Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Campaña de liberación] "50 de oro a que no besas un emergido!" [Privado Odin]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Campaña de liberación] "50 de oro a que no besas un emergido!" [Privado Odin]

Mensaje por Invitado el Vie Sep 01, 2017 3:28 am

La discusión había comenzado en el almuerzo en el castillo, mientras los dos guardaespaldas del príncipe varón más joven del castillo estaban comiendo salió a discusión un tema bastante peculiar a los que algunos guardias que le acompañaban en la mesa rieron mientras que otros asqueados se retiraron y criticaron “¿Te tirarías un emergido?”. Los que tenían experiencia peleando con estas criaturas habían visto que había tanto hombres como mujeres y que muchos de ellos no presentaban carne podrida ni piel curtida y escamosa, si no que la gran mayoría parecían personas comunes y corrientes, quizás un poco pálidas aunque con unos ojos rojos brillantes que podían helar la sangre de cualquiera. Niles había puesto como excusa que de espaldas los ojos brillantes no serían problema, de hecho una ventaja para poder encontrar tu ropa en la oscuridad una vez terminado para poder huir antes que llegasen sus compañeros. Otro guardia había asegurado que había visto a una mujer hermosa entre las filas de emergidos, una clérigo que por un ataque había perdido parte de su ropa y había llegado a ver un cuerpo hermoso y aseguraba que la criatura no le había incomodado ni molestado su semi desnudez en el campo de batalla y que él no tendría problemas de hacerle “cambiar de bando” con una buena noche de amor. Era todo risas hasta que el arquero se puso más serio y comenzó a presionar por respuestas relaes, si realmente alguno de los presentes se atrevería a tirarse a un emergido y ahí surgió la realidad, nadie se animaba a hacerlo. Declarando que él si lo haría fue cuando el pelirrubio mago oscuro plantó sobre la mesa la apuesta “50 de oro a que no besas a uno!” y el peliblanco bajó su jarra de vino golpeando la misma “Acepto!”

Y así como esa misma tarde tras haberse encargado de todos los asuntos que su trabajo exigía ambos salieron lo antes posible hacia las afueras del castillo y la ciudad amurallada. Un país liberado era un país en paz pero no completamente ajeno a tener aún emergidos, sin embargo eran difíciles de encontrar y cuanto más cerca de la ciudad estuviesen menos posibilidades tenían de encontrarlos. Así que debieron de apartarse bastante, el arquero se había encargado de llevar algunos refrigerios, una botella de vino, una organza de pan de trigo y queso, quizás tendría que enjuagarse la boca después de lo que se había dispuesto a hacer.

Anduvieron por más de dos horas antes de sentir que estaban suficientemente lejos de la civilización como para poder encontrarse con algo, sin embargo no había nada a la vista - Tsk... estas malditas mierdas aparecen hasta debajo de las piedras cuando uno no las busca pero cuando uno quiere encontrar aunque sea uno parecen que huyen como cobardes. De haberlo sabido solo nos poníamos a buscarlos y dejabamos Nohr limpio mucho antes. - le comentó a su compañero mientras avanzaba por el camino poco transitado. Sus dedos se entrelazaban detrás de su cabeza y levemente arquedo hacia atrás y con sus codos al aire caminaba con tranquilidad. Vestía con comodidad, la conocida capa azul que casi todos los arqueros del castillo real llevaban y debajo pantalones ajustados que le permitían buena movilidad y una prenda al cuerpo con un pronunciado escote que dejaba a la vista parte de sus pectorales. Las altas botas pasaban sus rodillas y le protegían de los arbustos altos y de las ramas cuando debía de trepar árboles para buscar locaciones óptimas para acampar y disparar aunque ahora no servían más que para lucir bien a su gusto. Su mirada de único ojo azul escudriñaba el camino en busca de cualquier señal de emergidos - Dijeron en la taberna que por esta zona hubo un ataque ayer en la noche, no debieron haber ido muy lejos. Espero que tengas ese oro a mano por que pienso ganármelo. - bromeó con soltura realmente dispuesto a realizar la apuesta.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] "50 de oro a que no besas un emergido!" [Privado Odin]

Mensaje por Odin el Sáb Sep 02, 2017 1:19 am

“¿Te tirarías a un Emergido?” - ¡Por supuesto que no! Desagradable, repugnante, no hay seres más oscuros que ellos ¿Qué si su maldad es contagiosa? - Soltó el mago oscuro en total seriedad, ofendido por la sola idea. La respuesta era obvia más sus palabras solo provocaron más risas y la discusión continuó con insinuaciones afirmativas y más chistes. Por suerte todos hablaban en broma, la sola idea de que uno de ellos hablara en serio era repulsiva… Pero había uno de los presentes que si lo hacía, o eso afirmaba. - Sí, claro. ¡50 de oro a que no besas a uno! - Soltó las palabras antes de darse cuenta, en un impulso indigno de su persona. ¡Un héroe apostando! Incitado por el recordatorio de sus gastos, acentuado por el insulso sabor en su boca.
Si no fuera por su escasez monetaria no estaría allí, era algo que evitaba siempre que le fuera posible. No es que la comida fuera mala pero tampoco podía decirse era buena, y no podía culpar a nadie ni quejarse por ello. No se podía alimentar al personal con exquisitos manjares. No importaba si este personal estuviera directamente bajo el mando de la realeza y estuvieran almorzando en el mismo comedor del castillo.

Sea como fuera, apostar no era una actividad digna de un héroe. Más retirarse una vez hecha la propuesta sería algo mucho más deshonroso. Por otro lado, no podía negar que encontraba cierta emoción en ello y, tal vez, estaba un poco desesperado por el dinero.
Tomos de magia, armas de batalla. Por más especial que fuera su contenido no dejaba de estar escrito sobre hojas de papel encuadernadas. Por mejor que fuera su calidad, no sería más que pergamino y cuero;  tal vez recubierto en metal, más una gruesa capa solo haría el libro pesado e incómodo.
Para un mago oscuro con un oficio como el suyo, que incluía batallas y prácticas de manera constante, el dineral que se gastaba en el mantenimiento y renovación de su compañero era incontable. Sin aclarar que estilo de batalla tampoco era de gran ayuda a su propio bolsillo, sino que todo lo contrario.

A todas luces parecía un juego seguro ¿Quién se atrevería a besar a un Emergido por unas monedas? Más tarde recordó con quién estaba hablando y aunque la duda comenzó a corroerlo ya era tarde como para pensar en retirarse. Aún si el monto en juego ponía en riesgo una buena, y muy necesaria, parte de su sueldo.
Además, por más que él mismo lo dijera y contara con el apoyo de su reputación y unos cuantos rumores, el arquero no llegaría tan lejos… ¿O si? Ambos eran los guardias personales de Leon, y por ende habían compartido tiempo y tareas juntos pero era difícil para Odin decir que conocía a su compañero y por más cosas que haya oído acerca de él y lo que pudiera pensar, le costaba creer que Niles llegaría a tales extremos. Se negaba  hacerlo… Y ello no tenía nada que ver con su esperanza de aliviar un poco la carga de su bolsillo.


Esa misma tarde y con sus deberes cumplidos se dispusieron a llevar a cabo y darle fin a aquella apuesta. Deshacerse de los Emergidos seguía siendo parte de su trabajo, así que no se podía decir que solo estaban jugando por unas cuantas monedas, aunque ello fuera lo que impulsaba su nueva travesía conjunta.

Horas pasaron en su viaje sin progreso alguno y en un momento el arquero rompió el silencio. - Será la piedad del destino, extraña ocurrencia, que cuida de sus equívocos intérpretes. Dándoles la oportunidad de retractarse por sus sombrías acciones. - Respondió Odin a la queja. Ni él mismo sabía a quién hacían referencia sus rebuscadas palabras, si a los Emergidos y a su incesante empresa del mal, si a él y a su vergonzosa apuesta… O si a su compañero del parche con su escandalosa elección de ropas.
Pensando así pareciera que el mago oscuro nunca se hubiera visto al espejo. Vistiendo orgulloso el revelador uniforme identificador de su clase que ya poco cubría de por sí, aún menos siendo la mitad de la tela una fina malla transparente. Se había tomado la molestia en hacer sus modificaciones, en vez de los oscuros colores acostumbrados del traje, el de él era de un inconfundible amarillo chillón. Porque, claro, los héroes no usaban colores oscuros  y entonces por qué no vestir su color favorito. Eso y el casco con velos había sido reemplazado, los héroes no ocultaban su rostro, por una fina diadema en su frente que a su juicio daba un curioso y elegante toque misterioso. Sólo esos pequeños detalles, En nada había cambiado el nivel de indecencia de sus propios ropajes.
Ambos, seguramente, eran un par peculiar para cualquiera que los viera.

- ¿Tú posees el oro? Porque tener la intención de hacer algo y conseguirlo son cosas muy diferentes. Y veo difícil que tengas el estómago para llevar a cabo tus palabras. - Le devolvió la pregunta y se le hizo imposible no acompañarla con una pequeña provocación. Mientras escudriñaba el maltrecho tomo en sus manos esperando el momento de darle lo que, sabía por experiencia, sería uno de sus últimos usos.
Si la noche anterior había habido un ataque en la zona, aún no había pasado un día desde entonces. Los Emergidos debían estar cerca y, a juzgar por el grito aterrado que llegó a sus oídos, así lo era. - ¡Ése es el llamado de entrada para Odin Dark! El héroe de las sombras y su certero compañero, el… ehh… ¡Caballero de la punzante desfachatez! - Exclamó entusiasmado dirigiéndole una mirada cómplice al peliblanco, comenzando la carrera para ir al rescate de lo que  sin dudar la dudas sonaba y debía ser una damisela en peligro.
Experiencia :

Gold :
1475


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] "50 de oro a que no besas un emergido!" [Privado Odin]

Mensaje por Invitado el Dom Oct 01, 2017 12:27 am

Se había llevado peores cosas a la boca y no veía tan desagradable un emergido, había visto personas peores en las tabernas de las zonas más bajas de Nohr, algunas que aún no sabía si calificaban como personas o ya serían derechamente orcos o zombies. Poniendo esa perspectiva era más sencillo no velos como simples “monstruos” si no algo más humanizado y a fin de cuentas era solo un beso, labios contra labios, ni que se hubiesen ido de proporciones con la apuesta y el asunto se hubiese vuelto no apto para menores de edad. La verdad estaba relajado al respecto, más que asco lo que le preocupaba era la poca cooperación que el emergido pudiese dar.

Miraba el camino distraído prestando más atención a los ruidos que pudiese oír que a lo que pudiese ver. Soltó una corta risa y miró de soslayo a su compañero - Tenga o no tenga el dinero sabes que te pagaré y tampoco es como si tu fueses a ganar, así que no te preocupes demasiado por eso~ - costosamente tenía unas monedas en su bolsillo y ni por asomo llegaba a tener 50 de oro, quizás si juntaba todo podría llegar a unas 15 o 20 en varias de cobre y plata pero si llegaba a perder la apuesta siempre tenía formas de conseguir más dinero... y como mucho solo tendría que esperar un poco a que le pagasen por sus servicios al príncipe Leon... también podría personalmente pedirle dinero al príncipe, así de desfachatado era a veces. El grito de alguien en problemas fue lo que le tensó bajando sus brazos para tomar su arco y seguir la fuente del mismo - Recuerda no matar a todos, necesitamos al menos uno vivo. - dijo sonriendo ante los titulos que solía darse.

Se desviaron del camino siguiendo el sonido, un segundo grito y el conocido sonido de las placas metálicas de armadura y armas resonaron. No habían soldados si no que solo una familia de mineros, se veía una pareja algo mayor y dos jóvenes que podrían ser sus hijos, llevaban un carro con herramientas y rocas negras así como lingotes de varios metales. Uno de los jóvenes sostenía su pico en el aire y daba algo de pelea a un emergido que intentaba alcanzarle con su lanza. Eran tres emergidos en total pero con la pareja siendo demasiado mayor como para enfrentarlos y uno de los jóvenes esforzándose por mantenerlos a salvo solo uno se había armado de valor para hacerles frente. El peliblanco se detuvo en seco al estar a una distancia conveniente y extendió la cuerda del arco hasta tenerla completamente tensa - ¡Apartensen del camino! Olviden el carro, ya podrán regresar por el. - dijo al ver que lo que les impedía huír propiamente era la terquedad de continuar tirando del carro para no perder su mercadería y seguramente sus ingresos de la temporada. Disparó pero no a matar, solo a la pierna de uno de los emergidos para hacerlo caer.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] "50 de oro a que no besas un emergido!" [Privado Odin]

Mensaje por Odin el Jue Nov 23, 2017 9:37 am

Tres enemigos no eran nada para el gran Odin Dark, menos aún si llevaba compañía. El mago oscuro avanzó hacia la familia en apuros aun cuando su compañero se detuvo y abrió la boca para soltar una de sus acostumbradas presentaciones que tanto disfrutaba. Más terminó dirigiéndole una mirada en reproche y algo de fastidio al peliblanco cuando le interrumpió al anunciarles con aquella advertencia. Aviso necesario, sí, pero completamente carente de gracia.

Tampoco es que pudiera quejarse o reprender a su compañero por ello, se habían topado con una misión de rescate y en ellas la rapidez y certeza de sus acciones eran la clave para llevarlas a cabo con total eficiencia. Debía admitirlo, aún necesitaba práctica en dar una buena presentación digna de su imagen cuando el tiempo apremiaba. - Dejen la lucha al Héroe de las sombras y a su fiel compañero… la saeta tuerta… - Comenzó la frase con entusiasmo y terminó murmurando por lo bajo, sin ocurrírsele un mejor título debido a su molestia que aún no se disipaba. - El peligro ya ha pasado. ¡No tardaremos en brindarles la ruina a estos rufianes! ¡Tormento de la oscuridad! - Intercaló sus palabras con la invocación del hechizo. Una nube de energía oscura se esparció  rodeando al emergido que enfrentaba el chico del pico, envolviéndole sin efecto visible. Aunque la magia no le hizo caer al instante, alcanzó para detener la punta de la lanza a escaza distancia de penetrar el rostro del joven inexperto. Quien aprovechó la oportunidad para partir la cabeza su oponente al medio con un buen golpe de su arma improvisada.
Dejando así una abertura para el siguiente emergido más próximo que no pensó en desaprovecharla y avanzó con su ama en alto hacia el chico.
¡Pero!
Con el gran Odin Dark presente, no había riesgo alguno. El mago oscuro se apresuró a quitar al chico de en medio con un empujón que lo tiró al suelo y bloqueó el mandoble de la espada enemigo con la portada reforzada de acero de su tomo de magia. Entablando así un forcejeo de fuerza “espada vs grimorio” con el emergido que continuaba presionando sin retirarse, intentando llegar al su objetivo pese al obstáculo que se le había presentado.

El rubio se encontraba en una situación comprometida, no podía ceder ante su oponente pero el último emergido se aproximaba amenazante. Más el héroe escuro no tenía temor alguno a sabiendas que flechas certeras vendrían en su auxilio. - Elige sabiamente compañero.  Al que no bendigas con tu flecha será el que nos ayudará a saldar cuentas. -

Poca reacción tuvo la familia de mineros. El otro joven se apresuró a ayudar a levantarse al que había caído al suelo y ambos retrocedieron hacia el carro junto a las personas mayores. Pero ninguno mostró signo de estar dispuesto abandonarlo  y sin expresar ningún tipo de agradecimiento a los recién llegados, se dedicaron a seguir tirando de él alejándose lentamente del enfrentamiento y la amenaza de los soldados del mal.
No es que pudiera culpárseles por ello, la educación no cuenta a la hora de salvarse el pellejo, aunque tampoco lo haría el contenido de aquel carro.
Experiencia :

Gold :
1475


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Campaña de liberación] "50 de oro a que no besas un emergido!" [Privado Odin]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.