Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de Liberacion]Fruta verde, los hombres la compran y los pájaros no la quieren [Priv. Feldsphar]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de Liberacion]Fruta verde, los hombres la compran y los pájaros no la quieren [Priv. Feldsphar]

Mensaje por Onix el Sáb Sep 16, 2017 10:38 am

Hoy era el día libre de Onix. Sin responsabilidades, sin escuela, y principalmente, sin zapatos anticuados que pudiesen córtale la circulación en las patas y ropa estirada que lo hicieran ver como un mayordomo más del montón. Después de pasar tanto tiempo en el castillo, el cuervo sentía que necesitaba un tiempo a solas y lejos de la civilización, un lugar donde un laguz pudiese ser un laguz, como por ejemplo, en la naturaleza.

Por supuesto, tan solo daría un paseo en el bosque por unas cuantas horas. Había escuchado de una de las sirvientas con las que siempre coqueteaba que en esta parte de Durban se cosechaban las mejores manzanas, así que no perdía la oportunidad de volar hasta ahí temprano, antes de que los granjeros despertaran para recoger las posibles cosechas.

Que rica esta la manzana que cuelga de la ramita ~♪
Se está cayendo de buena porque ya está madurita ~♪

Solo sería una vez, y solo se llevaría un par de manzanas para poder desayunar, al menos ese era su plan al principio. Quien quiera que le hubiese hablado de este lugar, le había mentido vilmente, pues para su sorpresa, cuando llego finalmente al sitio, en los árboles que encontró no había ni una sola manzana, tan solo unos frutos verdes que él no reconocía y no se veían para nada apetitosos. Para colmo, terminó cayendo en la trampa de algún cazador experimentado, quedando colgando de manera incomoda y apretada dentro de una red cerca del árbol.

- Esto me gano por confiar en una cara bonita- Suspiró, con el corazón roto- ¿Qué sigue? ¿Cortarme las plumas?

Observo los árboles y suspiró con el corazón roto. Mientras esperaba a que lo bajaran, comenzó a tararear una canción (con su usual tono desafinado) para distraerse.

Que rica esta la manzana que cuelga de la ramita ~♪
Se está cayendo de buena porque ya está madurita ~♪

Trató de estirar sus garras hacia algunos frutos que tenía sobre él para llenar más tarde su estómago, pero mientras este lo hacía, escuchó unos ruidos sospechosos que lo hicieron detenerse y entrar en estado de alerta.

- ¿Hola? ¿Hay alguien ahí?

No recibió respuesta. Frunció el ceño, ahora un poco nervioso.

- No le des bola al asunto Onix, si hubiera alguien peligroso, obvio que no te va contestar.- Susurró para sí mismo, escuchando nuevamente el ruido de pasos aproximándose hacia su ubicación- Si, muy gracioso, chicos. Ya aprendí mi lección, pueden bajarme de aquí y ambos olvidarnos de es…

Pero lo que apareció frente al cuervo no fueron granjeros ni tampoco la guardia. En momentos como este le hubiese gustado que se tratasen de bandidos, pero lo que apareció frente a Onix fueron al menos cuatro soldados emergidos, cargando con ellos unas hachas claramente ensangrentadas.

- …No me… ¡Jodas!

Mientras seguían acercándose peligrosamente, el cuervo comenzó a moverse frenéticamente en la red, tratando de cortarla con sus garras y dientes, sin recibir ningún resultado favorecedor. Al estar en un espacio tan estrecho era incapaz de transformarse a voluntad.

- Joder… Joder… Esto ya fue demásiado... ¡Alguien sáquenme de esta red!
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Seeker Raven

Cargo :
Sirviente

Autoridad :

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Llave maestra [1]
Pócima Entumecedora
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
809


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberacion]Fruta verde, los hombres la compran y los pájaros no la quieren [Priv. Feldsphar]

Mensaje por Feldsphar el Miér Sep 20, 2017 7:38 am

Era un día como otro cualquiera en la vida de Feldsphar, quizás sonaba muy aburrido y monótono pero en realidad, era lo que el bárbaro prefería. Si los días eran diferentes a lo habitual, significaba que algo andaba mal en el bosque, el hogar que tanto amaba el chico, y suficiente había sufrido aquella porción de tierra con los últimos ataques provocados tanto por emergidos como por piratas. Feldsphar siempre recordaba haber vivido en aquel sitio y el bosque había cambiado mucho a lo largo de los años; antes de la llegada de los emergidos podía vivir en un terreno en el que predominaba el color verde y donde los animales no estaban angustiados por qué podía suceder. Pero aquella situación había cambiado en los últimos años, los ataques eran más constantes y lógicamente, el bosque había reflejado aquella situación por lo que, Feldsphar apreciaba que los días fueran aburridos. Pescar, cazar, dormir y trepar árboles se veían mucho más atractivos a tener que pelear y no solo ganar heridas él mismo, sino que el bosque quedase marcado también.

Ese día ya había pescado con las manos desnudas en un pequeño río donde el agua no llegaba a alcanzarle las rodillas, y con su hambre saciada, realmente no tenía mucho que hacer en las próximas horas hasta que su estómago volviese a reclamar que necesitaba comer otra vez. Como en la mayoría de estos casos: Feldsphar decidió matar su tiempo "vigilando el bosque" como él decía, aunque no dejaba de ser realmente, pasear por el bosque y pararse en observar algo solo si había un motivo que llamase su atención. No le apasionaba demasiado andar por suelo firme porque los arbustos y algunos árboles caídos se interponían en su camino, molestando en demasía al chico, quien tenía que buscar una ruta alternativa para continuar hacía el mismo destino. Por eso se solía subir a árboles, por ese motivo y otro mucho más importante: le parecía infinitamente más divertido saltar de árbol en árbol que simplemente correr por el bosque con sus pies desnudos. Sin pensárselo mucho, se subió al árbol más cercano y tanteando las ramas que más próximas al suelo para ver si eran capaces de soportar su peso, para luego ir saltando de árbol en árbol, solo necesitando de su intuición para saber si se iba a caer si un árbol parecía muy frágil.

Pero mientras avanzaba por el bosque, hubo algo que llamó particularmente su atención y en concreto, porque era algo que sus ojos veían pero su mente no creía que eso fuera real. ¡Pero lo estaba viendo, la imagen tenía que ser real! Había una especie de humano pero que al mismo tiempo parecía una especie de pájaro por las alas de su espalda... ¿Serían falsas? Podía ser pero, lucían bastante autenticas aunque al estar ese ser atrapado en una red, no podía apreciar mucho más. Feldsphar se sentía muy curioso pero tenía miedo porque no sabía que era... eso. Por lo que se quedó quieto en el árbol, dubitativo sobre qué hacer y solo reaccionó cuando el chico pidió ayuda porque aparecieron un grupo reducido de emergidos. Con un solo salto, el bárbaro dejó caer su peso para caer muy cercano a donde estaba el hombre pájaro. -¡No gritar! Feldsphar ayudar a hombre pájaro, no temer. - Los hombres estaban muy próximos y Feldsphar entendía la preocupación de ese ser, por eso no quería perder tiempo sacando su hacha, así que intentó abrir la red con sus manos, hasta el punto de abrirse heridas con aquellas cuerdas y con las manos sangrantes conseguir abrir un agujero por el que el otro seguramente sería capaz de salir. -¿Estar bien? ¡Poder escapar si poder, Feldsphar poder encargar de situación si pájaro-hombre no poder!

No estaba del todo seguro sobre qué estaba frente a él, pero si tenía parte animal (o al menos, lo parecía); entonces tenía que ser un buen hombre. Feldsphar no mentía sobre que se encargaría de la situación si el otro decía buscar un lugar en el que irse a proteger, por lo que ahora que le había liberado, hizo los movimientos necesarios para sacar la hacha que asomaba en un fardo que colgaba de su espalda, hasta mantener su arma con ambas manos. Aquellos emergidos eran más grandes de tamaño que él porque al mismo tiempo eran más mayores de edad pero esperaba que el joven bárbaro pudiese hacer que su pequeño tamaño fuera algo beneficioso para él, como ser mucho más ágil que esos emergidos.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Warrior

Cargo :
Guardián del bosque

Inventario :
Vulnerary [3]
Hacha de bronce [1]
Espada de bronce [1]
Escama fosilizada
.
.

Support :
Craig
Trombe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1881


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberacion]Fruta verde, los hombres la compran y los pájaros no la quieren [Priv. Feldsphar]

Mensaje por Onix el Miér Sep 20, 2017 1:37 pm

Cuando el bárbaro apareció de improviso cerca de Onix, este se encogió por sorpresa aun estando dentro de la red. ¿Cuándo tiempo había estado el humano ahí? ¿Por qué el cuervo no había notado antes su presencia? O tal vez, si lo había notado, pero el laguz no estaba tan concentrado como para pensar por mucho en ese tipo de detalles.

- Ya intente eso, chico- Mencionó Onix observando como el hombre salvaje trataba de abrir la red con las manos desnudas- ¡No pierdas el tiempo conmigo, escapa!

Los emergidos estaban muy próximos a ellos y el chico salvaje parecía lo bastante terco como para no dejar al cuervo a su suerte. El laguz no podía entender muy bien por qué se estaba preocupando tanto por un desconocido, en especial con la baja estima que se tenía a sí mismo. Sin embargo, al ver el esfuerzo que estaba poniendo el otro en ayudar y como estaba dejando sangre en las cuervo, el cuervo estiró como pudo sus patas para agrandar el agujero que estaba tratando hacer. Aun cuando tenía oportunidad de huir y olvidarse del asunto, Onix era el tipo de persona que detestaba estar en deuda con alguien, así que al momento en el que pudo escapar, se mantuvo en silencio y ayudó al joven rubio a combatir los emergidos.

Aquellos emergidos eran grandes, pero no tanto como Onix cuando este adoptó su forma de cuervo. Pelear junto con un aliado era algo a lo que el laguz no estaba acostumbrado, pero algo que tenían todos los cuervos era adaptabilidad e intuición, así que se las apañó para apoyar al pequeño sirviéndole de escudo (usando de provecho su resistencia frente a las armas físicas) y de no encontrarse en el medio al momento en que este decidiese blandir aquella hacha.

Aunque colaboró en la fluidez de la pelea a sabiendas que el otro tenía sus manos heridas, al final Onix dejó que el chico salvaje se encargara de la mayoría del trabajo. No solo porque hoy se trataba su día libre, sino porque no quiso robarle toda la gloria por ser rescatado de aquella red. Tras haber acabado con todos, Onix volvió a su forma más humana y le pasó un Vulnerary al rubio.

- No me agradezcas, solo úsalo para curarte las manos.- Hizo una pausa, mientras esperaba insistente que el otro aceptara lo que le había dado- Me llamo Onix. ¿Cómo te llamas?
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Seeker Raven

Cargo :
Sirviente

Autoridad :

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Llave maestra [1]
Pócima Entumecedora
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
809


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberacion]Fruta verde, los hombres la compran y los pájaros no la quieren [Priv. Feldsphar]

Mensaje por Feldsphar el Mar Nov 28, 2017 9:20 am

Estaba seguro que si el tipo en la red no le hubiera captado tanto su interés como aquel tipo que era una mezcla de humano común y pájaro gigante, le hubiera dejado que la suerte le tratase como hubiera querido. El niño bárbaro no sentía aprecio por otros humanos por el simple hecho de ser de la misma especie, después de todo, él se había criado con animales y no con sus iguales. Le importaba su Isla pero no por ello tenía un sentimiento similar al de patriotismo ya que, no le importaba la gente de Durban tampoco. De hecho, tenía cierto rechazo en especial con los magos de Durban y aunque le habían explicado aquel sistema de clases y lo entendía, no le gustaban las miradas de desprecio porque lo identificasen como a alguien inferior. Él era como era y aunque le molestaba aquella reacción, no cambiaría nada respecto a su actitud.

Pero el hombre pájaro se le hacía diferente a toda esa clase de personas a las cuales Feldsphar odiaba y eso hacía que si quisiera ayudarlo, aunque para ello tuviera que hacer fuerza con las manos para abrir aquella red y provocarse heridas en sus propias manos. Él no sentía demasiado dolor ni en manos ni pies, porque con el paso del tiempo viviendo en aquel terreno se había insensibilizado esas zonas y no pensaba que fuera riesgoso pelear con heridas abiertas por esa razón. A pesar de que la pelea contra los emergidos tenía que ser su principal foco de atención, no pudo evitar desviar la mirada ante al tipo que había ayudado a salir de la red y de repente empezó a cambiar de forma hasta adoptar el cuerpo de un gran cuerpo. Y aunque era algo que ya había visto pero en lugar de pájaros en lobos, le impresionó tanto que casi se cae de culo pero consiguió volver a centrar su atención en lo importante: la pelea.

Una vez los enemigos fueron derrotados, Feldsphar sin ningún tipo de vergüenza miró fijamente al cuervo quien ahora parecía más un humano de nuevo, sin pronunciar ningún tipo de palabra. Y cuando este le entregó un pequeño frasco que contenía un líquido, miró a su rostro y volvió a mirar al frasco esta vez tomándolo con cierta duda. Asintió con su cabeza e hizo caso, no agradeciendo por ello aunque no podía evitar sentirse extraño porque no estaba acostumbrado que le tratasen con cierta amabilidad pero tenía que aprovechar la ocasión y se bebió el contenido del frasco. – Feldsphar. – Se señaló a sí mismo para después mirar sus manos, abriendo y cerrando los puños. No podía hablar en cuanto al dolor pero las heridas, aún abiertas parecían tener un color menos feo. - ¿Ser tu uno de esos que cambiar forma y pelear y luego tener otra? Feldsphar conocer a un lobo pero no saber que pasar también con pájaros.

Volvió a quedarse en silencio, observante. Nadie le había explicado sobre los laguz, qué era o que les hacía diferente de los demás y lo cierto era que, era muy difícil para Feldsphar llegar por sí mismo a ningún tipo de explicación que tuviera sentido en su mente. – Parecer alucinante, no ver nadie con alas. ¿Poder volar con ellas? ¿Tener que convertir en pájaro autentico para ello? – Entonces se calló porque le avergonzaba su propia manera de hablar y sentía que estaba hablando mucho más de lo normal pero no podía evitar emocionarse por un tema que verdaderamente le interesaba. – Perdón, no soler hablar tanto.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Warrior

Cargo :
Guardián del bosque

Inventario :
Vulnerary [3]
Hacha de bronce [1]
Espada de bronce [1]
Escama fosilizada
.
.

Support :
Craig
Trombe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1881


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberacion]Fruta verde, los hombres la compran y los pájaros no la quieren [Priv. Feldsphar]

Mensaje por Onix el Mar Dic 05, 2017 2:38 pm

Cuando el chico se señaló a sí mismo para decir su nombre, Onix se tomó unos cuantos segundos para recordar que ya lo había mencionado. Al mismo tiempo, acabo por caer en cuenta que no había prestado atención durante aquel momento en que lo había dicho, sintiendo un poco de vergüenza, pero sin quedarse pensando mucho en ello y menos aún en mencionarlo.

- Bueno, Felds… ¿No te importa que te llame Felds, cierto? Me has salvado el pellejo, así que si necesitas un favor mío, no dudes en pedirlo- A simple vista, el chico no parecía ser muy exigente, así que el cuervo no pareció incomodarse con deberle un favor. Se dispuso a recoger algunas frutas que habían en el suelo, y levantó la mirada para responder a su pregunta- Ese pequeño truquito que viste ahora es algo que yo llamo “de vuelta y media, hágame molar más que Feldsphar”.- Recitó con voz melodiosa- Es algo que muchos laguz podemos hacer, flipa un mogollón. Algunos como yo le salen de forma natural y otros necesitan usar piedras muy bonitas y muy especiales para que les salga.

Volvió a quedarse en silencio, limpiando con la camisa una de las frutas que había recogido. Le dio una a Feldsphar y luego comenzó a comerse una de las que le sobraban, mientras escuchaba callado como el chico volvía a hacerle preguntas.

- Nah, no me molesta- Expresó Onix despreocupadamente, acostumbrado a recibir aquel tipo de preguntas fuera de Kilvas- Puedo volar con ellas aun cuando estoy des transformado, pero es más sencillo cuando estoy en modo “pájaro gigante”, porque así puedo moverme más rápido y resistir mejor a los grandes vientos.

Después de acabar la primera fruta, se guardó la que le sobraba en el bolsillo para comerla más tarde. Se acercó hacia Feldsphar y paso por su lado mientras se disponía a irse de aquel lugar, pero no sin antes, hacerle señas para que le siguiera.

- Si quieres, puedo darte una pequeña demostración. Pero que sea en un lugar que apeste menos a emergido muerto… Ahora, solo tengo una minúscula pregunta que hacerte, ¿le temes a las alturas?
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Seeker Raven

Cargo :
Sirviente

Autoridad :

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Llave maestra [1]
Pócima Entumecedora
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
809


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberacion]Fruta verde, los hombres la compran y los pájaros no la quieren [Priv. Feldsphar]

Mensaje por Feldsphar el Dom Ene 07, 2018 6:50 am


Feldsphar era un chico que había crecido en el mismo bosque que habitaba actualmente y, por ende, se había criado entre bestias. No recordaba haber aprendido a hablar aunque, fuera de una forma muy simple y básica pero, evidentemente se podía comunicar mediante palabras, sin llegar a ser su forma favorita para hacerlo. Negó con la cabeza cuando el chico pájaro le preguntó si le importaba que le llamase con una forma más abreviada de su nombre. - Ah... ¿No necesitar pedir nada? Feldsphar estar bien así. - El bárbaro era un chico simple y vivía con las mínimas cosas materiales y a decir verdad, tampoco tenía ningún tipo de aspiración por la cual necesitase un favor para alcanzar sus deseos.

Continuó escuchando a Onix pero admitiría para sí mismo que no entendía ni la mitad de las palabras que mencionaba; ¿Flipar? ¿Laguz? ¿Mogollón? Eran palabras que no había escuchado nunca pero que parecían demasiadas como para preguntar por el significado de cada una de ellas, así que se limitó a asentir con la cabeza de una forma no demasiado decidida, todavía algo asombrado por el truco que había hecho anteriormente. Feldsphar continuó observando con detenimiento a Onix porque le parecía curioso como no parecía como nadie que hubiera conocido en el pasado y además, parecía muy amigable por lo que no le intimidaba tanto preguntarle cosas como a otras personas. Recibió una pieza de fruta que Onix había recogido del suelo, al principio sin moverse demasiado; como si no supiera que hacer pero después copió al otro chico y limpió la fruta contra sus pantalones, para después pegarle un mordisco.

-¡¡Pájaro gigante ser genial!! Pero andar con dos pies parecer cómodo... - Si Feldsphar pudiera elegir ser un animal, quizás sí sería un pájaro porque la habilidad de volar se veía como algo mucho más interesante como tener fuerza con sus garras o poder nadar sin ahogarse. Una vez cuando terminó con la pieza de fruta, tiró al suelo el corazón del mismo porque masticar pepitas le parecía un fastidio. Con la seña, el chico continuó siguiendo al pájaro porque era evidente que quería ver más demostraciones de lo que Onix podía hacer. - ¡Feldsphar no tener miedo a alturas! Ser capaz de trepar árboles muy arriba. - Gesticulaba con las manos como si imitase que estuviera subiendo un árbol imaginario.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Warrior

Cargo :
Guardián del bosque

Inventario :
Vulnerary [3]
Hacha de bronce [1]
Espada de bronce [1]
Escama fosilizada
.
.

Support :
Craig
Trombe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1881


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberacion]Fruta verde, los hombres la compran y los pájaros no la quieren [Priv. Feldsphar]

Mensaje por Onix el Vie Mar 30, 2018 3:00 pm

Onix colocó sus garras en los bolsillos de su pantalón mientras los dos caminaban, miró de reojo las gesticulaciones del rubio mientras le escuchaba hablar y levemente comenzó a sonreír al sentir su entusiasmo.

- Así que eres todo un trepador, ya veo…  Pues, no podía esperar menos, se nota a leguas que te entrenas mucho. Solo basta con mirar la forma en que llevas esa hacha, debe de pesar una tonelada- Comento, refiriéndose al enorme arma que llevaba cargando el chico al hombro como si no fuese nada.

Onix siguió mirado hacia al frente y esta vez en silencio, esperando salir a un campo más abierto donde hubiese menos árboles que los de ahora. Por lo general, el cuervo no era muy hablador, a menos que la situación se diese para hacer un comentario o soltar una broma. Mientras estaban saliendo de lo profundo del bosque, el laguz giro un poco su cabeza hacia el chico de nuevo para poder hablarle.

- Hey Felds, ¿qué edad tienes?- Preguntó, un poco dudoso por su forma de hablar y apariencia- ¿Te parece si vamos a algún lugar a divertirnos un poco? ¿O tienes algo mejor que hacer?

Mientras escuchaba su respuesta, el laguz comenzaba a formular un plan para pasar su día libre. El cuervo todavía no estaba muy seguro de lo que iba hacer, pero esperaba que en compañía del otro se le fuese ocurriendo algunas ideas y al mismo tiempo, quizás también el poder mejorar su interacción con otras personas y ser un poco más abierto a hacer nuevas amistades. El hecho que el rubio le hubiese salvado la vida ya era suficiente excusa.

- Hoy es mi día libre, así que estoy desocupado para cualquier cosa- Prosiguió- Como me salvaste la vida, por esta ocasión te ofrezco un transporte rápido para ir a donde tú quieras, Felds… ¿Alguna vez has querido volar como un pájaro?- Dicho esto, se volvió a transformar, sacudió sus alas y aprovecho para pavonearse un poco por el lugar para dar una buena impresión- ¿Tocar las nubes, sentir la brisa en tu cara? Eh, ¿qué me dices? Ya que no le tienes miedo a las alturas, no hay problema en que te de la cola, ¿o no?

Dicho esto, Onix se agacho un poco en el suelo y cerró sus alas un momento, esperando a que el joven fuese aceptara su ofrecimiento.

OFF ROL:
El término de "dar la cola" se originó durante la guerra de la independencia, cuando los ejércitos hacían grandes travesías, unos soldados iban a caballo y otros a pie. Cuando les tocaba subir montañas, cerros o colinas, los soldados de la infantería le pedían permiso a los que iban a caballo para agarrarse de la cola del animal, para así hacer menos trabajosa la subida o escalada, les preguntaban: "¿me das la cola?"
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Seeker Raven

Cargo :
Sirviente

Autoridad :

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Llave maestra [1]
Pócima Entumecedora
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
809


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberacion]Fruta verde, los hombres la compran y los pájaros no la quieren [Priv. Feldsphar]

Mensaje por Feldsphar el Jue Jun 14, 2018 5:18 am

Había mucho desconocimiento por su parte sobre Onix y no era porque fuera un hombre pájaro porque, Feldsphar tampoco conocía de una forma cercana a aquellos que compartían su misma raza así que, no dejaba de ser todo un mundo desconocido. Lo importante era que, Onix no parecía ser un enemigo sino todo lo contrario; el bárbaro estaba acostumbrado a las miradas por encima del hombro y el otro chico estaba siendo muy simpático con él: no era una amenaza. – ¡Hacha pesar! Pero hacer daño a enemigos fácil. –Comentó el chico anímicamente. Tenía que admitir que elegir un hacha como arma no había sido una elección consciente o al menos, que el recordase no había sido así pero no se lamentaba de haber aprendido a pelear de esa forma. Sería más lento pero, más letal.

Se percató de que Onix estaba mirando a un punto fijo y trató de dirigir su mirada al mismo punto para ver si había algo por lo que preocuparse allí pero, no vio nada en particular. Todo seguía en su sitio. Así que volvió a mirar al pájaro cuando le dirigió la palabra. - ¿A-ah…? ¿Qué ser edad? Feldsphar no saber si tiene eso… - Su mano nerviosamente buscó a la otra y empezó a entrelazar los dedos de forma nerviosa, tratando de buscar la coherencia de esa pregunta pero sin saber si él tenía aquel tipo de información. Así que cuando Onix le formuló la siguiente pregunta, trató de pasar página y evitar aquella que no sabía responder, sacudiendo la cabeza como si de un perro se tratase para eliminar aquellos pensamientos. – No más tipos malos, Feldsphar no tener nada que hacer ahora.

No conocía la forma en la que la gente “normal” se divertía y le causaba interés relacionarse con alguien más que pudiese hablar su idioma. Feldsphar lo pasaba bien con los animales del bosque pero, a veces parecía no ser suficiente. Quería aprovechar para aprender de Onix lo que pudiera, nunca sabía cuándo una oportunidad así volvería a aparecer ante sí. - ¡Sí! Pero Feldsphar no tener alas, Feldsphar solo poder saltar de árbol en árbol como mucho. – Envidiaba alguno de los pájaros que eran sus aliados en el bosque por la misma razón, quizás Feldsphar podía sentir la brisa cuando saltaba de la copa de un árbol a otro por la altura en la que se encontraba pero, no sería nada como volar o planear. - ¿Cola? ¡Feldsphar querer volar, querer volar! – El chico movía los brazos anímicamente sin realizar un gesto muy exagerado pero mostrando de sobras que la idea le había encantado.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Warrior

Cargo :
Guardián del bosque

Inventario :
Vulnerary [3]
Hacha de bronce [1]
Espada de bronce [1]
Escama fosilizada
.
.

Support :
Craig
Trombe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1881


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberacion]Fruta verde, los hombres la compran y los pájaros no la quieren [Priv. Feldsphar]

Mensaje por Onix el Mar Jun 19, 2018 9:53 am

La pregunta de Felds tomó a Onix tan desprevenido, que este tuvo que detenerse a preguntar para asegurarse que el chico no estuviese gastándole una broma.

- Espera, ¿no lo sabes?- A Onix le bastó con ver a Felds a la cara para darse cuenta que este no mentía- “Ostia, y yo que juraba que su forma de hablar era cosa de juego”- O que simplemente que el chico fuese algo “especialito”, una de dos. Pero Onix no estaba ahí para juzgar- Bueno, edad es…- Varias ideas pasaron por la mente del chico mientras este pensaba y hablaba- …Ya sabes, todo ese tiempo que has estado vivo. Números, años. La edad te ayuda a saber si alguien es un niño o si es un adulto, a veces no es suficiente verlo, porque es posible equivocarse- Prosiguió, intentando de que fuese fácil de entender- Entre más años tengas, significa que más viejo eres. Si te miro, yo diría que la edad que tienes es 17 años, te ves bastante joven, porque no tienes pelos blancos o arrugas en la cara. Las personas que me conocen me dicen que me veo como alguien de 19 años, pero en realidad, tengo 87… Para los cuervos esos son muchos años, y para los humanos como tú son muchísimo más.

Onix espero que esa explicación hubiese servido para entender a lo que él se refería. Si tuviera que ser sincero, le incomodaba un poco ver al chico tan nervioso: ¿Por qué estaba tan nervioso?

Hagas lo que hagas, no preguntes” Se dijo a sí mismo el laguz en su mente “Mantente casual

Y eso fue lo que Onix intentó, para que ambos pudiesen pasar un buen rato. La idea de volar pareció gustarle a su compañero, y esto fue lo que el cuervo comprobó con su respuesta y al ver el brillo en sus ojos.

- Pues, ¿que estas esperando? ¡Subete!- Le animó el cuervo, justo antes de recordar lo último que había dicho sobre “dar la cola”- …Hey, pero no te subas a mi cola. Si vamos a volar muy alto, lo mejor es que te pongas más arriba, entre mis alas y te va a costar sostenerte bien- Dicho esto, se acomodó muy bien para dejar al chico subir y también sostenerse. En cuanto sintió el peso del otro sobre su cuerpo, espero unos segundos a que se preparara- ¿Listo, Felds? ¿Estás cómodo?- Feldsphar era la primera persona a la que Onix había llevado por primera vez de paseo después de todo, no quería que por error este se fuese caer y que se lastimara por su culpa.

Onix abrió sus alas y las batió un par de veces de arriba hacia abajo, para que después su cuerpo (junto con el de Felds) comenzaran a elevarse en el aire, a unos pocos metros sobre el suelo, para dar vuelo hacia su próximo destino. La manera en que se movía Onix en el cielo, sobre el bosque, era suave y tranquila, como si fuese una especie de barco navegando a través de las corrientes de aire. Voló por zonas muy vistosa para mantener entretenido a su pasajero, pasó cerca de algunos obstáculos e hizo también algunas piruetas rápidas y simples para agregar un poco de emoción al trayecto.

- Entonces, Felds, ¿Te estás divirtiendo? ¿Hacia dónde quisieras ir ahora?
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Seeker Raven

Cargo :
Sirviente

Autoridad :

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Llave maestra [1]
Pócima Entumecedora
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
809


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberacion]Fruta verde, los hombres la compran y los pájaros no la quieren [Priv. Feldsphar]

Mensaje por Feldsphar el Jue Jul 12, 2018 4:22 pm

Feldsphar no supo que contestar cuando era obvio que Onix se sorprendió de que el bárbaro no conociese que era la edad de uno pero, aquello no era un hecho aislado. No es que no conociese ese concepto en específico sino que sucedía con muchas más cosas que deberían ser de cultura general para las personas pero que en cambio, Feldsphar no había logrado aprender por el hecho de no vivir en comunidad. Escuchó como el hombre pájaro trataba de hacerle entender que significaba el término “edad” y aunque Feldsphar estaba escuchando, rehuía la mirada del otro por ser consciente de su desconocimiento de cosas muy elementales, sintiéndose indefenso. Al mismo tiempo que, también se mordía las manos de la mano izquierda de una forma inconsciente ya que, era un simple acto nervioso más. – Creer que entender pero… no mucho. Edad ser difícil. ¿Más números significar bueno o malo? – Recordaba a que alguien más había hecho referencia a que “tenían la misma edad” más, no le había hecho demasiado caso a dicho comentario cuando sucedió.

Pero sus nervios se dispersaron un poco en cuanto se acercó el tiempo para volar tal y como le había mencionado Onix. ¡Era la primera vez que podría volar como sus amigos pájaros! Y sí, algo de nervios seguían dentro de él pero, era algo más cercano a la emoción que una sensación puramente negativa. – Nada de cola. ¡Entender! – Aquel comentario fue lo único necesario para que Feldsphar se atreviese a acercarse a Onix lo suficiente como para impulsarse con sus brazos sobre el lomo del hombre pájaro para subir y colocarse en el espacio que él había mencionado “entre las alas”. - ¡Felds listo! ¡Cómodo y emocionado! – Agachó un poco su cuerpo, acercando su pecho al cuerpo de Onix como para evitar que en el futuro pudiera caerse en el vuelo si no se sujetaba correctamente.

Entonces, Onix empezó a mover sus alas y el bárbaro se sintió inestable por unos segundos pero, suponía que era normal ya que después de todo, era la primera vez que se veía tan alejado del suelo firme. Las copas de los árboles al inicio le parecían muy altas pero con el tiempo, se había acostumbrado a la distancia que las separaba del suelo y sin duda, todo se veía un poco más pequeñito a lomos de Onix. Al principio a Feldsphar le causaba algo de temor asomar su cabeza un poco más hacía el lado para observar el paisaje pero, con el transcurso de los minutos, se le hizo de lo más normal. Además, con las piruetas que hacía Onix en el aire, el chico no podía evitar soltar unas risotadas que eran símbolo que se lo estaba pasando en grande. -¡Volar ser divertido, Felds querer poder volar como Onix! – Y a continuación, pensó si había algún lugar al que quisiese ir. La verdad que ver el bosque por encima de los árboles había sido una visión inesperada pero, se le estaba haciendo monótona ahora que ya llevaban un tiempo sobrevolándolo. -¿Poder volar en aldea? Estar cerca, querer ver personas desde arriba.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Warrior

Cargo :
Guardián del bosque

Inventario :
Vulnerary [3]
Hacha de bronce [1]
Espada de bronce [1]
Escama fosilizada
.
.

Support :
Craig
Trombe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1881


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberacion]Fruta verde, los hombres la compran y los pájaros no la quieren [Priv. Feldsphar]

Mensaje por Onix el Dom Jul 15, 2018 6:30 pm

Aunque no se notase demasiado por las facciones faciales de cuervo de Onix, el laguz se mostraba contento por pasar un buen rato con el humano que llevaba en su espalda. No eran muchas las ocasiones en las que el chico pudiese sentirse realmente relajado y animado, ya que vivía mucho tiempo aburrido y no conocía muchas personas con las que pudiera hacer este tipo de actividades.  Pero hoy la situación se pintaba calva, así que se le ocurrió una idea. Ya que era su día libre, Onix se la sudaría todo y le daría vuelta a la tortilla como buen pringado que se consideraba: Pirándose con un chico salvaje que acababa de conocer.

- Hmm… ¿Podré hacerlo?- Repitió con tono ligeramente desafiante, a modo de juego, como si le hubiesen impuesto alguna clase de reto- ¿Qué tú piensas, Felds? ¿Podrá Onix llegar más rápido a la aldea que al paso de una persona que va a pie? - Diciendo esto, el laguz hizo una breve pausa y se fue preparando para tomar rumbo hacia la aldea por la que había pasado hace una hora para poder llegar al bosque- ...¡Si tu corazón lo desea muy fuerte Felds, puede que vuele hasta ahí a la velocidad de un rayo! ¡Cierra los ojos y agárrate fuerte!

Dicho esto, el cuervo espero unos segundos para que Feldsphar se preparase, antes de mover ligeramente sus extremidades y de esa forma planear con facilidad y moverse ágilmente para surcar los cielos. Aquella súbita maniobra no duro demasiado, debido a que el laguz no buscaba excederse en pleno vuelo, mientras llevara a alguien encima, y solo llegar rápido a su destino para tener un buen lugar donde aterrizar.

- “¡Ja! Soy la leche…”- Pensó Onix, expresando su genialidad al volar, y bajando poco a poco la velocidad de su desplazamiento, para luego soltar un graznido para llamar la atención de Feldsphar- Caw caw~♪ Ya estamos muy cerca, Felds~♪ Puedes abrir los ojos y mirar cuanto gustes.

Mientras tanto, Onix aprovecharía el momento para echar un vistazo también y ver donde era seguro aterrizar. Pero en cuanto se fueron acercando más, se dio cuenta que bajo de ellos había un grupo de soldados saliendo desde el bosque en dirección a la aldea a la que ellos también se dirigían.

- Joder… Parece que se viene una tormenta…- Fue lo primero que pensó Onix al verlos, hasta que examinó mejor con la vista aquella bandera que portaba la persona que estaba por delante del grupo- “No parecen ser simples piratas, reconozco ese símbolo… Es el mismo que portaba las armaduras de esos emergidos que me atacaron antes.

¿Debería detenerlos?” Se preguntó el cuervo en ese instante, pues si no hacía algo, lo culparían de ello, y no quería quedar mal con su reina tras haberle prometido ser un buen ciudadano de Durban. Todavía no se habían percatado de su presencia, y tenían el factor sorpresa a su favor. Sin embargo, al ser solo dos personas, corrían el riesgo de verse superados en número, así que, al final, decidió pasar de largo y no arriesgarse con ese plan.

- Hey, Felds... ¿Viste esos emergidos de allá abajo?- Pregunto el cuervo, mientras se adelantaba volando hasta el pueblo- ¿Dan mal rollo, cierto? Ha sido conveniente que me sugirieras que visitáramos la aldea. Así podremos avisarles de que está a punto de ser atacada…- Si tenían suerte, no tendrían que defenderlo ellos dos solos- Hay muchos emergidos, así que no podemos simplemente ir a pelear contra ellos como antes. Hay que preparar un plan y buscar personas que nos ayuden a pelear, pero no te preocupes, llegaremos primero que esos emergidos y tendremos bastante tiempo para eso.

En cuanto volaron sobre la aldea, Onix aterrizó en un espacio abierto, llamando la atención de las personas que se encontraban cerca de ahí mirando. Luego de hacer algo de tiempo para que Feldsphar se bajara de su espalda, el cuervo retomó su forma humana, procediendo a estirar un poco los hombros para quitarse la tensión y el cansancio de todo el viaje que había hecho.

- Y… Ya estamos aquí. Acompáñame Felds, ayúdame a encontrar un mago que pueda ayudarnos- Explico, mientras caminaba para explorar un poco, esperando que el otro lo siguiera- Los magos son personas que tienen mucho más poder que nosotros los laguz. Si encontramos a uno, el podrá convencer a las personas de la aldea de que los emergidos viene hacia acá.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Seeker Raven

Cargo :
Sirviente

Autoridad :

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Llave maestra [1]
Pócima Entumecedora
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
809


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberacion]Fruta verde, los hombres la compran y los pájaros no la quieren [Priv. Feldsphar]

Mensaje por Feldsphar el Vie Jul 27, 2018 5:52 pm

Lo cierto era que Feldsphar era una persona muy particular, a sus ojos, todos los humanos le parecían iguales. La mayoría de ellos reaccionaban de forma muy parecida cuando le conocían y suponía que, al vivir en comunidades, eso hacía que sus tradiciones fueran homogéneas al igual que, el bárbaro tenía muchas maneras de actuar que había adoptado de contemplar como los animales procedían de la misma forma. Y aunque el chico tenía muy buena vibra con los pájaros del bosque hasta el punto de que silbando de determinada forma, les podía pedir auxilio, aquella era la primera vez que conocía a un pájaro que podía hablar como Onix y que podía pasar algo desapercibido entre los humanos. No podía decir que fueran cercanos porque, le acababa de conocer pero, había algo en él que le hacía sentirse más hogareño que con los de su misma especie.

Al principio, el chico no contestó a la pregunta porque no entendió del todo si estaba dirigida a él pero, en cuanto escuchó su diminutivo, afirmó que así sería. Pero aun así, se mantuvo en silencio porque, le costaba hablar con la soltura con la que lo hacía el hombre pájaro y terminó hablando él antes que Feldsphar intentar encontrar las palabras adecuadas con las que se quería comunicar pero, una vez seguro, añadió sus palabras con gran energía. - ¡Sí, Onix poder! ¡Volar rápido, volar! - Porque, ya le había demostrado que podía hacer volteretas divertidas en el aire, ¿Porqué alguien que había aprendido a hacer eso, no iba a ser capaz de ser mucho más rápido que los demás? Además, no es que Feldsphar tuviera demasiada confianza en la habilidad de los humanos comunes que se encontraban ahí, debajo de sus pies como si fueran pequeñas hormigas desde la altura en la que  estaban sobrevolando ellos. - Yo cerrar ojos, Onix no preocupar por Feldsphar.

Fue dicho y hecho, Feldsphar dejó de asomar su cuerpo por un lado para adquirir mejores vistas y volvió a agacharse para que su cuerpo estuviera más próximo al del pájaro, se aseguró de agarrarse con fuerza para no caerse y por último, cerró los ojos como le había prometido a su nuevo amigo. Notó como el viento golpeaba en su piel desnuda de una forma distinta a la que lo había hecho instantes atrás pero, no se movió de su sitio ni intentó hacer nada raro porque, no quería romper la confianza de Onix y todavía menos, quería que por algo que hiciera él, terminasen heridos los dos chicos.

Así que solo volvió a abrir los ojos cuando el pájaro le indicó que así podía hacerlo, al poder observar a su alrededor nuevamente, no fue muy difícil percatarse de que estaban mucho más cerca de suelo firme que antes y Feldsphar pensó que seguramente Onix había volado súper rápido en una ruta directa a la aldea. Pero no estaban solos, en el suelo, en la salida del bosque había un grupo de humanos a los que el bárbaro no podía reconocer en absoluto, notó como Onix murmuraba algo pero, lo cierto es que tampoco le dio mayor importancia a ese conjunto de hechos. Y no fue hasta más tarde que, el chico se percató que eran emergidos como los que habían encontrado previamente. - ¿Emergidos...? Enemigos nunca ser “buen rollo”. - No sabía exactamente que significaba esa expresión pero, no quería estar preguntando todo el rato que quería decir todas las palabras que desconocía así que trató de entenderla por contexto y, añadirlo en su vocabulario.

No le apasionaba en absoluto tener que pelear para defender a la gente de la aldea y todavía menos, tener que tratar con ese tipo de gente. Siempre habían sido personas que le habían tratado mal y que le habían mirado de forma extraña por ser diferente, incluso cuando estuvo en la aldea con Craig tuvo que vestirse de una forma distinta para no destacar. Feldsphar no sentía ningún tipo de empatía por ellos.

Cuando aterrizaron y Onix repitió aquel gesto con el que antes le había indicado que se subiera a su lomo, esta vez hizo lo contrario; se bajó. En silencio, escuchaba lo que el chico pájaro tenía que decir pero, la expresión corporal de Feldsphar claramente indicaba que había algo en todo aquello que no le gustaba; estaba mucho más tenso que antes, con los brazos cruzados y de vez en cuando, fruncía el ceño. Onix al empezar a andar de nuevo, Feldsphar reaccionó sobresaltado y rápidamente le tomó por el brazo con fuerza. - ¡Esperar! Feldsphar no trabajar bien con otra gente. Magos no gustar Feldsphar. Esto no ser buena idea, Feldsphar no poder.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Warrior

Cargo :
Guardián del bosque

Inventario :
Vulnerary [3]
Hacha de bronce [1]
Espada de bronce [1]
Escama fosilizada
.
.

Support :
Craig
Trombe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1881


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberacion]Fruta verde, los hombres la compran y los pájaros no la quieren [Priv. Feldsphar]

Mensaje por Onix el Vie Ago 03, 2018 11:18 am

Onix estaba tan apresurado y concentrado en solucionar el problema de los emergidos, para poder disfrutar su día libre como él quería, que tardó en darse cuenta del estado de ánimo de su compañero hasta que este le tomó el brazo con fuerza. El laguz se sorprendió tanto que tuvo que contener una palabrota para no decirla enfrente del chico rubio, después de mirarlo y escucharle atentamente, este se paró un momento para pensar cómo iba a convencer a Feldsphar de acompañarle.

-Hmm… Eso es un problema- Comenzó diciendo, mientras se ponía a pensar- Porque la persona con la que debemos hablar tiene que ser un mago…

Onix continúo mirando a Felds, dejando que este lo siguiera tomando del brazo mientras tanto. Sintiendo su tensión casi en carne propia, sin poder evitar recordar a alguien de su pasado al verle actuar tan nervioso. Onix no tardo en soltar un suspiro y le dio unas palmaditas suaves al chico en la espalda.

- Vale, vale, ya entendí. Que no se te caliente la cabeza Felds. Nos piramos de aquí ahora mismo, ¿qué te parece?- Confortó al muchacho para que se calmara un poco- Pero antes, deja que te invite a beber algo. Es lo menos que podemos hacer ya que estamos aquí, ¿no? La ocasión la pinta calva, así que calmémonos un poco y disfrutemos de una bebida antes de salir del pueblo. No puedo transformarme hasta haber descansado un poco, así que necesito unos minutos para recuperarme- Declaró, colocando su garra sobre el hombro del muchacho para animarlo a moverse- ¡Venga, Felds! Caminemos un rato. Dime, ¿cuál es tu fruta favorita?

Aunque no lo pareciese, dejar esta oportunidad pasar era algo que al cuervo no le gustaba en lo absoluto, y más aún sabiendo lo fácil que sería el dejar a un mago a cargo de todo ese asunto y del por qué estaba aceptando las condiciones que Feldsphar lo estaba colocando. Si pudiera ponerlo en palabras,  ahora tenía sentimientos encontrados e ideas en conflicto. Claramente, el laguz se había dado cuenta que el humano no había convivido mucho con los de su propia especie, algo en lo que Onix se identificaba un poco. Podía verlo por la forma de vestir de Feldsphar, su forma de hablar y la falta de conocimientos que este tenía sobre algunas cosas básicas como la “edad”.  

- “Bah… Me estoy haciendo blando”- Pensó para sí mismo, maldiciendo sus propios sentimientos- “Mira que dejarme convencer con esa facilidad…

Pero no había tiempo para quejarse y mucho menos oportunidad para echarse hacia atrás. Tal vez, viéndolo por un lado más positivo, ni siquiera sería necesario que ellos tuvieran que avisar a los guardias de que unos emergidos vendrían. Un puesto de vigilancia daría la alarma, o probablemente un explorador.

Onix comenzó a observar sus alrededores para ver si podía comprar algo de zumo de fruta para calmar la atmosfera un poco. Mientras tanto, en el camino se fijo en la cantidad de guardias que estaban patrullando por el pueblo y en el comportamiento de un par de personas los miraban, murmurando todo tipo de cosas a sus espaldas.

- “Vaya ver esas viejas cotorras, como si no hubiesen visto en su vida a un chico con alas y a uno sin camisa”- Pensó el cuervo mientras alzaba una ceja, y en todo caso, mantenía cerca a Felds para vigilarlo mientras terminaba de acercarse al puesto de venta de bebidas y pedía un par de vasos con zumo- “Lo siento amigo, ojala no tuvieses que pasar por esto…”- Onix pagó por las bebidas y le pasó el vaso al chico antes de sentarse en una banca a beber.

El laguz tomó un sorbo de su bebida, y observó de reojo el ambiente. No había guardias presentes que pudiesen ponerle alto el comportamiento de esas personas cercanas que cuchicheaban entre sí, así que tras un par de minutos, el cuervo se levantó de la banca, se acerco tranquilamente hasta la mesa donde estaban las dos personas hablando y “accidentalmente” derramó una buena parte del contenido de la bebida sobre la ropa de una de ellas.

- ¡Hostia, mira eso! ¡Parece que no estaba prestando atención por donde venía! La ley de la causa y efecto, ¿a que es una molestia? Pero mira el lado bueno, casi no se nota que te hubieses cagado en los pantalones…- Comentó con voz burlona, mientras provocaba al hombre- Si, bueno, yo tendré alas saliendo de mi espalda y me veré un poco raro, pero al menos no ando por ahí llevando un gusano peludo en la cara y escupiendo basura sobre otras personas- Onix soltó una corta risa mientras continuaba provocándolo y le arrojo el vaso completo con lo que quedaba del contenido del vaso en su cara- Je, ¿a qué te supo eso…?- Onix dudo por un segundo, observando la moneda grabada que llevaba el sujeto (casi imperceptible) en sus ropas- “Aaah… mierda…”- El sujeto resultaba ser el supuesto mago que buscaban.

Justo en ese momento, el laguz vio como un par de guardias se aproximaban hacia ellos después de que alguien les avisara del conflicto que estuvo provocando. Onix se tensó un poco y emprendió una retirada estratégica, mientras le hacía una señal a Feldsphar para que corriera.

- ¡Hey Felds, encontré al mago!- Avisó a su compañero cuando lo tuvo cerca, sin poder ocultar una sonrisa nerviosa mientras reía irónicamente- ¡He metido la pata hasta el fondo!... ¡Pero no te asustes! ¡Tengo un plan!... ¡Si ayudamos a esos guardias a combatir a los emergidos, tal vez no nos arresten…! ¡Pero para eso, necesitamos llevarlos hasta la salida del pueblo sin que no nos atrapen!
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Seeker Raven

Cargo :
Sirviente

Autoridad :

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Llave maestra [1]
Pócima Entumecedora
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
809


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberacion]Fruta verde, los hombres la compran y los pájaros no la quieren [Priv. Feldsphar]

Mensaje por Feldsphar el Lun Ago 13, 2018 4:27 pm

En ese preciso instante, se podría tachar a Feldsphar de ser muy egoísta pero la verdad era que, si se lo echasen en cara, él mismo no entendería que había de negativo en no querer ayudar a esas personas. Es decir, él era un humano pero no le parecía suficiente el compartir raza con ellos como para querer ayudarlos porque después de todo, esa gente elitista nunca había hecho nada por él y desde su entendimiento, darles el mismo trato era lo más útil desde su posición. Mientras que aquellos emergidos que atacaban la aldea no llegasen al bosque para dañarlo todo nuevamente, no le podía importar menos lo que le ocurriese a esa gente. – Magos ser malas personas. – El bárbaro se cruzó de brazos, adoptando una postura no tan relajada como instantes atrás, lo cual indicaba que no sería fácil de convencer para que cambiase de opinión.

No le gustó cuando Onix le tomó del brazo y seguramente, eso se habría notado en su rostro al fruncir el ceño y no poner demasiada buena cara pero, se relajó cuando el hombre pájaro le dio unas palmadas en la espalda y accedió a que se fueran de la zona afectada. – “La ocasión pinta calva…” – Repitió intentando citar a Onix con las mismas palabras que había empleado él pero, arrastrando las palabras cuando era Feldsphar quien las pronunciaba, con cierto tono de confusión. - ¿Poder dejar de hablar tan raro? No entender la mitad de cosas que Onix decir. – Y no entender la totalidad de las frases era algo que le ponía de los nervios y que, no podía evitar transmitir aquella sensación de forma externa, moviendo los dedos de forma nerviosa e incluso, llegando a agarrar sus pantalones con fuerza al ser la única tela que cubría su cuerpo y a la cual el chico se podía aferrar.

Pero a continuación, si entendió lo que dijo y el bárbaro siguió al pájaro, mientras proseguía a escuchar todas aquellas palabras que decía. ¿Cómo era capaz de que hablase tanto sin cansarse? Quizás era que Feldsphar no estaba para nada acostumbrado a comunicarse pero, se le hacía de lo más cansado buscar las palabras adecuadas para hacerse entender en su mente para luego expresarlas en alto. – Gustar manzanas y peras, crecer en arboles de bosque y estar ricas. – Tenía que admitir que prefería comer carne o pescado, aunque eso involucrase cazar y pescar, actividades que requerían mucho más trabajo que recoger piezas de fruta pero… Si le daban fruta o verdura, también se la comería. No era demasiado quisquilloso con la comida, simplemente lo que él sabía que se podía comer eran opciones muy limitadas en su mente. – Fruta amarilla… Así con esta forma… - Hizo un gesto con la mano imitando la forma de la fruta porque no sabía cómo se llamaba. – Ser acida y no gustar a Feldsphar.

El bárbaro siguió a Onix aunque realmente, no tuviera mucha idea a donde se dirigían. Tampoco era algo que le importase demasiado, si volvía a no estar de acuerdo lo volvería a decir y en el peor de los casos; se iría por su propio pie aunque no supiese como volver al bosque. No le gustaba que la gente se les quedase mirando y que cuchicheasen cosas que desde su posición, eran inaudibles. Esas eran las cosas de los humanos que le hacían sentir mal y que le exponían a querer continuar viviendo en el bosque, sin ningún tipo de relación con nadie, más que los propios animales que allí habitaban. Pero como Onix no dijo nada al respecto, solo tomó su vaso con ambas manos y siguió al otro hasta la banca, intentando omitir que eso estaba sucediendo a su alrededor. Bebió un poco del zumo mientras observó cómo su amigo se levantaba e iba hacía los tipos que estaban hablando entre sí pero, Feldsphar solo continuó sentado, observando desde su sitio y riendo por lo bajo cuando Onix le derramó el vaso por encima. El chico se levantó en cuanto vio al hombre pájaro volver a su posición pero, no esperaba que fuera a decirle que estaban en problemas y con una mano, se apretó el otro brazo, nervioso. - ¡Onix estar loco! ¡Correr!

Y le tiró del brazo, andando mucho más apresurado al decir aquello. - ¿Alguna idea para que no atraparnos? Si Onix volar… Feldsphar poder trepar por donde pueda para no ser atrapado por mago.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Warrior

Cargo :
Guardián del bosque

Inventario :
Vulnerary [3]
Hacha de bronce [1]
Espada de bronce [1]
Escama fosilizada
.
.

Support :
Craig
Trombe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1881


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberacion]Fruta verde, los hombres la compran y los pájaros no la quieren [Priv. Feldsphar]

Mensaje por Onix el Vie Ago 17, 2018 9:06 am

Cuando Feldsphar le gritó a Onix que estaba “loco”, este no pudo evitar reírse en voz alta aunque la situación se estuviera pintando mal para ambos. No sería la primera vez que lo llamaban de esa forma, y quizás tampoco la última, así que en ese sentido, el chico se sentía un poco divertido que una persona a la que había conocido hace apenas unas horas ya estuviese regañándolo. Perfectamente, el laguz sabía que había actuado de mala forma, pero bien podía sacar una buena excusa porque sus intenciones, desde su punto de vista, eran buenas. Sin embargo, con excusas o no, estaba dispuesto a pagar el precio de sus acciones, intentando sacar primero a su compañero del problema en que los había metido.

- Si, si, ya puedo volar…- Respondió Onix poco después de escuchar la propuesta del chico, mirando entonces por el camino por el que corrían para ubicar un espacio amplio para poder extender sus alas y volar hacia arriba- Cuando te diga, te subes a mi espalda y asegúrate de agarrarte muy bien- Indicó, adelantando un poco el paso, y escuchando como mas guardias iban hacia ellos desde otro camino para intentar acorralarlos-  A la cuenta de tres. Uno, dos…- El laguz se concentró lo mejor que pudo y se transformo en una ave negra- ¡Ahora!

El cuervo espero a sentir el peso de su compañero y uso su velocidad para caminar rápidamente hacia una carreta llena de cajas que vio estacionada cerca de uno de los edificios, saltando sobre ella y luego impulsándose hacia arriba montándose sobre las cajas, usando el tamaño de estas y el de él para poder llegar hasta el techo de un salto, trepar por él con sus garras y pico y emprender vuelo una vez que tuvo suficiente espacio para extender sus alas.

- Genial, parece todo marchó como viento en popa, ¿no te parece, Felds? Comentó mientras volaba hacia fuera de la aldea- Jajaja, perdón. Desde ahora intentare hablar más normal…

Justo después de decir eso, el cuervo sintió un proyectil viniendo hacia él y miro como en ese preciso momento una ráfaga de viento lo golpeaba desde abajo mientras este volaba. Para mala suerte de Onix, este no había estado volando lo suficiente alto o lo suficientemente rápido (para que los guardias los siguiesen), y tampoco había estado tan alerta para predecir que los emergidos que habían visto hasta hace unas horas ya habían llegado al pueblo.

Después de que uno de los emergidos lo atacase, el cuervo hizo lo que fue posible para poder aterrizar a salvo en el suelo sin que su pasajero se lastimara en el proceso. Acabando golpeándose un poco el cuerpo en el descenso, quedándose quieto cuando por fin estuvieron en el suelo y levantándose lentamente poco después, todavía sin perder su transformación.

- Tsk.. Eso dolió…- Masculló enojado mientras se quejaba y luego miró preocupado el chico para ver cómo estaba después de esa caída- ¿Te encuentras bien, Felds?

Luego de decir eso, observó como los emergidos comenzaban acercarse hacia ellos con sus armas preparadas para acabarlos.

Esto de nuevo, eh… Parece que hice mal mis cálculos…”- Pensó antes de intentar colocarse en posición para poder pelear.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Seeker Raven

Cargo :
Sirviente

Autoridad :

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Llave maestra [1]
Pócima Entumecedora
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
809


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberacion]Fruta verde, los hombres la compran y los pájaros no la quieren [Priv. Feldsphar]

Mensaje por Feldsphar el Dom Ago 19, 2018 3:06 pm

En el momento en el que Feldsphar preguntó si Onix tenía alguna idea sobre como escapar de los guardias que ahora, estarían enfurecidos con ellos dos y tendrían que perderles de vista hasta que, con sus propios actos demostrasen que no eran malos tipos pero, lo cierto es que no esperaba que la respuesta de su nuevo amigo fuera que se volviera a subir a sus espaldas para huir volando. Feldsphar tenía sus propias habilidades para poder distraer a los demás y no depender de nadie pero, admitía que en un momento así se sentía confuso y no era como si quisiera separarse demasiado del hombre pájaro. - B-bien. - El bárbaro asintió con la cabeza con su nuevo plan y se veía nervioso por aquel cambio inesperado de acontecimientos pero, no le impidió que en cuanto Onix adoptó de nuevo la forma de un gran pájaro negro, Feldsphar corriese en su dirección para subirse a su espalda y no olvidarse de agarrarse fuerte para no caer.

Esperaba que en esta ocasión, no volaría tranquilo como antes y Feldsphar no podía dejar abierta la probabilidad de caerse o que las cosas fueran mal por un descuido propio. Fue por eso que, bajó la cabeza y aproximó su cuerpo al del pájaro, haciendo que aunque notase el cambio de velocidad en su cuerpo, no se sintiese del todo inseguro mientras sobrevolaban por el terreno. Solo cuando su amigo volvió a hablar fue cuando el chico abrió los ojos para ver donde estaban, viendo que ya se habían alejado un poco de la aldea. - N-no parecer. ¡Feldsphar nervioso por si no conseguir dejar atrás a guardias! No estar acostumbrado a este peligro. - Su tono de voz esta vez no era de estarle reprochando su comportamiento sino que, era más bien de estar asustado por lo que acababan de  hacer. - Si no entender a Onix, Feldsphar dejar de hablar. - Resopló, cansado.

Cerró los ojos instintivamente cuando fueron atacados mientras volaban ya que, en ese momento quiso reaccionar de algún modo pero, no podía atacar a distancia y se sintió confundido por solo esperar que Onix no hubiera terminado con mucho daño. No fue mucho el tiempo en el que mantuvo los ojos cerrados y, pudo ver como el pájaro trataba bajo toda costa, aterrizar en cuanto pudiese y cuando lo hicieron, Onix se golpeó, provocando que Feldsphar también notase aquel golpe, terminando por el suelo pero haciendo una maniobra para levantarse sin perder mucho tiempo. - Feldsphar estar bien. ¿Onix poder moverse bien? - Pero no le dio tiempo a preocuparse mucho más porque, en cuestión de segundos, los emergidos que les habían atacado en pleno vuelo hicieron aparición cerca suyo y, el chico no actúo con la inseguridad que habían tomado sus palabras minutos atrás. Sin que sus manos temblasen, alcanzó a tomar la hacha que guardaba en el fardo que cargaba en su espalda, tomando su arma con ambas manos debido a su peso y flexionando algo sus piernas, preparado para empezar a pelear en cualquier momento.

- ¡Cuidado, Onix! - Feldsphar había dado unos pasos hacía delante y no alcanzó a girar el rostro hacia atrás para ver si su compañero estaba en condiciones de pelear, esperaba que sí porque, no era como si fuera capaz de entretener a todos los emergidos por sí solo mientras los guardias hacían aparición en la escena.

Alzó su hacha y empezó a correr hacía la primera línea de ataque para, bloquear que no avanzasen mucho más. Los emergidos se empezaron a acumular y eso, ponía nervioso a Feldsphar; no quería morir en aquel lugar, sin duda. Al menos, no podía evitar alegrarse de no estar recibiendo ataques a distancia como flechas o magia y, aunque no lo pensó demasiado, seguramente se debía a que estaba peleando tan cerca de los emergidos que si sus aliados atacaban a esa zona; lograrían herir tanto a Feldsphar como a los otros emergidos. Al cabo de unos minutos, el chico emitió una especie de rugido bastante sonoro y es que, no podía contener el enfado que ahora se había apoderado de su cuerpo. Atacaba lento pero con fuerza contra los enemigos y aunque algunos iban cayendo, la piel desnuda de Feldsphar se iba rajando por los ataques de los contrarios y más que doler, sentía que las heridas abiertas ardían cuando el viento le golpeaba.

Y entonces, escuchó un ruido que no parecía similar al que estaban haciendo los emergidos al avanzar con sus filas. ¿Podía ser que acudiesen sus refuerzos? - ¡Onix, aguantar un poco más!
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Warrior

Cargo :
Guardián del bosque

Inventario :
Vulnerary [3]
Hacha de bronce [1]
Espada de bronce [1]
Escama fosilizada
.
.

Support :
Craig
Trombe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1881


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberacion]Fruta verde, los hombres la compran y los pájaros no la quieren [Priv. Feldsphar]

Mensaje por Onix el Dom Ago 19, 2018 5:33 pm

A juzgar por los movimientos y la respuesta de Feldsphar, este parecía no haberse herido durante la caída que tuvieron hace unos momentos, lo cual hizo que el cuervo se tranquilizara un poco, pero no demasiado ya que los emergidos se habían acercado a atacarlos. Onix no se veía mal tampoco, pero todavía sentía su cuerpo adolorido, el hechizo que lo golpeo no parecía haberle hecho daño, sin embargo, la caída sí.

- Si, puedo moverme… Más o menos… - Comentó el laguz, respondiendo a la pregunta de su compañero.

En cuanto el humano comenzó a alejarse, el cuervo sacudió las plumas de su cuerpo un poco para despertarse un poco y se forzó a moverse hacia adelante para no quedar expuesto al ataque. Extendió sus alas para elevarse ligeramente hacia arriba y usó sus garras afiladas para atrapar al emergido más cercano y picotearlo con el pico mientras lo tenía inmóvil. Luego de eso, arrojó el cadáver que quedó del mismo hacia otros soldados que intentaban avanzar para detener su paso.

Rayos… esto sería más fácil si pudiera moverme bien” Pensó.

Pero Onix no tenía tiempo para poder quejarse en voz alta, así que comenzó a tomar objetos grandes al azar que encontró a la vista, como cuerpos en el suelo y piedras grandes, y comenzó a arrojárselos a los emergidos para distraerlos mientras Felds usaba su hacha para acabarlos. Los emergidos se empezaron a acumular, y eso puso nervioso a Onix ya que no era precisamente un gran peleador cuerpo a cuerpo y comenzaba a cansarse, pero al menos, podía agradecer que no hubiera arqueros cerca que pudieran causarles un daño mortal.

Al cabo de un rato, escucho a Felds decirle algo, pero Onix estaba más pendiente del ruido que se acercaban a su ubicación, ¿podrían ser aliados? ¿O serían más emergidos? El cuervo le costaba saberlo ya que tenía que estar pendiente de su amigo y de el mismo para que los emergidos no los mataran.

- Ya hicimos suficiente Felds, hay que irnos de aquí- Comento Onix, mientras extendía sus alas y tomaba al chico por cada uno de sus brazos con sus garras, sin lastimarle, y se elevaba en el aire.

Una vez que estuvieron lo suficientemente arriba, el cuervo dio un rápido vistazo hacia abajo, observando que un grupo de soldados que venían del pueblo se habían unido a la batalla para luchar con los emergidos. Probablemente su intervención había ayudado un poco y hecho suficientemente ruido para que los guardias notaran el ataque y se encargaran de buscar refuerzos, pero Onix no lo sabía con certeza ya que no se quedaría para verlo. Voló lo más alto que pudo para que no le alcanzara otro hechizo que viniera de improviso, y se encargó de llevar a Feldsphar entre sus garras a un sitio cercano que fuese más seguro para ellos aterrizar.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Seeker Raven

Cargo :
Sirviente

Autoridad :

Inventario :
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
Llave maestra [1]
Pócima Entumecedora
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
809


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberacion]Fruta verde, los hombres la compran y los pájaros no la quieren [Priv. Feldsphar]

Mensaje por Eliwood el Lun Ago 20, 2018 6:45 pm

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Feldsphar ha gastado un uso de su hacha de bronce.
Onix ha gastado un vulnerary.

Ambos obtienen +2 EXP.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Tomo de Ellight [4]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3318


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de Liberacion]Fruta verde, los hombres la compran y los pájaros no la quieren [Priv. Feldsphar]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.