Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Social] Que el ocaso nos sirva de consuelo [Priv. Vallum]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Que el ocaso nos sirva de consuelo [Priv. Vallum]

Mensaje por Makalov el Miér Ago 23, 2017 6:04 pm

Ya el frío empezaba a ser un acompañante cansino y hastiante en las tierras de Silesse. Para el pelirrosa, este último no era su elemento; siempre lograba causarle dolores de estómago, y si a algo se obligaba cuando el clima era cruel, era a beber todavía más de lo acostumbrado para calentarse el cuerpo, así gastando gran parte de sus ahorros. Se decía a sí mismo que ya en Sindhu dejaría de comprar licor, pero aquello no se lo creía ni él, quien más solía confiar en sus propias mentiras. Debía marcharse de allí, y tenía planeado hacerlo tan pronto pudiera, tomando un barco en alguna otra parte del continente que lo llevara a dicho reino de Valentia.

Por eso cuando Vallun, uno de los compañeros que lo ayudaron a luchar a puertas de un fuerte, anunció que se marcharía, el jinete se apuntó al viaje sin que nadie alcanzara a impedírselo, ni siquiera el mismo viajero. Con promesas de poder ser útil, Makalov se escapó con su muy obvio plan, ayudarse de aquel tipo para explorar Jugdrall y de paso estar protegido de los emergidos, sabiendo ya lo temibles que podían ser. Así, sin que ninguno desistiera, tomaron rumbo a las tierras de Manster, lugar que, para mala suerte de ambos, era el lugar peor parado de todo el continente. Tan solo por saberse acompañado fue que el jinete accedió a entrar en estas tierras, nunca sin dejar de temer una emboscada de los terribles monstruos que allí habitaban.

El recorrido paso entre comentarios casuales, nunca sin decir mucho, solo dándose tiempo de conocerse los nombres. Makalov viajaba con gran relajo, aparentemente ignorando el miedo que sentía. En lo único en que pensaba entonces el pelirrosa era en ahorrar su cantimplora durante el viaje, porque si llegaba a suceder que se le acababa, sucedería mucho tiempo antes de reponerla. Solo había bebido un par de sorbos cada descanso, y ahora que era la tarde y ya se acercaba la noche, seguramente se permitiría tomar un poco más. Estaban ya en Manster, y en la distancia podían apreciarse las ruinas de una pobre ciudad arrasada tiempo atrás, de la que solo quedaban los cimientos de las casas.

 - ¿Y si mejor paramos aquí? -preguntó Makalov, apoyando la palma de su mano en la barbilla.- No puedo decir que los emergidos no nos ataquen, pero es mejor que nada. -le sonrió. Ojalá fuera como él decía. Sintiendo que su cuerpo le reclamaba por un descanso, tiró de las riendas e hizo trotar a la yegua hasta una pared solitaria, contra la que se podrían apoyar y descansar. Bajó de la montura, le dio unas palmadas en la cabeza, y de la silla pasó a sentarse en el suelo, resoplando de cansancio.- Hooombre, que pereza... ¿Cuánto más crees que tardemos? Si preguntas, me estoy cansando de comer nueces y bayas todo el día.

Puso ambas manos por detrás de la cabeza, y contempló el anaranjado cielo delante de él. La luz del sol prestaba tonos cálidos a cada cosa, volviendo aquella visión una muy apacible. Ya la temperatura no se le hacía tan terrible como en las tierras del norte, lo que era un alivio. Y tal como había deseado hacer todo el viaje, sacó la cantimplora de su cintura, la destapó y bebió un poco, disfrutando del sabor mientras podía. Y lamentándose de no poder tomar más por sus propios límites, se quedó allí, silbando una melodía alegre, una canción militar de la que todavía se acordaba, la cual hacía eco entre las construcciones desoladas.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Knight

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Katana de bronce [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
602


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Que el ocaso nos sirva de consuelo [Priv. Vallum]

Mensaje por Vallum el Jue Oct 12, 2017 12:45 pm

La verdad es que al joven general de castaños cabellos le sorprendió bastante que aquel jinete de rosados cabellos decidiera viajar con el de vuelta a Thracia. No lo conocía de mucho a decir verdad...había sido una buena adición al equipo en aquel ataque contra los emergidos en Silesse, pero no había logrado hablar demasiado con aquel tipo. Aquel viaje sería una buena escusa para conocerse de todas formas y siempre era mejor viajar acompañado que solo...normalmente los viajes en solitario no le gustaban y por eso siempre que podía conocía a nuevas personas en sus viajes, pero siempre estar solo sin tener a nadie con quien hablar le parecía algo aburrido.

Al no saber casi nada sobre su compañero, tampoco tenía mucho de que hablar con el y el otro no parecía tampoco con demasiadas ganas de entablar una conversación larga con el, solo hablaron de la batalla en Silesse y algunos comentarios mas simples. Aun así aquella pequeña compañía era suficiente para distraer al joven y no sentirse solo en aquel viaje hasta su patria. Juntos además podrían derrotar a los emergidos que se encontraran con mayor facilidad que si fueran solos. En aquella ocasión el joven decidió atravesar el continente de forma terrestre ya que no le quedaba dinero para seguir pagando barcos, solo tenía para alguna taberna de paso y poco mas.

Por suerte para ellos habían pasado desapercibidos en un territorio devastado por los emergidos, aquel reino estaba prácticamente caído ya, algo que Thracia seguramente celebraría ya que siempre habían tenido muchos encontronazos. Aun así a Vallum no le alegraba aquella situación, sabía que no era bueno que sus vecinos se encontraran así...después de todo estaban juntos en contra de los emergidos, debían estarlo, era el enemigo de todo el continente, de todo el mundo conocido. Al llegar a aquella ciudad arruinada el joven asintió varias veces, aunque antes echo un vistazo por si algún emergido estaba cerca...por suerte no había ninguno, no habían dejado nada de provecho allí así que no necesitaban estar por aquella zona, ya la habían arrasado.

-Bueno...ya han arrasado esta zona, no creo que vuelvan a arrasar de nuevo lo que ya han arrasado. Rió divertido y rascándose la nuca mientras miraba a su compañero, aun así debían tener cuidado mientras caminaba junto a su compañero hasta que se sentó por lo que se sentó junto a el. -Bueno ya debemos estar cerca, Manster no esta muy lejos de Thracia así que espero que poco tiempo. A aquel hombre le gustaba mucho quejarse. Le observaba curioso observando su cantimplora que señalo un momento. -Siempre bebes de esa pero no parece agua, que es? Me das? Quizás era un jugo de frutas muy rico, café o alguna infusión que le ayudaba a algo.
Afiliación :
- THRACIA -

Clase :
Marshall

Cargo :
Guardia de Miletos

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Lanza de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
Lanza de acero [2]
Elixir [1]
Daga de bronce [1]

Support :
Sothe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
985


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Que el ocaso nos sirva de consuelo [Priv. Vallum]

Mensaje por Makalov el Dom Oct 22, 2017 12:07 pm

- ¿Quién sabe? ¡A todos les gusta aplicar sal a la herida! -comentó ante el estado de ese lugar, aunque no con mucho sentido. No sabía en verdad qué tan rencoroso podía ser un emergido, y tampoco es que quisiera imaginárselo.- ¿Así que por fin vamos a llegar? ¡Woohoo, salve la diosa! -exclamó, levantando ambos brazos al cielo con una sonrisa. Ya estaba cansado de tanto andar y andar, necesitaba un poco de civilización.

Vallum entonces señaló algo que no se esperaba que notara, en verdad: su cantimplora. Makalov la levantó a la altura del rostro y la miró por todos los ángulos posibles, intentando comprender quizás cómo el otro no había adivinado ya qué podía tener dentro. Creía haberle dicho ya bastantes veces lo mucho que deseaba tener "más que un solo trago", pero si no lo había entendido, tampoco es que pudiera culparlo mucho.

 - ... ¿Te gusta beber, Vall? Nunca te creí ese tipo de persona. -dijo Makalov con una sonrisa cansada.- Pero, eh, bueno... -agitó el contenido de su cantimplora un poco triste. Era obvio que quería todo el licor para él, pero ahora se encontraba en una encrucijada moral tremenda. Vallum lo había acompañado todo el camino, y algo tenía que deberle si es que desde un principio se había unido al viaje sin costo alguno. ¡Pero aún así era muy difícil! Hizo una mueca exagerada, frunciendo el ceño, abriendo los ojos y mordiéndose el labio, para luego mirar hacia un lado, taparse el rostro con una mano, y estirar la otra hacia el chico, para que agarrara la cantimplora- ¡B-bien, bebe! -exclamó.- pero si no te gusta, es todo para mí... -esperaba que fuera eso.

Sinceramente, aquel otro parecía más santo que devoto a Ashera, por lo que no esperaba que pudiera superar el primer trago, al menos no entonces. Podía adivinar el aguante de cualquier bebedor con solo estudiarles el rostro, y eso eso mirando a Vallum fijamente, con una sonrisa maliciosa.  Esperaba que lo escupiera... ¡No!.. ¿Que se lo tragara de todas formas? Sería de igual manera un desperdicio. Igual, si no tenía muy buen aguante y bebía demasiado de un solo sorbo, quizás estaría tan aturdido que ya no querría más.- ¿Y bien, suficiente? Trae aquí -dijo Makalov, arrebatándole el licor con una sonrisa mucho más calmada, y un rostro mil veces más amigable.- ¡Mi turno! Si te gustó, vuelve a beber, si no, ¡Mala suerte! -le dijo, llevándose el orificio a la boca y echándo la cabeza hacia atrás, para beber un montón. A regresar a su postura, tembló y rió divertido.- Kuh... ¿C-cuánto le mezclé a esta... esta basura...  Jajaja... -empezaba a sentirse algo mareado. Nunca había tomado tanto de esa mezcla, por lo que no imaginaba el alcance de sus efectos. Se limpió la boca con un guante, y le pasó el licor a Vall otra vez. Estaba de repente tan aturdido que, por alguna razón, ya no le molestaba en absoluto que el otro bebiera.- ...soldadito, bonito soldadito, ugh... -murmuró atontado. Eso había sido demasiado rápido.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Knight

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Katana de bronce [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
602


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Que el ocaso nos sirva de consuelo [Priv. Vallum]

Mensaje por Vallum el Miér Nov 22, 2017 11:40 am

No recordaba que aquel chico provenía de Tellius, como parte de las personas que le habían ayudado en la misión contra los emergidos de Silesse. Allí creían en una diosa del orden...tenía una estatuilla de ella en su despacho así que sabía como era, o mas bien como la representaban las personas de Tellius. El jinete parecía estar bastante contento de que fueran a llegar pronto, aquello le hizo reír levemente...sinceramente aquel chico era bastante cómico y gracioso, sus acciones y sus palabras le resultaban realmente divertidas. Sentía curiosidad también por aquello que bebía el otro hombre...no parecía agua de eso se había dado cuenta desde hacía bastante tiempo, por el camino.Le preguntaba si le gustaba beber...aquello le extraño un poco...¿Acaso era alcohol lo que tenía en aquella cantimplora? Aquello le hizo negar con la cabeza ligeramente. -Yo no suelo beber...pero parece que tu lo bebes como agua, debe estar rico.

Lo cierto es que el poco alcohol que había probado le había sabido bastante mal, en las tabernas le habían puesto cervezas y otros tipos de bebidas que estaban muy amargas...cosas que no entendía el joven como la gente podía beberse así como así, el prefería bebidas mas dulces. El chico parecía de todas formas dubitativo en si darle o no la cantimplora pero aun así termino por ceder, se la había pedido así que acerco la boquilla a su propia boca y bebió un trago. Había mucho alcohol en aquella cantimplora pero...no sabía igual que las otras bebidas...estaba mas rico así que bebió un poco mas, aquello le hizo marearse un poco pero pronto se coloco bien y empezó a reír sin motivo mirando al pelirosa. -Per...Pero que rica haces tu la bebida, Maka...Como lo hagas todo igual... Rió de nuevo, le empezaba a molestar ya la armadura así que empezó a quitársela torpemente. -Esto...esto pesa mucho, no lo quiero ahora...

Empezó a sufrir de hipo algo que le causo risa y en cuanto recibió de nuevo la cantimplora empezó a beber de nuevo, un trago algo mas largo para después mirar fijamente a su compañero. -Gracias, gracias...tu eres un jinete muy atractivo,
tienes un pelo muy bonito.
Asintió convencido y sin vergüenza alguna se acerco hasta el chico y acarició su cabello sonriendo ampliamente. -Parece caramelo! Me encanta lo dulce. Mordió su labio mirando al joven y después miro aquel lugar empezando a caminar. -Mmm...quiero ropa nueva...quiero bailar...
Afiliación :
- THRACIA -

Clase :
Marshall

Cargo :
Guardia de Miletos

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [2]
Lanza de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
Lanza de acero [2]
Elixir [1]
Daga de bronce [1]

Support :
Sothe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
985


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Que el ocaso nos sirva de consuelo [Priv. Vallum]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.