Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Social] Hunter or Prey? ...Are you mi prey? [Priv. Hrist]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Hunter or Prey? ...Are you mi prey? [Priv. Hrist]

Mensaje por Jeanne el Miér Ago 16, 2017 6:50 pm

Llevaba persiguiendo a aquellos trozos de basura ya varios días. Y valientes estúpidos al considerar tirar hacia el centro del bélico país que compartía con la General de Plegia sus ideales teocráticos. ¡Esos herejes! ¡Se habían realmente atrevido a colarse en 'las aldeas' de Nohr, por llamarlo de alguna manera ya que las duras tierras de aquel país hacía que difícilmente pudieras llamar a aquellos acantilados destinados al comercio y vivienda como unas 'aldeas'.

Y sí, aquellos traidores se habían atrevido a huir por ese país. Cómo cualquiera los pillara... sabía que no sería necesaria su presencia para que supieran arrepentirse de sus actos. Pero ella quería completar el trabajo que le había sido encomendado. Y con recta y persistente voluntad lo haría, gustosa y en parte ansiosa por tener entre sus manos las vísceras de aquellos asquerosos y colgarles de uno de los acantilados con sus propios intestinos para que los cuervos y, si quería algún wyvern, adelante, que los devoraran.

Pero perdido el rastro y ya cayendo la noche, era mejor poner un punto y medio respecto a aquella extraña carrera que se obligaba a hacer y, poder tomar algo para recuperar fuerzas. De todas formas no era como si no fuera a aprovechar ese momento de descanso para poder recopilar más información respecto a lo que quería.

Pateó la puerta sin cuidado alguno mientras una amplia capa cubría su figura y, por ende, la oscura armadura como el ónice. Y cuando la puerta cedió a sus 'deseos', vio el interior bastante lleno de la taberna y observó a aquellos que la observaban por esa entrada tan poco común. - ¿Qué? ¿Nunca habéis visto a alguien entrar así a un sitio? Qué poco mundo... - Tenía asumido que nadie la tomaría en serio por su aspecto y que, allí, tampoco sería fácil ser reconocida. Así que... ¿Qué más daba? Bordeó a toda la gente, que no eran pocos, hasta poder llevar a la barra de aquella taberna y, golpeteando suavemente con los dedos índice y corazón la ya ajada madera de aquella barra, con un ritmo seguido pero sin sentido aparente, esperó a que el tabernero se acercara. A su vez, su dorada mirada destelleó unos instantes mientras observaba a su alrededor. Bien... ¿Por dónde podría empezar~? ¿Cuál sería la mejor presa para comenzar su búsqueda de información?
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
General

Cargo :
General (Ejército de Plegia)

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [4]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1050


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Hunter or Prey? ...Are you mi prey? [Priv. Hrist]

Mensaje por Hrist el Jue Ago 17, 2017 7:15 pm

Después de un intenso día de trabajo, Hrist se había arrastrado hacia la taberna del pueblo más cercano para tomarse algo. Nada mejor que una bebida reconfortante para relajar el cuerpo y poner en práctica el noble arte de escuchar conversaciones ajenas. Escuchar rumores y quejas en tabernas y posadas era una forma más de estar al quite de posibles oportunidades de trabajo. No sería la primera vez que alguien se ofrecía a pagar oro si otro traía, en bandeja, la cabeza de algún bandido que había deshonrado a la parienta, o del desgraciado que le había robado tres gallinas y había huido por patas haciéndole señales groseras con las manos. En general, se aceptaba cualquier parte del cuerpo que diese fe de la consumación del trabajo.

Así, pues, como de costumbre, la joven mercenaria aguzó el oído, a la caza de algún rumor interesante. Pero antes estuvo un buen rato charlando con algunos conocidos. Para enterarse de chismorreos diversos, y ponerse al día de lo que sucedía en las cercanías.

Al acercarse el anochecer, cuando ya éstos decidieron marcharse, la wyvern rider se acercó, por fin, a la barra para pedir algo con que saciar su sed. El tabernero le sirvió la ansiada bebida. La sostuvo entre sus manos, como un tesoro de incalculable valor, casi divino. Llevaba horas con la garganta seca, y aquello era gloria en estado líquido. Le dedicó una tierna mirada antes de acercársela a los labios, con los ojos cerrados, para echar el primer trago y saborearlo lentamente, como se merecía…

¡PAM!

-Brrfft… -Se atragantó un poco, debido al súbito estruendo proveniente de la entrada, que la hizo sacudirse involuntariamente. Un poco de bebida se le derramó sobre el gorjal. –Bueno, podría haber sido peor… -Se limpió con resignación, intentando mantener mínimamente la dignidad. - Se me podría haber caído la jarra al suelo.

Por el rabillo del ojo vio cómo una joven, ataviada con una capa oscura, había entrado en escena… De una patada. Sí, abriendo la puerta de la taberna de una patada. ¿Qué si nunca habían visto a nadie entrar así en algún sitio? No en Nohr, desde luego. Por aquellos lares no se estilaban entradas en escena tan contundentes. Para ese tipo de cosas tan mundanas, los nohrios solían usar las manos. Era menos espectacular, pero más práctico.

En cualquier caso, la recién llegada acabó acercándose a la barra.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Hacha L. De bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
318


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Hunter or Prey? ...Are you mi prey? [Priv. Hrist]

Mensaje por Jeanne el Sáb Ago 26, 2017 6:26 pm

El camarero con una expresión digna de mencionar, ya que la miraba con una mezcla de recelo, intriga y duda respecto a dónde había salido aquella chica, le preguntó por lo que quería pedir, a lo que Jeanne realmente le indicó con simpleza que lo que solieran beber allí. No tenía real interés respecto a lo que fuera a beber, si no más el hecho de poder saciar su sed, y, ya si eso, su hambre y cansancio en caso de no ver nada más interesante por allí.

Realmente por dentro estaba rabiosa ante la idea de que pudieran haberla esquivado y esas sabandijas que se hacían llamar humanos hubieran sido capaces de largarse de allí rápido, perdiéndoles la pista. Pero ni qué modo, había que buscar otros métodos aparte del simple "Correr tras la presa hasta atraparla". Como era el uso de las palabras y la información. Valioso pero complejo...

Pero mientras veía al tabernero mirarla unos segundos antes de ponerse a servir su pedido, fue cuando dio media vuelta para apoyar ambos brazos sobre el borde de la barra de la taberna y mirar a su alrededor, recargando parte de su apoyo contra la misma, sintiendo la firmeza contra su espalda. Veamos...- ... ¿a quién podría...? - Murmuró para sí la general de claros cabellos, deslizando la dorada mirada por toda aquella gente metida en esas cuatro paredes que conformaban la sala de la taberna. ¿Quién parecía medianamente accesible a compartir su tiempo y que pudiera preguntarle? Más bien... ¿Quién era el que estaba más distraído en sus asuntos y, por ello, más accesible a que se acercara de golpe? Una directa invasión a su espacio y sus pensamientos...

Ah... ahí había una...~

A unos metros más allá, en la barra, había una mujer que parecía estar limpiándose un poco antes de volver a sus asuntos. Silenciosa, solitaria. Perfecto... eso era perfecto. Una agradable, accesible sonrisa curvó sus labios mientras se incorporaba un poco y se acercaba tras esquivar las dos figuras de dos hombres que mantenían una escueta conversación a su lado, siendo un obstáculo para llegar hasta donde la chica estaba acomodada. - Pareces algo cansada. ¿Un mal día? - Carismática, con un casi risueño tono de voz, fue como tomó contacto verbal con la joven, apoyando uno de sus antebrazos sobre la barra. Y a la vez, llamó la atención del tabernero con una de sus manos para que le sirviera allí la jarra de su bebida. - Gracias~ - Le agradeció manteniendo su tono agradable en ese momento. Cercana, accesible... Ya tendría tiempo para volver a lo que era realmente si las cosas se torcían.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
General

Cargo :
General (Ejército de Plegia)

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [4]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1050


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Hunter or Prey? ...Are you mi prey? [Priv. Hrist]

Mensaje por Hrist el Dom Ago 27, 2017 10:32 pm

Tras acabar de limpiarse los restos de bebida del gorjal, examinó con cuidado el pañuelo con el que se había limpiado. Otra pieza más a lavar. Puñetas… las manchas de según qué bebidas costaban de quitar. Sacó una botellita de agua que llevaba encima, y echó unas gotas sobre las manchas. A continuación, frotó los lados del pañuelo que estaban manchados. Al acabar, las manchas se habían diluido un poco. Dobló el pañuelo y lo guardó de nuevo. Con suerte, la parte de las manchas seguiría húmeda cuando Hrist saliese de la taberna. Menos mal que el pañuelo no era de color blanco impoluto, sino más bien de un tono tierra claro. Eso ayudaría a disimular la mancha si no conseguía quitarla del todo. Cuánta razón tenía mamá: Las manchas… ¡cuántas menos, mejor!

Dio por zanjado el problema de las manchas de forma provisional. Ya se pelearía más tarde con el pañuelo y las técnicas de lavandería doméstica. Lo importante era disfrutar de la bebida. Y esta vez sí pudo dar un placentero trago. Todo lo placentero posible, hasta que sus oídos empezaron a captar los pasos de alguien que se acercaba.

Era la chica que había abierto la puerta de una patada. Se había acercado a donde se hallaba la jinete de wyvern y le había dirigido unas palabras en un tono bastante cordial.

-Oh, hola. –respondió la mercenaria ante la súbita toma de contacto. –Pues sí, hoy el día se me ha hecho eterno… –le devolvió la sonrisa. Parecía cercana y amable, signo de estar de buen humor, pero no por ello tenía que ser así. En una taberna todo era posible. Entones reparó en el tabernero sirviéndole algo de beber a la joven -¿También reponiendo fuerzas? –No la tenía vista de otras veces, a esta recién llegada.

En ese momento, un grupito de clientes que había reunidos hacia la entrada empezó a jalear a dos de los suyos, que tragaban y tragaban el contenido de sus jarras. Quizás habían apostado a ver quién se acababa antes la bebida –probablemente, cerveza o vino -. O quién necesitaría pasar por el excusado antes. O quién sería el primero en caer redondo al suelo, borracho perdido. Las posibilidades eran infinitas.

Esta taberna es muy animada, no te aburrirás... –le comentó por encima del murmullo ambiental y del espectáculo privado de la pequeña competición de beber cerveza.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Hacha L. De bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
318


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Hunter or Prey? ...Are you mi prey? [Priv. Hrist]

Mensaje por Jeanne el Mar Ago 29, 2017 10:51 pm

Bien, la primera toma de contacto parecía buena a pesar de que aquella chica pareciera algo desconcertada. Pero era comprensible de alguna forma, ya que la general de claros cabellos se había acercado con todo el descaro. Pero aún tenía que tantear bastantes cosas antes de proceder a preguntar con insistencia sobre lo que andaba buscando. - Sí, parece que compartimos un mismo cansancio, ¿eh? - Comentó, amigable e incluso guiñándole un ojo con cierta jovialidad antes de tomar con una de sus manos el asa que poseía la jarra para poder llevarla a sus labios y poder remediar de una vez la sed que la atormentaba. Un suave suspiro salió de sus labios tras el largo trago que le dio, relamiéndose en el proceso para recoger cualquier rastro de la bebida en sus labios.

Pero, su atención, igual que la de un alto porcentaje de la taberna, se desvió a un lado, donde al parecer dos hombres estaban atiborrándose a bebida hasta llegar a parecer estúpidos ante la visión de la joven general de Plegia. Aunque...bueno, cada uno tenía sus gustos y peculiaridades, ¿no? Esos hombres... sí, esos hombres parecían ser masocas y querer quedarse inconscientes en algún momento. ¿Podría aprovechar a llevarse a alguno de vuelta a su país para someterlo a pruebas? Sujetos de pruebas siempre eran bien recibidos en las instalaciones de la Inquisición de Grima... Pero no, parecía difícil el lograrlo sin problemas... A pesar de lo tentador que pudiera parecer en ese momento. Los miró con cierto desinterés tras confirmar en su cabeza que aquello no era viable antes de volver a volcar su atención en aquella chica, posando en un grácil gesto la jarra sobre la superficie de la barra de la taberna. - Por el Eterno, sí que parecen animados a cogerse una buena cogorza - Afirmó con tono risueño, dejando incluso escapar una suave risa instantes después. - Esperemos que lo que busquen no sean dejar de ser el cebo de algo con esas tretas... - Murmuró, haciendo como si no quisiera ser escuchada pero lo suficiente alto como para ser perfectamente audible para los que estuvieran cerca. Incluida, por supuesto, la joven rubia.

- Soy Jeanne, a todo esto. Ni cuenta me di de ser respetuosa y presentarme~ - Todo era parte del plan, parte de esa actitud despreocupada y jovial. Así era más fácil acercarse a la gente, sobre todo a las que frecuentaban sitios así... ¿o se confundía? Quizás se confundiera... Por ejemplo, con ese par de borrachos profesionales, probablemente le tocaría darles un buen puñetazo en la cara más que ser agradable con ellos...
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
General

Cargo :
General (Ejército de Plegia)

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [4]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1050


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Hunter or Prey? ...Are you mi prey? [Priv. Hrist]

Mensaje por Hrist el Dom Sep 10, 2017 12:13 am

La joven desconocida dio un trago a su bebida, antes de confirmarle que también estaba allí tomándose un respiro. Ahora que se fijaba, la muchacha tenía el pelo blanco como la nieve, y una penetrante mirada dorada. Un color precioso de ojos, desde luego. Una combinación mucho más llamativa que el cabello rubio y el azul oscuro de los ojos de la wyvern rider. Pero le resultaba inquietante. Sentía como si aquellas pupilas la estuviesen sometiendo a examen, aunque no tenía ninguna prueba de ello. Quizás aquella mujer no se le había acercado por casualidad. O quizás sólo eran imaginaciones suyas. Para ella, la precaución nunca sobraba. Nunca se sabía si la persona que tenía delante podía ser su futuro empleador… o su futuro objetivo. Y siempre había la pequeña posibilidad de convertirse en el blanco de vendettas.
De hecho, eso último no era nada nuevo. Bandidos y rufianes habían intentado ir a por ella en más de una ocasión, por haber dado muerte a algunos compañeros suyos en el transcurso de un trabajo. Aunque por el momento, aparte de los típicos asaltantes de caminos, no tenía en mente a nadie que pudiese quererle ningún mal o guardarle rencor.

Así, confinó sus angustias y sospechas a su fuero interno, donde no tenían ni voz ni voto en su expresión facial. Por lo menos, en público. Con lo poco que sabía, aquella chica podía ser sólo una simple viajera, cansada tras una larga jornada de marcha.

- Se les da bien, eso no lo dudes. –Respondió ante el comentario casual, referente a los bebedores que habían llamado su atención. Se le escapó una carcajada sincera con ello. Si en algo eran buenos la inmensa mayoría de los clientes de aquella taberna, era en perder el sentido tras consumir ingentes cantidades de bebida. – También son expertos en que la esposa o la madre los castigue a dormir la mona en el pasillo. –Añadió, echando otro trago a su reconfortante bebida.

Lástima que ese último sorbo se le atragantó mentalmente. El comentario que soltó su compañera de bebida era difícil de pasar por alto. De intención aparentemente banal, pero en un tono claramente buscado. No le pareció el típico comentario trivial para seguir entablando conversación.
Si el oído no le fallaba a causa del jaleo ambiental, había hablado de usar tretas para no ser cebo de no-sé-qué. ¿Dejar de ser el cebo de qué? ¿A quién no tenía que atraer el cebo? ¿A los recaudadores de impuestos, tal vez? ¿Y quién era el cebo? . Fuese lo que fuese, probablemente no iba con la mercenaria.  
No cambió de postura ni la miró de repente, sin mostrar sorpresa o perplejidad. Simplemente siguió con lo suyo como si nada. Dejó que el zumo de bayas bajase por su garganta y mantuviese a raya ese poco de inquietud que sentía. Al fin y al cabo, si esa joven buscaba algo de ella, tarde o temprano lo diría.

- Pues más bien van a conseguir lo contrario. –Comentó con naturalidad y un poco de desgana, enmascarando su suspicacia. Echó una mirada de madre resignada a los susodichos bebedores, que en esos instantes habían empezado una especie de competición de intensas miradas fulminantes entre ellos. Pobrecillos, estaban tan piripis que, en vez de parecer intimidantes, cualquiera diría que intentaban estornudar con los ojos abiertos. – Con esa borrachera, son un caramelo para atracadores y mangantes… -Lo cual no dejaba de ser cierto, eran una presa perfecta: distraída y con poca coordinación motora-visual. – Ni siquiera de noche te libras de ellos, es como si no durmiesen nunca. –Eso era algo que la molestaba enormemente. Bandidos y similares siempre parecían estar a punto para salir de debajo de las piedras al más mínimo descuido, listos para incordiar al personal en el momento más inoportuno. – Pero mientras no salgas del pueblo de noche, no hay que preocuparse mucho. La guardia hace bastante bien su trabajo aquí.  

Entonces, la recién llegada dijo caer en la cuenta de que no se había presentado. Se llamaba Jeanne, al parecer. Por el momento, tal nombre no hacía sonar alarmas en la cabeza de la mercenaria.

- Yo soy Hrist. –Respondió. La desconfianza no era excusa para la falta de educación. Pero no por ello había que bajar la guardia. –Encantada. – Añadió con una sonrisa. – Así que… ¿Tú también necesitas descansar las piernas un rato? Ya somos dos. –Añadió, procurando que la conversación, fuese a donde fuese a parar, resultase agradable. – Ir y venir por los senderos de los acantilados poblados se puede hacer muy pesado. Sobre todo si viajas a pie, o no conoces la zona. –Eso le hizo recordar que tenía que tener un oído al tanto, por si oía a Logi hacer ruido fuera de la taberna. Con la súbita toma de contacto con Jeanne, había pasado unos minutos sin prestar atención a si le llegaban chillidos de wyvern a lo lejos. – A veces aparece algún emergido, aunque no siempre. Por eso hay que ir con pies de plomo, aunque te conozcas el sitio al dedillo. –Volando a lomos de su montura solía evitar a la mayoría de gente que transitaba entre los acantilados poblados, pero siempre podía haber sorpresas desagradables aguardando en el cielo.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Hacha L. De bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
318


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Hunter or Prey? ...Are you mi prey? [Priv. Hrist]

Mensaje por Jeanne el Jue Sep 14, 2017 11:59 pm

Podía oler el miedo, la inquietud. Sus orbes de color del oro pulido habían sido entrenados para eso, junto a ciertas técnicas de difícil explicación y grotesca ejecución para sacar la información de manera precisa de la boca de una pobre alma agonizando. Pero que pudiera oler aquello como un sabueso en busca de su presa herida no quitaba que ahora no buscara eso, realmente su interés central era encontrar la pista que la dirigiera a aquellas ratas herejes que habían huido hacia aquel terreno rocoso del reino de Nohr. Ya por orgullo y gozo propio de lograr dar con ellos y acabar con su 'trabajo' de la manera eficaz y precisa con la que se caracterizaba la general plegiana... aunque eso no implicaba que fuera a ser limpio y libre de sangre el trabajo, no.

- No me refería precisamente a mangantes y ladrones... - murmuró, como sintiéndose decepcionada por aquella respuesta, ya que era verdad que no era lo que buscaba y que, menos le podía a ella preocupar el encontrarse con un par de mendigos ansiosos de monedas. Los despacharía rápido y seguiría a lo suyo. Fría, distante y con ese toque excéntrico que la acompañaba.

Alzó su mano para quitarle importancia en un fluido gesto, moviéndola a un lado y otro antes de suspirar. Aún así, no era su intención romper esa fina línea de cercanía impuesta en ese momento y que ataba directamente a aquella joven. Para intentar que no se escapara de su punto de mira y que centró en ese momento al dirigirle la mirada junto a una media sonrisa, pasando a apoyarse en el borde de la ajada barra de madera de la taberna con ambos codos, dejando así dicha barra a la altura de su media espalda y obligándose a arquear la misma para acomodarse mejor, dejando que parte de su figura se curvara y asomara por fuera de la oscura capa que la cubría, dejando ver la impoluta armadura rival al ónice y que, como una escultura mineral, entallaba perfectamente la esbelta silueta de la general. Ladeó un tanto su rostro, haciendo que los claros cabellos de una ligera tonalidad beige, cercano a un blanco roto, se balanceara unos instantes gracias a la falta de gravedad por la carencia de largo en los mismos.

Le hacía gracia intuir la precaución en las acciones de la joven rubia. Se curaba en salud sacando temas generales y ambiguos sin ningún significado concreto. Y no sabía si eso debía de exasperarla o por el contrario tomárselo como un entretenido reto a pasar. Pero la escuchó atentamente manteniendo ese aire amistoso de antes, como una linda muchachita que recién había salido del entrenamiento. Sí, claro, eso mismo... Pero de golpe en medio de todas aquellas palabras captó una frase que la hizo parpadear suavemente como si se le hubiera encendido la bombillita de las ideas. - Oh, ¿Te conoces bien estos terrenos? ¡Vaya! - Y dando una suave palmadita, sonrió con aire aliviado, fingido pero cándido para hacerlo pasar como real mientras se encaraba a la chica. - ¡Eres mi salvadora! ¿Te importaría guiarme por estos caminos? Realmente es complicado andar por ellos sin perderte o tener el peligro soplándote por detrás... ya sabes~ No hay nada mejor que tener a tu lado a alguien que se conoce como el dedillo el terreno para acabar bien tu trabajo.

¿Mucha información? Tal vez, pero a su vez, no le estaba pidiendo nada que la comprometiera en un inicio. Y como demostrándole que su objetivo no era ser una ladrona, sacó de una pequeña bolsa de cuero en perfectas condiciones anudada a su cintura un par de monedas que cubrirían a la perfección el precio de la bebida de la joven jinete de Wyvern y que dejó con un parsimonioso gesto sobre la barra del bar. - Me harías un graaaan favor~
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
General

Cargo :
General (Ejército de Plegia)

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [4]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1050


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Hunter or Prey? ...Are you mi prey? [Priv. Hrist]

Mensaje por Hrist el Sáb Sep 16, 2017 8:57 pm

Pese a no estar precisamente relajada, siguió dando sorbos a su bebida  con normalidad, escuchando. Se dio un poco la vuelta, de cara a su compañera, para ponerse más cómoda, apoyándose un poco con el codo en la barra, que le llegaba a las caderas. Casi podía sentir la mirada penetrante de Jeanne intentando hurgar en lo más profundo de su alma. Unos ojos de color oro que escudriñaban y examinaban cada gesto y cada mueca velada en su rostro, buscando vete tú a saber qué. Un tímido escalofrío le recorrió la columna vertebral, señal de que no iba desencaminada al tenerla en cuarentena. Algo quería, y tarde o temprano lo insinuaría, seguro.  

O quizás se estaba volviendo paranoica y todo era un estrambótico sueño, producto de un zumo de bayas indigesto y una mente calenturienta por falta de descanso.

- Ah, ¿no? – Vaya, no se refería a ser ese tipo de cebo. Claro que no. Aunque tampoco le sorprendía. A juzgar por la tranquilidad y la soltura con que se desenvolvía, haciendo ese gesto suave con la mano, y sonriendo como si nada, probablemente algo así lo consideraba una nimiedad.

Se la veía muy segura de sí misma, pese a esa imagen de inocencia inofensiva que quería transmitir… O fingir. ¡Oh!… esa forma de ladear la cabecita era impecable, divina de la muerte… Esa chica se movía con estilo, no podía negarlo ¡tenía que tomar nota! - ¿Hmmmm?… – Hrist ladeó la cabeza también, igual que su interlocutora, coleta colgando por el lateral incluida, como mostrando interés en ese comentario sin importancia tan cargado de misterio, invitándola a profundizar un poco más, si le apetecía.  

Entonces reparó en el atuendo de esa chica de cabellos blanquecinos. Bajo la sufrida capa asomó una armadura, ajustada a la medida, negra como la noche, brillante y pulida como una piedra preciosa. Pensándolo bien, parecía ir acorde con cómo se desenvolvía su dueña: misteriosa y enigmática, pero elegante. Y contundente, muy probablemente. Alguien que iba vestido así por el mundo y abría las puertas de las tabernas de una patada no era un simple viajero, en busca de galletitas de arándanos para la abuelita, o de inspiración para una carta de amor. Alguien así sabía ir solo por la vida.

Se lo olía. El premio gordo estaba cerca. Si era algo bueno o no, ya se vería.  

-Sí, me conozco bastante bien estos lares. – Caliente, caliente… - Me muevo bastante por aquí. – La sonrisita de “¡Oh! ¡Me vienes de perlas” era muy oportuna. – Desde luego, aquí el peligro y los incordios acechan hasta debajo de las piedras. Y es fácil perderse, no te lo niego. – El hecho de que se girase hacia ella parecía confirmarlo. Le estaba contestando lo que quería oír, muy posiblemente.  

Entonces… ¿Necesitas que te guíe?

Bingo. De momento, ya había dicho qué quería de ella (o de cualquiera en el pueblo que prestase a ello, posiblemente). Y también había mencionado que tenía que acabar un “trabajo”. ¿Sería mercenaria como ella? Nada impedía que un mercenario se procurase un guía o un traductor si lo necesitaba. Aunque se había tomado muchos rodeos para buscar un guía, si realmente era mercenaria o caza-recompensas. Y si realmente era eso lo que buscaba. O por lo menos, no hubiese sido esa la forma en que la jinete de wyvern habría enfocado el asunto. Pero las cosas eran como eran.

- Bueno, hablando se entiende la gente, ¿no? – Vio las monedas sobre la mesa, suficientes para pagar su bebida. No era nada que no pudiese hacer, pero tenía que saber exactamente qué requería de ella, cómo y dónde. Y asegurarse de que no era una trampa, claro. - ¿Dónde necesitas ir? Estos parajes son muy extensos y llevan a muchos lugares distintos. – Si sumaba esto al tema del cebo de marras, ¿quizás iba tras la pista de alguien?.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Hacha L. De bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
318


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Hunter or Prey? ...Are you mi prey? [Priv. Hrist]

Mensaje por Jeanne el Dom Sep 17, 2017 10:39 am

La respuesta era correcta. Muy correcta. Quizás hasta demasiado oportuna. Eso fue lo que le hizo replantearse un poco el querer saber sobre la joven que parecía ser que sería su 'guía'. Ya que, aunque estuviera inquieta, fingía tan bien que no lo estaba como la propia general fingía inocencia sin tener ni una pizca de ese valor moral en su cuerpo y alma. Sí... la gente podía entenderse hablando, pero había veces que las palabras sobraban. Y solo hacía falta que la sangre corriera por el suelo bañándolo y alimentándolo como si de un lactante se tratase. Pero en ese momento, las palabras seguían siendo útiles, correctas... usables.

- Son bastante caóticos los caminos por aquí, sí - Admitió ante sus palabras, cruzándose de brazos y asintiendo suavemente con un fluido gesto de su cabeza, reafirmando ese comentario. Era cierto que le había dado muchas vueltas al asunto, pero era por un sencillo motivo: a lo largo de su experiencia, había aprendido que todos aquellos gusanos herejes eran capaces de esconderse en los lugares más recónditos como en los más comunes haciéndose pasar por personas que no pensarías en primera instancia que pudieran ser fugitivos blasfemos escondiéndose. Como por ejemplo: borrachos, dependientes... o una simple muchachita solitaria en medio de una taberna sin llamar la atención y tomando una copa mientras descansa de un día arduo. Un día muy arduo... sobre todo si habías estado huyendo de un sabueso dispuesto a dar caza.

Pero aun así, era cierto que por el momento no veía nada que indicara que aquella joven pudiera ser sospechosa de aquello. Siquiera de que hubiera visto y/o ayudado a aquellas sabandijas. Y ese hecho cerraba muchas puertas y abría otras muchas.

- Me encantaría que alguien tan dispuesta y agradable me guiara, si. No todos los días encuentras a alguien que te haga caso~ - Casi canturreó con una suave risa aquello, volviendo a apoyar su brazo sobre la barra del local y dejando cargar todo su peso sobre una de sus piernas en una actitud más despreocupada. - Dime, ¿eres mercenaria? ¿Tal vez cazarecompensas? - Directa, sin pelos en la lengua fue que preguntó aquello, solo siendo suavizado por el tono de voz con el que lo pronunció y la sonrisa que delicadamente curvaba sus labios.

- ¿Sabes? Ando buscando a unas personas... Unas que llevan huyendo desde la frontera de Nohr y se atrevieron a adentrarse aquí, a pesar de ser unos pecadores herejes - Comenzó a explicar, con calma. ¿Una demostración de confianza? Nada de eso. Solo quería comprobar cómo reaccionaria a aquella explicación tan directa y casi agresiva. - Y llevo ya mucho tiempo siguiéndolos... Estoy cansada, y no conozco el terreno - Suspiró hondo, encogiéndose de hombros con resignación.

- Por eso... ¿dónde crees que serían capaces de esconderse~?

Con la mirada de nuevo, clavada en una afilada y penetrante aguja dorada, quedó completamente atenta a las facciones de la joven. Dando incluso un paso adelante, escueto pero ligero, hacia donde se encontraba la jinete. Buscando una respuesta.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
General

Cargo :
General (Ejército de Plegia)

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [4]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1050


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Hunter or Prey? ...Are you mi prey? [Priv. Hrist]

Mensaje por Hrist el Dom Sep 24, 2017 10:23 pm

- Ya ves, es muy fácil perderse por aquí una vez sales del pueblo y no sigues el camino marcado. – El rumbo de la conversación parecía complacerla, puesto que había relajado la postura aún más.

Buscaba alguien que la guiase y había dado con ella. Problema resuelto. Pero aun así sentía que esa mujer la seguía cacheando a nivel espiritual. Llegados a ese punto, a parte de su profesión, poca cosa había que la mercenaria pudiese y quisiese ocultar, y que resultase mínimamente interesante a un forastero. ¿Qué narices esperaba averiguar más? ¿Su lugar de nacimiento? ¿Su edad? ¿El sexo de su wyvern? Si acaso… ¿Sus medidas? ¿Si era más de pimiento rojo o de pimiento verde? Quizás consideraba de vital importancia saber si era de las que rebañaba el pan en el estofado.

- Pues estás de suerte, entonces. – Respondió. Ese tono de voz, tan despreocupado, llevaba algo de adulación, pero la cantinela con que lo dijo era perfecta, digna de estudio. Esa Jeanne parecía ser alguien de quien aprender. – Sí señora, soy mercenaria. – Afirmó la jinete de wyvern, con una sonrisa, esta vez genuina. – Hago contratos muy variados, tanto que, a veces, me confunden con una caza-recompensas. – Ciertamente, algún trabajo que había hecho anteriormente casi podría haberlo hecho tal profesional, excepto por el hecho de que había sido el contratista el que había acudido directamente a ella, en vez de anunciar en un tablón a quién quería maniatado.

Escuchó con atención el abreviado relato de la mujer acorazada, sin apenas mover un músculo de la cara a causa de la concentración. De tanto en tanto asentía levemente, para indicar que seguía el hilo de la explicación.  Iba tras la pista de alguien. Venían desde la frontera de Nohr. Vale, eran extranjeros, pues. Probablemente ella también lo fuese. Hasta ahí todo normal. Hasta que llegó a la parte de los “pecadores herejes”. Un nuevo escalofrío le recorrió la columna vertebral, recordatorio de que no tenía que bajar la guardia. “¿Pecadores?” La elección del vocabulario la sorprendió un poco, incluso parpadeó un poco de perplejidad. Es decir, no sólo eran herejes, ¡sino también pecadores! Pero decidió no darle importancia, por el momento. Ya pensaría en ello más adelante.

En resumen, has estado siguiendo la pista de esos individuos, y el recorrido te ha traído aquí. – Madre mía, si hasta se había encogido de hombros para aparentar cansancio, para parecer más creíble. Suspiró, incluso. – Normal que estés cansada, estos terrenos no son muy agradecidos. –Cosa que podían atestiguar hasta los habitantes del pueblo.  

Poniendo en orden los datos, se desprendía que: Iba persiguiendo a unos cuantos individuos, no especificaba a cuántos. Venían de fuera de Nohr, ella incluida, de ahí que necesitase alguien que le dijese por dónde moverse. Pero eso de llamarlos herejes… la escamaba.
Pensándolo bien, la había oído usar la expresión “por el Eterno”, con lo cual, era creyente de Grima. Y el único país que compartiese fe con Nohr que Hrist conocía era Plegia… Algo le decía que ese asunto tenía connotaciones religiosas. Puesto que… ¿quién había en Plegia? Los Grimantes, también conocidos como “culto Grimleal”, o “Grimleal” a secas. Había oído historias de fanatismo y brutalidad protagonizadas por esa gente, y desconocía si eran ciertas o no, pero no quería meterse en líos ni enemistarse con gente así. Aunque quizás ya fuese un poco tarde para ello.

Por el momento, no tenía ninguna prueba palpable de que la chica fuese plegiana y perteneciente al culto. No, sólo tenía sus hipótesis, fruto de la precaución y la desconfianza, y algunos pequeños indicios, que podían interpretarse de múltiples maneras y llevar a conclusiones muy distintas. Dadas las circunstancias, aquello era sólo una suposición.
Si realmente se confirmase tal sospecha, cuanto menos cuestionase los motivos de la joven de oscura armadura, menos problemas. Haría su trabajo y listos.  

Así que se centró en la petición de la forastera. Quería que la guiase por el terreno para dar con su objetivo.

- Se me ocurren varios sitios. - No le pasó por alto el pequeño paso hacia delante, un poco más cerca de la mercenaria. Así que respondió a ese gesto inclinándose levemente hacia la perseguidora de herejes. – Otra cosa es que los conozcan y sepan llegar a ellos. Si van a ciegas, es muy probable que el entorno acabe antes con ellos. – Realmente, esos acantilados eran como un extraño laberinto visto desde el aire. – ¿Son gente preparada? ¿Están acostumbrados a largas marchas? – Estaban en unos terrenos ni por asomo transigentes con novatos o gente de ciudad. Aunque lo más importante, para saber qué rutas se podían trazar, era más bien otra cosa. - ¿Dónde les perdiste la pista?.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Hacha L. De bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
318


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Hunter or Prey? ...Are you mi prey? [Priv. Hrist]

Mensaje por Jeanne el Dom Nov 26, 2017 8:05 pm

Qué deliciosamente increíble era cuando los planes iban por el cauce por el que los pretendía dirigir. Exquisitamente guiados. Oh, sí... Sin duda, eso pintaba bien. Muy bien. Tal vez, por eso, incluso un furtivo brillo de satisfacción surcó los dorados orbes de la general plegiana al recibir las respuestas pautadas y pedidas indirectamente. Oh, sin duda esa mujer sería un gran subordinado... Olía el afán de no quererse en líos, de hacer lo que fuera para evitarlos. Y los subordinados mantenidos con una estricta muestra de inquietud eran buenos. Podías acceder a subordinados felices y entregados... pero perdían su gracia. O al menos, podía ocurrir que se te fueran de las manos. Aquellos que tenían miedo de lo que podría ocurrir podías deshacerte de ellos rápidamente. Alimentándote del miedo de ellos...

Uy, espera. Su hilo de razonamiento se rompió ante la nueva información que llegaba a sus oídos. Y a sus ojos también: esa sonrisa radiante, genuina, por parte de la joven le indicaba que parecía sentirse orgullosa de lo que estaba exponiendo, y que era su trabajo. Así que se sentía orgullosa de aquello... parecía incluso feliz de hablar de ello. Ese detalle no se escapó a la astuta mirada de la Espada de Grima. - Vaya, así que parece que no iba mal encaminada con ambas opciones entonces, ¿eh~? -

- Y si, así es. Chica lista que eres, pudiendo resumir todo tan escuetamente - Comentó con una media sonrisa mientras apoyaba uno de sus brazos en el borde de la barra de la taberna, recargando ahí parte de su peso. Pero, interesada ante el atrevimiento de aquella joven, pareciendo completamente ofrecida a aquel trabajito que le estaba pidiendo, hizo que sonriera más ampliamente, risueña y todo en apariencia. - Preparados no sé. Pero tienen algo peor que el ir preparados: Están desesperados - Y eso, era un factor a tener en cuenta. No había nada más imprevisible que el exponer a una persona a una situación de terror y presión. Por superviviencia, se hacía lo que hiciera falta. - Perfectamente podrían ser capaces de acceder a información o contratar a alguien que los guíe - Sí, exactamente igual que lo que estaba haciendo en ese momento ella. El ladrón piensa que todos son de su condición se suele decir, ¿cierto?

Y tras dejar el dinero suficiente de aquella bolsita de cuero para pagar ambas bebidas, fue que recogió dicha bolsa de suministros monetarios y volteó, de nuevo, hacia la joven rubia que estaba allí. - Entonces... ¿Estás dispuesta a comenzar el trabajo ya?

Porque de un extremo al otro no era difícil pasar: de la parsimonia a la impaciencia. De una sonrisa a agresividad. De la 'alegría' de una taberna a la 'emoción' de la caza.
Afiliación :
- PLEGIA -

Clase :
General

Cargo :
General (Ejército de Plegia)

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Espada de bronce [2]
Vulnerary [4]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1050


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Hunter or Prey? ...Are you mi prey? [Priv. Hrist]

Mensaje por Hrist el Miér Dic 06, 2017 9:57 pm

Las cosas debían de estar saliendo tal y como Jeanne quería. Tras esa máscara de actuación tan milimetrada, Hrist estaba casi segura de que aquello que asomaba en la mirada de la joven era satisfacción. Debía de estar actuando como ella esperaba, o como había previsto. Supuso que eso era buena señal, pues si conseguía lo que quería, se iría satisfecha y sin rencor alguno. Y con un poco de suerte, no se acordaría de ella al cabo de unos buenos meses.

Asintió con la mirada ante el jocoso comentario. En efecto, era mercenaria. Y a juzgar por lo casualmente conveniente que ello resultaba para los intereses de esa misteriosa mujer, apostaría que había estado intentando sonsacárselo disimuladamente, en vez de ir directamente y decir “Oye, mira, voy detrás de unos individuos que andan por aquí y necesito alguien que me guíe, ¿Puedes ayudarme tú? ¿O puedes decirme que alguien que pueda hacerlo?”. Pero, por el motivo que fuese, la muchacha prefería andarse con muchos rodeos y actuar tras una máscara de encanto juvenil.

Porque eso cada vez lo tenía más claro. Alguien que entraba en una taberna de una patada, desafiando las miradas curiosas con un sobrado “¿Nunca habéis visto a nadie entrar así en ningún sitio? Qué poco mundo”, y segundos después se acercaba a un cliente desprevenido con un tono totalmente opuesto e inocentón, no era exactamente trigo limpio. Por lo menos, trigo un poquito turbio. Y decía “un poquito” y no “pringada por completo hasta las orejas” porque, realmente, no tenía ninguna prueba de una posible afiliación de Jeanne al Grimleal. Sólo tenía la mala espina que le daba esa actitud calculada al milímetro (si bien digna de estudio), y esa sombra de sospecha de que intentaban manipularla. ¿Lo habría logrado? Quién sabía… pero sí era consciente de que esa extranjera no había dado puntada sin hilo, asegurándose de que le sonsacaba la información oportuna en cada momento.

Lo importante, sin embargo, era darse cuenta del juego que la mujer con coraza orquestaba mediante risueñas miraditas y desenfadados comentarios. Quizás se había dado cuenta de que le seguía el juego, más o menos voluntariamente, pero lo seguía, al fin y al cabo. O Quizás no.  Tanto si era una cosa como la otra, a primera vista satisfacía sus necesidades.

¿Chica lista? Mal, mal, mal… mala señal. El vello de la nuca se le erizó. El pulso se le aceleró un poco, también. Realmente, con Jeanne no había un minuto de respiro. Cuando parecía que las cosas se encauzaban a territorio moderadamente neutro, ella volvía a la carga y pinchaba un poco con una sonrisa aterradoramente inocua. Sin dejar que ningún atisbo de emoción o preocupación se filtrase en su rostro, escuchó los detalles de la presa que le quitaba el sueño: eran gente desesperada, capaz de hacer de todo para sobrevivir. ¡Ja! que se lo dijesen a ella. Quizás nunca había tenido que huir de nadie, pero en pleno fragor de la batalla, con la muerte a pocos tajos o estocadas, se hacía lo que fuese para vivir un día más.

-Desde luego, la gente desesperada hace cosas desesperadas. –Asintió, con la mirada impertérrita, visualizando mentalmente la escena.

¡Como para no estar desesperados! No sabía qué puñetas habrían hecho esos individuos para tener a la tal Jeanne pisándoles los talones durante quilómetros y quilómetros, pero la idea de que le sucediese a ella le revolvía el estómago. Tener a alguien así empeñado en darte caza no podía ser muy tranquilizador. Si lo pensaba bien, sólo conocía la puntita del iceberg de lo que realmente era esa mujer (o lo que ésta había querido mostrar). Y lo que hubiese oculto a simple vista, a veces, podía resultar aterrador. Así que, cuanto menos hurgase, menos descubriría, y con menos ansiedad tendría que lidiar.
Si hacía su trabajo, y ella quedaba satisfecha, menos números para que le tuviese inquina.

-Por supuesto. –respondió, con naturalidad. –Cuanto antes nos pongamos en marcha, antes daremos con ellos. –Repuso, estirando un poco los hombros y la espalda tras abandonar la barra y seguir a Jeanne. –Tengo a mi wyvern fuera esperando, iré a buscarle y empezaremos la búsqueda.

Debía de arder en deseos de ponerle las manos encima a ese grupo de pobres desgraciados, pues ya fuese por su carácter, o por un descuido, la juguetona y agradable sonrisa de la cazadora de herejes se ensombreció durante unos instantes con un deje de excitación. Un claro toque de atención, si se estaba atento. Un tímido e involuntario adelanto de lo que esa elegante e intensa mirada podían esconder en lo más profundo de su ser.
Se imaginó las pintas que tendrían ella, una mercenaria joven junto a su fornido wyvern, junto a una extranjera menudita y con coraza. Apostaría lo que fuese que la gente consideraría más peligrosos a Hrist y su wyvern Logi que a Jeanne, cuando, en realidad, probablemente era al revés. Realmente, las apariencias engañaban, y mucho. A tal conclusión había llegado tras esos intensos minutos de conversación.   

Y es que, cuánta razón tenía mamá: “En el pote pequeño hay la mejor confitura… y el peor veneno”.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Wyvern Rider

Cargo :
Mercenaria

Inventario :
Hacha L. De bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
318


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Hunter or Prey? ...Are you mi prey? [Priv. Hrist]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.