Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

[Social] Un nuevo viaje para recordar [Priv. Bahir]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Social] Un nuevo viaje para recordar [Priv. Bahir]

Mensaje por Nolan el Lun Ago 14, 2017 11:51 am

Como había previsto, se había quedado sin mercancía mucho mas rápido de lo normal y no quería volver por la ruta convencional, los precios de los lugares que anteriormente había viajado para conseguir provisiones y mercancías baratas, se habían triplicado. Los emergidos parecían ser la principal razón de aquello y era normal. El ejercito necesitaba mas provisiones en tiempos de guerra, lo bueno es que al menos no arrebataban ni disparaban los precios como en Daein, que dejaban a los civiles sin nada que comer, sin nada que poder comprar sin tener que empeñar su vida en conseguirlo. A Nolan no le quedaba otra que viajar fuera de Tellius. En Begnion no encontraría ya nada, mucho menos en Hatari o los países laguz, y tampoco iba a probar en Crimea, un lugar ya invadido por las fuerzas de los muertos que seguramente necesitaría toda provisión posible para ellos mismos.

Sopesando las opciones recordó los rumores de un nuevo y fértil país del continente de Valentia, rico en arboles frutales y en muchos otros alimentos. Sin duda alguna sería un sueño viajar a aquel lugar, un sueño que estaba pensando en realizar, porque una vez consigues completar un sueño, uno nuevo aparece en tu camino. Fue por eso que en aquellos días decidió recatar información sobre algún viaje a Sindhu, recolectando también información sobre el mismo. Al parecer habían sido un ducado anteriormente, que se encontraba en Hatari por lo que si viajaba hacia la frontera costera entre Daein y Hatari quizás pudiera interceptar algún barco de Sindhu, que parecía recoger a los últimos refugiados de un lugar ya devastado por los emergidos.

El hombre entonces se preparó, llevaría lo esencial, su pequeño carro, su hacha, algo de comer para el viaje y algún que otro libro para poder leer tranquilo. No solo estaba emocionado por la fertilidad del país, había oído que había una grandisima biblioteca y que allí habían instaurado la primera universidad, algo que sin duda emocionaba a aquel hombre, el cual estaba deseando encontrar algún nuevo libro que leer. Tras los preparativos salio de viaje hacía la frontera con Hatari, la frontera mas costera donde encontró un pequeño puerto pesquero. Allí fue donde pudo unirse a un pequeño grupo de refugiados que esperaban el barco a Sindhu que no tardo en llegar. Era un precioso barco blanco, con unas velas de tela impoluta, como si el viento y la sal marina no hubieran hecho estragos por ninguna parte. Fue así como empezó el largo viaje de Nolan.

El viaje fue largo, por suerte, los encargados de aquel barco eran extremadamente amables, ayudaban a los refugiados, incluso a el mismo que no lo era y que había dejado claro que solo iba por negocios. Por suerte el tiempo les había acompañado en todo momento y poco a poco fueron llegando a un bonito paraje de ensueño, Nolan no se creía que estuviera llegando a aquel bonito lugar...tan verde...tan distinto, era todo tan tropical, que era mucho mejor que como lo había imaginado al leer ciudades parecidas en cuentos e historias. El barco llegó entonces a su destino, un lugar lleno de oportunidades y esperanzas para muchos.

-Muy bien, Sindhu...ya he llegado!.-
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Fighter

Cargo :
Contrabandista

Autoridad :
-

Inventario :
Hacha de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
420


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Social] Un nuevo viaje para recordar [Priv. Bahir]

Mensaje por Bâhir el Sáb Sep 16, 2017 8:35 am

El interior del despacho de Bâhir era un lugar sencillo, pero preparado para que el profesor pasara allí todas las horas que necesitara. Contaba con amplios ventanales que permitían el paso del viento y refrescaban la habitación, y uno de ellos era en realidad puerta a un pequeño balcón que permitía al estratega contemplar la ciudad del conocimiento en toda su gloria. La pared a la izquierda de la entrada se encontraba cubierta por enormes estanterías, las cuales contenían una colección de volúmenes escritos comparable a la de nobles extranjeros, aun cuando muchas obras se habían perdido durante el segundo exilio. La pared frente a esta se encontraba vacía de mobiliario impresionante, pues contaba solamente con una pequeña mesa diseñada para apoyar en ella refrigerio de cualquier clase en el centro, y un espejo con pila de bronce y jofaina de agua fresca junto a la ventana. El centro de la estancia estaba ocupado por un escritorio de notable dimensión y adornado con detalles florales en sus bordes, flanqueado el mismo por tres asientos de diseño y características similares.

En aquel momento, la clara madera del mueble estaba ocupada por un bote de tinta vacío, uno lleno hasta la mitad, una pluma sucia, varios documentos terminados y uno en el que una mano de piel oscura grababa su firma para dejar todo de lado con un aliviado suspiro por parte del propietario de aquella mano.

Aunque aquel fuera un día sencillo en comparación con muchos otros, para Bâhir no existía hora del día en la que no pudiera adelantar algo de trabajo, y eso acababa de hacer con aquella firma. Autorizaciones de uso de la biblioteca para estudiantes y mercaderes que habían mostrado buenas intenciones, permisos de mecenazgo e informes sobre la restauración de uno de los edificios anexos para clases. Aquel trabajo estaba destinado para su yo del futuro, pero el avance de las obras le había permitido ganar algo de tiempo libre cada día, y no tenía problema alguno en usarlo para avanzar en sus deberes como cabeza de obra. Y aquello se había visto recompensado con encontrarse, al fin, sin un solo informe que rellenar o revisar. Por primera vez en días, el profesor se encontraba libre de carga administrativa.

Con un suave movimiento, Bâhir se levantó de su asiento y se dirigió al balcón a sus espaldas, atravesando las abiertas cortinas de seda para contemplar las vivas calles de la ciudad universitaria. Aún quedaba mucho que reconstruir y levantar, pero nadie podía negar que a cada día que pasaba la obra avanzaba a mayor ritmo, y era probable que en menos de tres ciclos lunares, puede que dos incluso, la Universidad estuviera completamente reconstruida y solamente fueran necesarias obras de ampliación, pues todo lo vital estaría completado.

Por ello mismo, el mago decidió darse un descanso por primera vez en días, y recorrer las calles de la ciudad con sus propios pies.

Tras haber recogido su escritorio, dejándolo tan impoluto como lo había encontrado, Bâhir descendió a las empedradas calles de la Universidad, dejando que sus pasos le llevaran a un pequeño local cerca de la puerta de entrada, desde donde se podía ver llegar a las caravanas comerciales y de refugiados, un acontecimiento siempre digno de ser visto. Y de entre quienes componían aquellos grupos de beorc o laguz, el estratega del reino tal vez encontrara alguien con quien compartir una copa, algo de comer y una agradable conversación.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Tactician

Cargo :
Profesor | Estratega

Autoridad :

Inventario :
Tomo de Fuego [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Trueno [2]
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
237


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.