Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

[Social] Regular Ordinary Nohrian Harvest Time [Priv. Kamui]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Regular Ordinary Nohrian Harvest Time [Priv. Kamui]

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 26, 2017 3:01 am

“¿Qué narices estás haciendo aquí, Ángela?”, preguntaréis algunos. Pues, obviamente, quería recolectar un par de cosas que se encontraban solamente en territorio volcánico. La roca porosa que se formaba cuando la lava se solidificaba tenía una cantidad de usos tremenda, y entre ellas la usaba para renovar la tierra de mis macetas; la roca volcánica era extremadamente fértil. Con eso mis pequeñas reservas de flores y extractos vegetales necesarios para mis investigaciones tendrían una producción y una eficiencia envidiable. Y las pocas cosas que pudieran crecer allí tendrían un vigor el cual convertiría en un insulto a la hechicería no usarlos. Por no hablar de que, con un poco de suerte, al volcán le habría dado una embolia y me podría encontrar alguna geoda. Eso es mucha pasta. Precisamente los cristalitos que tenía en el pelo eran amatistas talladas que encontré una vez en una geoda, aunque ya no me acordaba si fue aquí o…

“Pero… ¿No está activo el volcán y puede darle por vomitarte lava en la cara en cualquier momento?”. Correcto. Nadie dijo que no hubiera riesgo. Precisamente no habría venido si supiera que no había posibilidad alguna de que sucediera algo malo. La emoción de saber que en cualquier momento la propia naturaleza podría ponerse en tu contra y hacerte salir por patas sin haberlo recogido todo me llenaba de la adrenalina suficiente como para olvidarme de que tendría que picar piedra.

Oh, y todo eso sin tener en cuenta que no podía picar mucho en el mismo sitio; si hacía que una de las paredes fuera demasiado fina corría el riesgo de que detrás hubiera un punto caliente que decidiera salir, y entonces…. Me vería a mí misma fundiéndome en un charco de magma recién salido de las entrañas de la tierra. Pequeñas contrariedades que a la gente parecían importarles mucho, porque en ese lugar parecía dejado hasta de las manos de Grima y Anankos. Pero no pasaba nada, más para mí.

Este es un buen punto — me dije a mí misma para confirmarlo; el truco para encontrar un punto de recolección excelente se basaba en contar setenta y siete pasos a partir de cuando te diera la real gana, así prácticamente nunca acababas en el mismo sitio. A mi derecha había algún brote de una planta que tenía todas las pintas de ser venenosa, lo cual bien usado te podría ayudar a hacer un elixir contra enfermedades, y a mi alrededor había rocas y rocas y más rocas.

Sin mucha más dilación, saqué mis utensilios y comencé a picar un poco, más bien rascar, en la pared del volcán que tenía más cerca. Antes de nada debías poner la mano para ver si te quemabas o no ya que eso te indicaba la cercanía de una chimenea de lava. No era el caso.

No lo voy a negar; me decepcionó un poco no notar la pared calentita, pero como ya lo había sacado todo no iba a ponerme a caminar otros setenta y siete pasos.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Regular Ordinary Nohrian Harvest Time [Priv. Kamui]

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 26, 2017 5:09 pm

Un volcán con probabilidad de lanzar lava en la cara de las personas, que mejor sitio turístico que ese. En realidad, sólo sabía que eran los volcanes y lo que hacían, pero más que eso, no tenía conocimiento de mucho más. ¿Y que mejor manera de conocer al reino enemigo que investigando todos sus lugares aledaños? En realidad, no había una mejor forma, o al menos eso es lo que él pensaba. Siempre había deseado conocer el mundo con sus propios ojos, y no tan sólo con lo que había leido en libros y con lo que le habían contado a través de los años. No era lo mismo experimentarlo en carne propia que vivir encerrado en sus propios pensamientos. Y aunque esa no fuera su meta principal que lo motivaba a hacer las cosas, en ocasiones podía darse la libertad necesaria como para visitar aquellos lugares que desconocía por completo.

Decidía comenzar su exploración en lugares aledaños al otro reino que en el propio suyo, pensaba que tendría aún más tiempo de conocer el suyo después de haber conocido el de los enemigos. Aún no era del todo bueno realizando planes, y se guiaba más por sus propios sentimientos que por el hecho de que las cosas estuvieran bien o mal, algo que a final de cuentas sabía que debía cambiar, o madurar siquiera un poco más para dejarse de guiar por eso, y tener un poco la cabeza más fría, que un día de estos esas cosas podrían traerle graves problemas. De todas formas, se dirigiría a aquel volcán sin ninguna preocupación aparente, sentía que así era mucho mejor. Tomó sus cosas y se alistó para salir en rumbo a tal lugar. Llevaba su fiel mapa entre manos, ese mapa en el cual tanto confiaba. Ya que sabía como guiarse y utilizarlo, los recorridos como ese se le comenzaban a hacer un poco más faciles a pesar de aún no ubicarse muy bien por todos los alrededores. Al menos hasta ese momento no se había perdido nunca.

Fue un recorrido bastante largo hasta tal lugar, un poco cansado a decir verdad, pero se alegraba de, de nueva cuenta, no haberse perdido por ahí, y que en verdad su mapa funcionara de tan buena manera, no lo creía ni siquiera posible. De nueva cuenta había sido un recorrido bueno, había podido ver un par de cosas nuevas que antes no y, seguía conociendo el mundo a su manera. Tenía la libertad de hacerlo, de eso lo había ninguna duda. Otro de esos lugares en el territorio de Nohr que era poco transitado, quizá por la misma actividad volcánica que hacía ese lugar bastante peligroso para quien quisiera estar cerca del mismo, pero al final tendría el debido cuidado para que no le ocurriera algún accidente, tan sólo era una visita para conocer más de la cuenta, y nada más.

A pesar de que pensaba que la zona estaría más sola que nada, para su sorpresa pudo disivar una persona, algo que en verdad no esperaba que sucediera. ¿Que hacía ahí? No lo podía cuestionar, cada quien era libre de hacer lo que quisiera. Pero el ver desde su perspectiva lo que hacía, en verdad que lo confundía. Esa clase de cosas seguían siendo nuevas para él, ¿para que lo hacía? ¿que intentaba con ello? Nunca iba a adiviarlo, eso lo tenía más que claro. ¿Como podría deshacerse de esas dudas? Preguntando, sin más. Por esa misma razón, no le quedaba más opción que acercarse e intentar entablar una conversación, quizá ella sería capaz de responder a sus dudas, o algo más, nunca sabía. Dió unos pasos más hasta estar un poco más cerca suyo, se aclaró la garganta y decidió hablar. - Eh, Hola, ¿Que estás haciendo? - Preguntó de buenas a primeras con una sonrisa en su rostro. No quería molestarle en lo que fuera que estaba haciendo, eso sí, pero sentía que no pasaba nada si preguntaba.

¡Oh, Lamento si te desconcentré o algo! Me dió un poco de curiosidad lo que sea que estés haciendo.~ - Se disculpó casi de inmediato después de la primera pregunta. No le conocía, y que alguien se te acerque así de repentino, siempre es extraño. Eran cosas que a veces no consideraba al hacer esas cosas, pero no tenía ninguna otra mejor idea para llamar su atención que hablarle directamente.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Regular Ordinary Nohrian Harvest Time [Priv. Kamui]

Mensaje por Invitado el Dom Ago 27, 2017 2:54 am

Estuve un buen rato aguantándome las ganas de recoger esa planta hasta que finalmente sucumbí a la tentación de llevármela. Nunca había tratado antes con un ejemplar como ése, pero si no lo hacía nunca no podría aprender a destilar ese veneno para que hiciera de antídoto. Afortunadamente ese veneno era también corrosivo, con lo que no tendría que bebérmelo para ver si lo había depurado bien; bastaba con tirárselo a un trozo de madera y ver si se corroía o no. Arranqué unas cuantas hojas de esa criatura del averno y las envolví para usarlas luego.

Para el instante en el que mi curiosidad y mi necesidad de saber si había progresado un poco en temas de destilar sustancias pudieron conmigo yo ya llevaba medio saquito de roca volcánica. Aun siendo roca, el ser porosa jugaba a mi favor y sería una carga menos pesada de lo habitual, con lo que no me importaba llenarlo del todo. Gracias a eso me estuve el tiempo suficiente como para conocer a una persona más. No lo sabía en ese momento pero era una personita muy especial. Primero de todo decir que era magnífico pegándole sustos a los demás, porque se acerco con tanto sigilo que, obcecada en picar piedra, no me di cuenta de que estaba allí hasta cuando habló.

¡Uwaaaaaaaaaaaaaaaaah! — el silencio de aquella tierra, solo interrumpido ocasionalmente por rocas que les daba por rodar ladera abajo, fue roto tan repentinamente que mi reacción no pudo se otra. Mi chillido fue tan digno como el de un perro enano con asma y del sobresalto lancé al aire el saco de piedras que, por suerte, eran todas de pequeño calibre y no podían suponer ningún peligro para ninguna persona. Lo pude comprobar en mis propias carnes, porque me provoqué a mí misma una lluvia de roca contra mi cabeza.

Después de eso se disculpó por si me había desconcentrado, pero en ese momento no estaba yo para atender a esas cosas. Me giré hacia la persona que había hablado, un jovencito de cabellera blanca y ojos rojos. Se lo veía simpático y vivaracho y, sí, su cara y su tono de habla me confirmaron que lo que tenía era curiosidad.

Gracias a él yo también sacié mi curiosidad en una cosa; mi salud cardiovascular. Estaba mejor de lo que creía, aunque ahora mismo las pulsaciones fueran a mil. Me llevé una mano al pecho y respiré hondo un par de veces. Comencé a mirarle de arriba abajo hasta que me fijé en un curioso detalle; a efectos prácticos iba descalzo.

… ¿No te has clavado nada en los pies de camino hacia aquí? — siempre estaban esas piedras traicioneras, que se escondían y eran más afiladas de lo que parecían, o cosas que dejaba la gente en el suelo —. Qué valor… — podría haber seguido por ahí, pero me acordé de que lo que quería era saber qué hacía, con lo que sacudí mi cabeza para centrarme en lo que dijo —. Dejemos eso para luego. Etto…

Se me habían desperdigado todas las rocas volcánicas y ese unto ya había sido muy escarbado, con lo que tendría que buscar otro punto para continuar la recolección. Para no dar por perdido todo el esfuerzo del día recogí todas las piedras que pude y las volví a guardar en el saquito, excluyendo el último puñado, que se lo tendí para que lo viera.

Estaba recogiendo un poco de basalto — esa roca porosa me fascinaba sobremanera —. Cuando llenara el saco pretendía ir a buscar un poco de ceniza para mis plantas —. Me fijé entonces que no parecía venir preparado para recoger nada —. ¿Qué hay de ti? No suele venir mucha gente a visitar un volcán activo.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Regular Ordinary Nohrian Harvest Time [Priv. Kamui]

Mensaje por Invitado el Dom Ago 27, 2017 12:21 pm

Ante tal grito ajeno, de la misma forma que ella, también se asustó con gravedad. Si lo había pensado, el simple hecho de acercarse de esa manera por atrás a alguien, siempre asustaba. Más si considerabamos el hecho de lo cual concentrada se veía en su labor, tan sólo afirmaba lo que ya venía pensando: no se le puede acercar a una persona de esa manera tan sorpresiva, no se debe de hacer. Se lo anotaría para si mismo para que a la próxima vez que encontrara a alguien en esas condiciones, no provocara la misma reacción que al final logró con ella.

Aquellas pequeñas piedras tan curiosas cayeron sobre el cuerpo ajeno, a lo cual se sobresaltó un poco más, y se sintió el doble de culpable de lo que ya se sentía, sabía que él había provocado eso, pero al menos parecía que a ella no le había molestado tanto aquellos pequeños golpes. - ¡E-en verdad lo lamento! ¡Te juro que no fue mi intención asustarte de esta manera! ¿Te encuentras bien? - Sentía aquella preocupación constante que siempre sentía, y sentía aún muchas ganas de pedirle infinitas disculpas por s u acto tan tonto de unos instantes, que al final tendría que dejar atrás si la otra persona aceptaba que no había sido tan grave como él mismo pensaba en esos momentos.

Se sintió un poco, muy, observado por la menor. No sabía que es lo que estaba intentando "buscar" en él, pero eso le provocaba un poco de vergüenza. Por instinto, hizo lo mismo que ella, la recorrió con su mirada de arriba hacía abajo, pero principalmente para buscar alguna clase de cortadura, golpe o algo que hubiera sido provocado por aquella lluvia de piedras que cayeron sobre ella, pero a simple vista, no tenía nada de lo cual debiera preocuparse mucho más. Ante las preguntas de ella, se asombró un poco, en verdad que era bastante observadora.

Eh, no, he tenido el debido cuidado para llegar hasta acá, eso sí, no fue nada fácil... - Comentó de la manera más tranquila que podía, con aquella sonrisa amistosa aún plasmada en su rostro. Era verdad, se había encontrado con miles de rocas tiradas por el suelo bastante grandes, de esa clase de rocas que si las pisas, gritas, lloras y pataleas hasta que después de un largo rato, se te va el dolor por si sólo. - Fue un trayecto bastante emocionante, a decir verdad. - Volvió a comentar, rascándose la parte posterior de la cabeza y soltándo una ligera risa al terminar sus palabras.

Su mirada se posó sobre ella en todo momento en que de nueva cuenta recolectó las piedras que había tirado hace unos instantes. Pensó en ayudarla a hacerlo, pero en ese momento ya había sido lo bastante rápida como para ya haberlas guardado todas de vuelta, mucho más no podía hacer. En el instante que le mostró con sus delicadas manos aquellas piedras, en su rostro se mostró la emoción que tiene un niño al conocer algo nuevo. La curiosidad andante de nueva cuenta se había sorprendido con tan sólo eso. - Vaya... ¡Están geniales! - Soltó un ligero gritillo que tenía contenido por la emoción, el conocer cosas nuevas era su fascinación. - ¿Ceniza? Oh, en verdad se nota que eres una experta en estas cosas. - Y aunque no lo fuera, estaba más que consciente que sabía más cosas que él.

¡Lo sé! Por eso me pareció más emocionante el hecho de venir y conocer un poco los alrededores~. Quizá suene un poco raro, pero se me hizo buena idea venir a conocer un volcán activo... - En voz alta, esa idea sonaba un poco más rara de lo que había pensado. De nueva cuenta, la vergüenza se hizo presente en el rostro del chico, a lo cual tan sólo agitó un poco la cabeza, y decidió concentrarse. - ¡Perdona mis modales! Mi nombre es Kamui, es todo un placer. - Y dicho eso estiró una de sus manos en dirección a ella para intentar estrecharla al menos durante unos instantes, si es que en verdad le apetecía hacerlo. - ¿Y... para que necesitas esas piedras y todas esas cosas? - Una nueva pregunta salió de sus labios. No quería agobiarla con miles de ellas, pero la curiosidad lo mataba poco a poco. Desconocía sobre esos temas, quizá alguna vez los leyó en los grandes libros que tenían, pero era más interesante saberlo por parte de otra persona, que de unos libros.

Otra vez yo y mis malos modales... ¿No te quito tu tiempo o algo? Digo, si es así podría irme sin problemas, lamento si es así el caso. - Más disculpas salían disparadas de su boca, parecía como que cada cosa que hacía debía pedir una disculpa.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Regular Ordinary Nohrian Harvest Time [Priv. Kamui]

Mensaje por Invitado el Dom Ago 27, 2017 3:18 pm

Al jovenzuelo se le veía bastante preocupado por si molestaba con tanta pregunta, pero con eso realmente podía saber mucho, pero mucho de él. Junto con la curiosidad que ya mostró, me hizo saber con sus maneras que se trataba de un chico al que debía importarle mucho el bienestar de los demás, y por eso se disculpaba tanto y tan seguido. Me limité a quitarle importancia al susto con un gesto con la mano.

Imaginaba que, si iba sin ningún tipo de zapato o bota por la calle estaba acostumbrado a sortear obstáculos, pero él mismo me dijo que fue con más cuidado de lo que solía. Cosa muy distinta era que tuviera la suerte del quebrado y que todo ese cuidado hubiera hecho efecto en todo el trayecto. Sea como sea, reconocer que ese terreno era desconocido para él me informó de que no se trataba de una persona que viviera cerca del volcán. Se lo veía bastante nuevo en el tema de las propiedades de lo que creía en éste lugar, pero al menos eso hacía que hubiera un buen motivo para hablar un poco.

También, se lo veía positivo, intentaba buscar algo bueno en todo lo que hubiera hecho, por duro que hubiera sido el trayecto. Eso siempre venía bien, ya que te animaba a seguir con tu vida. Después de ver las rocas que había extraído y que pretendía usar, se emocionó muchísimo y preguntó por su uso, y el de la ceniza. Finalmente, y con una disculpa más, se presentó como Kamui, le estreché la mano, preguntó más cosas y volvió a disculparse. Empezó a atropellarse tanto a sí mismo que me acerqué y le di unas palmaditas en el hombro.

Caaaalma, caaaalma. Esto tiene que ser muy nuevo para ti, ¿verdad? No te apures, no me vas a agobiar y no me vas a hacer perder el tiempo, pero te lo advierto ahora; mis respuestas pueden ocasionarte más preguntas — y ese día no tenía la cantimplora tan llena de agua, así que esperaba que ambos fuéramos resistentes a la sed.

Pero bueno, primero a lo que sabría que no ocasionaría más cuestiones.

Encantado, Kamui. Me llamo Ángela. Soy simplemente una hechicera que también se gana la vida manteniendo la seguridad del país — entre cosas que su mente no debía saber a riesgo de estropearle ese carácter tan de bella persona que tenía —. La roca volcánica se usa para muchas cosas, entre ellas decoración; se pueden hacer baldosas increíbles con ella. Sin embargo… yo la uso para que retenga el agua de mis macetas porque es porosa. También hago polvo con esta roca y la uso para… bueno, cosas de hechicera.

No ibas a preparar grandes pociones con ella, pero te servía para cosas bastante útiles.

La ceniza volcánica es una bendición, siempre y cuando no estés donde cae la lava. Si mezclas la tierra con ceniza, haces que sea mucho más fértil, con lo que tus plantas crecen más sanas y vigorosas. A los agricultores les encantaría saber eso, pero generalmente piensan lo contrario y lo que hacen es limpiar el suelo cuando les llueve ceniza.

Tenía todo el día para llenar el saco de ceniza y el saco de piedras, con lo que podría responder a todo lo que quisiera saber.

Hay que tener cuidado en las tierras volcánicas; no sabes dónde hay un chorro de magma dispuesto a salir — dicho eso, di un par de pisotones leves en el suelo —. Por ejemplo… Si cavaras unos treinta centímetros aquí mismo, podrías poner agua a hervir en el hoyo que hicieras.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Regular Ordinary Nohrian Harvest Time [Priv. Kamui]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.