Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Entrenamiento] En plena oscuridad [Priv. Khigu]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] En plena oscuridad [Priv. Khigu]

Mensaje por Azazel el Dom Sep 03, 2017 5:08 am

¿Fecha? La desconocía enteramente, sin mencionar que había olvidado cómo funcionaba el calendario. ¿Día o noche? Había que saber adivinarlo si se vivía clausurado entre la roca. Solo de una cosa se podía estar seguro, y era que dentro de Senay no había quien descansara ese día. Guardias y prisioneros circulaban por doquier, transportando y siendo transportados en orden hacia afuera, directo a los barcos que los esperaban en el puerto. La razón no era clara para quien era un prisionero peligroso como Azazel, pues nadie encontraba motivo para explicarle lo que sucedía. Bastaba con exigirle que se moviera, y rápido, pues era uno de los últimos por el que habían venido. Y si se atrevía a resistirse, lo amenazaron con que lo llevarían inconsciente al puerto, si ese método era necesario. Le encadenaron las manos a las de otro guardia, y lo sacaron a arrastres de su guarida en las más recónditas profundidades, en la que debía trabajar hasta hartarse cada día, todos los días. A Azazel no le agradaba, pero aún así veía en ese momento una oportunidad de rebelarse, como siempre hallaba, siempre y cuando se mostrara manso y dócil para que pensaran que lo tenían bajo control. Y la simple idea de hacerle daño a los halcones lo llenaba de gozo, atraparlos entre sus fauces, imaginar que los hacía chillar. Ya había matado a uno una vez, cercenándole el cuello con sus dientes al haberlo tomado desprevenido por la espalda. Aquello lo recordaba mucho mejor que otras cosas ,y a veces juraba aún sentir el sabor de su sangre en su paladar.

Varios guardias lo sacaron de allí, y con él caminaron un buen trecho antes de detenerse y dispersarse, dejando tan solo a dos a punto de la salida al puerto. Fue entonces que el guardia que lo llevaba muñeca con muñeca se soltó y cedió el otro extremo a uno de sus compañeros, alegando que ya volvería, pues debía ocuparse de un asunto importante. Y así se marchó, dejando al otro con el metal entre las manos, y a Azazel detrás suyo. Ambos se miraron brevemente, y con gran desprecio. El guardia estuvo a punto de advertirle que no intentara nada, ya que estaba preparado para reducirlo en ese mismo instante, pero no alcanzó a ver cómo con una gran fuerza, el dragón tiraba de la cadena y lo atraía hacia él, tan súbitamente que no se pudo defender del cabezaso y rodillazo que le dio en el estómago, dejándolo herido. Y viéndose sin nadie que lo sujetara y con tan solo segundos de ventaja, Azazel corrió en dirección contraria para ocultarse en el corazón de la ciudad. Ni siquiera tenía un plan, ni siquiera intentaba huir porque sabía que no podía. Su condena en Senay no podía caer más baja de lo que ya estaba, por lo que ya nada le importaba. Falto de fe y esperanza, su única diversión era ser un obstáculo en la estúpida reformación que quería implantarle en aquel lugar, lavándole el cerebro, queriendo hacerlo dócil. No había dejado de resistirse desde el primer día de su cautiverio, y tenía toda una vida delante para hacérsela imposible a ellos.

Se ocultó por detrás de unas casas, en un callejón oscuro, maloliente y muy profundo, donde nadie podría verlo a menos que se internara en el fondo. Una vez allí se sentó en la tierra e intentó morder sus grilletes, pero estos eran demasiado duros, incluso para una dentadura como la suya que por muchos golpes que le dieran, jamás se había caído. Gruñó molesto al sentir sus manos tan juntas e incapaz de moverlas, azotándo el metal contra unas rocas que allí había, haciendo ruido como si alguien estuviera martillando. Luego, ansioso aún por ser encontrado, Azazel se echó de estómago a la tierra, sintiéndose más cómodo así que sentado. Pensaba en lo que haría si lo hallaban, o mejor dicho, en lo que le harían a él. Lo golpearían, de eso estaba seguro, y probablemente lo amordazarían por completo, para que así en el barco no pudiera ni siquiera salir a la borda tal cargamento. Rió por lo bajo, y cerró los ojos, atento a escuchar si es que alguien venía a por él.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Manakete

Cargo :
Prisionero (Nefasto)

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [2]
Dragonstone [3]
Vulnerary [4]
.
.
.

Support :
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1308


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] En plena oscuridad [Priv. Khigu]

Mensaje por Khigu el Dom Oct 01, 2017 9:33 pm

Era de noche, pero no demasiado tarde. Todavía había gente pululando de aquí para allá, cargando cosas. Recientemente la ciudad se veía así. No se acostumbraba aún a tanto barullo, proviniendo de las planicies. Pero sí que le hacía recordar a cada vez que su tribu se mudaba de lugar... sólo que en Senay el ambiente se notaba menos "tranquilo".

- Mierda. Qué aburrimiento... espero largarme pronto de acá. -murmuró para sí misma.

Su única diversión esos últimos días había sido beber y emborracharse, gastándose siempre en el mismo día lo que ganaba en las peleas de pulso callejeras, cada vez. Y seguía sin su hacha, sin casi ninguna de sus pertenencias que se habían perdido en el mar; salvo su preciado cuerno y un cuchillo tribal que no le servía para luchar, era uno peletero, pero que se negaba a deshacerse de él pues era un artículo que había tomado "prestado" a cierto rubio de Sacae, y supuso que tendría que devolvérselo algún día.

Diablos, si le dio las indicaciones correctas a Naruga, ¿cómo carajos era que ella había acabado desviada del mismo camino? Siempre tuvo mala suerte orientándose fuera de Elibe, sabía que en los otros continentes la naturaleza no funcionaba de la misma manera a aquella en la que se había acostumbrado. Y por alguna razón, tampoco le ocurrían cosas buenas en los barcos que había tomado. Todo era muy distinto en comparación a años atrás con... esa persona tan especial.

Se adentró en los callejones, buscando algún rincón donde pasar la noche sin que le molestaran, cuando de pronto, escuchó el sonido de un metal golpeando. ¿Alguien estaba con un arma? La expresión corporal de Khigu cambió a una de interés repentino, eso serían buenas noticias, pues sería algo bastante raro en aquella ciudad tan pacífica. ¡Tenía muchas ganas de luchar con alguien, pero de verdad! No lo podía evitar... hubiera preferido quedarse en aquella primera isla en la que había naufragado, antes de llegar, al menos allí había podido entrenar sus puños contra los criminales, sin mucho "problema"... al principio, antes de que llegaran los halcones. Estaba bien, los respetaba como laguz, y tenía que acatar sus órdenes... pero empezaba a estar harta.

Así que se acercó, pero no vio lo que esperaba. Sólo era un hombre, que parecía más bien un vagabundo tirado en el suelo. Aunque aún estaba demasiado oscuro para ver cualquier otro rasgo en él, y todavía no alcanzaba a encontrar aquello con lo que había hecho ruido.

- Heh. ¿Qué haces aquí? -preguntó sintiéndose por un momento, superior, ya que se había emocionado por nada. - ¡Enséñame qué es lo que tienes ahí! -exclamó un tanto molesta, antes de girarse a mirar por unos momentos hacia atrás. Ahí no les veía nadie, era un sitio bastante escondido. Así que ahora que lo pensaba, quizás podría...
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Warrior

Cargo :
Cazadora

Inventario :
Crossbow [4]
Vulnerary [1]
Tónico de def [1]
Hacha de acero [3]
.
.

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
669


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] En plena oscuridad [Priv. Khigu]

Mensaje por Azazel el Lun Oct 09, 2017 7:32 pm

Percibió que entonces alguien venía, porque, estando acostado sobre la tierra, podía sentirlo al mismo tiempo que escucharlo. Definitivamente algo o alguien venía en su dirección, por lo que esperó expectante, poniendo sus manos por delante de la cabeza, y apoyando su barbilla en estas. Sonreía imaginando que sería un halcón, uno que no habría querido volar mientras lo perseguía, aunque por si de causalidad resultaba ser otro ciudadano, no se contendría. Fue quien fuera, se arrepentiría de encontrarlo en ese callejón. Pero jamás se esperó que esta persona fuera una mujer, como aquella que acabó sorprendiéndolo. Había visto prisioneras, aunque no muchas donde él se encontraba. Esta, en cambio, no parecía tener la apariencia de quien trabajaba en las minas, no solo porque no estuviera sucia de carbón y tierra hasta los cabellos -que eran blancos, tan níveos que llegaban a ser chocantes-, sino también por su vestimenta. No era algo que se vistiera en Senay, y mucho menos la clase de mudas que daban a los prisioneros.

Se quedó mirando su rostro un segundo, cautivado por aquellos ojos carmines, para luego bajar la vista por su busto, su vientre, y después sus piernas, todo con una cuidadosa lentitud, mientras sonreía. Escuchó que le preguntaba cosas, pero prefirió ignorarla, sobre todo porque la primera pregunta no tenía contestación, y la segunda era demasiado obvia que ni se molestó. Siguió sonriendo, siendo su depravación demasiado transparente, hasta que por fin se dignó a hablar.

 - Ooooye... Mírate... -dijo sonriente, aún con el estómago pegado a la tierra.- qué caderas... ¿Y vas siempre vestida así? Uhuhuhuhuhu... -se encorvó para levantarse y quedar sentado, con las piernas estiradas hacia delante. Estaba encorvado, y ladeaba la cabeza hacia la derecha, viéndola desde ese ángulo.- ¿Llevas algo debajo, o debo imaginarme que te llega la brisa? Huhuehehe.. No importa. No importa... -negó con la cabeza.- te ves muy bien. No se ven mujeres como tú por Senay... -sus halagos eran todo menos amables, pero sin duda lo que decía era cierto.

Sin embargo, aún le miraba con el ceño apretado. Podía tener un buen cuerpo, podría querer verla de más cerca, pero sin duda había algo en ella que le molestaba. Era su vestimenta en general, sus rasgos. Debía ser una especie de incivilizada, de la que usualmente se alejaría apenas ver. Pero en su estado y condición, no podía pedir mucho, por lo que tenía que resignarse a deleitar su vista con lo que parecía una actriz de circo. Quizás, para no provocarla demasiado, respondería a una de sus inquietudes, para que no lo creyera un simple vagabundo que rehuía de la luz. Le ofreció las manos, para que pudiera ver las cadenas, mientras él no dejaba de fijarse en el bajo vientre y pecho de la extraña.

 - No soy más que un prisionero, descansando antes de emprender su viaje. - ladeó la cabeza para el otro lado, de forma sumisa.- ... Ya subiré a mi barco cuando me divierta un poco por aquí... -se relamió los labios y la miró a los ojos.- ¿No te irás pronto, verdad?


Última edición por Azazel el Lun Mar 26, 2018 10:50 pm, editado 1 vez
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Manakete

Cargo :
Prisionero (Nefasto)

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [2]
Dragonstone [3]
Vulnerary [4]
.
.
.

Support :
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1308


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] En plena oscuridad [Priv. Khigu]

Mensaje por Khigu el Jue Oct 12, 2017 8:51 pm

Ella se molestó bastante al notar cómo la miraba aquel tipo. Le estaba echando aquella mirada, la típica que no aportaba nada bueno, la que juzgaba su aspecto; el cual ya sabía que no era agradable para todo el mundo. Y no solamente eso, si no que la estaba ignorando. ¡Cómo ODIABA que la ignoraran y se quedaran callados!

- Grrrrrrrrrr.... -gruñó- ¡He dicho que...! -pero antes de continuar gritándole cualquier cosa, escuchó sus primeras palabras. Sin duda aquel tipo debía estar más ebrio que muchos, no sólo por el timbre de su voz sino por las idioteces que decía.

- ¿HAH? ¿QUIERES QUE TE PARTA EL PESCUEZO, IMBÉCIL? -acaso era de la clase de hombre que se burlaba de ella a base de falsos halagos? No estaba acostumbrada a los piropos, pero tampoco sería la única persona que se encontraba que lo hacía sólo para reírse de ella. Usualmente, era más creíble lo último- Largo de aquí antes de que... -Sin embargo, él continuó hablando, y fue ahí cuando no se esperó escuchar esos últimos comentarios.

- Qu-... ¡¡JAJAJAJAJAJAJAJA!! -sin poder evitarlo, carcajeó sonoramente. Tenía que reconocer que aquello había sido muy bueno, nunca había escuchado algo que ella misma diría de parte de otra persona. Sin duda, al menos el hombre se veía divertido, así que no le importaría compartir un par de golpes amistosos con él. - Está bien, esa no me la esperaba.

Entonces, fue que le enseñó los grilletes. - Oh. - Así que era eso con lo que hacía el ruido metálico, era un prisionero. ¿Pero qué hacía en Mermel? ¿Habría escapado acaso? ... Qué interesante.
La afirmación no tardó en llegar, junto a unas palabras que a ella le encantó oír.

- ¡Por supuesto! Yo te ayudaré a divertirte, ¿qué te parece? -se crujió los nudillos. Quería jugar, y él era perfecto.

Aún si ese hombre tenía segundas intenciones, a las cuales no se negaría, puesto que lo que lograba ver en aquella oscuridad era que el desconocido era atractivo a pesar de sus pintas. Pero primero tendría que pelear con ella. Así que, impaciente por ello, lo agarró del brazo, de una manera posesiva y dominante. - ¡Quieto! Primero voy a destrozar esto y quitarlo del medio, si te parece~

Por muy salvaje que la albina fuera, le gustaba luchar de una manera mas o menos "justa" sólo con quienes le caían bien; así que lo menos que podría hacer era arrancar ese metal de sus muñecas para que fuera más cómodo para ambos.
Así que, apuradamente, comenzó a apretarlo con ambas manos y todas sus fuerzas, también agarrándolo con su boca, o ayudándose con su pie. Hasta que la cadena cedió y consiguió partir la unión por en medio. Los grilletes seguirían esposados a sus manos pero ahora él podía separar y mover sus brazos libremente.

- Este hierro no ha sido nada para mí, -esbozó una sonrisa. Si era un prisionero, eso significaba que era medianamente peligroso, o al menos fuerte... ¿Cierto? Por lo cual, sería un reto. - ¡¡pero ahora es momento de que me muestres lo que tú me puedes ofrecer!! -Repentinamente, lo empujó hacia atrás.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Warrior

Cargo :
Cazadora

Inventario :
Crossbow [4]
Vulnerary [1]
Tónico de def [1]
Hacha de acero [3]
.
.

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
669


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] En plena oscuridad [Priv. Khigu]

Mensaje por Azazel el Vie Oct 27, 2017 1:47 pm

Le daba curiosidad saber qué tan duros eran en verdad esos músculos, y tan solo tenía una buena manera de descubrirlo, acercándose. En realidad no esperaba hacerlo sin recibir una patada antes, porque podía adivinar a esa mujer torpe y bruta,  capaz de hacer cualquier cosa mientras le supiera divertido. Además, sus reacciones a sus palabras no eran para nada agradables, y le daban todo menos seguridad de que su estrategia estuviera funcionando. Ni siquiera cuando decía la verdad, de que no podía dejar de mirarle.

Apretó los dientes al oír su risa. Llegaba a la conclusión, entonces, de que a ella simplemente no le gustaba su apariencia, cosa que no tenía arreglo. Debió respirar hondamente para no contestar más que con sus gestos faciales, sin saber qué podía suceder a partir de entonces.- Lo que tú quieras... -susurró con una sonrisa forzada. Le tembló un párpado al oír el crujir de nudillos, enrabiado al imaginar lo que se atrevería  a hacer con sus puños. Sin embargo, lo que hizo fue arrastrarlo hacia ella, gesto al que no se negó, siendo acercado dócilmente.- ¿Sí? -le sorprendería si en verdad lograba cortar la cadena de sus grilletes, aunque no podía decir que él lo hubiera podido hacer mejor. De todas formas le tomó su tiempo, y Azazel se conformó con aguantar todo lo que intentaba. Ella no sabía lo que hacía, definitivamente no. El manakete no había imaginado posible que la peliblanca fuera a auxiliarlo de esa forma, pero si lo conseguía estaría igual de feliz.

Y finamente cedieron, cosa que alarmó al dragón, el cual miró el resultado sin esconder su sorpresa.- ¡...Qué fuerza! .-le exclamó, elogiándola aún más que antes. Pudiendo mover sus manos libremente, sabía que haría su captura un hastío para los halcones. Quizás conseguiría matar a uno más, o quizás a dos. Y los demás lamentarían sus pérdidas, un espectáculo que podía imaginar y esperar con ansias. Azazel estiró sus brazos, elongando brevemente, para luego detenerse súbitamente, tomado desprevenido por los gritos de la mujer, y además, por lo repentino de su empuje, el cual tenía la intención de llevarlo contra sus espaldas.

- ¡AGH! -exclamó, aunque alcanzando a reaccionar lo suficientemente rápido como para agarrarse del brazo de la extraña, tirándola junto con él al suelo.- ¡AHH! -gritó después, al sentir el impacto de la tierra contra sus cicatrices, cosa que le erizó todos los pelos del cuerpo, enviando una corriente eléctrica por toda su espina. Al menos se había llevado a la mujer con él, pero giró en el último momento para no ser rematado por su peso. Entonces su paciencia se había acabado definitivamente tan solo con eso. Si hasta ahora había creído que él era inofensivo, destruiría sus expectativas. Por eso, cuando ambos cayeron juntos, aunque lejos el uno del otro lo primero que hizo Azazel fue erguir su torso, buscar a la mujer y su piel, y así abrir la boca, para dirigir sus colmillos a su cadera, lo primero que halló, aferrándose además a su espalda con sus garras. Enterró sus dientes lo más profundo que pudo, pero no se conformó con eso, sino que además los arrastró hacia atrás, haciendo la herida aún más profunda. Su boca se tiñó de rojo carmín, sangre que Azazel saboreó gustoso mientras la soltaba. Lo hacía porque sabía que mordiéndola allí no la mataría, porque para eso necesitaría cortar su cuello. Pero sabía que entonces había perdido el elemento sorpresa, que seguramente no podría alcanzarle a menos que encontrara un punto débil, y por lo mismo se alejó tan pronto pudo, aunque torpemente, y no muy veloz. No podía impulsarse demasiado bien para correr, y mucho menos levantarse, por lo que temía saber que podía ser alcanzado.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Manakete

Cargo :
Prisionero (Nefasto)

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [2]
Dragonstone [3]
Vulnerary [4]
.
.
.

Support :
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1308


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] En plena oscuridad [Priv. Khigu]

Mensaje por Khigu el Vie Dic 29, 2017 3:06 pm

- Heh. -la sonrisa atrevida de la albina no cesaba, tanto de haberle demostrado su fuerza al romper aquellas cadenas como de verlo tirado en el suelo. Un prisionero peligroso a sus pies, completamente dominado por ella. Pero quería más, quería que se levantara, ¡que peleara con ella! Hacía mucho que no se divertía de aquella manera, tenía que aprovechar.

Y así fue, el extraño hombre no tardó nada más que segundos en reaccionar a su empuje, puesto que la había tomado del brazo, haciendo que cayera de cara contra el piso. No se esperaba que aquel tipo fuese tan rápido.

- Ha... ¡hahaha...! haha... Ugh. -se limpió la cara de tierra con una mano, no había dolido mucho pero sí que le había molestado en aquellas cicatrices que tenía desde hace meses en su rostro, provocando que ella recordara el cómo las había "obtenido", al ver las piedras del suelo.

Mas un escalofrio recorrió su cuerpo, ciertamente había pasado mucho tiempo desde que no tenía una buena pelea con alguien, ¡no desde que había salido de Elibe!

Pero entonces, notó como el otro la agarró de las caderas, clavando sus dientes en la piel de ella. - Grrrrrrrr uug- ghhFFF.... KUH, ARGHHH!!!!!!!!! -exclamó un grito de dolor más alto de lo que hubiese querido. ¡Esa mordida se había sentido como las fauces de una bestia que intentaba arrancarla en pedazos! Sin tardar mucho más, la sangre comenzó a derramarse a borbotones.

- PE... ¡¿PERO QUÉ MIERDA!? ¡UAGH! -¿Cómo era posible que un ser humano tuviera tanta fuerza en su boca? Le había causado una herida muy profunda y dolorosa, pero no vital. Aunque sí que era una muy abierta, que peligraba su rápida perdida de sangre.

Sabiendo esto, se apresuró arrastrándose detrás de él, quien intentaba huir, y le agarró del pie como si fuera una presa que se había metido en una trampa. Arrastró el cuerpo de él hacia ella, intentando provocar que se golpeara contra el suelo de cara.

- NO HUYAS, PEQUEÑA MIERDA. -Se acercó de rodillas a el y lo giró, lanzando entonces un puñetazo al ojo del hombre, sin dudarlo.

Había recibido heridas peores, era cierto. Pero esa había dolido mucho, dolía por cómo había retorcido él sus duras fauces en la piel de sus caderas, el punto de apoyo de la zona superior del cuerpo.

Sin esperar una respuesta, volvió a golpear la misma zona de la cara con sus nudillos, a la vez que entre sus piernas y otra mano intentaban retenerlo para que no escapase.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Warrior

Cargo :
Cazadora

Inventario :
Crossbow [4]
Vulnerary [1]
Tónico de def [1]
Hacha de acero [3]
.
.

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
669


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] En plena oscuridad [Priv. Khigu]

Mensaje por Azazel el Dom Ene 21, 2018 4:12 pm

Sintió que atrapaba su pie, arruinando su única oportunidad de escapar. Ni siquiera alcanzó a gritar un insulto antes que sucediera, apenas mirando hacia atrás cuando ella le habló. Creía que podría escapar y abandonarla a su suerte, pero parecía que el dolor de la mordida no era capaz de detenerla, incluso siendo tan profunda. Azazel cayó al suelo, chocando su rostro con la tierra y levantando una nube de polvo a su alrededor. Su piel era demasiado resistente, pues otro hubiera sufrido el golpe de las piedras del suelo contra su cara con aún más fuerza. Tuvo que cerrar los ojos, un gesto instintivo que pronto negó, abriéndolos a la fuerza una vez la extraña lo giró boca arriba como si fuera un muñeco de trapo. La rabia encendía su valor, y bien podía tragarse cualquier golpe sin jamás dejar de mirar las pupilas ajenas, reventado de adrenalina. La mujer no dudó, y dio entonces el primer puñetazo.

- ¡RRRGHH! -rugió entre dientes, sintiendo como chocaba su cabeza hacia atrás por la fuerza del impacto.

Apenas la volvió a enderezar sintió otro puñetazo aún más fuerte que el anterior, aunque para él no era nada. Así no podría quebrarle la cara, por mucho que lo intentara. Aún con los ojos abiertos, Azazel rugió aún más fuerte y de pura rabia, con la boca abierta y mostrando sus dientes, arrastrando la voz en un siseo sobrenatural con la pura intención de hacerle saber que no se había rendido. Sus pupilas se habían afilado igual que las de un reptil, aunque era difícil ver sus ojos en esa oscuridad. Azazel respondió contra la albina agitándose con todo su cuerpo y usando todas sus fuerzas en sus extremidades, pataleando como podía, incluso si ella lo estaba reteniendo con sus propias piernas. Con sus manos enloqueció, e intentó usar sus uñas, largas, negras y afiladas, para rasguñar todo lo que pudiera alcanzar, apuntando sobre todo al pecho de la mujer y a su torso desnudo. Sus energías eran incansables, y aunque no le era suficiente la fuerza para sacársela de encima, seguía resistiéndose, retorciéndose, levantando polvo y haciendo un completo escándalo, aunque sin gritar ni una sola vez ni de miedo ni de dolor. No estaba asustado, e incluso si intentaba golpear una vez más su cara, se rebelaría y pondría sus dientes delante de su puño, para ver si es que así podía rasgarle los nudillos. Estaba seguro que nada en el mundo podría quebrarle los colmillos, pues sabía que habían conservado la rigidez de su forma dragón. Y entonces no podía negar lo satisfactorio que podría ser sorprenderla de esa forma, verla sufrir de dolor de cualquier manera posible.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Manakete

Cargo :
Prisionero (Nefasto)

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [2]
Dragonstone [3]
Vulnerary [4]
.
.
.

Support :
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1308


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] En plena oscuridad [Priv. Khigu]

Mensaje por Khigu el Mar Mar 27, 2018 9:48 pm

Era extraño, de haberle pegado un par de puñetazos, sus nudillos se resintieron, levemente. Aunque sólo era una ligera sensación, no había pasado eso nunca. O al menos no cuando chocaba con una supuesta piel humana normal y corriente.

Al escuchar el rugido del preso, su cuerpo se estremeció. - Hey... ¡hey hey hey...! ¿Cómo te llamas? -sonrió de satisfacción, sin duda no era como los otros presos de la primera isla que, aunque brutos, sus peleas no habían sido tan interesantes.- Me chiflan los hombres... no, -corrigió- ¡las bestias como tú! -exclamó, antes de no poder seguir reteniendolo más.

- ¡¡¡Ach!!! -quejó de dolor. No era la primera vez que recibía arañazos en aquel lugar de su cuerpo, pero las zarpas de aquel tipo raro rasgaron además gran parte de la prenda que le tapaba el pecho, ahora dejando entrever más la curvatura de estos, aunque sin desprenderse aún de aquella "ropa".

Había conseguido apartarla con su alboroto, pero ella no tardó en volver a por él. Levantó el pie y empezó a darle patadas en el estómago y en sus brazos, o donde alcanzara, para después detenerse en forma de pisarle la cara.- ¡¡QUIETO!!

Sabía que así dejaba su pierna a la merced de las garras ajenas, pero Khigu nunca atendía a la razón. Ella sólo tenía la violencia y la excitación en sus venas, pensando en una forma de torturarle, de extender la diversión lo más posible.- Me pregunto... ¿qué tan peligroso puedes llegar a ser? -dijo mientras se mordía los labios, con ganas de devolverle aquel gesto y clavarle los dientes en su cuello.

Por ello, se agachó a tomarlo de la cara, para tirarle de las orejas concretamente. Pero fue entonces que las agarró, que notó la forma extremadamente alargada que tenían y que no había podido distinguir en la oscuridad, soltándolas de golpe y haciéndose para atrás. - Eh... ¿¡Eh!?

Si de algo no era una ignorante, era que un "humano normal y corriente" no tenía aquella cualidad, por lo que sólo significaba una cosa...
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Warrior

Cargo :
Cazadora

Inventario :
Crossbow [4]
Vulnerary [1]
Tónico de def [1]
Hacha de acero [3]
.
.

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
669


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] En plena oscuridad [Priv. Khigu]

Mensaje por Azazel el Vie Abr 06, 2018 8:58 pm

Entonces el dragón hacia oídos sordos  a las preguntas de su atacante. Ya no se tomaba aquello como un juego, y tan pronto pudiera o acabaría con la vida ajena o se escaparía de allí a esperar una presa más fácil, todo con tal de salvar su vida.  El manakete no tenía un espíritu demasiado competitivo, nunca en su vida, o lo que recordaba de ella, y por eso siempre acababa en situaciones en las que debía caer sumido, para después no tener otro objetivo que rebelarse. En ese caso daba todo de sí para no ser la víctima de esa mujer, la cual parecía estar divirtiéndose en el lugar en el que él quería estar. Se lo había robado y se había puesto por encima de él.

Creyó haberla alejado de sí al lograr hacerle daño con sus garras, y pronto intentó emprender carrera una vez más, pero siendo detenido violentamente por la bota de su enemiga. Le aplastó las tripas hasta el fondo, y no solo una, sino varias veces seguidas, ante lo cual se derrumbó.

 - ¡AAAAAHHHHHH! -gritó sonoramente, doblándose hacia un lado mientras se abrazaba el abdomen con los brazos, que por suerte lograban bloquear el resto de sus patadas No solo le había dado en su punto más blando, sino que también le había plantado las cicatrices contra el suelo. Le había dolido de verdad, tanto que ni siquiera pensaba ya en ganar la pelea. Su grito fue detenido solo por que la suela del zapato ajeno se plantó en su cara, dejándolo inmóvil por completo. Mirándola por el rabillo del ojo, con la mejilla derecha pegada a la tierra, el dragón de tierra comenzó a rugir débilmente mientras aguantaba aún el dolor de su estómago. Le hizo caso, se quedó quieto, pero mostraba sus colmillos iracundo, a punto de lanzarse hacia delante y arrancarle uno de sus dedos. Solo se había detenido porque, después de todo, no le gustaba sentir dolor. Todavía no decía palabra alguna, ciego de rabia, y sin responder siquiera cuando la sintió acercarse y sostener su oreja. Estaba preparado, pues si volvía a sentir dolor por su culpa, la atacaría, le rebanaría el cuello con las garras ahora que estaba cerca, y por fin la mataría. Pero no pasó nada. El dolor no existió, y entonces parecía que lo soltaba. Azazel se quedó en la misma posición varios segundos, con la vista perdida, hasta que por fin pudo comprender que lo había dejado libre. Y habiéndose dado cuenta, dio un salto y se apoyó contra la pared de una de las casas que conformaban ese callejón, sin intentar salir, pero mirándola directamente a los ojos.

 - ¡Nrrhhhhhgg! -rugió sin abrir la boca, aún resistiéndose a formular palabra. Fue después que, lentamente, se derrumbó cayendo sentado al suelo, rehuyendo con sus gestos corporales de la mujer, aunque nunca dejando de mirarla. Era capaz de quedarse rugiendo en ese lugar por horas sin responder, esperando a que se acercara o se marchara. Seguramente intentaría golpearlo de nuevo, pero si así sucedía, y gritaba lo suficientemente fuerte, los guardias vendrían y los separarían.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Manakete

Cargo :
Prisionero (Nefasto)

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [2]
Dragonstone [3]
Vulnerary [4]
.
.
.

Support :
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1308


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] En plena oscuridad [Priv. Khigu]

Mensaje por Khigu el Dom Abr 15, 2018 11:43 pm

Entrecerró los párpados, quizás ahora entre que le había tocado y que sus ojos se habían acostumbrado a la oscuridad, logró comprobar que efectivamente sus orejas eran sobrenaturalmente largas.

- W.. wow... -¡Ahora lo comprendía! No habían muchos de aquellas personas más fuertes que ella que tuvieran esa sensación "inhumana". Recordó que Naruga también le había doblegado, y que también tenía ese aura misterioso desde el principio, tal como el moreno en este caso. Pero Naruga era mitad laguz, el hombre misterioso... no estaba tan segura de ello. Y, aunque no el primer laguz puro que veía, que conocía... ¡Sin duda era el primero contra el que luchaba!
Sintió un escalofrío recorrer su cuerpo, no de miedo, pero sí de excitación y admiración por tales seres, siendo incluso más fuertes que los humanos. Y sea la raza que fuera, ¡era resistente!
Tal vez ahora lo vería de forma diferente, no lo mataría, no lo odiaba, pero tampoco por simple molestia; ella los respetaba porque sabía que no eran muy bien vistos... tal como ella, sufrían discriminación a pesar de su fuerza demostrable.

Aunque ahora se preguntaba... ¿por qué los halcones tenían a otro laguz como prisionero? Aquello sí que era bastante extraño... Pero antes de siquiera pensar en pedirle sus motivos, vio como este se alejaba, apoyándose de las paredes, casi tan malherido como ella, quien propiamente no paraba de sangrar por la mordida desgarrada en su cadera.

- Qué... ¿qué haces? ¡Ataca! Ughhh... -quejó de dolor al intentar moverse hacia él, queriendo agarrarlo de su camiseta, pero sin poder levantarse a dos piernas aún. -  ¡Vamos, imbécil! Me lo estaba pasando bien contigo hasta ahora... ¡¡No es divertido si no peleas de vuelta!!

Tanto que había sido él el que le había invitado precisamente a ello, de divertirse juntos, de no irse pronto... ¡Bah!

- Ade... además, te aseguro que tienes suerte de que no traiga mi arma encima... ¡Jé! -Aunque esta vez sin malicia, buscó provocarlo como pudo. Pero le estaba costando hablar y moverse hacia él siquiera, ¡estaba tan cerca y lo sentía tan lejos!
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Warrior

Cargo :
Cazadora

Inventario :
Crossbow [4]
Vulnerary [1]
Tónico de def [1]
Hacha de acero [3]
.
.

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
669


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] En plena oscuridad [Priv. Khigu]

Mensaje por Azazel el Mar Abr 17, 2018 11:30 am

¿Pero pedir ayuda a los halcones, en verdad podía caer tan bajo? Lo pensaba y lo pensaba, y cada vez se resistía más a la idea. Solo se preocuparía de huir, ya que de todas formas lo encontrarían sin que él los llamara. El tiempo corría, y lo único que había hecho había sido atacar a quien lo había liberado. Ni siquiera había avanzado de ese callejón estando encerrado por aquella. Pero Azazel miró bien, y no tardó en darse cuenta de que su mordida en verdad había debilitado a tal mujer al punto de que, quizás, ya no era un peligro para él siempre y cuando no se acercara. Hablaba y hablaba sin parar, ¿Acaso así aguantaba el dolor? Al pasar unos segundos, el manakete se soltó de la piedra del muro y se quedó mirándola, poniéndose de cuclillas. Todavía sudaba de temor por su vida, pero sonrió al notar la frustración que causaba en ella al no contraatacar. Conocía a su tipo... muchos prisioneros eran así. Los odiaba de sobra.

 - He...hehehehe... -rió entre dientes.- ...Creo que hasta ahora nadie había querido matarme en serio. ¡Ja..jajaja...! -rió, mostrando todos sus afilados dientes, sus músculos tensos.- ¿Te gusta hablar, huh? Supongo que eres una asesina... Yo te habría matado si hubiera atrapado ese bonito cuello... -murmuró, sintiendo la boca amarga al halagarla en ese momento. Agitó la cabeza y continuó. ¿Ese cuerno... es humano? Hehe...-respiraba agitado, y sus palabras eran entrecortadas. Apoyó ambas manos en la tierra, listo para saltar lejos si es que ella intentaba atraparlo. Sus ojos también se habían acostumbrado a la oscuridad, y tenía ambas orejas apuntadas hacia ella, oyendo cada uno de sus movimientos. Notaba entonces su cabello blanco, y sin duda no era algo que veía comúnmente. Viéndolo, le hacía pensar que ella tenía la sangre débil, aunque aquello solo era su instinto indicándole que esos rasgos no eran normales.

Azazel estaba seguro de que ya no quería continuar luchando contra ella. O era una muerte rápida o uno de ellos huía, no había otra forma, y ambas posibilidades habían fallado. Al dragón solo le quedaba recogerse y esperar a no ser atacado de nuevo, pero no quería la empatía de la extraña, no lo soportaría. Comenzó entonces a rodearla, poniéndose de pie, de lo que se arrepintió inmediatamente pues tuvo que sostener su estómago con una mano por el dolor que aún lo atacaba.- Nghh... -gimió al sentir su propio tacto. Sentía como si una piedra lo hubiera atravesado de lado a lado, y no quería más que recostarse en el suelo y sufrir ese dolor en silencio. Ni siquiera eso le permitiría, ¿No era cierto? Una pequeña lágrima se le escapó del ojo, los que se le humedecieron al notar cuánto le ardía entonces la espalda. Volvió a sentarse lentamente, y se recostó de lado a una buena distancia de ella, enterrando su cara en la tierra mientras sentía el dolor incrementarse cada segundo. Quizás ella tenía una mordida, y suya, además, pero al menos era fuerte. Azazel era todo el opuesto, demasiado frágil aunque no lo admitiera ni demostrara. Su dolor era demasiado obvio.

 - H..Hhhghheheh.. los halcones vendrán... -"y me golpearan de nuevo", olvidó decir. Aunque no lo ejecutaran, sus crímines siempre eran castigados con violencia, reprimida por supuesto, pero no menos dañína. Quizá hubiera preferido que aquella loca lo hubiera dejado inconsciente. El manakete acabó mordiendo su propio brazo de la angustia, mientras con sus ojos abiertos no dejaba de mirar a la mujer.
Afiliación :
- SENAY -

Clase :
Manakete

Cargo :
Prisionero (Nefasto)

Autoridad :
-

Inventario :
Dragonstone [2]
Dragonstone [3]
Vulnerary [4]
.
.
.

Support :
Thoth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1308


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] En plena oscuridad [Priv. Khigu]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.