Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Mensaje por Zephiel el Sáb Sep 16, 2017 9:48 pm

Posó sus dedos en su frente, sin agachar su rostro, sino levantándolo a la altura de los demás, mientras oía los comentarios de sus soldados tras el combate. Su cansancio era patente, siendo que había puesto mucho más de sí en aquel combate que si hubiera sucedido como su estrategia dictaba. Zephiel estaba adecuado ya a las duras condiciones que había adquirido su tierra tras la invasión, pero aquello no significaba que no padeciera a la larga, como entonces podía verse. Sus pensamientos eran en ese momento muy simples: constatar bajas, reunir a sus hombres, regresar a las barracas. En ellos había ignorado a la sacae malherida, creyendo que su muerte era pronta e inevitable.  Despidió a quienes preguntaban su estado y ordenó lo primero, ni siquiera pensando en  su descuidada apariencia ni en la capa que le había sido arrebatada, antes de que un súbita mano lo hubiera sujetado sin percatarse a tiempo. Tanta fue su sorpresa que reinó en él el silencio, yendo inmediatamente por el mango de su espada, cuando encontró frente a sí a la salvaje, aún de pie, viva. Sostuvo su mirada en ella con indescriptible desprecio, creyendo que en cualquier momento su agarre se debilitaría, y entonces fallecería a sus pies. Una muerte indigna y simple, que merecía.

Resultó que su muerte tardó más de lo que creyó en un principio. La sacae pronunció su nombre, ante lo que respondió alzando una ceja en forma de burla. Luego se refirió de una forma a él que se le hizo incomprensible, la que por supuesto tomó como un insulto a su persona, sino no se hubiera molestado en pronunciar dichas palabras en otro lenguaje. Ya perdía la paciencia, queriendo apartarse y dejarla pudrirse a orillas del lago, por lo que levantó una mano para empujarla y hacerla caer. Pero apenas alcanzó a tocar su hombro antes de que ella escupiera en su rostro y poco después, alzara el puño para golpearlo. El impactó giró su cabeza a un lado, el cual recibió con los ojos abiertos. Quedó quieto un segundo, inflando su pecho de aire.

Animal. Animal rebelde. ¡Sucia y miserable rata! Capaz de levantar su mano a él. De su rostro pudo adivinarse la ira que provocaron sus actos. Terminó de empujar a la sacae, enviándola con mucha más violencia a los suelos que si hubiera caído por su peso. Levantó su mano y rozó su mejilla con el pulgar rápidamente, para así limpiarse la mancha de sangre que había caído sobre su rostro. Ninguna palabra suya interrumpió el filoso eco de su espada desenvainándose, de la cual presionó su mango con tal descontrol que su mano comenzó a temblar por su propia fuerza.  Le miraba atentamente, por no descontrolarse y desviar su mirada hacia todas partes, igual que una criatura enajenada. Nada sería mejor que acabar su vida en ese mismo instante, aunque frente a él, distracciones. Sus soldados se habían acercado a la mujer, pisando sus extremidades mientras apuntaban sus lanzas hacia ella. Habían visto lo que había hecho a su rey, y se preparaban para escuchar la orden de acabar con su vida. Pero ninguna palabra escapaba de la boca de Zephiel, quien aún fijaba sus ojos en ella. Miró a sus hombres, luego al cinto de la mujer, donde esta mantenía un bolso, el cual seguramente debía contener medicina. Alzando el rostro, en sus facciones surgió una sonrisa breve, que pronto volvió a transformarse en una línea simple.

- Sánenla. -dijo, señalando el cinto de la mujer con su índice izquierdo. Esto sacó una expresión incrédula de sus hombres, quienes fueron por dicha poción sin saber si se encontraba allí, aunque al revisar, era cierto que poseía una. El que la recogió la sostuvo en la palma de su mano, dudando. Estuvo a punto de preguntar por qué, pero no le dio el tiempo.- ¡Háganlo! -insistió el monarca. Entonces el soldado obedeció, destapando la poción y haciéndola beber a la mujer como pudo, sino aplicándola directamente sobre sus heridas, temiendo quizás que súbitamente se levantara y le hiciera daño. Por eso se alejaron cuando sus heridas comenzaron a sanar, cerrando los cortes más superficiales, logrando que los más profundos dejaran al menos de sangrar. Seguía inconsciente, incapaz de defenderse, a su merced.

Entonces, Zephiel dejó caer su espada a un lado. Caminó hacia ella mientras desataba los amarres de sus guanteletes, todo mientras una pequeña multitud se agolpaba a sus espaldas. Dejó caer estas prendas a la orilla como trapos, descubriendo sus manos al aire. Y mientras seguía avanzando, se agachó un segundo y recogió una piedra de tamaño considerable, la que sostuvo con firmeza hasta que estuvo a una distancia cercana a la mujer. Y teniéndola bajo su sombra, caminó por su lado, entonces levantando su bota y usándola para pisar el cuello de la salvaje con fuerza, reteniéndola, levantando apenas un poco y pisando otra vez con aún más peso, buscando despertarla. Volvió a agacharse, y la observó de esa posición, todavía sin soltarla con su pie. Levantó la piedra, y haciendo un arco con su brazo, azotó su rostro con violencia, sin dejar la roca. Luego de haberla golpeado, levantó la piedra por sobre su rostro y la hizo caer a su boca, forzándola dentro, aprovechándose de que quizás intentaría respirar. Si no, sus dientes recibirían un impacto capaz de romperlos, por lo que, a mente del rey, le convenía tragarse aquella roca antes de ser desdentada. Todo esto hizo sin mediar palabra alguna, poseído por una inexpresividad sobrenatural. Hubiera sido simple y fácil cercenar su cuello y acabar con aquella charada, dar aquella batalla por terminada y marcharse, pero entonces el monarca no era sí mismo. Era su necesidad saciar su ira con aquella sacae, y no había quien interviniera mientras ejecutaba su terrible acto.


Última edición por Zephiel el Sáb Oct 28, 2017 10:03 pm, editado 1 vez
Afiliación :
- BERN -

Clase :
Marshal

Cargo :
Rey de Bern

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Espada de bronce [2]
espada de bronce [2]
.
.
.
.

Support :
Khigu

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1830


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Mensaje por Khigu el Dom Oct 08, 2017 9:23 pm

La joven había caído inconsciente, después de todo la condición de anemia que tenía ella le provocaba esos mareos cuando perdía mucha de la poca sangre que tenía su cuerpo. Y esta vez, había derramado demasiado. Eso, junto al cansancio y el hambre desde que estaba en aquellas tierras, era lo que atentaba peligrosamente contra su vida.

Por suerte o por desgracia, sus heridas superficiales comenzaron a cerrarse gracias al brebaje que se le estaba ofreciendo, estando ella aún desmayada, incluso perdida en aquellas usuales pesadillas que comenzaban en su subconsciente. Ignorando que otra pesadilla estaba apunto de suceder, en la vida real.
Pero no fue hasta un rato después que empezó a toser al sentir su laringe siendo oprimido por momentos, su propio cuerpo buscando el aire que le comenzaba a fallar. Esto provocó que ella recuperara poco a poco la consciencia, aunque tardó en darse cuenta y reaccionar a todo lo que aquel hombre le estaba haciendo.

Casi ahogándola con la fuerza de su pie, notando el golpe que había recibido en la cara, comenzando de inmediato a notar el escozor en la piel de su mejilla y nariz... Y después de sentir aquello caer sobre su boca, en cuanto tuvo esa piedra entre sus dientes fue que abrió los ojos del golpe. Estaba viva, pero sólo para darse cuenta que aquel tipo loco estaba apretando contra ella, humillándola.

Mordiendo la piedra, pataleó violentamente y rápidamente llevó sus manos libres para agarrar el brazo del monarca. Pero no tenía casi fuerza todavía, pese a que sus heridas hubieran sanado por encima, era un hecho que había perdido sangre y que estaba exhausta. Aparte de aquel choque que le había tomado por sorpresa.

- Cabwón... -insultó con la roca en su boca- ¡¡¡fuéltabe!!! -Aún pataleando e intentando moverse, giró la cabeza de un lado a otro, como podía ya que aún tenía su bota encima de su cuello apretando, por lo cual no podía respirar bien y mucho menos hablar bien. Aún así consiguió dejar caer el pedrusco por fin, aunque había dañado sus labios y un poco de sus encías, las cuales sangraban.

- Grrrrrr.... -Notando la fuerza sobre su cuello, su cabeza entonces quedó quieta hacia ese lado, pero lo miró por el rabillo de sus ojos rojos, llenos de fiereza... aquello sí que no lo dejaría pasar. Asesinaría a aquél hijo de puta en cuanto tuviese oportunidad de hacerlo. - voy a.... ¡Cof! ma-... matar... te... -exclamó en un amago de voz rasposa debido a la presión física.

Su nariz no le permitía respirar lo suficiente en aquella situación, tenía que mantener su boca bien abierta para intentar inspirar y expirar las bocanadas de aire que necesitaba. La sangre de su cara y boca recorría por el mismo trayecto en un hilo rojo hasta el suelo.

Aún manteniendo el agarre a su brazo con sus manos, lo acercó a ella para limpiarse aquella sangre en la piel seca y fría del hombre, para después morder con fuerza aquella misma mano grande, por el lado externo. Apretó fuerte, casi tan fuerte como aún sentía su pierna encima de ella, buscando incluso sacarle la sangre a él con aquellos dientes que hacía unos momentos sostenían la piedra.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Warrior

Cargo :
Cazadora

Inventario :
Vulnerary [1]
Tónico de def [1]
Hacha de acero [2]
Hacha de madera [1]
Hacha de madera [1]
.

Support :
Lyndis
Salkhi
Zephiel

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2956


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Mensaje por Zephiel el Sáb Oct 28, 2017 9:25 pm

Incluso con lo que había hecho hasta ahora, no era suficiente. No era suficiente para deshacer el grotesco instinto de castigo que pesaba en sus brazos y presionaba su pecho, no permitiéndole ya poder brindar cualquier tipo de descanso a aquella que yacía bajo su pie. Por eso no le permitiría la muerte, tan fácil de ejecutar y ser olvidada.

Zephiel ni siquiera parpadeó cuando ella sujetó su brazo, sabiendo cualquier esfuerzo inútil. Bastaba con verle, su sangre derramada alrededor de las orillas del lago. Ninguna opción sería capaz de devolverle toda su fuerza, y por lo mismo le miraba con notorio sarcasmo. Además pateaba, como si de esa forma fuera a alcanzarlo, o a liberarse. No le causaba ningún tipo de gracia, sino que sus intentos de sobrevivir materializaban aún más lo que era su condena. Mientras más desesperación pudiera causar en ese rostro, aún más realizado sentía su objetivo. Y por eso continuaba presionando, en silencio, haciendo oídos sordos a todos sus gruñidos.

De una manera sí pudo resistirse, y fue moviendo su cabeza, cosa que molestó suficiente la mano de Zephiel como para dejar caer la piedra al agua. Hizo una mueca imperceptible, aunque pronto se desvaneció de su rostro, enfocándose de nuevo en su tarea. El rostro de aquella había quedado destrozado, justo como había querido ver. Pero no lo suficiente, porque aún podía hablar, cosa que no merecía en absoluto. Pero entonces sucedió algo inesperado, que con su mano ella atrajo la suya a su boca, y antes de que pudiera apartarla, miró lo que sería capaz de hacer. Enterró sus dientes por encima, donde apenas había carne, por lo que no le costó nada atravesar y hacerle sangrar. Al ver esto, quienes estaban cerca se alteraron, no solo por qué hubiera logrado hacer eso, sino también al no oír ninguna reacción del monarca, ni siquiera la más mínima queja.


 -  Atrás... -ordenó, insistente. Ni siquiera los miró cuando se acercaron, preocupado aún de controlar a su enemigo. Le demostraba su control de la manera que mejor sabía, con su rostro estático.

Mordió su mano y cortó su piel, pero en vez de querer soltarse de ella, Zephiel actuó presionando con su peso, para golpear sus dientes y echar su cabeza hacia atrás. El rey no temía al dolor, y de la misma forma lo soportaba, acostumbrado al sabor del mismo. Con su otro puño golpeó el costado de la sacae, enterrando su puño por debajo de su costilla, y no lo hizo una vez, sino dos, y tres. Esperaba con ello marcar sus nudillos en su carne, y que de esa manera se retorciera sobre ella misma como en insecto que era.

¿Venganza? Para él, nada parecido. Si en algún momento cabía en él la cepa del odio contra un individuo en específico, siempre acababa por redirigirlo. Ahora mismo, lo que él hacía era brindar un ejemplo a todo quien se viera transformado como aquella salvaje, del dolor que merecían. De la fuerza que debía ajusticiarlos, y que por destino del mundo no existía. En ella cabía el espíritu de la masacre, del caos, queriendo atacar incluso a sus iguales, solo deteniéndose cuando aquellas criaturas carentes de sentido se habían determinado a acabar con sus vidas. Despreciable… no solo un daño para Bern, sino para todo quien se topara en su camino.
Afiliación :
- BERN -

Clase :
Marshal

Cargo :
Rey de Bern

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Espada de bronce [2]
espada de bronce [2]
.
.
.
.

Support :
Khigu

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1830


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Mensaje por Khigu el Miér Nov 01, 2017 4:27 pm

Tanto odio, tanta rabia.

Mantenía con fuerza sus fauces sobre la dura piel de aquella mano, sin querer dejarla soltar, como si fuese un pez resbaladizo a las orillas del río, en un día de ayuno. El amargo sabor a hierro de la sangre ajena recorría sus dientes y se mezclaba con la que emanaba de sus propias encías; las cuales pronto se vieron golpeadas con intensidad, empujando la cabeza de la nómada de nuevo al suelo. - ¡Mff! -Aún así no lo soltó, o al menos no hasta que segundos después empezó a propinarle puñetazos en la zona abdominal.

- Wa-... ¡¡AGHHH!! -escupió, dejando el agarre de sus dientes más no de sus manos, aspirando el aire que necesitaba por la potencia que había tenido ese puño.

Pero no fue el único, hubo un segundo golpe en la misma zona, esta vez haciendo que sus manos soltaran su brazo. -  ¡¡¡¡HHF!!!! -Abrió los ojos, tensando la mandíbula. Ese había dolido más, había apretado bien en la zona de las costillas, sentía como sus músculos eran aprisionados contra la dureza de sus propios huesos.

Y entonces, una vez más, el golpe definitivo.

Juraba había escuchado un ruido en su interior, un "crac". Ese último golpe había venido con un dolor inmenso, que se apoderó de todo su cuerpo, sintiéndolo arder en sus costillas, sintiéndolo resquebrajar todo lo físico y mental que ella poseía. Sintiendo como si le hubieran clavado con su propio cuerno en los pulmones, más eso no le impidió reaccionar a continuación.

- ...¡¡ggRRRyuuuuUAAAAAAAAAAAAAGHHHHHHH!! ¡K... KKkkkjjjhhhhh...! ¡¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHH!!!!!! -su alarido hizo eco por todo el páramo, aquel que de primera vista hubiera parecido tranquilo en la profundidad de la oscura noche.

Mas ella lo veía todo en color rojo, como si la maldición de sus propios ojos la hubieran cegado, la hubieran dejado sin habla.

En su interior se sentía como un terremoto, así que empezó a sacudir uno de sus brazos con violencia, golpeándolo con la palma abierta contra el suelo, para luego llevar ambas de sus manos a esa zona que había golpeada. No sabía si apretar por dolor o dejar de apretar porque cualquiera de las dos opciones se le atragantaban como malas ideas. Rodó hacia un lado, con suerte zafándose del monarca unos centímetros, pero sólo por momentos.

Parte de sus costillas de ese lado, sin dudarlo, se habían roto. La mala posición de la mujer khirin no había ayudado, y aquél maldito hombre tenía más fuerza que ella. Mas sin poder ser comparado como una bestia, él sabía lo que hacía, y lo hacía fríamente. Aquel hombre no se comportaba como si su enemigo fuese humano. Khigu era bruta y salvaje, y había conocido a contrincantes tales como ella o peores, había luchado contra bestias enormes y rabiosas, pero jamás le vería la explicación de por qué el rey de Bern la estaba doblegando a su merced, o al menos no de aquella manera.

Tanto odio, tanta rabia.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Warrior

Cargo :
Cazadora

Inventario :
Vulnerary [1]
Tónico de def [1]
Hacha de acero [2]
Hacha de madera [1]
Hacha de madera [1]
.

Support :
Lyndis
Salkhi
Zephiel

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2956


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Mensaje por Zephiel el Sáb Nov 25, 2017 1:09 pm

De su mano solo quedaba la imagen de una tela rasgada, dolor que entonces ignoraba para continuar con su empresa. Aquella extremidad había sufrido dolores peores y aún más profundos, de los que las cicatrices quedaban. Estas últimas eran invisibles en el apogeo de la noche, pero existían como recuerdos de su pasado. Algunas incluso mucho antes de sus estudios militares, y de sus primeras cazas. Cumplían perfectamente la función de recordarle los días más negros de su historia. Sin embargo, Zephiel no era quien lamentara su pasado, y aunque fuera incapaz de olvidarlo, había aprendido a verlo con la crudeza de quien estudia la historia de las antiguas naciones. La salvaje ya soltaría su brazo, cuando entonces la hiciera pagar por el daño que le había causado.

Escuchó el crujir de sus costillas, había acertado.  La eficiencia de sus golpes era envidiable tanto como el manejo de la hoja, pues no había manera de desprender una práctica de la otra. El grito que la mujer exhaló lo absorbió con disgusto, sí, porque detestaba cuando la voz ajena retumbaba dentro de sus oídos. Zephiel se puso de pie, viendo cómo la sacae intentaba escapar de él, sin demasiado éxito. Entonces se preguntaba si con sus golpes habría sido suficiente para que, tras un tiempo y sin ser tratada, se desangrara por cuenta propia. Si no era así, se aseguraría de ello. Se le acercó, sus pasos lentos, enterrándose en la arena y causando suspenso a su llegada. Ella escucharía mejor cómo la suela de sus botas se enterraba en la arena, como las campanas que anuncian la ejecució de un desdichado. Pero entonces el tintineo calló.

Zephiel levantó su pie, y apuntando a las mismas costillas que había roto, lo dejó caer con fuerza para así rematar su espíritu. Solo una vez allí, porque sabía que ese punto débil acabaría con su vida de la forma más ridícula. En cambio, lo que hizo fue darse la media vuelta, no sin antes vigilar que ella no fuera capaz de moverse ni un solo centímetro más, y que sus hombres no fueran a intervenir con sus actos. Ellos se mantenían atrás, habían vuelto a sus asuntos. Aquello era lo correcto, teniendo en cuenta lo que ahora planeaba hacer. Caminó hasta donde el brillo del metal relucía, lugar donde su arma reposaba abandonada.

Recogió su espada de los suelos, sintiendo cómo sus manos se domaban por el control que esta exigía de él. Limpió el filo contra sí mismo,pues sus ropas ya no valían el cuidado, para luego observar a la mujer que entonces yacía derrotada en los suelos. ¿ No era ese testimonio de lo fácil que se hacía castigar si un individuo solitario se determinaba a ello? Pero siempre acababa siendo el mismo juego de la iniciativa propia. Nunca se acordarían las masas de sus propios pecados, y el mismo castigo siempre sería redundante y eterno. La humanidad siempre había sido como un vaso roto, que por mucho que se intente reparar, nunca dejaría de estar trizado. Esa sería siempre su naturaleza. Y aunque quisiera poner de ejemplo el dolor de la sacae a sus hombres, ¿Quién diría que no confundirían la merecida justicia con un acto de odio por parte de su rey? ¿Cómo hay quien tuviera la paciencia de instruirlos para ir en contra de lo imposible? Solo había una manera entonces de finalizar aquel despropósito, y sería quitando la vida a la mujer, para que al menos por el tiempo que su recuerdo durara en su memoria, supiera que la había detenido de causar desdicha mucho más. ¿Quién diría que el monarca acabaría cediendo a la más ilusa de las satisfacciones? Puede que entonces solo se hubiera hartado de sí mismo. Solo debía acabar con aquella situación antes de que se levantara el sol sobre sus cabezas.

 - Nunca será suficiente castigo el que pueda dar, que dé abasto a lo que mereces. -las únicas palabras, las últimas palabras que jamás dirigiría a ella.
Afiliación :
- BERN -

Clase :
Marshal

Cargo :
Rey de Bern

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Espada de bronce [2]
espada de bronce [2]
.
.
.
.

Support :
Khigu

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1830


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Mensaje por Khigu el Vie Dic 29, 2017 6:15 pm

¿Qué era lo que buscaba? Desde luego no era matarla. Él quería algo más de lo que jamás había llegado la gente que la despreciaba. ¿Por qué? Sabía la respuesta del por qué era a ella, pero no entendía el motivo que él creaba desde su interior.

Sea lo que fuese, cargaba un enorme peso encima. Peso que terminó de aplastar las resquebrajadas costillas de ella, una vez más, sin siquiera poder sentir si la suela de aquella bota era dura o no.

- ...a...kh- YYYAAAAAAAAAAAAAAAAAAGGHHHHHHKK!!!! -un fuerte quejido de timbre casi inhumano salió desde lo mas profundo de su garganta también dañada. Y unas lágrimas, producto del propio dolor en sí, ya que en su corazón solo había rabia, se escaparon de sus parpados. Su cuerpo quedó paralizado, porque si se movía sólo un ápice más, sabía que no podría seguir viva para matarlo a él.

Lo notó apartarse, sin alejarse demasiado, pero aquello no había acabado aún. El pulso se le aceleró, al contrario que su sentido del paso del tiempo. Sin poder con el resto de su cuerpo aún, movió la única mano que tenía libre, levemente, palpando el suelo en silencio. La textura de las rocas de la orilla del río, mezcladas en una especie de tierra humedecida, era una prueba que aún seguía viva.

Pero... ¿y ahora qué?

Cerró los ojos, pensando en aquel barro. El mismo al que la habían tirado muchas veces, el mismo con el que ella embadurnó a su mejor amiga, el mismo en el que se revolcó de rabia al no ver regresar a su amado, el mismo que se creó aquel dia lluvioso cuando se enteró de lo que había pasado con la familia de la peliverde. El mismo barro que los creaba, que los unía... y el mismo barro que los enterraba.

Pero no podía dejar que se quedara sola de nuevo, ella ya había sufrido bastante, comprendían lo que era perder a un ser querido. No quería que siguiera pasando por aquella desgracia. Y no sólo Lyn... la albina ahora podía contar con un par de personas más que le importaban, por fin empezaba a tener lo que quería después de muchos años de esfuerzo, de entrenamiento... aquella fuerza que tanto buscaba conseguir y pulir para siempre.

- No... hoy... -Balbuceó, cerrando el puño y agarrando aquello que estaba bajo su mano, que podía tocar. - Yo... todavía... -masculló pausadamente entre sus dientes. Aún tenía cosas que vivir, cosas que aprender, gente digna de conocer, aún le quedaba para ser más fuerte. Cada día. Desde luego, todavía no era su hora.

Y por mucho que hubiera reconocido que aquél hombre era físicamente más fuerte, no le dejaría recocijarse en ello. Él la había humillado antes, y también la había humillado aún más, después de que ella le ofreciera ayuda. Él no era digno de aquella fuerza, no era digno de su gente, él debía desaparecer de ese mundo, no servía para nada más que provocar dolor sin diversión, sin viveza.

"Nunca nada sería suficiente castigo a lo que merecía", eso era cierto. Había nacido con aquella maldición, la vida no parecía dejar de ponerle dificultades. Pero eso se trataba... retos, retos que tenía que superar.

- ... que... superaré... -murmuró para sí, corrigiéndose. Levantó el puño a duras penas y desvió su mirada hacia él, quien seguía ahí, observándola desde arriba. Pero más importante aún... - ¿Tú? Tú... qué mierda vas... a saber... de mí... -tosió- Para saber... q-qué me puedes dar... haha... -a pesar del dolor, su boca dibujó una sonrisa- Esto no es nada... comparado... Tú... eres... -respiró hondo para tomar aire, sus costillas se retorcieron- nghh.... débil... Eres más débil que yo... Lo sé... -se llevó el barro del puño al rostro, tapando sus heridas.

- Si esto... es lo único que sabes hacer, de poco sirves como jefe... -Rendirse era lo último que iba a hacer, no importaba en qué posición se encontrara, la salvaje no dejaría de provocar la rabia del monarca.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Warrior

Cargo :
Cazadora

Inventario :
Vulnerary [1]
Tónico de def [1]
Hacha de acero [2]
Hacha de madera [1]
Hacha de madera [1]
.

Support :
Lyndis
Salkhi
Zephiel

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2956


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Mensaje por Zephiel el Vie Mar 16, 2018 6:20 pm

Debía admitir que, de alguna forma, la persistencia que podía tener la vida llegaba asombrarlo. Había ya visto todo tipo de muertes, ejecuciones, y de lo único que podía estar seguro tras todo ello era que cada individuo se resistía de forma diferente al final. Unos lo aceptaban rápidamente, otros se obligaban a mantener abiertos los ojos hasta que no hubiera sangre que recorriera sus cuerpos. Sin embargo, algo que nunca había visto era que una víctima en la situación de la salvaje hubiera aprovechado la oportunidad para juzgar su cargo, entre insultos que ya se le hacían comunes e inaudibles. La mujer aún tenía energía para exhalar aire de entre sus costillas rotas, sin vomitar sangre a borbotones, y de articular palabras coherentes, por lo que Zephiel imaginó que aún poseía dentro de sí la habilidad para escapar de su muerte, si es que lo permitía de alguna forma. Sería inusual y sobrehumano, pero imaginaba algo así de quien vivía de la muerte de otros, un instinto de supervivencia que sobrepasara a cualquiera. Y era irónico, en cierta forma, que la salvaje tuviera algo de razón. El monarca no estaba demostrando suficiente fuerza en sus convicciones aquella noche, y lo sabía, pues no había podido ignorar sus propias inconsistencias. No se humillaría ante ello, pues no cambiaría su pensamiento ni su elección final. La ejecutaría, y entonces sería cierto a sí mismo, incluso teniendo sus pensamientos trastornados por las provocaciones que había sufrido, y por su agotamiento en general. Miró el rostro embarrado de la mujer, y entonces entreabrió sus labios, exhalando una nube de vapor.

Acto seguido inspiró profundamente, con el mentón en alto, y entonces usó la cualidad de su mano para apuntar una estocada a la frente de la sacae, con un solo brazo, y el cuidado de un ejecutor que desea entrecruzar sus ojos con los de su víctima, anticipando, como si hubiera dicho en voz alta, cada uno de sus movimientos. Sería una muerte inmediata, segura, y certera. Había un brillo sobrenatural en los ojos del monarca, como dos soles dorados rodeados de su silueta ennegrecida. Ya no tenía más palabras, el cansancio y su propio dolor habían vaciado ya su capacidad para el diálogo. Si erraba, si llegaba a errar, fuera por las heridas de su mano o porque había elegido un blanco difícil, anularía de su mente la ira de la misma forma como si tuviera éxito en matarla. Había causado un daño que no ofrecía satisfacción alguna. Nunca ocurría de esa forma, nunca hallaba un deleite en castigar, o ejecutar, lo que creía, justicia. No había manera que pudiera arrepentirse de sus acciones y aun así, hubiera preferido mil y un veces no encontrarse en aquel escenario, consumiendo su tiempo contra una causa irremediable. Quería que esa noche tuviera su final, por lo que tras usar su espada, emprendería su marcha de vuelta sin mirar atrás.
Afiliación :
- BERN -

Clase :
Marshal

Cargo :
Rey de Bern

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Espada de bronce [2]
espada de bronce [2]
.
.
.
.

Support :
Khigu

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1830


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Mensaje por Khigu el Dom Mar 18, 2018 4:20 pm

Sus pupilas se juntaban en el centro, en la punta de la espada que amenazaba con perforar su frente. Ese filo tan helado como la mirada de quien lo portaba. Parecía inhumano, como una bestia a la que cazar.

Sí, el monarca era más que un rival, era un enemigo, digno de la suficiente fuerza como para haberle causado todas aquellas heridas; el destrozo en su cara, en su costal, literalmente no había parte de su cuerpo que no estuviese dañado bien por la lucha previa o por el propio monarca. Había conseguido doblegar a una salvaje indomable como ella.
Y aún así, no terminaba de especificar si era la estamina del propio hombre o que ella había tenido éxito en provocarle, pero por unos segundos notó un deje, una apertura nacida del cansancio... como fuera, el rubio estaba en un momento en el que tenía la guardia baja, aún ligeramente. ¿Quizás se había relajado demasiado al verla al borde de la muerte?

Y ese quizás había sido el error del que ella, quien aún tenía la mente en caliente, se aprovecharía. Porque... total, ¿qué más podría perder si no era su vida? ¿Una o dos costillas? No podía dolerle más de lo que ya lo hacía. Y por eso precisamente tomaría ventaja de aquella pésima situación, y llevaría al límite sus capacidades. Se negaba a caer, no era su hora. Si no reaccionaba, sería atacada.
Llevó sus brazos hacia arriba, agarrando la espada con sus manos desnudas, debido a que sus guantes estaban más que desgastados por la pelea. Y apretó lo suficiente, al punto de estar cortándose, sangre deslizándose recorriendo por lo que quedaba de sus protectores; todo para detener el movimiento y con fuerza la desvió hacia un lado.
Con ese giro, consiguió además zafarse hacia otro lado, sufriendo así el intenso dolor que corroía sus entrañas.

Pero no le bastaba con esquivarlo. Se aseguraría de enojarlo lo suficiente para que Zephiel nunca se olvidase que matarla a tiempo es lo mejor que hubiera podido hacer.

Manteniendo aquella posición en el piso, no tardó mucho más en lanzar un codazo hacia atrás, buscando apartarlo, sin saber exactamente hacia dónde había apuntado. Y entonces, al regresar, tomó su propio cuerno de la base, arrancando la ya de por sí media suelta diadema y se giró para mirarlo fieramente antes de hacer lo que se proponía. - ¡¡¡DAS... MÁS ASCO QUE UNA CUCARACHA VOLADORA!!! -y lo clavó, repetidas veces, encima de las botas ajenas, buscando perforar violentamente uno de sus pies, gruñendo a medida que lo hacía, sin controlar cuántas veces ni el tiempo ni midiendo la fuerza con la que lo hacía. No pensaba, no sentía, nada más que su estructura ósea crujiendo dentro de sí, y mientras más calor sintiese, más intensos eran sus movimientos.

Un breve vómito de sangre detuvo en seco su mano, obligando a que esta tuviera que guardar el cuerno manchado de la "sangre azul" en su morral, torpemente. No quería acabar, no aún. Se agarró el costado con una de sus manos y con la otra procedió a ir levantándose poco a poco, mientras buscaba alejar su posición del rubio, aún fuera lentamente.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Warrior

Cargo :
Cazadora

Inventario :
Vulnerary [1]
Tónico de def [1]
Hacha de acero [2]
Hacha de madera [1]
Hacha de madera [1]
.

Support :
Lyndis
Salkhi
Zephiel

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2956


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Mensaje por Zephiel el Lun Mar 19, 2018 10:37 am

Zephiel respondió con una confusión instintiva, abriendo ambos ojos ante la sorpresa. Sentir el agarre desde el filo de su hoja lo desconcentró, suficiente para no presionar, cargar con su propio peso, para que la espada llegara a su destino a pesar de la resistencia que la sacae ponía con sus manos. Fue desviado de tal forma que entonces tuvo completa visión del rostro ajeno, porque en ningún momento apartó su vista de sus ojos, nunca dejando de creer que iba a matarla. Su mano, por otra parte, quiso responder con un golpe contrario a la dirección a la que la sacae había empujado, pero cuando quiso hacerlo, ella ya se había apartado de su sitio, logrando evitar su mortal contraataque. Entonces el monarca se había dejado llevar por una expresión acomplejada, preguntándose a sí mismo hasta qué punto era capaz en verdad de llegar un ser humano como ella para no tener que morir. Tenía la persistencia de una plaga. No era capaz de aceptar el destino que le imponía, ¿Por qué luchaba, qué le incitaba a sobrevivir incluso entonces? ¿Orgullo, honor? Todos se le hacían términos nauseabúndos, pues era del todo familiar con ellos, y sabía que eran importantes para las tribus del norte.

Zephiel esquivó fácilmente su codazo, dando un solo paso atrás. Al mismo tiempo que quiso él atacarla con una nueva estocada, la salvaje blandió en su mano el ornamento de su cabeza, gritando de por medio un insulto que le supo sobrio. A nivel de suelo, y siendo un arma mucho más pequeña, no era de sorprender que la mujer y su cuerno hubieran llegado antes a él, que él a ella. La primera punzada fue la que hizo más daño, sintiendo cómo le desgarraba una tira de carne por el punto más débil de sus botas gastadas. Dobló apenas su rodilla, flaqueando un poco su equilibrio, mientras el resto de los ataques de la sacae probaban ser ineficaces.  El rey no hizo más que apretar sus dientes ante el intenso ardor, sintiendo la sangre brotar y desparramarse hasta debajo de la planta de su pie. Fue cuando quitó la vista de su punto de dolor que vio,  arrastrándose por la tierra húmeda, el miserable intento de la sacae de ponerse de pie y huir. Debía encontrarse más débil que antes, aún más, un blanco increíblemente fácil de perseguir, y los soldados del rey, al ver de reojo aquella escena, se dieron cuenta rápidamente de ello, yendo a alcanzarla desde el lugar donde estaban, otorgándole cierta ventaja de distancia. Estaban obligándole a correr, pues si llegaban a ella, la clavarían contra el suelo con sus espadas. Algunos, en cambio, venían inmediatamente en auxilio de su rey para constatar que su daño no fuera demasiado grave. El monarca solo podía pensar en un detalle, y ese era la posibilidad de que aquel cuerno pudiera estar envenenado. Poco le importaba el vago intento de la mujer de huir, ignorándola casi  por completo mientras intentaba descifrar cualquier efecto maligno en su sangre.
Afiliación :
- BERN -

Clase :
Marshal

Cargo :
Rey de Bern

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Espada de bronce [2]
espada de bronce [2]
.
.
.
.

Support :
Khigu

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1830


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Mensaje por Khigu el Mar Mar 20, 2018 11:53 pm

Se relamió los labios, limpiándose la sangre mezclada de su boca, orificios de la nariz y las heridas de su rostro; era como si lo que estaba conectado por dentro, por mucho que se separara, siempre terminaba junto al mismo cauce de nuevo. Fijó su mirada en el rubio, quien con su expresión desconcertada sólo conseguía llenar de orgullo el ego de la nómada.
Tal vez nunca fue la más astuta, ni elegía los mejores métodos... ¡pero vaya que disfrutaba cuando ganaba en aquel juego de la supervivencia!

Sus interiores se desgarraban a cada movimiento que hacía, y los soldados del monarca comenzaban a perseguirla. Pero había funcionado, su especie de "distracción" había resultado exitosa.

- Te arrepentirás de esto... te lo aseguro... KUGH! -tosió, dejando escapar más sangre cada vez que intentaba hablar, soltar su entrecortada y ronca voz- Un ver-..dadero... cazador... nunca deja... escapar a su pres-..a.

Y entonces, se detuvo, apoyando ambas manos en la tierra, heridas por los graves cortes en sus palmas y se levantó dando un fuerte pisotón contra el piso. - ¡¡¡¡GRRRRRRRRRRRRAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!
-Rugió continuamente lo más fuerte que pudo, tanto que se podía comparar con el dolor de sus costillas, de todo su cuerpo, mostrando sus fauces hacia esos hombres.

Si era una salvaje, lo sería hasta el final.

Reunió toda su fuerza y corrió hacia uno de esos soldados, quien no pudo evitar asustase, y lo apartó hacia atrás, tirándolo al piso mientras le apuntaba con su hacha que, ahora, le resultaba más pesada de lo normal por la evidente falta de sangre y fuerzas que poseía. La punta filo sin embargo no hizo ninguna herida grave, al no apretarla contra la cara del extraño, solo provocó un corte en su mejilla de donde la sangre comenzó a brotar. Pues, los ojos de Khigu, se habían fijado en la botella que se había soltado del cinturón de éste.

- Esto... es mío... -le escupió sangre en la cara antes de agarrar la pócima y quitarse de encima de él y siguió corriendo hacia lo que parecía un barranco con los demás soldados pisándole los talones.

No era huir. No.
Zephiel simplemente no merecía la pena, ya le había demostrado claramente que se había cansado de ella.
No había nadie más humillado que él.

Entonces, al borde de aquella colina, no se molestó en girar su vista hacia atrás. - No tenghhh..go tiempo que pe..rder con vosotros... -Si algo le había enseñado viajar, era su gran adaptabilidad en cualquier tipo de terreno.
Sonrió y no dudó más.
Sabía que tirándose por aquellas montañas rocosas iban a dejar de perseguirla.

Así eran los "civilizados".


OFF:
Skill usada: ADAPTABILIDAD. Así no se me muere rodando por el barranco (?????).
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Warrior

Cargo :
Cazadora

Inventario :
Vulnerary [1]
Tónico de def [1]
Hacha de acero [2]
Hacha de madera [1]
Hacha de madera [1]
.

Support :
Lyndis
Salkhi
Zephiel

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2956


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Mensaje por Zephiel el Jue Mar 22, 2018 8:05 pm

Así como en la punta de una navaja o en un solo sorbo de agua, el veneno podía encontrarse en el daño más insignificante. Justa era la razón de que Zephiel se preocupara por el ataque de la sacae, pero pudo comprobar pronto que su temor no tenía razón de existir. Ese cuerno no le había causado peligro, por lo que pronto levantó su espada y buscó a la salvaje, sin tener que moverse para hallarla a ella y a un monstruoso grito. Fue entonces que sus soldados se arremolinaros alrededor de él, buscando cazar a la mujer al mismo tiempo que observaban del rey su daño. Zephiel no contestó, intentando avanzar hacia la sacae, ignorando ya su dolor como si no existiera. Si llegaba ella a hacer daño de cualquier manera a uno de sus hombres, se aseguraría de que no volviera a ver la luz del día. Sería una enemiga de Bern tanto como suya, y sería su objetivo atraparla bajo las fauces de un wyvern para acabar con su vida. Pero viendo que no terminó de atacar al soldado que la había alcanzado, Zephiel se detuvo en su lugar, poniéndose a recordar sus heridas. Los demás hombres continuaron persiguiéndola, pero pronto se vieron incapaces de seguir. Se había lanzado en la caída de la montaña, desde la cual con sus heridas podía perfectamente matarla, y así lo creyeron, no molestándose en seguirla más allá que con la vista, para después regresar sobre sus pasos.

- Rey Zephiel, aquí unos vendajes para su mano. -ofreció uno de sus soldados, vendaje que probablemente había guardado para sí mismo, pero que entones daba a su rey. Este último aceptó asintiendo con la cabeza, y comenzó a aplicárselo él mismo hasta cubrir sus cortes.

Finalmente, el único que había salido dañado en aquel espectáculo había sido él. El combate anterior había sido inevitable, llevándose vidas valiosas tras haber acabado, pero la escena que había creado con aquella asesina había sido completa responsabilidad suya. Y así es como debía ser. Había intentado jugar como juez contra la naturaleza misma del ser humano, y había sido mordido de igual forma que si hubiera intentado atrapar a un lobo con las manos desnudas.  Había caído en un truco tentador, poco justificable. Al ver desvanecerse a la sacae, pudo ver también lo fútil que llegaba a ser la ira, y de la misma forma el dolor. Era obvio, su teoría seguía en pie. Las pequeñas acciones, las iniciativas propis eran siempre inútiles en la gran escala del mundo. Su lección la había pagado con sangre, pero no sería capaz de olvidarla. Así, el monarca silbó a su wyvern, reunió con su voz a sus hombres, mando a enterrar los cadáveres que pudieran encontrar y emprendió finalmente el viaje de vuelta a las barracas, reflexionando en silencio las últimas horas de aquella noche.
Afiliación :
- BERN -

Clase :
Marshal

Cargo :
Rey de Bern

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Espada de bronce [2]
espada de bronce [2]
.
.
.
.

Support :
Khigu

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1830


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Mensaje por Khigu el Jue Mar 22, 2018 10:19 pm

Aquellas laderas eran muy inclinadas y su tierra demasiado inestable como para que una persona cualquiera se pudiera mantener de pie ahí y mucho menos sobrevivir, y ella estaba entrenada para eso. Pero incluso así, teniendo aquellas heridas en su cuerpo forzosamente doblado en el costado, no pudo mantener el equilibrio todo el rato al deslizarse por allí, y terminó rodando por la tierra como si de un muñeco de goma se tratase. Y acabó en el suelo, al final del barranco, tumbada boca arriba mientras jadeaba.

- Mantén... los ojos bien abiertos, incluso en la oscuridad... Rey Zephiel... -mascullaba, ya en la soledad de aquel páramo, mirando hacia arriba, desde donde había saltado.

Intentó alzar el brazo en aquella dirección, lo cual le costaba y eso se notaba por el temblor y lentitud con el que realizaba aquel simple movimiento. Vio cómo la palma de su mano seguía sangrando, así como la otra, pues las heridas de haber agarrado el filo de aquella espada las tenía en ambas manos.

- Todavía... tengo cosas que hacer... cosas que encontrar... ¡Ugh! -escupió sangre, antes de llevarse el destapado vulnerary, a sus labios. Sí, si algo le habían enseñado las clérigas... era eso, tenía que curarse inmediatamente. Odiaba admitirlo pero era su deber hacerlo.

- Y cuando vuelva a por ti... -siguió murmurando hacia el cielo, que no tardaría en aclararse- Me haré un cuerno con tus huesos. -terminó tras dar el último trago.

Su mano entonces se volvió a desplomar contra el piso, soltando la botella ahora vacía sin mayor resistencia. Gracias a que se había tomado la pócima a tiempo, eso le había salvado de morir desangrada, una vez más en lo que llevaba de noche.
Pero había caído inconsciente, irremediablemente; y así dejó su cuerpo tirado como si de un cadáver más se tratase. Durante bastante rato, incluso, pero tenía la suerte de que aquellos soldados habían desistido de ir en su búsqueda por otro camino.

[...]


Cuando abrió los ojos de nuevo, un tremendo pinchazo en el lado izquierdo de su cintura le hizo recordar al instante todo lo que había pasado. Seguía malherida, pero ya no era tan grave. Había sobrevivido, lo había conseguido.
Pero... ¿a qué precio? Sin duda a la mujer de piel morena le amargaba el hecho de que había tenido que retirarse, que había huido... intentando excusarse, insistiendo en que aun le quedaban cosas por hacer en su vida.

Y no se negaría el hecho de que aquella noche su existencia había estado a punto de desaparecer, tal como había hecho ella misma con aquellos emergidos.

Como tampoco ya nada borraría... aquella humillación de sus recuerdos.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Warrior

Cargo :
Cazadora

Inventario :
Vulnerary [1]
Tónico de def [1]
Hacha de acero [2]
Hacha de madera [1]
Hacha de madera [1]
.

Support :
Lyndis
Salkhi
Zephiel

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2956


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Mensaje por Eliwood el Jue Mar 29, 2018 9:06 pm

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Khigu ha gastado un uso de su hacha de bronce.
Khigu ha gastado un vulnerary.
Zephiel ha gastado un uso de su espada de bronce.

Ambos obtienen +2 EXP y +1 Bonus EXP!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4872


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.