Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Salkhi el Jue Sep 28, 2017 6:24 pm

Para muchas personas, el atardecer, era el mejor momento del día. Un espacio de tiempo donde se podía apreciar la belleza del mundo en todo su esplendor, con las sombras de todo lo que hubiera en tierra alargadas sobre el suelo, dando un aire de misticismo y magia a ciudades y bosques por igual, mientras que el color anaranjado que el cielo tomaba otorgaba a la bóveda celeste magia y misterio por igual, haciendo que los soñadores se atrevieran a imaginar la figura de un dragón sobrevolándoles mientras abrasadoras llaman escapaban de sus fauces, imitando con ello el color que se convertiría en minutos en oscuridad salpicada de brillantes luces parpadeando con intensidad hasta donde el horizonte hacía que cielo y tierra se besaran en una suave  línea infinita.

Para Salkhi, sin embargo, el atardecer solo era otro momento del día.

El nómada caminaba por uno de los muchos bosques de Lycia con precaución, armado con su arco encordado en la mano izquierda y la derecha extendida hacia el frente, apartando las ramas que se ponían en el centro exacto de su rostro y bloqueaban su vista, realizando dicho gesto con una silenciosa suavidad que solo se podía conseguir con años de experiencia moviéndose entre árboles y realizando aquel gesto. Y aunque en su caso hubiera vivido la mayor parte de su vida entre los verdes prados de Sacae, cazar en los bosques fronterizos con Bern, Lycia y Etruria era una actividad que había realizado en numerosas ocasiones, siendo ya un experto en moverse en silencio por la foresta, con un cuidadoso andar en el que las ramas no crujían bajo su peso y delicados movimientos que no dejaban rastro de su recorrido al ojo sin experiencia en verlo.

En aquel día, sin embargo, el arquero no estaba de caza en la frontera, sino que su localización era una alejada de la misma. Salkhi se encontraba en el interior de la liga de Lycia, concretamente en el ducado de Pherae, aprovechando que su viaje por Bern le había dejado cerca del territorio occidental y la fuerte presencia de emergidos en la frontera con Sacae, lo que le había facilitado tomar aquel desvió y aprovecharlo, ya que la ocasión se le había presentado, para conseguir algo de dinero extra cazando piezas de gran tamaño en un territorio libre de la peste que eran los seres de ojos rojos, con los cuales no había tropezado en momento alguno desde que había puesto sus pies en la liga. Si era así como se veía un territorio libre de emergidos, el arquero se había jurado llevar aquella seguridad a la eterna pradera.

La susodicha caza, por desgracia, aún no había dado resultado alguno al arquero, quien se encontraba en su tercer día de búsqueda y empezaba a pensar que las grandes presas se encontraban tal vez en los páramos del ducado en lugar de los bosques, pues hasta el momento no solo la presencia de los salvajes animales parecía esconderse a sus ojos y oídos, sino que todo lo que había visto, y cazado mediante trampas, eran presas pequeñas como zorros o conejos, nada por lo que pudiera obtener una recompensa económica decente en la carnicería del pueblo más cercano. Un suspiro escapó de sus labios cuando su mirada se alzó a los cielos, contemplando la anaranjada bóveda celeste en la que se podía ver ya la figura de una luna llena: Aquella sería una noche iluminada, perfecta para cazar manadas dormidas en caso de que encontrara el rastro de una.

La fortuna finalmente le sonrió cuando, tras varios minutos de seguir caminando entre los árboles, sus ojos captaron al fin la señal que llevaba días buscando: Pelaje marrón atrapado entre las ramas de un arbusto, hojas mordisqueadas y tierra removida bajo numerosas pezuñas, señales que indicaban a una sola cosa en la mente del cazador. “Ciervos”. Con impulso renovado, Salkhi cambió su rumbo y comenzó a caminar siguiendo las huellas de los herbívoros, a sabiendas de que si conseguía dar con ellos durante la noche, a la mañana siguiente podría sentir el peso del oro en su monedero una vez mas.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
880


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Nils el Sáb Sep 30, 2017 8:32 pm

Había recobrado su forma humana por fin, pero siendo franco consigo mismo distaba mucho de sentirse bien. Después de su encuentro con la garza y su "amigo" el mago había pasado un par de días en su forma verdadera, dejando que el cansancio por fin le ayudase a recobrar su pequeña y frágil forma humana…. el dragón dormía de nuevo pero, por cuanto tiempo ahora que se había librado al fin de las cadenas que el niño le había puesto a lo largo de tantos años?... a estas alturas su vida se tornaba en una constante pesadilla de la cual deseaba desesperadamente despertar, mas no podía perder las esperanzas, debería intentar llegar con su apreciado amigo Eliwood esperando que entendiese la situación, de volver a ser estrechado fuertemente entre sus brazos, de volver a ver su sonrisa. Esperaba que la campaña de Altea hubiese ido bien, que estuviese vivo, sano y entero.

Estaba exhausto, hambriento y con el espíritu quebrantado pero seguía avanzando paso a paso, alejándose poco a poco del rio en el que antes había estado viajando a nado rápido. Llegando un punto en que el día llegaba a su fin el pobre niño se tumbo en la cercanía de un árbol, quedándose inmediatamente dormido debido al agotamiento; no parecía haber nadie cerca y estando en el estado en el que se encontraba su conciencia termino totalmente atrapada en un sueño muy profundo. Si bien las cercanías de Pherae eran lugares seguros gracias a la estricta vigilancia de los soldados los bosques no lo eran tanto pues algunos bandidos refugiados de las tierras infestadas de emergidos comenzaban a hacer sus cubiles para ir atacando a las caravanas mercantes. Fue en uno de los rondines que realizaba uno de estos despreciables criminales que encontró al niño agotado tomando su descanso bajo un árbol, no necesito observar mucho para notar que las facciones del chiquillo eran atractivas y portaba un inusual color de cabello cian, el bandido se froto las manos al notar igualmente sus maltratadas pero no por eso llamativas ropas de satín pertenecientes usualmente a familias adineradas. Por su forma llamativa de vestir y colores vivos saltaba a la vista que no era un noble si no un artista y uno que debía trabajar para alguien poderoso si iba tan ricamente vestido pese a que el traje haya visto mejores días; sabría hacer algo el mocoso y con ello podrían venderlo a un alto precio en algún mercado clandestino.

Los intentos por no despertar al niño por parte del ladrón no fueron necesarios pues tan agotado estaba el pobre que ni cuenta se dio de que lo estaban maniatando así también como sus pies, finalmente se lo hecho al hombro y lo llevo a un campamento no muy lejos de allí. Nils permaneció desvanecido hasta que el golpe propinado por aquel rufián que le arrojo directamente al piso le saco de su ensueño, sus heridas más graves estaban curadas gracias a cierta garza y cierto mago pero aun estaba adolorido, no totalmente recuperado. Al verse atado y rodeado de la peor calaña posible el pobre chiquillo sintio como se le crespaban los nervios por lo que soltó un grito horrorizado pidiendo ayuda, uno tan agudo que logro espantar a la manada de ciervos que de allí no estaba muy lejos, por supuesto momentos después fue acallado con una mordaza. No estaba en condiciones de usar sus elaboradas artimañas ni tampoco para negociar, en ese momento no era diferente a un chiquillo asustado como cualquier otro en su posición.

El pobre jovencito temblaba de miedo pues en ese estado difícilmente podía usar sus poderes de bardo para que le dejasen ir, su instrumento estaba roto y, con el, cualquier posibilidad de salir ileso y campante como solía hacerlo…. se sentía indefenso, aturdido y aterrorizado al ver el fuego de la fogata tan alto pues hasta hace tan solo un par de semanas le estuvieron torturando con fuego en una fortaleza de Bern.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
Kunais de bronce [3]
Gota de veneno [1]
Dragonstone [3]
Espada de bronce [1]

Support :
Eliwood

Especialización :

Experiencia :

Gold :
946


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Salkhi el Jue Oct 05, 2017 5:07 pm

Cualquier cazador novato, o intento de ello, podría saber con solo ver el rastro dejado por un habitante del bosque que clase de inquilino era, pues cada animal tiene una huella característica fácil de reconocer y memorizar para quien dedique tiempo a ello… Pero los cazadores expertos podían saber mucho más con una sola huella. La profundidad de la misma decía a los ojos del rastreador el peso de su objetivo de caza, la distancia entre las huellas el ritmo de avance, el tamaño que mostraban indicaba la edad de la presa, y el borde daba a entender el tiempo que había pasado entre que la pezuña se había posado en aquel lugar y el haber sido avistada por el cazador.

Por supuesto, mucha más información se podía sacar de las huellas dejadas por un animal, como si estaba herido, en cuyo caso habría una diferencia en la profundidad de las marcas dejadas, o si era macho o hembra, lo que se podía saber según diferencias en la estructura de la pezuña… Pero Salkhi solo necesitó fijarse en una sola huella para saber que ciervo debía cazar.

Acuclillado frente a la manada de herbívoros en reposo, el nómada tenía su mirada fija en una hembra embarazada, de cuya existencia había sabido al encontrar un conjunto de huellas más pesadas que las de otras ciervas, con una mayor profundidad en el hueco dejado en la removida tierra del bosque. El ejemplar en cuestión se encontraba a veinte pasos de distancia, tumbado en el suelo con las patas recogidas y rodeada por otras hembras de la manada, algo que complicaba el tiro ligeramente, aunque por suerte había conseguido llegar a un hueco entre los matorrales que le permitía ver con claridad el cuello del ejemplar en cuestión. Mientras tomaba una flecha de su carcaj, Salkhi comprobaba con su vista la posición de los machos, fácilmente detectables por su gran cornamenta, asegurándose de que estaba a la distancia suficiente como para no ser encontrado antes de tiempo, pues aunque el viento soplaba de cara, en cualquier momento podría dar la vuelta y arrastrar su propio olor hasta la manada, lo que provocaría una rápida estampida de huida que le dejaría sin presa.

Con la flecha ya en la mano, el rubio cargó el virote en la cuerda de su arco, comenzando a estirar la misma hasta que la tensión fue palpable entre sus dedos, parando en ese momento su respiración para apuntar con más facilidad al punto exacto en el que debía acertar, a la parte alta del cuello de la hembra. Una flecha incrustada en tal posición sería una herida letal por desangramiento, lo que le facilitaría acercarse a ella para rematarla por piedad una vez hubiera disparado. Pero bien sabía el nómada que hasta que no viera la punta de bronce incrustarse en la carne del animal no debía planear futuras acciones, por lo que vació la mente y se enfocó solo en la cierva embarazada, en el punto exacto del cuello en el que debía acertar…

Y entonces llegó el grito.

La fuerza del mismo alertó  a los ciervos al completo, quienes alzaron sus cabezas y orejas en un primer momento, para luego salir corriendo a alta velocidad en la dirección contraria a la del origen del sonido, dejando en su antiguo lugar de descanso heces y tierra removida solamente… Y a Salkhi a pocos pasos del mismo, quien bajaba su arco con lentitud y dirigía su mirada hacia el lugar de donde había provenido la voz. No era muy difícil imaginar la causa del mismo, pues no mucha gente grita de dolor y pánico a una hora tan cercana a la noche, menos aun cuando no había sonidos a su alrededor, como el rugir de los emergidos o el aullido de una manada de lobos en cacería. Y no solo eso, sino el alto tono del mismo.

Con el ceño fruncido, el nómada comenzó a caminar en la dirección de la que había venido el grito, llegando tras un par de minutos al borde de un claro del bosque en el que podía ver una hoguera de tamaño medio, rodeada por varios hombres de aspecto desaliñado y desatendido… Y a no más de cinco pies del fuego, a un niño de pelo celeste amordazado y maniatado. La situación no debía ser explicada para entender que sucedía, pero eso no hizo que el cazador quisiera salvar al chaval en ese mismo momento. Lo que hizo fue, más bien, mirar a sus alrededores en busca de posibles guardias,  comprobar que todos los secuestradores estaban dentro del alcance de sus flechas y asegurarse de que se encontraba en una posición segura, a salvo de los ojos de los hombres y mujeres que habían privado de su libertad al infante con oscuros propósitos, muy probablemente relacionados con el ámbito monetario… La mente de Salkhi estaba segura en que no iba a dejar salir a uno solo de aquellos criminales salir con vida del bosque, pero debía esperar al momento perfecto para atacarles aunque eso pusiera en riesgo la identidad del joven raptado.
_____________________________________________
Skill activada:
Camuflaje - Permite al arquero utilizar alguna cualidad del terreno para ocultarse, sea colinas nevadas, montañas, hierbas, arbustos, muros o trincheras; desde allí puede disparar sin recibir contraataques. Mientras permanezca en su camuflaje no será notado por la extensión de tiempo que desee, sin embargo, desde el momento en que lance su primer disparo sí podrá ser detectado.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
880


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Nils el Jue Oct 12, 2017 1:54 pm

No había demasiado que pudiese hacer estando maniatado, asustado y por sobre todo aun bastante cansado, pareciera que sus desventuras no tenían fin y no tenía un solo día de descanso. Sus ojos se cristalizaron un poco al recordar el castillo de Pherae, al gentil marques que cuidaba de él, a los sirvientes del castillo y a la buena gente de la ciudad que lo rodeaba preguntándose si volvería a verlos, si podría volver a reír despreocupadamente a su lado, de hacer algunas travesuras incluso y ser reprendido en caso de que le atrapasen. Entre pensamiento y pensamiento no pudo evitar darse cuenta de lo frágil y dependiente que se había vuelto de otros, lo normal para él era salir de ese tipo de situaciones por su propia mano y así lo había hecho por años, que cambio entonces ahora?.

Si lo pensaba un poco, puede que la amabilidad de aquellas personas lo hubiese hecho blando y menos independiente y, ahora, de cara a una situación como aquella se veía totalmente impotente de actuar casi como si esperase que alguien lo ayudase. La mirada carmín del niño se afilo entonces, intentando llenarse con toda la determinación posible para enfriar su cabeza y calmar los temblores que el miedo provoco en su cuerpo. Intento pensar fríamente en alguna forma en la que los bandidos pudiesen dejarlo ir mas su preciada flauta estaba rota y tampoco es como si pudiese tocar nada estando amordazado e inmovilizado…. quedaba entonces solo una opción; tendría una oportunidad si se transformaba pero dando el caso no estaba seguro de cuánto tiempo se mantendría en aquella horrenda forma; aun así, parecía algo más viable que simplemente dejarse hacer por esa escoria.

"Pero como se supone que haga tal cosa?"

Pensó para sus adentros pues si bien había recuperado la capacidad de transformarse en un terrible dragón ciertamente no era algo que controlase por lo que no estaba del todo seguro acerca de cómo podría hacer uso de su arma más letal…. tampoco es que la idea le agradase demasiado. Sintió una gota de sudor fio a la par que miraba a su alrededor, intentando pensar en que hacer a partir de allí… si tan solo pudiese lograr que le quitasen la mordaza haría uso de su ágil lengua para salir de ello lo mas ileso posible aun que tampoco es que la idea le agradase demasiado. Sintió una gota de sudor fio a la par que miraba a su alrededor, intentando pensar en que hacer a partir de allí… si tan solo pudiese lograr que le quitasen la mordaza haría uso de su ágil lengua para salir de ello lo mas ileso posible. Para ello, hiso uso de todos sus dotes de actuación para fingir que se estaba ahogando con la mordaza, siendo lo bastante convincente como para que uno de los ladrones se la quitara por miedo de perder la mercancía que irían a vender.

- G-gracias…. pensé que no la contaba…. -

Declaro el chiquillo respirando pesadamente para darle credibilidad a su farsa del ahogo, retrocediendo un poco en cuanto el bandido estaba por ponérsela de nuevo, negando enérgicamente con la cabeza.

- No, está bien…. no gritare de nuevo, lo prometo!!, por favor no me ponga ese trapo de nuevo en la boca porque puede que no amanezca al día siguiente. -

Miro al bandido con sus suplicantes y grandes ojos carmines que resultaban adorables a la vista, por supuesto que no tenía su flauta pero aun podía sacarle provecho a algunas de sus habilidades. Las mujeres del grupo de bandidos se vieron especialmente afectadas por los encantos del joven bardo por lo que se las arreglaron para convencer a los otros que el niño era inofensivo y que no podrían escucharlo de todas maneras aun que gritara. Aun así, eso no evito que comenzaran a molestarlo pues saltaba a la vista que el niño era algún tipo de artista; sin muchas opciones y aun maniatado el pobre chiquillo se vio en la necesidad de comenzar a entretener a sus captores en pos de que no le hiciesen daño. La genialidad del chiquillo para contar bromas, historias e incluso para hacer caticos cortos embelesaron a más de uno, siendo incluso considerado el hecho de quedarse al niño en lugar de venderlo. Nils veía su situación algo complicada pero ganándose la simpatía de los ladrones quizá y hasta podrían soltarle dándole así una pequeña esperanza de escapar; sin embargo no fue el caso pues pese a que ya no se veían hostiles o indiferentes hacia el improvisado "espectáculo" del chiquillo había comenzado a atraer a todo el grupo cerca de la fogata solo para escucharlo.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Bard | Manakete

Cargo :
Músico

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Vulnerary [3]
Kunais de bronce [3]
Gota de veneno [1]
Dragonstone [3]
Espada de bronce [1]

Support :
Eliwood

Especialización :

Experiencia :

Gold :
946


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Salkhi Ayer a las 5:31 pm

Si los ojos del nómada no le engañaban, y no solían hacerlo cuando este vigilaba una presa, el campamento de bandidos no debía de acoger a más de diez proscritos de la ley del marquesado, doce como mucho. No había más que una tienda de campaña a la vista, la cual debía pertenecer al líder del grupo, y por la zona había varios sacos de piel desperdigados por el suelo, ya fuera en parejas, grupos o solitarios. La zona exterior estaba vigilada solamente por un par de hombres armados con hachas, pero sus afilados utensilios de matanza estaban colgados de la cintura o en la espalda, lo que ralentizaría su tiempo de reacción violenta. El resto de forajidos estaban en sus sacos, durmiendo o conversando, o matando el tiempo de alguna forma, ya fuera afilando sus armas o sentándose junto al fuego en silencio.

De forma básica, un típico campamento de bandidos.

Con todos sus habitantes situados y localizados, sabiéndose a seguro de los vigilantes, Salkhi pasó a clavar sus ojos en la figura del infante de pelo celeste, al cual acababan de quitar la mordaza para que respirara con más facilidad, o tal vez para que les dijera alguna cosa en específico, información concreta que buscaran y que les hubiera llevado a raptar al infante. El arquero no podía estar seguro de la razón, pues su oído no alcanzaba a escuchar lo que decían en el círculo que era el campamento. Pero fuera lo que fuera lo que el muchacho les estaba contando debía ser interesante, porque no solo captó la atención del hombre que acababa de quitarle el trozo de tela de esparto de la boca, sino que parecía estar atrayendo a todas las personas a su alrededor. En primer lugar fueron las mujeres jóvenes o en edad de ser madres, acogidas ellas por un probable sentimiento de maternidad o atracción hacia el joven. Pero luego fueron acercándose los demás bandidos de la comuna, hasta el punto de que todos aquellos que hasta hacía poco descansaban habían abandonado su cómoda posición para poder estar atentos a lo que fuera que dijera el joven. El nómada podía escuchar risas y aplausos pero  no palabras, y lo mismo debía pasar a los vigilantes del perímetro, pues estos empezaban a girar la cabeza de forma constante para ver que estaba sucediendo a sus espaldas que generaba una reacción tan positiva.

La magia de aquella situación se rompió de forma inesperada para todos cuando una voz bramó de forma incomprensible, al menos para el rubio cazador, desde el interior de la única tienda del claro. Pocos segundos después las telas de entrada se agitaron y movieron, mostrando a la luz del fuego a un hombre de gran tamaño, ancho cuerpo y cuello de toro, con una melena naranja recogida en una larga trenza lejana a la perfección de tal estilo de pelo. Sus pasos eran lentos pero firmes, y su rostro mostraba no solo un enfado desmedido y poco razonable, sino también el tono rojo de aquel que ha bebido demasiado vino, cerveza o ambas pocas en muy poco tiempo.

Salkhi vigilaba sus movimientos con vehemencia, atento en todo momento a la posición de sus extremidades por si hacía alguna clase de gesto que pusiera en peligro la vida del infante secuestrado… El cual parecía ser el objetivo de su rabia, dado que avanzaba hacia el grupo de bandidos mientras señalaba al niño de pelo celeste y decía algo imposible de entender desde la distancia, pero que muy probablemente tuviera que ver con la reacción que había causado entre quienes le seguían, y el que esta hubiera impedido que el borracho jefe del grupo pudiera dormir.

El arquero sabía que la situación se estaba volviendo peligrosa a pasos agigantados, por lo que comenzó a prepararse para aquello que había decidido hacer en cuando supo lo que pasaba. Con sigilo y precaución, tomó tres flechas el carcaj que colgaba de su espalda y clavó dos en la tierra junto a él, teniendo así facilidad para agarrarlas en cuanto fuera necesario. La tercera fue directa a la cuerda del instrumento de caza, sin tensar la misma aún el nómada pero listo para hacerlo en cuanto fuera necesario. Sus ojos ya estaban clavados en la figura del obeso hombre, quien intentaba abrirse paso a golpes hasta el niño a pesar de los intentos de los demás forajidos de detenerle y hacerle entrar en razón, cosa difícil viendo el estado de embriaguez en el que se encontraba.

La situación tardo poco más en descontrolarse. Salkhi vio como el hombre se llevaba una mano a la cintura y aparecía luego un reflejo del fuego en el filo de un hacha afilada aunque sucia, y eso fue todo lo que necesitó para saber que no podía esperar más. Con la rapidez de quien había hecho tal gesto durante años, el arquero tensó la cuerda de su arma hasta la mejilla, casi tocando la oreja, y apuntó el virote de bronce hacia la cabeza del borracho, liberando el proyectil en cuanto tuvo el tiro claro. Sin detenerse a comprobar si su flecha había acertado, su mano se dirigió con rapidez a tomar una de las dos que había clavadas en el suelo, repitiendo la acción anterior pero apuntando al guarda más cercando, soltando una vez más la tensa cuerda y de nuevo, sin ver si su puntería había sido correcta, tomó la flecha junto a él y la colocó en posición, apuntando ahora al guarda más lejano en pos de terminar con las amenazas más inmediatas, para fijarse luego en los bandidos que estuvieran desconcertados por la rápida sucesión de flechas sobre ellos.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Archer

Cargo :
Cazador

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
880


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] The path is now clear [Priv. Nils]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.