Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Entrenamiento] Lo que los costales de papa atestiguan. [Priv. Kmone]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] Lo que los costales de papa atestiguan. [Priv. Kmone]

Mensaje por Ches el Vie Sep 15, 2017 12:01 pm

Ya llevaban varios días en altamar y se habían acostumbrado a las tareas que les correspondían. Era una rutina sencilla, levantarse a preparar y servir el pobre desayuno que repartían, ayudar con lo que el cocinero, Ron, se le ocurriera sería el almuerzo. Si terminaban pronto tendrían un tiempo libre antes de servirlo, luego no tendrían nada que hacer hasta media tarde donde deberían repartir una pobre merienda y comenzar los preparativos de la cena.
Entre tanto, Ron desaparecía, o lo dejaba solos en la cocina a cargo de alguna tarea. Dónde iba era un misterio, no siempre regresaba en las mejores condiciones, más nunca se quejaba ni decía nada al respecto y a la mínima mención del asunto cambiaba de tema largándoles algún otro labor nuevo. Así que era mejor no preguntar. La curiosidad no valía el esfuerzo.

Ches por su parte se había acostumbrado a molestar a Kmone de forma diaria y abusar de su bondad y buena fe siempre que podía. Morderlo, robarle comida, usarlo de banco, llévame, tráeme, usarlo de manta, que haga esto, que haga aquello. Con cuidado de no volver a pisar el margen de la última vez, retirándose de manera inconsciente siempre que lo notaba cercano. Como en ese preciso momento.

Estaban en su receso, en un rincón de la cubierta superior contra la baranda de borda. Fuera del paso de los marineros que iban de aquí para allá revisando cuerdas, atando y desatando y verificando las velas entre otras cosas de marineros y manejo de barcos.
Sentados en el suelo, Ches se había acurrucado entre las piernas cruzadas del albino y se entretenía trenzándole pequeños mechones de pelo uno tras otro, mientras disfrutaban del sol, la suave brisa marina y el arrullo de las olas al chocar contra el casco. - Aún tenemos que ir a buscar los costales de papas a la bodega antes de regresar a la cocina para la merienda. - Fue al terminar la quinta trenza que recordó y comentó, desviando la vista de los cabellos del chico para dirigirla a su rostro. De repente notó que estaba cerca, y fue consciente de cuán cerca se encontraban el uno del otro, sus labios. - JAJAJAJAJA - Sintió sus latidos acelerarse y el calor subir a su rostro, y sin saber qué más hacer rió y revolvió con brusquedad los cabellos del albino usando esa acción de excusa para crear cierta distancia antes de continuar con las trencitas. No quería dejar el lugar tan comodo en el que se había acomodado, por más incómodo que este se hubiera vuelto.
Afiliación :
- REGNA FEROX -

Clase :
Trickster

Cargo :
Mercenaria

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Vulnerary [7]
Concoction [3]
Gota de Veneno [1]
Báculo de Heal [2]
.

Support :
Kmone
Dunstan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1059


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Lo que los costales de papa atestiguan. [Priv. Kmone]

Mensaje por Kmone el Vie Sep 15, 2017 9:11 pm

Los días siguientes fueron tranquilos, nadie amenazó con tirarlos por la borda y no perdieron ni una sola comida, Ches no era más molestas que lo normal, lo único que cambiaba ahora era que estaba todo el día con ella, a veces se generaban situaciones extrañas y Kmone terminaba sonrojado o molesto, por supuesto esa molestia no duraba demasiado, no podía enojarse porque la joven de cabellos verdes le diera cariño, si, lo hacía para molestarlo pero no estaba nada mal, el albino empezaba a acostumbrarse a ello poco a poco aunque debía admitir que cuando Ches se alejaba de él todo se sentía demasiado extraño por al menos unos segundos.

La había complacido en todo, siempre sonriendo, excepto claro cuando se sonrojaba en esos momentos se cubría hasta la nariz con la bufanda. Ella tenía la ventaja de que Kmone no pudiera enojarse con ella o darse cuenta de que se aprovecahaba de él en algunas ocaciones, estaba enamorado y apreciaba las caricias de la dama más allá de todo lo molesto.

Ese día la había complacido bastante, Kmone estaba felíz y tenían mucho tiempo libre, era un poco extraña la situación en la que se encontraban en ese momento pero eso no quitaba lo agradable, el albino miraba a Ches a los ojos ignorando lo que le hacía a su cabello ya que no sería difícil de deshacer. Cuando estuvieron los dos con las caras enfrentadas y muy cerca el uno del otro Kmone suspiró, se había sonrojado un poco pero no había borrado su sonrisa hasta que la joven de cabello verde se alejó. -Ya basta... Te lo he dicho varias veces Ches... Como sea...- Bajó la mirada. -A veces no se que hacer y es un alivio que te alejes porque no se que hacer... Otras veces es abrumador.- Suspiró. -Mmmm... Y si...- Kmone levantó la mirada hacia Ches y, por primera vez era él quien sonreía pícaramente, se levantó y pasó las manos por el pelo para deshacer las trenzas que le había hecho la joven, luego la tomó de la mano y empezó a caminar sin dejar de mirarla en ningún momento, al principio caminó hacia atrás y después continuó caminando junto a Ches tomándola de la mano. -No se si puedo compensarte pero quiero... Pasar un tiempo a solas.- Su idea era guiñarle el ojo pero terminó sonrojándose, no sabía bien en qué terminaría todo, solo que hace algunos días quería besar a Ches pero ella siempre terminaba alejándose de él o directamente no se daba la oportunidad, era un motivo estúpido si pero la mente de Kmone estaba tan ocupada con la joven que ni siquiera se daba cuenta de lo que sucedía a su alrededor.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Assassin

Cargo :
Ladrón

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Daga de acero [1]
Concoction [3]
Crossbow [4]
Arco de bronce [2]
Espada de bronce [1]

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1279


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Lo que los costales de papa atestiguan. [Priv. Kmone]

Mensaje por Ches Hoy a las 1:43 pm

No supo qué responder a las palabras del albino aparte de terminar la trenza que tenía entre manos y girarse para ver hacia otro lado sin enfrentarse al chico. ¿Tal vez se había pasado con sus bromas en los últimos días hasta el punto de hacerlo enojar?
Cuando este se levantó ella hizo lo mismo y lo siguió, extrañada por su repentino comportamiento. Últimamente se lo veía más contento y menos pesimista que cuando lo conoció, pero era la primera vez que lo veía tan alegre… Con ese tipo de alegría que indicaba que planeaba algo.

En un principio no supo si debía asustarse y ser precavida. Una cosa era ella molestando a la gente y otra muy diferente era ser la victima de las molestias. Ya había intercambiado demasiadas travesuras con sus hermanos como para tener una buena idea de que era lo más leve a los más grave de cosas que podía estar planeando el otro. Aunque dudaba que llegara hasta el punto de tirarla por la borda, eso sólo podía llegar a hacerlo Lex siempre que Cadoc estuviera cerca con una cuerda.

- Jajaja - No sabía qué esperar y por eso rió al escuchar las palabras del chico, había pasado por alto la posibilidad de lo que insinuaba y no sabía cómo reaccionar a ello. - Pues entonces… ¿Deberíamos ir a buscar esos costales de papa a la… solitaria bodega? - Sugirió nerviosa, compartiendo ahora una sonrisa cómplice con el albino, al igual que el sonrojo. - Pero no tenías por qué haberte deshecho las trenzas, quedaban lindas. - Se quejó en un intento de contrarrestar su inquietud mientras, sin soltarle la mano, se abrazó al brazo de Kmone y recostó su cabeza contra su hombro.
Afiliación :
- REGNA FEROX -

Clase :
Trickster

Cargo :
Mercenaria

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Vulnerary [7]
Concoction [3]
Gota de Veneno [1]
Báculo de Heal [2]
.

Support :
Kmone
Dunstan

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1059


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Lo que los costales de papa atestiguan. [Priv. Kmone]

Mensaje por Kmone Hoy a las 2:59 pm

-S-si a la... Solitaria... Bodega de papas.- Rió una vez más algo sonrojado. -Si tenía que deshacerlas, eran algo raras... Como sea... Me gusta mi pelo así aunque quizás me lo deba cortar ya está bastante largo je je.- Intentó reír pero de repente la joven de cabellos verdes se le pegó al cuerpo, en ese momento el albino desvió la mirada y sonrió aunque su sonrisa estaba cubierta por la bufanda.

Cerca de la cocina había una puerta que bajaba hasta la bodega donde tenían las papas, las escaleras estaban apenas iluminadas por la luz del día, luego de bajar varios escalones llegaron a un lugar con puerta de hierro, una puerta que tenía una palanca que se giraba para abrirla, por supuesto solo podía abrirse desde afuera por lo que el albino tuvo cuidado de cuando entraron no se cerrara la puerta. -Bue... Bueno... Estamos en la... Solitaria... Bodega.- Tragó algo de saliva y continuó caminando hasta cerca de una ventana para que pudieran ver algocy no estar completamente a oscuras, en ese momento se separó un poco de Ches tomando solamente las manos, ambas manos y mirándola a los ojos.

-Eh... Ches... Yo...- Con una mano se quitó la bufanda y la arrojó a una pila de costales de papas vacíos apilados, luego volvió a tomarle las manos a Ches. -Me gustas... Ya... Ya lo dije... Es muy divertido estar contigo casi siempre y ya no estoy solo...- Kmone estaba cada vez más colorado y su corazón empezó a latir fuertemente. -Creo que... Ya no tengo nada que decir.- Soltó las manos de Ches para colocar ambas manos a los costados del vientre de la joven peli-verde y después abrazarla quedando mirando sus ojos muy de cerca, con sus labios muy próximos a los de ella, el corazón del albino latía cada vez más fuerte, no entenía por qué, ya había hecho eso por qué cada vez que intentaba besarla parecía que se iba a morir y luego de besarla se sentía bien, no tardó tanto como la última vez en besarla y, esta vez no empezó con un simple roce, primero besó sus labios, luego abrió sus labios levemente y los cerró sobre el labio inferior de Ches. Para ese momento Kmone sentía una cantidad de emociones, las más notorias eran nervios y alegría. Después empezó a introducir su lengua dentro de la boca de Ches para jugar con la lengua de ella, lo mismo que había hecho antes pero esta vez teniendo en cuenta alguno de los movimientos que la dama había usado con él que, de alguna forma lo habían estimulado bastante.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Assassin

Cargo :
Ladrón

Autoridad :
-

Inventario :
Dagas de bronce [1]
Daga de acero [1]
Concoction [3]
Crossbow [4]
Arco de bronce [2]
Espada de bronce [1]

Support :
Ches

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1279


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Lo que los costales de papa atestiguan. [Priv. Kmone]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.