Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] Descubrimientos inesperados (Privado - Odin)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Descubrimientos inesperados (Privado - Odin)

Mensaje por Invitado el Jue Sep 28, 2017 12:33 am

Un tarde tranquila luego de patrullar y vigilar las cercanías del poblado, siempre sería bien recibida con un merecido descanso. La ocasión perfecta para que cierta silueta que portaba armadura con una apariencia plateada y levemente gris, enunciando lineas rojas y una apertura en la altura de las piernas que a pesar de dejar un espacio, brindaban protección y movilidad en las piernas -¡Oh! ¿¡Es el General Mordred!?- Preguntó uno de los civiles que aparentemente conocía su renombre local, otras caras miraban con disgusto y pocas con curiosidad sobre que rostro iría detrás de aquella armadura que cubría la apariencia de su rostro -¿Hm?- Un tono de voz indistinguible inspiraría autoridad detrás del casco, portando a solas una espada a la altura de la cintura que permanecía enfundada sin haber amenaza cercana.

Los pasos resonantes y metálicos de la armadura se prestaban para dirigirse a una de las posadas cercanas al castillo. Sí, aquellas visitadas frecuentemente por viajeros, ebrios y rara vez una persona distinguida a como lo era ella -Un trago de su mejor bebida, buen hombre.- Su entrada tras las puertas rechinantes y golpes ahogados de las plantas pesadas de sus pies darían una presencia que callaría a cualquier alborotador, y por si hacía falta algo más, moderaría la conducta de los hombres que llegaban a sobrepasarse en comentarios con las mujeres que a más se prestaban para servir y entregar bebidas -¡A-A la orden!- El hombre apresurado tomaría una jarra de madera que limpiaría con un trapo y serviría el alcohol que en su tope permanecería espumoso, perfecto para disipar el cansancio una vez el gusto le fuese tomado en el interior del paladar.

¿Quitarse el casco?

Eventualmente. Levantarlo de su cabeza y ponerlo sobre la barra de madera le permitiría respirar más aire, siendo que sus cabellos sedosos y rubios caerían a la altura de su cuello con aquel flequillo rebelde por delante y trenzas en la parte superior de la cabeza con una coleta hacía atrás; sí, efectivamente se trataba de una mujer a la que los hombres se quedarían viendo y no tardaría uno con el comentario de confundir a una simple mujer portando armadura con el "General" que tanta mención de respeto se le daba -¡Bah! ¡Sólo es una mujer pequeña jugando a ser de la caballería!- Las risas de los hombres alborotarían el lugar, consecuentemente la rubia entrecerraría sus ojos y levantaría su ceja izquierda mirando al dueño del bar que negaba con los brazos constantemente el suplicante paro de las burlas, sabía que no vendría nada bueno de faltar el respeto a un caballero y mucho menos a quien ya conocía por visitas breves en su pequeño lugar de descanso, al menos así era hasta que fuese irrespetuoso para la fémina.

Uno de los hombres se acercaría y tendría el atrevimiento de tocar el casco de la rubia. Para toda acción había una reacción, la excepción no sería con el hombre y vaya que no, la mano izquierda de la rubia sujetaría la muñeca del hombre, apretando, girando con lentitud a torcer su brazo con una sonrisa ladina que reflejaba ligeramente uno de sus colmillos dentales (naturales a excelente formación de dentadura) la sonrisa de alguien que se mostraba desafiante ante un desafiante de su autoridad -No es cortés tocar las pertenencias de otra persona sin su permiso...¿¡No!?- Preguntó para abalanzarse en unos dos segundos, otorgando un firme cabezazo al hombre que caería sentado al suelo cubriéndose la cara con una mano -¡Tsk! ¡Maldita enana!- Los quejidos el hombre ante el sangrado leve pero presente en su nariz, alertarían a sus acompañantes para que dejaran su asiento en socorro a su amigo.

-¿¡Cómo te atreves pequeña rata!?- Un hombre alto, fornido y de cabello con tez morena se abalanzaría contra la fémina en un acto amenazante por apuñalarla con una daga en su diestra. Nada honorable el atacar a alguien que no tenía arma en mano para defenderse, instintivamente los orbes verdosos de la rubia afilarían el recuento de su reflejo en un movimiento lateral de su cuerpo que dejaría pasar la daga de largo con el brazo del hombre que, sujetaría y giraría bruscamente rompiendo su muñeca a la par de proporcionar un golpe en seco con el codo en el estomago que lo haría arrodillarse a falta de aire -U-Ugk...- En un esfuerzo conjunto, los hombres tomarían una mesa con la que empujarían a la general al exterior de la posada arrancando las puertas de madera en el proceso, saliendo al exterior los masculinos prepotentes gritando e insultando de manera muy soez a la rubia para tirarle el casco el plenos pies.

¿Consecuencias?

Las habría, sí. Ponerse de pie y poner el casco sobre su cabeza le permitirían palmearse un poco la armadura para remover el polvo y levantar la frente en alto -Que sujetos tan persistentes...- Vocifero de manera baja para observar como una taza de madera salía volando desde el interior del lugar, ladeando la cabeza y dejando que pasase de larga hasta escuchar como chocaba con algo al romperse en pedazos -¿Hm?- Miraría a sus espaldas por encima de su hombro viendo una silueta que, con tan mala suerte se llevaría el golpe no intencional al estar cerca y fuera de percepción propia -Oe...¿Te encuentras bien?- Manifestó la pregunta ante la sorpresa de que un inocente se viese involucrado en tal escena.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Descubrimientos inesperados (Privado - Odin)

Mensaje por Odin el Vie Sep 29, 2017 3:34 pm

Era uno de esos días milagrosos en que había terminado sus deberes y se le había permitido retirarse temprano. Sólo quería llegar a su habitación en la posada a dejar sus cosas y descansar un rato antes de bajar a comer algo pero apenas divisó la puerta contento de haber llegado, esta fue arrancada de cuajo por un juego de armadura empujado por una mesa, seguido por una taza que voló directo a su rostro.
Luego llegó la pregunta, si se encontraba bien. El canto de la taza había golpeado su mejilla haciéndole un corte que no tardó en sangrar y el resto de ella le golpeó el ojo, que al tiempo ya tomaría color. Por no decir que su nariz dolía como si se la hubiera torcido, casi pero no.
No, claro que no se encontraba bien. - ¡Sombras de Papiro! - Exclamó aterrado y preocupado por el evento, el jarro volador había derramado su contenido después del choque no sólo sobre su persona, sino también sobre fu fiel compañero quién no soportaba del todo bien las bebidas. Alzó el tomo de magia que llevaba bajo el brazo para comenzar, frenético, a sacudirlo y limpiarlo con el borde de su capa. No podía dejar que absorbiera la humedad y se arrugaran sus páginas ni que se estropeara su lomo… No más de lo que ya estaba.

En su sorpresa tardó en darse cuenta de la situación y en distinguir al soldado volador que había salido de la posada y le había dirigido la pregunta. Era difícil no reconocer ese pequeño jugo de armaduras. - ¿General Mordred? Sí, estoy bien… - Murmuró algo distraído, aún procesando la situación y luego exclamó retomando su habitual papel. - ¡Cómo si el poderoso héroe oscuro, Odin Dark, pudiera ser derrotado por una -ouch- simple taza! - El modular las palabras había provocado que le escociera el golpe, pero eso no lo detuvo. - ¿Qué clase de rufianes se atreven a …! - Apenas comenzó su escena fue interrumpido por Davos, el posadero, que se asomó por la entrada. - ¡Odin, ya sabía yo que esos disparates sólo podían ser tuyos! ¡Ven a ser útil para algo y detén esta pelea! - Le gritó desde el umbral y luego de hacerle señas al mago para que se acercara, se dio vuelta para mirar hacia el interior del establecimiento, hacia los alborotadores. - ¡Ya ven! ¡El oh gran y poderoso Odin guardián de uno de nuestros queridos príncipes. Si siguen destrozando mi posada él se encargará de ustedes! - Los amenazó para luego codear al rubio que se había aproximado hasta quedar a sus espaldas y susurrarle, exigente. - ¡La pose! ¡Di algo! -
Haciéndole caso pese a su irritación, Odin se paró firme con los hombros hacia atrás y su cabeza en alto. - …. ¿Qué clase de rufianes se atreven a crear caos, contaminando con su oscuridad la paz de este siempre acogedor estableci…! ¿miento? - El mago tuvo que hacerse a un lado para esquivar la segunda jarra que iba dirigida hacia su persona. - Pffff ¡Cómo si te creyéramos poniendo a este payaso de impostor! - Recibió risas del interior de la posada seguidas de claros pedidos que indicaban la escaramuza estaba lejos de acabar. - ¡Trae a esa perra que se atrevió a mostrar sus dientes! -
Davos le dirigió al mago oscuro una mirada de decepción. - ¡Bah! ¡Ni para esto mesirves! ¡Más te vale hacer algo para detener esto o agregaré las reparaciones a tu cuenta! - Lo amenazó antes de salir del medio, volver dentro de la posada y regresar a su puesto tras su barra protectora donde siempre estaba recibiendo los pedidos para la cocina y a los nuevos huéspedes.

- ¡Claro que no sirve si no tengo la aparición adecuada! - Se quejó Odin haciéndose a un lado de la puerta para dejar pasar una silla voladora. Obviamente el fallo de su intento de intimidación había sido culpa de la interrupción inicial del posadero y su mala presentación.
Escondido de los proyectiles tras la pared junto a la abertura en la que antes había una puerta, miró a su compañero, a quién poco conocía más que de nombre y de haberse cruzado algunas veces por los pasillos o en campañas. - ¿La dama a la que buscan ya se encuentra a salvo? - Le preguntó intentando ponerse al corriente de la situación. Por lo que podía deducir a partir de los hechos y los gritos que se oían, esos hombres habían acosado a una muchacha. Y por cómo había visto al general salir volando por la puerta, este debió haber ido en su defensa.

Ciertamente si no fuera su voz y placas de armadura no le hubiera reconocido. No recordaba haberle visto antes sin su casco y, aunque sus rasgos eran bastante suaves y femeninos, y su peinado no ayudara, no podía ser que se hayan confundido a tan fiero y sanguinario hombre con una dama.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Espada de bronce [1]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1165


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Descubrimientos inesperados (Privado - Odin)

Mensaje por Invitado el Sáb Sep 30, 2017 4:09 pm

¿Era posible? ¿El mismísimo Odin en persona?

General, su renombre y titulo. No obstante, no sería honorable rebajarse a pelear con unos simples ebrios, aunque su abuso de osar contra la autoridad e indistinción de genero serían severamente castigados; sus principios le impedían abusar de posición sobre aquellos que estaban por debajo de ella, bien había entendido un dicho de su fiel y buen padre adoptivo Eugene, el genio de la herrería que, había inculcado la base de humildad a la rubia "No hace falta escupir a hombres que están por debajo de nosotros." Muy lejos de ser una tirana y egolatra por su posición, dejaría pasar sólo esta vez el insulto que había recibido en su contra, pese a tener un ligero brillo de venganza en sus orbes verdosos que se ocultaban tras el casco, serían apaciguados por el sentimiento mismo que le daba la ímpetu como caballera -Sí, se encuentra a salvo...- Contestó con un pequeño tic en su ojo izquierdo que no sería notado por nadie, igualmente una sonrisa forzada que se dibujaba ladinamente ante la idea de ser llamada "dama" que por serlo, le gustaba más se tratada de "Él" como tal.

-Hfm.- Exhaló lentamente para cruzarse de brazos y cerrar los ojos levemente buscando pensar en otra cosa. Por ejemplo, que hablar con una figura de prestigio como la que se había cruzado en el no tan afortunado evento -Odin, no hay necesidad de rebajarse en seguir el alboroto con hombres tan banales como estos.- Buscaría a sus espaldas una pequeña bolsa que resonaría con unas cuantas monedas, llegando a arrojar esta en manos del que había solicitado intervención de Odin -Espero esto cubra las reparaciones.- El hombre abriría la bolsa y ojearía con una sonrisa de oreja a oreja -
¡Oh, claro que servirá!- En un momento corto y fugaz, uno de los bebedores saldría corriendo del bar sujetando de las manos ajenas la bolsa con dinero que, seguramente gustaría en otra taberna en caso de lograr su huida apresurada -¡Ladrón!- Protestó el hombre que apenas logró jalar la ropa del usurpador, lamentablemente sin éxito de detenerlo ante la poca fuerza de la que carecía.

-¡Hfum!- El brazo izquierdo de la rubia se abalanzaría sobre el rostro del hurtador con fuerza. Y vaya que le daría fuerte, logrando que este cayese sentado nuevamente cubriendo su rostro con ambas manos ante quejidos de dolor -¡Maldición! ¡Maldita ram...!- Aquella palabra sin terminar sería silenciada por la pierna derecha de la general con un potente golpe de su parte, logrando dejar inconsciente al hombre con la bolsa de monedas en mano -Tsk...Hay un limite para soportar la imprudencia de estos hombres.- Retomaría posición y daría un par de pasos dando la espalda al establecimiento -Odin ¿Te encuentras en estado para acompañarme?- ¿El motivo? Quería la opinión personal de un hombre como él, un tema tan delicado como simple que aclararía la ideología de aquellos con renombre en Nohr o de por si en general, optaría por girarse un poco y posar su mirada sobre el contrario en espera de su respuesta.      
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Descubrimientos inesperados (Privado - Odin)

Mensaje por Odin el Lun Oct 02, 2017 1:44 pm

Al escuchar la respuesta de Mordred, Odín asintió satisfecho. - Eso es un alivio. Odin Dark le agradece su intervención hacia los actos oscuros que intentaron contaminar esta distinguible posada. - Cumplimentó los actos del general. Decir “Buen trabajo en mantener la situación bajo control.” habría sido suficiente, pero no lo era para el héroe oscuro.

La preocupación restante del mago se vió apaciguada con la siguiente acción del general al ofrecerse a gastar los destrozos. Su bolsillo estaba a salvo de tener que pagar por algo en lo que no tenía nada que ver, además de haber llegado en mal momento. Davos recibió la bolsa con gusto y al ojearla sus ojos brillaron como siempre hacían al ver una buena suma… Viejo codicioso… Odín no podía decir nada a aquello y, tampoco tuvo tiempo de hacer nada ante el ladrón que aprovechó la oportunidad y comenzó a correr llevándose la bolsa en el camino. Apenas había abierto su grimorio y comenzado a reunir la magia que el bribón ya había besado el suelo y quedado inconsciente.

Davos volvió a mirar a Odin y negó su cabeza con decepción… ¡Su magia lo hubiera alcanzado si hubiera tenido el tiempo de reunirla y habría tenido el mismo efecto!... Sólo se había demorado un poco al cuidar que su pose sea la correcta, imponente; al abrir el tomo con cuidado y elegancia y al posar su mano con presteza sobre él haciendo pequeños giros y movimientos con sus dedos al reunir la energía oscura… ¡Pero! ¡El hechizo debía ser invocado de la forma correcta si uno quería sacar a relucir su mejor efectividad!... Odin cerró el grimorio y desvió su vista del posadero cuando éste comenzó a intercambiarla entre él y el saco de monedas que se encontraba en el suelo, en una clara seña.
Terminada la batalla, Odin se sorprendió de la pregunta del General. ¿Que lo acompañara? ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Por qué el? ¡Estaba tan cerca de al fin llegar a su habitación y tomar su más que bien merecido descanso! Y algo de comida… Pero no ¿Cómo podía el héroe oscuro rehusarse al pedido de un camarada? Estaba a punto de responderle cuando más gritos salieron de la posada. Parece que se había apresurado en dar la revuelta por finalizada.

- ¡Oye que aún no terminamos contigo! - Otro hombre salió de la taberna, caminando furioso hacia Mordred más parecía haber olvidado la presencia de Odín al costado del umbral de la puerta donde se había escondido de los proyectiles. Fue fácil para el mago oscuro interponerse en su camino, apareciendo de golpe y sorprendiéndolo. - ¿Qué? ¿Quiéres que te golpee también, bufón? - Odin se paró firme y lo miró fijo, con expresión seria. No diciendo una palabra en respuesta a la provocación del hombre y sólo elevando una ceja en desaprobación cuando éste elevó un puño con intenciones de golpearlo. Puño que se detuvo allí con dudas.
Por suerte el buscapleitos era un hombre bajo por lo que su intimidación, al verlo Odin desde arriba, era más efectiva. - Acoso, hurto y disturbios. No es algo que el gran héroe oscuro Odin Dark pueda dejar pasar por alto fácilmente… - Soltó en un susurro grave ante de darse vuelta, ondeando su capa, ir hacia el general y agacharse a recoger la bolsa de dinero que había quedado en manos del ladrón inconsciente a sus pies.

- Claro, será un honor para el héroe oscuro el acompañarle. Sólo dame un segundo. - Accedió ahora sí al pedido del general y volvió a dirigirse hacia el hombre de antes, para pasar a su lado e ingresar a la posada para ir hacia el mostrador donde esperaba el posadero.

Pisadas fuertes que resonaban en el suelo de madera y su capa ondeaba tras él al son sonido que provocaban. El arte de dar pisotones que se vean como andar firme natural no era algo fácil de hacer, pero si no pisaba con toda su fuerza, el ruido de las pisadas no se sobrepondría al bullicio del lugar y no causaría efecto alguno. Su andar no tardó en llamar al silencio y el hombre de antes, junto a otros dos que continuaban dentro del establecimiento y se veían bastante golpeados, probablemente obra de Mordred, comenzaron a retirarse. Se juntaron bajo el umbral sin puerta y, sin olvidar dirigirle una mirada rencorosa y promesa de venganza silenciosa al general, se fueron.
Más Odin no acabó allí su acto y para cuando llegó a la barra tenía ambas piernas entumecidas de patear el suelo. Su intimidación había causado efecto, los malhechores se habían marchado y el lugar se encontraba en silencio… Silencio interrumpido por los clientes frecuentes del lugar que ya habían presenciado sus acciones demasiadas veces y soltaban unas leves risas amortiguadas antes de estallar en aplausos y silbidos acompañados de exclamaciones apremiantes ahora que el problema había sido resuelto… ¡No era un acto para su entretenimiento!
El mago oscuro, rojo de indignación hasta las orejas y dándole la espalda a sus admiradores, terminó su acto apoyando con fuerza su pesado tomo sobre el mostrador, un último golpe resonó sobre el bullicio y sólo causó más risas.
Debía ignorarlos o su imagen sería arruinada de nuevo. ¡Bufón! Gracias a la interrupción de Davos lo habían confundido con un pobre impostor de su persona… No sabía si reír o llorar mientras le entregaba al posadero su dinero, cumpliendo el pedido silencioso que le había hecho antes con su mirada. Recibió unas palmadas en la cabeza en recompensa por parte del posadero que no hicieron más que aumentar su indignación y humillación. - ¡Buen chico! -

- … - Odin guardó silencio sin ánimos de comenzar una discusión que sabía no ganaría si más adelante, cundo volviera, quería tener algo de cenar. Estaba por darse vuelta para retirarse, ya habiendo cumplido su obra, cuando Davos le detuvo. - Espera, espera. - El posadero se agachó para hacer algo bajo la barra y cuando volvió a erguirse le arrojó una toalla húmeda, fresca por el agua, al rostro. - Déjate eso en la cara si no quieres que se te hinche más de lo que está. Y ahora vete, ¡Shu, shu! A menos que quieras ayudar a arreglar este desorden. - Y el mago oscuro se retiró.

- Perdón por la tardanza, ¿Qué precisas? - Preguntó al llegar junto al General Mordred, con su tomo oscuro bajo un brazo y con su otra mano sujetando un trapo húmedo contra el golpe de la jarra voladora. Asombrosamente simples habían sido sus palabras, hasta el héroe oscuro a veces se encontraba cansado y sin ánimos de adornar sus diálogos.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Guardia Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Espada de bronce [1]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1165


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Descubrimientos inesperados (Privado - Odin)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.