Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Social] Ningún encuentro es coincidencia || Priv. June

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Ningún encuentro es coincidencia || Priv. June

Mensaje por Maedhros el Jue Ago 24, 2017 8:26 am

Maedhros había pasado mucho tiempo viajando por todo el mundo y se acercaba el momento de volver a inclinar la perspectiva en un punto más personal. Vivir entre humanos como uno de ellos no era lo ideal, sin embargo era la forma de aprender mucho más de cómo su retorcida mente funcionaba. Pero había decidido hacer un paréntesis y dejar de visitar dichos países para poder regresar a lo que actualmente más se parecía a un hogar: Gallia.

Con un viaje en barco desde Elibe hasta Tellius, más concretamente desembarcando en el puerto de la capital de Begnion, había dado tiempo para ordenar sus ideas. Su regreso a Gallia no era algo más que temporal, su interés por como se encontraban los países laguz o lo que se podía denominar la nueva “Alianza Laguz” era real pero no quería obtener demasiada información por no involucrar demasiados sentimientos en esas territorios. Su misión en la vida era ir en contra de los humanos y usar los medios necesarios para que sufrieran de la misma manera que hicieron sufrir a los laguz. En ningún momento tenía que ser débil como para sentirse unido a un país laguz y poder vivir en armonía sin el miedo de que el transcurso de los años delatase quien era realmente.

Sólo para llegar hasta ese punto había tenido que viajar entre humanos durante semanas en un navío y si la convivencia era un peligro, también lo era la soledad al atravesar las Cuevas Kauku para llegar hasta Gallia sin la necesidad de emprender el vuelo o usar rutas menos directas pero más seguras. Ese recorrido le había permitido alcanzar el país de su destino pero no su destino en sí, desde la zona sur le restaban días de andar por aquellos bosques espesos hasta alcanzar el norte del país, donde se encontraban las colonias beorc y la cabaña de su propiedad.

No tenía la certeza de que la cabaña siguiese en pie y no le sorprendería que ya no lo estuviera, después de todo, los estragos que habían causado los emergidos eran más que evidentes en los últimos pasos que había dado en el mismo bosque: signos aparentes de batallas pasadas y una cantidad baja de animales habitando por allí que no hacía más que crear una situación sospechosa de lo que estaba ocurriendo en Gallia. También era un problema que no hubieran tantos animales como lo esperado porque llegado un punto tendría que cazar para no morirse de hambre pero esperaba no tener problemas con las reservas de comida ni agua que portaba.

Adelantarse a los hechos nunca traía consigo nada bueno y Maedhros decidió centrarse en la prioridad actual que dado el sol poniéndose, era encontrar un lugar para pasar la noche y crear un fuego por si las temperaturas caían considerablemente. No fue difícil encontrar un lugar que no estuviera descubierto al lado de un camino de paso mientras recogía ramas muertas para después encender el fuego creado con las chispas de unas piedras. Aprovechó de apoyarse en el tronco de un árbol ya que su atuendo era muy incomodo, no había podido acceder a un cambio de ropas todavía así que seguía con su aspecto humano, pelo cubriéndole sus rasgos laguz y una armadura en el pecho y brazos. La armadura era bastante incomoda para descansar pero desgraciadamente le costaba bastante vestirse por faltarle una mano así que el comfort era algo que tenía que resignar.

Poco a poco la noche se iba apoderando de la luz restante pero Maedhros continuaría despierto al menos un par de horas más por precaución a la zona que había elegido.
Afiliación :
- GALLIA -

Clase :
Red Dragon

Cargo :
Informante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
192


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Ningún encuentro es coincidencia || Priv. June

Mensaje por June el Lun Ago 28, 2017 10:16 pm

Hacía ya unas semanas que me había adentrado en Gallia, con la intención de hacer algo por la situación en la que estaban. Sí, me daban miedo los emergidos, mucho más que los humanos. Pero desde que en Begnion me había enterado, sentí que debía ayudar... o intentarlo. ¡Eran aliados al fin y al cabo! Aunque no los recordara, en mi vida como esclava había conocido a muchos felinos, solían ser la mercancía más fácil de obtener, y la más traficada por su precio asequible. Todos nosotros nos apoyábamos, lo sé... pero no podíamos hacer nada.

Así que para compensar aquello, allí estaba yo. No era de lejos ninguna guerrera, no sabía luchar, y me entraba el temor en cuestión de segundos. No era digna de ser llamada un dragón rojo, al contrario de las admiraciones de los felinos menos orgullosos. Pero era libre, libre desde hacía decenas de años. No podía quedarme quieta.

Sin embargo, iba siendo hora de volver. Recientemente había rondado por el sur unos días, en mi camino de regreso a Begnion, para volver en barco a Ilia. Esperaba que ya se hubiera acabado la estación de invierno en aquellos páramos blancos y helados. No soportaba el frío, pero tenía que seguir con mi vida. Había aprendido muchas cosas nuevas en aquel viaje, y de todas formas mi única razón por la que había vuelto a Begnion en primer lugar, había sido comprobar el estado de las ruinas de mi antiguo hogar.

Estaba bastante rasguñada y echa polvo; había perdido mi capa con la que me ocultaba para viajar en países beorc, así que necesitaría comprarme una nueva en el siguiente pueblo, antes de cruzar la frontera, preferiblemente. Pero estaba ya oscureciendo, así que sería hora de acampar. No me hacía mucha gracia tener que hacerlo en medio de aquel bosque terrorífico, donde el peligro era la orden del día. Pero estaba cansada, y sólo me quedaba una cantimplora de agua y un pan casero de la última vez que me había quedado con una familia de gatos laguz que me habían ofrecido su hogar.

En la búsqueda de una zona a cubierto, logré vislumbrar una luz a lo lejos, probablemente proveniente de una fogata. Decidí acercarme con precaución, ya que sabía que los emergidos no eran seres estúpidos, ellos también sabían acampar. Y en medio de la oscuridad de la noche, un descuido podría acabar con mi vida.
Pero entonces, pude ver a una persona. Era raro que los emergidos fuesen en solitario y no en grupo, así que eso me tranquilizó. Momentáneamente, ya que al irme acercando, pude ver sus atuendos. ¿Un... beorc?

No... a pesar de las apariencias, el instinto me decía que se trataba de un laguz. Así que me acerqué para verlo mejor, saliendo de entre los arbustos, con timidez. Aún estaba algo alejado y con la oscuridad no podía distinguir si tenía alguna clase de orejas de animal, ya que alas definitivamente no tenía. Pero entonces, era extraño, ¿por qué vestía como un soldado beorc? Estábamos aún en Gallia... ¿cierto?

Di unos lentos pasos hacia delante. Pero en cuanto estuve lo suficientemente cerca para que pudiésemos intercambiar miradas, noté algo. No había orejas sobre su cabello, y con ese olor... aunque casi imperceptible, sólo quedaba una respuesta.

- ...¿D-dra... dragón? -musité, con la lumbre de aquel fuego iluminando mi rostro. Aún seguía insegura, es decir... ¿qué posibilidades habían para que en el último mes pudiera conocer a dos dragones?
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Red Dragon

Cargo :
Escritora

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Gota de veneno [1]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
764


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Ningún encuentro es coincidencia || Priv. June

Mensaje por Maedhros el Miér Sep 13, 2017 7:17 pm

Viajar solo siempre era un poco problemático: cualquier ser necesitaba descansar pero cuando se acampaba al aire libre, siempre había el riesgo de ser atacado o asaltado por maleantes. Viajar en grupo siempre era mucho más flexible en el hecho que, se podían realizar turnos para dormir entre los diversos compañeros de viaje para reducir el riesgo de no poder anticiparse a un ataque. Por alguna razón que no estaba fundamentada mediante lógica, Maedhros siempre esperaba a altas horas para echar una cabezada y descansar para continuar al día siguiente con su viaje.

Desde que había dejado su cómodo hogar para vagar sin rumbo definido por el mundo siglos atrás, Maedhros había aprendido mucho por experiencia propia. Al inicio no había podido descansar en absoluto cuando tenía que dormir al raso y como había estado acostumbrado a vivir rodeado de dragones, tampoco tenía el valor para acceder a aldeas de otras razas. Ahora todo había cambiado y mucho, era capaz de distinguir el ruido que hacían pequeños animales inofensivos, para alterarse solo cuando el ruido era provocado por un ser de un tamaño por el que sí debía preocuparse. Había escuchado un ruido como aquellos últimos y el dragón se había medio levantado del lugar en el que se había encontrado sentado, descansando al lado del fuego.

Entre la arboleda apareció una joven chica y debido a que no estaba demasiado lejos y que el fuego alumbraba parcialmente la zona, pudo ver su rostro mucho mejor que una simple sombra. - ¿M-madre? - Más tarde tendría la concentración suficiente para percatarse que la joven chica no se trataba de una beorc, sino de una dragona roja pero, siendo la primera vez que Maedhros veía a aquella chica, la primera impresión que tuvo es que las facciones de su rostro le recordaban mucho a las de su madre aunque mucho más juveniles. Pero aquella chica no podía ser Nerdanel, era imposible, solo se parecía mucho a ella.

Maedhros se levantó del todo cuando realizó de su error, no quería asustar a la desconocida llamándole “madre” y también era algo vergonzoso. - Perdona, no quería asustarte. Tienes rasgos muy similares a los míos, preferiría que ignorases eso anterior. - Siguió en pie, observando a la chica, fijandose sobretodo en sus rasgos pero intentando no quedarse mirando muy fijamente porque no quería verse como alguien extraño. O empeorar todavía más la primera impresión que había dado. Ahora que estaba más calmado, no podía encontrar la marca dragón de la chica pero sí que sus orejas eran más puntiagudas y su aura era diferente a la de los humanos. - Eres un dragón rojo, ¿verdad? Yo también lo soy, mi nombre es Maedhros. No es común cruzarse con otro dragón terrenal.

Esperaba que la otra no representase una amenaza, así que se volvió a sentar al lado del fuego, acomodándose. Por el aspecto de la chica, deducía que no tenía un lugar en el que descansar y era algo que parecía que le hacía falta junto a un buen baño y quizás un cambio de ropa. - Si no tienes un lugar donde pasar la noche, puedes quedarte aquí al lado del fuego. No es demasiado pero te ayudará a conservar un poco el calor cuando las temperaturas bajen algo más.
Afiliación :
- GALLIA -

Clase :
Red Dragon

Cargo :
Informante

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [3]
.
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
192


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Ningún encuentro es coincidencia || Priv. June

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.