Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Entrenamiento] Girl, you got some pretty eyes! (Flashback Priv. Khigu-Guzman)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento] Girl, you got some pretty eyes! (Flashback Priv. Khigu-Guzman)

Mensaje por Guzman el Dom Ago 20, 2017 5:14 pm

El pirata guardo su brújula en el bolsillo antes de acomodarse la ropa, hacía frío, bastante mas de lo que pudo pensar antes de tomar ese rumbo peligroso. El agua estaba dentro de todo tranquila, el viento aunque no soplaba con fuerza era mas que suficiente para alimentar las velas y empujar la embarcación hacia su destino. Casi no había trabajo y la nueva tripulación que había conseguido carecía del virtuosismo que se espera en un marinero. Era frustrante para él verlos, tratando de mantener el calor en algún rincón de la cubierta. Algunos dormidos y otros tantos solo charlando sobre asuntos sin sentido. Se pregunto entonces si había sido una buena idea reclutar a esos hombres inexpertos; para luego contestarse a si mismo...

¿Qué otra alternativa me quedaba? -dijo Guzman mirando al cielo nublado, muy distinto al cielo en Durban. Ese conglomerado de islas tenían por lo general un clima mas cálido que fueron dejando atrás a medida que seguían su ruta de escape. Había robado un barco del ejercito real, incluso el estandarte y las velas que se veía en la cúspide del barco era del reino de Durban. Tenían que encontrar un lugar donde anclar y realizar algunas refacciones. No podía ser un puerto convencional, si era de algún reino vecino seguro pedirían papeles de acreditación que él no tenía y en caso de ser un puerto pirata lo mas seguro es que los quisieran matar antes de oír algún tipo de explicación.

¡Tierra a la vista!... Creo...

Cuando por fin el grito mas deseado se escuchó, todos se levantaron de su letargo corriendo hasta el borde parar mirar a los lejos esa maza de tierra. La costa de algún lugar entre Illia y Secae, o al menos debía ser según el mapa y el cruce trazado. Guzman jamás viajó por esas tierras por lo que espero que sus perseguidores ni se imaginaran que él tomara ese rumbo.

¡Muy bien ratas sarnosas todos a sus puestos, quiero que lleguemos a tierra antes de volverme viejo! -ordenó el capitán pirata a sus hombres que parecían cansados por el frío. Aunque de mala gana, todos obedecieron para llegar a la costa lo mas rápido posible.- por la barba de mi abuelo que frío....

A la distancia no lo pudo notar bien, pensó que aquel blanco era parte de la vegetación exótica del lugar. Pero al llegar y ver la nieve por primera vez se sorprendió, era blanca y muy fría, estaba depositada encima de casi todo pero sin ninguna aparente explicación. ¿Quien deja esta cosa blanca encima de una roca? se preguntó a si mismo mientras palpaba entre sus dedos la nieve. Notó entonces que se derretía como agua luego de friccionara un poco, para él era un interesante descubrimiento y a su vez muy bello.

Este lugar es raro y extraño... ¡es el lugar perfecto! -giró ante sus hombres lo veían asustados y congelados al mismo tiempo. No entendían que es lo que Guzman buscaba en ese lugar.- Ustedes cinco vendrán conmigo a explorar, el resto se quedara cuidando el barco. Manténgase calientes en lo que regresamos... ¡creo que es esta cosa blanca lo que provoca el frío!

Entusiasmado el pirata no se asustó ante la nieve y el frío, acompañado por sus hombres caminó pisando el campo blanco. Dudaba que en tan temible lugar con agresivo clima existiese la posibilidad de que un alma viviera, pero al menos quería tener el lugar medianamente explorado. Y si algún golpe de suerte se le prestaba adquirir unos recursos como madera y comida.

Sin embargo el camino no fue para nada grato, salvo algunos árboles plantados esporádicamente solo encontró rocas tapadas con nieve. Vio algunos riscos, algunas cavernas, pero nada útil para él y su tripulación. Ni siquiera algo que se asemeje a comida, ni animales salvajes como vacas y liebres ni tampoco vegetación como arándanos y hongos. Cuando al fin se resignó que todo había sido una perdida de tiempo y estaba dispuesto a volver comenzó a caer nieve del cielo. Entendió entonces que eso blanco se producía por que caía del cielo, era como la lluvia solo que más frío y molesto. Pronto la tormenta de nieve se volvió problemática, obligando a Guzman y compañía refugiarse en la cueva hasta que cesara. La temperatura se había vuelto incluso mas hostil, no encontrando mas consuelo que encender una fogata para generar calor de alguna forma. Unas ramas secas del árbol apenas se encendieron y alimentaron el fuego, el tiempo se fue consumiendo lentamente faltando cada vez menos para el atardecer y ellos no habían vuelto.

De repente un aullido lejano los alertó, se preocuparon por los extraños y múltiples ruidos que generaban los animales salvajes. No había que ser muy perspicaz para darse cuenta que estaban a punto de ser la cena de alguien, por lo que todos agarraron sus armas y aguardaron impacientes. Guzman apoyó su mano sobre el mango de la espada mientras miraba de un lado a otro la entrada de la cueva que usaban como refugio. En la espesura de la tormenta poco a poco se formaron siluetas de grandes bestias, lo único que se diferenciaba a la distancia eran sus ojos. Tenían una mirada penetrante que infundía temor a la distancia.

Incluso el mismo Guzman se sentía preocupado, eran demasiados para ser contenidos por un número tan reducido. Sin embargo no le dio la espalda al inminente conflicto y desenvainando su espada cargó contra el monstruo mas adelantado. Al hundir su acero en el cuerpo del animal pudo notar con mas calma que eran perros, pero enormes; con colmillos y garras desproporcionadas. ¿Así que esto es parte de la fauna local?, se dijo a sus adentros.

Valiendo se de su fuerza bruta empujó al fallecido animal aun costado mientras se ponía en guardia para el siguiente que osara enfrentarlo. Sin embargo esas bestias no solo eran grandes, sino también rápidos logrando sorprender al pirata con un zarpaso que pasó por centímetros al lado de su pie izquierdo. Hubiera podido perder la pierna si ese ataque lograba llegar a destino, pero por suerte él se movió a tiempo. Comprendió entonces la tamaño situación en la que se había metido.

Lamentablemente sus secuaces no corrieron con la misma suerte, uno a uno fueron cayendo ante los imponentes monstruos hasta que al poco tiempo  Guzman se quedó solo rodeado por la jauría. Su cuerpo algo magullado por el combate se apoyó en una piedra sosteniendo su espada con algo de esmero, pues era su única defensa, tan solo había matado tres de esas cosas y quedaban al menos seis mas. Todo parecía indicar que su aventura y la leyenda que pretendía forjar terminaban allí.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
299


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Girl, you got some pretty eyes! (Flashback Priv. Khigu-Guzman)

Mensaje por Khigu el Mar Ago 22, 2017 11:17 pm

Habían pasado dos años desde que la joven se había ganado su cuerno... El cuerno que se ganó gracias a superar la prueba de mayoría de edad de su tribu, era una costumbre y una tradición que todos los que querían ser fuertes, ser alguien, debían de hacer. El cuerno que se había tallado con los huesos de aquel wyvern que derrotó en aquellas lejanas y desconocidas tierras en aquel momento. Desde entonces lleva luciéndolo encima de su cabeza con orgullo. Se lo quiso decorar allí, pues le hacía recordar a la mítica diosa unicornio Khirin. Eso le hacía sentirse más fuerte, más importante, a pesar de que hasta entonces nadie de su raza la aceptaba por haber salido... maldita.
Aún hoy en día, esta chica de 18 años, recibía discriminación de la mayoría de su aldea, sólo por nacer albina, con aquellos cabellos blancos que tanto contrastaban con el hermoso negro carbón de los de su tribu; por sus ojos rojizos como la sangre, al contrario que aquel color chocolate en la mirada de los demás. Más siendo solamente el tono tostado de su piel lo único que tenía en común con el resto, junto a los variados rasgos genéticos que había sacado de sus padres.

Pero ella no se deprimía; aún con ese pelo alborotado el cual llevaba cortado hasta los hombros, rebosaba dignidad, en sus ojos portaba una fiereza que sólo la hacía querer seguir hacia adelante, demostrar que era más fuerte que aquellos que se burlaban de ella. Por tanto, siempre se había esforzado el doble, y eso se notaba en aquellos pequeños pero definidos músculos que empezaban a dar forma a sus brazos, a sus abdominales, a sus muslos. Todavía le quedaba mucho, era cierto, apenas tenía más que cualquier hombre, todavía su cuerpo era notablemente femenino. Desde que comenzó sus viajes era que había crecido en varios aspectos. Aquellas curvas que tardaron en desarrollarse, estaban decoradas por alguna que otra cicatriz leve.
Sin embargo, la belleza era algo que a ella jamás le interesó, sólo buscaba ser más y más fuerte. Quería que no la juzgaran por su aspecto.

Aparte de entrenarse, le gustaba conocer nuevas culturas, nuevas fronteras. Era una agradable sensación que había experimentado durante todo el tiempo que estuvo lejos de sus tierras, sobreviviendo las mas duras situaciones. Y por eso es que la chica había comenzado a explorar allá donde pudiera.

Precisamente, hacía unas semanas que había empezado un nuevo viaje. Se encontraba en las tierras montañosas del norte de Sacae, su país, había salido de ellas para entrar en aquellos paisajes blancos como su pelo, cuya hermosura alcanzaba su punto más alto en la estación fría. Le gustaba ese sitio, no habían tantas personas salvo en la capital y alrededores, y menos que se atrevieran a salir al entorno más salvaje. Ilia, se llamaba. No era la primera vez que visitaba esas heladas tierras, era un buen lugar para cazar. Pero esta vez, su motivo era uno diferente.

Estaba allí buscando a las criaturas que para su tribu eran sagradas, caballos. Pero lo que había escuchado era que no eran unos caballos corrientes, sino caballos alados. ¡¡¡Caballos, con alas!!! ¿no era eso genial? Era lo más parecido a la descripción de Khirin que había oído jamás... Basándose en lo que contaban las viejas tradiciones de sus ancestros, Khirin era una diosa, no una diosa humana, una yegua poderosa, unicornio de abundante pelaje blanquecino, que desprendía rayos celestes a su cabalgar. Más fuerte que cualquier otro caballo, que cualquier otro animal, y obviamente que cualquier otro ser humano. En su tribu, ellos adoraban y respetaban a todos los caballos; su creencia se basaba en que estos animales eran superiores a ellos, no importaba nada más. Por eso, le hacía pensar que si tenía alas, sería como algo más divino aún. Tenía que ver uno en persona.

La joven notó que empezó a nevar. Pero el frío no era problema para ella, quien a pesar de todo iba ligera de ropa, vistiendo con sus usuales prendas tribales, las cuales consistían en unas vendas al rededor del pecho, un taparrabos, y cobertores de piel de jabalí en brazos y piernas. Aparte de eso sólo llevaba una capa de cuero por encima de su espalda que le protegiera de las condiciones climáticas. No solía llevar mucho más encima para que le molestara lo menos posible a la hora de luchar. Y es que si bien no le afectaba tanto la temperatura era gracias a que se había entrenado bajo las peores condiciones, si se mantenía activa cazando o corriendo no pasaría frío. Aunque todo tenía un límite, y más a su temprana edad aún no estaba totalmente acostumbrada. Pero por ahora, nada le iba mal.

Ya había atardecido, y con ello el momento perfecto para calentarse había llegado, de hecho. Había escuchado aullidos, así que eso significaba que rondaban lobos cerca, lobos hambrientos. ¡Pero no debía desperdiciar la oportunidad de cazar comida y piel en ningún momento! Así que aún bajo aquella tormenta de nieve, les empezó a seguir el rastro: huellas, olor, pelos, marcas de territorio, restos de sus presas... Cualquier cosa servía, era una cazadora al fin y al cabo. La chica no conocía el miedo, se atrevía con todo lo que se le pusiera por delante.

Mientras más se acercaba, más de ellos parecía que habrían. Calculaba que unos diez de ellos... o incluso más. Sin duda sería una jauría bastante grande de lobos. Serían demasiados tal vez para ella sola, sin embargo pronto escuchó unos ruidos. Era un conflicto, los lobos estaban atacando a algo de seguro. Se adentró con precaución por detrás de las rocas, aquellos animales tenían un buen sentido del olfato al fin y al cabo. Cuando sus ojos se adaptaron a aquella neblina blanca, su vista no pasó por desapercibido aquellos cadáveres de algunos hombres y de algunas de esas bestias. ¡No esperaba encontrarse humanos por el lugar! Sólo quedaba uno de ellos, al parecer, quien estaba a nada de ser atacado. Ahora no quedaban tantos lobos, pero así superarían en fuerza a una sola persona.

A pesar de esto, pudo notar por el agarre de su arma, que aquel hombre no se iba a dar por vencido. Esto quizás fue lo que impulsó a Khigu a salir de detrás de aquella roca, saltando sobre dos de aquellas bestias que estaban apunto de terminar con él, empujándolos por el lateral y haciendo que cayeran al suelo.

- ¡...GRRRRRAHH! -gritó de cara a los demás lobos, apartándose para sacar su hacha rápidamente y apuntando hacia los animales que ahora se levantaban, gruñéndole con rabia a la recién llegada. No tardó en hacerla girar con fuerza, clavando el filo en la carne de uno de ellos mientras el otro mordía su brazo. Ella lo agitó, haciendo que se despegara de ella para luego hundir un golpe con el lado plano de su hacha en el morro del canino.

Quedaban cuatro, y entonces fue que levantó la mirada hacia el extraño con sus orbes carmesí, apuntándolo con el hacha que sujetaba el brazo sangrante. ¿Quién era ese hombre? No parecía un iliano con esas pintas, sus compañeros habían muerto y él estaba herido... se notaba que no sabía nada del lugar, ¿era un viajero perdido? Miró su arma, una espada... parecía de un herrero profesional, a diferencia de su hacha esculpida a base de piedra afilada atada a un robusto mango de madera. Y sin embargo, el arma de aquel desconocido tenía una forma que no había visto nunca.

Ella, aún agitada, decidió articular palabra. - ¿¡Qué haces!? ¡No te quedes parado o te comerán vivo! -exclamó, volviendo a depositar su atención sobre los lobos y entonces corrió a desollar al primero que pillara, regalando hachazos fieramente. - ¡¡O DEVORAS, O ERES DEVORADO!!

Temeraria y gruñona, y sin decir ni una palabra más, siguió peleando con aquellos lobos que quedaban, recibiendo heridas a cambio, pero que poco importaban. Era su estilo de lucha, por mucho que fuera poco ortodoxa y llena de peligro.

Y seguramente, como todas las personas con las que se encontraba, el extraño la miraría incomodado por su aspecto. ¡Bah!
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Fighter

Cargo :
Cazadora

Inventario :
Vulnerary [1]
Crossbow [4]
Hacha de bronce [1]
Hacha de bronce [2]
Gota de Veneno [3]
Vulnerary [2]

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
467


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Girl, you got some pretty eyes! (Flashback Priv. Khigu-Guzman)

Mensaje por Guzman el Jue Ago 24, 2017 8:05 pm

Los ojos del pirata se agrandaron sorprendidos al ver salir de entre las rocas a un extraño. Balanceando su hacha con fiereza y temeridad acabó con una de esas bestias; era una mujer, esa fue la mayor de las sorpresas. Perdió de vista los lobos impresionado en el extraño personaje con cabello blanco, lo primero que pensó fue que era una anciana ya que solamente en las personas de avanzada edad había visto un pelo así. Pero verla desmantelar al animal y moverse con rudeza poco después de ser herida... era imposible que fuera una anciana.

Yo... ¿que?... -musitó unas palabras sin sentido por la confusión de sus pensamientos. Cuando al girar ella pudo ver sus ojos color carmesí, eso si que era nuevo para él. ¿Qué clase de ser podía tener pelo de anciano y ojos rojos? era toda una incógnita para el muchacho que no pudo mas que sonreír, le gustaban las cosas raras de mundos desconocidos. Soltó un pequeño suspiro mientras desenvainaba su segunda espada con la mano libre que tenía.- Querida solo estaba dándote espacio para que te luzcas como todo buen caballero que soy.

Ya no tenía que moverse tratando de defender a sus subalternos, después de todo ya habían muerto, tal vez la única persona por la cual debía preocuparse era la loca del hacha. Pero por los pocos segundos que pudo verla combatir no sentía que fuere necesario. Por lo cual libre de toda sus mochilas cargó contra los animales al mismo tiempo que su compañera lo hizo.

El primer monstruo saltó encima suyo pero Guzman con una voltereta se corrió lo suficiente para no ser aplastado. En el movimiento soltó una estocada por el costado del animal, casi en medio de sus costillas. Era una simple herida a la cual hubiera podido empeorar de no ser por que otro lobo lo embistió tirándolo al suelo. Las fauces del animal estaban tan cerca del rostro del pirata que no pudo mas que gruñir tratando de verse igual de amenazador.

Mi peludo amigo necesitas comer menos porquerías la boca te huele a letrina -comentó al tener los colmillos de la bestia a tan solo unos centímetros, separados gracias a la protección de sus espadas.- Un momento ¿eres amigo o amiga? -Sin ver el pirata soltó una patada en donde se supone estarían las partes nobles de la bestia. Al ser golpeado tan fuerte el animal se resintió y retrocedió lo suficiente como que Guzman pudiera liberarse de la presión cortandole el cuello.

Sin tiempo para festejar Guzman volvió a incorporarse tan solo para ser mordido en un pie por su primer agresor. No pudo esta vez no gritar del dolor que significo, pero al mismo tiempo la ira que lo invadió. Casi como un loco clavó sus espadas en el animal, luego las retiró tan solo para volver a clavar repetidas veces sus armas. La bestia ya había perdido la vida pero el pirata insistía en seguir lastimando su cuerpo hasta que por fin se cansó.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
299


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Girl, you got some pretty eyes! (Flashback Priv. Khigu-Guzman)

Mensaje por Khigu el Mar Ago 29, 2017 10:15 pm

Y el hombre pronunció sus palabras. ¿"Querida"? Cuando lo escuchó decir aquello levantó una ceja mientras lo miraba de abajo a arriba.

- ¿Caballero?... ¿Y dónde está tu caballo? -cuestionó por momentos, ligeramente interesada.

La verdad era que no se esperaba una respuesta así por parte de el extraño, pero le había llamado la atención sin duda. Eso de lucirse... sí, le gustaba cómo sonaba. Al fin y al cabo uno de los motivos que mantenían a Khigu viva era su propio ego. A falta de que nadie más se hiciera cargo de admirarla.

Mientras se mantenía ocupada con otros dos lobos a la vez, el desconocido por su parte fue a por los suyos. ¡Bien, no era un inútil entonces! Pero fue que justo lo escuchó gruñir y miró enfadada en su dirección, ¿acaso le estaba imitando, burlándose de ella? Sin embargo, lo que vio fue nada más que él intentando defenderse de los dientes del animal. Sorprendida además por sus astutos comentarios, esbozó una sonrisa divertida. Este acto de despiste hizo que uno de los lobos con los que ella estaba luchando, le regalara un zarpaso encima de la zona del pecho, haciéndola retroceder por el escozor momentáneo.

- Capullo... -murmuró clavando sus ojos fieramente en la bestia. Y, del mismo modo, agarró su hacha horizontalmente y cortó la parte de debajo del cuello de ese lobo, buscando hacer lo mismo que él... pero de una forma letal.

Cada vez que respiraba, la piel de aquella herida se abría y cerraba, dejando brotar la sangre en pequeñas cantidades por suerte. Pero era una zona peligrosa, no era lo mismo que la mordida de su brazo, pese a que esta había sido más profunda. Uno podía desangrarse más fácilmente por el pecho. A pesar de todo esto, entre hachazo y hachazo, aprovechaba para echarle un vistazo al espadachín, sobretodo cuando cuando escuchó su quejido.

Mas aquella estampa se le hizo... ¡¡Realmente interesante!! Debía admitir que en aquel momento sí que la había impresionado, esa forma de pelear salvajemente era más de su estilo.
Ella terminó con sus lobos, pero quedaba uno, el cual trató de salir huyendo, lloriqueando como cualquier canino amenazado haría. Khigu entonces agarró del piso una pequeña roca pesada que lanzó hacia el morro del animal, destrozándolo y haciendo caer al lobo el cual se retorcía de dolor.

- ¡Nunca hay que dejar que se escapen! Estas bestias son capaces de volver con más refuerzos, así que es mejor acabar con todos del golpe. ¡¡HA!! -exclamó la mujer, quien de nuevo cogió su hacha y sin mucha prisa, la clavó en el cuerpo del canino, acabando con su agonía.

Todo lo blanco del lugar había acabado manchado de rojo, sangre de los cadáveres y de las incontables heridas que aún poseían ambos. Se giró entonces al hombre y comenzó a caminar hacia él. Porque ahora le tocaba saber algo más sobre él... ¿qué tan buen contrincante sería?
Con la aparente inexistencia de la baja estamina, la chica entonces saltó sobre él, tirándolo al piso, que por suerte la nieve acolchaba la caída.

- Eh, tú, ¡hombre! ¿quién eres? ¿Y qué haces por aquí?... ¡No pareces ser de Ilia!

Aproximó su rostro al de él y a varias partes de su busto en general, para examinarlo de cerca y olerlo. Olía a sal, qué extraño. La piel naturalmente morena de ella contrastaba con la de él, que tan sólo estaba marcada por largas horas de sol, quizás. Sus ojos eran finos pero por sus rasgos parecía que era un hombre algo mayor que ella. Pero ahora bien, ¿acaso podría ganarle en fuerza a ella?

- ¡¡COUGH!! -Antes siquiera de amenazarle con el filo de su hacha, una poca de sangre del zarpaso salió despedida encima de aquél hombre. Como reacción reflejo por el dolor, ella llevó una de sus manos a la herida de su pecho, apoyándose entonces sólo con el brazo sano, el cual lo mantenía agarrando su arma en el suelo.


OFF:
No es encima de los pechos per-sé, si no un poco más arriba, como la pequeña cicatriz que se le queda en esta imagen: https://i.imgur.com/48JON9Q.jpg solo que más grande y con 2 o 3 rasguños más de las otras uñas. Pero se podría decir que esa es la parte más profunda y por eso se le quedó marca.


Última edición por Khigu el Sáb Oct 07, 2017 8:51 pm, editado 1 vez
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Fighter

Cargo :
Cazadora

Inventario :
Vulnerary [1]
Crossbow [4]
Hacha de bronce [1]
Hacha de bronce [2]
Gota de Veneno [3]
Vulnerary [2]

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
467


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Girl, you got some pretty eyes! (Flashback Priv. Khigu-Guzman)

Mensaje por Guzman el Vie Sep 08, 2017 6:41 pm

¡Sobrevivimos! -exclamó aliviado Guzman levantando los brazos de la emoción al ver el último animal siendo ejecutada por la guerrera. Luego miró a un costado y vio los cadáveres de sus compañeros caídos en batalla, regados por todo lo amplio del suelo nevado. Al ver su expresión bastante equivoca trató de rectificarse.- Bueno, es un decir ¡uff!

Finalmente cayó al suelo agotado e hizo un angelito, no quería  levantarse y le dolía bastante la pierna. Una de esas bestias lo había mordido y sabía que seguro al retirar la tela vería una lesión que tratar. Estaba obligado a romper un trozo de su querido traje de capitán pirata, eso le molestaba bastante. No por que tuviera un valor sentimental importante, sino que se lo había robado a un capitán del ejercito de Durban. Era una ropa muy fina, iba a ser una pena tener que romperla. Hacía ver a Guzman como el hombre fino que no era.

¡Hombre! supongo que soy yo a quien te refieres, mis secuaces pasaron a mejor vida -ironizo mirándola desde el suelo luego de que ella saltase encima suyo.- Como dices no pertenezco a Ilia, soy del mar. Me llamo Guzman, un gusto querida. Gracias por salvarme el culo, era la primera vez que viajaba a una tierra tan... distinta a la mía. -Extrañado observo sin queja la forma en que la guerrera se acercó a él, oliéndolo como si fuera un perro. ''Pero que gente rara la de este lugar'' pensó a sus adentros. La conversación quedó truncada en el momento que el dolor de las heridas le pasó factura a la extraña.- ¿Estas bien? tranquila tengo lo que necesitas, solo trata de no moverte o empeoraras la herida.

Por suerte para ambos Guzman tenía un ungüento especial, era un legado familiar importante. Ya que los piratas pasaban largas jornadas en el mar no tenían muchos materiales con los cuales trabajar para tratar heridas. Un alga especial de las islas del este en Durban eran buenos para desinfectar heridas y parar hemorragias. Y él tenía un pequeña ración que guardaba para uso personal pero que en las actuales circunstancias tendría que usar. Del bolsillo en su chaqueta saco un pequeño pote de madera, lo abrió y saco un poco de una especie de mermelada verde.

Eso es medicinal, si me dejas ponértelo te hará bien, bajara el dolor y detendrá el sangrado. Aparte quien sabe donde metieron el hocico esos perros, seguro que en carroña o algo por el estilo, podrías enfermarte.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
299


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Girl, you got some pretty eyes! (Flashback Priv. Khigu-Guzman)

Mensaje por Khigu el Sáb Oct 07, 2017 9:33 pm

¿"Del mar"? ¿Cómo iba a ser del mar? La gente de afuera viajaba por mar pero eso no significaba que eran del mar. Aunque eso explicaría su olor salado. ¿Acaso...?
Otra vez esa palabra, ¿por qué la llamaba "querida"?

- ¡¡ESTOY BIEN!! -gritó en cuanto lo escuchó. ¿Cómo que no se moviera? Luego tendría que recordarle que quien mandaba ahí era ella. - Grrrrrrr... -gruñó, mirándole con el ceño fruncido. Aún con la mano sobre la herida, utilizó su otro brazo para apartarse de él de un empujón, moviéndose bruscamente hacia un lado hasta quedar sentada en la nieve.

- QUÉ es esa cosa. -preguntó en un tono que parecía más bien una orden, viendo aquel bote sospechoso que había sacado. ¿Acaso pretendía envenenarla para robarle su cuerno o comerse su carne? Apenas conocía a ese hombre, y ya había pasado por un intento de envenenamiento. Así que no se fiaría tan fácilmente, y menos teniendo en cuenta que en aquellas tierras, la supervivencia era crucial.

- Póntelo tú primero. -señaló su pierna con el brazo libre, que volvió a sujetar el hacha, amenazante. - Tú también estás herido, ¿no? -por una parte era muy posible que fuese verdad lo que él le decía sobre aquel potingue, pero aún no lo creía.

- ¡¡Yo soy fuerte!! ¡Puedo con ello! -exclamó, aún sin separarse la mano del pecho evitando derramar sangre- ...además, ¿qué te importa si me enfermo?

Era... extraño. No se comportaba como ella esperaba, sus reacciones ante ella eran diferentes a las que estaba acostumbrada. ¿Por qué no le tenía asco? ¿Por qué quería ayudarla? ¿Esa era su forma de reírse de la mujer de Sacae?
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Fighter

Cargo :
Cazadora

Inventario :
Vulnerary [1]
Crossbow [4]
Hacha de bronce [1]
Hacha de bronce [2]
Gota de Veneno [3]
Vulnerary [2]

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
467


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Girl, you got some pretty eyes! (Flashback Priv. Khigu-Guzman)

Mensaje por Guzman el Mar Oct 17, 2017 2:12 am

Un ungüento especial, mi madre me enseño a hacerlo y se usa en heridas como la tuya, ayuda a cicatrizar y alivia el dolor. -Contestó Guzman algo extrañado por la forma de reacción de aquella mujer. Actuaba reacia a la ayuda e incluso parecía que odiaba al pirata. Y, a menos que lo conociesen, eso no podía ser posible.- Oye realmente te estoy agradecido por intervenir y salvarme la vida, no tienes que ponerte tan a la defensiva si no pretendo hacerte daño. ¡Mira! -sacando un poco de esa mermelada verde se aplico sobre la herida de su pierna, sufriendo un poco de dolor al principio pero que fue calmándose con el transcurrir de los segundos.- ¿Ves? no pasa nada malo.

Dejó el recipiente con la medicina frente a ella, para que sirviese de el ya que sabía bien que no le dejaría ayudarla. De cualquier forma no era su niñero así que no tenía que esforzarse tanto por ella. Fue entonces cuando se recostó otra vez en el suelo y se puso a hacer angelitos con la nieve. Estaba en problemas y necesitaba pensar, no podía caminar y por lo tanto regresar al barco era imposible. Lo único que tenía para salvarme era alguien al que no pareciese fuera fácil de relacionarse.¿Qué se supone que haría con ella? es una nativa por lo que puede pedir ayuda para sobrevivir, pero también es bastante desconfiada. Si bien él era un tipo encantador para con las mujeres nunca en su vida se topó con una persona como ella, dudaba que los galanteos comunes surtieran efeco.

Sé que eres fuerte ya que vives en esta tierra blanca y fría, solo alguien con un buen de pelotas puede soportar este lugar. Bueno en tu caso seria... -esbozó una sonrisa por el chiste- no importa realmente. Si estos perros estuvieran vivos estoy mas que seguro que también apoyarían la idea de que eres fuerte y autosuficiente. -Hizo una pausa y acomodó con las manos en la nuca, como si estuviera en una cama.- Por eso mismo te quiero viva y sana... ¿qué será de mí si te pasa algo ojitos lindos?
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
299


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Girl, you got some pretty eyes! (Flashback Priv. Khigu-Guzman)

Mensaje por Khigu el Miér Nov 01, 2017 10:56 am

¿Su madre "le enseñó" a hacerlo? Aquél era un concepto extraño para alguien que provenía de la tribu Khirin, donde cada uno se tenía que buscar la vida por sí mismo. Ya sabía que las personas del exterior eran diferentes, pero aún así no podía evitar verlo raro. Cicatrizar y aliviar el dolor... lo segundo no importaba tanto.
Pero lo que más le sorprendió, fueron aquellas palabras; tal y como se las había mencionado antes, le daba las gracias por salvarlo. La salvaje no había tenido algún motivo por el cual hacerlo más que el de ver cómo el propio hombre no se iba a rendir. Porque le había llamado la atención con eso. Él no había pedido ayuda, se la había ofrecido ella y encima él estaba agradecido por ello. Aquello... era muy extraño.
Tal vez... ¿él sería como Lyn? Alguien que no la juzgaba por su aspecto, alguien que la trataba como a una igual.

Aún algo enfurruñada, y antes de gruñir de nuevo y recriminarle de nuevo que se lo pusiera él primero, dirigió la mirada a la pierna del desconocido, donde él también se había herido, y le demostraba así que aquel ungüento era ciertamente tal lo que decía. Que no mentía, que no buscaba engañarla.
Abrió los ojos genuínamente sorprendida con aquel potingue, viendo cómo la herida ajena iba cerrándose lentamente, y parando la sangre que salía. ¡Aquella medicina era milagrosa! Nunca había visto algo así; ella siempre curó las suyas con trapos, agua, y otras hierbas que actuaban con el pasar de los días, por eso era que su cuerpo tendía a acumular algunas cicatrices, marcadas aún más por su tez oscura.

Entonces miró el bote delante suya, y lo cogió. Abrió la tapa y lo olió, con una cara extrañada, mientras lo analizaba con la mirada. Era un verde oscuro y muy viscoso, parecía hierba pero eran raras, olía también a sal, a pescado. ¡Aquello era muy raro! Pero no le daba asco, pocas cosas le daban asco en su vida.
Antes de aplicárselo, apartó la mano de su pecho con cuidado, ese arañazo seguía sangrando a la par que la mordida profunda de su brazo, que había ignorado porque no dolía tanto y era en una zona menos delicada. Se quitó el chaleco, y por consecuente la capa que llevaba encima de esta, sin importarle el frío de aquellas tierras y la nieve que caía actualmente, pues su cuerpo aún estaba caliente por la reciente pelea.

Menos mal que el hombre no había insistido en echarle la crema él, ya que era un tanto reacia a dejar que los demás la tocasen, aunque de primeras no era algo que sucediera con frecuencia.
Lo miró de reojo mover sus piernas y brazos sobre la nieve. ¿Qué estaba haciendo? Ya se había puesto crema él, ¿por qué no se levantaba? - ... -Qué extraño era... Aunque se veía gracioso.

- ¡Haha...! -rió con un pequeño carcajeo por el humor del tipo, no solía encontrarse a gente que hablara de la misma manera que ella. Además, no pudo evitar sonreír con orgullo, por aquel halago, ya que le gustaba que le admitieran que ella era fuerte. ¡¡Y era muy inusual que alguien le dijera esas cosas!!
- ... ha. -Pero aún más impensable, lo que acababa le soltarle.

Ella cambió la alegre expresión de su cara, por una incrédula, y luego se quedó mirándolo, seriamente. Como si de verdad sus palabras fueran un importante enigma.
¿"Ojitos lindos"? Ella... ¿tenía unos lindos ojos? Es decir... no solo la forma si no... ¿el color?
No. Tenía que estar tomándole el pelo, como todos. Eso era.
Por acto reflejo apartó la mirada de él. Nunca en su vida habían dicho aquello sobre el rojo de sus ojos malditos, estaba burlándose de ella... seguro.

Pero antes de volver a molestarse siquiera con él, por aquellas palabras que parecían una broma, siguió pensando en que le había dicho fuerte, autosuficiente... Que no le importaba que estuviera viva... ¿Por qué?
- Yuh'Lyn, amalk hanon'tou... ipo saka beruk mitai in? -murmuró para sí en voz baja y en el idioma de sus ancestros para evitar que el otro la entendiera incluso si le escuchaba.
( "Lyn, ¿acaso es verdad... que existe más gente como tú?" )

Gente que podría sacarla de su soledad...

Decidió seguir con lo suyo y cogió del potecito la misma cantidad de medicina que había tomado el hombre, llevándolo a su pecho para colocárselo. Mantuvo la palma de su mano colocada encima, con el ungüento pegado a la zona de su herida, por unos segundos.
Fue entonces que empezó a sentir como un frescor, que dolía y escocía, pero frescor al fin y al cabo. Sentía que la sangre se detenía antes de seguir saliendo, sentía como si los bordes más superficiales se estuvieran cerrando, una sensación extraña. Respiraba hondo, a la par que sentía aquel alivio en su pecho. ¡Funcionó! Él no mentía.

- Hmpf. -miró al tipo raro- Entonces, Guz..man... -¡era un nombre fácil de pronunciar, al menos!- Eres una persona muy rara. ¿Acaso eres... un sireno? -Preguntó, seguramente eso es lo que significaba "ser" del mar.

- Realmente no vivo aquí, en Ilia. -confesó como si nada, mientras se colocaba otro poco de crema en el brazo- ¡Pero estoy más acostumbrada a estos terrenos que tú, parece! -le sacó la lengua, burlona- Toma. -le tiró su capa de pelaje encima del hombre, seguramente tendría frío, aún con más ropajes que ella.

Ella solamente se colocó su usual chaleco corto, mientras se ponía en pie una vez se había curado. Aún no se sentía bien del todo, había perdido sangre, pero ya habían pasado demasiado tiempo quietos bajo la tormenta de nieve que se acercaba.

- Como sea, opino que deberíamos irnos primero de aquí. -Aclaró, volviendo a agarrar su hacha con el brazo sano- No es buena idea quedarse cerca de los cadáveres, el olor atrae a más bestias. -se acercó a uno de los últimos lobos que habían muerto y lo tomó de la cola, llevándoselo al hombro.- Porque nos llevemos uno o dos lobos no hay problema, ¡es recurso!

- Pero... -miró a los hombres muertos durante unos segundos, y luego miró al propio Guzman- ... ¿Quieres incinerar a tu gente? -preguntó seriamente, en su tribu era costumbre hacerlo con los fallecidos y con sus pertenencias cada mes, era como un ritual.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Fighter

Cargo :
Cazadora

Inventario :
Vulnerary [1]
Crossbow [4]
Hacha de bronce [1]
Hacha de bronce [2]
Gota de Veneno [3]
Vulnerary [2]

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
467


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Girl, you got some pretty eyes! (Flashback Priv. Khigu-Guzman)

Mensaje por Guzman el Miér Nov 08, 2017 12:25 am

¿Un sireno?  -repitió para ver si había entendido bien. Sonrió por que entendió que se refirió a el como una sirena pero hombre, pero sobre todo le gusto pensar que hizo la comparación por la capacidad de encantar a las personas.- ¿Así me veo? debería cantar un poco para ver si es cierto. No te conviene, con mi sensual voz puedo obligarte a hacer cualquier cosa... ¡jajajajaja!

Guzman se regocijaba de la alegría que le produjo la situación, necesitaba reírse un poco para descontracturar. Después de todo la situación fue funesta y encima de ello, con una herida en la pierna, tenía que ponerse a caminar de vuelta. A él le gustaba ver cosas raras y la mujer salvaje era sin duda una de ellas. Incluso por un momento notó un hablaba raro, un idioma distinto al parecer, le llamo aún mas la atención

Así que esto es Illia, bien, me lo imaginaba menos deprimente. -desde el suelo recibió con una sonrisa la actitud infantil de su salvadora. Es una niñita graciosa, pensó a sus adentros.- Seguramente pero debes saber que aprendo rápido, seguramente pronto lo haré mejor que tu ojitos lindos.

Recibió una capa de pelaje, era bastante cálido y perfecto para el gélido ambiente que lo hostigaba. El problema era sin embargo que ella quedaba desprotegida, y justamente ella era su única posibilidad de salir con vida por lo que no le gustaba la idea. Guzman era tan desconfiado que pensó por un momento que era una trampa, pero desechó la idea ya que si hubiera querido algo lo habría intentado cuando tenía posibilidad: con esos monstruos. La idea era retirarse de ese lugar y su lógica tenía sentido, pero también era necesario darle un descanso a sus hombres.

Los piratas preferimos ser sepultados en el mar, pero estamos lejos de la costa y arrastrarlos hasta allí es un problema. Tampoco estoy en condiciones de cavar una tumba... -soltó un suspiro de desilusión y se rindió ante lo mas eficiente. Le devolvió la capa ofrecida a la mujer y con una sonrisa jocosa le dijo- Voy a calentarme con el calor del trabajo, no lo necesitaré de momento. Hazme un favor cariño y mantelo calentito para mi mientras montas guardia, yo me encargo de mis hombres.

El pirata arrastró todos los cuerpos lentamente para ponerlos juntos y así ahorrar tiempo. Tomó la madera que habían preparado sus muchachos antes de ser agobiados por la tormenta de nieve y la colocó lo mejor que pudo alrededor de ellos. Nunca lo había hecho por lo que esperó que esta fuera la forma correcta para incinerarlos.

Oye ojitos lindos, entiendo que nos tengamos que ir pero ¿a dónde planeas llevarme? -preguntó mientras acomodaba los leños- ¿un pueblo? ¿ciudad?. Solo espero que haya comida, tengo hambre.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
299


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Girl, you got some pretty eyes! (Flashback Priv. Khigu-Guzman)

Mensaje por Khigu el Lun Nov 13, 2017 5:01 pm

Oh, así que no era un sireno, o eso había entendido. Entonces, ¿a qué se refería con ser del mar? Ella seguía sin comprender por qué había usado aquellas palabras, mas carcajeó con aquel comentario suyo. - ¡Ja! Por muy bonito que cantes, aún te quedan muchos años de entrenamiento para obligarme a hacer algo. -respondió con una sonrisa atrevida.

"Menos deprimente"... ciertamente, en Ilia lo único que merecía la pena a su parecer, era la posibilidad de encontrarse con pegasos. Por lo demás, todo era nieve y gente "civilizada", sobretodo magos. Gente silenciosa y que usualmente miraban a cualquiera por encima del hombro.

- Ah, ¿sí? Hhmm... ¡eso ya lo veremos! -Khigu se había tomado aquello como un reto, como siempre hacía. Le gustaba demostrar que hacía las cosas mejor que los demás. Aunque claro, el hombre había utilizado otra vez ese mote.

- ¿Y bien? O los dejamos o los inci... -Pero antes de que ella perdiera la paciencia, el hombre respondió, aceptando quemar los cadáveres de sus hombres. Pero hubo algo que le llamó la atención. Pirata. Así que eso era, ¡por eso decía que era del mar! Ahora sí que tenía sentido. - Oh. -En su conocimiento, lo único que sabía de ellos era que eran personas que sólo vivían encima de barcos, moviéndose de un lado al otro, como nómadas del océano. ¡Entonces no era muy diferente a ella! Pero... ¿qué hacían allí?

Pero la sorpresa de sus ojos abiertos, pronto desapareció de su rostro. Seguía dándole esos falsos halagos como nombretes. "Cariño" era ahora, ella gruñó desde que mencionó aquella palabra, no sólo porque vio que no quería su capa. - Yo te avisé, si te enfermas no es mi problema. -Frunció el ceño, ¡allá él!

Los primeros momentos se quedó analizando cómo era que un extranjero como él procedía a realizar un ritual como aquél, de la nada. El tipo no lo hacía mal, aunque aún tenía algunos fallos. Ella suspiró de resignación, acercándose a ayudarle, apartando la nieve porque si se derretía con el calor, podía joder el fuego. También recogió algunas piedras para colocarlas alrededor, por el exterior de las maderas, y así reforzar a que el fuego no se expandiera más allá. Hubiera sido mejor con más piedras una encima de otra, formando un horno, y tapando todos los cadáveres con más madera, para que el fuego se concentrase. Pero no estaban en el mejor lugar, ni con el tiempo, ni con los materiales suficientes para realizarlo.

- ¿Ciudad? -rió en alto, ¿en serio se esperaba que lo llevase a un poblado de Ilia?- Nah, quedan demasiado lejos esos lugares que dices. Una cueva bastará. ¿O acaso...? -lo miró- ¿No me digas que tienes miedo de adentrarte y pasar la fría noche en una, hombre de mar? -preguntó con un tono burlesco en su voz, buscando provocarlo.

Sobre la comida... esperaba que el hombre no fuera muy tiquismiquis o se moriría de hambre. Pues al terminar de acomodar, se apartó para recoger un total de dos cadáveres de lobo, los más corpulentos y frescos, ya que planeaba aprovechar su carne. Como bien había mencionado antes, era recurso.

- Y, por cierto. -exclamó, mirándolo seriamente- Ni "querida", ni "cariño", ni... -carraspeó- "ojitos lindos"... -sus mejillas enrojecieron ligeramente al repetir aquellas tontas y raras palabras- ¡¡Mi nombre es Khigu!!... KHI - GU. -pronunció- Que te quede claro.
Afiliación :
- SACAE -

Clase :
Fighter

Cargo :
Cazadora

Inventario :
Vulnerary [1]
Crossbow [4]
Hacha de bronce [1]
Hacha de bronce [2]
Gota de Veneno [3]
Vulnerary [2]

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
467


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Girl, you got some pretty eyes! (Flashback Priv. Khigu-Guzman)

Mensaje por Guzman el Mar Nov 21, 2017 11:48 pm

Si, si mami, prometo portarme bien -dijo en voz baja el pirata con una sonrisa mientras trabajaba con molestia. La mujer no quería verse como una persona amable, una actitud bastante peculiar. Después de todo si era tan mala como quería hacer creer no lo hubiera salvado, no le hubiera ofrecido su abrigo y menos colaborado para enterrar a sus hombres. En cierto punto, la mujer autodenominada Khigu le hacía acordar a su madre- Khi-gu, Khigu, uhmm vaya nombre. Tiene un estilo bastante salvaje y atemorizarte, encaja a la perfección contigo. ¿Tiene algún significado? mi nombre por ejemplo está basado en una leyenda marina.

Un nombre de leyenda para alguien que será una leyenda, le gustaba al pirata pensar así. Y aunque le hubiera gustado seguir llamando a Khigu como ‘’ojitos lindos’’ por el brillo de rubí en sus ojos, también sabía que no era prudente molestarla. No eran amigos que Puedo eran compartir ese tipo de motes después de todo.

Pero bueno, me alegra saber que encontraste tu sentido del humor. -dijo mientras se limpiaba las manos- No sé si lo sabes pero vivo en un barco rodeado solamente de hombres ¿sabes lo que es eso?. Sal, sudor y madera es lo único que hueles durante meses. Por eso cuando desembarcamos en un puerto seguro, nos la pasamos tomando ron con dulces compañías. -Hizo una pausa y miró a la muchacha.- Que me digas que pasaremos la noche, juntos los dos y sin que nadie nos moleste cuanto menos es una propuesta indecorosa. No hay dudas que es mucho mejor que ir a un poblado lleno de gente molesta que no conozco. Vaya este día no podría mejorar...
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Mercenario

Autoridad :
-

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
299


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento] Girl, you got some pretty eyes! (Flashback Priv. Khigu-Guzman)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.