco de verdad, sobre todo porque exageraba el peligro en que decía que podía estar. Frunció un el ceño y esperó a que terminara de hablar para detenerse a pensar en cómo contestarle.- No voy a volver... -susurró un poco de mala gana, cabezadura como lo conocían. Hizo una mueca disconforme mientras se limpiaba con la mano las gotas que habían logrado alcanzar su cara. Miró  además los brazos de ella, notando lo mucho que temblaba por el frío.- Si yo puedo resfriarme, a ti te va a dar una neumonía. -y de esa manera tan simple, empezó a jugar a qué era más grave.- Y además ya estás en nuestro bosque, así que ya estás en casa. ¡Ya es una obligación que vengas! -sonrió travieso, haciendo claras sus intenciones. Cogió su mano sin pedirle permiso, y de esa forma comenzó a avanzar, arrastrándola camino a su cabaña si era necesario. Sus manos eran muy fragiles, y además al tirarla parecía que no pesaba ni una sola onza, tanto que sentía que cogía a un pequeño gorrioncillo del suelo, por lo que en ningún momento le apretó demasiado ni hizo fuerza en exceso.- Te va a gustar en casa, Mamá te cocinará algo, y podrás sentarte junto al fuego. -miró hacia atrás mientras caminaban.

Llegaron por fin a la casa, aunque por la puerta trasera, la misma por la que había salido. Allí el olor a humo se sentía muy fuerte, todo ppr la chimenea que abrigaba el hogar. Aran por fin la soltó, y sin esperar a que dijera nada, tocó la puerta para llamar a su padre. Sucedieron largos segundos de silencio en la intemperie mientras esperaban alguna respuesta, hasta que por fin pudieron oír cómo el cerrojo cedía del otro lado de la pared. Eso sí, antes de abrirles, se oyó una voz.- ¿A quién trajiste, Aran? ¿Quién viene? -preguntaron.

 - Es una mujer perdida. -susurró justo en la puerta.- Se mojó demasido, y se cayó al suelo. -dijo con tono preocupado, mirándola a ella con sus grandes ojos verdes. Esperaron solo un poco más para que entonces se abriera la puerta, dejando salir una brisa caliente del interior. Y allí los recibió un hombre mayor, muy alto, mucho más que la invitada, de cabellos verdes oscuros, cortos y algo desordenados, de una contextura algo copulenta, aunque no demasiado, y barba de unos días. Miró serio y tranquilo a ambos un segundo, creando una pequeña burbuja de suspenso antes de por fin parpadear.

 - Pues entren. O sino el pan va a enfriarse más que ustedes. -les sonrió a ambos.- Pasa sin vergüenza. -le dijo a ella, para abrirles la puerta completamente.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Concoction [3]
Jabalina [3]
Lanza de acero [3]
Dagas de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
710


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] [Flashback] La más simple bienvenida [Priv. Etoile]

Mensaje por Etoile el Sáb Dic 09, 2017 1:18 pm

Y ahí estaba discutiendo con un niño, Etoile no pudo responder con firmeza a ninguna de sus palabras. Se quedó en silencio intentando articular palabras con las que contradecirlo, pero no encontró ninguna. Suspiro pesadamente encogiéndose de hombros, los cortos segundos en los que se prolongó el silencio tuvo la idea de girarse y continuar caminando en círculos, pero una de las manos ajenas alcanzo la propia y la halo. Pronto se vio caminando tras el jovencito de cabellos verduscos, de semblante seguro y amable “Aaaah” rodo los ojos y sonrió resignada mientras lo observaba “Sera un gran hombre” pensó para sus adentros, caminando detrás suyo con cuidado de no resbalar.

Sin embargo, en cuanto vio el humo salir a lo lejos y pasos más adelante diviso el hogar del mas pequeño, sus piernas comenzaron a moverse menos, buscando de alguna forma retrasar lo inevitable. Después de un rato, por fin estuvieron frente a la puerta de la casa – S-si-sigo creyendo que no es bu-buena idea –Los tartamudeos habían vuelto, incluso con más intensidad que antes,  todo a causa de los nervios y el frio que ya le calaba hasta los huesos. Estaba empapada y llena de barro, aun cuando deseaba negarse a entrar, escuchar que tendrían comida y una tibia chimenea en donde calmar el frio resulto muy tentador.

La voz de un tercero le hizo dar respingo ¿Qué iba a hacer? Si bien hasta ese entonces sus alas no habían sido un gran problema, en cuanto se quitara la cama quedarían al descubierto y no podría seguir ocultándolas – A-amm – murmuro despacio, intentando decir algo sin mucho éxito. La voz de una cuarta persona se dejó escuchar y la muchacha de cabellos claros empalideció, los absurdos pensamientos de que todo aquello fuese una trampa, volvieron a agolparse en su mente.

Tardo unos minutos en pasar, decidió entrar aunque tenía miedo de lo que pudiera pasar una vez dentro. Quiso confiar en las palabras del pequeño y creer en lo que le había dicho, sin embargo le era extremadamente difícil. Arrastrando los pies, ingreso dentro de la casa y una vez allí se quedó inmóvil, sujetándose las manos y moviendo los ojos de aquí para allá mientras observaba a su alrededor y a los dos adultos.

- M-muchas gra-gracias -

Susurro haciendo una ademán con su cabeza, antes de volver a guardar silencio y quedarse inmóvil como si se tratase de algún mueble más del hogar. Fue entonces que, encontrándose de pie sin decir nada, su estomago acabo con el silencio y reclamando por comida protesto. Las mejillas de la joven garza se tornaron carmín, un color intenso que resaltaba exageradamente en su palida piel "¡Que vergonzoso!"
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Heron

Cargo :
Esclava

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
875


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] [Flashback] La más simple bienvenida [Priv. Etoile]

Mensaje por Aran el Vie Ene 19, 2018 9:25 pm

No podía estar más contento de poder prestar su mano a aquella mujer. Aún así, no estaba seguro de cuánto tiempo les acompañaría en casa hasta que pudiera volver con los suyos, porque podía ver que no estaba demasiado emocionada por acompañarlo, o al menos no lo dejaba ver. De todas formas le ofrecería lo que tenían para comer, y quizás podría mostrarle los alrededores de Kisca, si es que no tenía mucha prisa. Pero, ¡Qué ideas! Si era lo mismo que hacía cada vez que Laura venía a visitarlo... Era su única amiga, así que pocas ideas tenía para pasar el rato que no fueran las mismas que con ella. Además, antes tenía que averiguar si es que le molestaba incluso, porque si prefería estar sola en la cabaña, no le molestaría. Seguía siendo emocionante tener visitas, pero no era excusa para ir persiguiéndolas por la casa.

Era una cabaña de madera dividida en dos partes, la tienda y el hogar en sí, donde lo más llamativo qur había era el calor y luz del fuego, que iluminaba una mesa y unas cuantas sillas, cinco exactamente. El padre de Aran se sentó en una, invitando a la mujer hacer lo mismo. Había algo de pan en la mesa, pero aparte de eso, quien era la madre del chico, una mujer de rasgos finos y cabello corto hasta la nuca, trajo algo de carne a la chimenea. Aran sonrió y se acercó al fuego, logrando ver como apenas comenzaba a cocinarse un ave de buen tamaño.- Es el pato del mercado. Pregunté y me hicieron una oferta. -le sonrió ella, mirando además a su invitada con ojos curiosos. Parecía incapaz de decir mucho, aunque se abrió un poco más notar su hambre, pues su hijo sonrió ampliamente.

 - Se llama Eto. -dijo Aran, quien parecía haber recordado recién ese detalle. Era un poco torpe con los saludos y a la hora de recordar nombres. Era algo que ya tenía acostumbrada a su familia, pues a nadie le importó demasiado.

-¿Se te ofrece algo? -preguntó su madre, también con una sonrisa. A diferencia del padre, ella parecía sonreír mucho menos a los extraños. Aún así intentaba ser tan amable como podía, por ser quien había traído su hijo.- Puedes tomar pan, el pato tardará. -acabó por decir, marchándose a la mesa, donde estaba sentado su marido.

Aran la siguió por inercia, tomando un trozo de pan y llevándoselo a la boca sin hacer ni un solo ruido al masticar. Eran todos muy callados, aburridos quizá, pero dejaban traspasar la calma que generaba la lluvia. Fue el hombre mayor quien rompió el silencio antes.- ¿Volverás a salir? Si tienes mucha prisa no quisiera detenerte. -él no creía que verdaderamente estuviera perdida, y pretendía por eso descubrir cómo había llegado allí y qué planeaba hacer. No iba a presionarla, sino que esperaba paciente a que hablara por su cuenta. Se notaba que no le molestaba en absoluto tener visitas, aunque sí era sorprendente que la hubiera traído su hijo y no hubiera llegado por su cuenta.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Concoction [3]
Jabalina [3]
Lanza de acero [3]
Dagas de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
710


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] [Flashback] La más simple bienvenida [Priv. Etoile]

Mensaje por Etoile el Lun Feb 12, 2018 6:05 pm

Se quedó en silencio observando nada más, si bien no se negó a la invitación que el padre del niño le hacía, tampoco acepto. Se quedó de pie, a un lado de la mesa, con la espalda recta y sus ojos fijos en el fuego que ardia.

- ¡Ah! –chillo de pronto , en cuanto escucho al jovencito pronunciar su nombre-  ¡S- si me llamo Eto, me disculpo por la intromisión! –  se apuró a presentarse la laguz, dando una pronunciada reverencia.

Ver la carne sobre el fuego no la animo, pensó  en conformarse únicamente con el pan. Observo el ave cocerse en el fuego por algunos segundos y rápidamente observo el pan sobre la mesa. Las preguntas del mayor la tomaron por sorpresa, guio despacio y temerosa su mirada hasta el rostro ajeno, alternando la vista entre este y el suelo – B-bueno –murmuro pellizcándose los dedos  ¿Ser sincera o mentir? que gran dilema.

Tenía la impresión de que la excusa de haberse perdido no era muy convincente, aunque la misma fuera cierta hasta cierto punto –  yo… -torció los labios y ladeo el rostro ligeramente, mientras veía en otra dirección. Temerosa por lo que pudiera suceder  Etoile se arriesgó a mostrarle al hombre, lo que se escondía tras la enorme capa sobre sus hombros. Fue rápido, con sus dedillos rozo la tela, moviéndola un poco para que el plumaje de sus alas se viera – C-claramente no estoy perdida del todo – susurro – P-pero  co-como me gustaría estarlo – agrego viéndolo nuevamente con sus orbes azules.

Aguardo en silencio a que el padre del peliverde dijera alguna cosa, fuese bueno o malo se resignó a afrontar las consecuencias de lo que, hacia pocos minutos, había hecho. Mientras esperaba se acercó a la mesa, moverse con toda esa ropa empapada era incomodo pero el hambre era mucho más grande – Con permiso – y así, estirando uno de sus brazos, se hizo de una rebanada de pan a la que le dio un pequeño mordisco. Pese a ser simple pan, supo a gloria en su paladar, le dio rápidos bocados calmando su fatiga.

Sus delgados brazos, así como toda ella, temblaban de vez en cuando a causa del frio que le provocaba el no deshacerse de su ropa húmeda. y es que pensaba que no era buena idea hacerlo, aunque el mayor estuviera al tanto ya de su verdadera naturaleza.  Se sentía más segura así, pero era un hecho que terminaría enfermando si no se apuraba a cambiarse.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Heron

Cargo :
Esclava

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
875


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] [Flashback] La más simple bienvenida [Priv. Etoile]

Mensaje por Aran el Miér Feb 14, 2018 1:06 pm

Comían tranquilamente, el padre de la familia observando a todos concalma mientras esperaba la respuesta de la chica. Fue entonces que vio aquello que ocultaba tras su capa, cosa que nadie notó excepto por él. Eran plumas, y ella se las había mostrado de forma intencional. El hombre pronto quiso creer lo contrario a lo primero que había cruzado su mente; que era una decoración de su ropa, otta capa, cualquier cosa. Pero no pudo ignorar lo que en verdad había deducido, que ella no era humana, por edo mismo ocultándolo de ellos. Sus ojos se abrieron, y su boca dejó de masticar. Su silencio no era inusual, pero sí su mirada, confundida y asustada. Inmóvil, hacia lo posible por no delatar lo que pensaba, respirando tranquilamente. Lo que cruzaba su mente entonces eran preguntas que lo aterraban. ¿Quién podría estar buscándola, para qué? ¿Por qué había aparecido en ese bosque, y por qué se había dejado guiar por su hijo? Conocía bien las historias de tráfico de sub-humanos, los precios exorbitantes que cargaban, y sobre la gente que estaba dispuesta a pagar por ellos. Aquella... mujer, tan solo por estar allí, podría traer problemas a su hogar, y si sucedía algo así, no había forma de que él pudiera defenderse si lo acusaban de ocultarla. Había supuesto todas estas cosas muy rápidamente, y podía estar equivocado... pero viendo a la desconocida comiendo en su mesa, no pudo sino sentir algo de culpa al ver su estado. Probablemente no imaginaba lo mismo que él, no se sentía en peligro, pero aún así tenía que hacerselo saber.

El hombre se levantó de la mesa y caminó hasta el lado de la invitada, donde esperó a que lo viera para hablarle.

- Por, favor, ven conmigo. -le pidió tranquilmente, aunque su voz rogaba que lo hiciera sin que preguntara por qué. Pero antes de que ella pudiera decirse cualquier cosa, su hijo lo interrumpió antes.

 - ¿Qué pasa? -preguntó Aran dejando también de comer, con unos ojos curiosos e inocentes. Como era su invitada, no podía ignorar cualquier cosa que hacía. Su madre lo miró, y después a su esposo, preguntándose la misma cosa pero en silencio.
 
 - Vamos a hablar una cosa importante, hijo, no te preocupes. -respondió él, mirando a su mujer para contestarle de la misma forma. Acto seguido cedió la mano a quien se había revelado como laguz, y la guió insistentemente hacia el frontis de la casa, que era su tienda, pero entonces se encontraba cerrada. Allí el mayor se quedó quieto, miró al suelo y finalmente se dirigió s ella, suspirando profundamente antes de hacerlo.
 
- Nos consideran extraños en nuestro propio pueblo. -comenzó a decir, sonriendo apenas.- Cuando la gente echa la culpa a los que son como tú por la matanza de ganado, o la muerte de cazadores, yo... siempre intervengo, aunque nadie me toma en serio. Todos me dicen que si viera a un enorme tigre atacar a mi familia, los odiaría igual. Pero... no puedo. -se quedó mirándola a los ojos. - ¿Escapaste de tus dueños? Porque si es así, yo no podré ayudarte... Tienes que volver con ellos, hoy, porque yo... -hacia su mejor esfuerzo para evitar que su voz se quebrara. Miro hacia atrás, a a la puerta, a su familia, para un segundo después volver la vista a la mujer, respirando hondamente para recobrar su compostura.- Siéntate al lado del fuego, y preocúpate de no enfermarte, ¿sí? Mi hijo no querrá ver que no pudo cuidarte. -dicho esto la dejó a solas y regresó a la mesa, fingiendo que nada que aquello había ocurrido. Pero sus palabras habían sido sinceras y verdaderas, y se notaba que le costaba bastante mantener su calma frente a quienes quería.

Cuando Aran volvió a ver a Eto, saltó inmediatamente hacia ella. Mientras que ellos hablaban, él había ido a buscar una capa nueva y seca, y la había dejado cerca del fuego para que se calentara. Se le acercó con esta y se la ofreció con una sonrisa.- Dicen que si dejas la que ya tienes, puedes ponerte esta y te la puedes llevar. Estás muy mojada. -le dijo preocupado.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Concoction [3]
Jabalina [3]
Lanza de acero [3]
Dagas de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
710


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] [Flashback] La más simple bienvenida [Priv. Etoile]

Mensaje por Etoile el Jue Mar 22, 2018 9:11 pm

Lo supo en cuanto se levantó de la mesa y le invito apartarse de la misma, para que nadie más fuera testigo de lo que dirían. Pudo ver el nerviosismo apoderarse del sujeto "No soy la única temerosa aquí" apretó los labios y entrelazo los dedos de ambas manos entre si ¿Qué respuesta podía darle? siguió con la mirada la ajena, allí donde la esposa y el pequeño de cabellos verdes se encontraban.

No quería causarles inconvenientes, esa nunca había sido su intención, sin embargo ahí estaba...siendo un huésped no deseado - Y-yo..- apretó la mandíbula y se obligó a hablar - No se preocupe, n-no planeo causarle problemas, le agradezco por abrir las puertas de su casa a una completa extraña - sonrió tímidamente la joven garza que sintió un nudo en la garganta que por poco la interrumpe al hablar. Se quedó de pie y sola por algunos minutos, después de que el mayor se alejara,  medito por largo tiempo lo que debiera hacer y realmente siempre llegaba a la misma conclusión. quiso salir corriendo de la caza y perderse nuevamente en el bosquecillo  "No, no puedo" pero no puedo hacerlo, apenas y giro el rostro para observar al niñito que sonriente caminaba por ahí "Como podría irme sin decir nada..." sonrío sutilmente y suspiro encogiéndose de hombros.

Fue entonces que Aran y su voz infantil estuvieron de vuelta, esta vez le ofrecía una enorme capa tan grande como la que tenía sobre sus hombros – Muchas gracias, Aran – estiro sus brazos y tomo la prenda entre sus manos, contemplándola con detenimiento. Espero a que el chiquillo se distrajera e hizo el cambio, dejo la humedecida capa sobre una de las sillas y se envolvió por completo con la nueva.

Tan reconfortante…

Etoile se acomodó cerca del fuego tras adelantar un par de pasos, entraría en calor y se iría tan pronto como le fuera posible pues no deseaba traer problemas a la familia no después de haber sido tan amables con ella. La joven llamo al jovencito haciéndole señas con sus manos y le invito a sentarse a su lado – Eres un niño especial – le susurro en cuanto estuvo cerca – Tu amabilidad es un gran don, no lo pierdas – hizo una pequeña pausa-  Sin embargo…-le vio de reojo, luciendo resignada al imaginarse la respuesta  que obtendría – Intenta no traer extraños a casa ¿si? – tras aquellas palabras poso una de sus manos en la cabecita del niño y lo despeino en un gesto cariñoso

- Crece y conviértete en una gran persona -
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Heron

Cargo :
Esclava

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
875


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] [Flashback] La más simple bienvenida [Priv. Etoile]

Mensaje por Aran el Miér Abr 25, 2018 12:44 am

El joven, después de cederle la capa a su especial invitada, giró la cabeza un segundo y se quedó observando a su padre por si notaba alguna reacción extraña en él. No percibió nada en realidad, aunque tuviera la sensación de que estuviera quizás preocupado por algo. Cuando volteó de nuevo, la chica ya se había cambiado y ya estaba junto al fuego apropiándose de su calor. Le llamó a él, y como no debía descuidarla, se acercó inmediatamente a ver qué le quería decir. No tenía idea de que entonces ella ya estaba por marcharse de su hogar.

A Aran no le costaba percibir las actitudes ajenas, aunque a menudo solía guardarse para sí mismo sus observaciones, por no ser descortés o creerlas incorrectas. Pudo entonces entender que el tono sensible de la mujer indicaba que esa era su despedida, una muy pronta, de la cual no comprendía la prisa. Bajó la vista cuando le pidió aquel detalle, aunque sonriendo tras la sombra que le producía la luz del fuego. El chico era bastante predecible, era verdad que, si se volviera a presentar una oportunidad como aquella, no dudaría en prestar su mano a una persona de la cual no conocía ni el nombre.- bueno, bueno sí... -dijo, rascándose el cabello antes de que Eto se lo despeinara. No es que lo tuviera muy cuidado, todo lo contrario, así que apenas y reaccionó cuando se lo tocó. Mejor dicho, estaba ensimismado en el sentimiento que su ida le causaba, no pudiendo entender bien la razón. Quizá era que simplemente no le había mostrado nada, ni siquiera el taller de su padre, y apenas había alcanzado ella a comer algo de pan. Pero supuso que nada tenía que hacer al respecto, tan solo dejar que se marchara.- ¿No volverás nunca? Ni siquiera viste el pueblo...-susurró un poco de mala gana, pero corrigiéndose inmediatamente con un tono mucho más positivo.-pero está bien si no. Seguramente sí eres de muy lejos, y nuestro pueblo no lo visita nadie. -Aran lo comprendía bien.

El chico se puso de pie y dio unos saltitos a la puerta, quitando rápidamente los cerrojos para que ella pudiera salir, incluso si ella no le había dicho que debía, o siquiera que tenía que irse ese mismo instante. Entreabrió apenas un poco para que no pasar mucho frío, y se quedó allí esperando a que ella se marchara. Su padre se había quedado hablando a bajo volumen con su madre por allá atrás, por lo que seguramente ellos no se despedirían. No importaba, no era invitada de ellos, así que podían estar tranquilos si no decían nada. El chico respiró hondo, mirando el rostro de Eto atentamente.

 - Yo te pido que, por favor, no te vuelvas a perder, ¿sí? -pidió Aran entonces,  sonriendo aún con timidez. Se sentía un poco extraño pedirle algo a un adulto, ya que no tenía manera de exigirle nada, pero si ella podía pedirle un par de cosas, no tenía nada de malo que él también.- y... Gracias. - ¿Por qué? Pues, por alegrarle la tarde, y decirle tantas cosas buenas. No supo expresarlo, pero por ello sentía que todo lo que había hecho había sido suficiente.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Halberdier

Cargo :
Soldado de Begnion

Autoridad :

Inventario :
Concoction [3]
Jabalina [3]
Lanza de acero [3]
Dagas de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
.

Support :
Mulitia

Especialización :

Experiencia :

Gold :
710


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] [Flashback] La más simple bienvenida [Priv. Etoile]

Mensaje por Etoile el Lun Abr 30, 2018 10:52 pm

Supo inmediatamente que sería una petición difícil de cumplir sin embargo solo sonrió, lo siguió con la mirada y así como a cada una de sus acciones, se trataba de un niño muy bueno. Se levantó de su lugar en cuanto el de cabellos verdes lo hizo y se encamino hasta la puerta una vez los cerrojos ya no estaban. Le dio un último vistazo al acogedor hogar del pequeño y entonces cruzo el umbral de la puerta, donde el frío volvió a calarle hasta los huesos y la lluvia que aunque leve, caía nuevamente sobre su cuerpo.

- Que no vuelva a per... -dejo escapar una risilla un tanto nerviosa, que un niño se preocupara de ella resultaba conmovedor y vergonzoso también - Claro, te lo prometo - le sonrió de vuelta, abrigándose mejor con la enorme capa que había recibido de parte de su familia.

- y... Gracias. -

Etoile observo sorprendida al menor y negó suavemente - No, no, Gracias a ti - le murmuro poco después, observándolo con mucho cuidado, estaba segura que se convertiría en una gran persona, estaba convencida de ello. Fue entonces que estiro su mano y nuevamente la poso sobre la cabeza del menor - Cuando seas mayor  y nos encontremos otra vez, asegúrate de contarme todo lo que has hecho – le sonrió amablemente y lo despeino. Luego de eso se alejó despacio, no sin antes despedirse lo suficiente y obligarse a partir  rápidamente.  Era fácil encariñarse de alguien como él, su inocencia era sin duda un encanto, sin embargo sabía que de haberse quedado por más tiempo le hubiera ocasionado problemas a la familia.

Cuando estuvo lo suficientemente lejos, le dio un último vistazo a la casa que le había acogido por corto tiempo y desde la distancia agradeció por todo.

No habría pasado mucho tiempo, y se encontró con las guardias que cuidaban a su señor y su corto paseo termino más pronto de lo que hubiera esperado.

------------
Off: ¡Muchas gracias por el rol!
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Heron

Cargo :
Esclava

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
875


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] [Flashback] La más simple bienvenida [Priv. Etoile]

Mensaje por Eliwood el Dom Jun 10, 2018 3:12 pm

Tema cerrado. 50G a cada participante. +25G adicionales a Aran.

Etoile obtiene +1 EXP.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3245


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] [Flashback] La más simple bienvenida [Priv. Etoile]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.