Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] Reunión de honrados comerciantes [Priv. Ferid]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Reunión de honrados comerciantes [Priv. Ferid]

Mensaje por Seimei el Vie Sep 08, 2017 11:26 pm

El barco blindado llegó a su lugar en el puerto exactamente a la hora que la pequeña tripulación había previsto. Sirvientes de la misma familia Taghia que había criado a Seimei y movía grandes hilos en el mercado de la esclavitud eran los que navegaban esa embarcación, además de unos pocos hombres de Nohr que habían tenido que acompañar al gato al salir del país. Se trataba de un viaje de negocios, un importante viaje de negocios que uniría a Seimei con un nuevo contacto con aspecto de ser muy provechoso. ¡Qué bien empezaban a unirse todos los hilos en su vida últimamente! Su puesto bajo contrato junto a un futuro rey en Nohr, los contactos y oportunidades que aparecían, los recursos con los que contaba ahora, negocios mejorando cada vez más... sí, todo iba por muy buenos rumbos. Había estado siendo muy productivo. Feliz de que llegara ese día, el día de desembarcar y pisar tierra firme, el gato laguz sonrió todo el tiempo mientras atracaban y él se preparaba para bajar.

Aún poniéndose una buena capa negra encima (la piel no tan hermosa como la suya propia por supuesto, sino imperfecta veteada de gris) que se cerraba de costado al final de uno de sus hombros, sentía mucho frío en las orejas descubiertas sobre su cabeza. Qué mala sensación... ahora, Seimei entendía bien la advertencia que su contacto por correspondencía le había dado. Ese clima no recibía amigablemente a nadie. Agachó las orejas de lutroso pelaje azabache contra la cabeza, subiendo las manos para frotárselas un poco, a ver si tomaban algo de calor. ¿Y su mercancía? ¿El cargamento que llevaba en el barco, en jaulas grandes? Eran seres vivos y muy costosos, estarían un poco mejor guardado bien debajo en el interior del barco, aislados en una recámara blindada, pero igual valía la pena pensar en ellos. No quería que se dañaran. Los esclavos de su compañía no eran maltratados gratuitamente, si podían tenerlos cómodos los tenían y los bien portados siempre eran recompensados con sus necesidades bien cumplidas. Seimei era el claro ejemplo: viviendo muy de acuerdo con su condición de esclavo, obediente, servicial, ayudando en la captura y el entrenmaiento de otros laguz para demostrar lo perfecto que era, era como había terminado así como estaba. Se dirigió humildemente a uno de los otros sirvientes de la familia, un laguz corpulento entrenado y educado para nada más que hacer tareas físicas y repetitivas calladito. Le encantaban los que eran así.

-
Me preocupa nuestro cargamento. Por favor, cuida bien de ellos, que no se enfríen... siendo tan costosos... - Pidió, amable y considerado. El otro sonrió de regreso, asintió y se fue de inmediato abajo.

Seimei salió a la cubierta y de allí al ascenso del barco. Sentía que el aire frío no era tan desagradable en sí, seguramente le hiciera mejor a su preciada piel que el agobio de los lugares acalorados, aunque era difícil acostumbrarse y soportar. Normalmente sus orejas irían bien metidas en un sombrero y su cola atada contra su espalda dentro de la ropa, lo cual era un poco doloroso, pero soportaba por tener un semblante humano en ciertas ciudades. Sin embargo esa vez no lo hacía. ¿Por qué? Porque vería a un posible cliente importante, y debía ser claro sobre lo que comerciaba. Así que él debería mostrarse y sus orejas deberían soportar. Recién subiendo, ya aparecía en la cubierta un empleado del puerto para recibir los papeles de la embarcación y comprobarlos. Con una sonrisa gentil en los labios, el hombre de orejas y cola felinas entregó lo suyo, respondiendo todas las preguntas de rigor paciente y obedientemente. Luego, dijo:

-
Entonces, me quedaré aquí esperando al señor Ferid Eusford. Ha dicho que vendría a recibirme... si es tan amable de avisarle que este barco ha llegado, por favor. -

El empleado partió y el gato permaneció allí. Parado tranquilamente con la frondosa cola quieta detrás y las manos tras la espalda.







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [2]
Vulnerary [4]
Espada de plata [6]
Elixir [2]

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1194


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Reunión de honrados comerciantes [Priv. Ferid]

Mensaje por Invitado el Dom Oct 22, 2017 11:40 pm

El frío era muy cruel en aquella parte del mundo, ni siquiera en los días más calurosos de la primavera se veían los colores vivos y cálidos, por el contrario, invierno o verano, era igual el manto blanco que cubría todo, un poco más grueso y gris en una época y más delgado y brillante en otra. Ese era un día bastante agradable, había amanecido con el cielo despejado y el sol brillaba con fuerza, no hubo nevada pese a que estaban ya a pocas semanas del invierno y las temperaturas comenzaban a bajar. El thane se sentía feliz, iba a ser un gran día pues recibiría a un cliente que podría llegar a ser un valioso contacto y un agregado muy rico en su cartera de clientes, esperaba que el sol pudiese darles una recibida no tan cruel a estas tierras aunque sabía que cualquiera que viniese de un poco al sur ya le parecerían inhumanas las temperaturas más cálidas de Mitgard.
Al llegar al puerto vio con gran felicidad que los rompehielos ya habían terminado su trabajo incluso antes de que el sol llegase a la altura de la torre del castillo de Asgard que indicaría que estarían a media mañana, al parecer el hielo había estado fino por el cielo despejado. Y ya en el horizonte entre la bruma helada se podía llegar a ver un gran barco acorazado, justo a tiempo. Regresó a su oficina, por experiencia sabía que entre divisar un barco a que este llegase a puerto y la tripulación pudiese bajar podrían pasar horas.

Preparó con calma los papeles en la amplia habitación que utilizaba como oficina, la chimenea había sido encendida hacía ya bastante rato y con las ventanas y puerta cerrada mantenía un ambiente cálido y acogedor. Dejó todos los papeles sobre el escritorio y se levantó para dar una vuelta por la habitación, echó un leño más al fuego y puso la jarra de vino especiado en la pequeña plataforma de piedra donde descansaba la lumbre. Su invitado tendría frío y sería mucho más rápido calentar los huesos con vino caliente, especialmente dulce y aromático, un poco picante incluso. Abrió un poco el postigo de madera que cubría la ventana y el viento frío entro pero pudo ver como la gran embarcación ya estaba en el muelle siendo revisada, volvió a cerrar y fue hacia la salida, no sin antes tomar su capa blanca y pasarla por sobre sus hombros.

Fue recibido por el frío al salir, el thane se quedó de pie en la puerta observando tan impresionante embarcación. Su capa era gruesa, piel de zorro blanca le aislaba muy bien del frio, sobretodo por el exterior de paño de lana que agregaba peso para evitar que el viento la volase, la zona de los bordes así como la del cuello estaba ribeteada por la piel de las colas del zorro que se había utilizado para hacer la prenda, los largos pelos blancos, mullidos y suaves, llevaban hasta las mejillas del marcado. Cerrada al frente apenas dejaba ver las altas botas negras, pasando su rodilla hasta sus muslos, el cuero blando de estas no permitían al frío entrar a sus piernas y la hacían perfectas tanto para la vida diaria como para montar, apenas se llegaba a ver sus pantalones blancos como la nieve a su alrededor. Se estaba ajustando los guantes color manteca a sus muñecas cuando vino apresurado uno de los jóvenes del puerto para comunicarle que un hombre de cola y orejas como de lobo estaba en el puerto. Agradeció y se dirigió hacia aquella zona, fue fácil divisarlo y en principio no mostró sonrisa alguna en sus labios si no por el contrario una arruga marcada entre sus cejas. Era un laguz, un salvaje y sucio laguz en su puerto ¿era una clase de broma? Si así lo era sería una de muy mal gusto. Recordaba que los Taghia eran una familia reconocida por el comercio de laguz esclavos, pero había una gran diferencia entre comercializarlos y enviarlos a hacer tratos, era como enviar una manzana a venderse a si misma, solo lograrían que rodase por el camino y si no terminaba entre la hierba pudriéndose y creciendo un árbol en donde no corresponde alguien la tomaría del piso y se la comería. Quizás solo era una muestra de la mercadería... decidió ser formal y mostrar una sonrisa en su rostro, tan actuada y practicada que parecía natural.

Al llegar frente al felino miró desde sus orejas hasta sus pies y juzgó de inmediato la piel que llevaba sobre sus hombros así como la ropa que se podía entrever desde debajo, pero sobretodo apreció el lustroso cabello negro y la mullida cola que no parecía a la de los gatos que había conocido, siempre delgadas y de pelo corto, esta en cambio parecía la de un zorro o incluso la de un lobo, pero por las orejas quedaba en claro la especie del laguz delante suyo - Bienvenido a Mitgard, espero que su viaje haya sido agradable. Soy Thane Ferid Eusford, pero por favor, me gustaría hablar con tu dueño, Seimei, el auxiliar del príncipe Xander. Los temas que tenemos a tratar son muy importantes como para ser hablados con... usted. - se inclinó ligeramente al hablar para saludarle, demasiado formalismo para solo un esclavo pero necesario para mantener un trato formal con alguien ligeramente relacionado con la corona de otro país.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Reunión de honrados comerciantes [Priv. Ferid]

Mensaje por Seimei el Jue Nov 02, 2017 1:11 am

Una sensación extraña le hizo vigilar más cercanamente el puerto. No era que sus sentidos percibieran nada en particular pero... a la vez sí. Seimei miró alrededor con mucho cuidado, callado y tranquilo como casi siempre se mostraba, como quien sólo mira los edificios y paisajes, pero alerta. Reparó en el llamativo hombre que aparecía en pieles de zorro de aroma muy legítimo, caminando en dirección al barco. En verdad una persona agradable a los ojos. Supo instintivamente que tenía que ser el rico dueño del puerto... como también, que era la fuente de su rara sensación. Lo supo por seguro al ver sus orejas puntiagudas sobresaliendo entre su cabello plateado. Era un hombre con sangre laguz. ¡Vaya detalle! Por suerte, toda su vida Seimei había sido entrenado para ignorar los hábitos e impulsos animalescos, hasta el punto de tener sólo los que a los amos le pareciera bien que sus animales tuvieran. Era demasiado doméstico como para realmente tener instintos. Los que surgían, podían ser suprimidos. Así se puso a sí mismo en línea de regreso, recibiendo al bien parecido señor con nada menos que una sonrisa gentil y una inclinación muy profunda de la parte superior del cuerpo. Estaba muy dispuesto a empezar por adular un poco a su nuevo asociado, decirle lo bello que era su puerto o algo, pero su recibimiento tenso lo detuvo. ¿No le agradaba hallarse con un laguz? Bueno, podía entender por qué, consierando los negocios que los unían...

"Así que así es... debí haberlo prevenido mejor. Oh, bueno. Deberá hacerse funcionar..." Seimei pensó. Esas cosas solían pasar. No era nada grave. Al menos no para él, dado que no le importaba en absoluto ser tratado con palabras bajas o demás. Sonrió dócil, sin llevarle la contraria en nada. Sólo hablando en una voz suave.

-
Desde luego, señor. Por favor, venga conmigo. -

Se enderezó, todo él vestido en negro, para guiar con un gesto del brazo a su futuro asociado de blanco. Precioso contraste le parecía, ambos claramente cuidaban su aspecto, una lástima no poder congeniar de inmediato. Girándose hacia el acorazado barco de Nohr, le indicó al señor thane que lo siguiera al volver a subir al mismo. Para luego dirigirlo al interior, directo escaleras abajo, un acceso que llevaba sin vueltas a donde venía el cargamento de la embarcación. Todas las puertas las abrió él y en silencio las sujetó para el otro, asistiéndolo como el sirviente que era, aunque no suyo. A medida que descendía hacia el área de las jaulas fue que estimó correcto hablar, antes de que llegaran al nivel del suelo. Miró por sobre su hombro al comerciante y volvió a hablarle bajito, respetuoso.

-
Quiero demostrarle la sinceridad de mis intenciones, estimado señor Ferid. Por eso, quiero que vea con sus propios ojos la mercancía de la que hablábamos. -

Acababan de llegar al piso. Allí no estaba muy iluminado, ya que la idea era que la mercancía se estuviera tranquila y durmiendo un rato. Abrigada en sus jaulas y en sus mantas o paños, recibiendo el calor de la calefacción central del barco irradiada en el suelo. Seguramente el esclavo encargado acababa de alimentarla. Sin embargo, el gato de pelaje azabache tomó una lamparita de aceite y la encendió, para luego extendérsela a Ferid, por si él quisuiera mirar mejor las muchas jaulas de felinos y caninos, todos elegidos sólo por su pelo. Miró al hombre tan plateado a los ojos, poniendo su mano en su pecho al hablarle humildemente.

-
Ahora, ¿puede que le parezca un poco más fácil creer que soy Seimei? ¿Y que estas son las mercancías que le traigo? Aunque le decepcione, por esta raza mia... -







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [2]
Vulnerary [4]
Espada de plata [6]
Elixir [2]

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1194


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Reunión de honrados comerciantes [Priv. Ferid]

Mensaje por Invitado el Mar Dic 12, 2017 9:53 am

La primera impresión era importante, pero solo del lado del thane. Acostumbrado a tratar con toda clase de personas sabía perfectamente que una primera impresión era la cosa más engañosa del mundo... más por su propia actitud. En su caso, en su vida, dar una primera impresión buena había sido en muchas ocasiones una cuestión de vida o muerte, de cerrar un negocio o tener que huir por su condición de marcado. En cambio él se mantenía abierto a cualquier clase de cambio en su propia perspectiva de la gente, a sabiendas que así como él podía actuar, cualquiera podía hacerlo y en cualquier momento podía descubrir que esa primera impresión no era más que una mascara que se volaba con el primer viento mostrando algo mucho más conveniente... claro, tanta comprensión solo podía venir si había dinero de por medio y esperaba que en esta ocasión lo hubiese, y mucho.

Así que conforme con el responder del felino le siguió en su andar por el amplio acorazado, había tenido suerte de tener tanto espacio entre muelle y muelle en su puerto pues aquella bestia ocupaba el espacio de dos barcos mercantes, de tener una disposición más normal de barco-muelle, barco-muelle seguro no habría podido recibirlo, pero en su ahorro de materiales teniendo muelle-barco, barco-muelle podía perfectamente recibirlo... aunque sin mucho margen. Miró los detalles, sobretodo la actitud de los marineros que los acompañaban, más militarizados que lo normal, profesionales con uniforme y centrados en su trabajo ya veía a uno de ellos hablando con un empleado suyo comenzando a llenar el informe de entrada. Aquello ya le decía bastante de aquellos extranjeros, la organización y orden estricto que tenían donde habían niveles y no todo recaía en un solo capitán. Siguió observando, la seguridad de las puertas, lo limpio de cada ambiente, el calor que emanaba de las paredes y mismo del piso. Hasta finalmente llegar al corazón mismo donde guardaba aquel tesoro.

- Mentiría si no dijese que estoy sinceramente sorprendido. - dijo al tomar la lámpara de aceite y adentrarse para mirar la mercancía. Su presencia no paso desapercibida, como branded que era despertó de inmediato la inquietud de los laguz enjaulados. Muchos se removieron en su jaula, la mayoría en su forma humana se agazaparon y arrinconaron mostrando sus dientes, otros de inmediato tomando su forma animal comenzaron a gruñir y golpearse contra los barrotes intentando atacar al hombre de blanco que caminaba entre las jaulas mirando aquellas criaturas. Todas tenían un pelaje particular de una forma u otra, fuese por un impecable color liso, son jaspe o manchas, o por colores ambicionados, como lobos completamente negros o blancos o gatos que mostraban patrones perfectos en su pelaje que podía ver claramente en una capa o sobre la cama de un noble - Tiene muy buena calidad, y muchos de ellos un excelente tamaño para que sea necesaria solo una piel para casi cualquier trabajo. Creo que podremos llegar a un acuerdo. - tiró de una cuerda de su muñeca, que ajustaba el guante para evitar la entrada de frío y acercándose a la jaula de un gran gato agazapado y erizado que se apegaba a la pared opuesta por la que se acercaba el marcado, hizo un pequeño moñito en uno de los barrotes para marcar esa jaula - Tome este como vendido independientemente si llegamos o no a un acuerdo más estable. Es para uso personal, solo me interesa su piel así que para su transporte y evitar daños a la misma preferiría recibirlo lo más... compacto posible. - El animal de pelaje tupido y un tono arena pálido en sus patas y estómago subiendo cada vez más oscuro a un marrón en la línea de su lomo, miró con pánico su sentencia de muerte y al alejarse el thane de inmediato se puso a arañar la pequeña cuerda que le marcaba en un intento por salvar su cuello.

Volviendo hacia el elegante felino de negro le entregó la lámpara con una sonrisa amplia y satisfecha, esta vez sincera - Si tu amo confía en ti para ser su representante ¿quien soy yo para no hacerlo? Espero que su confianza no me traiga problemas aquí, es la primera vez que veo a alguien vender a sus hermanos con tanta tranquilidad y profesionalismo pero siempre hay una primera vez para todo. Por favor, acompáñeme a mi oficina donde podremos hablar con más tranquilidad, sus hombres deben estar agotados y con frío, tienen tabernas y posadas suficientes para que ninguno se quede sin una comida caliente y una buena jarra de vino. - su tono era mucho más amigable ahora y su trato más familiar, seguía sin confiar del todo en un laguz, era bastante extraño pero no descartaba que fuese posible, si era lo que parecía y decía ser entonces era un felino muy inteligente asegurando su pellejo bajo la protección de una corona haciéndose así de útil, por que el thane por primera vez lo veía como un comerciante y no como una posible capa negra de angora que muchos Señores pagarían con la totalidad de sus arcas para mostrarse en público.

Era hilarante, una manzana vendiéndose a si misma.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Reunión de honrados comerciantes [Priv. Ferid]

Mensaje por Seimei el Dom Dic 31, 2017 1:40 am

No esperaba que al señor Ferid le gustara lo que se encontraba, ese Seimei que había omitido decirle que él mismo era laguz. Estaba justificado. Lo único que esperaba ahora mismo era que le creyera en cuanto a su identidad, porque si no, las cosas iban a complicarse demasiado. Eso era todo en lo que concentraba sus esfuerzos primero. Del resto, ya vería. ¡Y eso que el señor thane también le había faltado comentar que tenía sangre laguz! Pero no estaba en la posición de sacar eso adelante, lo arruinaría todo si lo hiciera. Sólo caminó con él, siempre un pasito detrás, dejándolo revisar las jaulas a gusto. Esperando que la mercancía, que confiaba en ser de la mejor calidad existente, lo ablandara un poco. Lamentablemente el comportamiento de dicha mercancía no estaba siendo el mejor, incluso los mejor portados se estaban agitando de una forma u otra al olfatear cerca al branded. Seimei sabía por qué lo hacían, entendía eso. Pero aún así era inaceptable. ¿Valía la pena hacer algo al respecto? Eran laguz de lindo pelaje elegidos sólo para piel, no eran de los educados, de los que importaba cómo se portaran. Pero seguía siendo una vergüenza que un animal le gruñera a quien lo podía comprar. Tomando aire con un ruidito ofendido al ver eso, Seimei se separó un momento del hombre de lindo cabello plateado para ir contra una de las paredes del lugar, sacando de un gancho de colgar un látigo corto que estaba enrollado allí. No hizo mucho más que sostenerlo en la mano al volver, estirándolo un poco y dejándolo ver a los demás. Con eso alcanzaba para que al menos intentaran controlarse. Lo bueno era que al señor thane no le parecía molestar tanto (¿acostumbrado quizás?), miraba sus posibles compras con todo profesionalismo y empezaba a elegir. Había un primer seleccionado y todo. A eso, Seimei sonrió felizmente.

-
Muy bien. Me alegra que esta selección de mercancía le complazca, la elegimos especialmente según los intereses de ahora, para usted. Pero si tiene otras necesidades fuera de pelajes bellos no dude en pedirlo, podemos hablar al respecto. -

Otra vez inclinó la cabeza profundamente. Ahora que todo estaba a la vista, literalmente, podían comenzar a hablar con libertad. Ambos sabiendo de qué se trataba ese tipo de comercio, sin secretos que mantener por carta. Ahora era cuando más había para que el felino representante explicara sobre quienes eran la familia esclavista, qué hacían y cómo, pero sería después. Paso a paso. Primero hizo nota mental de cual felino le llevarían, para "prerarlo" posteriormente. Su vista fue al comerciante de Mitgard cuando este se dirigió de regreso a él, recibiendo diligentemente la lámpara. ¿Era impresión suya, o le miraba un poco mejor ahora? Sus ojos grises se quedaron muy atentos, mientras ladeaba la cabeza un poco, teniendo solamente hacia Ferid sus orejas negras. Al escucharlo supo que las cosas estaban al menos un poco mejor, al menos le creía en cuanto a quien era y lo que estaba haciendo allí. Y le sonreía. Qué inusual y particular aspecto tenía esa persona, tan blanco y con ojos tan rojos, rasgos bastante suaves pero colmillos como los del mismo gato. Qué pena, un hombre tan apuesto pero branded, seguramente había gente que no apreciaría lo que veían por ese hecho. Al responderle se aguantó todo sonido de ronroneo complacido que quisiera meterse en su voz, sospechaba que el señor detestaría eso. Pero estaba feliz, en verdad, por el éxito.

-
Por favor no piense en detalles sobre mi. Este es mi trabajo, proponerme hacerlo es lo que me puso aquí afuera, en lugar de allí adentro... - Apuntó un poco hacia las jaulas, con una risita casual. - No se preocupe de tener problema alguno de... actitud, de mi parte. Sería una vergüenza para mi portarme como un salvaje cualquiera, ¿sabe? Sólo me interesa poder llegar a un buen acuerdo, así que agradezco mucho su generosidad, nada me alegra más que poder continuar con un contacto tan estimado~ -

Casi ni se consideraba laguz a sí mismo, pero bueno, seguía siendo lo que era. Sólo le resultaba muy importante separarse, establecer diferencia entre él y los otros. Él había llegado a otra altura, era especial, eso era lo que creía. Lo que le hacía capaz de hacerle eso a su gente sin que le importara. Ahora, tenía el privilegio de ir con el hombre a un lugar más cálido y hablar como civilizados. Feliz, lo invitó de regreso hacia la escalera para caminar con él hacia la salida y a donde fueran.







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [2]
Vulnerary [4]
Espada de plata [6]
Elixir [2]

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1194


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Reunión de honrados comerciantes [Priv. Ferid]

Mensaje por Invitado el Vie Mar 30, 2018 2:40 pm

La presencia del felino en el lugar tomando el látigo había calmado a la mayoría de los laguz mostrando lo bien entrenados que estaban, o al menos que tanto conocían las consecuencias de sus acciones. Por otra parte el branded no mostraba señal alguna de molestia por esas reacciones, incluso podría decirse que las disfrutaba de una manera un tanto retorcida aquel rechazo que justificaba de manera casi poética en su mente el desprecio que tenía por la raza con la que compartía sangre. Debía admitir que le costaría un poco tratar como igual al laguz que estaba fuera de su jaula pero comenzaba a verlo cada vez más sencillo al tratar el mismo idioma del dinero, a fin de cuentas también el gato decía una gran verdad que era que su actitud era lo que le mantenía fuera y no dentro de las jaulas. Si lo pensaba un poco tenía gran parte de lógica y él sabía de ello, dejar de lado cualquier clase de orgullo y hacer lo que se tuviese que hacer para sobrevivir, seguramente el felino tenía una cama cálida y comida todos los días por trabajar así sin mencionar la seguridad de un país militar, a cambio solo tenía que ser bien portado y vender a sus hermanos. Un trato justo a ojos del peliblanco, sobretodo un trato que podía perfectamente comprender.

Regresando sobre sus pasos hacia el exterior volvió a apretar el cuello de su capa al sentir el frío de la costa, pequeños copos de nieve nublaban un poco la vista y pintaban de blanco los rincones del barco aún no siendo demasiada como para realmente cubrir la superficie por completo - Creo que sería momento de tocar el gran elefante en la habitación, o más bien el gato en el puerto, hehe~ - seguía caminando con seguridad, sus botas altas daban ligeros toques sobre la madera pero los tacos hacían el sonido que marcaba su paso, realmente caminaba como si fuese dueño de todo lo que pisaba - Aún tiene esa naricilla suya y veo la tensión en sus orejas, sabe que mi sangre es impura. - no había ni pesar ni verguenza en sus palabras, solo seguridad - También habrá notado los pequeños detalles como mis colmillos y mis orejas, sé que esas cosas que se les pasa a los humanos no se les pasa a los sub-humanos. Supongo que será todo eso de los sentidos animales. Puede que esté algo sorprendido de que esté caminando tan tranquilamente por este lugar. - lo guió hasta una puerta de madera con una cerradura de metal y un picaporte tallado, la empujó estando esta abierta, en el interior se sentía el crepitar del fuego y la calidez del interior - Pase, póngase cómodo, puede dejar su abrigo en el gancho junto a la puerta y acercarse al fuego, haremos nuestros asuntos allí. - entró quitándose su abrigo a la vez que seguía en su monólogo - En Mitgard no se miran las razas, tampoco la posición social. Mismo el líder de esta roca congelada es un marcado como yo~ - miró con atención a su interlocutor, sabía que aquel dato no era muy conocido y era razón de sorpresa para la mayor parte del mundo - Supongo que estará familiarizado con la meritocracia, tengo entendido que en el ejercito de Nohr se aplica. Bien, es la clase de gobierno que rige estas tierras congeladas. ¿Vino o sidra? - mientras hablaba había acercado dos jarras de madera. El interior era solo una amplia habitación, mucho más sencillo de mantenerla caliente con un solo fuego, las antorchas en las paredes y en la araña del techo mantenian la estancia iluminada y cálida incluso con la apertura del techo que dejaba salir el  humo y renovaba el aire por tanta presencia de llamas. Había arcones por varios rincones así como un gran escritorio y estanterías repletas de libros, se notaba que era un lugar de contaduría o simplemente de registro. La oficina del dueño de la compañía mercantil.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Reunión de honrados comerciantes [Priv. Ferid]

Mensaje por Seimei el Vie Mar 30, 2018 4:05 pm

Siguió al hombre del lindo cabello plateado saliendo del barco y andando finalmente por el puerto en sí. De momento, el entorno no le llamaba mucho la atención. No había edificios especialmente bonitos, nada le decía "lujos y riquezas" en ese lugar. Nada que ver ahí. Por lo cual, toda la atención del gato seguía al señor thane, divertido por su forma de hablar. Era directo, pero tenía encanto. En cuanto a su condición, el gato no estaba en posición de juzgarlo, pero sí era raro que las demás personas no, por su experiencia los brandeds eran algo así como despojos excluidos por los demás humanos. Ni en el negocio de esclavos eran muy buscados, difíciles de vender. ¿Qué hacía uno viviendo tan libre y tan bien? Sí era curioso el caso. Lo escuchó atentamente mientras entraba por donde el hombre decía, ahora sí mirando más fija y analíticamente el lugar al que entraban. No era un edificio grande pero tenía buenos muebles, buenas instalaciones... ah, una linda chimenea, buenas sillas. Seimei, quien deseaba por casi sobre todas las cosas el lujo, quería fijarse en todo y disfrutar de todo mientras estaba allí. Le ayudaría a medir el nivel de vida del otro comerciante también. Sin apurarse se quitó la capa y la colgó, también tomando la del otro hombre para colgarla por él, humildemente. Bajo la capa seguía vistiendo totalmente de negro, con un sueter de cuello alto y mangas agradablemente largas hasta los dedos.

A su ofrecimiento respondió con una sonrisa inmediata, muy interesado. -
Vino. El que tenga la amabilidad de disponer para mi, señor thane. -

¡Ojalá se apiadara del pobre esclavo y le diera de calidad! Tenía tantas ganas de sentir en su propio paladar el nivel de riqueza de la compañía mercantil. Felizmente se acomodó en una de las sillas de respaldo alto, cerca de la chimenea, asumiendo que la más decorada y linda sería la del thane pero que las demás se podían usar. El calor hizo que sus orejas y su cola descansaran totalmente relajadas, él mismo cerrando los ojos un momentito al sentir el cambio. No se imaginaba vivir todo el año en ese clima, pero ante el fuego se estaba fantástico. Terminando de oír la explicación de Ferid, asintió con la cabeza. Entendía. No compartía obviamente, era un esclavo donde sea que fuera, estuviera su señor o estuviera a solas, la forma de otros lugares de organizarse no lo cambiaba. Pero entendía la posición en la que estaba Ferid, que hacía que su sangre no fuera problema para nada. Qué interesante lugar. Era bueno saber que los talentos y la belleza de un caballero que sólo resultaba tener mala sangre no quedaban gastados. Lo miró apreciativamente. El gato tendía a mostrarse siempre tranquilo, no tenía muchas expresiones faciales de verdad, pero cuando algo le agradaba o le llamaba la atención no podía esconderlo. No le importaban las libertades de las que gozaban los demás, pero ese señor, ese lugar y el vino que le sirviera sí.

-
Ya veo. Qué lugar tan... libre es Mitgard. Entonces, este sería la clase de lugar donde los esclavos no existen. ¿Qué hay respecto a la mercancía con la que tratamos? ¿Cómo se consideraría? - Habló suavemente, tomando un poco de relajado tono de broma al seguir. - Espero que ahora que lo ha visto todo, no vaya a dejar a un pobre gato en manos de las autoridades~ En cuanto a mi, no cambia la forma en que entiendo las cosas, aunque sí que es interesante. Se encontró un buen lugar para sus negocios, eso es todo y yo lo aplaudo. -

"Y una linda oficina. Dinero sí que tiene..." Pensó, mientras estiraba las manos para calentarlas un poco ante el fuego. Sus deditos pálidos se sentían entumidos. Pero su mirada gris ya totalmente llena de interés material no dejó a Ferid.

-
¿Será que es provechosa aquí la venta de pieles? Parecería que debe haber mercado local, con este clima, no sé si ya maneja... o qué acostumbra comerciar en casa, haha. -







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [2]
Vulnerary [4]
Espada de plata [6]
Elixir [2]

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1194


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Reunión de honrados comerciantes [Priv. Ferid]

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 31, 2018 1:01 am

La habitación era mucho más amplia de lo que sería normalmente una habitación normal o un estudio en cualquier otra parte del mundo, pero allí donde las casas solían ser de pocas alas para mejor distribución y ahorro de calor estando en un mismo lugar la sala de estar, dormitorio y comedor, muchas veces también cocina aprovechando el fuego, en comparación aquel estudio era un poco pequeño para ser considerado una casa. Aunque poseía varias cosas típicas de una, como jarras, platos y hasta algunas ollas colgadas a un lado de la chimenea y una pequeña despensa con algo de alimentos. No había cama pero si un amplio diván de madera cubierto de pieles de apariencia normales pero para un ojo entrenado se veía claramente que dos de ellas eran de laguz mientras que las otras tres eran simplemente de lobos de gran tamaño. Claramente no era lugar para que alguien viviera propiamente pero si un lugar para pasar mucho tiempo. Y si bien todo estaba limpio, ordenado y era todo de buena calidad, no había lujo propiamente, no había decoraciones en metales preciosos ni pisos de mármol. Las decoraciones que habían en el lugar eran típicas de allí, tallados en madera, piezas forjadas en metales fuertes como hierro y bronce y solo un tapiz de Begnion que no había vendido y se había quedado él que representaba la diosa con las razas originarias, hombres bestia y un humano. Adoraba la ironía.

Sirvió vino de un pequeño barril que podía maniobrar con comodidad, allí el vino se mantenía caliente cerca del fuego y fuertemente especiado para combatir el frío, el aroma de las hierbas tapaba un poco el olor propio del alcohol fermentado, mucho mas grueso que el vino convencional  conteniendo aún la pulpa de la uva era casi que un alimento más que una bebida, se sirvió el mismo del mismo barril mostrando igualdad al menos en ello - Espero que le guste, me costó un poco acostumbrarme al vino local, es mucho más fuerte en sabor que el vino que se comercializa en otras partes pero en realidad su contenido de alcohol es mucho más bajo y ayuda con este clima cruel. - se sentó en la silla que había quedado libre sin pasar por alto que el otro había preferido la silla simple a la más personalizada. Rió entredientes mostrando sus colmillos antes de beber un trago y suspirar con teatralidad - Libre dice... si, se podría decir. Pero la esclavitud no es un termino ajeno aquí, es de hecho el castigo a los criminales. Los violentos son marcados en sus rostros y exiliados hacia los bosques, podrá suponer su destino así como la inseguridad que hay en recorrer los caminos fuera de la ciudad. - miró el vino dentro de su jarra y bebió otro trago - Yo haría las cosas de manera diferente, ser útil o no ser sería mucho mejor que empeorar la situación de los caminos creo yo... pero no soy yo quien vive en el palacio ni calienta el trono. - resolvió con una sonrisa amigable.

Negó de inmediato con la cabeza e incluso alzó su mano para detener siquiera la mención de aquellas palabras - Por favor... no diga más. Verá~ aunque no sea un termino ajeno la esclavitud en Mitgard, si está algo así como prohibido la trata de esclavos. Pero eso no quiere decir que no haya mercado, y no siempre los clientes son exactamente de aquí~ tengo clientes en varios lugares del mundo, no solo compro para el mercado local y... las leyes son un poco más flexibles en el mar. - nadie podía decirle que estaba en contra de la ley si la mercadería más ilegal era intercambiada en medio del agua y después descargada en su puerto secreto cerca de su hogar - Comprendo, usted tiene su lugar y se rige bajo las reglas y leyes de donde proviene, no planeo hacer ningún cambio de mente aquí, cada uno es como es y es así como podemos hacer provechosos negocios. - estaba más que claro que le servía más el felino siendo un esclavo de Nohr que un gato libre en Mitgard. Entusiasmado continuó - Oh si, las pieles son un mercado muy bien cotizado aquí y las pieles de laguz tienden a ser mucho mejores que la de animales normales. Claro, tendremos que ver muy de cerca eso, pues deberá de conseguir laguz en invierno, donde su piel es más espesa y colores más... neutrales. Aquí no es muy bien vista la piel de laguz así que cuanto más emulen animales salvajes convencionales, mejor será para el mercado. En cambio, una muy vistosa puede ser para algún cliente especial y también me puede interesar. - ya mostraba que sería un cliente complicado pero lo compensaba con el volumen de su compra que no sería poco si todo salía bien.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Reunión de honrados comerciantes [Priv. Ferid]

Mensaje por Seimei el Sáb Mar 31, 2018 12:56 pm

"Sí, sí, sí~ Vamos a probar qué tan bien se está alrededor de este hombre~" El gato casi cantaba mentalmente, feliz mirando cómo Ferid le servía. Estaba cómodo, el lugar tenía una disposición y estilo extraño pero veía que tenía todas las comodidades que se pudiera tener en ese lugar seguramente y la silla junto al fuego era lo mejor que le había pasado en el día. Vivía para comodidades así. Si bien un esclavo no podía esperarlas mucho, Seimei se esforzaba por llegar a un nivel en que toda su vida fuera en lujo y nada lo hacía más feliz que tener una que otra probada. Alzó la nariz sólo un poquito, oliendo el vino en el aire. No acostumbraba para nada tomarlo caliente, pero en cuanto a aroma al menos, cálido parecía realzar mejor. Lo recibió de la mano de Ferid con una miradita en sus ojos grises que ya no podía disimular su felicidad. Igual se quedó quieto en su silla, agradeciendo con una mano en el pecho y una inclinación de la cabeza para ser lo más humilde posible, antes de probar un poco. Disfrutó la probada, la textura y el sabor que quedaba en la boca después tomándose su tiempo, relamiéndose un poco. Su voz se controló, todavía siendo suave para un hombre.

-
Ah... ¡delicioso! Es realmente delicioso, corazón. Y se lo dice un cocinero le recuerdo, haha. -

¡Qué felicidad lo llenaba! Apoyó el codo en el posabrazos de la silla y con el mentón sobre la mano, se quedó mirando con gratitud al señor todo blanco y plateado mientras él hablaba. Tenía esa forma un poco graciosa de hablar, muy simpática, pero llegaba a decir cosas muy interesantes para el gato. Pequeñas muestras de tener ideas fuera del orden de ese lugar. Sonaba a que algo interesante podía llegar a tramarse alrededor del branded. El esclavo sólo fue asintiendo, sonriendo, sin detenerlo de decir nada. -
¿Sí? Bueno, a todas las criaturas se les puede sacar un provecho. Eso sería, según me han enseñado. Yo lo encuentro precioso y confortante. Pero no todos piensan de esa forma. - Dijo de acuerdo. Pero él tendía a mostrarse casi siempre de acuerdo con lo que se decía ante él. Era parte de estar entrenado para agradar, dentro de lo posible, y también motivar al otro a seguir. Disfrutó del calor mientras lo escuchaba hasta el final, moviendo su cola un poco para que el calor del fuego le llegara mejor al pelaje esponjoso y negro.

-
Entonces tendría que mantener siempre oculto mi cargamento y hacérselo llegar directamente a usted. Y cuidar eso del aspecto de las pieles claro, las eligiría cuidadosamente... - Al final dijo, muy pensativo. Así tendría que ser, si entendía las explicaciones del thane. Sería técnicamente actividad ilegal. ¿Pero cuando no? Eso nunca había detenido a los esclavistas... Seimei tomó un poco más de vino, sonrió gustoso otra vez y siguió.

-
Verá, querido señor thane... mis amos se especializan principalmente en esclavos. En conseguirlos, criarlos y entrenarlos. Esclavos como cualquier animal de carga manso, o también como yo. - Se apuntó a sí mismo. Sería mejor que el branded entendiera eso como mejor se le diera entenderlo. - Pero creo que no sería problema amoldarnos un poco a sus necesidades. De hecho puede servir de mucho. Siempre hay esclavos que no responden bien al entrenamiento, que no tienen talento, o también camadas demasiado grandes, o sobrantes adultos... en fin, muchos animales que quedan sobrando del proceso. No tendrán nada especial, pero siempre tienen piel aunque sea. Y todos los laguz de mis amos tienen piel muy cuidada, su aspecto es muy importante. Dígame, ¿sería sólo la piel lo que le serviría del animal? -

Porque si era sólo piel, no tenía por qué viajar el animal entero y vivo, haciendo ruido, ocupando espacio y teniendo que ser cuidado. Aunque los esclavistas no tenían nada de experiencia en lo que era separar la piel, conservarla y esas cosas. Tantas posibilidades, tantas cosas que discutir con el señor thane... pero Seimei iría de a poco, con la paciencia de siempre.







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [2]
Vulnerary [4]
Espada de plata [6]
Elixir [2]

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1194


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Reunión de honrados comerciantes [Priv. Ferid]

Mensaje por Invitado el Vie Abr 06, 2018 12:23 am

La aclaración del gato le hizo detenerse un momento con la jarra a medio camino de sus labios pero enseguida recordó sus cartas y asintió. Era ese mismo hombre que le había respondido y había dicho encargarse de la cocina, le sorprendió un poco lo útil que se podía hacer un felino esclavo, o Nohr estaba corto de personal para tener a su representante en comercio haciendo la comida del príncipe también. Decidió no hacer comentario al respecto ya que aún no tenía tanta confianza y podría ser tomadas a mal sus palabras, era mejor andarse con cuidado por el momento mientras quería agradar y sobretodo conseguir un buen trato. Y mientras el otro se expresaba un poco el branded tomaba nota, no tanto en las cosas que solo asentía y estaba de acuerdo si no en lo que agregaba al respecto, cosas que eran muy escasas por no decir casi inexistentes. Normalmente esperaría una reacción más negativa a su forma de pensar, por eso mismo siempre lo cubría todo con el velo semi trasparente de la broma que le daba una excusa rápida. Si hubiese sido otro habría sospechado que el esclavo solo asentía a lo que él decía sin necesariamente estar de acuerdo, pero viendo como el esclavo había sido criado y en el ambiente en que se movía veía muy buenas posibilidades de que efectivamente tuviesen ideas similares.

Divertido por las palabras del otro, aún no superando la gracia de ver a un laguz vendiendo a otros laguz, mantenía una sonrisa en sus labios mientras cruzaba sus piernas, torneadas y ajustadas en las altas botas de cuero negro, se veía que abajo tenía un pantalón pero de tela delgada igual no disimulaba demasiado la curva de su pantorrilla y lo delgado de su tobillo, para nada un hombre de fuerza y trabajo pesado - Espero que no sea problema, de tener un con más confianza podría prestar otra clase de comodidades, claro está... cuando los cargamentos sean demasiados como para mantener un bajo perfil. Verá, tengo amplio mercado para lo que ofrece y me interesaría también saber un poco que clase de precios maneja. - se inclinó hacia adelante para hablar más bajo por más que era obvio que allí no había nadie más que ellos y afuera había demasiado ruido del mismo puerto como para que pudiesen escucharle - Tener muchos clientes también hace tener muchas necesidades. Uno de mis tantos trabajos es aceptar la basura de uno y encontrar la persona que considere eso un tesoro. ¿Dice criar animales de trabajo? Seguramente tendrá descarte, camadas muy grandes, alguno débil, indisciplinados. También si caza en terrenos salvajes, heridos que se han debilitados, enfermos, etc, etc, etc. - enfatizó las tres palabras repetidas al mover su mano en el aire y continuó - Antes que simplemente tirarlos al mar o gastar el filo de una espada, puede escribirme una carta y rápidamente le podré decir si tengo espacio para ellos. Materiales como huesos, dientes e incluso su carne y entrañas pueden ser de utilidad. Claro, no podrá pretender un precio muy alto por esta clase de mercadería, yo me haría cargo de su transporte, mis barcos van y vienen todo el tiempo y no pasarían más de dos semanas antes que la ruta les lleve a Nohr... o donde sea que tenga la mercadería. - Hizo una corta pausa prestando atención en la reacción del gato, sobretodo en sus orejas y cola donde sabía que podía ser leído más sencillamente que en su rostro, era así con los laguz.

Él no era un hombre muy paciente por lo que continuó - En cuanto a mercadería... en pie. Me interesaría saber también que clase de mercadería posee, y quizás un rango de precios para saber mi margen de gastos y ganancias antes de decirle si trataré ese tipo de negocios con usted. Verá, ya tengo un proveedor de ese estilo... aunque no de sub-humanos. - observó con sus ojos afilados por sobre la jarra antes de beber un trago del espeso vino.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Reunión de honrados comerciantes [Priv. Ferid]

Mensaje por Seimei el Sáb Abr 07, 2018 10:47 pm

Estaba cómodo y podía escuchar al señor thane con facilidad. El hombre tenía una forma algo graciosa e interesante de hablar, lo cual también ayudaba, manteniendo al gato sonriendo constantemente. Aunque, claro, era algo que igualmente haría, estaba educado para saber ser un compañero de conversación decente y ameno, o al menos que no desagradara ni causara enfados, pero era fácil cuando las personas con que trataba tenían humor. Bebiendo de a poco mientras escuchaba, igual terminó por dejar vacío su vaso y regresarlo a la mesita con una inclinación agradecida de la cabeza. Para ese entonces ya se le había quitado el frío, pero seguía gustándole sentir el calor cerca, especialmente sobre su pelaje. Pelaje que miró por inspiración al pensar en las ventas que se planteaban. Ferid necesitaba animales vivos y enteros, pero la parte más importante eran los buenos pelajes.

-
Así que el animal entero será mejor, no sólo la piel... entiendo, esto será muy importante de comunicar. Ya que serían transportados vivos, como justo ahora. Aunque no será problema en verdad, hay formas de tenerlos tranquilos, desde la disciplina hasta los preparados tranquilizantes, se podrá hacer fácilmente. -

Sería más fácil para ellos, en todo caso. Siendo algo que ya sabían hacer. Cuando el branded mencionó Nohr, Seimei negó con la cabeza y corrigió con mucha suavidad.

-
En este momento Gallia, mi señor, o bueno, Begnion si busca un puerto de verdad, haha~ - Bromeó, de paso. - Esos monstruos emergidos han estado dando muchos problemas hasta en el mismo país de salvajes. Por eso la caza está siendo muy abundante. Muy buenas noticias para nosotros dos, ¿cierto? -

No dejaba de ser impersonal respecto a su raza y lo que ocurriera con los demás laguz. Eso no era actuado, no era hecho a propósito, simplemente no se sentía muy como ellos. Estaba convencido de su superioridad y se sentía distinto. No había crecido aprendiendo a tener mucha empatía, tampoco. Por eso, podía hablar con tanta calma y buen humor al respecto. Tratándolo como la mejora para negocios que era. Parpadeó y miró con una poquita de sorpresa al thane cuando este mencionó tener proveedor de algo que no eran subhumanos, con lo cual... ¿qué quería decir? Brandeds se imaginaba que no. Los esclavistas de Jehanna de hecho trataban con brandeds y era algo que Seimei estaba omitiendo, porque se imaginaba que no sería prudente en frente justo de ese cliente. Lo cual hacía la conclusión aún más interesante. ¿Ese hombre ya tendría esclavos humanos por ahí? Controlando su emoción, el gato mantuvo el tono bajito de siempre.  

-
¿Vaya? ¿No dirá proveedor de humanos? Suena muy interesante, si me contaría más de ello... aunque por el lado de mis amos, no debe preocuparse, sólo tratamos con laguz. Principalmente tigres, gatos como yo, lobos, más rara vez aves... oh, y en este cargamento hasta porto un taguel. Ya que son los que no pueden ser entrenados como esclavos, no tienen valor para nosotros, no le será muy costoso nada. -

Sonrió de forma tranquilizadora. Pero no terminaba ahí el asunto. El olfato para la ganancia del felino le decía que todavía podía sacarse algo más y ambicionaba perseguir un poco ese hilito. Cruzó sus piernas acomodándose en la silla y siguió.

-
Hay una pregunta que quisiera hacerle por mi cuenta, querido señor thane. Se trata de si sería posible conseguir un buen precio por algo de las pieles de regreso, de preferencia cuando estén totalmente listas... ya que mis amos no realizan esa clase de trabajo, es sólo esclavos lo que tratan, pero siempre hay interesados en pieles en los sitios por los que viajan. Y puede haber en Nohr, donde estoy viviendo debido a cierto contrato. ¿Quizá una aproximación con eso al precio por los animales? No digo cubrirlo todo, pero... -







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [2]
Vulnerary [4]
Espada de plata [6]
Elixir [2]

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1194


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Reunión de honrados comerciantes [Priv. Ferid]

Mensaje por Invitado el Jue Abr 12, 2018 12:45 am

Le seguía con tranquilidad en la charla, sonreía y asentía con sus palabras en el punto justo y soltaba una pequeña risita en sus comentarios más agudos. Mostrando interés terminó su vino y lo dejó a un lado y cambió el cruce de sus piernas con un movimiento fluido y hasta algo femenino más acentuado cuando las cruzó con una rodilla sobre otra y apoyó una de sus manos por encima - Vivo... es relativo, a no ser que lo especifique creo que lo mejor sería mantenerlo vivo en el viaje pero que bajase al puerto tan tranquilo y quieto como sea posible. El frío mantiene bien un cuerpo incluso dentro de sus cajas y nunca pasa más de 48 horas antes de que ponga a alguien a hacer el trabajo y eso en el peor de los casos, normalmente tratamos la mercadería en el día. - tenía un amplio número de empleados y muchos de ellos trabajaban no solo en el puerto si no en privado, gente más de confianza y con un pago un tanto más generoso.
Asintió y alzó su dedo deteniendo un segundo al felino para poder acotar - El puerto no será problema, de hecho para esta clase de cosas es mejor estar resguardados de los ojos de los altos que sueñan con un mundo de igualdad. Galia sería perfecto para ello. Puedo facilitarme el ingreso mejor de lo que cree. - y era una verdad, él siempre encontraba su lugar.

No pasaba por alto la falta de instinto de este laguz en particular, hacía rato que estaban compartiendo sala y hasta conversando con tranquilidad, cosa que nunca había logrado hacer con un laguz más de unos momentos antes de hacerlos sentirse incómodos o derechamente enviolentarse. Tampoco lo veía reaccionar mucho con sus partes animales, sus orejas se mantenían atentas pero no se movían demasiado, tampoco su cola. Había algo diferente en este sub-humano que hasta a un nivel mental lo sentía diferente, sobretodo al no tratarse como parte de su raza o siquiera ofenderse por el término que había empleado. Suponía que era esto lo que le hacía posicionarse en esa silla y no en una jaula en el casco de aquel barco acorazado. Sonrió mostrando sus colmillos ante la curiosidad propia de un gato y giró su mirada tentado en hacerse desear pero prefiriendo no aguantar su orgullo y saciar al otro - Digo lo que escucha. Aquí es difícil tener esa clase de mercadería pero bien sabrá, ya que está en el negocio, que siempre hay clientes si se sabe donde buscar... y cuanto más exclusiva sea la mercadería mayor será su valor. Se podría decir que entreno jóvenes de compañía, pero de esta mercadería si que no tomo cualquier cosa que se me trae, selecciono muy bien no solo por aspecto si no también por personalidad y pasan unas temporadas conmigo para que se adapten a un nuevo estilo de vida y si considero que son buenos, pasan a subasta. - soltaba un poco de más de lo usual su lengua, pero confiaba un poco en el felino al saber su profesión.

Atento al negocio planteado lo consideró un poco antes de responderle - Claramente se puede llegar a un arreglo. No hay nada que ocultar, es verdad que de un animal no solo se saca su piel pero si es lo más valioso, y lleva meses tratar la misma para que sea apta para su uso. - se levantó par ir hasta uno de los arcones, sin decir nada lo abrió y sacó de este un amplia piel de angora, por la ausencia de cola y la suavidad el pelaje se podía adivinar que era de un taguel, de un tono marrón oscuro casi negro. Sacó una segunda aunque esta era más pequeña, tenía forma cuadrada y su tono gris y pelo corto zurcado por franjas negras delataba que era de un tigre. Se la llevó al felino, estaba al descarne, es decir, la parte opuesta al pelaje era suave y ligeramente aterciopelada, muy suave y maleable, como si fuese una tela de lana con pelo del otro lado, no parecía siquiera cuero. La otra en cambio era más firme, la piel del otro lado estaba abrillantada y lisa, suave como una superficie de madera lustrada - Dice traer un taguel que me deja a buen precio, procesar la piel para que quede un producto como el que tiene entre sus manos podría elevarme el costo a tres veces el del animal y tomaría de dos a tres meses. Ahí está que una piel como esa valga una pequeña fortuna, sobretodo de cuidar de que no se rompa, rasgue o desgarre durante el proceso para tener la pieza entera y sana. Estas son altamente valoradas para hacer artículos de lujo, es una locura hacer una pieza sola de ropa con una de estas pieles por lo que se utilizan en los bordes de las capas, en detalles de guantes o decoraciones en vestidos de invierno de dama. - dicho esto, si el felino había prestado atención a la capa que había colgado por el thane notaría que estaba hecha de ese tipo de piel, solo que de un tono blanco. Le señaló la de tigre - Este tipo de curtido es más barato de producir, como norma general sale el doble que el animal y se puede conseguir en un par de semanas. Es buena calidad y mucho más fuerte y tiene la ventaja de ser impermeable al ser tratada con aceite, es ideal para bolsos, botas y cinturones. Podemos llegar a un arreglo para que le tome mercadería como parte de pago, pero dependerá mucho de la cantidad que quiera comprar y que clase de pieles. Las de mayor calidad no puedo hacerle demasiado precio, lamentablemente, tengo mucha demanda y precios ya marcados bastante altos, perdería dinero. En cambio estas más rústicas puedo hacerle un considerable descuento... también puede ver piezas que se hayan dañado en el proceso. El producto tiene la misma calidad, solo que no es una pieza entera pero sirve para decoraciones más que para abrigo. -
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Reunión de honrados comerciantes [Priv. Ferid]

Mensaje por Seimei el Vie Abr 13, 2018 10:47 pm

- Muy bien, Gallia será. Espero que no sea muy peligroso para sus barcos acercarse al de mis amos, realmente es un caos ahí, más allá de lo salvaje de por sí... pero se hará~ - Seimei dijo, asintiendo con la cabeza. Así quedarían. En todo caso sería mejor, no tendrían que preocuparse de transportar hasta Mitgard el cargamento. Pudiendo pasarlo de barco a barco en esa zona abandonada por todo dios serían mucho más discretos. ¡Y podrían proveer más! A ese paso, a la ya destruida Gallia le quitarían todos sus habitantes de lindo pelaje y... ¿qué pasaría con el país? El gato que sonreía plácidamente tenía que esforzarse por mantener esos pensamientos fascinados y crueles debajo de la superficie. No era importante, lo que pasara en el futuro, si todos se benefician del negocio.

Un buen trato quedaba pactado. El gato concluyó los detalles siempre servicial. -
Transite sus rutas como siempre entonces, por favor. Un mensajero alado se acercará a sus barcos cuando los veamos acercarse, las veces que haya un cargamento listo. Tenemos trabajadores muy fuertes que podrán mover las jaulas de nuestro barco al suyo. -

Dicho eso, al disponerse a escuchar al señor thane, lo hizo con un gesto bastante obvio. Apoyaba el codo en el posabrazos del cómodo sillón, y su mejilla descansaba en su mano, mirando con toda atención. Siempre tenía ojo para la belleza, que era sumamente relevante para él, y le agradaba tratar con personas bellas. Por lo tanto, le gustaba mucho esa persona sin importar lo que fuera. Era agradable quedárselo mirando hablar. ¿Era justamente por ser un branded que tenía rasgos tan particulares? Sería irónico si esa fuera la causa de su aspecto. La expresión en su rostro hacía parecer que estaba por revelar alguna clase de secreto jugoso y no fue para menos, lo que el gato escuchó en ese entonces fue tan inesperado para él, tan nuevo, que no pudo resistirse. Abrió los ojos en sorpresa y comenzó a reír un poco, primero suave y luego soltando un poco más la voz, poniéndose la mano frente a la boca, negando con la cabeza para que se le pasara.

-
Ah, es que no puedo... - Se excusó intentando parar. - Es la primera vez que oigo algo así... quién diría que existiría. Es un poco difícil de entender que personas sean tomadas para eso. Pero lo fantástico es que ese negocio suyo y el de mis amos no se dan problemas el uno al otro para nada, ¿no? - Suspiró, quedándose pensativo. - No es nada inusual que un humano compre a un animal, o a un laguz... pero a otro humano tal como él... vaya. -

¿Era cosa del loco mundo actual? ¿O desde cuando se venía haciendo algo tan así, tan pies para arriba? A la próxima alguien iba a aparecer diciéndole que por ahí existía un laguz comprando personas y Seimei iba a perder la cabeza totalmente. El mundo se ponía a doblar sus reglas en los momentos más raros. Podría decirse que el momento siguiente era uno de esos también, el momento en que el gato sentado junto al fuego recibió del thane unas muestas de las pieles que saldrían de sus laguz, para continuar sus tratos. Pero eso habría sido un error. Al extender las manos blancas, recibirlas y tocarlas con mucho cuidado, mirando muy atento el aspecto y calidad del pelaje tratado, Seimei no sintió nada fuera de lugar. Era la primera vez que veía el pelaje de un laguz hecho material y él mismo esperaba sentir algo de impresión, pero no. Tocó el frondoso pelaje de su cola distraídamente un par de veces, luego volvió a comparar con el tacto de esas pieles mientras escuchaba a Ferid, en cierta forma estaba buscando por morbo o por curiosidad un sentimiento de reacción dentro de sí mismo. Pero nada. Eso era curioso. ¿Tan poca sensibilidad tenía? Se sorprendía un poco. Como fuera, analizaba la calidad del producto, sabía bien de vestimenta y materiales, por eso sus amos lo solían llevar a los intercambios. Un poco más serio, cerró los ojos un momentito al pensar en los precios y el balance. Al cabo de segundos, los abrió y volvió a mirar a Ferid.

-
La calidad es muy buena, vence a la de cualquier tejido o tela, sin importar cuantos cientos de hilos. Obviamente, a las pieles de animales comunes también. Son hermosas, realmente hermosas... me gustaría pedirle apartar para mi sus piezas dañadas, sus sobrantes. Como supuse, es un poco difícil pedirle los productos finales, pero con eso yo podré confeccionarle regalos fantásticos a mis amos. Será suficiente. -







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [2]
Vulnerary [4]
Espada de plata [6]
Elixir [2]

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1194


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Reunión de honrados comerciantes [Priv. Ferid]

Mensaje por Invitado el Dom Abr 15, 2018 2:11 am

Era muy conveniente lo que escuchaba del otro, pensaba pasarle un plano de sus rutas de esa zona, no era información clasificada y le sería útil para sus planes a futuro - Perfecto entonces, parece que tenemos mucho más solucionado de lo que pensaba. - celebró con una puntiaguda sonrisa.

La risa del gato fue más agradable de lo que habría esperado, se sentía clara y extrañamente cómplice, claramente un signo de aprobación y hasta celebración de lo que el thane hacía en su tiempo libre - Claro que los hay. ¿Por qué sería de otra manera? Son más confiables y controlables que los sub-humanos, aunque muchas veces más caros, pero también más útiles. Pueden pasar por familiar o empleado, trabajan duro y no son mal vistos por la sociedad, libres de riesgos de acusaciones de esclavitud a no ser que se sea un amo muy tonto. Siempre puede levantar sospechas teniendo a un tigre cargando cajas a diario pero no a un varón que puede ser perfectamente su trabajo regular. Y también que a muchas personas les revuelve el estómago llevarse un animal a la cama pero no a otro como ellos. - dijo abiertamente sin problemas ya que era bastante común esa utilización de los esclavos en general.

Al entregar los materiales miró al gato, no pasando por alto como tocaba su propia cola, no había caído en cuenta, el felino se comportaba tan civilizadamente que pasaba por alto su naturaleza de a momentos y ahora pensaba si no generaría una reacción negativa en mostrarle con tanta naturalidad las pieles de sus hermanos. Incluso si había sido él quien había empezado con el tema primero. Esperó interesado en cualquiera de las dos posibilidades y se sorprendió de no ver reacción alguna, al notar el gesto de la mano del felino contra su propio pelaje había esperado alguna clase de desagrado pero ahora veía que incluso podía ser una comparativa de que tan “real” se sentía la piel tratada. La verdad para todo el tratamiento que llevaba el pelaje no quedaba tan “natural” cuando se le era entregado y tenía que lavarlo en agua clara y cepillarlo con cera y fécula de maiz para retomar su suavidad y soltura natural, incluso en animales de pelo más duro dejarlo más suave como en tigres o lobos de Akaneia.

Su mirada carmín brillaba con el naranjo de las llamas mientras miraba al gato - Las piezas pequeñas puedo dejárselas a mejor precio y si no le preocupa el color o el largo del pelo puedo hacerle un mejor precio por comprar todo mi sobrante de las ventas. De buena fe y para que pruebe el producto permítame darle una muestra que corre por mi cuenta. - tomando un bulto envuelto en tela gruesa desató la cuerda que lo apretaba y abrió una esquina, dentro habían varias pieza de piel bien acomodada pero no fueron estas las que le interesó, pues se notaban que eran de animales comunes, sobretodo liebres y ciervos, pero más en el interior sacó otro paquete más pequeño, claramente había estado oculto allí, y al abrirlo habían algunas piezas más pequeñas de piel abundante. Tomó unas tres piezas no más grandes que un par de palmos de largo y medio de ancho, en diferentes formas que se notaban que eran desgarres o cortes de sobras de otras prendas. Se las entregó, tan pequeñas no necesitaba ni siquiera tela para envolverlas - La blanca es de zorro, es del estómago, el cuero es muy suave y el pelaje tupido pero corto, normalmente son deshechos en la confección por no ser de pelo largo. El negro es de lobo, es una pieza que se desgarró al ser tratada  pero fuera de su tamaño está en perfectas condiciones, su pelo es mas bien suelto y aireado por ser lobo del desierto. Y la tercera es taguel, el tono gris jaspeado es bastante extraño y este es un sobran de un vestido que se me ha encargado, este en particular es procedente de Ylisse. Creo que será suficiente para que pueda ver bien sus usos. No es muy diferente de las pieles de animales normales y solo un entendido podría diferenciarlas, casi imposible de hacerlo en trozos tan pequeños, no correrá riesgos de pasar por ningún país con esto en la mano, las sospechas se despiertan con piezas grandes como la que le mostré antes. - explicó y volvió a tomar asiento.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Reunión de honrados comerciantes [Priv. Ferid]

Mensaje por Seimei el Dom Abr 15, 2018 11:44 pm

- Claro, claro, por motivos como esos... -

El gato estaba aprendiendo algo que no estaba seguro de querer mantener en mente, por lo complicado que era. Tampoco estaba seguro de si justo eso lo querría comentar a los amos. Podía entender las ventajas de tener a un esclavo humano a la vista, él mismo muchas veces había tenido que tener cuidado con el asunto de cómo luciera. Muchas veces sólo con comportarse "como una persona libre" en frente de ciertos ojos estaba bien, otras era mejor que cubriera sus orejas con un sombrero abrigado y se atara la cola a la espalda por debajo de la ropa. Al menos por cuestiones de placer lo entendía más fácil, había visto personas que sentían repulsión por los laguz tanto como quienes podían usar uno como compañía nocturna y no era complicado de comprender. Todo eso era entendible, pero aún así era un concepto extraño. Toda una novedad. Asintió con la cabeza un par de veces, guardándose el resto de sus mezcladas opiniones y sólo quedándose con el rastro de la risa en los labios. Entre tanto se puso a doblar muy cuidadosamente las pieles que le habían prestado para ver, muy acostumbrado al orden y a ordenar, y las dejó encima de la mesita.

El señor thane pronto le trajo distintas. Del tipo que sí podría recibir como suyas en el intercambio. Seimei levantó la mirada a él con gratitud al recibirlas. Experto en el tema de telas y materiales, las inspeccionó con todavía más cuidado.

-
Últimamente el negro puro en sub-humanos tanto como en animales es tan raro de conseguir... el blanco ya no tanto, pero la piel de lobo negro sí que es un buen hallazgo, se lo admiro. - Dijo al separar las piecitas, pasando los dedos por el pelaje y también moviéndolo ante la luz del fuego para apreciar el color. Algunos animales que parecían negros a la luz podían notarse marrones oscuros en su lugar. Esa piel no. Al decirlo lo hacía un poco de sonrisita de orgullo, ya que él también era uno de esos raros especímenes negro puro y su pelaje seguramente valdría mucho si no estuviera pegado a él todavía. Imaginó brevemente los tipos de capas en que podría llegar a usar ese material, y lo bien que podrían lucir en sus queridos amos de Nohr, quizás hasta guantecitos para las princesas con ese pelaje blanco. Incluso hacía pequeños ruiditos de sorpresa o de asombro al ir pasando las piecitas, expresivo. Sí, era grandioso regalo para llevarse. Al terminar de verlas supo que tendría que agradecer lo más posible, por lo que se dejó en su silla el material para él moverse a ponerse ante el thane. Ahí se inclinó sobre una rodilla y agachó la cabeza tanto que su frente casi tocó la rodilla doblada.

-
Le agradezco mucho su generoso regalo en nombre de mis amos y de este simple servidor. -

Dijo finalmente. Se quedó un par de segundos en esa postura antes de enderezarse con lentitud.

-
Ahora, señor thane... creo que nuestros tratos están quedando más o menos delimitados. No me queda más que preguntarle excepto cosas que ya se saldrían del tema, como el cuidado de su hermoso cabello~ - Rió un poco. ¿Qué? ¡Tenía lindo cabello, se veía muy liviano y fino! - Aunque en esta clase de negocio no se suele escribir un contrato y mis amos sólo entregan documentos de propiedad por los esclavos entrenados y valiosos ¿cómo diría usted de dar por sellado lo nuestro el día de hoy? -







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [2]
Vulnerary [4]
Espada de plata [6]
Elixir [2]

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1194


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Reunión de honrados comerciantes [Priv. Ferid]

Mensaje por Invitado el Mar Abr 17, 2018 12:02 am

Asintió ante lo que el felino decía mientras revisaba los retazos de pieles sobre sus rodillas - Efectivamente, los albinos son cada vez más comunes y su valor ha bajado considerablemente, las pieles negras o de colores parejos son mucho más valiosas hoy en día. A parte, un pequeño secreto de la industria~ si tiene una piel de tonalidad clara puede llevarla al blanco con algunos tratamientos... pierde algo de pelo y no queda de tan buena calidad, pero es una forma de llenar pedidos si no se tiene lo que se necesita. También con el marrón, aunque no con el negro, al menos no tanto como para que dure más que un lavado y se nota en el cuero el tinte. - dijo con una sonrisa pícara. En toda industria había una trampa y siendo un mercader de tantas mercancías tenía que estar al tanto de todas para no ser engañado, si había algo de lo que no supiese siempre se esforzaba por investigar o conseguir alguien que si estuviese informado.

Amplió su sonrisa con orgullo ante el cumplido y se paró con firmeza alzando su mentón cuando el gato se inclinó frente a él. Tenía una sensación de superioridad ante aquella situación, le agradaba ver un sub-humano tan sumiso y que se pusiera solo en la posición que él consideraba pertinente para los de su raza. Esto aumentaba la estima que estaba generando el gato en él - Es un secreto~ mi cabello es mi orgullo entre varias otras cosas, pero por lo que veo no tiene mucho que envidiarme, por el aspecto de su cola diría que no conseguiría mejor material para una capa real que de su pelaje. Dígame ¿no estará usted a la venta? Hahahaha. - bromeó sin tacto alguno cubriendo su boca con sus dedos al reír. Hizo un pequeño gesto con su mano para que se acercase al levantarse y apoyó sus manos en su cadera dejando sus brazos en jarra - Aquí en Mitgard se sellan tratos con un apretón de muñecas fuerte. Verá, un traicionero guarda bajo su manga la daga con la que puede apuñalarte, al dejarse sujetar la muñeca indicas que no tienes nada que ocultar ni tienes intención de traicionar. Es una costumbre únicamente de los locales y obviamente no la aplico con mis clientes y proveedores, con ellos es más seguro papeles y firmas. Pero teniendo en cuenta nuestros negocios, creo que puedo hacer una excepción por usted.  - sin más se quitó el guante y extendió su mano de uñas un tanto largas y cuidadosamente limadas.

Tomaba como provechosa aquella visita, el trafico de laguz era un negocio complicado en esos días y la demanda era cada vez más alta cuanto menos proveedores habían. Si el gato mostraba ser tan bueno como decía, o si era verdad que había un negocio organizado de esclavos laguz a sus espaldas, entonces el trabajo que le daría solo iría en aumento con el pasar del tiempo.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Reunión de honrados comerciantes [Priv. Ferid]

Mensaje por Seimei el Vie Abr 27, 2018 1:43 am

Miró con inmensa gratitud al mercader, casi con inocencia, por lo amable que era hablándole tan abiertamente de secretitos del mercado. Al gato obviamente le serviría, para juzgar, tasar y comprar mejor en el futuro. Por eso asintió muy atentamente. Se enorgullecía de ser bueno en esas cosas en casa, le serviría aprender en el ámbito de las pieles también. Aunque no creía que fuera capaz de darse cuenta cuando algo era falso o había pasado por un mal proceso de teñir, de momento tendría que confiar en Ferid para eso. Eventualmente, seguramente su fino olfato se acostumbraría. Siguió escuchando, muy seguro de que el siguiente secreto que le revelarían sería el de las técnicas de ese hombre de cabello blanco para cuidarse a sí mismo y su aspecto personal, pero no. Pese a que se le veía halagado, no soltaba. Bajó las orejas un poco ante eso. - Claramente es sabio en más de un área, señor thane... pero está bien, no preguntaré de sobra ni por su trabajo ni por su cabello. -

Habría que resignarse... de momento. Sin embargo la broma que el branded le había hecho no le venía nada mal al gato, al contrario, le regresaba rápidamente el humor. Apoyó sus dedos en su mejilla al tomarse el tiempo de darle una respuesta, con verdadero gozo notándose por todos lados pese a la tranquilidad de su voz.

-
Diría que lo estoy, pero el caso es que ya he sido comprado por la duración de un contrato. Aunque no creo que mi pelaje le podría redituar lo que fue el precio de mi compra. - Que no se iba a guardar. Amaba decirlo. - Una mina de oro completa. Ya sabe usted, las diferencias de precio según las calidades de los esclavos en físico, comportamiento, talentos... -

Nada le hacía más feliz que decir eso, el maravilloso precio que alguien había dado por él era el orgullo de su existencia. Como esclavo que había nacido, se sentía como el motivo de su vida, recibir un precio del que pudiera alardear un poco. Por ese motivo, no perdía la oportunidad de hacerlo. De cualquier forma, pronto hizo como el otro y se puso de pie. Intuía que irían a algún lado o harían algo en especial para sellar su trato. Pero parecía ser que no se trataba de mucho. Un gesto simple e interesante solamente, con el que terminarían de sellar el trato. Se sintió en cierta forma gustoso de que fuera sujetándose las muñecas en lugar de tomándose las manos, ya que por algún motivo le desagradaba tocar con su propia piel la de otros seres. Aún si la de Ferid se veía todavía más blanca que su cabello, limpia, de lindas uñas también. No debía olvidar del todo el hecho de que era un branded. Tomarse por la muñeca y tocar las mangas sería más conveniente en todo sentido. Lo hizo con un gesto un poco divertido, sin disimular buscó con los dedos la forma de una cuchilla y rió un poco al comprobar que no había ninguna, por obvio que fuera de parte de quien había sugerido hacerlo.

-
Muy bien... entonces que sea sellado, querido señor. -

Estaba hecho. Había tanto que ganar con ese hombre y las redes que tenía echadas en el comercio no sólo de allí al norte, sino en todo el mundo, que no podía esperar a comenzar. La siguiente cacería en Gallia tendría que ser grande.


Spoiler:
Ya lo mandare cerrar señor thane~







un premio portado con honor:
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Feral Cat

Cargo :
Esclavo

Autoridad :
-

Inventario :
Pócima Sanguinolenta
Escrito mítico [1]
Vulnerary [2]
Vulnerary [4]
Espada de plata [6]
Elixir [2]

Support :
Xander
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1194


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Reunión de honrados comerciantes [Priv. Ferid]

Mensaje por Eliwood el Dom Abr 29, 2018 1:45 pm

Tema cerrado. 50G a cada participante.

Ferid obtiene +1 EXP.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3428


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Reunión de honrados comerciantes [Priv. Ferid]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.