Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Seraphiel el Lun Sep 04, 2017 6:06 pm

Se podría decir que casi, casi se acababa de acostumbrar a aquél lugar. Seguía sintiendo cierta molestia, pero el mismo, extraño sentimiento, lo sintió cuando dos décadas atrás acababa de llegar a Hatari. Era cuestión de tiempo, o eso esperaba realmente. Era cuestión de no pensar en ello, en entretenerse con algo más, cualquier cosa.  Aquella calmada tarde estaba, simplemente paseando por las calles de la ciudad sin nada mejor que hacer, buscando entretenerse observando a los demás actuar: a los ciudadanos comprar, a los laguz ir y venir, a las mujeres susurrar y a los niños correr por las calles, como si realmente nada malo estuviese sucediendo más allá de la protección de la ciudad y quizás era eso: ellos no eran conscientes de ello, inevitablemente para ellos era una bendición tener una amable reina que los protegía del mal.

Un silencioso suspiro escapó de sus labios. Paró su andar y cerró sus ojos por un instante. Nunca le había gustado estar rodeado de gente ¿Por qué ahora estaba ahí, en medio de la calle central, caminando comos si nada? Cerró sus ojos. La atención era fija en él, una garza era extraña de ver. Sus alas se removieron un poco, se extendieron solo centímetros a un lado y otro antes de volver a plegarse, lentamente a su espalda. Volvió a avanzar. No se habría atrevido a ir a buscar a Yrumir o a Sissi, el primero probablemente no estaría ahí, la segunda, seguramente tendría más trabajo de lo que tuvo alguna vez como simple Duquesa. Solo podía vagar, intentando deshacerse solo de los problemas que invadían su mente con más ganas de molestar que de permitirle descansar. Echaba de menos Hatari, ese lugar era demasiado grande y, no tenía una biblioteca cerca donde esconderse por años antes de atreverse a volver a salir.

¿Escuchaste? Al parecer hay algún borracho extraño causando escándalos en la posada de Liutel... –Por segunda vez paró de golpe, curioso ante lo que estaba escuchando. Conocía al humano, tenía una taberna un poco más adelante por la calle. Que alguien estuviese montando escándalo... ¿Qué podría estar sucediendo? Casi sintiendo que podría ser su deber el de descubrir que sucedía, volvió a caminar, apresurando un poco su paso. Cuando llegó a la taberna; de apariencia normal a primera vista, pero agradable y penumbrosa dentro, ese tipo de penumbra que daba cierta intimidad a las personas que comían o bebían en su interior. En primera instancia, no escuchó nada extraño, tampoco vio algo fuera de la norma. Era agradable y misterioso su interior como la primera vez que había entrado.

El tabernero; un hombre joven y alto de corto y oscuro cabello, orejas ligeramente alargadas, estaba al otro lado de la barra, limpiando lo que Sera supuso ser unos vasos. Avanzó en silencio, agradeciendo que nadie prestara demasiada atención y se paró detrás de una silueta que a primera vista se le hizo conocida. Había presentido que todo estaba bien, sino, no habría entrado. Pero... ¿Esos eran sollozos? Liutel volteó hacia él y al verle, se encogió de hombros: no sabía, ni había intentado descubrir que sucedía– ¿Está bien...? –Bajó la mirada al laguz... Era un laguz ¿No? ¡Oh, por Ashera, claro que era un laguz! ¡¿Arte?! –Estaba seguro ¡Reconocería esas orejas y esa cola en cualquier lado del mundo! El posadero le observó con una ceja arqueada, como si quisiera preguntar si realmente le conocía. Pero, Sera, demasiado emocionado, ahora estaba sonriendo de oreja a oreja, ligeramente sonrojado.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Llave de puerta [3]
Llave de cofre [1]

Support :
Thoth
Sissi
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
3487


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Artemis el Mar Sep 05, 2017 1:06 am

Todo había resultado en un desastre y actualmente solo había tenido oportunidad de abordar el primer barco que tuvo la fortuna de zarpar hacia Altea pero el des fortunio de parar primero cerca del continente mas próximo; Valentia. Los mareos que le producían el viaje en barco no eran nada comparados al estado de ánimo del zorro y aun que ciertamente no deseaba abordar uno pronto francamente no deseaba estar ya demasiado tiempo fuera de casa. Por ello fue que se dirigió a la primera posada que encontró, cargando un montón de chucherías inútiles que compro en su viaje para regalárselas después a su amo y, poniendo todo en la mejor habitación que el dinero le pudo pagar se dirigió al piso de abajo en pos de olvidarse de todo y perderse en una botella de algún buen licor. Si se ponía a pensarlo bien, hacía mucho tiempo que no consumía ningún tipo de bebida fuerte pues al ser su amo casi un niño difícilmente podría pasar una tarde de copas con él. Por ello y ya que estaba en tierras extrañas cuyo nombre siquiera se molesto en preguntar el zorro pidió que se le diera la botella con el licor más fuerte y costoso que tuviesen en el lugar poniendo sobre la barra un saquito lleno de monedas de oro.

Por supuesto por tal cantidad el encargado se estuvo de hacer preguntas y atendió la petición del extraño invitado cuya opulencia y ropas extravagantes llamaban en demasía la atención. No era, igualmente, que todas sus colas fuesen precisamente discretas y el fino satín de ceda resaltaba por su brillante belleza acompañando los adornos de oro que vestía el laguz de plateado y cuidado pelaje. Artemis creía que no había licor humano capaz de poder embriagarlo pero para su desgracia y descuido no era licor común el que le dieron si no uno llamado "El aturde dragones" que como podría imaginarse por su creativo nombre era una bebida lo bastante potente como para dejar a un dragón tirado en la barra, sin ser un zorro superior a ello por mas juerguista que fuese en sus tiempos de callejero. Fue entonces que después de 2 copas el zorro ya estaba llorando a moco tendido en la barra declarando lo dura e injusta que era la vida, hablando de estos y aquellos que quizá solo un oído lo bastante ebrio podría encontrar sentido.

Estando sumido entonces en ello que sus orejas se alzaron al escuchar su nombre y una voz conocida, alzando la mirada para encontrarse a cierto rubio de cara bonita que casi instantáneamente le hiso menear todas y cada una de sus 9 colas, aun que de forma tan errática que más bien serpenteaban como nido de víboras alborotadas.

- POLLITO, MI AMIGO!!!!, Dichosos estos ojos de zorro que te contemplan!!!!, No he pasado ni la cuarta copa y ya me tienen alucinado…. qué buena bebida preparan aquí, sí señor, sírvame otra copa buen hombre y a lo mejor se llena de pollos el establecimiento. Venga, haga menos miserable mi azorrada existencia. -

Se volvió a tirar en la barra sin creer que el verdadero Seraphiel estaba allí parado, observando quizá el lado menos agraciado del laguz cuyo porte y elegancia eran tan característicos como su excéntrico carácter y su amplia sonrisa.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1407


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Seraphiel el Mar Sep 05, 2017 10:40 am

Necesitó morder su labio inferior para no soltar una clara y límpida carcajada, dudando entre si molestarse o divertirse por haberle llamado pollito. Él era una garza, no un pollito, pero bueno... Se cruzó de brazos, expectante mientras observaba al posadero, volver a llenar con alcohol el vaso que el zorro tenía sobre la barra. ¿Le creía una ilusión? ¿Cómo? ¡Después de todo estaba en Sindhu! Le había escrito, le había dicho donde encontrarlo. Aunque se podría considerar algo molesto, la verdad es que estaba sonriendo de oreja a oreja, totalmente divertido y animado, nada que ver con el puchero anterior. En realidad él había estado desanimado propiamente por no tener con quién hablar y pasar el rato, porque estaba acostumbrado a algo y el cambio le resultaba demasiado molesto.

No se llenará de pollos esto –Si bien podría haber tirado de sus orejas o de una de sus afelpadas e inquietas colas, prefirió acercarse a él y tirar suavemente de la mejilla de su amigo, solo con intención de demostrarle, pellizcándole, que no estaba soñando. Aunque en realidad él pensaba estar viendo una ilusión ¿Funcionaría de todas formas?– Estás en Sindhu, querido amigo. Te envié una correspondencia diciéndotelo ¿Recuerdas? Donde encontrarnos –Sonrió de lado y se sentó en un taburete al lado del otro, girando en dirección al otro. Apoyó su antebrazo sobre la barra, dispuesto a convencerlo que no estaba viendo cosas. Suspiró, inevitablemente divertido. Lo había visto siempre animado, de movimientos elegantes y una enorme sonrisa adornando sus labios. Era extraño, sí. Verle así, de alguna forma era aún más extraño y curioso.

Escucha, Arte... –Empezó, observó la copa, seguidamente a Artemis– Beber demasiado no te hará bien –No era, exactamente como si hubiese actuado con borrachos, de hecho, no tenía ideas de qué hacer en semejantes situaciones, pero, algo sí tenía claro: beber no era sano– Veamos, Arte ¿Qué es lo que pasó para dejarte tan desanimado? –¿Desanimado? ¿Desanimado era la palabra correcta? Lo dudaba un poco, pero fue la primera que se le ocurrió y que más se acercaba a lo que quería expresar. Removió un poco sus alas hacia atrás, extendiéndolas lo suficiente como para no molestar o molestar cualquier otro objeto que pudiese estar detrás suyo, que era simplemente otro taburete: ahí sentados no habían muchos más que el propio Seraphiel y Artemis, a parte de los pocos otros sentados en las mesas, completamente ajenos a lo que allí estaba sucediendo.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Llave de puerta [3]
Llave de cofre [1]

Support :
Thoth
Sissi
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
3487


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Artemis el Mar Sep 05, 2017 10:11 pm

La blanca y tersa mano del rubio tiro de su mejilla derecha en ese momento, pellizcándole un poco a la par que hacía que el zorro tuviese una mueca graciosa en el rostro, mostrando involuntariamente ese lado de su dentadura que lucía sus aperlados colmillos. Volteo a verle una vez más… no estaba alucinando al parecer por lo que en cuanto le soltó el zorro dibujo en su rostro un gesto lleno de sorpresa a la par que el alcohol mantenía un notorio rojo en sus morenas mejillas. Sin previo aviso el zorro paso de la melancolía al gozo extremo. Su mirada azul se ilumino y puso en su rostro una sonrisa de tonto, meneando de forma errática todas y cada una de sus colas.

- Pues si que parece que eres tú mi emplumado amigo!!. Dichosos al doble los ojos que te contemplan!!!, si te dijera todo lo que te he extrañado faltarían palabras en el vocabulario en todo idioma posible -

Soltó una carcajada aun con el rostro lleno de lagrimas que aun no se habían secado, saludando a su viejo amigo con unas amigables y fraternales palmadas en la espalda que, viniendo de un laguz a una garza, podrían considerarse un poco fuertes.

- Te hago saber que mi unico problema con la bebida es cuando se me acaba mi estimado amigo; respecto al asunto que me lleva de nueva cuenta al fondo de las copas de cristal no me lo preguntes por favor…. no quieres ni necesitas saberlo, te aseguro que él no quería saberlo. Ehhhh, tu, no se lo digas!, jamás debí habértelo contado!..... Espera, te lo conté? -  

El encargado de la posada soltó un suspiro y se encogió de hombros, tan acostumbrado a tratar con borrachos como cualquier posadero que se respete. Sin embargo Artemis aun no desvariaba totalmente y podía mantener aun una conversación coherente. Saco un pañuelo de su traje y con él se limpio la cara y la nariz, sonriéndole a su amigo tan ampliamente como siempre lo ha hecho más por reflejo y costumbre que por tener los ánimos demasiado altos.

- Así que acabe en la nueva Shindhu… quien diría?, de no ser por esos infernales trastos humanos flotantes y bamboleantes nunca se me habría ocurrido tomar la ruta larga hacia Altea. Qué buena noticia, de todas formas, verte tan deslumbrante y lleno de plumas como siempre. A tu salud amigo mío! -

Y al decir aquello alzo su copa al aire y la bebió de un solo trago, cosa que despertaba cierta admiración en quien conociese esa bebida debido a que, pese a todo, el zorro seguía consiente y con bastante energía como para crear escándalo.

- Y que hay de tu nueva vida aquí mi estimado Sera?, es un lugar muy bonito!, lleno de gente y lleno también de…. bueno, más gente. El lugar también es enorme, solo mira esta ciudad capital tan capitolia, el mar amarado de amardes amerdados, oh, también es mucho menos redonda!!, y todos sabemos que aun que los redondos son buenos las cosas menos redondeadas también son muy buenamente no redondas. -

Rio un poco más, genuinamente contento de ver su amigo pero desgraciadamente ya sin la habilidad de poder expresarse como lo estaría estando sobrio, eso sí, sus características palabras pomposas y rebuscadas estaban tan presentes en su vocabulario como siempre.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1407


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Seraphiel el Miér Sep 06, 2017 6:29 pm

¡Ah, por la Santa Ashera! La paciencia que tenía que sacar de algún lado para poder aguantar a los borrachos, que conste que no lo hacía, Artemis era el único borracho que había visto y que aguantaba, claramente. Además, la simple presencia del zorro causaba un extraño deseo de abrazarlo, cosa que, evidentemente no iba a hacer por simple cortesía. Tenía que aparentar cierto porte, aunque eso no fuese suyo desde un principio. Sonrió, totalmente contento de escucharle decir tales palabras, saber que había estado echándole de menos tanto como él al zorro era agradable de alguna forma.

Si bien estuvo dispuesto a comentar algo, los amistosos golpes en su espalda casi le hicieron saltar de su asiento. ¡Ah! ¡A veces pensaba que olvidaba que era una garza! Sonrió de nuevo, algo adolorido tras soltar todo el aire de sus pulmones en un jadeo y ahora, todo giraba en torno al pobre posadero que ya ni sabía si había o no escuchado algo del otro. Y aún así, inevitablemente se siguió preguntando lo que tanto podría haber desanimado a su animado amigo. En su buen momento pensó sinceramente que algo así sería imposible. Pero ya veía que no; así que solo podía ser culpa de algún problema, o quizás del mismo exceso de alcohol– Ah, Arte, no, no se lo contaste –Pronunció de golpe, sonriente, casi como si quisiera otorgar una tregua al hombre detrás de la barra.

Ahora, debía admitir que no estaba del todo seguro si se trataban de barcos los que él llamaba "trastos humanos flotantes y bamboleantes" pero no encontró ningún otro transporte parecido y, sin duda alguna sería algo que Artemis diría–¡E...! –Demasiado tarde, ante sus incrédulos ojos acababa de beberse todo el alcohol de su vaso... ¡Eso era impresionante!– Como acabes borracho no podré cargar contigo... –Olvidaba que ese lugar actuaba como posada también, así que, sin duda los viajeros tendrían donde descansar. El posadero no dijo nada, los observó a ambos y volvió a servir una copa al zorro a pesar de que la garza le miró con reprocho– ¡Ya! Estás empezando a decir cosas demasiado complicadas –Y retiró la copa de delante del zorro, llevándola hacia delante suya, aunque él no planeaba beber.

En cambio giró hacia el peludo zorro con suavidad y, tras acercarse un poco más a él, levantó ambas manos para acariciar sus mejillas y retirar alguna errática lágrima por sus mejillas. ¿Por qué había llorado ese zorrito? Efectivamente, hizo caso omiso a su pregunta y al hecho de que estaba dando vueltas innecesarias a las cosas. Sí, empezaba a estar borracho y tanto se temía que borracho era mucho más hiperactivo que sobrio– Las lágrimas no te pegan bien, querido amigo –Pronunció con calma, volviendo a inclinarse hacia atrás, sentado como era debido en el taburete y sujetando su antebrazo apoyado sobre la barra– Yo estuve lo suficientemente bien. Aún me estoy acostumbrando a este lugar, tu presencia alegra mi corazón –Y no mentía, efectivamente era así, tal cual. Era agradable tenerlo cerca, las preocupaciones volaban lejos, debía agradecerlo.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Llave de puerta [3]
Llave de cofre [1]

Support :
Thoth
Sissi
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
3487


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Artemis el Vie Sep 08, 2017 4:05 am

Estaba contento de ver a su amigo y siendo el la garza adorable que tanto le simpatizaba creía poder perdonarle cualquier cosa, incluso el hecho de que le retirase la copa para que dejase de beber. El zorro sonrió ampliamente mostrando sus aperlados colmillos y las mejillas totalmente coloradas por el alcohol, mostrando su característica sonrisa especialmente después de que el rubio le limpiase el resto de las lagrimas del rostro.

- No estaba llorando mi amigo solo que hace mucho calor y estaba sudando por los ojos. Si, sí, eso, pasa a veces, ya te lo digo. -

Con un movimiento de mano le resto importancia al asunto pues si algo le desagradaba era precisamente que las personas cercanas a él se preocupasen, en parte porque estaba entrenado para comportarse como un muñequito de porcelana y por otra porque si era algo vanidoso.

- Sera, Sera, me metieron en el cuerpo mas sustancias de las que puedo contar desde que era un cachorro así que descuida que no me voy a desmayar en la barra, no todavía. -

Comento riendo un poco sin percatarse de que hacía alusión, de forma muy liviana, a su pasado cautivo en Plegia, días obscuros y sombríos de los que el zorro no solía hablar normalmente pues procura mantener su pasado bajo llave por que las cicatrices en su cuerpo y los recuerdos que le evocaban llegaban a avergonzarlo tanto como molestarle. Sin embargo la bebida a veces suelta la lengua y en pos de que su alado compañero no se preocupara quizá acabo por decir algo que terminaría de preocuparlo aun mas.

- Entiendo, siempre es complicado cambiar el estilo de vida pero créeme que te digo que muchas veces es para mejor. Imagino que un ambiente mas húmedo y fresco será mucho más sencillo volar que bajo el abrazador sol de Hatari…. no es que yo sea un experto en eso de volar, pero correr bajo el sol cuesta trabajo y no ha de ser tan distinto. Eso me hace preguntarme si ustedes las garzas también jadean si vuelan por mucho tiempo…. así como correr pero volando. -

Divagaba mucho de momento, pensando ese tipo de cosas que parecen tan profundas y coherentes para quien esta pasado de copas pero que en realidad suena un tanto a tontería. Sin embargo francamente si llego a preguntarse aquello; Que tan diferente seria volar de correr?, pensó que quizá su amigo tuviese la respuesta ya que al tener piernas y alas a lo mejor sabia la respuesta. No pidió de momento su copa de vuelta igualmente, lo dejaría así por el momento ya que disfrutaba más de su charla con el rubio.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1407


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Seraphiel el Sáb Sep 09, 2017 7:04 am

Frunció ligeramente sus labios a un lado. ¿Sudar por los ojos? ¡Oh, bueno! Estaba borracho, era una escusa algo pobre pero, si le daba una excusa, era seguramente porque no quería que supiese la verdad y, no era como si estuviese molesto por eso, tenía el derecho de guardar para él todo aquello que considerara necesario. Después de todo era igual a veces, se podía decir que lograba entenderlo. Volvió a enderezar su cabeza, sin quitar sus ojos del laguz zorro que tenía en frente– Ah, entiendo, entiendo. Algo particular sin duda alguna –Pronunció, como el otro, restando importancia al asunto. Al menos, hasta que le escuchó seguir.

¿Qué... Qué acababa de decir? Aquello le había dejado algo descolocado. Parpadeó, sin llegar a entender del todo a lo que se refería con eso– ¿Entonces bebes desde pequeño? –Inquirió con cierta inocencia en sus palabras. No se le podía culpar, era incapaz, en aquél preciso instante, de percibir del todo las emociones del otro, aunque mirarle fijamente, sostener el contacto con sus ojos, era suficiente para que las cosas se le facilitaran... ¡Pero seguía siendo estando borracho! No entendía hasta donde eran realmente emociones y donde empezaban aquellas modificadas por el alcohol, así que, simplemente prefirió no darlo por sentado aún, a pesar de que se decía que los borrachos no mentían ¿Cierto?– Aun así no es una excusa, no podré cargar contigo si te duermes sobre la barra, Arte –Esa fue más bien un ligero reprocho, inclinándose un poco más hacia el otro solo para dar más veridicidad a sus palabras.

Era simple: las garzas no tenían fuerza física. Al menos, no cuanto cualquier otro humano o laguz tuviese. Pero, nuevamente, las palabras del otro le hicieron pensar– ¡Ah! Hay una selva –Pronunció de golpe, sus alas se removieron nuevamente, solo un acto reflejo por la ilusión que sentía de tener un bosque cerca– Muy diferente a Serenes, pero en Hatari no habían bosques y para encontrar uno tenía que acercarme a Begnion o Daein –Cosa que, claramente no iba a hacer. Tenía bastante desagradables recuerdos de la última vez que había pisado Begnion, como siempre, los humanos se dedicaban a atacarle sin ningún motivo– Y jadeamos, claro que sí. Aunque tengamos alas y nos sea más fácil volar que caminar –Porque así era, que él estuviese acostumbrado a desplazarse por tierra firme era cosa a parte– no tenemos mucho aguante, no podríamos volar grandes distancias sin cansarnos. Por ejemplo, me sería imposible volar de un continente a otro por el mar. Son desagradables –Seguía teniéndole cierto temor, el saber no tener tierra firme bajo los pies.

El posadero volteó hacia ellos y se agachó un poco sobre la barra, después de todo seguían en una posada, y lo más normal era comer o beber algo en una– Dejando de lado el "Aturde Dragones" ¿Os puedo servir algo más? –No le iba a culpar, hacía su trabajo como siempre, sonriente y agradable. Pero Sera... Sera no aguantaba el alcohol, aunque muy probablemente ni él estuviese del todo consciente de eso. Por otro lado, no tenía hambre, tampoco era como si su cuerpo lo necesitara tan seguido como las demás razas. Desvió su atención hacia el posadero, pensativo, pero con una agradable sonrisa en sus labios. Como siempre. Como nota mental: cuando volvería a Goldoa, llevaría una de esas botellas "Aturde Dragones" como obsequio, solo para ver si cierta lagartija albina se aturdía con él.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Llave de puerta [3]
Llave de cofre [1]

Support :
Thoth
Sissi
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
3487


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Artemis el Mar Sep 12, 2017 7:02 pm

Artemis soltó una notoria carcajada ante el inocente comentario de su compañero, siempre le habían parecido las garzas criaturas adorables y aun que no lo admitiese abiertamente se sentía atraído por aquella raza llena de seres con movimientos gráciles, elegantes y apariencias casi divinas, rematándole el corazón con sus actitudes, encantadores aun si trataban de verse rudos.
 
- Beber?, si, en parte eso… pero no, no, mi amigo, de cachorro mis entrenadores me daban cosas más fuertes que simple licor. Me entrenaron desde joven para servir a familias nobles, sabes?, eso incluye por supuesto el verificar que los alimentos de mi amo no estén envenenados. Y como me enseñaron eso me dirás?, pues metiéndome todo tipo de toxinas en el cuerpo por supuesto!, te distingo el aroma y el sabor de más de 30 venenos y drogas comunes y como 10 poco convencionales; a que soy asombroso, a que si ~♥ -
 
Rio animadamente meneando sus colas, orgulloso de su actual habilidad para detectar todo tipo de cosas raras en las bebidas y comidas, su agudo sentido del olfato distinguía ya perfectamente las especias de las toxinas haciéndole un valioso articulo para los nobles de Plegia llenos de enemigos, mercado al cual originalmente estaba destinado.
 
- El nuevo Shindhu es un bello lugar sin duda y los habitantes a la mar de amables. Estoy seguro que a ti te tomaran cariño tan rápidamente como yo mismo incluyendo cualquier bicho que te encuentres en la selva. Es que solo mírate, eres la personificación de todo lo que gusta a los ojos y el alma, la epitome de todo lo adorable y por adorar. -
 
En ese momento no le molestaba admitirlo, relajado por el efecto de las bebidas y motivado por el "Amor de perro" que sentía hacia su colega alado. Después de que el barman se acerco a preguntarles si deseaban algo mas el zorro le miro con su amplia sonrisa.
 
- Si se puede buen hombre, tráenos algo para masticar un poco. También una bebida suave para mi buen amigo emplumado, tienes jugo de fresas fermentado?, si no traeme lo mas suave que tengas. -
 
Antes de que el rubio dijese nada Artemis alzo su dedo índice al aire para que le diese un momento de hablar primero, se acomodo recargando su brazo en la barra y meneando sus colas con un movimiento menos enérgico y más elegante.
 
- No es que subestime a tu raza, querido amigo, pero definitivamente el aturde dragones no es algo que tú puedas manejar. Bebe solo una copa conmigo, quieres?, brindemos a la salud del otro porque al fin pudimos vernos de nuevo. -
 
Sin preguntar, tal cual lo había hecho la garza, Artemis volvió a tomar su copa con el "aturde dragones" para acercarlo a él nuevamente pero aun sin beberlo, esperando a que trajeran los bocadillos y la bebida para su amigo.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1407


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Seraphiel el Mar Sep 12, 2017 7:30 pm

Entreabrió sus labios, sin querer creer realmente lo que estaba escuchando de labios de su querido amigo. ¿Toxinas, drogas? ¿Cómo podía ser eso posible? Consideraba a los humanos crueles, sí, pero, era incapaz de pensar, dentro de su ingenuidad, que podrían llegar a tal crueldad. Consciente de que Artemis no tenía motivos para estarle mintiendo, cerró sus labios, temblando suavemente. Odiaba a los humanos, sí, los había odiado... Entonces era cierto, Artemis, no era del todo un laguz libre, pero, parecía estar disfrutando de eso, de su libertad finita, de no pertenecer completamente y solo a si mismo. Incapaz de notar amargura o tristeza más que la propia, dudó unos instantes. Desvió a un lado su atención en un final, juntó ambas manos en un puño en su regazo y las apretó entre ellas, sus ojos fijos en algún punto entre ambas.

¿Y aún así amas a los humanos, Arte? ¿Después de todo lo que te hicieron? –Sonrió con suavidad aún así ante sus halagos; estaba acostumbrado, hasta cierto punto a ellos, pero no siempre eran los que quería escuchar– Preferiría ser más fuerte que adorable. Como los halcones. Si además, eres adorable y fuerte, eso es algo mucho mejor –Admitió en un final, suavizó la fuerza ejercida y desvió al otro su atención, le sonrió con suavidad y volvió a moverse hasta quedar cara a cara con su amigo zorro. Inevitablemente sentía cariño por él, cariño por su personalidad tan alegre a pesar de su oscuro pasado. Se preguntaba si, alguna vez podría llegar a ser como él, tan positivo, amar tanto a los demás, esperar tanto del futuro sin darse por vencido ante la adversidad. Miró de reojo al encargado ante su pregunta, seguidamente a Artemis en cuanto respondió por él también. Solo vio un asentimiento por parte del hombre y como después simplemente desaparecía detrás de una puerta de madera.

Las explicaciones no tardaron en llegar y él sonrió, entre divertido y vencido: no había forma– Ni pretendí tomar "Aturde Dragones" aunque sí admitiré que pretendo llevársela a un amigo dragón para ver si queda aturdido –Rió en bajo, divertido. Eso había que verlo, sería, cuanto menos interesante– Pero está bien, aceptaré tu propuesta. Beberé, brindaré y comeré algo contigo –Asintió, acompañado por un ligero gesto de su cabeza. Entonces, bajando uno de sus pies en el suelo para sostener su equilibrio, aún cuando el otro volvió a tomar el licor que le había confiscado, solo extendió una de sus manos para apoyarla sobre la ajena. Sus alas se removieron un poco, inconscientemente manteniendo el equilibrio, su cabello dorado volvió a caer con suavidad hacia el frente, aunque Sera no lo impidió. Buscó con la mirada los ojos del zorro plateado y le observó con cierta seguridad– Pero, prométeme que si hay algo que te molesta, no lo mantendrás solo para ti por temor a que puedas lastimarme. Puedes hablar conmigo y decirme si alguna vez hay algo que te preocupe, Arte –Habló, honesto, y con suavidad apretó la mano del otro.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Llave de puerta [3]
Llave de cofre [1]

Support :
Thoth
Sissi
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
3487


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Artemis el Mar Sep 12, 2017 8:13 pm

- Los amo mi buen amigo, definitivamente y sin lugar a dudas. Si les odiara solo porque pase unos malos ratos a manos de algunos caería en ese círculo vicioso que se creó entre nuestras razas…. que vaya, siendo francos y justos también hay laguz que atacan humanos inocentes por el simple placer de hacerlo; por culpa de algunos nos odian a todos, no es lo mismo que hacen los nuestros con ellos? -

Comento el zorro encogiéndose de hombros, casi como si le restase importancia al asunto, hablaba del tema con total franqueza cosa que no hacía muy a menudo pues bien comprobado estaba que sus ideas a veces molestaban en demasía tanto a los laguz como a los humanos.

- He vivido casi toda mi vida entre humanos querido amigo, se que ellos sufren tanto como nosotros, que los ejércitos arrasan sus pueblos tanto como a los nuestros, que los laguz llenos de odio que consiguen su libertad descargan toda su ira contra quienes no tienen la culpa generando más víctimas; para mí un cachorro huérfano sufre igual sea humano o laguz. -

Lanzo un pequeño suspiro, poniéndose de espaldas a la barra recargando ambos codos en esta, manteniendo el elegante movimiento de sus colas aun que de forma más pensativa y suave.

- Lo que pasa es que ellos no nos entienden por qué nadie se los ha explicado…. y no se los han explicado por qué los laguz tampoco los entienden a ellos. Vez a donde voy?, tanta riña es pura falta de comunicación por que nadie cede al otro para intentar comprenderlo. Las guerras no van a solucionar nada, atacarlos tampoco pues nos superan en número…. no es entonces mejor intentar otra cosa?. Es decir, ellos escuchan si sabes hablarles y por norma general están más dispuestos a prestar sus oídos a una criatura adorable que a una bestia salvaje; por eso envidio tanto a los tuyos mi querido y garzo amigo; de entre todos nosotros ustedes son los que tienen el poder de cambiar esta situación, si vieras como me ha costado horrores ser siquiera la cuarta parte de adorable de lo que eres tú! -

Volteo a ver los celestes ojos de su amigo, sonriéndole ampliamente con determinación y orgullo pues el hecho de que su amigo, pese a detestar a los humanos como era de esperarse, tenía el puesto de embajador y se esforzaba por vivir su día a día pese a la tragedia que tenia arrastrando de varios años atrás.

- Tu especie es más fuerte de lo que crees Sera!, solo que no han sabido seleccionar correctamente su campo de batalla. En una mesa de diálogo serias invencible!, atraparías sus miradas y sus oídos, podrías atacar este problema desde su misma raíz y erradicarlo; Tu belleza como tu férrea voluntad son cualidades que ya me gustaría tener a mi…. tu eres muy fuerte amigo mío, adorablemente fuerte. -

Por eso admiraba tanto a las garzas y las envidiaba también, eran todo lo que él quisiera ser y más aún. Le hacía gracia que se creyeran tan débiles cuando en realidad sus cualidades eran las ideales para las tareas más importantes que ser simples soportes en un campo de batalla.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1407


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Seraphiel el Miér Sep 13, 2017 3:58 pm

Calló, calló totalmente, como una tumba. Permaneció atento a las palabras del otro, con sus ojos cielo fijos en los movimientos del zorro, en sus propios ojos, quizás algo más llamativos, más encendidos que los propios. Le gustaban sus palabras, debía admitirlo, le gustaba ser alentado de aquella forma, que le dijesen todo eso, que le hiciesen creer que podía todo eso y más. Buscaba el contacto con los ojos de él para estar más seguro de que la verdad bañara sus palabras, en parte también porque era una costumbre suya, tan simple como duradera. Entreabrió sus labios y sus manos, entrelazadas encima de su regazo se apretaron un poco, algo inquieto, emocionado. Lo entendía, tenía razón, eso estaba claro. Pero...

Pero ¿cómo? ¿Cómo podía perdonarlos? ¿Cómo podía olvidarse del mal que les habían hecho los humanos sin sentir un poco de venganza hacia ellos? Lo sabía, los sentimientos como aquellos eran dañinos para él, los intentaba mantener lejos, pero era inevitable que de vez en cuando, muy de vez en cuando, volviesen a flotar sobre su mente, ser una de sus primeras ideas. Que alguien le dijese que eso era injusto, que no habían por qué sufrir solo ellos, por ser los más débiles de todos, por no poder levantar sus manos contra aquellos que les deseaban mal. Volvió a apretar con más fuerza sus manos, sus labios se cerraron y por un instante desvió nuevamente su atención, en silencio.

Pero lo sabía; Artemis tenía razón, lo mismo podía suceder a cualquiera, existían los malentendidos, estaban a la orden del día y suponía que, si no fuese porque ellos eran débiles, probablemente habrían podido ser engañados de la misma forma que los humanos hacía año– ¡Pero eres adorable, Arte! Créeme –Volteó hacia el otro, mirándole con insistencia. Al menos, eso hizo hasta que continuó, hasta que le dijo todo aquello... Hasta que le dijo que era fuerte, que podría conseguir todo aquello que deseara con solo hablar, como durante tanto tiempo lo había estado deseando. Entonces, al desviar su mirada no fue solo por necesitar pensar, sino porque inevitablemente sus mejillas enrojecieron, sin saber siquiera él por qué. Las plumas de sus alas se erizaron con suavidad y, definitivamente no supo que decir, pero, debía admitir que todo aquello le había hecho sentirse feliz– Ah, por favor, no digas eso, Arte –Musitó en bajo.

Miró con suavidad hacia el otro lado, sin querer en realidad que le viese con las mejillas rojas. Acercó una de sus alas a él y con un ligero movimiento de su mano se dedicó a volver a dejar sus plumas correctamente, le desagradaba tenerlas así– Yo creo... Creo que serías aún mejor para eso. Tú no odias a los humanos, yo no puedo confiar totalmente en ellos. Aprendiste a convivir con ellos y sabes más o menos cuales podrían ser sus reacciones... Y no solo eres fuerte en una mesa de diálogo, sino que también en un campo de batalla... –Murmuró, seguro, pero aún algo avergonzado por ello. Desvió sus ojos hacia el otro, mirándole de reojo, acabando con su tarea de peinar con sus dedos sus alas.

Al final, el posadero volvió con varios bocadillos sobre una bandeja de plata y, lo que supuso sería su bebida. Les sonrió a ambos y, en un abrir y cerrar de ojos ya estaba atendiendo a un nuevo cliente. Observó la botella que había dejado sobre la barra y, curioso ahora por lo que podría ser la bebida en su vaso, lo acercó a él, olisqueando su contenido... Olía dulce... Ese ya era un gran comienzo. Carraspeó y volteó hacia Artemis, sonriendo más marcadamente– ¿Entonces? ¿Brindamos, Arte? Por nuestro reencuentro y por el futuro –Animado, levantó su copa en dirección al zorro. Era sorprendente, de cierta forma, estar en compañía de aquél zorro hacía que todo pareciera más fácil para él, como si sus preocupaciones desaparecieran, perdidas entre la alegría del otro.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Llave de puerta [3]
Llave de cofre [1]

Support :
Thoth
Sissi
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
3487


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Artemis el Jue Sep 14, 2017 12:59 pm

Artemis sonrió ampliamente, sintiendo como el rubor en el rostro de su amigo garza le aceleraba el pulso por alguna razón. Que era esa sensación?, porque no la había sentido antes?, por primera vez en toda la charla Artemis llego a cuestionarse en serio si acaso había bebido demasiado y ya comenzaba a desarrollar sentimientos extraños a causa del alcohol en su sistema. Decidió ignorarlo de momento soltando un supero resignado pero contento.

- Lo digo, mi amigo, lo digo. Esta comprobado, certificado y garcificado! -  

Rio animadamente, pensando en lo lindo que se veía Seraphiel en ese momento con sus mejillas sonrojadas y esa actitud ligeramente tímida y avergonzada que no suele mostrar o que, por su parte al menos era la primera vez que veía en la garza.

- En una mesa de diálogo yo perdería inevitablemente ante ti, querido Sera. Bastaría con una miradita tuya y caería rendido totalmente a tus pies para cumplir cualquiera de tus peticiones, cualquiera mi amigo. -

La bebida llego al final junto con los bocadillos y el zorro, alzando su bebida al aire y dibujando una sonrisa tan amplia en su rostro que mostraba todos sus dientes se dispuso a chocar la copa de su compañero de forma animada haciendo que ambos contenedores de cristal soltaran aquel característico tintineo de los cristales al ser golpeados.

- Si, por nuestro reencuentro y no solo el futuro, sino uno más brillante para ambos y para todos. SALUD! -

Y dicho aquello el zorro volvió a tomar de su bebida pero sin bebérsela toda esta vez, ahora que tenía un compañero de bebida se lo podía tomar con un poco mas de calma, disfrutar del momento sin prisas ni presiones.

- Además mi amigo, a mi no me pueden tomar enserio porque soy un perro. Aun así tengo un plan para comenzar a resolver el problema de nuestras razas. Uno que no puede fallar y a prueba de tonto… y mira que yo lo estoy un tanto, hahahahahahahahaha. -

Rio animadamente, meneando nuevamente sus afelpadas colas mientras que ahora se daba a la tarea de comerse algunos bocadillos. Estos consistían en sardinas secas, bollitos de harina del tamaño de un bocado y frutas secas; por supuesto Artemis comenzó por las sardinas.

- Sabes?, me alimento de peces todo el tiempo….las sardinas están entre mis favoritas. Crees que para ellas soy un asesino?, he invadido sus hogares para cazarlos y en mis fauces han muerto más de las que puedo contar…. pero para mí solo son alimento y cuando tengo hambre no me paro a pensar en que ellos también son seres vivos, que tienen hijos, hermanos, padres…. eso me hace una criatura despreciable?. -

Su actitud alegre cambio entonces un poco, recargándose en la barra mientras miraba la sardina seca en su mano, girándola frente a sus ojos mientras admiraba cada detalle del animalillo muerto y condimentado.

- Las voces de las sardinas no alcanzan mis oidos pues no me interesa lo que digan, me alimento de ellas después de todo pero en cambio creo que a ti si que podrían hablarte…. y si tu me dijeras que dejase de comer sardinas lo haría pese a que me gustan tanto. Que piensas de eso, mi amigo?. -

Sin más miramientos abrió la boca echándose al pescadillo entero a la boca, masticando un par de veces antes de tomar otra distinta para repetir el mismo proceso.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1407


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Seraphiel el Jue Sep 14, 2017 6:18 pm

Rió, dejando desaparecer el sonrojo de sus mejillas por la nueva diversión. Al final, solo sonrió, apoyando su antebrazo en la barra. Quizás era solo porque él era una garza, Artemis parecía ser atraído hacia su raza, quizás como muchos otros lo estaban. Pero de la misma forma, algo había diferente en él, no era el deseo de tenerlo como un trofeo, ni de usarlo como un esclavo. Si bien sabía que, como todos los demás intentaban protegerlo, también era cierto que eso no era todo así. Era agradable, saber que se preocupaba por él, pero que al mismo tiempo seguía siendo alegre como siempre, tratándolo como un igual, no como un ser débil que no podía protegerse solo. En cambio, le estaba diciendo que era mucho más fuerte de lo que él mismo pensaba, fuerte dentro de su propia y odiada debilidad.

Pero prefirió no decir nada de todo aquello, mantenerse callada, con una suave y agradable sonrisa puesta en su peludo amigo de nueve colas– Y por nuestras aventuras ¡Salud! –Brindó con él, bebió de su copa segundos después, en un principio con recelo; las bebidas alcohólicas no siempre sabían bien, pero, esa sí que era dulce, algo totalmente de su agrado. Bajó el vaso cuando ya estuvo a la mitad y sonrió suavemente para si mismo, aún prestando atención al otro –Oh, por favor, Arte, no eres para nada tonto. Planear como hacer convivir a beorcs y laguz no es de tontos –¿Quizás de un idealista? ¡Rezaría a Ashera para que eso fuese posible! Él, era de los primeros que habría deseado paz, que de hecho, estaba deseándola ahora mismo, pero en el fondo, aún seguía resentido, porque los humanos le habían arrebatado todo y temía que le siguieran arrebatando aún más.

Miró la bandeja, consciente de que si se decantaría por los bollitos acabaría enseguida harto, se decantó por los frutos secos. Tomó alguno en su mano y lo llevó a sus labios, masticando con calma mientras escuchaba al otro, entrecerrando sus ojos –No lo sé –Admitió, pensativo –Nosotros no podemos comer carne sin enfermar... Supongo que nunca pensé en eso... – ¿Sería por eso que no podían comer carne? ¿Por estar comiendo a otro ser vivo? Las plantas también lo eran, todo vibraba en compañía de sus melodías ¿no sería lo mismo? – Nosotras, las garzas, no necesitamos tampoco comer demasiado, el bosque de Serenes nos proporcionaba el suficiente alimento como para sobrevivir durante largos siglos sin la necesidad de nada más –Esbozó una sonrisa, volviendo a levantar uno de los frutos secos que al momento no supo identificar qué era, a sus labios y masticar –Agradecíamos al bosque por lo que nos ofrecía y a Ashera por protegernos. Permanecimos alejados de los beorcs durante todo el tiempo. En su momento, siquiera imaginé que ellos pudiesen existir, ni que pudiesen matar para poder sobrevivir –Repitió el gesto.

Entonces paró, miró hacia Artemis de nuevo y extendió un poco hacia atrás sus alas –Pero, llegué a pensar que fuera del bosque, la ley del más fuerte se aplicaba. Las sardinas al no tener poder, mueren bajo los deseos de los demás para alimentarse. Al igual que las garzas perecieron por un deseo humano –Eran frágiles, habían nacido para la calma, no podían ver llamas, no podían sentir odio ni rencor, no podían vivir en un lugar que no conociesen, diferente a su habitat  natural. Sí, las garzas, en ese aspecto, eran como las sardinas –Quizás para las demás razas sea natural; matar para sobrevivir. Debemos matar a los emergidos para no terminar muertos nosotros. Imagino que, la comida sea algo parecido –Aunque no era más que un antojo, perfectamente podían sobrevivir solo comiendo frutas y verduras y él lo sabía –Y me pregunto si eso realmente pueda ser así...  –Desvió nuevamente su mirada al frente –Los que son fuertes, también se aprovechan de los débiles –Aún no entendía porque, alguien como él, había llegado a ser un embajador.

Pero... Si realmente puedo hacer algo para que las guerras cesen y todo se resuelve con diplomacia... Haré lo que pueda –Porque al final, ese era su deseo también.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Llave de puerta [3]
Llave de cofre [1]

Support :
Thoth
Sissi
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
3487


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Artemis el Mar Sep 19, 2017 12:53 pm

Artemis escucho las palabras de su amigo, bebiendo un trago más de su vaso de cristal mas alzando las orejas atento para escuchar todo lo que decía. Por supuesto, seguía comiéndose las sardinas secas pues le encantaban mirando como su compañero parecía más inclinado a las frutas varias que les habían servido.

- Creo que ya entiendo tu problema, querido amigo. -

Comento el zorro recargando solo un lado de su cuerpo en la barra para dirigirse a su amigo, señalándolo con una sardina antes de echársela a la boca y hacer una leve pausa para masticarla y tragarla.

- Añoras demasiado las cosas. Estas tan ocupado mirando hacia el pasado que no puedes ver lo que tienes de frente; Ningún lugar se sentirá como un hogar si te la pasas pensando en Serenes así como nunca creerás que eres fuerte si solo piensas en la tragedia que cargas a cuestas. -

Comento con ligereza mientras seguía con la tarea de comer a bocados las sardinas secas y condimentadas, relamiéndose los labios después de comer cada una de ellas. Admitía para sus adentros que el también cometía el error de encariñarse demasiado con las personas aun que sabía de sobra que siempre quedaba la posibilidad de perderles así como sucedió en el pasado con su hogar y sus dueños.

- Ahhhh, mi amigo, por eso admiro tanto a los tuyos…. nacieron con una gracia sin igual, corazones gentiles y sin necesidad de asesinar a otros para sobrevivir como todos nosotros. Es casi como si fuesen la epitome de la belleza y la perfección; apuesto a que si fuésemos un poquito más como ustedes el mundo sería un lugar mejor para todos, sardinas incluidas. -

Se quedo mirando pensativo nuevamente a su sardina, pensando aquellas cosas que solo los borrachos pensarían y siendo sincero como solo un pasado de copas haría, admiraba y envidiaba a partes iguales a las garzas, eran gráciles, elegantes, bellos, la naturaleza no los dotaba de fuerza por qué no la necesitaban y pese a todo pensaba para sus adentros que quienes se hubiesen atrevido a atacar a tan sublimes criaturas merecían la más atroz de las muertes.

- Yo no puedo dejar mi puesto de sirviente, no sirvo como líder por la simple y llana razón de que no puedo desobedecer órdenes. Los esclavos de Plegia estamos malditos y debemos seguir un estricto código si deseamos mantener nuestra integridad física. Me crie con una camada de lobos, sabes?.... llegue, quizá en algún olvidado momento a considerarlos mis hermanos; todos están muertos. Algunos se intentaron revelar contra nuestros entrenadores, les despellejaron vivos y consientes frente a los demás para poner el ejemplo, otros se volvieron locos y se quitaron la vida…. algunos intentaron salvar al resto matándolos para que ya no sufrieran. Solo quede yo… el más pequeño y débil de la camada, irónicamente el único que no era lobo -

Rio animadamente ante ello, ya tan acostumbrado a ese tipo de crueldad que no le parecía ya un tema doloroso o quizá no tanto…. no es que tocase mucho el tema sobre si mismo ya que todos esos recuerdos le avergonzaban; por ser el único que escapo de ese infierno y por tener la suerte de que alguien tan bondadoso como Marth fuese su nuevo dueño.

- Adivina porque me salve?.... porque era súper mono!, una adorable y pequeñita bola de pelo; es curioso que me salvase por ser el mas pequeño, dócil y débil de todos mis "hermanos". Mi señora, que tenía problemas para tener sus propios cachorros, quedo encantada conmigo. Me saco de ese lugar, me cuido, me arrullaba cantándome nanas, me cepillaba el pelo que en ese entonces estaba opaco y maltratado, me dio mi nombre y me enseño mi primera palabra; sabes cual fue? -

Tomo un trago más de su copa y suspiro, sonriendo alegre y meneando las colas pues pese a todo el recuerdo de su primera dueña deshacía el dolor de los malos recuerdos, la primera calidez y ternura que sintió en su vida, un cariño que desde la más tierna infancia no había sentido.

- Mama!, mi primera palabra fue mama…. a ella le encantaba que la siguiera por los pasillos meneando la cola y me acariciaba la cabeza cada vez que la llamaba así. Su aroma a perfume de flores siempre inundaba mi nariz, su piel era blanca y suave, sus cabellos dorados como hilos de oro, ojos azul profundo…. si me pongo a pensarlo un poco, ella se parecía mucho a ustedes solo que le faltaban las alas. Al final, a su señor esposo le molestaba que un animalejo como yo la llamase mama así que tuve que aprender a llamarla "mi señora"…. aun que en secreto me permitía hacerlo cuando estábamos solos. Es curioso, nunca supe su nombre, para mi ella siempre fue mi señora, mi madre, mi todo….. ahhhhh, como la extraño. -

Artemis amaba mucho a esa mujer y la extrañaba como todo perro extraña a su dueño. Al chico peli azul de altea también lo adoraba, un cariño llano y desinteresado característico de los perros. No entendía por qué le platicaba estas cosas a su amigo, quizá porque con él sentía esas confianzas, quizá por el recuerdo de su fallecida e idolatrada dueña; sea por lo que fuese Artemis se mantenía tranquilo y tan animado como siempre aun que por unos momentos sus ojos se volvieron cristalinos como si quisiese volver a llorar.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1407


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Seraphiel el Vie Sep 22, 2017 6:32 pm

No supo qué decir, cómo actuar en aquél preciso instante cuando, de alguna forma parecía estar reprochando su forma de actuar. Bajó durante unos instantes su mirada, fijándola en su ropa, blanca, y en sus pálidas manos entrelazadas.

No podía negar que Artemis tenía su razón, quizás sería mucho más simple para todos simplemente olvidar y seguir adelante. Pero lo cierto era que no quería, no podía, sería un insulto a sus padres, a su clan, a las garzas de Serenes y al bosque tan bello que por desgracia casi le parecía haberlo olvidado. Por eso no podía olvidar, no podía tapar sus ojos y sus oídos ante la tragedia de su pasado y en el fondo, a pesar de ser la raza que llevaba el equilibrio, no podía olvidar tampoco su odio hacia los humanos, el recelo que sentía por su existencia, por su crueldad, por el simple hecho de que sabiendo, aparecieron de noche y quemaron su bosque, mataron a su gente. ¿Cómo podía él ahora perdonarlos a ellos? Volvió a inclinarse al frente, a tomar la copa y darle un ligero trago.

No... Si yo sé que soy mucho más fuerte que la asustadiza garza que escapó del bosque en llamas... –Murmuró, se sinceró como nunca antes había hecho, quizás siquiera con Sissi. Sonrió para si ante las palabras de Artemis e inclinándose hacia atrás con sus alas ligeramente entreabiertas, se sujetó del borde de la barra, miró el techo, ensombrecido y rió en bajo– Yo preferiría ser algo más fuerte... Como los hermanos halcones o los cuervos –No lo aceptaba, no lo iba a aceptar. Los humanos vivían con su consciencia limpia, cuando su bosque quedaba olvidado de las mentes de todos. ¿A qué les servía su gracilidad, su elegancia y amabilidad cuando solo pocos más de dos seguían respirando en ese mundo? Iban a desaparecer en el peor de los casos y entonces... Entonces realmente no existirían más seres como ellos. Sus oscuros pensamientos pero, de la nada fueron ofuscados por las palabras de Artemis. Volvió a su posición original, apoyado en parte en la barra y con la mirada fija en él.

¿Plegia? ¿Torturas? El simple pensamiento le dio escalofrío. ¿Esclavos? Parpadeó y en unos segundos su rostro se ensombreció ténuamente.  ¿Sería el alcohol que le hacía hablar? Nunca habría pensado que escucharía aquella historia tan triste de labios del propio zorro de nueve colas... Él, a su manera, había sufrido mucho más que él, porque quizás, solo con aquello, habría muerto desde hacía mucho. No habría podido ser capaz de soportar todo eso, todo el odio, todo el dolor... ¿Y aún así deseaba ser alguien tan débil y frágil como  una garza? Mordió con suavidad su labio inferior desde dentro, sin demostrar su inquietud y al final, se sirvió otro vaso más de aquél "zumo de fruta fermentado" y bebió de él, en parte por intentar quitar aquellos pensamientos, en parte para espabilarse a si mismo y al final, bajó de su asiento. Avanzó hacia Artemis y atrevido, acercó sus manos hacia sus mejillas, sujetándolas con suficiente fuerza, la que tenía, hasta hacer que sus labios bajo la presión dibujara una ligera y divertida mueca.

¿Y dices que aún así preferirías ser como nosotros, Arte? –Inquirió, sus claros ojos se fijaron en los del zorro de nueve colas y, buscó en ellos la verdad. Lo sabía, claro que lo sabía, que a pesar de su agradable y divertida forma de ser, más allá, en lo hondo de su alma, aún sufría, sufría por aquellos que habían muerto, por aquella mujer que había perdido, aquella madre... Aledis Susurró una palabra, una extraña, antigua, con voz dulce y melancólica– –Sonrió, casi ni sabía como decirlo en un idioma corriente– Eres fuerte, Artemis. No desees ser como nosotros solo porque nacimos gráciles. Somos frágiles, si hubiese sucedido eso a cualquiera de nosotros, nos habríamos enfermado, quizás habríamos muerto. Ser Artemis, ser tú, ser un zorro y no un lobo... Eso te permitió conocer personas, amarlas... –Suavizó su sonrisa, entrecerró sus ojos y la fuerza ejercida en sus mejillas se suavizó.

Quedó solo un suave tacto, casi una caricia– Mi madre, en cambio. La garza que me cuidó desde que acababa de nacer se llamaba... –Paró un momento, volvió a sentarse en el asiento– –Otra vez estaba ahí, ese idioma tan arcano, olvidado quizás por muchos, vivo solo en pocos, los más antiguos quizás, y en ellos: las garzas– En idioma corriente sería "Aledis" –Tardó unos segundos en caer en ello y sonrió– Era una garza mucho más fuerte que las demás... Ella me contó sus aventuras, como salió del bosque cuando era joven, como se hizo amiga de un beorc y como conoció a un joven dragón de niña –¡Ah! Ese dragón blanco que le rompió el alma y la hizo llorar– Al final, me acompañó mientras estábamos escapando, me hizo prometer ir adelante, que ella volvería a buscar a papá y llegarían a reencontrarse conmigo... –Si quizás años atrás aquél recuerdo hubiese sido amargo, ahora lograba digerirlo en su gran parte– Pero nunca los volví a ver. En cambio llegué exhausto hasta las lindes del bosque... Y en mi escape un grupo de beorcs lograron atraparme, me enjaularon como un pájaro y casi morí en los desiertos de Hatari si no me hubiese salvado la Duquesa Madre –De alguna forma, lo veía justo, contarle la verdad, como él también había hecho– En ese entonces no sabía el idioma corriente. Hablamos solo el antiguo en el bosque –Y sonrió, abiertamente– Yrumir me enseñó... Y ahora, de vez en cuando pido consejos a Sissi de si usar una palabra u otra.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Llave de puerta [3]
Llave de cofre [1]

Support :
Thoth
Sissi
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
3487


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Artemis el Sáb Sep 23, 2017 2:25 am

Las manos de la garza se posaron en sus mejillas presionándolas con fuerza suficiente para que sus mejillas le hiciesen achicar un tanto la boca formando un gesto un tanto divertido. Las colas de Artemis comenzaron a menearse por momentos con mucha más energía como las colas de los perros cuando están siendo mimados delatando que Artemis en particular estaba acostumbrado en demasía al contacto físico y los achuches. Los ojos del zorro se perdieron en la hermosa mirada de la garza y en ese escaso lapso de tiempo sus mejillas se colorearon mas y no precisamente por culpa del alcohol, su corazón latió un poco más deprisa y el dolor por aquellos recuerdos se desvaneció totalmente en el aire. Escucho atentamente su historia, bebiendo a ratos un sorbo más de su bebida y prestándole envidiable atención.

- Aledis, que bello nombre….. una mujer admirable sin duda, apuesto a que de igual manera ella tendría el pecho lleno de orgullo si te viese en ese momento; De frágil no tienes nada mi amigo, has soportado muchas cosas hasta ahora y has cumplido tu promesa, has seguido adelante y no solo eso, ahora un montón de personas dependen de ti y confían en ti. Creo que en pocos años has logrado proezas que ninguna garza ha hecho jamás -

Artemis como siempre le sonrió ampliamente mostrándole sus colmillos y cuando hubo acobardo con las sardinas comenzó con los mini bollitos de harina. Mastico tranquilamente uno de ellos como quien no quiere la cosa, meneando sus colas con un movimiento más lento e intermitente.

- Y claro que quisiera ser una garza pese a todo, mi amigo. Si lo fuera estarías muy contento, podría entender esas bellísimas palabras que salen de tu boca en ese idioma tan misterioso…. podría compartir contigo el dolor que llevas a cuestas para hacerlo más liviano…. si fuese una garza…. si fuese una garza me mirarías con esos ojitos radiantes como los que tenias cuando hablabas de tu príncipe. Sí, mi querido amigo Seraphiel, más que nunca quisiera ser una garza como tú. -

Era imposible que Artemis lo entendiera y lo sabia…. Seraphiel creció en un ambiente puro, un paraíso en la tierra lleno de amor y gentileza, el en cambio creció en un infierno y si bien aquella mujer humana le mostro el lado bello de la vida, la muerte, matar o morir eran temas muy normalizados para él, la muerte de alguien desconocido le parecía tan indiferente y llana como las de las sardinas que se llevaba en la boca y los seres queridos eran poco llorados aun que si constantemente recordados al llegar al fondo de las botellas de licor.

- Eso y además seria mas majo. Te imaginas?, unas alas plateadas en lugar de colas me quedarían que ni pintadas y aun que sus vuelos no son tan duraderos como los de los cuervos o los halcones seria igualmente genial el poder volar. Siempre quise saber cómo se vería todo desde lo alto, el viento en mi cara, debe ser maravilloso poder desplazarte por el aire…. eso y además de que así podría colarme por la ventana del almacén en el castillo de mi amo para sacar un par de aperitivos. -

Había intentado varias veces subir a un Pegaso para ver que se sentiría volar, desgraciadamente para el esos bichos alados eran aun mas difíciles de tratar que los caballos y al igual que sus primos equinos de tierra le odiaban por sentirle como un depredador y por tanto siempre intentaban patearlo en cuanto intentaba acercárseles.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1407


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Seraphiel el Jue Sep 28, 2017 9:22 am

¿Qué? ¿Cómo? En cierto momento se quedó sin palabras ¿Qué era lo que sentía en aquél preciso instante? Provenir de Artemis al ver sus ojos, las mejillas coloradas ¿Sería por culpa del vino? Debía serlo... ¿No? Inevitablemente en sus mejillas un ligero sonrojo amenazó por aparecer y antes de que lo hiciera, volvió a sentarse en su lugar ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¡No había forma! Además de sus palabras... ¡Ah! ¿Por qué debía seguir diciendo que no era débil cuando se sabía que lo era? ¡Espera, espera, espera! ¿Por qué estaba admitiendo él mismo ser débil cuando quería aparentar ser fuerte? Molesto más consigo mismo que con el otro se cruzó de brazos, cerró sus ojos y permaneció en un silencio suplicante. Odiaba esa actitud en especial, estaba inquieto y no sabía si sentirse molesto porque le estaba llevando la contraria o feliz porque le estaba halagando.

¡Por Ashera, Artemis! –Volteó hacia él, un puchero danzaba en sus labios– No sigas halagándome, me harás avergonzar –Le advirtió y estaba siendo realmente honesto con lo que decía. Pero debía admitir que aquello se sentía bien, ser halagado... Que quisiera ser como él en vez de desear protegerlo como un bello objeto al que admirar y enseñar. Volvió a mirar al frente, hacia la barra el vaso y la botella. Se sirvió un trago más y antes de levantarlo hacia sus labios paró unos instantes– Pero gracias... – Musitó en bajo, casi avergonzado. Fue por eso mismo que levantó lo que tenía en la mano y le dio un largo trago a la bebida que tenía. Quizás no conteniese suficiente alcohol como para emborracharlo, pero cierto era también que su constitución estaba diseñada de una forma particular y misteriosa; su cuerpo a penas si pesaba la mitad de lo que sería el peso de una persona de su altura y sus huesos, huecos, solo hacía que su constitución fuese más frágil.

Pero, las siguientes palabras de Artemis causaron que parara de golpe y entreabriera con suavidad sus labios a la par que sus ojos se abrían, como platos. ¿Qué? ¿Qué acababa de decir? "si fuese una garza me mirarías con esos ojitos radiantes como los que tenias cuando hablabas de tu príncipe" ¿Es que acaso realmente lo hacía? ¿Él quería qué...? Esta vez sí, se sonrojó de nueva cuenta– ¿Eh? –Parpadeó– N-no necesitas ser como el príncipe Reyson pa-para que te mire así... – Tartamudeó ¿Pero qué sucedía con él? Levantó sus manos, negando con ellas para dar más énfasis a lo que decía– E-es decir... Tienes tú propio encanto, Arte... –  ¿A qué se refería con eso? Carraspeó ¡Pero bueno, Sera! ¡Concéntrate!– Quiero decir, tú me gustas también – Y sí, por favor, tomeselo de la forma más inocente posible, después de todo, hasta prueba contraria Sera lo era, aunque sí sabía ciertas cosas clásicas. Y, no fue hasta poco después que se dio cuenta de lo que eso podría significar para alguien más y se sonrojó nuevamente, más fuerte.

Entreabrió sus labios, dispuesto a decir algo, los cerró de nuevo y dio media vuelta, quedando de espalda al zorro de plateado pelaje ¡Ashera santa! ¿Qué estaba haciendo? Levantó una mano hacia sus labios y carraspeó, intentando recuperar su calma. Porque sí, la había perdido vilmente en cuestión de segundos– Además, eso se puede sentir incluso subiendo al tejado del palacio – Aunque para subir al tejado uno debía; o saber volar, o ser un excepcional escalador, una de dos. Inspiró hondo– Si quieres, puedo enseñartelo... Pero no ahora, en otra ocasión – Volteó de nuevo, intentando calmarse– Quiero decir... Quién sabe lo que el alcohol nos puede hacer –Él al menos, no quería correr riesgos– O podíamos subir al techo de la posada ~ –Eran dos cosas diferentes: recorrer el camino de regreso hacia el palacio o subirse al techo de la posada; estaba más cerca, y de alguna forma era mucho más bajo y seguro por dos posibles borrachos.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Llave de puerta [3]
Llave de cofre [1]

Support :
Thoth
Sissi
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
3487


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Artemis el Miér Oct 04, 2017 1:08 pm

"Quiero decir, tú me gustas también"

Al escuchar aquello  el corazón del zorro se debo unos momentos, abrió sus ojos grandes y sus morenas mejillas se tiñeron de un escandaloso carmín…. su respiración se contuvo y sus largas y afelpadas colas dejaron de menearse unos momentos; había escuchado bien?, sería posible?, la mente de Artemis quedo en blanco unos momentos en los que miro fijamente a su compañero, momentos después solo se limito a soltar una animada carcajada, recuperando el inquieto balancear de sus colas.

- No juegues así con el corazón de este pobre zorro, si acabo enamorándome de ti me estaría deparando un futuro muy miserable. A tu salud mi buen amigo. -

Y bebió mas de su copa; no podía enamorarse de una garza, sentía que no debía pues ellos debían juntarse entre ellos; perpetuar su especie ahora que eran tan escasos, intentar reconstruir su estilo de vida. Se sentía harto egoísta al siquiera pensar en cortejar a una de ellas y por eso ahora se retenía, le gustaban las garzas y mucho y precisamente porque deseaba ver un mundo lleno de ellas revoloteando felices por doquier era que encerraba sus sentimientos en lo más profundo de su ser.

- Pero no, querido Sera… no me miras igual que cuando hablas de tu príncipe. Es… diferente pero muy normal…. digo, debes estar más que contento que otro de los tuyos este vivo, en cambio yo solo soy un zorro como mil otros, soy tu amigo como otros tantos. -

Soltó un pequeño suspiro, su cabeza lo entendía pero el corazón llego a dolerle un poco al admitirlo. Lo sabía, pese al hecho de ser un laguz más inclinado a favorecer a los humanos no tenía nada de especial, era solo un zorro que se encontraba bajo el resguardo de un príncipe que lo mimaba y cuidaba pero eso solo había sido suerte; cualquiera podría estar en su lugar ahora. Por un momento al pensar en ello se sintió reemplazable, favorecido por una suerte que quien sabe cuanto tiempo le llegaría a durar.

- Ohhhh, subir al tejado suena harto de bien!!!, vamos, vamos, no será exactamente volar pero podemos fingir que si lo es, además me gustan los lugares altos -

Artemis dejo la paga en la barra y tomo el plato de bollitos de pan así como el resto de su botella de aturde dragones, encaminándose hacia afuera de la posada y trepándose al techo en un par de saltos. Estaba entrenado para moverse bien incluso si estaba bajo la influencia de alguna droga así que ya sabía cómo moverse para que su cuerpo hiciese lo que el quería. Espero a su amigo en el tejado del local, bebiendo un poco mas y comiendo otro bollito de pan, admirando la nueva ciudad de Shindhu, tan animada y alegre como esperaba que fuera.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1407


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Seraphiel el Sáb Oct 14, 2017 9:07 am

¡Eso no es verdad! –Pronunció de golpe, volteando nuevamente hacia Artemis. Carraspeó un momento en bajo, totalmente en desacuerdo consigo mismo por haber levantado la voz más de lo debido. ¡Oh, por Ashera! ¿Sería que la bebida le estaba haciendo efecto ya? ¿O era más bien su pura indignación para que su amigo se considerase uno cualquiera?– Eso no es verdad, Arte, mi querido amigo –Volvió a empezar, esta vez, como debía ser. Movió un poco sus alas, solo para poder inclinarse suave hacia delante, nuevamente hacia el zorro– Yo creo que, cada ser es singular a su propia manera. Tú, el príncipe Reyson, Sissi, tu querido príncipe. Cada uno es importante en su propia existencia –Afirmó con completa seguridad.

¿Uno más del montón? Cada uno, al menos para Sera, era importante a su manera, era una existencia única, que no podía ser copiada de ninguna forma. Eso mismo era lo que hacía únicas e inconfundibles a cada ser en singular. Lo había comprobado, no importaba pertenecer a una raza, a un reino, cada persona era diferente a la otra. Si bien quería a su príncipe, si bien quizás sus sentimientos hacia él eran diferentes, eso no cambiaría que estimaba a Artemis de la misma forma. Sus ojos pero los veía de forma diferentes, eso porque ambos eran completamente distintos el uno del otro. Cerró sus ojos con calma, volvió a inclinarse hacia atrás y se sentó correctamente en la silla, delante a la barra solo para tomar otro fruto seco y llevarlo a sus labios.

Sonriendo bajó del taburete, tomó su propia botella y el platillo de frutos secos para seguir al otro hacia la salida del local y allí, solo tras observar al otro subir rápido y elegante hasta el tejado del establecimiento fue que extendió sus propias alas y en unos pocos batidos de ellas, fue levantándose en el aire como bien estaba acostumbrado. Después de todo, había nacido con aquellas alas, estaba acostumbrado y sabía como usarlas, como moverse por el cielo, dejarse llevar por las brisas suaves del viento. Cuando llegó, bajó con suavidad, apoyando antes sus pies en el techo y aún sin plegar sus alas para mantener el equilibrio, se acercó al zorro, sentándose a su lado y solo entonces las plegó contra su espalda.

Tampoco hace falta que diga que también amo las alturas ¿Cierto? –Ensanchó su sonrisa, dejó botella y platillo a un lado suyo y miró hacia el frente– Es un buen pasatiempo observarlos a todos desde aquí –Prosiguió, calmado. Entonces, se dio cuenta de que quizás, quizás debía ser sincero con el otro. Cerró sus ojos, inspiró y se dispuso a hablar– Arte... –Llamó en bajo su atención– En realidad me agradas tanto como el príncipe Reyson... Quizás admire al príncipe, es una garza fuerte y tiene un encanto propio –Rió en bajo. ¿Cómo explicarlo? Era tan terco... Tan protector... Tan amable...– Pero tú... Estar contigo es reconfortante –Balanceó un poco su cuerpo a un lado y otro, su cabello ondeó– Quiero decir. Todos mis problemas parecen meras estupideces cuando hablo contigo... Y para nosotros, que podemos percibir las emociones de los demás, es realmente reconfortante estar contigo. Al menos para mi lo es –Era relajante– ¡Oh! Eres como una suave brisa de primavera –Levantó un dedo y se giró hacia el otro, emocionado– Es taaan agradable volar en esas épocas del año ~
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
Llave de puerta [3]
Llave de cofre [1]

Support :
Thoth
Sissi
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
3487


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Artemis el Sáb Oct 14, 2017 3:04 pm

Artemis se sobresalto un poco en cuanto la garza alzo la voz, pues no lo esperaba, sus largas orejas se alzaron atentas y sus ojos celestes se abrieron totalmente. Por supuesto no pudo evitar soltar una pequeña carcajada puesto que le hiso muchísima gracia que su amigo repitiera lo mismo pero en un tono de voz más apacible, característico de él. Le decía que quería a todos sus conocidos por igual cosa que creyó a medias pero no le dio mayor importancia, sonriéndole ampliamente como siempre. Después de que subieron al tejado Artemis ya le había separado su lugar a la garza, aun admirando el hermoso paisaje que tenían delante.

- En eso estoy de acuerdo, desde aquí todo se ve tan vivo y brillante, es una buena vista -

Admirando el paisaje se sirvió un poco mas de bebida, tomando otro trago mientras escuchaba las palabras de su amigo. Sin saber como el que le dijese eso lo llenaba de felicidad, el ser comparado con la brisa de la primavera y que el rubio considerase su compañía adorable. Entonces Artemis se tomo la libertad, quizá porque ya estaba algo bebido, de frotar su cabeza contra su compañero de forma cariñosa, cosa que ya había hecho antes el día en que se conocieron.

- Tu eres como retozar a la sombra de un árbol, sobre el césped. Relajante, agradable y admito que algo adictiva tu compañía. -

Después lo miro unos segundos a los ojos, con las mejillas coloradas y sus celestes ojos entrecerrados, admirando de cerca las facciones contrarias, la perfección en aquellas finas fibras de oro que era su pelo, paz palidez de su piel que se compara con la porcelana, los grandes ojos expresivos del ave blanca.

- Si te digo que te quiero estaría siendo muy egoísta, cierto?.... -

Con una de sus manos acaricio suavemente la mejilla del rubio, casi como si temiera lastimarlo al realizar aquella acción, momentos después y al darse cuenta de lo que estaba haciendo simplemente carraspeo un poco recobrando la compostura, retornando también su atención al paisaje y a su copa, bebiendo un trago largo.

- Pero que bonita vista!!!, si señor!!!! -

Comento alegremente cambiando el tema de forma abrupta, meneando enérgicamente las colas y comiendo algunos bollitos de pan en el acto. Comenzó a canturrear para sí mismo un poco, intentando hacer parecer que no había pasado nada momentos antes.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone+ [4]
Vulnerary [1]
Elixir [1]
.
.
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1407


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] No me hago responsable, de lo que el alcohol pueda hacer [Priv. Artemis]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.