Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

Ficha de Zeke

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha de Zeke

Mensaje por Zeke el Sáb Sep 23, 2017 7:13 am

Zeke
Laguz
You'll regret making a fool of me! I'll freaking kill you!

Datos
Nombre: Zeke

Edad: 34 años, aparentando unos 18

Clase: Laguz [Tigre]

Especialización:  --

Afiliación: Mitgard

Ocupación: Mercenario errante

Personalidad
Zeke se caracteriza por ser una persona arrogante, violenta e incluso agresiva. Tiene un concepto muy claro de sí mismo y es que se trata del mejor laguz tigre que se pueda encontrar en todo su cualquier continente. Su determinación en este aspecto le ha llevado a varios encuentros más o menos afortunados, pero siempre con un mismo resultado: la voluntad de mejorar y crecer cada día más para así lograr ser respetado y temido por todos, así como reconocido entre los suyos. Su personalidad se ha forjado de esta manera no solo por sus vivencias, sino por toda la presión que pone sobre sus hombros, aunque aparentemente no parezca pensar en ello, se preocupa por su situación, su futuro, y es consciente de que en su tierra de procedencia, Gallia, o eres fuerte o no eres nadie.

Orgulloso de ser un tigre, no lo oculta jamás, ni ante humanos ni ante otras razas de laguz. Para él son la clase de felinos más perfecta, pues reúnen características tanto de leones como de gatos, siendo mucho más proporcionados en todos los aspectos, la mezcla perfecta de fuerza y agilidad. Si alguien no está de acuerdo con esto, discutirá para hacérselo ver, pero no hasta la saciedad pues llegará un punto donde “enseñárselo –y por lo tanto pelear con su interlocutor-“ sea la mejor de las alternativas para que entiendan a lo que se refiere.

A pesar de no tener pelos en la lengua, no es de muchas palabras. Por este motivo es más una persona introvertida, independiente y solitaria. Prefiere trabajar solo antes que en grupo, aunque esto en parte es debido a su ego; no obstante, en ciertos casos puede aceptar la unión tanto con humanos como con laguz siempre y cuando estos lo traten con el debido respeto y sean fuertes como él. En ningún caso formará parte de un grupo donde haya un león, pues irá en contra de su pensamiento, en cambio no tiene problema con los laguz gatos. También por este motivo es una persona cerrada, no compartirá sus emociones o sentimientos, pues es una muestra de debilidad, quedándose estos pensamientos para sí mismo y para poder reflexionar sobre ellos.

Aunque es más propio verle actuar que pensar, es realmente inteligente aprendiendo de sus errores del pasado, no solo para no caer de nuevo en ellos sino para superarlos, como si de una carrera de obstáculos se tratara. No obstante, esta característica suele pasar desapercibida por los demás, que solamente se fijan en su rudeza, su característica más superficial.

Al actuar generalmente solo no suele pensar demasiado en las consecuencias que pueda tener en los demás sus propios actos. Actúa según sus propios sentimientos, siendo a veces incluso temerario por ello. Suele culpar a su sangre de tigre por ello, pero realmente es más impulsivo de lo que puede ser normal en su raza. Pero que actúe rápidamente no significa que lo haga mal y sin pensar, sino que se obliga a ser rápido mentalmente para no darle oportunidad a sus enemigos a encontrar una abertura en su defensa, ya se trate de una pelea física o de una verbal. Así, si bien se deja llevar por su instinto, este será racional. No llevará a cabo acciones que puedan ser contraproducentes o peligrosas en un futuro.

Es muy cabezota. Costará que dé su brazo a torcer, si bien escuchará las propuestas de otros a quien considere iguales a él, y solo una vez después de analizar las palabras ajenas decidirá. Normalmente preferirá seguir con su propuesta, pero entiende que en ocasiones es necesario para su propio bien tomar un plan mejor elaborado. Dentro de este tratará de ser quien mejor lo desempeñe pese a todo. En cuanto a sus sentimientos preferiría enterrarlos a reconocer algo que pueda complicarle la existencia. Escuchar elogios por su parte puede ser considerado un regalo de los más caros, pero como anteriormente, los tendrá reservados para aquellas personas que sean capaces de despertar algún tipo de interés en él.

Historia del personaje
Zeke nació en una familia bien posicionada dentro de la sociedad de felinos de Gallia, su país de origen. Su padre era un gran guerrero, conocido por haber luchado en varias batallas importantes, quien había conseguido un cierto renombre y respeto entre sus congéneres, sintiéndose orgulloso de ser un ejemplo no solamente para los laguz tigres sino para todos los felinos en general. Su madre, más calmada pero de pensamiento rápido e inteligente le había conquistado no solamente con su belleza, sino también por su labia y su determinación, siendo la mejor compañera que podía encontrar. De esta unión Zeke fue el único descendiente, por lo que los ojos de sus progenitores siempre se encontraron sobre él.

Como todo niño, desde pequeño siempre se ha encontrado orgulloso de las proezas de su padre, el cual le relataba en numerosas ocasiones para entretenerle. Su sueño siempre había sido ser alguien capaz de estar a su altura, con historias de semejante valor para contarle él a su propia descendencia llegado el momento. Por este motivo desde una edad temprana había pedido tanto a su padre como a su madre que le aconsejasen y le enseñasen a ser un buen guerrero del cual estar orgullosos. De esta forma su padre procedió a enseñarle estrategias de combate así como a entrenarle físicamente mientras que su madre le hacía darse cuenta de cómo, inteligentemente, podía usar lo aprendido para utilizarlo siempre a su favor, desarrollando de esa forma su agilidad mental. Desbordaba emoción al recibir elogios, pero también refunfuñaba al ser reprendido cuando las cosas no las hacía como debía, no obstante siendo sus padres sus maestros obedecía.

No sería hasta la entrada en la adolescencia cuando desarrollase su personalidad explosiva. Siempre había estado atento a otras historias que se contaban en la ciudad, en el castillo y sus alrededores, pero había sido capaz de darse cuenta que las posiciones más elevadas, a donde entre risas y entrenamientos había dicho a sus progenitores que llegaría, eran siempre ocupados por leones. Incapaz de comprender aún la política y las tradiciones de la nobleza de Gallia, aquello le hizo plantearse si realmente todos los felinos eran iguales, pues por muy fuertes y muchos logros que consiguiera nunca llegaría a ser el número uno en aquella sociedad. Aquello le parecía una injusticia, pues dejaba a tigre y gatos en un segundo plano en ese aspecto. Su afán de querer superar a los más grandes quedaría truncado en algún momento, chocándose con la realeza y la nobleza de lugar. En este punto, se encontraba con su grupo de amigos formado por otros tres tigres jóvenes discutiendo qué hazaña, o travesura, sería la siguiente que llevarían a cabo. Finalmente lo decidieron: Los cuatro juntos se colarían en el castillo en alguna de las habitaciones reservadas para los altos cargos. Sin embargo, en medio de su aventura y cuando se encontraban a cuantos metros de conseguir su objetivo fueron descubiertos por dos nobles rezagados, que se encontraban hablando sobre sus negocios, quienes recriminaron su actitud y los llevaron frente al jefe de seguridad del lugar. Tras ser severamente reprendidos al tener ya una edad, tuvieron que ser recogidos por sus padres, quienes se disculparon en numerosas ocasiones.

Aquello quedó como una anécdota más en su casa, sin apenas darle importancia, pero la vergüenza que Zeke había pasado delante de aquellas personas no lo olvidaría tan fácilmente. Sin embargo, no sería hasta unos días más tarde que un pequeño grupo formado de leones fue hasta donde se encontraba entrenando en ese momento, después de que su padre se marchara tras estar con él. Aprovechándose de aquella situación de superioridad le recordaron con cierta sorna lo que le ocurría a quienes buscaban más grandeza de la nunca serían capaces de conseguir. Aquellas palabras no fueron sino como un puñal clavado en su espalda, siendo motivo suficiente para que saltara contra el cabecilla del grupo y comenzara una pelea más violenta de lo que debería haber sido. No dudo en usar sus colmillos, largos y afilados, su mejor arma, contra aquel ya corpulento aunque león. La disputa no terminó demasiado tarde, debido a la inferioridad numérica, pero las heridas a su oponente habían sido serias. También las propias. “¡Jamás vas a estar por encima de nosotros, que te quede bien claro, nuestros padres oirán de esto!”. Nunca supo realmente la identidad de aquellos jóvenes, aunque su instinto le decía que no eran leones corrientes.

Pocos días después, su padre regresó a la casa familiar. Empezaban a correr rumores sobre su decadencia, puesto que ya ni era capaz de controlar a su propio hijo. Las críticas sobre su persona no hicieron más que crecer, creyendo algunos que incluso estaba entrenando al menor para algún día derrocar a sus superiores. Las malas lenguas siempre eran las que causaban un mal mayor, motivo por el cual, habiendo causado un fuerte daño a su orgullo, reputación y credibilidad, se retiró, sin las condecoraciones que merecería. En una de sus visitas a la pequeña chabola donde había decidido pasar el resto de sus días, descubrió un rastro de sangre. Dentro de la estancia no había signos de lucha, pero líquido rojizo abundaba. La pista terminaba junto a un río no demasiado lejano. Aquello fue lo último que supo de su padre.

Sintiéndose completamente culpable por haber arruinado el final de la historia de su padre, de la que tan orgullosos estaban los dos, decidió hacer algo al respecto. No pensaba pedir perdón, como había hecho en un principio. No. Logró presentarse ante los superiores de su padre, gritando por los pasillos la insensatez que estaban cometiendo, recordándoles que el único culpable de sus acciones era él mismo pero que ellos habían provocado todo lo acontecido después. Aquello no pareció convencer demasiado a los presentes, pues su actitud parecía evaporar la poca veracidad que podrían tener sus palabras.

Aquella sociedad que era incapaz de ver algo tan sencillo le repateaba. Su odio hacia los laguz leones había crecido hasta niveles insospechados, enfocando su ira hacia ellos, hacia aquellos nobles que por tener sangre de aquel felino siempre se iban a encontrar por encima de los demás y a quienes consideraba los últimos culpables de la desaparición de su padre. Aquellos que podían incluso manipular los hilos sin que se cuestionasen sus acciones. Sin dar la oportunidad a otros a probar sus méritos para ello. Ante este escenario, con la única historia que le importaba teñida de oscuro por su culpa, se dedicó durante los años siguientes a molestar y crear altercados de menor o mayor envergadura a lo largo del reino, teniendo en algunos casos incluso que escapar a duras penas, poniendo su vida en peligro, pero se cansó rápido de aquella situación. Decidió probar suerte surcando el mar, yendo a tierras desconocidas donde ni siquiera su padre había logrado ir. No avisó a nadie de aquello, era mejor que no supieran donde estaba para evitar consecuencias futuras. Solamente tenía un objetivo: Volverse más y más fuerte para algún día regresar y demostrar su valía, como tigre.

En la actualidad se encuentra en Mitgard. Escuchó de esta tierra donde lo que se tiene en cuenta es el mérito de cada uno de sus habitantes y, aunque no le entusiasma convivir con beorcs, ha aprendido que pueden llegar a ser buenos aliados cuando es necesario y que pagan buenas recompensas. Ha llegado incluso a sentir apego por el lugar, considerándolo su segundo hogar. La llegada de los emergidos  ha traído consigo el aumento de las misiones donde se busca proteger el ducado, una buena forma de seguir ejercitándose, a su parecer.

Extras

→ Mide 186 cm y aún no ha dejado de crecer, pese a todo es ágil y rápido, más de lo que puede aparentar.
→ Sus orejas se encuentran semiocultas por la densidad de su pelo, y por lo impeinable que es.
→ Como consecuencia de su pelea en inferioridad tiene una oreja con una muesca, la cual le recuerda su derrota y su necesidad de mejorar. Lo mismo ocurre con una de sus garras de la mano izquierda, la cual crece menos de lo que debería.
→ Tiene un tatuaje en su brazo izquierdo, recordando a su padre, con uno de sus símbolos.
→ Sus ojos son de un color rojizo anaranjado como el fuego.
→ Cuando puede le gusta ir sin demasiada ropa encima, solo si el clima lo desaconseja será cuando se ponga alguna prenda abrigada.
→ Es bastante tosco a la hora de entablar relaciones sociales, realmente no sabe cómo hacerlo y en la mayoría de las ocasiones acaba ofendiendo a la otra persona transcurrido un tiempo, aun si no quiere hacerlo. Después es demasiado orgulloso como para pedir perdón, algo que ocurrirá muy excepcionalmente si observa que la otra persona es digna de su compañía.
→ Prefiere la noche al día, es más solitaria y no abundan tanto las personas.
→ Odia que le tomen por tonto o por salvaje, esas acusaciones pueden hacer que su locutor acabe mal parado.
→Tiene muy mal perder, no lo aceptará jamás y volverá a retar a la otra persona tarde o temprano, hasta quedar satisfecho con el resultado.
→ Dice muchos tacos y maldiciones, incluso si está de buen humor.
→ Siempre parece de mal humor, incluso cuando no es así.
→ A diferencia de otros felinos, como buen tigre disfruta en el agua, dándose largos baños si encuentra algún lago cercano.

Procedencia
Afiliación :
- MITGARD -

Clase :
Tiger

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [3]
Esp. de bronce [1]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1153


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Zeke

Mensaje por Eliwood el Mar Sep 26, 2017 4:22 pm

¡Ficha aprobada! ¡Bienvenido!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3497


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.