Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Salkhi el Jue Sep 28, 2017 6:24 pm

Para muchas personas, el atardecer, era el mejor momento del día. Un espacio de tiempo donde se podía apreciar la belleza del mundo en todo su esplendor, con las sombras de todo lo que hubiera en tierra alargadas sobre el suelo, dando un aire de misticismo y magia a ciudades y bosques por igual, mientras que el color anaranjado que el cielo tomaba otorgaba a la bóveda celeste magia y misterio por igual, haciendo que los soñadores se atrevieran a imaginar la figura de un dragón sobrevolándoles mientras abrasadoras llaman escapaban de sus fauces, imitando con ello el color que se convertiría en minutos en oscuridad salpicada de brillantes luces parpadeando con intensidad hasta donde el horizonte hacía que cielo y tierra se besaran en una suave  línea infinita.

Para Salkhi, sin embargo, el atardecer solo era otro momento del día.

El nómada caminaba por uno de los muchos bosques de Lycia con precaución, armado con su arco encordado en la mano izquierda y la derecha extendida hacia el frente, apartando las ramas que se ponían en el centro exacto de su rostro y bloqueaban su vista, realizando dicho gesto con una silenciosa suavidad que solo se podía conseguir con años de experiencia moviéndose entre árboles y realizando aquel gesto. Y aunque en su caso hubiera vivido la mayor parte de su vida entre los verdes prados de Sacae, cazar en los bosques fronterizos con Bern, Lycia y Etruria era una actividad que había realizado en numerosas ocasiones, siendo ya un experto en moverse en silencio por la foresta, con un cuidadoso andar en el que las ramas no crujían bajo su peso y delicados movimientos que no dejaban rastro de su recorrido al ojo sin experiencia en verlo.

En aquel día, sin embargo, el arquero no estaba de caza en la frontera, sino que su localización era una alejada de la misma. Salkhi se encontraba en el interior de la liga de Lycia, concretamente en el ducado de Pherae, aprovechando que su viaje por Bern le había dejado cerca del territorio occidental y la fuerte presencia de emergidos en la frontera con Sacae, lo que le había facilitado tomar aquel desvió y aprovecharlo, ya que la ocasión se le había presentado, para conseguir algo de dinero extra cazando piezas de gran tamaño en un territorio libre de la peste que eran los seres de ojos rojos, con los cuales no había tropezado en momento alguno desde que había puesto sus pies en la liga. Si era así como se veía un territorio libre de emergidos, el arquero se había jurado llevar aquella seguridad a la eterna pradera.

La susodicha caza, por desgracia, aún no había dado resultado alguno al arquero, quien se encontraba en su tercer día de búsqueda y empezaba a pensar que las grandes presas se encontraban tal vez en los páramos del ducado en lugar de los bosques, pues hasta el momento no solo la presencia de los salvajes animales parecía esconderse a sus ojos y oídos, sino que todo lo que había visto, y cazado mediante trampas, eran presas pequeñas como zorros o conejos, nada por lo que pudiera obtener una recompensa económica decente en la carnicería del pueblo más cercano. Un suspiro escapó de sus labios cuando su mirada se alzó a los cielos, contemplando la anaranjada bóveda celeste en la que se podía ver ya la figura de una luna llena: Aquella sería una noche iluminada, perfecta para cazar manadas dormidas en caso de que encontrara el rastro de una.

La fortuna finalmente le sonrió cuando, tras varios minutos de seguir caminando entre los árboles, sus ojos captaron al fin la señal que llevaba días buscando: Pelaje marrón atrapado entre las ramas de un arbusto, hojas mordisqueadas y tierra removida bajo numerosas pezuñas, señales que indicaban a una sola cosa en la mente del cazador. “Ciervos”. Con impulso renovado, Salkhi cambió su rumbo y comenzó a caminar siguiendo las huellas de los herbívoros, a sabiendas de que si conseguía dar con ellos durante la noche, a la mañana siguiente podría sentir el peso del oro en su monedero una vez mas.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Hacha arrojadiza [3]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
115


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Nils el Sáb Sep 30, 2017 8:32 pm

Había recobrado su forma humana por fin, pero siendo franco consigo mismo distaba mucho de sentirse bien. Después de su encuentro con la garza y su "amigo" el mago había pasado un par de días en su forma verdadera, dejando que el cansancio por fin le ayudase a recobrar su pequeña y frágil forma humana…. el dragón dormía de nuevo pero, por cuanto tiempo ahora que se había librado al fin de las cadenas que el niño le había puesto a lo largo de tantos años?... a estas alturas su vida se tornaba en una constante pesadilla de la cual deseaba desesperadamente despertar, mas no podía perder las esperanzas, debería intentar llegar con su apreciado amigo Eliwood esperando que entendiese la situación, de volver a ser estrechado fuertemente entre sus brazos, de volver a ver su sonrisa. Esperaba que la campaña de Altea hubiese ido bien, que estuviese vivo, sano y entero.

Estaba exhausto, hambriento y con el espíritu quebrantado pero seguía avanzando paso a paso, alejándose poco a poco del rio en el que antes había estado viajando a nado rápido. Llegando un punto en que el día llegaba a su fin el pobre niño se tumbo en la cercanía de un árbol, quedándose inmediatamente dormido debido al agotamiento; no parecía haber nadie cerca y estando en el estado en el que se encontraba su conciencia termino totalmente atrapada en un sueño muy profundo. Si bien las cercanías de Pherae eran lugares seguros gracias a la estricta vigilancia de los soldados los bosques no lo eran tanto pues algunos bandidos refugiados de las tierras infestadas de emergidos comenzaban a hacer sus cubiles para ir atacando a las caravanas mercantes. Fue en uno de los rondines que realizaba uno de estos despreciables criminales que encontró al niño agotado tomando su descanso bajo un árbol, no necesito observar mucho para notar que las facciones del chiquillo eran atractivas y portaba un inusual color de cabello cian, el bandido se froto las manos al notar igualmente sus maltratadas pero no por eso llamativas ropas de satín pertenecientes usualmente a familias adineradas. Por su forma llamativa de vestir y colores vivos saltaba a la vista que no era un noble si no un artista y uno que debía trabajar para alguien poderoso si iba tan ricamente vestido pese a que el traje haya visto mejores días; sabría hacer algo el mocoso y con ello podrían venderlo a un alto precio en algún mercado clandestino.

Los intentos por no despertar al niño por parte del ladrón no fueron necesarios pues tan agotado estaba el pobre que ni cuenta se dio de que lo estaban maniatando así también como sus pies, finalmente se lo hecho al hombro y lo llevo a un campamento no muy lejos de allí. Nils permaneció desvanecido hasta que el golpe propinado por aquel rufián que le arrojo directamente al piso le saco de su ensueño, sus heridas más graves estaban curadas gracias a cierta garza y cierto mago pero aun estaba adolorido, no totalmente recuperado. Al verse atado y rodeado de la peor calaña posible el pobre chiquillo sintio como se le crespaban los nervios por lo que soltó un grito horrorizado pidiendo ayuda, uno tan agudo que logro espantar a la manada de ciervos que de allí no estaba muy lejos, por supuesto momentos después fue acallado con una mordaza. No estaba en condiciones de usar sus elaboradas artimañas ni tampoco para negociar, en ese momento no era diferente a un chiquillo asustado como cualquier otro en su posición.

El pobre jovencito temblaba de miedo pues en ese estado difícilmente podía usar sus poderes de bardo para que le dejasen ir, su instrumento estaba roto y, con el, cualquier posibilidad de salir ileso y campante como solía hacerlo…. se sentía indefenso, aturdido y aterrorizado al ver el fuego de la fogata tan alto pues hasta hace tan solo un par de semanas le estuvieron torturando con fuego en una fortaleza de Bern.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Kunais de bronce [3]
Gota de veneno [1]
Dragonstone [3]
.
.

Support :
Eliwood
Ninian

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1894


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Salkhi el Jue Oct 05, 2017 5:07 pm

Cualquier cazador novato, o intento de ello, podría saber con solo ver el rastro dejado por un habitante del bosque que clase de inquilino era, pues cada animal tiene una huella característica fácil de reconocer y memorizar para quien dedique tiempo a ello… Pero los cazadores expertos podían saber mucho más con una sola huella. La profundidad de la misma decía a los ojos del rastreador el peso de su objetivo de caza, la distancia entre las huellas el ritmo de avance, el tamaño que mostraban indicaba la edad de la presa, y el borde daba a entender el tiempo que había pasado entre que la pezuña se había posado en aquel lugar y el haber sido avistada por el cazador.

Por supuesto, mucha más información se podía sacar de las huellas dejadas por un animal, como si estaba herido, en cuyo caso habría una diferencia en la profundidad de las marcas dejadas, o si era macho o hembra, lo que se podía saber según diferencias en la estructura de la pezuña… Pero Salkhi solo necesitó fijarse en una sola huella para saber que ciervo debía cazar.

Acuclillado frente a la manada de herbívoros en reposo, el nómada tenía su mirada fija en una hembra embarazada, de cuya existencia había sabido al encontrar un conjunto de huellas más pesadas que las de otras ciervas, con una mayor profundidad en el hueco dejado en la removida tierra del bosque. El ejemplar en cuestión se encontraba a veinte pasos de distancia, tumbado en el suelo con las patas recogidas y rodeada por otras hembras de la manada, algo que complicaba el tiro ligeramente, aunque por suerte había conseguido llegar a un hueco entre los matorrales que le permitía ver con claridad el cuello del ejemplar en cuestión. Mientras tomaba una flecha de su carcaj, Salkhi comprobaba con su vista la posición de los machos, fácilmente detectables por su gran cornamenta, asegurándose de que estaba a la distancia suficiente como para no ser encontrado antes de tiempo, pues aunque el viento soplaba de cara, en cualquier momento podría dar la vuelta y arrastrar su propio olor hasta la manada, lo que provocaría una rápida estampida de huida que le dejaría sin presa.

Con la flecha ya en la mano, el rubio cargó el virote en la cuerda de su arco, comenzando a estirar la misma hasta que la tensión fue palpable entre sus dedos, parando en ese momento su respiración para apuntar con más facilidad al punto exacto en el que debía acertar, a la parte alta del cuello de la hembra. Una flecha incrustada en tal posición sería una herida letal por desangramiento, lo que le facilitaría acercarse a ella para rematarla por piedad una vez hubiera disparado. Pero bien sabía el nómada que hasta que no viera la punta de bronce incrustarse en la carne del animal no debía planear futuras acciones, por lo que vació la mente y se enfocó solo en la cierva embarazada, en el punto exacto del cuello en el que debía acertar…

Y entonces llegó el grito.

La fuerza del mismo alertó  a los ciervos al completo, quienes alzaron sus cabezas y orejas en un primer momento, para luego salir corriendo a alta velocidad en la dirección contraria a la del origen del sonido, dejando en su antiguo lugar de descanso heces y tierra removida solamente… Y a Salkhi a pocos pasos del mismo, quien bajaba su arco con lentitud y dirigía su mirada hacia el lugar de donde había provenido la voz. No era muy difícil imaginar la causa del mismo, pues no mucha gente grita de dolor y pánico a una hora tan cercana a la noche, menos aun cuando no había sonidos a su alrededor, como el rugir de los emergidos o el aullido de una manada de lobos en cacería. Y no solo eso, sino el alto tono del mismo.

Con el ceño fruncido, el nómada comenzó a caminar en la dirección de la que había venido el grito, llegando tras un par de minutos al borde de un claro del bosque en el que podía ver una hoguera de tamaño medio, rodeada por varios hombres de aspecto desaliñado y desatendido… Y a no más de cinco pies del fuego, a un niño de pelo celeste amordazado y maniatado. La situación no debía ser explicada para entender que sucedía, pero eso no hizo que el cazador quisiera salvar al chaval en ese mismo momento. Lo que hizo fue, más bien, mirar a sus alrededores en busca de posibles guardias,  comprobar que todos los secuestradores estaban dentro del alcance de sus flechas y asegurarse de que se encontraba en una posición segura, a salvo de los ojos de los hombres y mujeres que habían privado de su libertad al infante con oscuros propósitos, muy probablemente relacionados con el ámbito monetario… La mente de Salkhi estaba segura en que no iba a dejar salir a uno solo de aquellos criminales salir con vida del bosque, pero debía esperar al momento perfecto para atacarles aunque eso pusiera en riesgo la identidad del joven raptado.
_____________________________________________
Skill activada:
Camuflaje - Permite al arquero utilizar alguna cualidad del terreno para ocultarse, sea colinas nevadas, montañas, hierbas, arbustos, muros o trincheras; desde allí puede disparar sin recibir contraataques. Mientras permanezca en su camuflaje no será notado por la extensión de tiempo que desee, sin embargo, desde el momento en que lance su primer disparo sí podrá ser detectado.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Hacha arrojadiza [3]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
115


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Nils el Jue Oct 12, 2017 1:54 pm

No había demasiado que pudiese hacer estando maniatado, asustado y por sobre todo aun bastante cansado, pareciera que sus desventuras no tenían fin y no tenía un solo día de descanso. Sus ojos se cristalizaron un poco al recordar el castillo de Pherae, al gentil marques que cuidaba de él, a los sirvientes del castillo y a la buena gente de la ciudad que lo rodeaba preguntándose si volvería a verlos, si podría volver a reír despreocupadamente a su lado, de hacer algunas travesuras incluso y ser reprendido en caso de que le atrapasen. Entre pensamiento y pensamiento no pudo evitar darse cuenta de lo frágil y dependiente que se había vuelto de otros, lo normal para él era salir de ese tipo de situaciones por su propia mano y así lo había hecho por años, que cambio entonces ahora?.

Si lo pensaba un poco, puede que la amabilidad de aquellas personas lo hubiese hecho blando y menos independiente y, ahora, de cara a una situación como aquella se veía totalmente impotente de actuar casi como si esperase que alguien lo ayudase. La mirada carmín del niño se afilo entonces, intentando llenarse con toda la determinación posible para enfriar su cabeza y calmar los temblores que el miedo provoco en su cuerpo. Intento pensar fríamente en alguna forma en la que los bandidos pudiesen dejarlo ir mas su preciada flauta estaba rota y tampoco es como si pudiese tocar nada estando amordazado e inmovilizado…. quedaba entonces solo una opción; tendría una oportunidad si se transformaba pero dando el caso no estaba seguro de cuánto tiempo se mantendría en aquella horrenda forma; aun así, parecía algo más viable que simplemente dejarse hacer por esa escoria.

"Pero como se supone que haga tal cosa?"

Pensó para sus adentros pues si bien había recuperado la capacidad de transformarse en un terrible dragón ciertamente no era algo que controlase por lo que no estaba del todo seguro acerca de cómo podría hacer uso de su arma más letal…. tampoco es que la idea le agradase demasiado. Sintió una gota de sudor fio a la par que miraba a su alrededor, intentando pensar en que hacer a partir de allí… si tan solo pudiese lograr que le quitasen la mordaza haría uso de su ágil lengua para salir de ello lo mas ileso posible aun que tampoco es que la idea le agradase demasiado. Sintió una gota de sudor fio a la par que miraba a su alrededor, intentando pensar en que hacer a partir de allí… si tan solo pudiese lograr que le quitasen la mordaza haría uso de su ágil lengua para salir de ello lo mas ileso posible. Para ello, hiso uso de todos sus dotes de actuación para fingir que se estaba ahogando con la mordaza, siendo lo bastante convincente como para que uno de los ladrones se la quitara por miedo de perder la mercancía que irían a vender.

- G-gracias…. pensé que no la contaba…. -

Declaro el chiquillo respirando pesadamente para darle credibilidad a su farsa del ahogo, retrocediendo un poco en cuanto el bandido estaba por ponérsela de nuevo, negando enérgicamente con la cabeza.

- No, está bien…. no gritare de nuevo, lo prometo!!, por favor no me ponga ese trapo de nuevo en la boca porque puede que no amanezca al día siguiente. -

Miro al bandido con sus suplicantes y grandes ojos carmines que resultaban adorables a la vista, por supuesto que no tenía su flauta pero aun podía sacarle provecho a algunas de sus habilidades. Las mujeres del grupo de bandidos se vieron especialmente afectadas por los encantos del joven bardo por lo que se las arreglaron para convencer a los otros que el niño era inofensivo y que no podrían escucharlo de todas maneras aun que gritara. Aun así, eso no evito que comenzaran a molestarlo pues saltaba a la vista que el niño era algún tipo de artista; sin muchas opciones y aun maniatado el pobre chiquillo se vio en la necesidad de comenzar a entretener a sus captores en pos de que no le hiciesen daño. La genialidad del chiquillo para contar bromas, historias e incluso para hacer caticos cortos embelesaron a más de uno, siendo incluso considerado el hecho de quedarse al niño en lugar de venderlo. Nils veía su situación algo complicada pero ganándose la simpatía de los ladrones quizá y hasta podrían soltarle dándole así una pequeña esperanza de escapar; sin embargo no fue el caso pues pese a que ya no se veían hostiles o indiferentes hacia el improvisado "espectáculo" del chiquillo había comenzado a atraer a todo el grupo cerca de la fogata solo para escucharlo.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Kunais de bronce [3]
Gota de veneno [1]
Dragonstone [3]
.
.

Support :
Eliwood
Ninian

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1894


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Salkhi el Lun Oct 16, 2017 5:31 pm

Si los ojos del nómada no le engañaban, y no solían hacerlo cuando este vigilaba una presa, el campamento de bandidos no debía de acoger a más de diez proscritos de la ley del marquesado, doce como mucho. No había más que una tienda de campaña a la vista, la cual debía pertenecer al líder del grupo, y por la zona había varios sacos de piel desperdigados por el suelo, ya fuera en parejas, grupos o solitarios. La zona exterior estaba vigilada solamente por un par de hombres armados con hachas, pero sus afilados utensilios de matanza estaban colgados de la cintura o en la espalda, lo que ralentizaría su tiempo de reacción violenta. El resto de forajidos estaban en sus sacos, durmiendo o conversando, o matando el tiempo de alguna forma, ya fuera afilando sus armas o sentándose junto al fuego en silencio.

De forma básica, un típico campamento de bandidos.

Con todos sus habitantes situados y localizados, sabiéndose a seguro de los vigilantes, Salkhi pasó a clavar sus ojos en la figura del infante de pelo celeste, al cual acababan de quitar la mordaza para que respirara con más facilidad, o tal vez para que les dijera alguna cosa en específico, información concreta que buscaran y que les hubiera llevado a raptar al infante. El arquero no podía estar seguro de la razón, pues su oído no alcanzaba a escuchar lo que decían en el círculo que era el campamento. Pero fuera lo que fuera lo que el muchacho les estaba contando debía ser interesante, porque no solo captó la atención del hombre que acababa de quitarle el trozo de tela de esparto de la boca, sino que parecía estar atrayendo a todas las personas a su alrededor. En primer lugar fueron las mujeres jóvenes o en edad de ser madres, acogidas ellas por un probable sentimiento de maternidad o atracción hacia el joven. Pero luego fueron acercándose los demás bandidos de la comuna, hasta el punto de que todos aquellos que hasta hacía poco descansaban habían abandonado su cómoda posición para poder estar atentos a lo que fuera que dijera el joven. El nómada podía escuchar risas y aplausos pero  no palabras, y lo mismo debía pasar a los vigilantes del perímetro, pues estos empezaban a girar la cabeza de forma constante para ver que estaba sucediendo a sus espaldas que generaba una reacción tan positiva.

La magia de aquella situación se rompió de forma inesperada para todos cuando una voz bramó de forma incomprensible, al menos para el rubio cazador, desde el interior de la única tienda del claro. Pocos segundos después las telas de entrada se agitaron y movieron, mostrando a la luz del fuego a un hombre de gran tamaño, ancho cuerpo y cuello de toro, con una melena naranja recogida en una larga trenza lejana a la perfección de tal estilo de pelo. Sus pasos eran lentos pero firmes, y su rostro mostraba no solo un enfado desmedido y poco razonable, sino también el tono rojo de aquel que ha bebido demasiado vino, cerveza o ambas pocas en muy poco tiempo.

Salkhi vigilaba sus movimientos con vehemencia, atento en todo momento a la posición de sus extremidades por si hacía alguna clase de gesto que pusiera en peligro la vida del infante secuestrado… El cual parecía ser el objetivo de su rabia, dado que avanzaba hacia el grupo de bandidos mientras señalaba al niño de pelo celeste y decía algo imposible de entender desde la distancia, pero que muy probablemente tuviera que ver con la reacción que había causado entre quienes le seguían, y el que esta hubiera impedido que el borracho jefe del grupo pudiera dormir.

El arquero sabía que la situación se estaba volviendo peligrosa a pasos agigantados, por lo que comenzó a prepararse para aquello que había decidido hacer en cuando supo lo que pasaba. Con sigilo y precaución, tomó tres flechas el carcaj que colgaba de su espalda y clavó dos en la tierra junto a él, teniendo así facilidad para agarrarlas en cuanto fuera necesario. La tercera fue directa a la cuerda del instrumento de caza, sin tensar la misma aún el nómada pero listo para hacerlo en cuanto fuera necesario. Sus ojos ya estaban clavados en la figura del obeso hombre, quien intentaba abrirse paso a golpes hasta el niño a pesar de los intentos de los demás forajidos de detenerle y hacerle entrar en razón, cosa difícil viendo el estado de embriaguez en el que se encontraba.

La situación tardo poco más en descontrolarse. Salkhi vio como el hombre se llevaba una mano a la cintura y aparecía luego un reflejo del fuego en el filo de un hacha afilada aunque sucia, y eso fue todo lo que necesitó para saber que no podía esperar más. Con la rapidez de quien había hecho tal gesto durante años, el arquero tensó la cuerda de su arma hasta la mejilla, casi tocando la oreja, y apuntó el virote de bronce hacia la cabeza del borracho, liberando el proyectil en cuanto tuvo el tiro claro. Sin detenerse a comprobar si su flecha había acertado, su mano se dirigió con rapidez a tomar una de las dos que había clavadas en el suelo, repitiendo la acción anterior pero apuntando al guarda más cercando, soltando una vez más la tensa cuerda y de nuevo, sin ver si su puntería había sido correcta, tomó la flecha junto a él y la colocó en posición, apuntando ahora al guarda más lejano en pos de terminar con las amenazas más inmediatas, para fijarse luego en los bandidos que estuvieran desconcertados por la rápida sucesión de flechas sobre ellos.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Hacha arrojadiza [3]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
115


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Nils el Miér Oct 18, 2017 1:56 pm

Todo iba a pedir de boca, una gota de sudor frio corrió por su cien cuando empezó a llamar más de la atención deseada…. aun así, si estaba teniendo tan buenas respuestas de su "publico" entonces seria más sencillo pedirles que lo desataran, incluso que le dejasen en libertad…. esas esperanzas se desvanecieron con el bramido de proveniente de la tienda del campamento; un hombre enorme y notoriamente de malas salió reclamando que le habían quitado el sueño y el responsable pagaría con su vida. Como era de esperarse todos señalaron al niño pues por mas que les agradara ninguno deseaba sufrir la ira de su jefe por  un chiquillo que solo parecía adorable; de todas maneras el ver como derramaban al pobre en el piso también era, a su ver, un acto digno de verse.

El pobre chiquillo intento retroceder aterrado pero su movilidad estaba sumamente limitada por las cuerdas en sus manos y pies. El pobre bardo entre el miedo que le imponía aquel enorme hombre con su hacha intento hablar para salvarse pero de su boca solo salieron balbuceos sin sentido. La mente del crio se puso en blanco mientras admiraba la enorme arma alzarse para darle muerte y su cuerpo comenzó a emanar un tenue brillo en el mismo momento que una flecha atravesaba la garganta del más grande; un brillo cegador inundo el lugar unos momentos y un rugido atronador hiso temblar el lugar entero.  El que las flechas fuesen disparadas contra su jefe y otros tantos de la compañía era el menor de sus problemas pues ahora había una enorme bestia de unos 3 metros de altura a la par que un frio sobrenatural emanaba de él.

- GRAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARRRRRG!!!!! -

Spoiler:

Sin darles tiempo de reaccionar el dragón le lanzo una mordida a uno de los presentes sin mirar siquiera a quien, despedazándole sin problemas debido a que la armadura de piel que tenía poco podía hacer para protegerlo de los afilados dientes del dragón, todos se quedaron paralizados unos momentos ante aquello siendo por fin el primer ladrón que intento huir quien llamo la atención de la enloquecida bestia. Abrió sus fauces y de ellas salió disparado un rallo color azul que al impactar contra su víctima comenzó a congelarlo, dejando una estatua de hielo en su lugar; los demás también intentaron escapar y aun que el dragón era torpe para moverse y no podía atacar a todos ciertamente parecía un gato "jugueteando" con un grupo de ratones. Algunos se escapaban de su vista pues los que intentaron atacarlo llamaron mas su atención, las armas de bronce revotaban en sus duras escamas como su fuesen armas de juguete y más tarde que pronto entendían que no podona hacer nada contra semejante bestia…. sin embargo y después de aterradores minutos el dragón de hielo volvió a brillar, retomando poco a poco su pequeña y frágil forma humana una vez más; el niño estaba exhausto y aun que aquel había sido un mero reflejo de pánico lo cierto es que quizá ya no podría transformarse hasta que descansara un poco.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Kunais de bronce [3]
Gota de veneno [1]
Dragonstone [3]
.
.

Support :
Eliwood
Ninian

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1894


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Salkhi el Jue Oct 19, 2017 4:12 pm

La primera flecha del arquero impactó en el grueso cuello del bandido, atravesándolo de nuca a nuez y dejando ver a quienes tuviera frente a él la afilada punta de bronce del virote. La segunda se clavó en el cráneo del vigilante más cercano, haciendo que cayera de forma instantánea al suelo a peso muerto, al igual que cae el saco de patatas que un granjero lanza a la parte trasera de su carro tras el día de recolección. La tercera se desvió y tocó su objetivo en el muslo del tercer bandido, haciendo que este cayera al suelo con un grito de dolor y tratara de largarse de allí cojeando lo más rápido que le permitía su ahora herida extremidad.

En cualquier otra ocasión, aquellos disparos habrían provocado una alerta general en el campamento, y todos sus habitantes se habrían levantado a toda velocidad con sus armas desenvainadas en pos de encontrar al atacante. En otro tipo de ocasión, Salkhi habría corrido hacia otro lugar de la arboleda para encontrar un nuevo sitio seguro desde el que disparar sin riesgo a ser encontrado por aquellos a quienes daba caza… Pero aquel no era un momento normal.
Aquel momento era lo opuesto a normal.

Durante unos segundos, justo en el momento en el que el cazador había disparado su tercera flecha, una luz cegadora había aparecido en el centro del claro, obligándolo a apartar la vista y cerrar los ojos a causa de la fuerte iluminación repentina. Y cuando esta desapareció, un poderoso rugido fue el que hizo que sus manos sintieran la necesidad de cubrir ambos oídos para no perder el sentido de la audición. Pero tal impulso fue negado en el preciso instante en el que los ojos del nómada descubrieron que había aparecido en el claro tras la poderosa luz blanca, y que era lo que originaba gritos de auténtico terror entre los bandidos.

Un dragón.

Los párpados de Salkhi estaban abiertos como platos, y su barbilla había caído de forma incontrolada. Su mente no terminaba de procesar lo que contemplaba, y sus rodillas temblaban tanto que terminó cayendo sobre las mismas sin perder de vista a la inmensa criatura celeste ni un segundo. Sus ojos se movieron con cada gesto del inmenso ser, captando cada golpe contra algún bandido, cada mordisco de sus fauces y cada congelador rayo que disparaba. Aquel ser no estaba atacando a los proscritos, sino que estaba jugando con ellos, los estaba masacrando sin piedad, de una forma que el cazador solo había visto cuando un depredador se tropezaba con una presa inferior a él. Era algo que había visto en la naturaleza, algo a lo que ya estaba acostumbrado… Pero en ese momento, contemplando por primera vez en su vida a un ser de leyenda, el rubio nómada experimentó el miedo por primera vez en años.

Los minutos que duró la aterradora escena pesaron como horas en su cuerpo, hasta que finalmente un nuevo estallido de luz bañó el lugar, obligándole a apartar la mirada si no quería perderla… Y mostrándole una escena muy diferente cuando abrió los ojos de nuevo. El claro estaba destrozado, con la tienda completamente destruida y el fuego esparcido en pequeños leños por todas partes, al igual que los restos de los bandidos que habían tratado de defenderse del dragón… Y en el lugar donde la colosal criatura había estado, donde minutos atrás se encontraba el grupo de criminales, el infante de pelo celeste había reaparecido por arte de magia.

El arquero necesitó varios minutos para recuperar su verticalidad, y algunos más para atreverse a dar el paso y entrar en el destrozado claro del bosque. A cada momento que sus pies avanzaban de forma vigilante, sus pupilas captaban un nuevo horror provocado por la ira del dragón. Cuerpos partidos por la mitad, rotos como muñecos de pajas tras ser usados mil veces, eran solo una fracción de lo que allí había. También estaban los cadáveres aplastados contra el suelo tras ser golpeados por las poderosas patas dela bestia, y las esculturas de hielo en las que habían quedado atrapadas los cuerpos de varios bandidos, encerrados en ellas hasta que apareciera un fuego lo suficientemente poderoso como para derretir tal cosa.

Finalmente, el camino del cazador terminó junto al cuerpo del niño, y su mente no lo pensó dos veces cuando una cuarta flecha fue tomada del carcaj y posada en la cuerda del arco. Salkhi no estiró la misma ni apuntó la cabeza de bronce hacia el pequeño, pero se mantenía vigilante junto a la tendida figura infantil, observando los movimientos de su pecho al respirar y el gesto de agotamiento que su rostro había adoptado. ¿Cómo iba a fiarse a simple vista de algo como eso, de una criatura de la que solo había escuchado en historias y rumores? No hacía falta ser un genio para saber que el dragón y el niño debían de ser el mismo ser, pues la desaparición de uno había llevado a la aparición del otro. Pero el cazador quería estar seguro de ello, quería saber si los relatos que siempre había escuchado eran ciertos, si el infante de pelo celeste pertenecía a la raza que siempre había querido ver con sus propios ojos.

Por ello mismo hincó una rodilla junto al tembloroso muchacho, y dijo una sola palabra sin apartar la mirada de su cansada faz.

-… ¿Laguz?-
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Hacha arrojadiza [3]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
115


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Nils el Dom Oct 22, 2017 4:10 am

Aquello había pasado como si hubiese sido parte de un sueño, o más bien, una pesadilla. Nils recordaba vagamente lo que había pasado teniendo imágenes difusas y sonidos amortiguados como guía; el no era una criatura violenta pero tal como ocurrió cuando el Rey de Bern despertó a su verdadera forma parecía que su instinto actuaba por su cuenta convirtiéndolo en una bestia salvaje por el suficiente tiempo como para crear un panorama tan aterrador como aquel. El halito de hielo del joven dragón no solo había dejado unas cuantas estatuas humanas en el lugar sino que el lugar estaba anormalmente frio al grado que al respirar salía ese vapor característico de los climas fríos aun que el niño parecía incapaz de crear tal neblina con su respiración.

- C-creo… creo que si…. -

Respondió el chiquillo respirando agitado y sin fuerzas para moverse, tenía el cuerpo agarrotado no solo por el cansancio pues el adquirir su verdadera forma era algo a lo que no estaba acostumbrado. Por otro lado, Nils suponía que con "laguz" se refería a lo que era pues había escuchado a ciertos hombres alados mencionarla en un par de ocasiones y ya que probablemente el otro le había visto era inútil afirmar que era un niño humano común y corriente.

- Se me paso la mano…. un poquito, verdad? -

Comento el joven de ojos carmines ladeando ligeramente la cabeza para mirar un poco a su alrededor admirando el desastre que había creado, el chiquillo soltó un ligero suspiro sintiéndose culpable pero no tanto en realidad pues al final no solo le habían secuestrado sino que para colmo casi le mataban…. se consolaba pensando que el mundo sería un mejor lugar ahora sin esos bandidos rondando por los bosques.

- Te doy miedo?.... -

Los ojos carmines del chiquillo se centraron en los del arquero rubio, de alguna manera quería saber cómo le miraba un humano que le vio en su verdadera forma; Nils esperaba la reacción usual, miedo, odio, repulsión, todo aquello por que los mitos y cuentos no hablaban precisamente bien de su raza y aun que no le apuntaba directamente con la flecha que tenía en la mano el hecho de que sintiera la necesidad de sacarla ya era una mala señal a los criterios del bardo.

- Intentaste salvarme hace unos momentos…. la primera flecha, la vi…. gracias. -

Sentía de todos modos que tenía que ser agradecido para con él y ya que no podía defenderse de momento solo quedaba esperar para ver que pretendería hacer ese humano con él, uno que probablemente le tenía miedo y estaba armado. El chiquillo estaba asuntado y tumbaba pero intentaba que no se notara, cerró los ojos en un intento de no ver lo que seguiría, esperando sentir la flecha hundirse en su pecho o en su garganta…. los humanos odian a los dragones  y siempre habían tenido esa "linda" tendencia a quererlos asesinar en cuanto los descubrían pues algunos los pensaban como una plaga, otros como un trofeo y otros más retorcidos como "ingredientes" para conseguir la vida eterna; sea cual fuese Nils estaba seguro que no sería grato ni agradable pues a esas alturas poco y nada confiaba en la bondad de los humanos.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Kunais de bronce [3]
Gota de veneno [1]
Dragonstone [3]
.
.

Support :
Eliwood
Ninian

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1894


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Salkhi el Vie Oct 27, 2017 6:19 pm

La temblorosa voz del pequeño iba acompañada de un cuerpo igual de agitado y agotado, al igual que el de un corzo cuya pierna había sido herida y había quedado ya sin fuerzas para escapar. Pero no era una situación de escapatoria la que apreciaba el arquero en el infante, sino un agotamiento físico y mental extraordinario, aunque era incapaz de saber si esto era por la transformación que había sufrido poco tiempo atrás, o porque en su interior estaba librando una dura batalla contra aquello con lo que compartía cuerpo, y si la perdía regresaría a convertirse en la gigante bestia de aliento congelante y letal aura.

Pero lo que sí que sabía ya el nómada era el que las leyendas e historias que había escuchado eran reales. Los Laguz existían, y ante sus ojos tenía a uno que acababa de confirmárselo.

-No.- Salkhi negó levemente con su cabeza ante la pregunta del muchacho. Si, puede que lo que hubiera hecho fuera un destrozo, pero era algo justificado. Las personas que había a su alrededor ya sin vida, por una causa u otra, estaban así por haberle secuestrado, haber aceptado el mismo y, en un caso concreto, por intentar matarle. Lo que había sucedido allí era una masacre con todas las de la ley, pero también se daban masacres en la naturaleza cuando una manada atacaba por si sola a un solo animal, o un oso acababa con la vida de un campamento de cazadores. Lo sucedido estaba justificado a sus ojos, y quienes habían fallecido tratando de detener al dragón habían tenido el final que sus propios actos les habían otorgado.

La siguiente pregunta del niño fue esperada, sobre todo teniendo en cuenta que entre sus manos portaba un arco cargado con una flecha, al cual podía ser descargada con rapidez a cualquier punto vital de la anatomía del joven laguz. ¿Estaba asustado el arquero? Unos minutos atrás estaba aterrorizado, pero con el polvo de nuevo en el suelo y las ideas más claras, la racionalidad de la situación le hizo ver la situación de otro modo. -No. ¿Respeto? Si.- Todo cazador era peligroso aunque durmiera, y Salkhi había visto con su propia mano hasta donde llegaban las dotes del muchacho. Puede que estuviera débil y no fuera una amenaza directa, pero sin saber hasta dónde alcanzaban sus habilidades y fuerza habría sido una idiotez acercarse a él desarmado y con la guardia baja. Por eso mismo su arco no estaba guardado a pesar de la aparente debilidad y vulnerabilidad del infante, por precaución con respecto a su don.

Una negación de cabeza fue la siguiente respuesta que el nómada dio al agradecimiento recibido. No había nada que agradecer en sus acciones, pues no habían sido hechas con el propósito de recibir halagos ni ninguna clase de respuesta. Aquello era lo que él había deseado hacer y punto, nadie tenía que dar su opinión al respecto pues no era algo que le importara.

Lo que sí que le importaba, sin embargo, era el estado de forma y salud del joven. El agotamiento podía llevarle a enfermar a causa de cualquier agente indeterminado y aleatorio, y que hubiera pasado por aquella experiencia con éxito para luego caer a causa de un simple resfriado no era un futuro que a Salkhi le gustara para alguien tan joven. Aquel chico era fuerte aunque no lo aparentara, y por ello debía cuidar de él hasta el amanecer, al igual que dos lobos cuidan entre ellos cuando cazan en terrenos desconocidos. -Duerme. Yo vigilo.- Las breves palabras del nómada tenían un tono cercano al de una orden, pero sin la militar agresividad de las mismas. Era una indicación de lo que iba a pasar, y no una oferta de lo que podía suceder.

El cazador de pelo pajizo, efectivamente, quería que el pequeño durmiera para que se recuperara de la experiencia de ser secuestrado y de haberse transformado o pelear por no hacerlo de nuevo, la causa real no importaba demasiado al nómada… Pero también había un factor más personal en aquellas palabras. Por primera vez en su vida, Salkhi estaba sintiendo verdadera curiosidad hacia alguien, y no sabía bien como procesar aquel sentimiento que le urgía a indagar en quien era aquel niño-Laguz para saber más sobre él y la raza a la que pertenecía. Se sentía desconcertado y agobiado, y la mejor cura para ello sería pasar tiempo a solas, con solo el ruido del bosque a su alrededor y el de una hoguera si conseguía resucitar un fuego con las brasas del terreno.

Además, entre unas cosas y otras la noche ya había caído sobre Pherae, y una luna completamente circular vigilaba la escena desde su elevada posición.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Hacha arrojadiza [3]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
115


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Nils el Vie Oct 27, 2017 10:56 pm

- Ahhh…. aha…. ahahahaha….. -

El pobre crio, sin poner contenerlo soltó una corta y apagada risa, en todos sus años de vida esa era la primera vez que un humano le decía que no le temía si no que encima le respetaba. A criterios del chiquillo eso sonaba ridículo pero entendía que los seres humanos eran criaturas misteriosas después de todo, con personalidades a veces incomprensibles para una criatura como él.

- Menos mal entonces…. menos…. mal…. -

El chiquillo cayo profundamente dormido momentos después, no por lo dicho por aquel hombre rubio sino mas bien porque fue incapaz de mantenerse más tiempo despierto. El jovencito estaba tan agotado que durmió como hacía mucho tiempo no lo hacía, sin preocuparse de peligros exteriores aquel jovencito no era diferente de un niño normal estando sumido en un sueño profundo, respirando por la boca y haciendo ocasionalmente pequeños ruiditos al respirar. No se despertó si no hasta entrada la tarde cuando el sol estaba en su punto más alto y le molesto en los ojos, con el cuerpo aun dolorido pero con suficientes fuerzas para moverse el chiquillo se reincorporo lentamente, frotando sus ojos con unas de sus manos.

- Sigues aquí?.... cuantos días han pasado?.... huh... la cabeza aun me da vueltas. -

Lo cierto era que los de su especie en ocasiones podrían tener siestas muy largas cuando estaban heridos, algunas durando incluso años, para suerte del cazador y el chiquillo había pasado no más de un día. Miro el joven a su alrededor y sintió un nudo en el estomago recordando lo ocurrido la noche anterior, su rostro se puso mas pálido de lo que ya era y con sus ojos carmines se miro asustado ambas manos.

- De verdad yo hice todo esto?.... -

De noche, con poca luz y agotado no era realmente consiente de la masacre que había provocado, pero ahora estando en sus 5 sentidos e le hacia increíble que el humano rubio no le hubiese matado ya. El nunca deseo lastimar a nadie y al darse cuenta del poder destructivo que dormía en su interior su cuerpo volvió a temblar suavemente.

- Tu lo viste, no es así?.... me… sorprende que no me hubieses acomodado ya una flecha en la garganta después de eso. Puedo preguntar por qué? -

Y es que en realidad no lo entendía, había vivido mucho tiempo y, con excepciones que podía contar con una mano cualquier humano que le hubiese visto en ese momento le querría muerto o bien por lo menos lo tendría de camino, atado con lo que se tuviese a la mano, al mercado más cercano.

- Me llamo Nils…. por si quieres saberlo, claro. Ahora que te he dicho mi nombre es justo que me digas el tuyo. Te debo dos contando que te quedaste conmigo toda la noche y si me siento tan cómodo aquí significa que la temperatura de este lugar no ha de ser precisamente agradable para un humano -

Se sentía agradecido pese a todo, pues de no haber logrado transformarse estaba seguro que el quizá hubiese intentado salvarle pues aun recordaba la flecha disparada al troglodita del hacha. Se sentó sobre sus rodillas mirándole con una pequeña sonrisa y sus grandes ojos carmines, a primera vista y dejando de lado su exótico color de pelo y ojos parecía un niño común y corriente, un chiquillo de no más de 13 años que no lastimaría a una mosca.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Kunais de bronce [3]
Gota de veneno [1]
Dragonstone [3]
.
.

Support :
Eliwood
Ninian

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1894


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Salkhi el Mar Nov 14, 2017 8:35 pm

El muchacho no necesitó mas tiempo que el requerido para dejar escapar una cansada risa y unas pocas palabras para caer rendido ante el sueño y derrumbarse sobre la tierra con una suave respiración y tranquilidad en su rostro. Para él lo peor había pasado, pues había sido salvado de un destino incierto y tenía a alguien a su lado que se encargaría de cuidarle hasta que despertara. Pero la persona a su cargo no podía compartir ese fructífero momento de descanso, pues era en sus propios hombros en los que reposaba la tarea de responder a la tranquilidad del menor. Era él quien debía encargarse de que sus sueños infantiles no se rompieran en mil pedazos por no despertar nunca, y era él quien debía responder a la infantil confianza y seguridad de dormir a sabiendas de que al abrir los ojos sería otro día.

Lo primero que Salkhi hizo fue recoger todo trozo de madera disponible a su alrededor, y con ellos volver a dar vida a la hoguera que brillaba en el claro antes de que se desatara la ira del dragón, tarea que le llevó mucho mas de lo querido pero totalmente necesaria si quería sobrevivir a la noche. Lo siguiente fue colocar un par de trampas en el perímetro de la zona, siempre teniendo a su vista al pequeño de pelo azul por si durante su dormitar la bestia en su interior despertaba de nuevo. Y finalmente, el nómada se encargó de mover todos los cuerpos que pudo entre unos matorrales lejos de la hoguera. El gordo cadáver del líder bandido, aquellos que habían sido congelados y partes de los aplastados quedaron en el lugar, pero retirar algunas carcasas vacías de alma hizo que todo pareciera un poco menos caótico. Solo un poco.

Todas estas tareas llevaron al cazador un par de horas, y solo cuando todo acabó se dio el lujo de sentarse con ambas piernas cruzadas frente al fuego y junto al pequeño. Y aunque sus ojos estaban en el perímetro y sus oídos más allá del linde del claro, su mente estaba repleta de ideas que revoloteaban por su conciencia como pájaros en emigración. ¿Quién era en realidad aquel chico? ¿Eran todos los laguz igual de jóvenes? ¿De dónde venía? ¿Era el único de su raza? ¿Eran todas las historias que se contaban sobre ellos ciertas? ¿Cuántos años tenía en realidad? El silencio no existía en su interior, y la noche solo servía para hacer sus pensamientos más sonoros dentro de su cabeza. Por eso mismo había mandado al peliazul a dormir, porque necesitaba ese tiempo para serenarse tras descubrir que las historias que había escuchado eran reales, para encontrar una manera de recuperar la calma y así poder saber más sobre los dracónicos seres de leyenda que ahora formaban parte de la realidad.

Toda la noche y parte del amanecer fueron necesarios para llegar a tal punto, con sus caminares alrededor del claro y pausas para dar calma a sus naturales urgencias de vez en cuando. Pero cuando el cielo fue completamente azul claro una vez más, Salkhi pudo levantarse por fin con la cabeza despejada y sus dudas ordenadas. Pero con el chiquillo aun durmiendo estas debían esperar algo más para ser resueltas, por lo que el rubio dedicó su tiempo a repasar las trampas que había colocado durante la noche, vacías todas ellas, y para registrar la tienda del que una vez dirigió el campamento allí asentido, encontrando entre los escombros no solo ropa destrozada y madera aplastada, sino algunas monedas de oro, queso y cecina en un estado lo suficientemente bueno como para ser consumido.

Como si el olor de la carne seca hubiera provocado u efecto mágico en él, en niño de pelo celeste despertó poco después de que el arquero se sentara a su lado y diera un par de mordiscos a lo que iba a ser su desayuno, almuerzo, comida y merienda en uno, pues aquello era lo único que había en os alrededores para consumir a no ser que uno recurriera al canibalismo. -Casi uno.- Sus gestos demostraban que el sueño había sido profundo y reparador para su cuerpo y mente, algo necesario tras lo sucedido durante la noche… Pero su mirada vio por primera vez con claridad y sin miedo lo que había a su alrededor, y la realidad de los sucedido le golpeó con la fuerza suficiente como para despertarle. No había palabras para calmar su interior, y si las había no eran conocidas para el cazador, por lo que este se limitó a asentir con calma ante la retórica pregunta del infante.

Su siguiente pregunta, sin embargo, sí que requería de una respuesta verbal, y por desgracia no era una que pudiera ser resuelta con pocas palabras. Iba a ser necesario para el solitario joven hacer una de las cosas que menos le gustaban: Explicarse. -Primer laguz que conozco… Curiosidad.- Era una forma sencilla de decirlo, y no cubría la realidad absoluta que eran las causas de que no le hubiera matado durante su sueño a pesar del riesgo de que despertara convertido en un dragón de nuevo: Fascinación, respecto, curiosidad, desconocimiento, duda… Muchas palabras, muchas emociones, y Salkhi no sabía cómo explicarlas con solo su voz.

-…Salkhi.- El nombre del nómada no salió como las demás palabras que había dicho, sino que fue con un tono de voz leve, sin llegar a ser un susurro pero que requería de cierta atención para ser entendido. ¿La razón de ello? No le gustaba demasiado al rubio dar su nombre a otras personas, ni siquiera a niños que se lo habían dado primero. Solo había dicho como se llamaba a una persona de todo Sacae, y era alguien con quien había reñido y discutido, a su manera, antes de llegar al punto en el que decidió decírselo. Pero él se había presentado primero, y como Nils había dicho, no habría sido justo para él.

Con las presentaciones fuera de camino, sin embargo, el arquero tenía vía libre para comenzar a preguntar.

-Come.- Lo primero de todo fue ofrecer al chico un par de barras de cecina. No sabía si le gustarían ni si los laguz tenían carne en su dieta durante su forma humana, pero el queso estaba aún sin cortar, y no era el momento para distraerse sacando el cuchillo de desollar de su bota y cortar rodajas así porque sí. Su atención debía estar en otra cosa. -Tengo preguntas sobre Laguz.- Ni siquiera ofreció una negación al joven de pelo celeste, pues como él mismo había dicho eran dos las que le debía, y una de ellas iba a ser correspondida en ese mismo momento, le gustara o no.

-Los laguz… ¿Todos dragones? ¿Todos niños?- Sus piernas se cruzaron en el suelo y su torso se giró para quedar cara a cara con el muchacho, en vez de mirarle de lado como había estado haciendo desde que este se había despertado, siendo así más fácil para él mirar a Nils a sus rojas pupilas. -¿Cuánto vivís? ¿Voláis?- Las palabras fluían como un torrente salvaje entre sus labios, y por ello mismo empezaba a notar como su lengua se secaba de forma rápida y abrupta. Esto obligó al rubio a detenerse durante unos segundos, a cerrar sus ojos y a calmarse para así centrarse en la última que le quedaba, en la pregunta que más importancia había ganado en su cabeza cuando al fin se dio cuenta de lo que más necesitaba saber tras haber ordenado todo.

-¿Dónde hay más?-
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Hacha arrojadiza [3]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
115


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Nils el Miér Nov 15, 2017 2:16 am

Las respuestas del joven fueron…. escuetas, el niño sabia de sobra que había humanos que no gustaban de tener charlas muy extensas pero hasta ahora habían sido pocos con los que se había topado. No importaba realmente, le estaba agradecido y muy dispuesto a ayudarle en lo que le pidiera, aceptando casi de inmediato el trozo de cecina que le ofreció.

- Ohhh…. ya veo…. -

Respondió el chiquillo tranquilamente a la par que se daba el tiempo para morder un trozo de aquella carne seca y masticarlo, eran discretos pero lo cierto es que Nils tenía un par de colmillos lo bastante largos y afilados para cortar sin ningún tipo de problema la carne siendo aquella característica bastante útil para comer los peces que cazaba aun estando crudos. Su pregunta también había sido respondida, todas de hecho, y le pareció interesante el hecho de que la curiosidad hubiese motivado a ese humano por no matarle; varias preguntas vinieron después de sus labios y aun que no eran tan elocuentes como le hubiese gustado estaría mas que feliz de responderle según su entendimiento.

- Muy bien errrr…. Sally?.... hum…. respondiendo a tus preguntas; Hasta donde tengo entendido todos los dragones son laguz pero no todos los laguz son dragones hace poco conocí a un par de hombres con alas llamados…. como eran?, garzas creo. No todos son niños, no, no, los hombres de los que te hablo se veían como hombres adultos y al menos en el clan de los dragones de hielo solo mi hermana y yo éramos niños… bueno, nosotros y un amigo más que hicimos en el camino. Vivimos mucho tiempo, si, al menos los dragones… yo tendré aproximadamente…. hum…. -

En esta respuesta si tuvo que hacer una pequeña pausa pues hacía mucho tiempo que había dejado de contar su edad, era innecesario para él pues su cuerpo difícilmente presentaba cambios significativos con el paso del tiempo. Intento hacer memoria pero ningún numero le vino a la mente. Punto y aparte no había logrado escuchar con claridad el nombre contrario y aun si "Sally" le parecía un nombre poco adecuado para un varón el no era nadie para juzgarlo.

- No estoy seguro de que edad tengo exactamente, pero han de ser ya varios siglos. Cuanto hace que sucedió la época de la batida?, era yo un niño de brazos entonces…. si lo tomamos de base esa sería mi edad aproximada. -

Le sabia mal el no poderle dar datos más exactos cuando realmente le había ayudado bastante hasta ahora pero por más que intentaba ubicarse en la línea temporal humana le era una tarea complicada al no estar del todo seguro acerca de un comparativo adecuado.

- Los dragones de hielo no volamos, no tenemos alas como lo podrás haber visto pero somos las criaturas más veloces dentro del agua. Los dragones de fuego si tenían alas y volaban, muy alto, la fuerza de sus aleteos creaba fuertes corrientes de viento cuando estaban cerca del suelo. Ohhh, los hombres con alas que te digo que conocí también volaban aun que de forma más sutil y elegante…. como una garza, vaya. -

El chiquillo daba lo mejor de sí por explicarse, mordiendo ocasionalmente la cecina pues además de cansado estaba hambriento. La última pregunta si dudo un poco más en responderla pues por experiencia propia había aprendido que no había nada de bueno en revelarle a un humano sobre la ubicación de otros laguz y aun si su amigo garza le había dicho como llegar el chiquillo de ojos carmines no deseaba que otros acabaran muertos o cazados por abrir la boca de mas.

- Yo no…. n-no estoy seguro…. Al menos en Elibe dudo que haya más dragones…. Los humanos los exterminaron casi a todos. -

No era que no fuese agradecido, pero tampoco era tonto y cientos de años de tratar con humanos le habían dejado claro que nunca era buena idea bajar la guardia tan pronto, no le conocía y no sabía si solo le había dejado vivo para que le guiase a otros laguz para matarlos o capturarlos…. no era que conociese muchos igualmente y técnicamente no le mentía pues en Elibe no había visto a mas dragones y la garza que le ayudo tampoco era nativa de allí.

- No hablas mucho, verdad Sally?, vives por aquí?, sabes dónde puede haber un pueblo cerca? -

Igual tenía que ubicar donde estaba y que tan alejado se encontraba de Pherae, imaginaba que sacarle información seria un poco complicado pues no parecía ser muy conversador pero al menos lo intentaría.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Kunais de bronce [3]
Gota de veneno [1]
Dragonstone [3]
.
.

Support :
Eliwood
Ninian

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1894


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Salkhi el Lun Nov 20, 2017 4:55 pm

Poco importó al arquero que Nils no captara la correcta pronunciación de su nombre, dado que lo realmente importante para él era todo lo que el muchacho de pelo celeste dijo desde ese momento. De su boca comenzó a salir una abismal cantidad de información, una mucho mayor a la que podría haber obtenido por otros medios, y cada palabra que el Laguz decía era algo nuevo que aprendía el rubio cazador, un matiz más en el mundo y una nueva sorpresa con respecto a la raza que había abandonado el reino de las historias para pasar a la realidad, a caminar por la misma tierra y respirar el mismo aire que él.

Ya de primeras, el que hubiera criaturas Laguz mas allá de los dragones fue la primera gran sorpresa de Salkhi, pues solamente había oído hablar de dracónicos seres que poseían la capacidad de tomar forma humana, y no de otros con semejantes características como las “Garzas” que el pequeño mencionaba. El que hubiera adultos y niños no fue sorprendente para el rubio nómada, más la pausa que el joven tomó durante sus respuestas solo sirvió para hacer más efectiva la revelación de su aproximada edad. -¿…Batida?-  El ceño del arquero se frunció por sí solo en una muestra no de desconfianza ni de enfado, sino de reflexión y sorpresa. Las historias hablaban de que la guerra entre dragones y humanos había sucedido casi mil años atrás, y el que Nils dijera que en aquella época era prácticamente un recién nacido era difícil de asimilar en segundos, más aún cuando su aspecto era el de un joven de no más de 14 años como mucho.

La siguiente revelación del joven fue la existencia de diferentes Laguz dragón, al menos la de aquellos que eran capaces de lanzar fuego por sus fauces además de los que, como él, lanzaban hielo por las mismas, así como la capacidad de volar de los mismos y de las Garzas… Pero, la última pregunta, aquella que más interesaba al nómada, vio como respuesta una escueta afirmación, una evasiva a dar una respuesta clara, una indicación de que el continente en el que ambos se encontraban estaba muy probablemente ausente de seres de leyenda a causa de la antigua guerra contra los humanos.  Pero si con algo se quedó Salkhi fue con que Nils se refería a Elibe y solo Elibe, no había dicho en ningún momento que más allá de sus fronteras no hubiera Laguzes.

Antes de que pudiera asaltar al pequeño con preguntas una vez más, este se e adelantó con una información y dos interrogantes. Lo primero era clara realidad, una que no hacía falta responder siquiera… Pero lo segundo y tercero… Ambas cosas encendieron una vela en la mente del cazador, una que tal vez pudiera ayudarle a conseguir la información que necesitaba.

-¿Yo? Sacae.- El arquero cruzó sus brazos sobre su pecho, clavando su atención en el pequeño Laguz frente a él, entrando en silencio durante varios segundos mientras preparaba en su mente aquello que iba a hacer, aquello que iba a decir. ¿Cómo iba a reaccionar a sus palabras? ¿Se convertiría de nuevo si no obtenía lo que quería? La raza del niño y el mismo infante eran misterios para él, por lo que debía andarse con cuidado y pensar muy bien en que palabras usar… Y como. -Sé que ambos queremos… movernos.- En gesto típico para aquella clase de situaciones, Salkhi se mordió el interior de su labio, soltando así parte de la frustración que acarreaba el tener que dialogar con alguien por una razón u otra. -Yo indico poblado. Tú indicas Laguz… No Elibe, fuera.- El solitario nómada no despegó su mirada de Nils en ningún momento, atento a sus reacciones y movimientos tras la oferta de intercambiar información. Si todo salía bien y el pequeño colaboraba, podría marchar a la búsqueda de más criaturas como él de inmediato. Pero si no salía así, si el joven de cabello celeste y ojos rojos se dejaba llevar por su lado salvaje y se convertía de nuevo… Definitivamente, esa era una posibilidad que Salkhi prefería no afrontar.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Hacha arrojadiza [3]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
115


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Nils el Vie Nov 24, 2017 5:59 am

Nils puso un gesto pensativo ante las respuestas del joven pues si bien no es que disfrutarse de guardarse la información para sí mismo el niño era alguien cauto para con el trato con humanos, especialmente tratándose de temas delicados como lo era la ubicación de otros que como él no eran humanos.
 
- Me pones es un predicamento, Sally…. -
 
Comento el niño cruzándose también de brazos con gesto pensativo, enchuecando un poco la boca a la par que sus redondos ojos de un rojo brillante le miraban fijamente. Que podría decirle?, que debería hacer bajo esa situación?, le había ayudado si…. pero después de meditarlo un momento el chico llego a la conclusión de que no podía confiar en un humano, menos aun después de la terrible experiencia que ya había tenido en Bern.
 
- Lo siento, no sé donde pueda haber otros laguz incluso fuera de Elibe. Habrás de entender que nuestras razas han tenido sus…. diferencias y por ello activamente se esconden de los seres humanos. Francamente creo que es mejor así para ti, la mayoría de los dragones no sienten simpatía por ustedes o quizá, como yo, solo intentan vivir sus vidas tranquilamente y sin molestar a nadie. -
 
Se encogió de hombros, mintiendo con gran naturalidad respecto al tema de no saber donde podría haber mas laguz, después de todo tenia años de práctica mintiendo y ensayando falsedades que brotaban con naturalidad de su boca como si dijese la verdad.
 
- Pero enserio, Sally, para que querrías ver a otros dragones?, que puedes aprender de ellos que yo no pueda responderte?. Más vale faisán en mano que otro más gordo volando, es un dicho de Sacae, no?. -
 
Pese a que ya había estado en Sacae un par de veces ciertamente no sabía dónde estaba y el llegar a un pueblo cercano le ayudaría a ubicarse debidamente, sin embargo tenía que negociar con la información, una que pudiese proporcionarle de forma segura sin poner en peligro a otros y que resultara beneficioso para ambos.
 
- Podemos hablar todo lo que gustes de camino al pueblo, hay algunas cosas que si te puedo responder acerca de mi raza… o bien, puedes preguntarme lo que gustes ya que no pareces del tipo que le agrade eso de intercambiar palabras. Oh!, podría cantar si quieres o contarte alguna historia de camino!, después de todo más que dragón soy un bardo muy talentoso y humilde por sobre todo. -

Esperaba que eso ayudara a la situación pues aun si podría buscar el pueblo por si mismo seria más seguro tener a alguien de su lado, punto y aparte así se conocerían un poco mejor y entre pregunta y pregunta intentaría descubrir las intensiones del nómada rubio para con otros laguz.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Kunais de bronce [3]
Gota de veneno [1]
Dragonstone [3]
.
.

Support :
Eliwood
Ninian

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1894


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Salkhi el Jue Nov 30, 2017 10:07 am

Las palabras del pequeño laguz, algo que solo era en estatura, no sorprendieron para nada al arquero, que simplemente mantuvo su boca cerrada mientras Nils le explicaba que su raza se había separado por problemas entre ellos y que ahora vivían escondidos, ya fuera por querer vivir en paz o por aversión a los humanos. Y aquello era algo entendible para el nómada, pues él mismo era así. ¿No sería lo lógico actuar como a él le gustaba actuar, y simplemente dejar en tranquilidad a aquellos que querían vivir tranquilos? ¿Por qué iba a molestar a otros haciendo algo que a él mismo le molestaba? La razón dictaba que así debería ser, pero había un factor con el que no contaba, un inesperado invitado a la reunión que decidiría el plano a seguir.

La curiosidad, por primera vez, había aparecido en la mente de Salkhi.

Para alguien que había vivido en soledad y tranquilidad la mayor parte de su vida, manteniéndose alejado del mundo y sus habitantes lo máximo posible, sentir la necesidad de saber dónde encontrar a alguien, de saber más sobre algo, era extraño y hasta odioso. No le gustaba hablar con otras personas, no soportaba tener que escucharlas decir palabra tras palabra… Pero ahora quería escuchar cosas que no conocía, y quería saber a dónde ir para saber aún más de lo que el infante frente a él podía contarle. La falta de costumbre le hacía difícil pensar, y su determinación le irritaba de cierta manera. Pero con todo ello el solitario joven estaba dispuesto a saber la verdad, a conocer su próximo destino en aquel claro.

-No necesito poblado.- Negando con la cabeza, Salkhi trató no solo de dejar claro a Nils que no planeaba moverse de donde estaba, sino que también buscaba apartar la tormenta que se había formado en su mente. Necesitaba tranquilidad, necesitaba saber que iba a decir y cómo hacerlo. Por primera vez debía saber comunicarse a la perfección no para explicar algo, sino para preguntar algo en concreto, para conseguir una respuesta en específico, no vagas explicaciones ni evasivas. Aunque el aparente joven de pelo azul dijera la realidad y no supiera nada sobre su raza fuera de Elibe, el rubio necesitaba saber una dirección, un nombre al que acudir. Una simple indicación que prendiera la lejana antorcha que señalaba el lugar al que debía ir.

-Yo… Tengo curiosidad.- Los párpados del cazador se cerraban con fuerza a cada pocos segundos. No porque le costara mirar a Nils a sus ojos escarlata, sino porque le costaba encontrar los términos a usar dentro de su cabeza. ¿Qué quería decir? ¿Cómo podía decirlo? Pocas veces quería comunicarse con otras personas, y en menos ocasiones se veía obligado a ser él quien llevara la conversación, sintiendo rabia e impotencia en tales momentos. -Primer Laguz que veo, tu.- La mano del arquero se extendió hacia el frente, hacia el autoproclamado bardo, señalándolo con un índice que temblaba a causa de la rabia que sentía en su interior por la dificultad de la conversación. -Pero hay más… Quiero ver más. No escuchar. Ver.- Durante muchos años habían sido solo historias junto a hogueras la raza del pequeño, mitos que podían ser reales o no. Pero ahora Salkhi sabía que existían realmente, y las historias de poco le servían ya. Había escuchado suficiente, lo que necesitaba era contemplar con sus propios ojos.

-Solo necesito dirección. Hacia… donde ir.- El nómada sintió el metálico sabor de su propia sangre en la boca, y supo en ese instante que sus constantes mordidas en el labio lo habían roto. Pero poco le importaba un menor contratiempo como aquel. La determinación por obtener una respuesta le había llenado por completo, y poco le importaba el resto en ese momento.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Hacha arrojadiza [3]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
115


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.