Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Mensaje por Zephiel el Dom Sep 17, 2017 3:48 am

Posó sus dedos en su frente, sin agachar su rostro, sino levantándolo a la altura de los demás, mientras oía los comentarios de sus soldados tras el combate. Su cansancio era patente, siendo que había puesto mucho más de sí en aquel combate que si hubiera sucedido como su estrategia dictaba. Zephiel estaba adecuado ya a las duras condiciones que había adquirido su tierra tras la invasión, pero aquello no significaba que no padeciera a la larga, como entonces podía verse. Sus pensamientos eran en ese momento muy simples: constatar bajas, reunir a sus hombres, regresar a las barracas. En ellos había ignorado a la sacae malherida, creyendo que su muerte era pronta e inevitable.  Despidió a quienes preguntaban su estado y ordenó lo primero, ni siquiera pensando en  su descuidada apariencia ni en la capa que le había sido arrebatada, antes de que un súbita mano lo hubiera sujetado sin percatarse a tiempo. Tanta fue su sorpresa que reinó en él el silencio, yendo inmediatamente por el mango de su espada, cuando encontró frente a sí a la salvaje, aún de pie, viva. Sostuvo su mirada en ella con indescriptible desprecio, creyendo que en cualquier momento su agarre se debilitaría, y entonces fallecería a sus pies. Una muerte indigna y simple, que merecía.

Resultó que su muerte tardó más de lo que creyó en un principio. La sacae pronunció su nombre, ante lo que respondió alzando una ceja en forma de burla. Luego se refirió de una forma a él que se le hizo incomprensible, la que por supuesto tomó como un insulto a su persona, sino no se hubiera molestado en pronunciar dichas palabras en otro lenguaje. Ya perdía la paciencia, queriendo apartarse y dejarla pudrirse a orillas del lago, por lo que levantó una mano para empujarla y hacerla caer. Pero apenas alcanzó a tocar su hombro antes de que ella escupiera en su rostro y poco después, alzara el puño para golpearlo. El impactó giró su cabeza a un lado, el cual recibió con los ojos abiertos. Quedó quieto un segundo, inflando su pecho de aire.

Animal. Animal rebelde. ¡Sucia y miserable rata! Capaz de levantar su mano a él. De su rostro pudo adivinarse la ira que provocaron sus actos. Terminó de empujar a la sacae, enviándola con mucha más violencia a los suelos que si hubiera caído por su peso. Levantó su mano y rozó su mejilla con el pulgar rápidamente, para así limpiarse la mancha de sangre que había caído sobre su rostro. Ninguna palabra suya interrumpió el filoso eco de su espada desenvainándose, de la cual presionó su mango con tal descontrol que su mano comenzó a temblar por su propia fuerza.  Le miraba atentamente, por no descontrolarse y desviar su mirada hacia todas partes, igual que una criatura enajenada. Nada sería mejor que acabar su vida en ese mismo instante, aunque frente a él, distracciones. Sus soldados se habían acercado a la mujer, pisando sus extremidades mientras apuntaban sus lanzas hacia ella. Habían visto lo que había hecho a su rey, y se preparaban para escuchar la orden de acabar con su vida. Pero ninguna palabra escapaba de la boca de Zephiel, quien aún fijaba sus ojos en ella. Miró a sus hombres, luego al cinto de la mujer, donde esta mantenía un bolso, el cual seguramente debía contener medicina. Alzando el rostro, en sus facciones surgió una sonrisa breve, que pronto volvió a transformarse en una línea simple.

- Sánenla. -dijo, señalando el cinto de la mujer con su índice izquierdo. Esto sacó una expresión incrédula de sus hombres, quienes fueron por dicha poción sin saber si se encontraba allí, aunque al revisar, era cierto que poseía una. El que la recogió la sostuvo en la palma de su mano, dudando. Estuvo a punto de preguntar por qué, pero no le dio el tiempo.- ¡Háganlo! -insistió el monarca. Entonces el soldado obedeció, destapando la poción y haciéndola beber a la mujer como pudo, sino aplicándola directamente sobre sus heridas, temiendo quizás que súbitamente se levantara y le hiciera daño. Por eso se alejaron cuando sus heridas comenzaron a sanar, cerrando los cortes más superficiales, logrando que los más profundos dejaran al menos de sangrar. Seguía inconsciente, incapaz de defenderse, a su merced.

Entonces, Zephiel dejó caer su espada a un lado. Caminó hacia ella mientras desataba los amarres de sus guanteletes, todo mientras una pequeña multitud se agolpaba a sus espaldas. Dejó caer estas prendas a la orilla como trapos, descubriendo sus manos al aire. Y mientras seguía avanzando, se agachó un segundo y recogió una piedra de tamaño considerable, la que sostuvo con firmeza hasta que estuvo a una distancia cercana a la mujer. Y teniéndola bajo su sombra, caminó por su lado, entonces levantando su bota y usándola para pisar el cuello de la salvaje con fuerza, reteniéndola, levantando apenas un poco y pisando otra vez con aún más peso, buscando despertarla. Volvió a agacharse, y la observó de esa posición, todavía sin soltarla con su pie. Levantó la piedra, y haciendo un arco con su brazo, azotó su rostro con violencia, sin dejar la roca. Luego de haberla golpeado, levantó la piedra por sobre su rostro y la hizo caer a su boca, forzándola dentro, aprovechándose de que quizás intentaría respirar. Si no, sus dientes recibirían un impacto capaz de romperlos, por lo que, a mente del rey, le convenía tragarse aquella roca antes de ser desdentada. Todo esto hizo sin mediar palabra alguna, poseído por una inexpresividad sobrenatural. Hubiera sido simple y fácil cercenar su cuello y acabar con aquella charada, dar aquella batalla por terminada y marcharse, pero entonces el monarca no era sí mismo. Era su necesidad saciar su ira con aquella sacae, y no había quien interviniera mientras ejecutaba su terrible acto.


Última edición por Zephiel el Dom Oct 29, 2017 3:03 am, editado 1 vez
Afiliación :
- BERN -

Clase :
Marshal

Cargo :
Rey de Bern

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Espada de bronce [1]
.
.
.
.

Support :
Draugen

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1464


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Mensaje por Khigu el Lun Oct 09, 2017 3:23 am

La joven había caído inconsciente, después de todo la condición de anemia que tenía ella le provocaba esos mareos cuando perdía mucha de la poca sangre que tenía su cuerpo. Y esta vez, había derramado demasiado. Eso, junto al cansancio y el hambre desde que estaba en aquellas tierras, era lo que atentaba peligrosamente contra su vida.

Por suerte o por desgracia, sus heridas superficiales comenzaron a cerrarse gracias al brebaje que se le estaba ofreciendo, estando ella aún desmayada, incluso perdida en aquellas usuales pesadillas que comenzaban en su subconsciente. Ignorando que otra pesadilla estaba apunto de suceder, en la vida real.
Pero no fue hasta un rato después que empezó a toser al sentir su laringe siendo oprimido por momentos, su propio cuerpo buscando el aire que le comenzaba a fallar. Esto provocó que ella recuperara poco a poco la consciencia, aunque tardó en darse cuenta y reaccionar a todo lo que aquel hombre le estaba haciendo.

Casi ahogándola con la fuerza de su pie, notando el golpe que había recibido en la cara, comenzando de inmediato a notar el escozor en la piel de su mejilla y nariz... Y después de sentir aquello caer sobre su boca, en cuanto tuvo esa piedra entre sus dientes fue que abrió los ojos del golpe. Estaba viva, pero sólo para darse cuenta que aquel tipo loco estaba apretando contra ella, humillándola.

Mordiendo la piedra, pataleó violentamente y rápidamente llevó sus manos libres para agarrar el brazo del monarca. Pero no tenía casi fuerza todavía, pese a que sus heridas hubieran sanado por encima, era un hecho que había perdido sangre y que estaba exhausta. Aparte de aquel choque que le había tomado por sorpresa.

- Cabwón... -insultó con la roca en su boca- ¡¡¡fuéltabe!!! -Aún pataleando e intentando moverse, giró la cabeza de un lado a otro, como podía ya que aún tenía su bota encima de su cuello apretando, por lo cual no podía respirar bien y mucho menos hablar bien. Aún así consiguió dejar caer el pedrusco por fin, aunque había dañado sus labios y un poco de sus encías, las cuales sangraban.

- Grrrrrr.... -Notando la fuerza sobre su cuello, su cabeza entonces quedó quieta hacia ese lado, pero lo miró por el rabillo de sus ojos rojos, llenos de fiereza... aquello sí que no lo dejaría pasar. Asesinaría a aquél hijo de puta en cuanto tuviese oportunidad de hacerlo. - voy a.... ¡Cof! ma-... matar... te... -exclamó en un amago de voz rasposa debido a la presión física.

Su nariz no le permitía respirar lo suficiente en aquella situación, tenía que mantener su boca bien abierta para intentar inspirar y expirar las bocanadas de aire que necesitaba. La sangre de su cara y boca recorría por el mismo trayecto en un hilo rojo hasta el suelo.

Aún manteniendo el agarre a su brazo con sus manos, lo acercó a ella para limpiarse aquella sangre en la piel seca y fría del hombre, para después morder con fuerza aquella misma mano grande, por el lado externo. Apretó fuerte, casi tan fuerte como aún sentía su pierna encima de ella, buscando incluso sacarle la sangre a él con aquellos dientes que hacía unos momentos sostenían la piedra.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Fighter

Cargo :
Cazadora

Inventario :
Vulnerary [1]
Crossbow [4]
Hacha de bronce [1]
Hacha de bronce [2]
Gota de Veneno [3]
Vulnerary [2]

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
465


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Mensaje por Zephiel el Dom Oct 29, 2017 3:25 am

Incluso con lo que había hecho hasta ahora, no era suficiente. No era suficiente para deshacer el grotesco instinto de castigo que pesaba en sus brazos y presionaba su pecho, no permitiéndole ya poder brindar cualquier tipo de descanso a aquella que yacía bajo su pie. Por eso no le permitiría la muerte, tan fácil de ejecutar y ser olvidada.

Zephiel ni siquiera parpadeó cuando ella sujetó su brazo, sabiendo cualquier esfuerzo inútil. Bastaba con verle, su sangre derramada alrededor de las orillas del lago. Ninguna opción sería capaz de devolverle toda su fuerza, y por lo mismo le miraba con notorio sarcasmo. Además pateaba, como si de esa forma fuera a alcanzarlo, o a liberarse. No le causaba ningún tipo de gracia, sino que sus intentos de sobrevivir materializaban aún más lo que era su condena. Mientras más desesperación pudiera causar en ese rostro, aún más realizado sentía su objetivo. Y por eso continuaba presionando, en silencio, haciendo oídos sordos a todos sus gruñidos.

De una manera sí pudo resistirse, y fue moviendo su cabeza, cosa que molestó suficiente la mano de Zephiel como para dejar caer la piedra al agua. Hizo una mueca imperceptible, aunque pronto se desvaneció de su rostro, enfocándose de nuevo en su tarea. El rostro de aquella había quedado destrozado, justo como había querido ver. Pero no lo suficiente, porque aún podía hablar, cosa que no merecía en absoluto. Pero entonces sucedió algo inesperado, que con su mano ella atrajo la suya a su boca, y antes de que pudiera apartarla, miró lo que sería capaz de hacer. Enterró sus dientes por encima, donde apenas había carne, por lo que no le costó nada atravesar y hacerle sangrar. Al ver esto, quienes estaban cerca se alteraron, no solo por qué hubiera logrado hacer eso, sino también al no oír ninguna reacción del monarca, ni siquiera la más mínima queja.


 -  Atrás... -ordenó, insistente. Ni siquiera los miró cuando se acercaron, preocupado aún de controlar a su enemigo. Le demostraba su control de la manera que mejor sabía, con su rostro estático.

Mordió su mano y cortó su piel, pero en vez de querer soltarse de ella, Zephiel actuó presionando con su peso, para golpear sus dientes y echar su cabeza hacia atrás. El rey no temía al dolor, y de la misma forma lo soportaba, acostumbrado al sabor del mismo. Con su otro puño golpeó el costado de la sacae, enterrando su puño por debajo de su costilla, y no lo hizo una vez, sino dos, y tres. Esperaba con ello marcar sus nudillos en su carne, y que de esa manera se retorciera sobre ella misma como en insecto que era.

¿Venganza? Para él, nada parecido. Si en algún momento cabía en él la cepa del odio contra un individuo en específico, siempre acababa por redirigirlo. Ahora mismo, lo que él hacía era brindar un ejemplo a todo quien se viera transformado como aquella salvaje, del dolor que merecían. De la fuerza que debía ajusticiarlos, y que por destino del mundo no existía. En ella cabía el espíritu de la masacre, del caos, queriendo atacar incluso a sus iguales, solo deteniéndose cuando aquellas criaturas carentes de sentido se habían determinado a acabar con sus vidas. Despreciable… no solo un daño para Bern, sino para todo quien se topara en su camino.
Afiliación :
- BERN -

Clase :
Marshal

Cargo :
Rey de Bern

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [2]
Espada de bronce [1]
.
.
.
.

Support :
Draugen

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1464


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Mensaje por Khigu el Miér Nov 01, 2017 9:27 pm

Tanto odio, tanta rabia.

Mantenía con fuerza sus fauces sobre la dura piel de aquella mano, sin querer dejarla soltar, como si fuese un pez resbaladizo a las orillas del río, en un día de ayuno. El amargo sabor a hierro de la sangre ajena recorría sus dientes y se mezclaba con la que emanaba de sus propias encías; las cuales pronto se vieron golpeadas con intensidad, empujando la cabeza de la nómada de nuevo al suelo. - ¡Mff! -Aún así no lo soltó, o al menos no hasta que segundos después empezó a propinarle puñetazos en la zona abdominal.

- Wa-... ¡¡AGHHH!! -escupió, dejando el agarre de sus dientes más no de sus manos, aspirando el aire que necesitaba por la potencia que había tenido ese puño.

Pero no fue el único, hubo un segundo golpe en la misma zona, esta vez haciendo que sus manos soltaran su brazo. -  ¡¡¡¡HHF!!!! -Abrió los ojos, tensando la mandíbula. Ese había dolido más, había apretado bien en la zona de las costillas, sentía como sus músculos eran aprisionados contra la dureza de sus propios huesos.

Y entonces, una vez más, el golpe definitivo.

Juraba había escuchado un ruido en su interior, un "crac". Ese último golpe había venido con un dolor inmenso, que se apoderó de todo su cuerpo, sintiéndolo arder en sus costillas, sintiéndolo resquebrajar todo lo físico y mental que ella poseía. Sintiendo como si le hubieran clavado con su propio cuerno en los pulmones, más eso no le impidió reaccionar a continuación.

- ...¡¡ggRRRyuuuuUAAAAAAAAAAAAAGHHHHHHH!! ¡K... KKkkkjjjhhhhh...! ¡¡¡¡AAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHH!!!!!! -su alarido hizo eco por todo el páramo, aquel que de primera vista hubiera parecido tranquilo en la profundidad de la oscura noche.

Mas ella lo veía todo en color rojo, como si la maldición de sus propios ojos la hubieran cegado, la hubieran dejado sin habla.

En su interior se sentía como un terremoto, así que empezó a sacudir uno de sus brazos con violencia, golpeándolo con la palma abierta contra el suelo, para luego llevar ambas de sus manos a esa zona que había golpeada. No sabía si apretar por dolor o dejar de apretar porque cualquiera de las dos opciones se le atragantaban como malas ideas. Rodó hacia un lado, con suerte zafándose del monarca unos centímetros, pero sólo por momentos.

Parte de sus costillas de ese lado, sin dudarlo, se habían roto. La mala posición de la mujer khirin no había ayudado, y aquél maldito hombre tenía más fuerza que ella. Mas sin poder ser comparado como una bestia, él sabía lo que hacía, y lo hacía fríamente. Aquel hombre no se comportaba como si su enemigo fuese humano. Khigu era bruta y salvaje, y había conocido a contrincantes tales como ella o peores, había luchado contra bestias enormes y rabiosas, pero jamás le vería la explicación de por qué el rey de Bern la estaba doblegando a su merced, o al menos no de aquella manera.

Tanto odio, tanta rabia.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Fighter

Cargo :
Cazadora

Inventario :
Vulnerary [1]
Crossbow [4]
Hacha de bronce [1]
Hacha de bronce [2]
Gota de Veneno [3]
Vulnerary [2]

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
465


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Wicked and cruel [Priv. Khigu] [+21]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.