Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Empty Re: [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Mensaje por Invitado el Sáb Sep 30, 2017 8:47 pm

Nieve. Aquella iglesia a medio derruir se presentó como un buen alto en el camino; el único en esas tierras de Ilia que hoy parecían vacías. Ella sólo pararía un momento, para buscar el cobijo de sus muros y el consuelo de la mirada de Elimine. Sólo un momento, pues pronto debía partir. ¿Hacia dónde…? Tras descender, jinete y pegaso se adentraron entre aquellas piedras santas, despacio, allí donde el mundo apenas sonaba más allá del suave murmullo del viento. Sin voces, sin espadas, sin tormentas. Paz.

Paz, y aún había algo estremeciéndole el corazón, un extraño sentimiento de inquietud que sólo fue calmado por el sonido de los pasos de Nívea a su espalda. Quizás era porque reconocía aquel lugar; ya había estado allí antes. Al fondo, Aries halló aquella preciosa estatua de Elimine, la que no se mancha ni decae, testigo de sus primeros pasos en el nuevo mundo. Inamovible, incorruptible Elimine. Los ojos de la joven soldado brillaron; sonrió. Comenzó a acercarse, y entonces dejó de escuchar. Y se giró inevitablemente, inquieta, casi con miedo de hacerlo. Sólo quedó el eco de su propia voz.

-¿Nívea…?

Algo le golpeó la pierna en ese momento, la trajo de vuelta a este lado del mundo en el que Nívea seguía a su lado. Pero ya no había paz, ni dentro ni fuera de su pecho. Aries, que había conseguido quedarse dormida en posición fetal con una pierna más estirada que la otra, abrió los ojos de golpe y se incorporó para quedar sentada, completamente alarmada por un mal sueño, un mal despertar, y una repentina presencia. La voz de Sorel se alzó como un fuerte golpe en el establo, inquietando a todos los caballos y a la propia jinete. Apenas podía distinguir las facciones del intruso en aquella penumbra, y aunque por su voz pudo reconocerle, no supo ver si acaso venía armado.

Le miró con ojos bien abiertos, sentada en actitud defensiva, con el cuerpo a medio girar y uno de sus brazos sobre el pecho. Su otra mano se movió, despacio y disimulada, tras su espalda, donde esperaba encontrar su lanza. No la tomó. No todavía. Tan sólo dejó los dedos cerca, por si acaso.

-¿Sorel…? –le llamó, cuidadosa, alerta, esperando esa respuesta que pudiera esclarecer la presencia de su compañero de batallas en aquel lugar. No supo si su propia reacción hubiera sido la misma de no haber hablado con el Lord esa tarde; probablemente sí. Pero ella quería creer en las lágrimas del chico del río, como quiso creer en la sonrisa de Ethan. Debía ser un error, un accidente. Algo. Y aún así, sus dedos seguían preparados para abrazar el metal...
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Empty Re: [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Mensaje por Invitado el Lun Oct 02, 2017 9:18 am

Ante aquel ajetreo, solo era capaz de susurrarles a los caballos, mandarlos callar con suavidad… más que mandar, lo que hacía casi era suplicar. - Por favor… caballitos… Guardad silencio… Que no quiero haceros nada… Callaos, por favor... - les susurraba. Seguramente, si alguien lo descubría allí abajo, lo mandaría de nuevo a aquel antro infernal y maloliente del que acababa de escaparse.

Si bien fue capaz de conseguir milagrosamente que se tranquilizaran lo suficiente como para que no hicieran ruidos perceptibles fuera de las paredes de madera… Él no estaba preparado para lo que se le venía encima.
- ¿Sorel? -

Ahogó un grito del susto, aunque no fue capaz de evitar caer de culo ante el sobresalto. - ¡¿A-Aries? ¿Pero qué estás haciendo tú aquí a estas horas?! - le cuestionó con la máxima intensidad que le permitía el no abandonar los susurros. - El dormitorio está arriba. ¿Por qué no estás durmiendo? - Poco a poco, como la semilla que empieza a brotar, la ansiedad se abría paso en su interior como las raíces quiebran las piedras sobre las que crecen. Tragó saliva, intentando humedecer la garganta que se había secado en cuestión de instantes fugaces. ¿Acaso ella sería quien mandaría al traste todo lo que había conseguido hasta ahora? Que no es que fuera mucho, pero aún así, era tirar por tierra todo un plan elaborado en un par de minutos. Los corceles estaban ya todos bastante más calmos, incluso los que se alzaron, volvieron a recostarse pero sin quitar su atención de la conversación… Aunque seamos sinceros, creo que a estos animales cuadrúpedos y con cascos poco les interesaba el contenido.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Empty Re: [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Mensaje por Invitado el Lun Oct 02, 2017 10:39 am

Aries parpadeó ante la abrupta reacción del rubio, que cayó al suelo del susto. Por esa respuesta inicial era fácil deducir que la presencia de Aries le había pillado por sorpresa. ¿Fue aquel encuentro, pues, un mero accidente? A su lado, Nívea relinchó, aún tumbada pero claramente inquieta, y Aries abandonó al fin la posición defensiva de su mano cerca de la lanza. Se colocó de rodillas para abrazar a su pegaso por el cuello y calmarla con un susurro. –Tranquila…

Una cosa estaba clara: Sorel tenía el extraño don de aparecer en los momentos más delicados, de la forma más abrupta y extraña. Así se estuviera ella bañando en el río o estuviera tratando de dormir; cada vez que ella estuviera desprotegida, allí estaría Sorel, para mirarla con esos ojitos inocentemente sorprendidos y esa expresión de no entender nada.

-¡¿A-Aries? ¿Pero qué estás haciendo tú aquí a estas horas?! –preguntó el muchacho, tratando todavía de recuperarse del susto. Parecía muy inquieto, como si aquel encuentro le hubiera puesto más nervioso de lo normal-. El dormitorio está arriba. ¿Por qué no estás durmiendo?

Ah, la pregunta mágica. La jinete trató de sonreír al volver a mirarle, aunque ella también se notaba un poco incómoda. Y es que Sorel, sin querer, había entrado en materia delicada, en esa misma razón por la que Aries se había puesto defensiva hacía un instante.

-Estaba durmiendo… –fue su primera confesión, dicha con sonrisita de circunstancia y tono inocente. Buscó entonces las palabras adecuadas para que su respuesta no sonara demasiado comprometida-. Lord Levallois me dio a elegir dónde pasar la noche… y pensé en pasarla con Nívea… –dijo sin entrar en demasiados detalles. No por ahora. Quizás tendría que hacerlo si Sorel preguntaba de nuevo, pues aquella situación volvería a repetirse en el futuro, cada noche. Mirándole de soslayo, como si le costara un poco hacerlo, Aries no dudó en plantearle la misma pregunta a él.

-¿Y tú…? ¿Qué haces aquí?

No pasó por alto el nerviosismo de Sorel. ¿Acaso tenía algo que ocultar? ¿Acaso estaba haciendo algo que no debía...? Realmente, y a pesar de todo, le costaba imaginarlo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Empty Re: [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Mensaje por Invitado el Lun Oct 02, 2017 7:08 pm

Aunque la voz le permitió identificarla con facilidad, ya que pocas personas en la compañía podían tener una voz femenina… la identidad ajena quedó totalmente confirmada cuando la joven fue iluminada por el fino haz de luz lunar que antes solo se dedicaba a Nívea. Una imagen aún más mágica y pura que ver sólo a Nívea descansar bajo la plata lunar.

- Estaba durmiendo… - Había algo en ella que cortaba la respiración. Era como aquella primera vez que vio la estatua de Delphi en el convento. Blanca, pura, hermosa, cautivadora… Por un instante, recordó una misma sensación que tuvo siendo pequeño; aunque no sabría cómo describirla… porque no existían palabras capaces de hacerlo.

Pensó pasar la noche con Nívea…” pensó para sus adentros. Ahora, la presencia de la chica en aquel lugar, le parecía un hecho bastante más coherente que antes. - ¿Y tú...? ¿Qué haces aquí? - Fue una pregunta inocente, delicada… Ante la cual, él se quedó sin palabras, solo con la boca abierta… “¿Y qué digo? ¡Yo no estaba preparado para que me descubrieran! ¡Pensaba que mi plan era perfecto!” humildes pensamientos de un joven en shock. Solo fue capaz de hacer una cosa: Improvisar. Total, no era la primera vez que lo hacía; en el convento lo hizo alguna que otra vez.

- Pues… Yo vine aquí a… ¡Pasar la noche con Dulcinea! - Fueron sus palabras. Total, si ella podía estar allí abajo, él tampoco tendría problemas, ¿no? - Es que es calentita… y muy buena… Y quería pasar más tiempo haciéndole compañía. - Lo cierto es que, aunque fuera en cierto modo verdad, no se sentía demasiado confiado en aquellas últimas palabras que dejaba salir de su boca. El silencio que se hizo fue por un momento, la tensión hecha palpable. - Así que… ¿Te importa si me quedo a dormir con ella? - terminó preguntando. Puede que aquel día hubiera sido un completo caos en su vida, en su cuerpo y en su mente… pero él no era quien iba a ponerse ahora a cuestionarlo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Empty Re: [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Mensaje por Invitado el Lun Oct 02, 2017 7:47 pm

-Pues… Yo vine aquí a… ¡Pasar la noche con Dulcinea! –Y con aquella abierta declaración de intenciones, Sorel terminó de ponerle la guinda a una noche que no podía haber comenzado de forma más tensa y esperpéntica, ante la sorprendida mirada de una Aries que pareció quedarse sin palabras por un momento. ¿Sorel… solía dormir con los caballos? Claro… Aries no había recaído en que quizás el establo iba a estar ocupado por alguno de los soldados. Pero, en ese caso, ¿dónde podría ella…?

Y, por supuesto, él tenía que preguntar con esa carita inocente, y esos ojitos de no haber roto un plato nunca. Además en un un día como aquel, en el que cualquiera de ellos podría haber perdido la vida y quizás todos necesitaban llenarse de pequeños consuelos. Sin mencionar el hecho de que Sorel llevaba mucho más tiempo en el ejército Levallois, y por tanto, tenía más experiencia durmiendo entre los caballos que ella. Era como si aquel establo fuera un poquito más de Sorel que suyo, ¿no? ¿Acaso podía negarse a su petición? Sólo esperaba que su Lord no viera inconveniente en aquello, de enterarse.

-Claro... -empezó a decir, algo dubitativa primero, luego un poco más segura-. Claro que puedes quedarte. El establo es de todos -Y sonrió un poco. No quería dejar de hacerlo, aunque Sorel fuera una bolita rellena de incertidumbre. Aries le había tomado por enemigo en el río, y recordó haberse arrepentido de ello. No quería cometer el mismo error otra vez. Así, como si ella misma hubiera conseguido espantar sus dudas -o parte de ellas-, su sonrisa se tornó un poco más verdadera, más cálida, deseando aceptar su presencia.

-Hoy ha sido un día largo... ¿verdad? –dijo entonces, alzando los ojos hacia las grietas por donde se veía la luna. Hacía un momento creyó haber hablado demasiado; ¿por qué hablaba ahora? ¿Lo necesitaba acaso? Le miró de nuevo por un instante, de soslayo. Luego bajó la mirada sobre el pajar donde volvía a estar sentada, casi como una muñeca sin vida-. Yo... -Y ahogando un suspiro, Aries se volvió a recostar sobre el pajar. Mejor callar. Mejor dormir. O tratar de hacerlo-. Buenas noches, Sorel…

Quizás era una buena oportunidad para saber cómo era. Dormir con un chico cerca, ¿cómo era...?
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Empty Re: [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Mensaje por Invitado el Mar Oct 03, 2017 5:18 am

- Claro que puedes quedarte. El establo es de todos. - Respondió ella con una fina sonrisa. El rubio dejó escapar un suspiro de tranquilidad que de los que podían competir con el que dio al confirmar que Ethan estaba bien, o saber que sus días no acabarían aquel día en el pasado campo de batalla. - Gracias… - masculló casi sin fuerza mientras se ponía en pie de nuevo, con la mirada gacha.

El joven mago cumplía su palabra, se fue hacia el hueco que se había agenciado Dulcinea, echó la tela al lado y se recostó allí. Aquel pelaje castaño, aquella piel cálida y suave, y la paja mullida. Definitivamente, él prefería dormir allí. Aunque hubo un primer amago de conversación, no llegó a florecer. - Eh… ah… Buenas noches… - Fue lo único que se le ocurrió responder.

Allí estaba él, en silencio, tirado junto a una Dulcinea que parecía entretenerse chupando un par de mechones del rubio. Sentía los latidos de la yegua, sus tranquilas respiraciones… y algo en el interior de su cabeza no le dejaba dormir. No sabía qué era… pero aunque cerrara los ojos, era incapaz de estar tranquilo, de estar quieto y descansar. A saber cuánto tiempo pasó de aquella forma… Al final, hizo lo único que se le pasó por la cabeza: una locura. - ¿Sabes? Realmente hay… otra razón por la que estoy aquí… - susurró. Seguramente Aries estaría dormida y no escucharía, pero él necesitaba contárselo a alguien. Como si era a los corceles del establo. - Es que… No me gusta el dormitorio. Tiene un olor raro que me parece muy desagradable… Así que por eso bajé, realmente… No pensaba encontrarme con nadie durmiendo aquí también. - Puede que fuera de noche, puede que él estuviera en las sombras, pero eso no le impidió que se le dibujara una sonrisa en la boca.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Empty Re: [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Mensaje por Invitado el Mar Oct 03, 2017 6:00 am

Los ojos de Aries se mantuvieron abiertos en un principio, acurrucada en su distancia con la espalda girada hacia él. Se bebió aquel silencio que sonaba diferente, y buscó, jugó a escuchar la respiración ajena. El crujir de la paja bajo Sorel le habló varias veces. El chico del río parecía nervioso, se movía demasiado. ¿No podía dormir, no pensaba dormir? Había sido un día largo, como ella misma dijo; no podía culparle. Quizás él ahora cerraba los párpados y veía el brillo escarlata sobre la tierra. Había demasiados gritos en el silencio esa noche, ¿verdad? Para ella y para él, que no parecía estar hecho de guerra sino de cielo azul.

-¿Sabes? Realmente hay… otra razón por la que estoy aquí… –Y aquella voz, susurro inquieto, finalmente se dejó escuchar como si no pudiera aguantar más. Quizás era él quien verdaderamente necesitó a alguien con quien hablar desde el principio. Y si quería apelar a la curiosidad de Aries, lo consiguió con creces. Ella giró ligeramente la cabeza para tratar de verle en la penumbra de soslayo, curiosa e interesada. Así, la explicación sobre la presencia de Sorel en el establo no tardó en llegar: olía extraño en su dormitorio. No le gustaba. Ella devolvió la vista al frente, relajada, sin cerrar los párpados.

-Bern huele distinto a Ilia… -comentó con voz débil, mimetizándose en la quietud de la noche. Una confesión por otra. Evitó llamar a Ilia su hogar; ya no lo era, no debía serlo, y cuanto antes aceptara este hecho, más fácil sería para ella adaptarse a su nueva vida-. Todavía no sé si verdaderamente me gusta… Pero sí sé que es aquí donde debo y deseo estar…

Entonces, curiosa, dejó aquella pregunta en el aire. Porque Sorel quería hablar con alguien, y ella… ella también. Quería escucharle un poco más, olvidarse de todo. Le recordó a algunas noches en la Orden, en aquel dormitorio compartido con otras chicas. A veces, simplemente, necesitaban oír el eco de otra voz.

-¿A qué huele para ti el dormitorio? ¿Y a qué huele para ti el establo?

Para Aries, el establo olía a Nívea, a consuelo. A, esta vez sí, hogar.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Empty Re: [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 04, 2017 5:09 am

Al escucharla hablar desde la oscuridad, se sorprendió. Él no esperaba respuesta… aunque tras escucharla, no pudo evitar sentirse identificado. Sentía lo mismo con su vida, el convento tenía un olor muy distinto a los edificios de la familia Levallois, y ambos no se parecían demasiado al olor de los montes despoblados. - Perdona si te he despertado... - farfulló por lo bajo. No supo el motivo por el que no lo dijo más alto, pero asumió que era porque no quería interrumpirla.

- ¿A qué huele para tí el dormitorio? ¿Y a qué huele para tí el establo? - Eran dos preguntas, claras y aparentemente sencillas… Pero para el mago no lo serían tanto. - ¿Que a qué huelen? - Se quedó pensando, mirando un techo del cual no podía vislumbrar ni los relieves.

- El dormitorio es… raro. No me gusta. Es como hacer un potingue de… muchas cosas. Es un olor fuerte… y… No sé si es a lo que huelen normalmente los ejércitos, porque solo lo empecé a oler una vez que me llevaron con los Levallois. - Puede que fueran conjeturas extrañas, pero haciendo memoria eran correctas. Se estiró un poco más. Dulcinea pareció encontrar más entretenido un nuevo mechón de pelo con el que jugar. - Y el establo… me huele a nostalgia. A antes de que todo esto empezara... - No fue capaz de seguir aquella oración. Las palabras se le quedaban atravesadas en la garganta, dejándola reseca, daba igual cuales probara.

En esos casos en los que el silencio parece quedarse incómodamente en medio de una conversación, el joven ya había aprendido un truco esencial a base de experiencia con todas sus hermanas. - Por cierto… Gracias. - Seguramente algunos no lo hayan captado todavía, pero es una estrategia muy sencilla y coloquial. - Gracias a lo que me dijiste, fui capaz de mantenerme en pie frente a nuestro señor todo el rato… y creo que podré hacerlo más veces.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Empty Re: [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 04, 2017 7:10 am

Ah, entonces el dormitorio olía a ejército, a soldados listos para la guerra. Y Sorel era más de la paz. Él prefería lo que había antes, cuando el mundo no se había roto todavía. Ese olor a simplemente levantarse todos los días y vivir, y encontrar el cielo azul y el río claro. Un nuevo pensamiento cruzó entonces la mente de la jinete. Ella era soldado, había sido adiestrada desde el día en que nació para combatir enemigos invisibles, para no temer a la incansable muerte allá donde fuera. Pero, ¿y él? ¿Qué hacía él aquí? ¿Era el campo de batalla realmente su lugar? La respuesta la obtuvo ella misma: ésta era la tierra de Sorel, suya. Supo que no debía cuestionarle, que no debía ofender su valentía, ni su deseo y libertad de luchar por lo que un día llamó su hogar. Sorel estaba aquí por voluntad propia, arrastrado al mismo destino que los guerreros más capaces. Y es que, en la guerra, todos eran soldados...

Ella sonrió un poquito para sí, aunque, en la oscuridad y de espaldas a él, él no pudiera ver su expresión.

Entonces, tras un momento de silencio, la voz de Sorel volvió a dejarse escuchar con un ‘gracias’. Dijo haber sido capaz de mantenerse firme ante su señor, y sentía la confianza de volver a hacerlo. Buenas noticias que debían merecerse otra sonrisa, mas la mirada de Aries se apagó un poco ante el recuerdo de aquella figura. Cuando volvió a escapar su voz, no dejó de ser un susurro calmo en la noche.

-Lord Levallois… posee una presencia abrumadora –confesó, en consonancia con las propias impresiones de Sorel-. Yo nunca antes había estado ante un Lord, y entiendo… por qué se le considera un líder. Puedo ver que lo es. Un buen líder…

Se sentía extraña, como si una garra le oprimiera el pecho al pensar en él. No supo con qué expresión la recibiría él la próxima vez que se vieran, ni con qué expresión debería recibirle ella. Las palabras de Ancelot aún retumbaban en su cabeza y no creía estar segura de su completo significado. Pero, ahora que las recordaba en la oscuridad de la noche, le arrancaban escalofríos en el estómago, un mal cosquilleo. Y volvieron inevitablemente las palabras de Ethan, cuya presencia también arañaba, aunque de forma diferente. No sabría catalogar a uno ni a otro. Eran hombres, y los hombres todavía se le hacían extraños.

-Sorel… -dijo entonces, encogiéndose un poco sobre sí misma. Él quería hablar, ¿verdad? Ella quería respuestas. Y por algún motivo, las palabras querían salir solas en aquel establo bajo las estrellas, como si encontraran un camino fácil hasta sus labios. Así, la pregunta de Ethan hizo eco en su voz.

-¿Alguna vez te has enamorado?
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Empty Re: [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 04, 2017 12:46 pm

Le gustaba. Tener toda la certeza de que Aries le apoyaba en la cuestión de Ancelot era un verdadero alivio. No se había atrevido aún a decírselo a nadie más, por lo que ella podría ser su santuario. - Claro que es un gran líder. - Y ahí estaba otra vez, ese extraño equilibrio entre el pavor, el respeto y la admiración que despertaba en su interior el joven Levallois desde hacía años. Pero entonces llegó aquel cambio de tema que parecía sacado de su propio abanico de técnicas especiales.

- Sorel… ¿Alguna vez te has enamorado? - Palabras extrañas, para una jornada extraña. Pero no dudó a la hora de responder.

- No… - No se lo pensó mucho… pero - Aunque tampoco estoy muy seguro. Vamos… Nunca me han dicho cómo es eso de estar enamorado… Porque lo que le escuché a Natalia de “Es como tener mil mariposas en el estómago; como pensar en el otro y que se vayan todos los pesares… o que vengan si resulta no corresponderte.” - Fue un pequeño intento de imitación, haciendo su mejor esfuerzo por poner una voz medianamente femenina. Natalia era de esas chicas de pueblo, recias y fuertes como mulas, capaces de levantar carros a pulso… o de lanzar a Sorel sin dificultad al otro lado del muro del jardín, normalmente sobre el matorral de rosas que había esperándolo. - Yo creo que nadie puede sentirlo… al menos de esa forma. Es tan… no sé cómo decirlo… ¿raro?... que no me parece posible. - Fueron palabras un poco más agrias que el tono humorístico y femenino de las que las precedían.

Pero claro, era un tema delicado y del que él no sabía nada… En estos casos siempre es mejor preguntar. - ¿Y tú? ¿Te has enamorado alguna vez? ¿O cómo dirías que es estar enamorado? - Puede que pareciera un poco ansioso por escuchar aquellas respuestas… Al fin y al cabo, se sentó sin darse él ni cuenta, recostado  sobre una Dulcinea que seguía chupando su juguete, a la cual le acariciaba el rostro.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Empty Re: [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 04, 2017 3:56 pm


La respuesta de Sorel llegó a sus oídos sin dudas ancladas en un principio, con una clara negativa que no precisó de apenas tiempo para dejarse oír. El beneficio de la duda, sin embargo, llegaría justo después. El chico del río simplemente no creía haber estado nunca enamorado, porque nunca había experimentado los síntomas de los que había oído hablar: mariposas y pesares. Qué raro sonaba, no parecía posible para él; habladurías y exageraciones, seguramente. Y Aries, en silencio y sin girarse hacia su compañero, se llevó una mano al estómago, como quien quiere vomitar.

No cerró los ojos. Apenas parpadeó. No dijo nada aun con labios separados.

Entonces volvió a escuchar aquella voz a su espalda, canción de la penumbra que a veces acaricia y a veces corta. Presa de la más inocente curiosidad, Sorel le planteó la misma pregunta a ella, igual que hiciera Ethan en la enfermería. Otra vez hablando demasiado, se dijo ella. Otra vez abriendo cajas que no debía, buscando donde no debía. Y ya se sabe que el que busca… lamentablemente encuentra. ¿En qué momento había soltado su lanza? ¿En qué momento se había retirado la armadura? Fue la noche de Bern más fría que las de Ilia.

-Yo… -trató de decir, recordando la misma respuesta que le había dado a Ethan. Ese sincero 'no lo sé' que fue real, tanto como la pequeña angustia en su vientre. Tanto como esas mariposas de las que Sorel hablaba como una historia de otros, y esos malditos pesares hechos gusanos. ¿En qué momento… En qué momento fue? Y por muy reales que tres palabras hubieran sido antes, aquel 'no lo sé' mutó ahora en otras tres igual de sinceras.

-Yo no quiero…

Tensó la mano en su estómago, se encogió un poco más. El vértigo le pinchó los ojos y se supo enferma, víctima de un gigante que no conocía bien; invisible enemigo. También se sintió estúpida. No debía darse por perdida; podía ser fuerte, volver a vestir armadura blanca y estandarte de causas nobles, y no pensar, y no preguntarse por el tacto de la luna.

-Yo sólo quiero ser soldado. Sólo eso. Luchar y morir... -susurró aquella única y extraña respuesta a las preguntas de Sorel. Y quizás, si se la repetía a menudo, incluso terminaría creyéndosela. Luchar y morir. No le hablaría del dulzor en el aire, del revolotear de alas en sus entrañas. Del mirar que arañaba y el pensar que hería. De esa inhalación que, por alguna razón, se quedó dentro de sus pulmones para pesarle.

No le hablaría porque ella... ¿qué sabía ella? Y por eso, simplemente, Aries calló esta vez.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Empty Re: [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 04, 2017 6:33 pm

Una opinión nueva en un campo desconocido. Estaba emocionado, ansioso, impaciente, por conocerla. Y no solo eso, eran las palabras de una mujer. El rubio siempre había asumido que eran las mujeres quienes querían de verdad, esencialmente porque así se le grabaron las enseñanzas de su madre. Pero…

- Yo no quiero… - ¿Acaso había escuchado bien? Al principio tuvo sus dudas, acerca de aquellas palabras dichas. Se disiparon con las siguientes. - Yo solo quiero ser soldado. Sólo eso. Luchar y morir. - Susurros, claros como el llano bajo la luna llena, como las aguas de un arroyo que corre montaña abajo. “¿No quiere? Eso sí que es raro… Yo pensaba que se supone que a todos nos llegaba tarde o temprano… Incluso madre decía que el amor te hace más fuerte, porque te da algo que te hace seguir adelante.” pequeñas reflexiones del inexperto. Reflexiones que terminaban jugando con aquella mente inquieta… especialmente cuando le dejaba silencio.

- Supongo que puedes ser soldado si quieres… ¿Pero eso qué tiene que ver con lo del amor? - Empezó. Sensibilidad, tacto, delicadeza… tres virtudes de las que Sorel solo parecía gozar a ratos. - Y además… ¿Qué es eso de que quieres morir? Vamos… Luchar y morir… Eso nos haría daño a muchos de nosotros… supongo. - aquella última palabra no fue más que un pequeño murmullo dicho para sí mismo. Él se incluía entre los damnificados. Aunque incluyó al resto de la compañía, en su interior tampoco podía garantizar que fueran a estar en su misma posición. - Total, que como no vas a morir… ¿No has pensado nunca en lo que harías si no hubiera más guerra ni más batallas? Que ser soldado está bien y eso… Pero… bueno… ¿Nunca pensaste qué te gustaría hacer cuando se acabe todo esto? La guerra, quiero decir...
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Empty Re: [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 04, 2017 9:02 pm

¿Qué tiene que ver? Preguntó él. ¿Qué tenía que ver ser soldado con no amar? Sorel dejó salir pregunta tras pregunta, sin comprender el extraño punto de vista de la jinete. Él no había nacido ni crecido para la guerra, y por ello el mecanismo funcionando en la cabeza de Aries debía ser poco más que un enigma. Añadió, seguro de sí mismo, que su muerte le haría daño a muchos de ellos, soldados de ejército Levallois. Por lo que Aries conocía de Sorel, quizás no sería descabellado creer que el muchacho lo decía en el sentido más sentimental y verdadero, y por ello sonrió un poco, para sí. Mas el único daño que Aries podía visualizar sería en el campo de batalla, pues sabía que su presencia podría salvar vidas; hoy estaba más segura que nunca.

-En la Orden de la Ventisca, el lugar del que vengo, me enseñaron la importancia de mantener ciertos vínculos a raya… -explicó con tenue voz, calmada a pesar del incesante cosquilleo bajo la piel. El recuerdo de aquellos ojos... ¿se apagaría tarde o temprano?-. Siempre estuve preparada para decir adiós, incluso a mi propia madre. De lo contrario, mi tarea como soldado se vería obstaculizada.

Y se giró un poco hasta quedar bocarriba, para poder alzar la vista hacia Nívea. Se había acostumbrado a la oscuridad y pudo reconocerla sin problema. Sonrió tiernamente.

-Entiendo por qué debe ser así. Si perdiera a Nívea… yo dejaría de ser. –Alzó un brazo hasta llevar su mano al hocico de la pegaso recostada a su lado, acariciándola-. Ella me hace fuerte, pero también tiene el poder de convertirme en la más débil del mundo. Imagina cómo sería si hubiera más como ella... Debe ser como... volverse loco…

Era posible que aquellas palabras sonaran demasiado distantes en oídos del muchacho, a pesar de la calidez en los susurros de Aries. No le culparía; ellos, que se llamaban familia unos a otros, parecían tener una filosofía contraria a la que ella había aprendido. Había sido extraño cuando Ethan la llamó así. Quizás le gustó demasiado oírlo, sentirse parte de ese algo tan lejano. Y a su vez, le había dado vértigo. Tanto que ahora, más que por Sorel, Aries hablaba para recordarse a sí misma las consecuencias de acercarse demasiado a los que probablemente pronto morirían como ella.

Sin embargo, Sorel, optimista e inocente, parecía convencido de que no había lugar para la muerte. Habló entonces del futuro. ¿Qué haría ella en el futuro, cuando la guerra terminase? Bajando su brazo para descansarlo sobre la paja, Aries mantuvo los ojos en el techo desencajado. Otra vez esa luna. Otra vez esa palabra. Preciosa.

-Cuando la guerra termine, si sigo viva, se espera de mí que regrese a Ilia. Aunque... -Recordó las palabras de su madre, sus instrucciones. Debía admitir que en su momento le dieron miedo, y ahora que había probado un poquito del mundo más allá de la nieve, más aún. El recuerdo del tacto de Ancelot volvió a coscillearle la piel y no supo cómo continuar, cómo superar aquella creciente timidez. Se guardó el resto para sí y giró la cabeza hacia el muchacho, la viera él o no. Por todo lo que ella misma había dicho, quizás sería más sensato cerrar los ojos y taparse los oídos, dejar que Sorel fuera poco más que un nombre. Pero esa noche Aries simplemente no podía callar.

-¿Tú qué harás...? Tras la guerra...
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Empty Re: [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Mensaje por Invitado el Vie Oct 06, 2017 11:27 am

Llevaba un poco de tiempo teniendo una sensación extraña. La primera vez ni se dio cuenta, o al menos tardó bastante más en hacerlo. Esta vez fue directo, sin discreción. Lo cazó al vuelo… como la rana a la mosca. “Pero te pregunté por lo que tú quieres, no por lo que otros quieren de tí.” Fue lo que pensó. Esta vez guardó silencio. Llegó a tener la impresión de que había momentos en los que no hablaba con ella, que hablaba con una especie de coraza o carcasa que usaba la chica para protegerse… “¿Tan difícil le es hablar de sí misma? ¿De quién es realmente? ¿De qué quiere? ¿De qué anhela? ¿De qué sueña? En el convento era más fácil hablar…” Apuntes fugaces, hechos por una mente más vacía de lo necesario. Lo único que realmente le pareció tan puro como la propia Aries en sus palabras, fue su aprecio por la pegaso.

En su interior tenía lógica. Tanto Laevatin como Martel le habían enseñado a que tanto para quienes cabalgaban pegasos como quienes montaban sobre dragones, solo tenían un compañero en su vida, y perderlo era algo tan doloroso como perder a un hermano… Sorel nunca supo cuantificarlo, tanto porque no los tuvo como porque no podía perderlos… pero suponía que debía ser algo realmente duro.

- Eh… ¿Yo? - respondió, un poco sorprendido. Más por el tiempo de la pregunta que por el contenido, que sabía que sería inevitable que si él preguntara, seguramente la cuestión volviera a sus manos. - Pues supongo que haré lo que madre me pidió cuando era más pequeño, que nunca deje de aprender magia… - Alzó la mano hacia el cielo, abierta, dedicándole la palma a las vigas que tenía encima. Puede que no se viera los dedos, pero uno sabe donde tiene su cuerpo. - Hay cinco escuelas que tengo que dominar… - Usó la otra para quitar cuatro de los dedos extendidos, dejando sin tocar solo el meñique. - ...y a duras penas sé defenderme con solo una… - Se quedó en silencio, haciendo como que contemplaba esa mano que sabía cómo estaba. - Sé que visto desde fuera puede parecer una tontería, pero al menos para mí es un reto gigantesco… - Aquellas palabras fueron cargadas de orgullo, energía. Un verdadero desafío que se había propuesto a sí mismo desde hacía tiempo… pero aquel orgullo pasó a ser una pequeña vergüenza en su último comentario. - Aunque creo que soy yo el que le pone esa dificultad extra al ser tan lento aprendiendo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Empty Re: [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 07, 2017 8:12 am

Al responder qué haría cuando acabase la guerra, Sorel mencionó a su madre. Él quería hacer lo que ella le había pedido, exactamente igual que Aries en el caso de su progenitora. La jinete no sabía qué habría sido de la madre de Sorel, por qué se habrían separado; si acaso fue la fatal muerte que la guerra trae consigo, o simplemente un destino que divide caminos como había sido su propio caso. Y no quiso preguntar. Tan sólo sonrió un poquito para sí por la coincidencia que había encontrado en ambos, aunque probablemente Sorel no la viera con la distancia y la oscuridad.

Los ojos de ella ya se habían acostumbrado y pudo verle alzar la mano, como si deseara tocar la luna, ese algo que Sorel debía creer aún más allá de su alcance, pero que estaba ahí. Le habló de magia, de “cinco escuelas” que debía esforzarse en dominar. Un largo camino para toda una vida. Un reto del que, por su forma de hablar, parecía enorgullecerse. ¿Cómo preguntarle por personas que ya no estaban cuando Sorel parecía brillar al hablar de aquello que tanto le gustaba? La magia. Sólo pareció menguar su energía con el último comentario, en favor de un tono más inocentemente vergonzoso. Sorel dijo ser lento aprendiendo, un tanto inseguro de sus propias posibilidades. Y Aries, que de magia no entendía demasiado, tuvo la respuesta clara.

-Vi la electricidad sobre nuestros enemigos en el campo de batalla. Nos salvó la vida, a Ethan, a Nívea, y a mí. Sé que fuiste tú –dijo, con ese tono calmo en la noche, lleno de admiración, y una sonrisita tierna en los labios-. Y si dices estar aún con la primera escuela, y ya eres capaz de semejantes hazañas, ¿cómo serás cuando aprendas todavía más?

Volvió a alzar los ojos hacia la luna entre las grietas. Tres piezas de un puzle de plata. Tres regalos. Y no hubo palabra alguna en ella que no creyera, que fuera mentira.

-Yo creo... que eres increíble, Sorel.

Increíble. Se supo rodeada de personas increíbles. De rostros y palabras que, quisiera o no, se llevaría con ella cuando la guerra terminase.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Empty Re: [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 07, 2017 8:36 pm

Como único mago de la compañía, era complicado atribuirle cosas como descargas eléctricas a cualquier otro miembro… La única otra opción posible en su cabeza, era que lo atribuyeran a un capricho de los cielos; pero al menos no habían llegado hasta esos extremos. Lo que le pareció recibir fueron de nuevo los cumplidos estándares de quienes desconocen la materia…

Si bien eran palabras amables, era incapaz de recordar las palabras de cierto novato cuando llegó al castillo. Se fascinó con la producción de un par de chispas cuando el ocaso empezaba a retirarse, un hechizo inacabado tras toda una tarde castigado practicando.

[...]

- ¡Eso ha sido increíble! - La voz de aquel muchacho ilusionado sorprendió por completo al joven mago, quien dejó caer el libro que tenía en mano. Era un manual básico, con el que había empezado el día anterior con su nuevo maestro… el cual estaba tremendamente decepcionado. - Qué va… Eso ni siquiera es un hechizo que ha salido bien… Es cuando sale mal. - La decepción pesaba algo en sus hombros, aunque intentaba no pensar en ello. En el convento sí lo había conseguido varias veces… en el castillo, todavía no parecía acostumbrarse. - ¡No, lo digo en serio! ¡Que seas capaz de hacer cosas así es lo increíble! Seguro que yo no conseguiría ni sacar esas lucecitas. - Bueno… ¡Es que todo el mundo no está hecho para aprender magia! - Respondió el rubio henchido de orgullo. - ¡Prepárate para alucinar con el próximo hechizo! ¡Que fijo que sale bien! - El pequeño aprendiz recogió el libro, se puso en posición… y fue interrumpido. - Y ahora que me fijo… ¡¿tú eres el nuevo que vino ayer?! Déjame que me presente. Mi nombre es Sean, también soy un aprendiz y pienso ser el mejor caballero de nuestro Señor.

[...]

- Puede que a tus ojos sea increíble… o puede que a los vuestros lo parezca… Pero no es verdad. Fui muy lento… por eso no pude evitar el disparo… ni pude evitar ser derribado tras el primer golpe. - Aquellos halagos, aunque sabía que iban con buena intención, no era capaz de aceptarlos… no en su totalidad. - Cualquiera que supiera un mínimo de magia, podría haberlo hecho igual… o incluso mejor. ¡Por eso quiero mejorar! - No había motivos para quitarse el mérito hablando todavía de los trucos que usaba para realizar magia... que desconocía la mayoría del conocimiento que estaba detrás de cada movimiento y cada hechizo… que hacía trampas para lograr que sus hechizos funcionaran. - Para que no pase de nuevo como en esta batalla… para que mi ayuda llegue a tiempo… y para poder ayudar a otros a los que no se les dé tan bien, igual que a mí…

Hubo una nueva pausa prolongada entre sus palabras. - ¡Los que de verdad sois increibles sois todos vosotros! - Afirmó, cargado de confianza en sus palabras. Recordando todo lo sucedido aquel día: la batalla a su alrededor, las dos veces que le salvaron la vida Ancelot y Garthe, el rescate de Dylan que le contaron, la épica derrota de la dragona… y salvarle la vida a Ethan. Todos seguían ahí… y él podía estar ahí por la ayuda de los demás. Lo único de lo que no parecía capaz era de encontrar palabras.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Empty Re: [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Mensaje por Invitado el Dom Oct 08, 2017 11:20 am

A los cumplidos de Aries, aunque estos hubieran sido sinceros, Sorel sólo pudo recalcar amablemente que la perspectiva no era la misma para quien supiera un poco de magia. La ignorancia, a menudo, hacía ver las cosas más grandes de lo que podían ser para los entendidos. Aries lo comprendió. Supo que ella hablaba desde la falta de experiencia, que quizás aquel conjuro de Sorel había sido fácil, o tardío como él dijo. Que quizás él podría haber hecho más, como parecía sugerir. Pero -y esto era inamovible en su cabeza- ella tenía claro que Sorel había luchado con valentía, que había protegido las vidas de sus compañeros y, como todo mago sin armadura, había quedado expuesto ante el ataque cuerpo a cuerpo del enemigo. Que sus conjuros no fueran los más poderosos no significaba que no hubieran servido bien a sus compañeros.

Así, ella continuó sin ver nada que recriminar de sus actos, nada de lo que él debiera arrepentirse. Aunque tampoco deseaba ofenderle con su ignorancia.

-Entiendo… -dijo, con la vista aún en el cielo y una pequeña sonrisa. Eligió no insistir, callarse lo increíble que alguien como Sorel, que con tanto valor sabía luchar contra la adversidad, le parecía-. Entonces sólo puedo desearte mucho ánimo en tu aprendizaje. Todos haremos lo posible por ser mejores... -Y aquella palabra se le atragantó en la lengua por alguna razón. Mejores… ¿En la batalla, en la guerra, con las armas? ¿En qué momento se podía definir a una persona como “mejor”? Se corrigió entonces a sí misma con algo que, de algún modo, sonaba más adecuado-. Más fuertes.

No era una mera lanza lo que la separaba de los invasores enemigos. Ellos podían ser fuertes, pero no mejores, pues carecían de una causa justa. Ni siquiera sabía si acaso tendrían causa alguna. Y, con una lenta y discreta exhalación, Aries entrecerró los ojos. Por un momento se había olvidado de ellos, de sus enemigos. La luna y las estrellas podían verse hermosas desde allí, como podía su mente distraerse con mil gusanos y mil mariposas, pero en el fondo nada de eso importaba en territorio conquistado. En el mundo real. Casi agradeció darse cuenta, recordarlo.

-Deberíamos intentar dormir… -propuso-. Si los emergidos atacaran en cualquier momento, no debemos ser presa del cansancio.

Se sintió entonces capaz de olvidarse de Ethan, de su Lord, de toda confusión y todo anhelo, sin más finalidad que la propia guerra. Y quiso soñar con la batalla de esa mañana, con esas otras mil batallas que la seguirían. Con el crujir de los huesos y el fluir de la sangre. Con ese bandido cuyo rostro aún se le aparecía al cerrar a veces los ojos. Pero quizás no soñaría, ni con eso ni con nada. Porque, simplemente y a pesar del cansancio de su cuerpo, Aries se dio cuenta de que no podría dormir.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Empty Re: [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Mensaje por Invitado el Mar Oct 10, 2017 7:52 pm

Buenas palabras, buenos sentimientos, ánimos. En serio, aquellas sensaciones parecían extenderse como las llamas en mitad de un campo de pajas secas; llegaban a todas partes del establo y a todos los corazones con alegría y positividad. ¿Y quién era él realmente para juzgarla por ello? Nadie… él había sido igual al principio… y seguía siendo igual cada vez que se encontraba con algún mago diestro en su escuela, despertaba su fascinación, por simple o sencillo que fuera lo que hiciera.

- Todos haremos lo posible por ser mejores… Más fuertes. - Él asintió sonoramente, convencido, contagiado. Aunque al joven rubio le dio la impresión de que existía algo detrás de aquellas palabras, algo que asumió que a la joven no le gustaba… Pero bien sabía que aquellas horas nocturnas no eran las ideales para intentar comprender todos los misterios que esconde en su interior la mente femenina. “Creo que ha intentado rectificar… algo… pero no sé por qué… ¿Qué había de malo en lo que dijo?” pensaba el mago en su cabeza, intentando encontrar una respuesta que no llegaría ese día, y menos esa noche.

- Deberíamos intentar dormir… Si los enemigos atacaran en cualquier momento, no deberíamos ser presa del cansancio. - Fueron unas palabras tranquilas, que marcarían el final de la jornada… el final real de aquel día. - Sí, sería un problema si pasara… Duerme bien. - dijo, siguiendo la tradición que arrastraba desde casa, aquellos pequeños protocolos que cumplía cuando vivía en el convento, aunque algo más distantes que lo que le pedían sus memorias. Pero no distantes en tiempo… distantes en espacio…

Puede que el tener una muchacha cerca, después de tantos años, le hubiese afectado un poco. Acciones y recuerdos que creía tener olvidados volvían a pasar por su mente, como si le invitaran a revivir todos sus años en el convento, con su madre y sus hermanas. Pero ahora no podía ser como entonces… ni Aries era una chica del convento, ni él era el mismo que en aquellos años. Las cosas cambian, es la única certeza en este mundo.

Si bien lo intentó por todas las formas que sabía… conciliar el sueño se le volvió una tarea aparentemente imposible. Contó ovejas, rememoró viejas y aburridas lecciones de fundamentos de la magia (aunque por el poco caso que les prestaba, estaban bastante resumidas), volvió a contar ovejas… y también cabras, para que fuera más trabajo, y porque solía hacerse un lío alcanzadas según qué cifras a aquellas horas intempestivas. Hacía lo posible por intentar dejar apartados los recuerdos de aquel día… pero había palabras, gestos, sentimientos, que parecía que hubieran echado raíces y florecían con total nitidez tras sus párpados. No fue capaz de dormir aquella noche… Solo cuando se despertó el asto rey, el cansancio parecía haber hecho mella en el aguante del mago, reclamándolo hacia el mundo onírico a cierto destiempo.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Empty Re: [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Mensaje por Eliwood el Sáb Nov 04, 2017 12:53 am

Tema cerrado. 70G a Ancelot y Ethan. 90G a Aries y Sorel.

La administración pide que en el futuro, se organicen mejor los temas de modo que sean de grupo mientras necesiten serlo y sólo mientras necesiten serlo. Si 2 escenas de 2 personajes cada uno transcurren separadamente, corresponde que sean 2 temas por sí mismos. Si la escena era grupal y deja de serlo, pasando a ser de 2 personas solamente, corresponde cerrar el tema grupal y tener uno de 2. En general: pensar de cada tema como una escena entre X cantidad de personajes, no un tiempo o lugar en que entren y salgan personajes, puesto que es más organizado. ¡Gracias de antemano!

Se avisa que ya que este tema es irregular de contabilizar (no todos los personajes interactuan con los demás), no se contará como válido en registros de support.

Cada uno obtiene +1 EXP.

Gracias al incremento de experiencia, Ancelot obtiene el primer skill de la rama Mercenary:

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Anonimato Anonimato - Permite al mercenario, si así lo desea, no ser notado como enemigo, pudiendo moverse con libertad en el campo de batalla. Ni emergidos, ni otros usuarios podrán notarle como enemigo. Sólo se le comenzará a atacar cuando el mercenario ataque por primera vez en el tema.

¡Felicitaciones!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.
.

Support :
Marth [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Iwzg0SR
Lyndis [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 JEIjc1v
Nils [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 JEIjc1v

Especialización :
[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Espada%202

Experiencia :
[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Iu4Yxy1

Gold :
1104


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

[Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel] - Página 3 Empty Re: [Social] Lo que las batallas dejan [Ancelot, Ethan, Aries, Sorel]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.