Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

The princess of the black snow ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The princess of the black snow ID

Mensaje por Kuroyuki el Vie Sep 08, 2017 1:39 pm

Kuroyuki
Manakete
We all live in the space between one moment and eternity.

Datos
Nombre: Olvidado. Tomó el nombre humano de princesa de la nieve negra, Kuroyukihime, o simplemente Kuroyuki.

Edad: 1000 años aproximadamente, aparenta catorce años.

Clase: Manakete

Especialización: DragonStone

Afiliación: Sindhu

Ocupación: Guardiana de la selva Sirvienta real

Personalidad
Ha pasado la mayor parte de su vida en soledad, viviendo en lo más profundo de la selva de Sindhu. Con la misión de preservar el equilibrio de la misma, es una labor que ha estado cumpliendo hasta su última vigilia -prácticamente un milenio- vigilando y preservando la integridad de ecosistema. Como resultado, se rige por un pragmatismo inmutable y ve de igual modo al resto de seres vivos. Para Kuroyuki, todas las acciones cumplen un objetivo desde un punto de vista naturalista, por lo que el complejo entramado social es difícilmente entendible por ella.

A grandes rasgos la personalidad de Kuroyuki es insensible y distante, pero su condición de manakete hace que, en ausencia de esa empatía, ponga esfuerzo y energías en detectar los problemas de las personas e intente solucionarlos -a su manera-. Su comportamiento asocial suele generar incomodidad con aquellos con los que habla, pero es incapaz de darse cuenta de que los perturba. De forma análoga, le es imposible retener cualquier sentimiento a largo plazo como el aprecio, el amor o el rencor. El que permanezca al lado de una persona o que la ignore depende del grado de simbiosis que ambos alcancen.

Sus acciones están motivadas por su interpretación personal del funcionamiento de la naturaleza: No existe el bien o el mal, solo aquello que beneficia la supervivencia y lo que destruye la vida. Kuroyuki luchará por lo primero sin importarle entrar en conflicto con alguna de las leyes gubernamentales y de igual modo su forma de hacer lo correcto puede chocar con los procedimientos habituales de la justicia.

El siguiente estrato de interés de la manakete es el conocimiento, la transcripción de las leyes naturales a fórmulas, registros, ilustraciones o historias. Fue uno de los principales motores que la motivaron a alejarse de vez en cuando de la selva para tener contacto con los seres humanos. Tiene una amplia curiosidad por el funcionamiento del mundo, pero no ansias de descubrir o investigar, tan solo se limita a leer los estudios ya realizados. A  lo largo de los años ha obtenido un saber imposible de alcanzar por seres poco longevos.

Para ella, los beorcs son un animál más, pero con la capacidad de comunicarse y relatar sus efímeras vidas llenas de deseos terrenales. Su comportamiento y opinión sobre ellos hace que desde fuera parezca que le resultan indiferentes. Como todo ser vivo, lo protegerá si es amenazado o lo neutralizará en caso de ser éste la amenaza. De hecho, lo mismo piensa de los laguz bestia o dragón, pues su esperanza de vida no es comparable a la de la manakete.

Su estilo de vida hasta la última vigilia han hecho de ella un ser anacrónico con un sentido del tiempo desvirtuado. El corto plazo son años, el medio décadas y los proyectos de futuro abarcan siglos enteros.

Historia del personaje
Akaneia fue una vez un lugar poblado de dragones: Grupos de diversa población, tamaño, color y jerarquías. Todos vivían en paz y en armonía, respetandose mutuamente y compartiendo el territorio y los recursos sin disputas durante un tiempo que difícilmente podía ser estimado. Mucho antes de que Kuroyuki llegara al mundo, dos dragones de distintos clanes unieron sus destinos. Nada más y nada menos, que los padres de Kuroyuki: Una dragona de la tribu divina de naga y un dragón ónice de otro clan. En aquella época de paz no había nada memorable que contar sobre su emparejamiento, eran dragones jóvenes que se conocieron y eventualmente llevaron su amistad a un estrato superior. Sus sentimientos, no obstante, llegaron hasta un punto que estaban por encima de los intereses de sus respectivos clanes.

Eso fue un hecho trascendental, pues marcaría sus decisiones durante la gran decadencia que llegó poco después. Un cambio en la concentración de la magia, principal fuente de sustento de los dragones, hizo que la cantidad de la misma disminuyera drásticamente. Como resultado, el cuerpo y la mente de todos empezaron a sufrir un desgaste progresivo. Pequeñas pérdidas de memoria y vejez prematura en los primeros compases de la degeneración, que trascendían en demencia, agresividad y descomposición irreversible de los cuerpos. Una muerte agónica y horrible que consternó a todo dragón de Akaneia. En la desesperación, se sucedieron numerosos episodios de violencia entre clanes, mientras que los más perseverantes se esforzaban en encontrar la mejor solución ante el desastre. Eventualmente, Naga propuso como solución  infusionar sus almas en piedras dragón, adoptando la forma humana. Fue una solución inmediatamente adoptada por muchos, incluida la pareja, pero hubo otros que chocaron hostilmente con aquella propuesta.

Ante la inminente guerra civil que se cernía sobre Akaneia, los dos jóvenes decidieron huir hacia el oeste.

El continente de Valentia era rico en recursos naturales, y la población humana fueron amigables con ellos desde el momento en el que llegaron. En sus primeros años, se mezclaron con los humanos viviendo en una aldea pesquera, donde no tardaron mucho tiempo en casarse tal y como estaba regido en la cultura. Sin nada más de lo que preocuparse, las décadas de convivencia se iban sucediendo durante varios siglos sin ningún cambio relevante relevante en sus vidas, hasta que llegó una nueva. La mujer quedó embarazada eventualmente, un trance rápido y emotivo que trajo al mundo a la descendiente de su legado, una niña de pelo negro y ojos dorados. Sin embargo, su forma humana no era completa, a diferencia de sus progenitores: Alas de color negro y rosa lucían en su espalda. Tras su nacimiento, toda la familia decidió trasladarse al centro de la jungla, aislándose de la población humana, viendo más recomendable llevar una educación acorde a la condición de manaketes, ya que la cultura humana seguía un proceso más vertiginoso.

La niña creció en compañía de sus progenitores durante siglos, aprendiendo cada día una cosa nueva: El respeto por la vida, la naturaleza, el misticismo de los dragones, además de lecciones básicas de la vida en la selva. En esa época no hubo contacto humano, centrando toda su energía en disfrutar de la vida familiar, la crianza de la neófita y aportar las enseñanzas necesarias para convivir en lo que ahora era su hogar. Su crecimiento físico y psicológico en ese tiempo fue mínimo, a grandes rasgos sólo era una niña de seis años tras el paso de varias generaciones.

Su infancia estaba siendo plena, sin embargo, una serie de sucesos que estaban fuera de su entendimiento se sucedieron. Todo empezó cuando la niña fue capaz de tomar el poder del alma de su padre en una de las ya mencionadas dragonstones. Desde entonces, el esfuerzo de la pareja se centró en enseñar a la niña a controlar su propio poder, un proceso de aprendizaje que no llegó a terminar. Llegó aquél día, el día en el que la niña no volvió a ver a sus padres. “Estaremos un tiempo fuera. Aplica lo que te hemos enseñado, cuida de la casa y sobre todo descansa bien” fueron las últimas palabras de su madre, mientras le daba su rosario y la piedra de su padre. Y así hizo. En primer lugar, durmió profundamente confiando en que ellos volverían y la despertarían. Esperó durante años sin salir de aquél profundo sueño, ignorando su sed y su hambre, pero ellos nunca volvieron. Ella no desistió ni perdió la esperanza. Despertó, se alimentó y volvio a su profundo sueño, haciendo caso a su madre. Repeticiones y repeticiones, sin cambio en el resultado. Viviendo en el mundo que creaba su propia mente, eventualmente, olvidó por qué estaba durmiendo, incluso olvidó su propio nombre. Pero había cosas que no podía olvidar, el amor por su madre y sus últimas indicaciones: Dormir, alimentarse, cuidar de la naturaleza, su hogar, así se convirtió en la guardiana de la selva.

Han pasado siglos desde entonces, su objetivo no había cambiado, mas hubo algo que forzó su vigilia. La llegada de una gran masa humana con lo que eso suponía, un uso acrecentado de los recursos de la zona, incluidos los de la selva. Viendo su hogar amenazado, inició incursiones a los límites de la selva con el fin de boicotear las actividades de caza, tala y pesca descontroladas. Tras la destrucción de diversos carros, herramientas, pequeños barcos y consecuentemente aterrorizando a la población local, la reina del nuevo Sindhu se encargó personalmente de atajar los problemas que estaba causando.

Ahora Kuroyuki se ha enrolado a su causa, formando parte de su séquito más cercano.

Extras

Físicos:

  • Heredó los rasgos físicos de su padre, a excepción del rostro y los ojos dorados de su madre.
  • Su cuerpo humano aún no ha alcanzado la pubertad.
  • Ella apenas mide un metro y medio, pero dos metros si se tiene en cuenta la altura de las alas.
  • Sus escamas en forma dragón son de ónice y ágata rosa.
  • Aunque no puede volar con sus alas en forma humana, si le permiten obtener un impulso extra en los saltos y planear varios metros dependiendo de la altura y la dirección del viento.

Psiquicos:

  • Es vegana estricta, se niega a preparar, servir o consumir cualquier tipo de alimento de origen animal. De igual modo detesta matar a cualquier ser vivo, sea vegetal, bestia o humano, sólo lo hace en caso de que sea absolutamente necesario.
  • Tiene una adicción insana a los mangos.
  • En el pasado, su periodo de sueño duraba todo el año excepto una semana, donde la aprovechaba para alimentarse y leer -su único pasatiempo entonces- de forma ininterrumpida.
  • Mientras no esta de servicio, no es raro encontrarla durmiendo en sus aposentos.
  • Es capaz de tener sueños lúcidos, de tal forma que puede captar estímulos externos durante su letargo. Antes utilizado para salvaguardar la jungla, ahora, le permite estar atenta de lo que sucede en el palacio mientras está dormida.
  • Ha leído una infinidad de libros, de muchos ámbitos, haciéndola conocedora de múltiples doctrinas.
  • Habla y lee con fluidez la lengua beorc y la antigua, pero no tiene mucha práctica con la escritura.
  • Tiene obsesión por la racionalidad, el orden y el pragmatismo, siendo tremendamente útil en los servicios que desempeña pero un arma de doble filo en los ámbitos sociales.
  • No siente atracción sexual ni sentimental por nadie, sin embargo, no descartaría encuentros con manaketes masculinos con el fin de reproducirse.
  • La única cosa a la que profesa aprecio irracional es el rosario de su madre.

Otros:

  • Es ambidiestra.
  • El origen de su nombre se debe al apelativo que le dieron los humanos el cual tiene dos teorías: sus avistamientos en volcanes activos o el estado en el que quedan sus enemigos cuando reciben su aliento en forma de dragón.
  • Tiene un cerdo vietnamita chon'sinita de mascota.

Procedencia
Nombre original del personaje: Kuroyukihime
Procedencia: Accel World

forma humana:
Concepto de forma de dragon:

Black Rose Dragon by XRosewaterX on DeviantArt


La reina Sissi ha sido informada debidamente de mi cargo y la historia que la relaciona con Kuroyuki, hablad con ella para que os lo confirme si lo consideráis necesario. Finalmente, estoy disponible para cualquier modificación que tenga que hacer.

Un saludo y muchas gracias de antemano.
Afiliación :
- Sindhu -

Clase :
Manakete

Cargo :
Sirvienta real

Autoridad :

Inventario :
Dragonstone [3]
Vulnerary [3]
Llave de cofre [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
118


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The princess of the black snow ID

Mensaje por Marth el Sáb Sep 09, 2017 2:23 am

• Ficha aprobada •


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de acero [4]
esp. de bronce [2]
lanza de bronce [2]
Sello Maestro
Espada de plata [6]
.

Support :
Eliwood
Eugeo
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
196


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.